Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El delegado del Gobierno en el País Vasco ha puesto en conocimiento de la Fiscalía los homenajes realizados a etarras excarcelados en virtud de la sentencia del Tribunal de Estrasburgo contra la 'doctrina Parot', para que inicie acciones judiciales si aprecia indicios de delito.

Así lo ha anunciado el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press, en la que ha tachado de "indignante" y "aberrante" que se estén produciendo estos homenajes. Gallardón ha dejado claro que, a juicio del Gobierno, en esos actos hay "indicios racionales de criminalidad".

Los autores de dos de los asesinatos que conmocionaron a la sociedad española a principios de los años 90 recuperan la libertad. Emilio Muñoz condenado por el asesinato de Anabel Segura y Juan Manuel Valentín Tejero, por el de la niña Olga Sangrador. El primero ya ha salido de la cárcel y el segundo lo hará en las próximas horas.

Manuel González González, conocido como el 'loco del chándal', ha abandonado este viernes la cárcel en virtud de la derogación de la retroactividad de la 'doctrina Parot', tras ser condenado en 1997 a 169 años de prisión por atacar a 16 mujeres, una de las cuales murió, y sin que los informes acrediten que se haya rehabilitado.

Miquel Ricart fue condenado en 1997 a 170 años de cárcel por el asesinato y violación de Miriam, Toñi y Desireé, las niñas de Alcásser. Con la doctrina Parot se evitó su salida en 2011 y se alargó su condena hasta el año 2023. Tras la derogación de la doctrina, la Audiencia de Valencia debe decidir ahora sobre su excarcelación.

También están saliendo a la calle violadores y asesinos peligrosos como Pedro Antonio Seco Martinéz. El seco fue condenado a 90 años de cárcel por tres asesinatos cometidos entre 1991 y 1993, ayer abandonó la cárcel de Ocaña y dentro de poco podría volver a su pueblo, a Villarrobledo en Albacete donde hoy recogen firmas para que no entre.

La vicepresidenta de Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado, ante la salida de prisión de varios violadores en serie y otros delincuentes peligrosos, que Interior utilizará los mecanismos necesarios para garantizar la seguridad de los ciudadanos. "Interior tiene la obligaciones de garantizar la seguridad ciudadana y todos los mecanismos que pueda utilzar, no le quepa ninguna duda que se van a utilizar", ha zanjado la vicepresidenta.