Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

El presidente del PP, Pablo Casado, critica la gestión del Gobierno sobre la crisis sanitaria: "Un virus que ha sido global, pero que ha hecho más daño a los países que peor lo han hecho". Por su parte, el expresidente Mariano Rajoy, ha recordado que "lo primero para abordar una crisis económica es hacer un buen diagnóstico". Ha citado a Ortega y Gasset: "Toda realidad ignorada prepara su venganza", ha añadido que "es verdad, conviene no minusvalorar el impacto de la crisis".

En España, en torno al 20 % del PIB procede de la economía sumergida, casi el doble que en los países del entorno europeo. Durante la pandemia se estima que esa cifra ha disminuido, aunque no en todos los sectores. Pero ahora, con la vuelta de la actividad en A, se teme que emerja de nuevo el cobro en B, una economía latente que crece siempre en tiempos de crisis. Según los expertos, la falta de medios es el principal problema para controlar el fenómeno.

Foto: EFE/ Luis Eduardo Noriega A.

La crisis económica derivada de la pandemia y la falta de chips en el mercado ha ralentizado el parón en la producción de vehículos. En concreto, el recorte ha sido del 25% con respecto a 2019. Hay poco margen de maniobra, las alternativas se reducen. Pero según Eduardo Irastorza, profesor de EAE Business School, los precios no subirán a la hora de adquirir un nuevo vehículo.

El investigador de la Universidad Camilo José Cela, Juan Vázquez Rojo, analiza las causas y las consecuencias de los problemas que atraviesa el gigante chino Evergrande, cuyos problemas de liquidez para hacer frente en sus deudas han metido el miedo en el cuerpo a los inversores. "Evergrande es un síntoma de un problema mucho mayor en China, la creciente dependencia de la construcción que supone casi el 25% de su PIB, una proporción muy similar a la de España antes de que estallara la burbuja inmobiliaria", ha explicado Vázquez, que cree que el declive de la inmobiliaria simboliza el fin del modelo de crecimiento chino. El investigador asegura que el Gobierno chino es consciente del problema y lleva años intentando desinflar la burbuja, algo que, en la práctica, es complicado. En cuanto al impacto en la economía mundial, Vázquez cree que es difícil compararlo con Lehman Brothers aunque las repercusiones de su posible caída se harán notar. "El impacto económico es inevitable. El cambio de modelo va a reducir el crecimiento chino y eso va a impactar en el mundo", ha concluido.

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, descarta en una entrevista en RNE la subida de impuestos que exige Unidas Podemos para aprobar los Presupuestos Generales del Estado. “Necesitamos seguir impulsando el consumo y la inversión. Esa es la garantía de que seguiremos con una actividad económica creciente y que cree empleo. Esa debe ser nuestra prioridad”. Mirando al futuro, añade: “Se pueden hacer ajustes, pero estos cambios habrá que hacerlos una vez que tengamos el informe de los expertos en febrero del año que viene. (…) No podemos tirar por la borda lo que hemos logrado, debemos proteger la base”. Calviño también pide a sus socios que no vinculen a la negociación la reforma del mercado del alquiler y expone su argumento: “Espero que haya un acuerdo. No tiene sentido vincularlo con un tema tan fundamental como es tener unos presupuestos que nos permitan seguir desplegando las inversiones e impulsando una recuperación”. Lanza el mismo mensaje tras las declaraciones de ERC diciendo que el Gobierno “tendrá que sudar un acuerdo”. Confía en que se retome la senda de acuerdo con la CEOE y asegura no perder la esperanza de pactar con el PP sobre la financiación autonómica porque “casi todas las comunidades comparten la sensación de estar infrafinanciadas”. A los populares: “Tenemos que encontrar un sistema que responda a sus prioridades, sus deseos, que refuerce la cohesión”. Reconoce preocupación por la situación de la Palma, no pone cifras a la destrucción y dice que se hará lo necesario para ayudarles. Concluye que toda la comunidad internacional está pendiente de la quiebra de Evergrande, el gigante chino: “Se van a poner todos los medios para que esto genere una situación de inestabilidad financiera”.

Desde su caída en bolsa en los últimos días, la posible quiebra de la promotora inmobiliaria Evergrande ha provocado una gran incertidumbre a nivel internacional y ha arrastrado a mercados bursátiles en todo el planeta.

Según el diario económico Caixinla empresa debe más de 800.000 millones de yuanes (105.000 millones de euros), a devolver en los próximos doce meses, pero su liquidez actual asciende a un 10% de ese importe.

Mientras tanto, en el país se viven protestas diarias alrededor de la sede del gigante inmobiliario chino y las únicas alternativas a las que este se enfrenta son la quiebra o el rescate gubernamental. Actualmente el sector inmobiliario supone el 25% de la economía china.

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha asegurado que España "recuperará el nivel previo" a la pandemia "antes del final del año en curso". La previsión económica anunciada en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros celebrado este martes se basa en el turismo, el ritmo de vacunación y las expectativas de inversiones. 

Para Calviño la vacunación ha sido "un punto de inflexión" porque "España supera a los principales países", con lo que habría consegido "reducir el impacto económico de la pandemia" Un segundo pilar sería el "cambio en los hábitos de consumo".

La responsable de asuntos económicos ha asegurado que "la incertidumbre disminuye y la gente está gastando ahorrros".  También ha insistido en que los avances en la vacunación han facilitado la llegada de turistas y que las previsiones para el resto del año "nos sitúan por encima del nivel del 50 % de 2019 en el tercer trimestre".

La vicepresidenta primera ha remarcado la "recuperación intensa en bienes de equipo" y ha explicado esta evolución como una respuesta a las "medidas que hemos venido adoptando el año pasado", entre las que ha citado los créditos ICO, los ERTE y las ayudas directas a la solvencia empresarial que, según la ministra, "han permitido proteger el sistema productivo".  

El terremoto que ha provocado en el mercado asiático la posible quiebra de Evergrande ha sacudido la economía mundial. La inmobiliaria china ha caído en bolsa un 11 por ciento y ha arrastrado a las bolsas europeas, que han terminado todas en rojo. El Ibex se ha dejado un 1,2 por ciento y Wall Street también ha registrado pérdidas en su apertura. El rojo ha sido predominante en los índices de referencia europeos con caídas cercanas al 2% en la mayoría de los casos. También Wall Street se sumergía en terreno negativo con su cierre próximo: el índice Dow Jones caía un 2'2% y el tecnológico Nasdaq un 2'6%. Los sectores más relacionados con Evergrande y la economía china apuestan por las ventas ante el tambaleo del gigante inmobiliario.

La promotora inmobiliaria china Evergrande está haciendo caer a las bolsas de todo el mundo tras reconocer que tiene que hacer frente a una deuda de 260.000 millones de euros y que podría incurrir en impagos. Buena parte de esa deuda está en manos de bancos y fondos occidentales. Los inversores temen que su caída pueda ser similar a la de Lehman Brothers en 2008 arrastrando a otras empresas del sector inmobiliario y financiero. En el último año las acciones de Evergrande han perdido más del 80 por ciento de su valor.

En Afganistán, el nuevo gobierno de los talibanes se enfrenta a una crisis humanitaria, con graves consecuencias económicas en el día a día y con una moneda que cada vez vale menos, las familias afganas hacen lo que pueden para salir adelante. Lo ha comprobado el equipo de Televisión Española desplazado a Kabul.

En un país donde todo parece ir hacia atrás, hay al menos dos cosas que aumentan: las colas interminables de afganos ante los bancos para retirar dinero, aunque sea poco, porque el límite sigue estando en 200 dólares a la semana y la de los mercados improvisados donde miles de familias están vendiendo todo tipo de artículos, vajillas, lavadoras, ropa de segunda mano. Todo por un mísero puñado de afganis, una moneda cada vez más depreciada en una economía que se va a pique.