Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

En el año 2013 el expresidente de Caja Madrid consiguió los 2 millones y medio necesarios para salir de la cárcel pero en esta ocasión, no dispone del dinero que se le exige. El proceso de embargo se iniciaría con la averiguación del patrimonio de Blesa. Tanto él como Rodrigo Rato tienen hasta el miércoles para depositar la fianza judicial, en el caso de Rato el importe es de 3 millones de euros.

El expresidente de la entidad ha dicho, además, que era una práctica institucionalizada en la caja. Rodrigo Rato ha asegurado que a él la tarjeta se la pasa Barcoj, ex director general, y este último ha culpado a los dos expresidentes. Los tres han defendido que las tarjetas formaban parte de su retribución, y a la hora de explicar por qué no declaraban a Hacienda esos gastos, los tres han defendido que no sabían que debían hacerlo.

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha dicho que "la CEIM ha tomado dos decisiones, una ayer de abrir un proceso electoral para sustituir al presidente actual y hoy otra, que es sustituir a Arturo Fernández como miembro de la Junta Directiva de la CEOE".  Dentro de la Junta no se han expresado quejas por el comportamiento de Fernández, segun fuentes patronales, y sí algunos agradecimientos por su labor.

El vicepresidente primero de la CEOE, Arturo Fernández, ha puesto su cargo a disposición de la patronal tras verse implicado en el escándalo de las tarjetas opacas al fisco de Caja Madrid, en lo que él considera un "cese voluntario", pero no una dimisión. Según ha explicado Fernández en una entrevista concedida a T con T, lo ha hecho "para no dañar a la institución".

En la sesión de control al Gobierno en el Congreso, la portavoz de UPyD, Rosa Díez, ha reprochado a Mariano Rajoy que no hce "ni todo lo que puede, ni todo lo que debe" para aclarar el escándalo de las tarjetas opacas al fisco de Caja Madrid y ha pedido al Ejecutivo que exija a la Fundación de la caja que el dinero devuelto sirva para resarcir a los afectados por las preferentes. Rajoy le ha contestado que el Gobierno ha actuado de forma diligente porque el FROB ha remitido la documentación a la Fiscalía Anticorrupción. Añade que en los próximos días enviarán otras 20 operaciones irregulares detectadas en otras cajas nacionalizadas.

El PSOE ha expulsado provisionalmente a los militantes que utilizaron las tarjetas opacas al fisco de Caja Madrid. De los militantes socialistas que usaron tarjetas opacas de Caja Madrid diez han sido expulsados y seis se han dado de baja. Entre los 16, el exministro Virgilio Zapatero y el expresidente de la Federación socialista madrileña José Acosta. Ahora cabe recurso y Virgilio Zapatero no descarta ir a los tribunales. La dirección del PSOE les pidió explicaciones sobre la finalidad de las tarjetas, si eran gastos de representación y por el tratamiento fical pero la respuesta no parece convincente. En el PP, el Comité de derechos y garantías investigará a los militantes que usaron tarjetas opacas de Caja Madrid, en total 16 militantes del Partido Popular usaron las tarjetas, entre ellos el exvicepresidente  económico, Rodrigo Rato.

Dinero en efectivo, joyas, viajes y hoteles de decenas de miles de euros, muebles, bebidas alcohólicas, compras en supermercados, son algunos de los gastos que 83 consejeros de Caja Madrid y Bankia hicieron con las tarjetas opacas. Los gastos de las tarjetas muestran que lo mismo servían para pagar 13.000 euros de golpe en un viaje de lujo como un peaje de autopista de menos de un euro. Rodrigo Rato, ex presidente de Bankia, pagó en un sólo día 3.500 euros en bebidas alcohólicas, unos 2.400 en arte sacro y más de 1.800 euros en salas de fiesta. Rato sumó 54.000 euros de gastos con la tarjeta de Bankia, cantidad que ha devuelto, pero faltan por abonar otros 44.000 que hizo con la de Caja Madrid. El ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa llega a pagar 2.100 euros en la vispera de Reyes de 2004 en una joyería de lujo. También 13.000 en un viaje de El Corte Inglés y según el documento que ha conseguido television española, el mismo día en el que deja la presidencia de la caja, el 28 de enero de 2010, se gasta 4.000 euros en productos de informática. El que fuera ex director general, Ildefonso Sánchez Barcoj, pagó un viaje de casi 17.000 euros en el 2009 y sacó 11.000 euros en efectivo en un sólo día pero también pasaba la tarjeta para pagar 73 céntimos de peaje en autopista. Los tres están imputados y darán explicaciones de estos gastos ante el juez Andreu el jueves de la semana que viene. Otros consejeros como Jose Antonio Moral Santín  de Izquierda Unida, retiró el 80% del dinero utilizado en efectivo, más de 300.000 euros. Arturo Fernández presidente de la patronal madrileña gastó 10.000 euros en facturas de sus propios restaurantes. Jose Ricardo Martínez de UGT hizo compras en centros comerciales por valor de 21.000 euros y Francisco Baquero de comisiones Obreras pagó muebles por valor de 10.000 euros.