Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asegurado en Tenerife que el plan para rescatar a las autopistas de peaje con problemas financieros costará "cero euros" a los españoles, sea cual sea el plan. "Muchas de ellas están en una situación de concurso de acreedores y el Estado está buscando soluciones. Pero cualquiera de esas soluciones, a los ciudadanos españoles les va a costar cero euros. Es decir, no se llegará a ningún acuerdo que le cueste dinero a los españoles", ha afirmado la ministra.

El primer tren de prueba del AVE a la Meca, que están construyendo empresas españolas, podría empezar a circular este año. Lo ha anunciado la ministra de Fomento en Arabía Saudí. Este domingo Ana Pastor se ha reunido con las autoridades saudíes y han hablado de las nuevas infraestructuras previstas en el país.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha dicho que "la obra del Canal tiene una relevancia mundial" y que el papel del ministerio ha sido el de "mediador y facilitador" para que la negociación entre la Autoridad del Canal de Panamá y el consorcio de empresas encargado de su ampliación lleguen a un acuerdo. La ministra de Fomento también ha señalado que la empresas españolas están a la vanguardia de la ingeniería civil en el mundo y que el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC) ganó el concurso "porque tenían una oferta técnica magnífica".

Los empresarios y las autoridades del Canal, enfrentados por la amenaza de los primeros de suspender las obras de la tercera esclusa por falta de liquidez, ya han alcanzado algunos acuerdos: Uno, que el Grupo Unidos por el Canal acepta presentar sus reclamaciones por los canales que establece el contrato. Otro, respetar el arbitraje independiente por la Junta de Resolución de Conflictos y la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional, con sede en Miami. La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha resaltado el papel mediador del presidente panameño, Ricardo Martinelli, junto al del Gobierno de España. Las buenas relaciones entre Panama y España continúan intactas en medio del conflicto, ha enfatizado Pastor. La ministra, acompañada por el secretario de Estado para Iberoamérica, Jesús Manuel Gracia, permanece hoy en Panamá para apoyar, desde fuera, la primera reunión entre los empresarios y la Autoridad para solucionar sus diferencias.

Acercamiento de posturas en Panamá. Las gestiones de la ministra de Fomento, Ana Pastor, y el presidente panameño, Ricardo Martinelli, han logrado que la autoridad del Canal y el consorcio encargado de la ampliación liderado por la española Sacyr acuerden negociar un aporte extraordinario de fondos por ambas partes para evitar la paralización de las obras este mes. La ministra española destaca el avance pero las autoridades panameñas se muestran cautas.

La ministra de Fomento se reúne con el presidente panameño Ricardo Martinelli a las tres y media de la tarde en la sede de la Presidencia para tratar de conseguir un acuerdo entre las partes. Ana Pastor también mantendrá reuniones con el Consorcio de Empresas que construyen la ampliación del canal, entre ellas la española Sacyr, mayoritaria y con la autoridad del Canal de Panamá. El grupo de constructoras ha culpado del sobrecoste de 1.600 millones de dólares a problemas geológicos no detectados relacionados con el hormigón. La información que dio la autoridad panameña no fue correcta y las dificultades se hicieron visibles una vez empezada la obra. La autoridad del canal rechaza las presiones y asegura que se comprometen a pagar si se justifica el sobrecoste. Si no hay acuerdo el 20 de enero el consorcio dice que parará las obras. Este año cuando tendria que estar terminada la ampliación se cumple el centenario de la construcción del Canal de panamá por donde pasa del 5% del comercio mundial.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, se reunirá a principios de la próxima semana con el presidente panameño, Ricardo Martinelli, y con las partes implicadas en las obras de ampliación del Canal. Desde Sacyr, que lidera el consorcio que se encarga de las obras, niegan que su anuncio de suspensión de los trabajos sea una medida de presión y aseguran que los sobrecostes han provocado problemas de liquidez en el consorcio.