Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Falta poco más de un mes para que Donald Trump abandone la Casa Blanca, pero el todavía presidente de EE. UU. sigue tomando decisiones de calado y muy polémicas. Hace unas horas ha reconocido la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental. Fue colonia española y la ONU lo define como territorio no autónomo. Es una gran victoria para Marruecos porque obtiene el reconocimiento de Washington, a cambio de la normalización de las relaciones con Israel.

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha afirmado este jueves que España se mantiene en el "respeto a las resoluciones de la ONU" para encontrar una solución al contencioso del Sáhara Occidental, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haya anunciado que reconoce la soberanía marroquí sobre el territorio.

Así lo ha afirmado en declaraciones a medios españoles en Ramala, donde se encontraba cuando Trump ha hecho su anuncio, que se enmarca en un acuerdo por el cual Marruecos entablará relaciones plenas con Israel, igual que han hecho Bahrein, Emiratos Árabes Unidos y Sudán.

Estados Unidos cambia su postura oficial. Lo ha anunciado el todavía presidente Donald Trump vía Twitter, dando otro paso contra el multilateralismo y de la legalidad internacional con el reconocimiento de un país sobre un territorio ocupado y pendiente de descolonización. El Gabinete Real marroquí, a través, de un comunicado, ha anunciado que Trump y Mohamed VI han estado hablando por teléfono y que el estadounidenses tiene intención de abrir un consulado en la ciudad de Dajla, en el Sáhara occidental. Marruecos ha anunciado que establecerá relaciones diplomáticas con Israel "lo antes posible". Habrá también vuelos directos para la numerosa comunidad judía de origen marroquí. La Casa Real ha querido manifestar que sigue apoyando la solución basada en los Estados y que estas medidas "no afectan de ningún modo al compromiso permanente y sostenido de Marruecos en favor de la causa palestina" y de "una paz justa y duradera en oriente medio". Desde el Frente Polisario condenan la decisión, dicen que no cambiaría la natiraleza jurídica e histórica del Sáhara occidental y que intensificarán la lucha y la resistencia para conseguir la independencia. 

Informa el corresponsal de Radio Nacional de España en Estados Unidos, Fran Sevilla.

Las aguas del inmenso lago Victoria devuelven el reflejo de este paraíso de biodiversidad que se extiende a partir de su orilla norte. En la bulliciosa Kampala emprendemos un gran viaje sonoro por las múltiples realidades de esta caleidoscópica nación. El fundador de la agencia local Mogambo, Patxi Rodríguez, nos guía por las calles de la capital y las cercanas poblaciones de Entebbe –famosa por su aeropuerto al borde del agua– y Jinja, nacimiento del Nilo Blanco. No podemos obviar la dura realidad social del país, que conocemos en el barrio de Kireka con Elisabeth Michot y Fabian Jowers, alma y corazón del proyecto Música para Salvar Vidas. Nuestra ruta continúa hacia el norte por el santuario de rinocerontes Ziwa y el parque nacional Kidepo. El biólogo Xavi Pedrol, el guía Clori Alves y los ugandeses Winnie NabukeeraTimothy Kattende y Vianny Kamara se unen a este safari, que gira hacia poniente con paradas en Murchison Falls, Kibale, los cráteres de Ndali-Kasenda, los montes Ruwenzori, el parque nacional de la Reina Isabel, el lago Mburo y la selva impenetrable de Bwindi, hogar de los fascinantes gorilas de montaña.

Hoy en Solidaridad os proponemos dos temas, de la Mano de Kubuka una ONG gestionada por jóvenes con mucha ilusión y nos vamos acercar a Zambia un país que está viviendo la pandemia y lo que puede más grave para su futuro la bancarrota del estado, el no poder pagar la deuda ahora mismo, pero con una moratoria podría asumir su compromiso y lo peor es falta de apoyo que tiene por parte de los organismos internacionales. También os presentaremos a la Fundación ADSIS con un trabajo de muchos años en España por los menos favorecidos y de cooperación internacional en varios países, además de su sección de comercio justo y su apartado de cosmética natural.

Invitados; Nacho Sanz, presidente de KUBUKA y Marcos Garrido Coordinador de KUBUKA en Zambia; Sofia San Millán Coordinadora del Programa de Cooperación al Desarrollo de Fundación Adsis

Yassine tenía 24 años y acababa de licenciarse por la Universidad de Marrakech. Buscó trabajo, se presentó a policía, pero no encontraba nada, así que optó por intentar emigrar a Europa. Hace año y medio, Yassine perdió la vida en uno de los peores naufragios que se recuerdan en Marruecos. "Lo único que le quedaba era la emigración clandestina", cuenta a TVE uno de sus familiares.

En algunas aldeas del interior de Marruecos ya no quedan jóvenes. Todos los chavales de 16 a 24 años han cogido una patera. En cada hogar o en cada familia del pueblo, hay uno o varios miembros que se han ido a Europa. Allí, dicen, ya no tenían oportunidades.

La mayoría de los migrantes marroquíes salen de pueblos como que parecen sin terminar, las construcciones están a medias, según va llegando el dinero de los que se han ido.

"En ningún momento me dijo que se iba a marchar, solo me dijo que iba acompañar a mi nieto para ayudarle a coger una patera", dice una anciana que lleva más de dos meses esperando una llamada. Su hijo, Omar de 45 años, pescador y acostumbrado a faenar en patera, y su nieto, Sharaf, de 22, han desaparecido.

El tratamiento contra el VIH de Sibongile se compone de dos medicamentos, pero, a causa de la pandemia de COVID-19, durante meses solo ha podido tomar uno. "Y si no tomo ambos, el riesgo aumenta mucho", se lamenta. Su país, Sudáfrica, reúne al mayor número de infectados por VIH del mundo: unos 8 millones de personas, muchas de ellas mujeres jóvenes. También es la nación africana más afectada por la covid: pandemia sobre pandemia.

[Coronavirus: última hora, en directo]

La diversitat social i cultural del continent africà torna a ser present al Territori Clandestí.
Avui us presentem les produccions que formen part de Wallay!, el Festival de Cinema Africà de Barcelona. Amb Sudan com a país convidat i l'aposta pel paper de les dones com a directores i també protagonistes de les diferents produccions, Wallay!, ens torna a mostrar l'immensa riquesa d'un continent ampli, divers i malauradament encara molt desconegut per nosaltres. Aquest mateix desconeixement queda palès a les pàgines del llibre African-meninas, on apareixen 30 perfils de dones, lideresses de moviments socials, polítics, culturals, científics, etc. L'espai Avinyó ens convida dilluns a conèixer-les.

 

En Dajla las mafias trabajan a toda máquina. Centenares de marroquíes y subsaharianos pagan de media 2.000 euros por subirse a una patera. Si no consiguen llegar a España, perderán el dinero, y vuelta a empezar.

Suelen esperar en el paseo marítimo. Los intermediarios se ponen en contacto con ellos para fijar el precio y la fecha. Suele ser de madrugada para evitar los controles policiales. Son tantos que los hoteles baratos de la zona están llenos y algunos viven en la calle.

Nuestra enviada especial Ana Jiménez ha hablado con algunos de ellos.

Miramos hoy en este espacio hacia África y más concretamente a un país agraciado por la naturaleza con una de las mayores reservas de petróleo del mundo. Nos referimos a Nigeria, escenario de un auténtico “boom” demográfico y de unas dificultades económicas que no se solucionan con esas fuentes de “oro negro”: la mayor economía de África acaba de entrar en recesión, por segunda vez en los últimos cinco años, precisamente por la caída de los precios del crudo. Nuestro compañero Victor Paredes nos hace la foto de la situación actual del país en este reportaje.

Subir a un cayuco o a una patera y jugarse la vida, cuesta de media, unos 2.000 euros. Depende del traficante. El pago es en efectivo y, rara vez, por transferencia. Si son de fiar, los llamados "intermediarios" contratarán a un conductor que ponga rumbo a Canarias. O pueden desaparecer con el dinero. Si no lo consiguen a la primera, habrán perdido todos sus ahorros. La reportera de TVE, Ana Jiménez, entrevista a un grupo de marroquíes que lo intentó hace dos meses. “Estuvimos navegando durante 50 horas, el motor se paraba, teníamos miedo. Estuvimos a punto de morir y nos detuvo la marina marroquí", le cuentan mientras muestran las heridas de aquella noche. La entrevista es en el coche, tienen miedo a que se les reconozca. Llevan puesta toda su ropa, para combatir el frío porque duermen en la calle. A pesar del miedo que han pasado, no dudarían ni un momento en volver a subirse a una patera y alejarse de sus vidas sin futuro.

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha enviado un contundente mensaje contra la inmigración irregular en su visita a Senegal, advirtiendo de que quién quiera migrar a España deberá hacerlo por las vías legales. "Quien utilice las vías ilegales tendrá que volver a su país". La visita de la jefa de la diplomacia española tuvo lugar en un momento en que cientos de jóvenes se suben en cayucos para alcanzar Canarias. Según la ministra España va a reforzar la presencia de la Guardia Civil y de la Policía Nacinal españolas en Senegal "para desmantelar redes criminales de tráfico de personas en este país". España y Senegal trabajarán para que "aquellos irregulres que han llegado a España de nacionalidad senegalesa sean devueltos a su país, respetando las convenciones y acuerdos entre ambos países. 

En el Diario 20 horas Fin de Semana hablábamos con la embajadora de Marruecos Karima Benyaich de la crisis migratoria de Canarias y también de la ruptura del alto el fuego en el Sáhara Occidental. Ella acusaba al Frente Polisario de no haber respetado los términos del acuerdo de no agresión y haber utilizado civiles, mujeres y niños,  como escudos humanos, para provocar en una zona fronteriza paso obligado de Europa a África. En el Diario 24 horas Fin de semana  Abdulah Arabí, representante del Frente Polisario en España ha explicado que Marruecos tiene interés en dejarlo como una mera escaramuza  "es una situación de estado de guerra, donde el Frente Polisario y el pueblo saharaui después de apostar durante 29 años por la vía pacífica, para la celebración de un referéndum  de autodeterminación bajo la supervisión de la MINURSO, Marruecos de nuevo ha intentado  agredir a civiles saharauis que estaban en una manifestación pacífica y el Frente Polisario, en defensa de esos civiles, ha respondido a la provocación de Marruecos con esa ruptura de alto el fuego".

Estado de guerra que se extiende a todo el territorio occidental ,y que está causando bajas en el Ejército marroquí "son hostigamientos que se están haciendo a las distintas bases militares del ejército de ocupación marroquí a lo largo de todo el muro que Marruecos ha construido para defenderse durante los anteriores 16 años de guerra". Abdulah Arabi no se sorprende porque la embajadora no lo reconozca "ellos no lo reconocen porque tampoco reconocen que hay una guerra, pero si que a nivel de la representación que hay en Naciones Unidas si lo han hecho". Ese es el relato que están trasladando al mundo, "pero llegará un momento que no tendrán más remedio que aceptar la realidad". Añade que Marruecos intenta minimizar la guerra que se debate para contar con el apoyo de los países influyentes para que reconozcan la ocupación ilegal de ese territorio saqueando los recursos "evidentemente no va a reconocer una guerra, porque cuando se reconoce esa guerra los países implicados en el saqueo de esos recursos van a tener que tomar medidas". 

No quieren abandonar la vía del diálogo, quieren que se aplique el derecho internacional y les permitan decidir, mediante las urnas,  lo que quieren " Marruecos no quiere el diálogo, solo quiere imponer el status quo: que la comunidad internacional reconozca su soberanía sobre el territorio que está ocupando ilegalmente y que España como Estado tiene una responsabilidad directa y la comunidad internacional está negociando con Marruecos recursos que son del pueblo saharaui". Es claro al decir que la Comunidad Internacional si quiere parar una guerra en el norte de África, zona sensible para Europa, debe llegar con propuestas concretas, porque la salida está en la celebración del referéndum para decidir el futuro de un territorio pendiente de desconolonización.