Enlaces accesibilidad

Pan chapati, el pan rápido y sin horno de Gipsy Chef

Recetas   Cocina Bestial!  

  • Disfruta de un increíble pan casero en menos de una hora y sin encender el horno: ¡se cuece vuelta y vuelta en la sartén!
  • Esta receta de Gipsy Chef propone 3 formas de comerlo que te fliparán
  • Cómo hacer pan en casa ya no es un secreto gracias a las recetas de pan de nuestro Buscador

Por
Pan chapati, el pan rápido y sin horno de Gipsy Chef

Si pensabas que hacer pan en casa era difícil, lento y desagradecido... Gipsy Chef ha llegado para demostrarte lo contrario. Ni siquiera tendrás que encender el horno: ¡este pan chapati se hace en la sartén, dos minutos por cada lado! 

Nuestro cocinero le da el toque Gipsy añadiendo espinacas frescas a la masa —fliparás con el color y el sabor que aportan. En India, Pakistán y Nepal muchas veces lo usan como cuchara; nuestro cocinero nos propone tres formas distintas, a cada cual más espectacular, de comerlo: con hummus, como wrap y con toppings dulces. Panarras del mundo, ¡al lío!

 pan chapati gipsy chef

Infinitamente más fácil y rápido de lo que crees: ¡únete al club de los panarras caseros! Alba Giné

Pan chapatiPan chapatipastas
Ingredientes Preparación
  • 1/2 vaso de agua tibia
  • 1/3 de pastilla de levadura fresca
  • Mantequilla derretida
  • Harina común
  • Un puñado de espinacas frescas
  • Aceite de oliva
  • Sal
  1. En un bol grande, echa 1/2 vaso de agua tibia y 1/3 de pastilla de levadura fresca y remueve hasta que se disuelva. Añade una cucharada de mantequilla derretida, mezcla bien e incorpora dos vasos de harina común. Tiene que quedar una masa que no se te pegue en las manos: si está demasiado seca, añade un poco más de agua; si está demasiado húmeda, un poco de harina.
  2. Estira ligeramente la masa, sala y amasa dos o tres minutos, doblándola sobre ella misma. Cuando esté lisa, déjala reposar entre 15 y 30 minutos en un bol, con un chorrito de aceite de oliva en la base para que no se pegue y tapada con un trapo húmedo.
  3. Cuando la masa haya doblado su volumen, sácala del bol y amásala un poco.
  4. Descarta el tallo de un puñado de espinacas frescas, pícalas muy finitas y ponles un toque de sal.
  5. Coloca la masa encima de las espinacas y amasa hasta que se hayan incorporado.
  6. Como la espinaca soltará agua, mánchate las manos con un poco de harina y vuelve a amasar hasta que la bola vuelva a tener la textura de antes y no se pegue en las manos.
  7. Corta la masa por la mitad y cada mitad en 4 o 5 trozos. Coge uno de los trozos y estíralo con un rodillo o una botella. Si ves que se te pega, añade un poco más de harina.
  8. Extiende una capita de mantequilla derretida por encima de la masa, dóblala en tres, y vuelve a estirar con el rodillo. Vuelve a doblar y a estirar dos veces más. Estira el resto de bolas.
  9. Calienta a tope una sartén sin nada de grasa. Baja el fuego a media intensidad y coloca la tortilla encima. Cuando eche humito y huela a tostado, dale la vuelta. Si tienes soplete, pégale un buen chute por arriba y conseguirás el sabor de un horno de leña.
  10. Disfruta este pan chapati como dip para hummus, para hacer un wrap de lechuga aliñada con aceite de oliva y salsa picante, y como postre con queso fresco, nueces y miel.