Enlaces accesibilidad
Lazos de sangre

Laura Valenzuela y Lara Dibildos: una lucha común frente al cáncer

  • Lara Dibildos fue diagnosticada a los 19 años.
  • Laura Valenzuela padeció cáncer de mama a los 70 años.
  • Descubre más sobre los Valenzuela Dibildos en Corazón y tendencias.

Por
Lazos de sangre - Lara Dilbildos y Laura Valenzuela, el cáncer

Laura Valenzuela y Lara Dibildos lucharon juntas en dos ocasiones contra un enemigo común. El cáncer. En el documental de Lazos de sangre sobre los Valenzuela Dibildos hemos podido descubrir a una Laura Valenzuela con ganas de comerse el mundo, estrenando una profesión que apenas conocía. Una mujer valiente que sirvió de ejemplo para otras muchas mujeres, pero sobre todo para su hija Lara, que heredó su valentía y su fuerza en uno de los peores momentos de su vida.

Cáncer con diecinueve años

Lara Dibildos creció siendo una niña especial, solitaria pero acaparadora de las cámaras como sus padres. Por eso, cuando a los 19 años padeció un cáncer de papilar de tiroides fue inevitable que la prensa se hiciese eco de la noticia. 

Aquellos duros momentos le hicieron madurar de golpe, pero sobre todo le cambiaron la vida, ella tiene claro que no sería la misma si no hubiese sufrido aquella enfermedad. El cáncer le hizo resistente, más fuerte y luchadora. Fueron innumerables las operaciones que tuvieron que hacerle, pero en todas esas intervenciones tuvo a su lado al mayor apoyo de su vida, su madre

Tras recibir la noticia tuvieron que irse a Houston para poder realizar la operación, José Luis Dibildos estaba trabajando y no pudo acompañarlas, por eso Lara cree que fueron momentos difíciles para su madre "porque tuvo que tomar ella sola muchas decisiones sin saber si hacía bien". Debió de acertar, Lara superó la enfermedad y aunque en aquellos momentos le pareció lejano y casi imposible, hoy con 48 años ha sido capaz de tener dos fantásticos hijos, Fran y Álvaro

En aquellos momentos Lara contó también con otro gran apoyo, su pareja en aquel momento Rafa Camino. El torero trabajaba cerca de Houston por aquel momento y no dudó en acompañar a Lara. Ocuparon portadas de revista y no es de extrañar, hacían una pareja maravillosa. Hace unos años incluso se rumoreó con que habían vuelto, pero solo fueron eso, rumores. 

Ya no queda nada de aquel horrible cáncer, solo una cicatriz que recorre la parte derecha del cuello de Lara. "Tuvieron que cosérmelo muchas veces", nos cuenta ella misma. Ahora nos cuenta lo que siempre se ha callado y nos cuenta que tenía un complejo bastante grande con la cicatriz. Reconoce que ha superado el miedo a enseñarla, "normalmente no me pongo de este lado". Es el pequeño recuerdo que le acompañará siempre para demostrar lo fuerte que fue. 

Lo descubrieron gracias a un sujetador

Años después la historia se repetía pero con Laura como protagonista. Lara Dibildos nos cuenta como gracias a un sujetador que le regaló a su madre se dieron cuenta de que tenía unas molestias. Así le diagnosticaron el cáncer de mama, algo que nunca había contado hasta ahora. "Fíjate, por esa tontería", dice Lara. Aunque era un diagnóstico algo preocupante, madre e hija volvieron a dirigirse a Houston para hacerle frente al cáncer

Lara reconocer que aquellos momentos fueron muy duros, y que pudo entender cómo se debió de sentir su madre cuando años antes ella había estado enferma. Álvaro Múñoz Escassi, ex pareja de Lara Dibildos y gran amigo de la familia, explica que "para Lara fue más duro el cáncer que sufrió su madre", en aquellos momentos Lara lo dejó todo para acompañar a su madre en la gran batalla de su vida.

Ambas sobrevivieron al cáncer y volvieron más unidas que nunca como el equipo que siempre fueron.