Enlaces accesibilidad

Cine LGTBI en RTVE

Última oportunidad para ver 'Carmen y Lola' y 'Una mujer fantástica' en RTVE

Por

Durante la semana del Orgullo, la diversidad de género y la diversidad sexual han sido los protagonistas en el catálogo de Somos Cine. Como siempre, seleccionamos para ti el mejor cine español y las películas más interesantes de nuestro portal. Dos fenómenos que arrasaron con el público y la crítica, Una mujer fantástica (Oscar a mejor película de habla no inglesa) y Carmen y Lola (Goya a mejor dirección novel y mejor actriz) han estado disponibles en exclusiva en nuestro portal.

Es la última oportunidad para disfrutar de estas dos películas gratis y online en nuestro Alacarta. Además, reunimos todos los títulos de esta temática y celebramos la diversidad como mejor sabemos: ofreciendo películas de calidad, gratis y online, en un ciclo sobre cuestiones de identidad, romance y deseo LGTBIQ+.

Carmen y Lola

Rosy Rodríguez y Zaira Romero son Carmen y Lola, las protagonistas de una película marcadamente realista que trata el lesbianismo en un contexto gitano y que ha triunfado en el contexto europeo: fue seleccionada para proyectarse en la Quincena de Realizadores del Festival de Cine de Cannes, recibió ocho nominaciones a los Goya y ganó dos: mejor dirección novel para su directora, Arantxa Echevarría, y mejor actriz de reparto para Carolina Yuste. 

Carmen es una adolescente gitana que vive en el extrarradio de Madrid. Al igual que otras gitanas, está destinada a vivir una vida que se repite generación tras generación: casarse y criar a tantos niños como sea posible. Pero un día conoce a Lola, una gitana poco común que sueña con ir a la universidad, dibuja graffitis de pájaros y es diferente. Carmen desarrolla rápidamente una complicidad con Lola y descubre un mundo que, inevitablemente, las lleva a ser rechazadas por sus familias.

No recomendado para menores de 12 años Versión española Cine - Carmen y Lola - Ver ahora
Transcripción completa

# Y olé, y olé y olé.

# Qué guapa está esa novia.

# Y olé, y olé y olé.

# Qué guapa está esa novia.

# Y olé, y olé y olé.

# Qué guapa está esa novia.

# Y olé, y olé y olé. # -¡Guapa!

(VARIAS) # Y olé, y olé y olé.

# Qué guapa está esa novia.

# Y olé, y olé y olé. # -¡Guapa!

(VARIAS) # Qué guapa está esa novia

# y olé, y olé y olé. #

(Despertador)

(Despertador)

(Despertador)

(Motocicleta en marcha lejos)

Pero, Carmen, qué guapa estás. Me encanta tu vestido.

¿A que sí?

A esa no debes llegarla. Te dio el número rápido.

Sí, primo. El otro día estuve con ella y como me vean los gitanos,

me van a hacer que la pida y con razón.

Pero yo qué sé, hijo, que si te dice eso, le dices que no.

Que no la dejen tan suelta.

-Esa niña no te conviene.

Chacho, mira, está ahí la Carmen.

Carmen.

-¿Y va a salir ahora? -Carmen.

-No, no creo que salga. -Sí, que sale.

-Mira. -Mira cómo le está saludando.

Luego hablamos.

-Chacho, la madre. -La madre. (RÍE)

¿Se puede saber qué hacéis? Nada, mama.

Es el Rafa, que hace el tonto. Venga, tira.

Es él, mama, que hace el tonto. Pues tú no le des coba.

Aún falta un mes para el "pedío"

y no puedes verte con él cada día.

¿O se lo digo a tu padre? Que no te pongas así. Es broma.

¡Qué bromas ni "na"! Ya tendrás tiempo de hablar con él.

Tira pa' tu cuarto, venga.

(HOMBRE VOCEANDO LEJOS)

Llevo el tomate, niña. Tomate de rama,

tomate de pera. 2 kilos: 1,50 euros, niña.

Los traigo yo, los llevo yo, oiga.

El ajo de Las Pedroñeras, mujeres. A euro, a euro.

A euro, niña.

Llevo el ajito de Las Pedroñeras, niña.

Ajos "coloraos" a un euro también, mujeres.

Vamos, que llevo la picota, niña.

Llevo la picota, mujeres.

Atención, quien sabe se aprovecha, ¿eh?

Gracias, mi vida.

Niña, llevo el ajito "colorao", oiga.

Hola, buenos días. Buenos días.

¿El ajo cuánto vale? A un euro, guapa, el ajito.

(Sirenas lejos)

Buenas.

¿Por qué báscula es una palabra esdrújula?

¿Qué pasa, hija? ¿Ya vienes de la compra?

Sí. "Cargá" como una mula.

Que te digo que no voy a ir a la asociación.

¿Por qué? Porque tengo cosas que hacer.

Tengo la casa patas arriba.

A lo mejor no me da tiempo ni al culto. Así que, me voy.

Pues hala. Mañana te veo.

¿Me lo vas a traer mañana o qué? -Sí.

Buenas, doña María.

De buenas no tienen "na".

Hay que ver.

Cómo habéis puesto "to", coño. Qué gente más guarra esta.

¡Lola!

Ya he llegado de la compra.

¿Esta niña dónde anda?

Lola, ¿estás sorda, hija?

¿Qué te pasa con tanto grito?

¿No ibas al culto, que tenías ensayo?

Ya, pero estoy estudiando, mama.

Te pintas un poco y roneas,

que hay muchos niños en el culto. Ya, mama, pero tengo exámenes.

¿Qué hago? (NIÑO) Mama, la merienda.

Ya está ahí Miguel.

Tira y date prisa.

Válgame esta gitana...

(Música flamenca en los auriculares)

(Conversaciones de fondo)

Hola. Buenas.

¿Me puedes poner un ordenador? Sí. Número uno.

¿Y me puedes poner mejor el del fondo?

Ah, vale. Gracias.

(Puerta cerrándose)

(Gemidos)

Dime, cariño, ¿qué te pongo?

¿A cuánto tienes los melocotones? Dos kilos, un euro.

Pues dame dos kilos.

Toma, guapa.

(Truenos)

A casita, que va a llover, ¿eh?

No me pongas todos los picados. No.

Vamos, que llevo el tomate, la picota, guapa.

¿Te pongo algo más? No, que me pones "to" lo malo.

Toma. Venga.

Niñas, llevad pimiento, llevad pimiento.

-El resto hoy, dos kilos, un euro.

Hola, buenos días, caballero. Hola.

¿Ha visto las joyitas que tenemos aquí?

Me gusta.

Es del siglo "pasao". Esta la usaba mi "agüela" para planchar.

Niños, no iréis a fumar un cigarro, ¿eh?

-Pero, papa... -Venga, anda, vamos, a trabajar.

Vamos. -Venga.

Papa, que me la ha comprado. (RÍE) Ay, mi niña. Trae pa'ca.

A ver si aprendéis de vuestra hermana.

Que me ha salido vendedora, como yo.

Llevo el pimiento "colorao", niña. Pimiento "colorao", mujeres.

(Truenos)

(HOMBRE VOCEANDO LEJOS)

-Ay, que se me moja el género. Corre, ayúdame.

Flor, te lo dije, que no debimos salir.

Mira este día qué canalla. ¿Qué iba a saber?

Tú verás, ¿íbamos a saberlo nosotras, papa?

-Venga, ves a por él, venga.

Vámonos, venga, venga. -Venga, ayudadme a cargar.

Papa, que se está mojando esto. Corre, hija, date prisa.

Hoy no "jayamos". -Mala ruina tenga este día.

¿Y el plástico? -¿No lo habías "cogío" tú?

¡Me cago en los ojos del demonio!

Corre, pide un plástico, hija. Papa, que llueve.

Corre, no pierdas tiempo.

Ya verás. Siempre igual.

Toma, mama.

Pero date prisa, que se moja todo el género.

Toma.

Toma, mama.

Tía, ¿no tenéis unos plásticos pa' dejarme?

Yo no tengo. Mira cómo estoy.

Pregúntale a la Flor.

Perdona, guapa, ¿me dejas unos plásticos?

Lola, espabila, dale los plásticos, que están ahí. Pareces tonta.

¿Te ayudo, guapa? No, tranquila.

Tienen que estar aquí.

Tranquila, si no pasa nada.

No, si están aquí, mira.

Toma. Muchas gracias.

(Truenos)

Oye, que muchas gracias, que luego te lo devuelvo.

(Televisión de fondo)

Toma, Miguelito.

¿Me firmas esto, papa?

Que firme la mama, que tiene mejor letra.

Miguel, dame las gafas de la mama. (MIGUEL) ¿Dónde están?

Hijo, detrás las tienes.

Dámelas.

Toma, mama. ¿Qué pone?

Una excursión pa'l cole. ¿Y adónde vais?

A un museo.

Lola, no vas a ir a ninguna parte, ¿vale?

¿Van todas las de tu clase? Pues claro.

No va a ser la única gitana que no va.

Si no vas a colegio, te vienes a vender, falta nos hace.

Siempre estás igual.

¿Quieres que la sea una analfabeta como tú y como yo?

La niña ya sabe leer, sabe escribir, sabe de cuentas...

Que no necesita más, Flor.

Siempre estamos igual.

Tú más que quieres que la niña "vaiga" a vender, Paco.

Déjala que estudie, que tenga una vida mejor.

Que para pasar frío y vender ya tendrá tiempo.

¿No te das cuenta que tu hija no mocea, Flor?

¿No te das cuenta? Mucho rollo de instituto,

muchos rollos de libros, pero planes de boda, ninguno.

Debería bajar más al culto.

Hay 200 niños. Mocitos, gitanos, del barrio de toda la vida.

Además, tú y yo mira, a su edad ya estábamos "pedíos".

Así me ha ido, con el primero que se me cruzó.

¿De qué estás hablando?

¿Te ha "faltao" algo a ti o a mis hijos?

¿Os ha faltado un plato de comida, Flor?

Paco, que no se trata del plato de comida, siempre igual.

Tú con tener la nevera llena ya lo tienes todo.

Que en la vida hay más cosas.

Y los niños tienen que tener un futuro, Paco.

Además, que no me da la gana. Tiene una edad y no puede ir sola.

¿Qué van a decir en el barrio? ¿Qué dirán los gitanos?

Que una cosa lleva a la otra. ¡Y que el roce hace el cariño!

Flor, ¿sabes qué hay en los institutos?

¡Drogas, porros, alcohol, violadores!

Prefiero que se vaya con un gitano canalla y le dé mala vida

a que se vaya con un buen payo.

¿Pero con quién te crees que se va a ir?

Si el Miguelito la sigue a todas partes.

Si es su sombra y tú lo sabes.

Además, la niña no es tonta.

Y nadie le va levantar los pies del suelo a tu hija.

Tú tranquilo, que la vigilo.

¿A quién vas a vigilar tú, risión? ¡Que se acabó y punto!

Mañana todos a vender al "mercao". Y tú, Lola, no vas a ningún "lao".

Siempre estás con lo mismo. "Na" más que quieres que me case.

Siempre estamos igual, Paco. Nunca la dejas ir a ningún sitio.

Hijo, de verdad... Flor, te estallo.

Vuélvete muda, ¿eh? ¡Vuélvete muda!

Toma, Rubén. (RUBÉN) ¿Arriba?

¿Cómo vais, papa? Bien, hija.

Arriba, ¿vale? Gracias.

Jesús, este niño. Pero, Miguel. ¿Qué?

Levántate.

Déjame en paz. No entiendo por qué tanta prisa,

si no son ni las 07:00. Sí, eres muy bonito.

Levántate y nos ayudas a cargar. Quita.

¿Qué ha pasado aquí? Ni la purga de Benito.

Trae. ¿Ya habéis "cargao to"?

Sí. Madre de mi vida.

Toma, Miguel, pa' que lo cargues tú.

¿Y a esta qué le pasa? No entiendo nada.

¿Habéis "terminao"? ¿Habéis "cargao to"?

Sí, guapa, sí. Sí.

¿Entonces nos vamos?

Miguel.

Monta, hijo. Monta, venga.

¡Llevad el melón, llevad el melón!

-¡De La Puebla hoy!

-El melón, chica. El melón, el melón, el melón.

Toma, cariño.

Vamos, que llevo el tomate, mujeres. 2 kilos: 1,50 euros.

2 kilos: 1 euro.

2 kilos: 1,50 euros, mujeres.

(HOMBRE LEJOS) Oiga, qué barato, oiga.

Niña, niña, mi alma, despierta.

Que te he pedido solo medio kilo. Ah, sí. Sí es verdad, es verdad.

Escucha, mama. Dime, hija.

¿La niña esta de los plásticos los trajo al final?

No, que no los trajo. Pues ahora me voy y la busco.

Sí. Porque los compré la semana pasada y me costaron 10 euros.

Tu padre nos mata. Tira a por ellos.

Pues es 1,50, cariño.

¿Te pongo algo más?

(HOMBRES VOCEANDO LEJOS)

Dos bellezones, sí, señor.

Te estaba buscando para que me dieras los plásticos.

Y yo a ti, también. Nada, que mucha gracias.

Nada.

Oye, ¿nos damos una vuelta y nos fumamos un cigarro?

Esto es un aburrimiento.

¿Y tú cómo te llamas?

Lola. ¿Y tú? Yo, Carmen.

¿Qué? ¿Te gustan?

Son muy bonitos.

¿Me das un cigarro? Sí.

¿No tienes tabaco tú? No. En casa no me dejan fumar.

Si se entera mi padre, me mata. ¿Cuántos años tienes?

17.

¿Y tú?

16, hago 17 ahora.

¿Y dónde vives? En la UVA.

Pues yo vivo en Vallecas.

Ah, ¿sabes que dentro de un mes me voy a pedir?

O sea, que en casa no te dejan fumar, pero te dejan pedirte.

¿Qué pasa? Que no tienes novio, ¿no?

No. Ni quiero.

Pues fea no eres, ¿eh?

Lo que pasa es que tienes que tener mala folla, ¿a que sí?

No. Estudio para ser profesora.

Me gano mi dinero y no dependo de nadie.

Pues yo voy a tener una peluquería.

Y voy a poner en el centro: Carmen.

Con sus luces, con sus sillones de cuero,

todos los cuadros... ¿Estudias Peluquería?

No. Si yo paso de ir al cole.

Pues sin estudiar Peluquería, vas a ser una peluquera...

¿Y a todas os da por lavar cabezas?

Madre mía, hija, tranquila.

No. Es que me da coraje que todos los payos:

"Venga, para peluquería". Y todas las gitanas para peluquería.

Oye, cuéntame, ¿cómo es el cole?

No te aburres, la verdad.

Soy la única gitana de clase.

¿La única gitana?

¿Toda rodeada de payas?

Es lo que hay.

Así no estoy en casa fregando.

¿Me huele la boca a tabaco?

¿Pero qué haces con el paquete? Que son tuyos y míos,

pero que yo los guardo.

(VENDEDOR) Limones, tomates.

Cebollas.

(Ladridos lejos)

(Ladridos lejos)

(Griterío de niños)

¿Y tú por qué no vas al cole?

¿Para qué? Si yo me voy a casar.

Venga, corre, tira, que llegas tarde. Venga.

Vale. Y pórtate bien, ¿eh?

Vale, que sí.

Estudia.

(Campanada)

Hola, buenas.

¿La jefa?

Sí, dime.

Mira, que venía por el anuncio que tienes puesto.

Pero tú eres gitana.

Sí. ¿Y qué?

No, nada, nada.

¿Tienes problema porque sea gitana? No te digo nada, chica.

Tranquila. ¿Que si tienes algún problema?

No tengo problema, guapa. No te pongas borde.

Tranquilízate. Puta paya verduga de mierda.

¡Te digo que no te pongas borde! ¡Me cago en toda tu raza!

Vete por ahí, anda. La puta gitana la que me ha liado.

Buenas tardes, hermanos y hermanas.

Os queremos dar la bienvenida

la pastora y yo en el nombre de Jesús.

(MUCHOS) Amén.

(PASTOR) Esta tarde será un culto diferente.

-Gloria a Dios.

(PASTOR) Va a ser un culto lleno de alegría, de poder.

(MUCHOS) Amén.

(PASTOR) ¡Yo he estado hundido, hermanos!

¡Hundido en el pecado,

hundido en la droga,

hundido en el alcohol, en la miseria!

¡No había solución!

¿Pero sabes qué?

(MUJER) Amén.

(PASTOR) Que hay uno mucho más poderoso que eso,

que se llama Jesús de Nazaret.

¿Cuántos dicen "amén"?

(MUCHOS) ¡Amén!

(PASTOR) ¿Cuántos "gloria a Dios"?

(MUCHOS) ¡Gloria a Dios!

A un hombre... (MUCHOS) Gloria.

A su gloria. (MUCHOS) Más gloria.

(PASTOR) Amén.

"Asin" que vamos a hacer una oración para Dios.

(MUCHOS) Amén. (PASTOR) Gracias, Padre.

(Rezos en voz baja)

Tú eres el rey de reyes y señor de señores, Padre.

Tú eres quien nos da la paz, Señor.

(MUCHOS) Y gracias por todo aquello que tú nos das, Señor.

(PASTOR) Bendito sea tu nombre.

(Rezos en voz baja)

Aleluya.

Bendito seas.

Bendito, bendito, bendito, bendito seas, Padre.

Tú eres santo,

santo es tu nombre.

(Continúan los rezos en voz baja)

¡Dios mío y Padre celestial, Señor!

¡Gracias por todo, bendito!

En el nombre de Jesús. (MUCHOS) ¡Amén!

Cantamos un coro y pasamos la ofrenda, hermanos.

(MUCHOS) ¡Amén!

(Música flamenca de guitarra)

(ALGUNAS) # Y eres, ay, lo más bello de esta vida.

# Y eres como un jardín lleno de flores.

# Y eres como la luna

# que ilumina la noche.

#Y eres como la estrella que ilumina.

# Y eres como un jardín lleno de flores.

# Y eres como la luna que ilumina la noche.

# Te alabaré aunque tenga mil problemas.

# Te alabaré aunque vista ropas negras.

# Te alabaré porque merece la pena.

# Te alabaré, te alabaré.

# Te alabaré, te alabaré.

# Te alabaré aunque tenga mil problemas.

# Te alabaré aunque vista ropas negras.

# Te alabaré porque merece la pena.

# Te alabaré, te alabaré.

# Te alabaré.

# Y tú eres el aire. #

(PASTOR) En esta tarde, Padre de mi alma, te doy las gracias,

Dios mío, Señor. Porque tú me sacaste, Señor,

de ese pozo cenagoso, Padre.

Y pusiste mi pie, Padre, sobre piedra, Señor.

Y tú, Jesucristo, eres el rey de mi alma, Padre.

(MUCHAS) # Y tú eres el aire,

# aire que yo respiro. #

Y en mí ya no habitan las tinieblas, puesto que habita la luz, Señor.

¡Gracias por todo!

(MUCHAS) # Y tú eres el aire.

# Y tú eres el aire,

# aire que yo respiro. #

(MADRE DE CARMEN) Carmen.

¡Carmen!

Ya voy.

Ven pa' aquí.

Voy.

¿Qué?

Toma.

Date prisa y vete a por el pan, que están a punto de llegar.

Pero, mama, que vayan ellos. Llevo todo el día haciendo camas.

Como me hagas, te pego un guantazo que te quiero la cara.

¿Qué haces tú? ¿Trabajar? ¿Estar todo el día con el móvil?

Anda, tira.

Me parece injusto. Todo el día haciendo cosas.

Mira, ven para aquí, que quiero hablar contigo.

Ahora te vas a pedir, ya no puedes andar con estas tonterías.

Lo sabes, ¿no? En casa de un suegra no puedes hacer lo que haces aquí.

¿Vale? Que a mí no me tengan que venir a poner la cara "colorá"

porque tú no sepas ser una mujer de tu casa.

Porque yo te he aprendido a ser una gitana de tu casa

y a ser una mujer, ¿vale?

Que cuando vayas a casa de tu suegra y esté tu novio

y se quiera vestir, que le tengas que planchar la ropa,

que se la tengas "colocá", que si hay que cenar, te levantes,

que nadie te tenga que mandar, ¿vale?

Porque eso tiene que salir de ti.

Así que venga, tira ya. Pues me sigue pareciendo injusto.

Mira, tira, que como me hagas, te quiero el móvil.

De verdad, se quieren pedir sin saber freír un huevo.

Para que me vengan a llamarme la atención.

Vamos, Jonás.

Sube.

Oye, guarro, que he tenido que guardar tus lecturas

debajo del colchón. Como te pille la mama, te mata.

Chica, que para ser culto, hay que leer.

(Bote de spray)

Ya, pero que salga todo bien. -Sí.

Que se lleven bien los niños, es lo más importante, padre.

La preocupación.

Que no pasa nada. -Ya lo sé.

Súbelo un poquito más.

Que caiga así, como de ondas. -Así, divino.

Divino, precioso, precioso.

¿Ahí queda bien el abanico? -Sí, ahí queda precioso.

Coloca los tacones por donde tú veas.

Sí, mira, los voy a poner aquí.

Así. -Y esto estíralo bien.

¿Y los pendientes?

Aquí, mira. Ponlos por ahí, ¿no? -Sí.

Ven que te eche unos pocos polvos, que estás muy pálida, hija.

Ay, qué nervios.

Hija, ¿por qué? No tengas nervios.

Que ya está aquí el cámara, niñas. Poneos guapas.

(MUCHAS) # Ali, ali, o.

# Ali, ali, o.

# Y ali, ali, ali, se la llevó.

# Ali, ali, ali, se la llevó.

# Ali, ali, ali... # -Esa novia guapa.

-¡Esa novia! -¡Guapa!

-¡Viva la novia! -¡Olé!

Poneos aquí, niñas. -¡Guapa!

Vamos a ponernos a una foto. -Venga, a ver.

Yo en el medio. Sácame guapa.

Oye, hazme "delgá". -Ahí, ahí, ahí.

No me saques con tripa. -Que no, que no.

-¡Guapa! (FOTÓGRAFO) Esos morritos.

Ay, pero échate pa' allá. -"Agüela", morros.

(FOTÓGRAFO) Morritos. (RÍE) -Morritos, "agüela".

Quiero que me grabes la cama cómo ha quedado de bonita.

-Ha quedado preciosa.

-Cada una le ha regalado una cosa a mi nieta,

porque se lo merece todo.

¡Que viene el novio, que viene el novio!

¡Que viene el novio! -¿Por dónde viene?

¡Por allí, por allí!

¡Que viene el novio, que viene el novio!

¿Dónde? -Por allí.

El novio.

¡Que viene el novio! -Vamos pa' dentro, ¿no?

Vamos a ver.

-Vamos, Rafita. -Rafa.

-¡Vamos, Rafa!

-¿Qué pasa, tío? -¿Qué pasa, hijo?

Ahí tenéis al primo. -Vamos, "pedío".

¿Qué? ¿Nervioso o qué, "cuñao"? -Mucho.

Enhorabuena. -Vamos pa' dentro, chavales.

Sí, venga, vamos. -¿Qué pasa?

A ver qué le digo yo al gitano. -Ya te queda poco, primo.

Ya te queda menos. -El que no quería pedir.

Ahora pedido un buen ratito, ¿eh?

Y luego nos vamos de fiesta. Él ya está pedido y no le dejan salir.

Tiene que quedarse aquí sí o sí.

(ALGUNOS) # Lerele.

# Le, le, le, le. # (DOÑA MARÍA) ¡Ahí vamos!

Vosotros teníais que ser, vosotros teníais que ser.

Buenos días, doña María. -Buenos días.

De buenos no tienen "na". Y menos con la bulla que armáis, hombre.

(ALGUNOS) # Le, le, le, le. # Caco, llegamos tarde.

¿"Ande" vais tan guapos? -De "pedío".

-¿Quién se pide? Mi sobrino Rafa.

-# Le, le, le, le. # Papa, di a Miguel que va rápido.

Luego te cambias. Venga, Lola.

A ver tu hijo, que va "mu" ligero. Al final me caigo.

Siempre estás con los tacones.

¡Ay! ¿Has visto?

Todos. Pero bueno, ¿qué vamos a hacer? Paciencia.

Verás como sale bien todo.

Que sea todo bueno y ya está. -Sale todo bien.

-Que sí, que sí.

No hay que preocuparse de nada y ya está.

Muy buenas, familias.

Hola, buenas tardes. -Hombre, buenas tardes, hijo.

Buenas tardes. -Buenas tardes.

Buenas tardes.

¿Qué pasa? -¿Qué le trae por aquí?

A ver, que... que mi hijo Rafa

quiere a su hija Carmen.

Y la verdad sea dicha,

llevan un tiempo ya viéndose a escondidas.

Y antes de que se entere la gente

y se saquen famas y cosas que no son,

pues vamos a formalizarlo como gitanos.

¿Y cómo es tu hijo?

Mi hijo muy "buenecico", muy buena gente,

no fuma, no bebe, es un niño de la casa.

Del culto a la casa, de la venta.

Muy bien, muy bien.

Yo lo único que le puedo decir es que mi hija, la Carmen,

desde que ha nacido hasta ahora no ha salido a la calle

sin que alguien la acompañara, ¿eh?,

sin haber hablado con ningún chico,

ni de que tenga ni siquiera teléfonos móviles.

-Muy bien. -Por ahí viene lo malo hoy en día.

-Verdad. -¿Vale?

Pero, de todas formas, la última palabra

la tiene ella. -La tienen ellos.

¡Carmen!

Hija, ven.

A ver, hija.

Este hombre ha venido aquí

a pedir tu mano pa' su hijo.

Y yo le he dicho que la última palabra siempre la tendrás tú.

¿Tú quieres pedirte con su hijo?

Yo sí quiero, pero si tú quieres, papa.

Pues dicho y hecho.

Con el respeto de mi padre

y su consentimiento,

yo te la doy.

Ahí tienes a tu suegro.

Cuídala mucho.

Bueno. -A ver dónde está el novio.

(SUEGRO DE CARMEN) Rafa, hijo.

Rafael, su padre.

Buenas. -Hijo, tu suegro.

Muy bien, hijo.

Cuídala bien, ¿Eh?

Vamos a tomar algo, ¿no? (SUEGRO) A tomar algo.

-¡Vivan los novios! -¡Vivan los novios!

Vámonos todos al bar.

(Música y ambiente festivo)

Hombre. Hombre, primazo.

¿Qué pasa, tío? ¿Qué tal?

Me alegro de verte. Me alegro. Ahora te veo arriba.

Ahora tomamos algo. Vale.

Mira, Lola, qué bonito el salón.

Venga, mama, que va a estar to'l mundo arriba.

Hija, los tacones, que no puedo.

¿Y para qué te pones tacones si no sabes andar?

Hay que presumir.

Cuñadita.

Hola, cariño.

Lola, Lola, mira qué guapa estoy.

¿Qué hacéis, mis niñas?

Qué guapas.

Hola, bonitas. ¿Cómo estáis?

¿Y los novios?

Sí, mira. Están allí.

Flor, vente, vamos a saludar a los novios. Corre.

¿Te pesa mucho? Me pesa mucho, sí.

(Conversaciones entrecruzadas)

(SUEGRO DE CARMEN) Hombre. ¿Qué pasa?

Al fin has "venío".

Qué gran día el de hoy, ¿eh? Hombre, claro.

¿Qué pasa, tío Paco? ¿Qué pasa, Rafa? Enhorabuena.

Pero, Lola, qué guapa te has puesto. Estás muy guapo, "negruzo".

Bueno, Rafa, ¿qué? Preséntanos a tu novia, ¿no?

Carmen, ven, que te voy a presentar a mi tío Paco.

Qué guapa, hija. Dios te bendiga.

Si vas así el día del "pedío",

no te quiero imaginar el día de la boda.

(RAFA) Y esta es su hija lola. A tu prima la conozco.

Estás "mu" guapa. Igualmente.

-Carmen, ven.

Bueno, tú ya sabes.

Que de un "pedío" sale otro "pedío", ¿eh?

-Necesito más pollo, ¿vale?

-¡Vivan los novios! (MUCHOS) ¡Vivan!

(Palmas)

(Palmas y cánticos flamencos)

-¡Olé, olé!

Yo no tengo tenedor, papa.

Oye, pues cógetelo.

¡Un brindis por los novios! (MUCHOS) ¡Vivan!

-¡Vivan los novios! -¡Por mi nuera!

(MUCHOS) ¡Viva! -Por mi yerno.

(MUCHOS) ¡Viva!

(SUEGRO DE CARMEN) ¡Por mi nuera! ¡Olé mi nuera!

(MUCHOS) ¡Olé!

(PADRE DE CARMEN) ¡Olé mi yerno! (MUCHOS) ¡Olé!

(Aplausos)

(Aplausos)

(CÁMARA) ¿Qué tal ese novio guapo? -"Mu" bien.

(CÁMARA) ¿Cómo está? -La comida "mu" buena.

(CÁMARA) La comida muy buena, ¿verdad?

¿Y qué dice la novia? "Mu" bien.

Muy bien, ¿verdad? -La gachí.

(CÁMARA) A ver qué dice el padre del novio.

Quiero que sean felices, que tengan muchos "chaboleños", muchos niños.

¿Vale? (CÁMARA) Vale.

Echa para acá la bandeja.

Ahora. -Ahí sale bien.

Ahí. -Eso es.

Ahora a cantar y a bailar. -Eso.

Esto es un "pidio".

(ALGUNOS) # Ali, o.

# Ali, ali, ali, se la llevó.

# Ali, ali, ali, se la llevó.

# Ali, ali, ali, se la llevó.

# Ali, ali, o.

# Ali, ali, o.

# Ali, ali, se la llevó.

# ¿Quién se pide? ¿Quién se casa?

# Lo más bonito de mi casa.

# Lo más bonito de mi casca.

# Lo más bonito de mi casa.

# ¿Quién se pide? ¿Quién se casa?

# Lo más bonito de mi casa.

# Lo más bonito de mi casa.

# Lo más bonito de mi casa.

# La cara de mi Carmen más bonita no la hay.

# La cara de mi Carmen más bonita no la hay.

# La cara de mi Carmen más bonita no la hay.

# Más bonita no la hay.

# La cara de mi Carmen más bonita no la hay.

# La cara de mi Carmen más bonita no la hay.

# La cara de mi Carmen más bonita no la hay.

# Con su color moreno,

# con su color moreno,

# con su color moreno.

# Con su color moreno,

# con su color moreno,

# con su color moreno.

# Que lo baile la Carmen.

# Que lo baile,

# que lo baile la Carmen.

# Que lo baile,

# que lo baile la Carmen.

# Que lo baile,

# que lo baile la Carmen.

# Que lo baile,

# que lo baile la Carmen.

# Que lo baile,

# que lo baile la Carmen.

# Que lo baile,

# que lo baile la Carmen. #

Mama, me voy a la asociación, ¿vale?

No vengas tarde a cenar.

Venga.

(Tren acercándose)

(Puerta cerrándose)

(Mensaje al ordenador)

(Mensaje al ordenador)

(Puerta abriéndose)

Hola. ¿Me pones la cabina seis, por favor?

Sí. Pásate al número seis, "porfa". -Gracias.

Nada.

(Mensaje al ordenador)

(Mensaje al ordenador)

(Puerta abriéndose)

(Puerta cerrándose)

Adiós.

(Conversaciones entrecruzadas)

Hoy no vendemos nada, hija, ¿eh?

De verdad que este mercado, con este calor...

No hacemos nada.

Carmen.

¿Te vienes a dar una vuelta por el "mercao"?

¿Puedo ir con ella? Venga, vete. Pero date prisa, ¿eh?

Que tú eres la única que vende. ¿Has oído?

Me ha dicho la niña que se va.

Déjala, pobrecita. Lleva aquí "to" la mañana y no hay "na".

No pasa "na".

Bueno, ¿y qué? Cuéntame. ¿Qué tal el "pedío"?

¿Te lo pasaste bien? Sí. Ibas "mu" guapa.

Me has "dejao" to'la semana con ganas de fumar.

Son cinco pavos el paquete.

Anda, cuéntame algo de Rafa, "porfa".

Estaba buscándote pa' que me cuentes.

Yo qué sé, es "mu" buen niño.

¿Ya está? ¿Solo eso?

Pero cuéntame algo más.

¿Ha estado con alguna niña de calle?

¿O te hablaba de mí?

Yo qué sé, Carmen. Si es que viven en Villaverde.

Yo solamente le veo cuando tenemos algo de familia.

A ver, la primera con la que ha estado de calle, que yo sepa,

es contigo, pero yo qué sé.

Hija, cotilléale el Instagram.

Pero es guapo, hija. Con esa cara, con esos ojos...

Es guapísimo ese niño. ¿Es verdad o no?

Sí, es "mu" guapo mi primo.

(Música flamenca en los auriculares)

¡Mama!

¿Cuándo es el cumpleaños del Rafa?

Pues al mes que viene. ¿Por qué lo dices?

Por saberlo.

Venga, Reinaldo, por favor, la última, ¿vale?

En el recreo los niños juegan al baloncesto.

¿Cuál es el sujeto?

Yo qué sé. ¿Baloncesto?

Venga, piénsalo bien. -Yo qué sé. Déjame.

Venga, Reinaldo, que si no, no aprobarás nunca.

Quiero irme a jugar a fútbol. -La última.

Por favor. -Déjame irme ya al recreo.

Pero venga. -Que están mis amigos fuera

y yo haciendo el "pringao". -Si no...

Déjame irme, por favor.

Hala, tira. -Gracias, Paqui.

-Cojo 8 y 13.

Venga, ale, pon cinco en una mano. Cinco.

Y tres en la otra. Tres.

A ver, súmalo.

Uno, dos, tres, cuatro,

cinco, seis, siete, ocho.

Pues lo pones debajo de los números que acabas de sumar.

¿Tú estás segura de que quieres ser maestra?

Paciencia tengo mucha.

Venga.

Venga, ahora el segundo.

Ese de ahí está "pedío", ¿no? -Sí. Está con la Noemí.

Llevan ya seis meses. Se quieren casar dentro de poco.

-Hacen buena pareja. -Sí.

Son "mu" guapos.

¿Y tú qué, hija? ¿Pa' cuando te pides?

A ver si me llega el príncipe azul. -Ese morenito está "mu" bien.

(RUBIA) Está bien. -Pediros vosotras.

(Risas)

-Del 99, pero es una pasada, chacho.

-¿Qué kilómetros tiene? -¿Qué pasa?

Nada, hijo.

El otro día me encontré a tu prima. ¿Y eso?

Porque tiene un puesto en el mercadillo.

Mi prima dicen que es un poquito rarilla.

No sé, a mí me cae bien. Es diferente.

Y tanto. (RÍE)

-¿Con los asientos de cuero? -No. Eso es lo malo.

Pero bueno, es automático.

Mete los brazos. Los brazos.

Mira, al gordito no se la pasan.

¡Pero, José, pásasela!

Calla.

Ay, qué mala eres.

Sí, sí, sí. -¡Toma!

¿Pero qué haces?

Si la tenías atrás. Paqui, ¿ese torreón qué es?

Cuando hicieron la M-30,

sacaron a la gente de sus casas y los metieron aquí.

Ahí estaban pa' vigilarlos.

Ni que fuéramos delincuentes.

-¡Hijo puta!

Lola. Dime.

Tú eres diferente, tú tienes cojones pa' salir de aquí.

¿Y a ti quién te ha dicho que yo quiero salir de aquí?

Yo tengo aquí a mi padre, a mi madre, a mi hermano,

a mi familia.

Yo tengo aquí todo, Paqui.

Ya.

Bueno, mira, yo te conozco a ti desde que tenías 10 años.

Y si necesitas cualquier cosa,

ya sabes que puedes contar conmigo.

Ya empiezas, Paqui.

Vas a tener problemas porque eres gitana.

Ya sabes que los gitanos no entienden a los que son como tú.

Oye, Paqui, ¿el que estudia a los pájaros cómo se llama?

¿Me estás vacilando?

Te intento hablar en se... Te lo digo en serio.

¿Qué? ¿Cómo se llama?

Ornitólogo.

Pues yo voy a ser or.. orni...

Me has entendido. Ornitóloga. (RÍE)

Eso. Sí.

Es muy bonito el mundo de los pájaros.

(RÍE)

Yo creo que es muy tarde, me va a regañar mi papa.

Me voy a ir ya, ¿vale? Venga.

Hasta mañana, anda.

Hasta mañana, pájara.

(Música flamenca en los auriculares)

¡Carmen! ¡Carmen, despierta!

¡Carmen, ven!

¡Mira, mira, ven, Carmen! Que te quiero enseñar una cosa.

¡Vamos, Carmen, vamos!

Que ya voy, "pesá".

A ver qué quieres que vea.

Soy un pajarito.

Soy un pajarito. Ay, qué bonito.

Pero si es precioso.

Ay, qué niño este Rafa.

Me encanta. Rafa ama a Carmen.

Carmen ama a Rafa.

Anda, dame uno de mis cigarros.

Bueno, a ver.

De nuestros cigarros.

Y que sepas que se acaban. No van a durar "to" la vida.

Pues compara tú.

Toma, anda. Déjame el mechero.

¿Qué es esto?

¿Has sido tú?

¿Estás sorda?

¿Pero a cuento de qué?

¿Pero tú eres gilipollas, tía?

¿Tú no sabes que lo han visto y se piensan que es el Rafa?

Lo siento, Carmen. ¡No, "lo siento" no!

¿Es que pa' qué pintas corazones?

¡Que los corazones son de "enamoraos"!

Solo era una broma.

Claro, razón tenía el Rafa.

Tú eres una de esas chicas raras, ¿verdad? Mírame.

¡Que te he dicho que me mires!

Eres una puta bollera asquerosa, ¿verdad?

Escúchame, Lola, conmigo no te confundas, ¿eh?

¡Que la gente como tú me dais asco, pero mucho!

¡Puta bollera de mierda!

(Ladridos)

(Ladridos)

Buenas noches, doña María.

(Ladridos)

Buenas. Hola, guapa.

¿Qué pasa, hija? ¿Cómo estás? Bueno.

Que vengo a ver a Lola, que dicen que está mala.

¿Qué le pasa? No lo sé.

Lleva dos días que no quiere salir de la cama.

Acaso que fiebre no tiene.

Yo creo que ha "regañao" con las payas del colegio

y no me lo dice, Paqui.

Voy a hablar con ella, anda.

Venga, mientras hago la cena, ¿vale?

Buenas, Paco. ¿Qué tal? Bien.

Buenas noches, Paqui. Buenas noches.

¿Se puede?

(Televisión de fondo)

Lola.

¿Se puede saber qué te pasa?

No estás viniendo a la asociación ni al colegio tampoco.

Y enferma no pareces.

Pero sí, hija, vaya carita que tienes.

¿Ha pasado algo en el colegio con tus papas?

Lola.

Ven aquí.

¿Qué pasa?

¿Qué pasa?

Paqui, que no voy a ir más al instituto.

¿Para qué voy a ir?

¿Para que me hagan abrir los libros y tirarme el día estudiando

para que me digan: "Eres gitana, al curso de peluquería"?

Que es lo que hacemos todas, Paqui.

¿Ha pasado algo en el colegio?

Que no, Paqui. Que hablar contigo te lo juro que es inútil.

Solo sabes regañarme. No me he empeñado contigo

para que digas tonterías. ¿Qué pasa?

Que odio ser mujer, Paqui. Lo odio con todas mis fuerzas.

Por ser mujer solamente puedo tener hijos, tener marido,

tener casa pa' fregar, tener que atender a los hijos

todo el día, cambiándolos los "dodotis"...

Paqui, no. Esa es la vida de mi madre.

Yo esa vida no la quiero, Paqui.

Yo en mi vida quiero viajar,

sacarme mi carrera, poder fumar sin tener que esconderme.

Y tú más que nadie sabes que eso no se puede.

Tú puedes hacer lo que tú quieras. No, Paqui.

Es que las gitanas, Paqui, por no tener no tenemos ni sueños.

Pero, cariño, ¿a ti qué te ha pasado?

Nada, Paqui.

Lola.

Que ya está, Paqui, que no me ha pasado nada.

¿Cómo que nada? ¿Qué pasa?

¡Lola!

¡Lola!

¡Que le doy asco, Paqui!

Lo más bonito de este mundo, Paqui, me ha dicho que le doy asco.

Ven aquí, anda.

Pequeña.

Te quiero mucho.

Yo no me "pidí".

Yo me la llevé a la cochera. Ni "pidío" ni nada.

Pues yo me "pidí" con 14 años.

Pero no hicimos boda. Nos "escapemos".

-Si llega a ser ahora, no me caso.

Está la vida "mu adelantá" y no es como antes,

que antes tenías 14 años y ya te enamorabas

y ya te ibas con el novio. -La verdad.

Eso es. Así que... -Ahora como se piden entre ellos...

Antes se pedían entre los padres. (GITANA RUBIA RIENDO) Sí.

Se sacan el sí y a por ella.

Consuegro mío de mis carnes, sabe que nosotros

vendemos a la carrera. Unos días ganamos,

nos lo quitan los guardias... -Usted por eso no se apure.

Si no le llega, le arrimamos.

Que pa' eso somos familia ya. -Vale, vale.

¿Cuántas veces se le casa un hijo?

¿Cuántas veces se me va a casar mi hija?

Pues tiraremos la casa por la ventana.

Ay, qué guapa mi niña.

(SUSPIRA)

Rafa, el otro día hablé con mi prima

y me dijo que te vieron con la Chata.

Tu prima, que siempre está igual.

Esa, cuando vengas a la casa, no entra.

También lo decido yo, ¿no? Y no me cambies de tema.

La Chata esa, que es muy buscona. La roneo pa' que se quede tranquila.

¿Ves normal que ronees a la primera golfa que se te cruza?

¿Te pones celosa? ¡No celosa, estoy "cabreá"!

No me vas a faltar el respeto mas.

No me levantes la voz. Y menos ante mis padres.

No me vas a faltar el respeto más, ni tú ni nadie.

Y que sepas que con el dinero del "pedío" monto una peluquería.

Eso será si yo quiero.

Tú tienes que cuidarme a mí y a los hijos que tengamos. ¿Estamos?

(Persiana levantada)

Déjame dormir, mama.

Mira, Lola, lo que le he comprado a tu primo.

Mira. ¿A que son bonitos?

Me han costado 30 eurazos. Déjame dormir, mama.

Lola, hija, por Dios, levántate.

Venga. Déjame dormir.

Mira, Lola, se acabó la tontería ya.

¡Te he dicho que vamos al cumpleaños de tu primo!

Que no quiero ir, mama.

Te doy una hora pa' que te vistas y te pintes el morro.

Me has "escuchao", ¿no?

Se acabó ya la tontería, que me tienes "mu" harta.

Siempre estás igual, Lola.

(MUCHOS) # Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz.

# Te deseamos todos

# cumpleaños feliz. #

-# Cumpleaños feliz. #

¡Ale, guapo!

(MUCHOS) # Te deseamos todos

# cumpleaños feliz. # (ALGUNOS) ¡Bien!

(MUCHOS) # Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz,

# te deseamos todos

# cumpleaños feliz.

# Cumpleaños feliz. #

¡Niños, la tarta!

(Aplausos)

(PADRE DE RAFA) ¡Olé!

¡Olé mi hijo!

¡Por el mejor novio del mundo! ¡Olé mi nuera!

¡Olé!

Vamos a cortar la tarta, niña.

(Aplausos)

Compadre, te voy a regalar un coche.

(PADRE DE RAFA) Párteme un cachito a mí.

Me estoy quedando en los huesos.

Los chicos piden más vino. En la nevera hay más. Cógelo tú.

Vale.

(Ambiente festivo fuera)

¿Estás enfadada conmigo?

A ver, Lola, tienes que entender que tú y yo somos muy diferentes.

Yo soy una chica normal.

A ver, tú y yo nos tenemos que llevar bien,

porque tú eres la prima de mi novio y tenemos que ser amigas.

Pero escúchame, que solo amigas, ¿eh?

Y ya está. No te confundas.

Me da a mí que aquí la que se está confundiendo eres tú.

(Mensaje al móvil)

(Mensaje al móvil)

Oye...,

¿y tú...

y tú desde cuándo eres bollera?

Joder, Carmen.

Hija, pero no te enfades. Es que tengo curiosidad.

Eres la primera tortillera que conozco.

No me llames así, Carmen.

Vale, pues no te llamo.

Pero no te enfades.

Que estaba de broma.

Lola, pero cuéntame,

¿has tenido alguna novia?

Pero habrás besado a alguna chica.

¿No has besado a ninguna?

Ay, que no ha besado a ninguna.

Ya solo quedan dos, ¿eh? Vas a tener que comprar más.

A ver, cuéntame.

Si nunca te has besado con ninguna chica,

¿cómo sabes que te gustan?

Habló la experimentada. Como te lías con el Rafa...

Pues claro.

Cuidado, a ver si con tanto roce, arruinas la boda y toca escaparos.

Venga, sí. Venga, deja de decir tonterías.

Y no me cambies de tema, guapa.

Ya en serio. Si tú nunca te has besado con ninguna chica,

¿cómo sabes que te gustan?

¿Y tú?

Si nunca te has besado con una chica,

¿cómo sabes que no te gusta?

No, no. ¿Qué haces?

Que no te he dicho. Como lo hagas, te parto la cara.

Pues no he sentido nada.

Ha sido una mierda de beso.

Ha sido una mierda de beso porque me lo has dado tú.

Porque yo beso de puta madre.

En la segunda. Si es que a mí no me has dejado.

Pero que ella hace la primera y tú, la segunda.

Segunda, segunda.

# Ella le ha robado el corazón

# y ronea porque vale.

# Y que a la Lola le gusta

# su pañuelo de lunares.

# Ella le ha robado el corazón

# y ronea porque vale. #

¿Has visto, Paqui?

Hace dos días estaba en la cama que no quería salir

y ahora baila por todos lados.

No hay quien la aguante. To' el día bailando la chica.

Adolescentes, Flor.

Venga, hala. Espérate, espérate.

Que también quiero subir.

Venga, antes de empezar, vamos a calentar un poquito.

Dejad los papeles allí, anda.

¿Estáis listas? -Sí.

Muy bien.

Venga. (TODAS) ¡Ay!

Pero hay que mover más el cuerpo.

Venga.

(TODAS) ¡Ah!

Venga.

Venga, venga, venga.

¡Y arsa! ¡Y olé!

-¡Baila, baila!

-Baila.

-# Sa, sa, sa, sa. #

¡Toma ya!

La otra. -Venga.

(ALGUNAS) ¡Arsa!

# El gato de mi vecina

# que viene detrás de mí.

# Sape, sape, pum. #

-¡Arsa, arsa!

-¡Eso!

(Ambiente de mercadillo)

¡El espárrago triguero!

¡Pepinos, tomates!

¡Hoy sí que sí, hoy sí que sí!

Mama. Dime.

Que me voy un momento al baño. No tardes.

¿Qué pasa?

Pues aquí.

¿Tienes tabaco?

Toma, anda.

¿Y qué tal la semana?

Pues muy bien.

Hija, cuéntame algo.

Que el otro día estuve con el Rafa.

Estuvimos liándonos, casi arruino la boda.

Es que a mí ese niño me encanta. ¿Y a mí por qué me cuentas eso?

Porque somos amigas y las amigas se cuentan las cosas.

Me alegro por ti.

¿Qué pasa? ¿Te jode verme feliz? Tú y yo somos muy diferentes.

¿Y lo del otro día?

¿Lo del otro día qué?

Lo del otro día fue solo un juego. Conmigo no te confundas.

¿Pero qué coño haces?

Lola, me tengo que ir.

¿Pero qué haces? Nada.

¿No era solo un juego?

Ay, que se cae, que se cae. Que no se cae, hija,

que el gitano sabe conducir.

Pero cómo molan los quads. Yo quiero uno.

¿Pero quién es ese? El Rafa. Vive aquí atrás.

Que tiene 5 años el niño.

¡Paqui!

Hasta luego, Lola.

¡Qué miedo! Yo quiero montar.

¡Qué miedo! Cómo mola.

Vamos, monta, Lola.

Ahora vengo. ¿Qué dices, loca?

No te montes, que te matas. Que no pasa na', hija.

¡Lola, ten "cuidao"!

Lola, que me voy ya.

¡Lola!

¡Lola, que ya me voy! Espera, que me voy contigo.

Santi, nos vemos.

¿Pero adónde vamos?

Entra.

Yo me tengo que ir, ¿eh?

Que mi padre me va a matar.

Ven, que te ayudo.

Que yo no puedo entrar por aquí.

¿Esto qué es?

Un escondite.

¿Sabes qué?

¿Qué?

El otro día soñé que vivíamos juntos al mar.

Toma ya.

Ni más ni menos, ¿no?

Justamente al lado del mar.

Pues yo nunca lo he visto.

Yo sí, una vez.

En la boda de mi primo. ¿Dónde?

En Málaga.

Yo era chiquinina. Me dio un poco de miedo meterme.

Pero sé nadar. Ah, bueno.

Yo no sé nadar.

Si pa' lo que vale...

¿Cómo que pa' lo que vale?

Pues pa' no ahogarte. Bueno, sí.

¿Te enseño a nadar?

¿Cómo que me vas a enseñar a nadar? Mira, ven.

A ver.

Tú...

coge aire.

Y te metes

debajo del agua.

Pero no lo sueltes, que te ahogas. Es que me asfixio. (RÍE)

Luego...

vas subiendo.

Y ya respiras.

Pues no vas a aprender tú rápido...

# Qué bonita es la amapola.

# No tiene... #

(Ducha abierta)

(Ducha cerrada)

# No tiene padre ni madre.

# Se cría en el campo.

# Con su... #

¡Atrás! -A ver, coge.

-¡Venga!

(Risas)

(Timbre de colegio)

Miguel, me voy subiendo. Venga, vale.

Corre, corre.

(Risas)

Aquí estamos ya.

Pues ya me contarás qué hacemos aquí.

Tú espérate y verás.

¡Hala, mira, Lola, qué grande!

¡Algún día montaremos en uno de esos!

¡Yo no! Ni de broma, ¿eh?

Que yo tengo mucho miedo.

Qué miedo.

Pero si mola mucho.

¿Tú crees que pasará otro?

¿Aquí es donde me vas a enseñar a nadar?

Sí.

Mira, ven.

Espera.

Uy, qué calentita.

A ver, agárrame las manos, que no sé nadar y me ahogo.

Confía en mí.

Te voy a tumbar, ¿vale?

Vale, pero no me sueltes. No.

Ahora, aunque parezca increíble,

te voy a soltar y va a parecer que estás flotando.

No, no me sueltes, que me ahogo. Que no, confía en mí.

Una..., Vale.

...dos...

Ay, es verdad.

Venga, vamos a nadar.

Yo nado así, boca abajo y tú, boca arriba, ¿vale?

Venga, ahora un brazo

y otro.

Respira.

Un brazo

y otro.

Un brazo.

Sal a respirar.

¿Hacemos el muerto?

Venga.

¿Sabías que se puede bailar en el agua?

(TARAREA)

(TARAREA)

¿Quieres un filete, hija? Sí, tía, que están muy buenos.

Échame a mí, mama.

Espérate, que le echo primero a tu padre.

A mí no me eches más.

Toma, Miguelito.

Qué bonita vuestra casa.

Pelota. Bueno, no está mal.

Era provisional.

La quiero arreglar un poquito. A ver si el Paco gana y la pinto.

Siempre con lo mismo.

Le vas a dar la noche.

Mañana a las 07:00 al mercado.

Estará tu familia allí. Sí. Nos levantamos a esa hora.

Bien. ¿Y qué tal la venta?

¿Ganáis pa' comer?

Bueno, a ver, un plato de comida no nos falta.

Me alegro.

¿Qué miras, risión?

Quita, gilipollas.

Miguel, esa boca, hijo.

Me da gozo que os hayáis hecho tan amigas.

Admiro y respeto mucho a tu familia, ¿eh, Carmen?

Muchas gracias.

¿Seguro que dormiréis bien las dos en la cama?

Sí.

Si no, meto al Miguel en el sofá y duermes tú en la cama de él.

Sí, y una mierda. Yo no duermo en el sofá.

Miguel, esa boca, que te la parto.

No os preocupéis, si duermo en cualquier sitio.

Como quieras, hija.

Me haces cosquillas.

Anda, ven aquí y ponme el pijama.

¿Te imaginas que nos quedamos así dormidas?

Si se entera tu madre, nos mataría.

(Griterío de niños)

(Conversaciones lejos)

(Llanto infantil)

(VOZ INFANTIL LLORANDO) Me has hecho daño.

(Cristales rotos)

(Ambiente de tráfico)

(Conversación lejos)

(Golpe en la ventana)

(Golpe en la ventana)

(Golpe en la ventana)

(Motocicleta cerca)

¿Qué pasa, que es que hay otro?

(Ladridos)

Qué vergüenza, qué... qué "lache".

(Ladridos)

¿Ahora qué le digo yo a mi padre,

y a mi familia y a todos?

¡Además, que tú no me dejas!

¡Te dejo yo!

(Ladridos)

(Ladridos)

(Ladridos)

(Mensaje al móvil)

(RÍE)

(Timbre de colegio)

¿Qué vamos a hacer?

Pues querernos.

¿Y después?

Seguir queriéndonos.

Yo solo sé que quiero estar contigo.

Te he escrito una carta.

(RÍE)

¿En serio?

¿De amor?

(RÍE)

Pero no la leas ahora, ¿eh?

Que tengo faltas de ortografía.

(RÍE)

Ya no quiero ser peluquera.

¿Y ahora qué quieres ser?

Ni puta idea.

(Griterío de niños)

Vamos a jugar a chocolate.

# Una niña conocí.

# Y se baila así. #

Hola. -Hola, cariño.

¡Hola! -Hola, chicos.

(PADRE DE CARMEN) ¿Cómo que "hola, papa"? ¿Y tu hermana?

¿Que se te ha olvidado?

He tenido que ir yo a recogerla, que me han llamado los payos.

¿Tú sabes qué vergüenza he pasado? Que me han llamado.

¿Con quién estabas?

A ti algo te pasa. Estás tramando algo, ¿eh?

Que primero te pides, luego que te de despides,

ahora "te se" olvida la hermana. ¿Qué te pasa?

(MADRE) Bueno, tranquilo. (PADRE) ¿Tranquilo? ¡Tranquila tú!

(MADRE) Bueno, vale. (PADRE) ¿Cómo: "Bueno, vale"?

Cállate, que tú aquí eres la culpable de lo que haga tu hija.

(MADRE) Tranquilízate. (PADRE) ¡Que no!

Eh, métete a la habitación y hasta que no te diga, no te sales.

¿Cómo que "tranquilízate"? ¡Métete en la habitación!

¡Que me muera que me lo tenéis que decir todo!

(Portazo)

(VOZ DE CARMEN) "Te echo de menos y no me preguntes qué ha 'pasao',

pero ahora solo me pregunto qué harás sin mí".

"Si estarás feliz y contenta

cuando yo solo pienso que te echo de menos".

"No sé si te darás cuenta de que te estoy diciendo que te quiero".

"Y me da igual que seas una chica".

"Me gustas como para casarme contigo, si pudiera".

"Porque siento dentro mucho calor, en el corazón".

"Te quiero".

"Carmen".

"Te echo de menos".

"Y no me preguntes qué ha pasado".

"Pero ahora solamente me pregunto...

qué harás sin mí".

"Si estarás feliz y contenta

cuando yo solo pienso que te echo de menos".

"No sé si te das cuenta que te estoy diciendo que te quiero

y que me da igual que seas una chica".

"Me gustas como para casarme contigo si pudiera".

"Porque siento dentro mucho calor, en mi corazón".

"Te quiero. Carmen".

Si es normal que tu padre esté "enfadao".

Y no sabe que tienes móvil. Si se entera, ¿para qué quiere más?

¿Sabes el disgusto que se ha "llevao"?

Primero dejas a tu novio, luego tiene que ir a hablar,

la vergüenza de hablar con los gitanos,

el dinero que nos hemos "gastao" en el "pedío".

¿Me caso con alguien que yo no quiera?

¿Solo os importa el dinero? ¿Qué dinero?

Si te has querido pedir tú, que fue idea tuya.

Así que tranquilita y los humos "bajaos".

Está "asín" desde que sale con la prima de Rafa.

Tú cállate, que en todo te tienes que meter.

¡Se ha "acabao"!

Vale ya, ¿eh?

Vaya la mierda la niña. Ahora sí que te quedas aquí sin salir.

(Portazo)

Que no me da la gana. Que es que no.

Que no, que no. Que es que a mí no me encierra nadie.

¡Que no! Que soy mayor pa' que me estén encerrando.

Carmen, escúchame.

Vete a tu casa. ¿No ves que deben estar "preocupaos"?

¿Pero "preocupaos" de qué?

Si están de juerga en la casa de mi prima.

Tienen a mi hermana vigilándome, como si hiciera algo malo.

Vamos a ver, chacha,

¿no te das cuenta que puedes montar un jaleo grande?

Que me da igual.

Lola... Que me da igual.

Lola, tira al culto, que tu mamá te está esperando.

Si no consigo que se vaya, te esperamos aquí.

Se piensan que me van a encerrar.

Carmen... Y ya está.

¡Carmen! ¿Qué?

Siéntate.

(RESOPLA)

Escúchame.

¿No ves que por una tontería te buscas la ruina?

¡Que me dejes en paz, Paqui, que me da igual!

Hija mía, qué cabezota eres.

(TV) "Ha puesto la pelota en juego el Barcelona".

"El Barça a la izquierda. El Real Madrid a la derecha".

"1-0 gana el Real Madrid. El tanto de Di María en la primera parte".

¿Y la mama?

Por ahí dentro, "enredá" haciendo las camas.

Mama, cojo la mochila y nos vamos pa'l culto.

Entra y cierra la puerta, Lola.

Lola, sabes que soy analfabeta,

soy madre que no sé leer ni escribir,

pero sé leer pequeñas frases.

"Te quiero. Carmen".

¿Qué significa esto, Lola?

Lola, que me hables, por favor te lo pido.

Dime que esto es mentira, por favor.

Lola, que este es un pecado "mu" grande, hija, por favor.

(LLORANDO) Dime qué es mentira, por favor de lo pido.

¿Pero por qué, mama? ¿Por qué es pecado?

Si lo que yo siento... ¿Qué vas a sentir amor?

Amor es lo que se siente por un hombre.

Por un niño, Lola.

Eso es amor, Lola.

Por un marido,

no por una niña, Lola.

Si yo lo que quiero es que me traigas niños, Lola, a la casa,

que me traigas nietos, que te cases con un hombre.

No esto. Por favor, Lola. (LLORA DESCONSOLADA)

Me vas a buscar la ruina, Lola, por Dios.

Ya eso lo sabe to' el mundo, to' el barrio, Lola.

Por tu culpa, Lola.

¿Sabes quién lo va diciendo? La vecina, Lola.

Doña María se lo está diciendo a todo el mundo.

Como se entere tu padre, nos mata. Lola, por Dios.

Por favor, su madre, mírame.

¡Dime qué es mentira, por favor, por lo que más quieras!

Que no puedo decirte que es mentira.

Lola, por favor, por los ojos que tienes en la cara,

que tu padre nos mata, Lola.

Tu padre nos mata, Lola.

Por favor, dime que es mentira, que son cosas de crías.

Por favor.

Lola, por favor. Que no.

A tu padre le vas a partir el alma, Lola.

¡A mí me lo has "partío" en mil cachos, Lola!

Por favor te lo pido, dime qué es mentira.

Lola, que te quiero, Lola.

Que eres la luz de mis ojos, Lola.

Dime qué es mentira, qué es una tontería, Lola.

Que no sé leer. Por favor, Lola, dímelo.

Que no puedo decirte que es mentira, mama.

Por favor, Lola.

Se lo tengo que decir a tu padre. No, mama, no.

No, mama, por favor. Que lo sabe to' el barrio.

Mamá, por favor te lo pido, no se lo puedes decir.

El papa nos mata a las dos, mama.

Ay, Lola, por favor. (LLORANDO) No se lo puedes decir.

Antes de que se entere de todo, se tiene que enterar por mí.

Por favor, mama, no. ¡Ay, Lola, por favor!

¡Mama, no! ¡Que te levantes, Lola!

¡Mama, no por favor! ¿Qué pasa?

¿Que qué pasa? Mama, por favor.

¡Tira! ¿Qué es lo que pasa?

¿Que qué pasa? Mira, una carta. Tu hija, que está con una niña.

¿Qué pone? Que lo sabe to' el barrio.

Mamá... ¡Estate quieta!

Lo sabe to' el barrio, Paco.

¿Pero qué ha pasado? ¿Qué me estás contando, Flor?

Que lo sabe doña María y lo está diciendo,

que ha visto a tu hija con una niña

haciendo cosas que no se deberían.

Todo esto es culpa tuya. ¡Todo esto es culpa tuya, cerda!

¡Tú y de la puta esa de la Paqui! Paco, por favor.

Lola, mírame.

¡Lola, mírame!

Dime qué es mentira.

¡Dime qué es mentira!

¡Papa! Paco, por favor, deja a la niña.

Paco, déjala. ¡Papa, me haces daño!

¡Paco, por favor, suéltala! ¡Quita! ¡Vete a casa!

¡Paco, suelta a la niña! Mama, ayúdame, que me hace daño.

¡Que te vayas!

Por favor, Paco. Sube.

Me haces daño. Sube.

¿Adónde me llevas?

Paco, por favor. Mama, ayúdame.

(LLORA)

Quieta, que te salto los sesos.

Papa, por favor. Estate quieta.

(LLORA DESCONSOLADAMENTE)

Padre nuestro que está en los cielos...

(LOS DOS) ...santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino.

(VARIAS) # No temas ni desmayes, pues yo soy tu madre.

# Que en ningún momento yo voy a dejarte.

# Sigue adelante, sigue caminando.

# Porque las puertas se te están abriendo.

# No tengas miedo, yo voy a ayudarte. #

Pastora, necesito hablar con el pastor.

No está. Se ha ido a Granada a ver a la familia.

Vale. Dios la bendiga.

Oiga, pastora,

me veo obligado a hablar con usted de esto.

Me da mucha vergüenza, pero necesito hablar con usted.

Es un tema de niñas.

Vámonos pa'l almacén.

Que ahí vamos a estar más tranquilitos. Vamos.

Vamos.

¿Estáis alabando a Dios o cotilleando al vecino?

Ale, vosotras al o vuestro.

(Cánticos flamencos lejos)

(PAQUI) ¿Qué hace ahí la madre la Lola?

Pero si se suponía que se iban al culto, ¿no?

Voy a ir a hablar con ella.

Tú, pase lo que pase, no te muevas de aquí.

Vale.

(LLORANDO) ¡Oh, Señor!

Padre, ayúdamela, Señor.

Te pedimos por esta oveja de tu rebaño.

Su conducta es innatural, su conducta es aberrante.

Pero te pido por favor,

te rogamos que la sanes

con tu misericordia. Pero, pastora, que yo...

¡Calla! ...no estoy enferma.

Escucha a la pastora. ¿Pero acaso es pecado sentir amor?

Pero entonces, si un hombre mayor se enamora de una niña de 5 años

y él siente que eso es amor,

¿acaso tú piensas de que eso está bien?

Eso es una abominación. Eso es pecado, mi vida.

El demonio te nubla la razón.

Papa, por favor, déjame irme. Por favor, te lo suplico.

Por favor, Dios mío, te pido que aniquiles

este demonio que la posee.

Pedimos para que vuelvas a honrar a Dios y a tu padre, que tanto te ama.

¡Por Dios! Paco, hay unos hermanos en el sur

que se dedican a esto,

a sacarles el demonio. Lo que usted quiera.

(LLORA) Estamos muertos de la vergüenza.

Que allí la van a curar. Y cuando vuelva, querrá pedirse

y tener hijos y nietos.

Dios la bendiga, pastora.

Flor.

Flor, ¿qué pasa, hija? ¿Está todo bien?

¿Que qué pasa? Todo es por tu culpa.

¿La culpa de qué? ¿De qué hablas?

La culpa de meterla a mi hija las ideas.

Eh, eh, eh, tranquilízate. ¿Ideas de qué?

¿Qué pasa?

Paco nos quiere matar a mí y a la niña por tu culpa.

(Vehículo acercándose)

¿Pero... pero qué ha pasado?

¡Ay, lo que me has "buscao"!

Lola, Lola.

(LLORANDO) ¡Ay, Dios mío!

Lola. Baja.

Lola. Paco, déjala ya,

por favor te lo pido. Paco. ¡Baja!

No la cojas así. ¡Baja!

Paco, por favor. ¡Lola!

Por favor. ¡Paqui, por favor!

Te lo ruego, Paco. Paco, Paco, ¿qué pasa?

Tú cállate, zorra. Lola, súbete pa' casa.

Paco, Paco, mírame. Es una niña.

Es solo una niña. ¡Que te vayas de aquí!

Lola, súbete pa' casa o te corto el pelo aquí.

¡Súbete a casa! Por favor, los vecinos.

Que da vergüenza. Cállate.

Por favor te lo pido. Te lo pido, Paco.

Paqui, por última vez.

Quítate de en medio o te juro... -¡Flor!

¿Qué pasa?

¡Por favor, por favor, Paco! (PAQUI) Paco, mírame, eh.

Déjame que me la lleve un par de días a casa, ¿vale?

Y cuando estés más tranquilo, hablamos de todo esto, ¿vale?

Paco, por favor.

Por favor, mírame, Paco.

Dime qué te ha dicho el pastor. Hay que ir al sur para curarla.

¿Curarla?

Paco, por Dios, ¿te escuchas? Que la niña no está enferma.

Déjame que me la lleve dos días.

¡Que te largues de aquí! Por favor, no.

Me la has hecho de enfermar.

(LLORANDO) Paco, por favor, déjala que se marche.

Paco, por favor. Te lo ruego, por favor.

(LLORANDO) Paco, mírame, por favor.

Deja a la niña, por favor, Paco.

Por favor.

¿De verdad crees que la niña está enferma, Paco?

Me habéis "buscao" la ruina.

¡Me habéis "buscao" la ruina! (LLORA)

Mama, por favor, yo... Márchate, Lola.

Yo no me quiero ir.

Que yo no me quiero ir, por favor, mama.

Llévatela, Paqui. No me quiero ir.

¡Vete, por favor! ¡Vete, Lola! No me quiero ir.

(GRITANDO) ¡Vete, Lola!

¡Que te vayas!

¡Márchate!

¡Lola!

Reniega de padre para ciento y un años.

No eres mi hija.

Por favor, Paco. ¡No eres gitana!

¡No eres nada!

Paco, por favor. Venga, vámonos a casa, Paco, por Dios.

Tira pa' casa, por favor, Paco.

(LLORANDO) Tira pa' casa, por favor.

(PAQUI) Lola.

Lola.

Lola.

Te juro por mi vida que no te va a pasar "na", ¿vale?

(Música triste de piano)

Sí.

Ve para allá.

Espera, espera. Sí.

¿Y qué hago?

Lola.

Lola.

Lola.

Lola.

¡Chist!

(Música triste de violín)

Vámonos, mi amor.

Lola, Lola.

Mira.

El mar.

Es como en las películas.

No. Mejor.

(Graznidos de gaviota)

Versión española Cine - Carmen y Lola - Ver ahora

Una mujer fantástica

La actriz, cantante lírica y activista chilena Daniela Vega protagonizó en 2017 la que se convertiría en la primera película de este país en conseguir un Oscar a mejor cinta de habla no inglesa. Cuenta la historia de Marina, una mujer fantástica que debe enfrentarse a la familia de su novio fallecido, superar el duelo y reemerger convertida en ella misma. Dirigida por Sebastián Lelio (Disobedience) y con participación de RTVE, fue aplaudida por su tratamiento de la problemática a la que se enfrentan las mujeres trans, estigmatizadas y castigadas en diversos ámbitos sociales.

Es un lujo disponer de esta película para su visionado gratis y online. Sólo estará a la carta hasta el día 6 de julio.

Somos Cine - Una mujer fantástica - Ver ahora

La vida de Adèle

Este drama lésbico francés fue todo un fenómeno cultural, nominado al Goya a mejor película europea y ganador de la Palma de Oro de Cannes y al premio del Jurado de la crítica internacional. Estos reconocimientos a su calidad artística fueron reconocidos por las instituciones en un momento crítico para la lucha LGTBIQ+ en Francia, donde proliferaban las protestas contra la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo. Esta ley se aprobó en mayo de 2013.

Adèle Exarchopoulos Léa Seydoux interpretan a la magnética pareja protagonista de esta película romántica. Adèle crece, se busca a sí misma, se pierde y vuelve a reencontrarse ante a atenta mirada de todos los que la rodean y gracias a Emma, la joven de pelo azul que le descubrirá lo que es el deseo y el camino hacia la madurez. Inspirada en el cómic El azul es un color cálido, de Julie Maroh.

Somos Cine - La vida de Adèle - Ver ahora

Tierra firme

Una película hispano-británica protagonizada por Natalia Tena, Oona Chaplin, David Verdaguer y Geraldine Chaplin que cuenta la historia de dos mujeres, Eva y Kat, enfrentadas por la posibilidad de tener un hijo con el mejor amigo de una de ellas, Roger, como potencial donante. Los tres comparten un viaje en barco por los canales de Londres y una pregunta: ¿Es posible vivir el amor, la familia, y la vida de formas tan distintas y aún así permanecer unidos?

Una comedia romántica con tintes de drama que el crítico Alberto Luchini comparó con los 'Seis cuentos morales' de Éric Rohmer. 

No recomendado para menores de 16 años Somos Cine - Tierra firme - Ver ahora
Transcripción completa

("Dirty Old Town")

# I found my love

# by the gas works wall,

# dreamed a dream

# by the old canal,

# I kissed my girl

# by the factory wall,

# dirty old town,

# dirty old town.

# I heard a siren

# from the docks,

# saw a train set the night on fire,

# I smelled the spring on the smoky wind.

# Dirty old town,

# dirty old town.

# Clouds are drifting # across the moon,

# cats are prowling

# on their beat,

# spring's a girl

# in a street at night.

# Dirty old town,

# dirty old town... #

(Silbido de "Dirty Old Town")

("Dirty Old Town")

(Fin de música)

Ya está, amor. Ya es bastante profundo.

Esperad, esperad.

No lo hemos despedido como tocaba.

No me mires así, Kat.

Enciende tú las velas.

Así el pequeño Chorizo tendrá una buena reencarnación.

Om...

Om...

(CARRASPEA) Om...

Om... Om...

# Proteged y guiad al pequeño Chorizo

# en su viaje. #

Mantenedlo apartado del miedo

y liberadlo para que no se aferre a esta vida.

# "Namasté". #

(CANTA EN OTRO IDIOMA) Por favor...

Su espíritu...

se ha elevado.

¡Chorizo!

(EMOCIONADA) ¡Qué bonito!

Está aquí.

Amor mío.

Ah, no llores. Dame un beso.

Beso.

Beso. Beso. Cállate.

Beso.

(RÍE)

¿Qué, qué vas a hacer?

¿Qué haces?

¿Ahora quién es la que...? ¿Qué vas a hacer?

Ya sabes lo que voy a hacer.

Pero tu madre... Estamos en su jardín.

Sí.

Al lado de un gato muerto.

Sigue hablando.

Ya no eres tan valiente, ¿eh? No.

Joder. Joder. Joder.

Joder...

Amor, solo una noche. Una noche.

Una noche y luego, si quieres que se vaya,

podemos llamar, a ver si...

Vaya. No sé quién lo querría, pero es un invitado interesante.

Mujeres "heteros", descartado. ¡Qué tío!

¿Recuerdas lo que le hizo a Matilda? La madre que lo parió.

El problema es que, si se queda una noche, se va a quedar

las dos semanas y eso sería...

Eh, eh, eh.

¿Chorizo? ¿Estás bien? Ajá.

Será triste no verlo cuando lleguemos al barco,

pero podemos tener otro gato.

Vale. Pasamos de gato.

¿Para qué tener otro gato, no?

¿Un perro? Me encantan.

¿Una cabra? La podemos ordeñar. Hecho. ¿Gallinas?

¿Qué?

Otra vez esa mirada. ¿Lo ves?

Esa mirada de “se supone que tengo que saber lo que piensas,

pero no sé qué es”. ¿Qué? Dime. Por favor.

¿De verdad?

Bueno, quizá no estoy muy lúcida. No lo sé. Es sobre lo que...

No. Sé que sabes exactamente lo que pienso.

Vale, no hace falta que compremos otro animal.

Oh, no, no quiero comprar nada.

No es eso. ¿Has visto lo que ha hecho mi madre por nuestro gato?

No veas. Sí. Ha sido...

¿Has visto hasta qué punto llega la locura de esta mujer?

Es un genio. Hacerte decir “om”.

Conseguir que tú dijeras “om”.

Dilo.

No.

Es única, una mujer increíble. Una fuera de serie.

Y la cuestión es que yo...

Quiero que mis hijos conozcan a esta mujer.

Quiero que mis hijos la conozcan y que cuando les hable de ella

sepan cómo es esta “loca maravillosa”.

¿Y...?

Eo... ¿Qué...?

Ya hemos tenido esta conversación muchas veces.

Sí.

Joder.

(Tren pasando)

(RÍE Y CHILLA) ¡Ah!

Eres gilipollas.

Gilipollas.

(RÍE)

Dile a Ian que eso va al revés.

Se pone así. Con plantas dentro, se pone.

Es que se está volviendo más hípster

y la idea, ¿no?, para atraer más clientes.

Pero esto ¿qué mierda es? Un cenicero.

Bueno, pero también funciona de cenicero

si lo pones con una planta y lo apagas. Yo en casa lo hago.

No. Les hablo a las plantas,

pero se mueren porque apago los cigarros.

Creo que funciona. Queda como rústico.

Sí. London Rustique.

También funciona un niño con la boca abierta,

pero no es un cenicero.

No... Joder, te he echado de menos. (RÍE)

Pero esto, tío, es muy feo.

O sea, te lo tengo que decir. Es muy feo.

Es como... ¿Qué es? ¿Cómo? ¿Por qué?

Muy bien. Es como un "parking" de un coño, ¿no?

Como... ahí. “Por favor, por favor, pónmelo ahí”.

Pero ¿ligas con esto? Claro, evidentemente.

Ah. Con gente invidente.

(RÍE)

Pero es que ¿de dónde sacas a estas mujeres?

Pues de la ONCE. A ver, va, siete de...

¿Son ciegas? Claro.

Perfecto. Evidentemente.

Esto es braille.

Braille para todo.

Yo también te echaba de menos. Te echaba de menos.

Ah, ¿qué es más gracioso que un niño muerto?

¿Qué? Un niño muerto vestido de payaso.

(RÍEN) ¡Joder!

(RÍE) Es bueno. (RÍE) Es muy...

Joder. (RÍE)

Joder. Joder. (RÍE)

¿Te gusta mi sombrero? ¡Ta!

Y este, ¿te gusta?

¡Eh!

¿Eh? ¿Qué? ¿Eh?

Hola, Roger.

¡Ah! (RÍE)

Mucho mejor.

¡Joder, qué guapa estás!

Pelota.

¿Qué es esto?

A ver.

Es... Es un bigote. (RÍE)

Ah. ¿No te gusta?

No entiendo lo que es. Venga.

¿Es un bigote o una barba? Es raro. ¿Qué es eso?

Es horrible. Cállate.

Ven aquí. Di que te gusta. ¡Dilo! Suéltame.

¡Sí, sí, me gusta! ¡Que me doy con la cabeza!

Ah, perdona. Uf.

No puedo imaginar qué seria ser tu novia.

Ni tú ni nadie. Yo te mato.

¿Quieres comer algo? ¿Comida inglesa? No, gracias.

(RÍE)

¿Y qué? ¿No vas a comer durante dos semanas?

Es posible.

¿Y unos huevos escoceses? Te gustan, lo sé.

Porque son escoceses, no ingleses.

Vas a ser un invitado muy difícil. (RÍE)

No os preocupéis por mí. Eh...

mañana buscaré un albergue.

¿Pero qué dices? Tú te quedas aquí con nosotras.

Vale, vale.

Tranquila. Ya veremos.

Te he traído un regalo de cumpleaños.

Oh, qué detalle. Abro una, ¿vale?

Sí. Sí, bébete mi regalo de cumpleaños.

(RÍE) Ya te compraré otro regalo.

¿Dónde está el...? Tranquilo. No hace falta. Tengo...

Estoy cansada.

Para brindar. Un poco. Es muy bueno.

Cariño, es buenísimo. Es muy bueno, este vino.

Sí. Amor, es muy bueno.

Es de "duty free". De “dutifrí”. ¿Lo conoces?

Es una región, un pueblecito del norte de España.

(RÍE A CARCAJADAS)

(CANTA EBRIA A VOZ EN GRITO)

(Canción de Chavela Vargas)

Venga, hombre.

(Risas)

Cariño, cariño. ¿Qué?

(AMBOS RÍEN)

¿Qué estáis bebiendo?

Ven, amor mío. ¿Qué canción estabas cantando?

¿Qué es? Buenas noches, amor mío.

Whisky.

Pero ¿en qué canta? Porque no se entendía nada.

No se entiende. No se entiende.

Es otra lengua. Lengua etílica. No hablo en otra lengua.

Yo debería entenderla. Estoy hablando...

No sé por qué no me entiendes si estoy hablando...

Di “verde”. Di “azul”. ¡Duende!

Di... No... Lo he dicho.

(Inner Circle, "Sweat")

¡Sí! ¡Sí!

¡Sí! Sí...

Me lo temía.

# Standing across the room I saw you smile.

# Said I wanna talk to you for a little while.

# But before I make my move, my emotions start running wild.

# My tongue gets tired and that's no lie.

# I'm looking in your eyes.

# I'm looking in your big brown eyes.

# And I've got this to say to you. # ¡Hey!

# Girl, I wanna make you sweat.

# Sweat till you can't sweat no more.

# And if you cry out,

# I'm gonna push it some more.

# Girl, I want to make you sweat.

# Sweat till you can't sweat no more.

# And if you cry out,

# I'm gonna push it, push it, push it some more. #

¡Por todas partes! ¡Mariposas!

Oh... Voy a por agua.

Tranquila. Estoy aquí, estoy aquí. Ya está.

Este pelo, este pelo tan bonito. Este pelo.

Así.

¿Estás bien? ¿Sí? Agua.

¡Lo has metido todo dentro del cubo! Bien...

Qué asco. Sí.

Toma, el agua.

(HACE GÁRGARAS)

Sí, así. Muy bien.

Sí.

Demasiado tequila.

Ahora huele a tequila.

(LE DA BESOS)

Amor mío, ¿estás bien?

¿Sí?

Embarazada estaría supersexi.

(RÍE A CARCAJADAS) Seguro.

Tendría unas tetas enormes.

Amor mío, me encantan las tetas que tienes.

Tienen el tamaño perfecto. Mira cómo encajan en mi mano.

No, pero ¿sabes qué haría? ¿Qué?

Te dejaría que chuparas la leche.

Claro. (SE RELAME)

¿No? (SE RELAME) Ah...

No lo entiendo. Ah...

¿No eras una pervertida? No lo entiendo.

Ya, y lo soy. Pero, no, a mí las embarazadas

es que no me ponen. Cero. Cero. ¿No? ¿Para ti son sexis?

No lo sé. Nunca me he tirado a una embarazada,

pero... eh... No lo sé. Pero te la tirarías.

Sí, claro, sí. ¡Vaya! ¿A este se lo preguntas?

El hombre que se follaría a cualquier cosa viva con un agujero

aunque fuese u...

Déjame. ¡Déjame! ¡Ah! ¡Ah! (GRITA) ¡Ah!

(RÍE)

No estoy bromeando. Quiero un hijo. Amor, vivimos en un barco.

Ya lo sé. Hay muchos niños que viven en barcos.

¿Sí? ¿Los has visto? No, quédate.

No te vayas. ¿Hablas del tío que tiene

dos hijos, un perro y un loro? Sí.

¿Dónde lo metemos? Ah, mira, en el lavabo.

Dime, ¿dónde lo meterías? Aquí.

Aquí. Pero los niños crecen.

No paran de crecer. No se quedan pequeños como un cerdito.

Van, van creciendo. Sí.

Pues... ¿Qué?

Haríamos que se quedara pequeño.

Crecen, tienen que ir al colegio, estudiar mates...

¿Y un niño bonsái? Crecen.

Creo que tener un hijo es narcisista.

Es como querer mini-mini versiones de tu careto corriendo por ahí.

Es muy narcisista. Es verdad.

¿Es narcisista anteponer les necesidades de otra persona

a las tuyas? Tener un hijo es egoísta.

Hay un cierto narcisismo. Estoy de acuerdo.

Es egoísta a tope, sí. Esto no se aguanta.

Tenemos que, joder...

Tenemos que procrear por el bien de la humanidad.

La humanidad ya va tirando.

No hace falta que tu vagina lo empeore todo.

No. Te lo aseguro.

No. Sí.

Porque los putos fundamentalistas y los homófobos

también tienen hijos. Es verdad.

Ya. Pero ¿por qué lo dices?

Y por eso tenemos que parir personas tolerantes

y maravillosas como nosotras que puedan,

con mi vagina, para poderlo...

Eso es verdad. ...equilibrar.

¿Qué coño? Estáis fatal.

No. Pero ¿por qué te da tanto miedo? Ven. Todo irá bien.

Claro.

Oye, ahora no puedo hablar de esto.

Nunca quieres hablar de esto. No. Tienes razón. No quiero.

No. Pues yo sí quiero hablar. No quiero hablar.

Yo sí quiero hablar de esto.

Quieres que nos peleemos. ¡No, no quiero que nos peleemos!

¿Vale?

Aquí el tema es...

¿Sí? ...si quieres

que lo probemos.

¿Te imaginas que lo hacemos, amor?

Ah... ¿Lo hacemos?

(RÍE IRÓNICA) Me enc... me encantaría verlo.

Sería de puta madre. Ya.

Sí. Amor mío.

Amor mío. Amor mío.

¿Lo harías con él? Nos podría dar sus pececitos.

Es magnífico. ¿Por qué no se me había ocurrido? Nunca. Qué fuerte.

A mí, tampoco. Así... ¿Lo harías? ¿Lo harías?

Sí. ¡Sí! ¡Oh, Dios mío!

(Campanilla)

(Campanilla)

Hola. Este es tu despertar espiritual.

Buen... día.

Buen... Buen...

Ding, ding, ding, ding, ding, ding, ding...

Te has curado de todos tus traumas de vidas pasadas.

Tren con destino a Mordor, salida inmediata.

(RÍE) No, por favor. Para. Para, amor mío.

Encomiendo a Vishnu y a Ganesha y a Shakti y a Shiva...

A la mierda Vishnu, Ganesha. Que te ayuden a superar la resaca...

Que te llenen de felicidad en esta preciosa mañana.

Esta mañana preciosa.

(RÍE A CARCAJADAS) Hostia.

Joder.

¡Para! ¡Parad! ¡Parad, por favor, tíos!

¡Hostia! No, no, no!

¿Dónde está el ibuprofeno?

En el botiquín, amor.

En el sitio donde se guardan todas las medicinas.

En el botiquín, amor. Allí. Ibuprofen-om.

Allí. Vale. Vale, vale, vale.

Vaya mierda, joder. Om...

(CANTURREA) Lesbiana cabreada a bordo.

Todos en alerta roja. (RÍE)

A ver, ¿tienes algún psicópata en la familia?

Sí, mi madre.

Vale.

¿Y también alguna enfermedad, como diabetes?

No. ¿Tener un herpes cuenta? Me salió un herpes “de la polla."

Amor, ¿esto es para mí? Sí, amor mío.

Será “en la polla”.

Sí, ya. Más preguntas.

Eh...

Ah, ¿cáncer?

Ah...

No. Aún no, aún no.

Muy bien.

¿Qué más? A ver, ¿gemelos?

¿Gemelos? ¿Cómo gemelos? Gemelos.

Que si habéis tenido gemelos en la familia.

Ah, sí.

Eh. (CARRASPEA)

Ayer íbamos borrachos, ¿no?

Sí, íbamos borrachos. Yo iba borracha.

Iba borracha.

¿No? (RÍE) ¿Pues qué pasa aquí?

Pues pasa lo que pasa cuando dices que sí a algo.

No sé lo que me digo cuando me emborracho.

Eh, ahora no me jodas con esto.

Que yo... ¡No me digas que la estoy jodiendo!

Pero es que...

Es que es un salto muy bestia de repente.

Joder, tío, fue un sí de borrachera.

Me emborracho,

una resaca de puta madre cuando me despierto

y estáis hablando de cáncer y gemelos.

¿Quién quiere despertarse con cáncer y gemelos? Nadie.

Buen nombre para un pub: “Cáncer y gemelos”.

Es un nombre horrible para un pub.

Fue un sí de borrachera, pero fue un sí.

La gente dice que sí a todo cuando se emborracha,

por eso se arrepienten al día siguiente.

Una vez dejé que un tío me la metiera en la boca.

¿Fue una buena idea? Creo que no.

Vaya. No, no lo fue. En absoluto.

Oye.

Es de locos.

No, pero espera.

¿Quieres hablar?

(JADEA)

Júrame que no habíais hablado de esto antes.

Te lo juro. ¿Nunca?

Nunca. Pues, ¿para qué le sigues el juego?

Me ha parecido un buen juego.

No es un juego. Es para el resto de tu puta vida.

Para una vida juntos, como cuando estábamos en Barcelona.

Sabía que lo teníais planeado, joder.

¡Pero que esto no estaba planeado, imbécil!

¡Que esto no va de ti!

Gilipollas.

Gilipollas.

¿Eva?

¿Eva?

(LLORA)

Eh, eh, eh.

Eh, eh.

Eh, eh.

Vale.

¿Pararás de llorar...

si lo intentamos?

¿Me lo prometes? Basta de llorar.

Ni con las pelis.

¿Me lo prometes? Me dejas muy triste.

Nunca te había visto así, amor mío.

¿En serio?

¿Lo dices en serio? Sí.

Vale. ¿Me dejas llorar? No.

¿Un poco? ¿Llorar de alegría? No, no, por favor. No llores.

Sí. Lo siento. No mires. Para, amor, por favor.

No mires. (LLORA DESCONSOLADA)

¿Quieres un té? No. Sí.

¿Te traigo un té? No, espera.

¿Lo dices en serio?

¿En serio?

Sí.

Sí.

Para de llorar. Amor mío, tengo mocos.

Para, por favor, de llorar. Vale.

Para de llorar, amor.

Ya paro. Ya paro. ¿Sí?

Te lo pido por favor. Sí, ya paro.

(RÍE)

¿Me... me dejas tu móvil, por favor?

Claro. ¿Qué pasa? ¿Quieres pedirle consejo al Chacho?

Vale.

¿Para qué querrá mi móvil?

(Gemidos)

Mierda...

(Golpes en lavabo)

Este nos deja el lavabo hecho polvo. Estará haciendo el pino.

Puta mierda.

(JADEA)

Un poco más. Una gotita más.

Ya está.

Dale un golpecito.

Así.

Es raro.

Ya está.

¿Preparada? Sí.

Preparado.

Bueno, vamos.

¿Adónde vas tú? ¿Adónde vas? Tengo curiosidad.

¿Curiosidad? ¡Sí, hombre! Tú te quedas aquí, tío.

Por favor... ¡Que no, joder!

Solo quiero ver “la cosa” cuando pasa.

¡No me toques los ovarios, joder! Vete ahora mismo, por favor.

Vale, me voy. Vete al supermercado.

Hola.

¿Me ayudas a quitarme las bragas?

Siempre.

¿Preparada? Ajá.

Oh. No. Va bien. Va bien. Va bien.

¿Bien? ¿Sí? Vale. Sí.

Vale.

(GIME)

(RÍE) Me da una cosa...

Sí.

Ya está.

"¿Ya está dentro?". Oh...

¿Kat?

¡Sí, está dentro!

¿Y ahora qué pasa?

Ahora, mamá quiere un orgasmo.

Porque ayuda a que...

Ayuda a que el cérvix absorba el...

el... Eso.

Para que llegue a su destino.

Venga, amor.

Que se joda. Sí, que se joda.

Que se joda.

Que se joda. Vale.

Hazme correr.

Hazme correr, amor.

(Jadeos, gemidos)

(Gemidos)

No hace falta que envíes dinero para el niño.

Pero quiero hacerlo.

¿Cómo pagarás el barco?

Venderé la casa de mis abuelos y montaré...

Montaré algo por aquí.

¿Hay algún problema para que me quede o...?

Oh. ¿Algún problema? Sí.

No. A ver, no serás el padre legal, o sea que no...

Ya, ya. No. Ya, ya, ya, ya.

Bueno, no era parte del plan. Ya, ya.

Eh, ¿sabías que si no mueves el barco durante dos semanas,

se lo llevan? Te dejan sin casa. ¿Lo sabías?

¿Y cómo se enteran? Hay agentes que lo controlan.

Pero, amor, primero te envían una notificación. Te avisan.

Sí. Sí.

Lo que quiero decir es que no será fácil. Es un gran paso.

Eva. Yo no quiero, no quiero... ¿Cómo lo diría?

Molestar. No quiero molestaros.

Lo entiendo. Es...

Es importante para mí

que estés de acuerdo con... con lo que he decidido.

Claro.

¿Qué me parece que compres un barco?

No te pases, amor.

Sí, me parece bien.

Vale.

Amor, el cabo. Ah, sí.

¿Subo por el otro lado?

¡Venga, esmirriao'!

¡Tira! ¡Que tú puedes! Si lo puede hacer ella,

lo puedes hacer tú. Pero puede ella.

Es que es muy fuerte y muy sexi.

Mírala. Tienes que ayudarlo. No sabe.

Suavemente, como si fuera una mujer.

¿Quieres hacer el otro? Muchísimas gracias.

Escuchad, tendríamos que hacer...

como una ceremonia de iniciación.

Propongo que hoy vacíes tú la mierda.

Tía, siempre te escaqueas, amor mío.

Tú calla. ¿Y cómo se hace?

Yo te enseño.

Esto te va a encantar. (RÍE)

¡Cómo pesa la mierda, tío! ¿Todo esto es mierda?

¡Tatán!

Va. Mira. A ver.

Haces así.

Sí.

Abres esto. Abres esto. Sí.

Vale.

Ahí.

¡Oh! ¡Qué aroma, la mierda de Eva!

¡Qué bueno! ¡Me encanta, amor mío! ¡Huele a flores!

Mmmm. Huele a lavanda y pachulí.

Y tiene una nota de quínoa.

Nuestra patata es vuestra patata. ¿Quiere una?

Eh, no, gracias. ¿No?

Nuestra patata es vuestra patata.

Ah, qué bien. Sí, para usted.

¿Gratis? Sí.

Gracias. De nada. Toda tuya.

Que tengan un buen día.

Creo que te conozco.

¡Qué truco más viejo! Ya.

La gracia de los trucos es que aunque sean trucos, funcionan.

Estás muy seguro de ti mismo. Bueno.

Creo en la magia, ¿sabes?

Ya. Pues buena suerte.

¡Joder! ¿Te has hecho daño?

(CHICO) ¿Estás bien? ¿Te ayudo?

Estoy bien. Estoy bien.

Muy gracioso. ¿Sí?

Hueles a coño. Es que no había jabón.

Guau. Felicidades, preciosa.

Gracias. Te presento a mi madre, Germaine. Este es Roger.

Ah, oh, vaya. Hola.

Oh, eres preciosa. Oh.

Sí. Eres como una versión en mayor de Eva.

Pero guapa. Quiero decir,

las dos sois muy guapas. La madre y la hija.

Preciosas.

Muy bien. A cenar. Tío, te dije a las 19:00.

Ya estoy cenando, o sea que tranqui.

Qué hambre tengo. ¿Te pongo vino?

¡No! ¡Oh!

¡No, en la vela, no! Necesito gafas.

Salud. Ah, no... Eh, ¿dónde...?

Qué gracioso. Feliz cumpleaños, hija.

Salud. Pachamama.

¡Oh!

Salud. Salud.

Y... y... y por el nuevo miembro de nuestra familia.

Sí.

Por un hombre joven y guapo.

Bueno... Y español.

Aún no sabemos si será chico. A mí me gustaría una chica.

¡Ay!

Ah, vale.

Vale, lo siento.

Lo siento, creía que sabía la noticia.

¿Te gustan las chicas? Me gustan las chicas.

Pero, perdón. No tendría que haberlo dicho.

¿La noticia? ¿Qué... qué noticia? Sí, claro, claro. Díselo, díselo.

Una buena noticia.

Mamá,

vamos a...

tener un hijo.

Digamos que lo estamos intentando.

¡Bien! (RÍE)

Madre mía. Madre mía. Ponme más vino, tío.

No paras de beber.

Oh, nena. Oh, oh, mamá.

Oh, nena. Kat. Oh, qué alegría. Sí.

Oh.

¿Y quién, quién lo va a tener?

Yo. Ah.

Mi pequeña...

Tú, no. Tú, también. A las dos. A las dos.

A mí me gusta mi vagina. Perdón. Tengo semen para las dos.

Y felicítalo también a él. Porque será el padre, es el...

donante. ¿Donante?

Ajá. Sí, nos está ayudando. Sí. ¿De qué? ¿De semen?

Ajá. Ajá.

¿Qué? Soy un semental.

(KAT Y EVA RÍEN) Sí. Soy el... Sí. Sí.

¿Tú serás el padre? Sí.

Espero. Bueno, Roger no vivirá con nosotros.

No, estoy aquí para poner mis pececitos.

Para poner tus... ¿qué?

Mi... mi semen. ¡Ah! Sí, claro, sí.

Sí. Nosotras criaremos al niño.

Ajá. Tenemos...

un contrato.

¿Un contrato? Sí, así todo es legal.

Todo está claro. ¿Me entiendes?

¿Qué es lo que está claro?

Eh, el tipo de...

Mejor explícaselo tú. Es, sí, es un...

Dice que nosotras tendremos la custodia del niño

y que él tendrá derecho a verlo y todo eso.

Ya. Pero me gustaría saber cómo te sientes

dando vida a un hijo que no criarás tú.

Espera, mamá, no se trata de... No, calla.

Es una buena pregunta.

Bueno, eh...

Me alegro de poder ayudarlas y...

me alegro de hacerlo.

Sí, pero ¿cómo te sientes?

Sí. Me quedaré aquí por el niño.

Y formaré parte de su vida. Me adaptaré.

¿Y nuestros sentimientos?

¿Y no sería más fácil buscar un donante anónimo?

Para el niño, no. Os puedo pagar la clínica.

Ni hablar. Sí. Os la pago yo. No hay...

De verdad, no hace falta.

No, no. Págame a mí. No, que no.

De acuerdo. No os diré lo que tenéis que hacer.

Lo has dicho. Estoy preocupada.

No... Vosotras no tenéis un trabajo estable.

Ah, Kat tiene dos trabajos.

Cada vez más barcos por restaurar. Yo trabajo y...

No me malinterpretéis. Creo que tener hijos es maravilloso,

que todo el mundo debería tenerlos. Y me encantará ser abuela.

Pero es que todo esto es tan complicado.

Ya os he explicado alguna vez que vivíamos en comunas,

en los años 70. Guau.

Y os aseguro que no era todo llevar flores en el pelo y...

Quien más quien menos,

todos tenían piojos púbicos.

Ladillas. ¿Sabéis qué son? Ladillas. Todo el mundo tenía.

Era tan asqueroso...

Iban saltando de unos genitales a los otros.

Y todos se rascaban y tenían todo de costras...

Era horrible. Pero lo que decía, lo que quería decir es...

que lo intentamos. Intentamos cambiar las cosas.

Nos esforzamos tanto...

Pero ¿sabéis? Al final, la vida es como es por una razón.

Y las familias son como son por una razón.

Con una persona es complicado. Con dos, también.

Pero ¿con tres personas? Os dirigís al desastre.

Sois una generación de hipócritas de mierda.

Siempre lo mismo, recordando cómo era intentar hacer cosas,

intentar cambiar las cosas. Pero, en realidad,

os disteis cuenta de que no podíais cambiar nada

y acabasteis siendo unos putos directores de museo

o militando en algún partido reformista

y, claro, os encanta explicar cómo era París en el 68,

Pero me cago en la puta, ¿sabes cuál es la verdad?

Os gustaba ser rebeldes,

pero siempre supisteis que al final os conformaríais.

Total, ahora, dos mujeres pueden formar una familia,

pero siempre, siempre que nos reproduzcamos

exactamente como han hecho siempre los heteros.

Eso es lo que has dicho, ¿no?

¿No? Formad una buena familia que gane pasta

porque lo más importante es la puta pasta en una familia.

Para que este absurdo sistema genere mucha más pasta.

Mira ¿sabes qué? A la mierda, Germaine.

Lo siento, amor. Te quiero. Te quiero mucho.

Eres una mujer increíble. Eres como una madre para mí.

Y ojalá hubiera tenido una madre así.

Pero francamente, esto es pura hipocresía.

Kat,

te quiero.

Kat, te quiero.

Kat.

Amor mío. Te quiero, mamá.

Pachamama.

No, no, no. No lo tires. Bueno.

Ya lo limpiaremos. Da igual. Pachamama.

¿Pachamama? Sí. Por la Tierra. Todos.

Te quiero. Kat, Pachamama.

¿Traes barniz? Es mi habitación.

Y las figuras.

Ajá.

Ajá.

Ajá.

Ajá.

¡Eh!

¡Sí! ¡Ya lo tenéis! ¡Sí!

Lo habéis conseguido.

Una cosa, y esto es importante: no la puedes soltar.

No, ya. No la sueltes.

Se me escapa de las manos. Se me resbala.

Ahora no te suelto.

No me sueltes. -No.

¿Lo intentamos? Otra vez.

Sí. ¿Qué paso? -Básico. ¿No?

Básico. -Sí. Ya.

Eh, continuad ensayando.

Yo voy a... Vuelvo enseguida, ¿de acuerdo?

Gracias. (MUJER) De nada.

¡Fuera! ¡No, no, no!

¡Fuera! (RÍE)

Tengo que hacer la cama para mi amante de los martes.

Tienes que irte.

Oh... ¡Vaya!

Alguien se ha despertado.

La tienes dura. Sí, lo siento.

Mientras te estaba ahogando. Puto pervertido.

Y te gusta.

No. No me va el rollo S&M, gracias.

¿M&M?

Oye, ¿sabes qué? Tu coño sabe a chocolate.

¿Que mi coño sabe a chocolate? Ajá.

Un poco, sí. Ah, déjame pensar.

¿De dónde habrás sacado esa idea?

¿Qué? De tu coño.

¿De mi coño? Sí.

O sea, que sepa a chocolate, ¿no será porque soy un poco negra?

¡No! ¡Sí!

¡No! ¡Eres un racista de mierda!

¡Como el cabrón de Hitler! Tengo un Hitler en la cama.

No. Será mejor que te largues.

Ha sido un malentendido. Fuera, venga.

Has perdido todos los privilegios. Fuera, fuera.

No, no, no. No compartiré cama con un niño.

Vaya pervertida.

¿Yo, pervertida? Sí.

Suéltame, koala. ¡Suéltame! ¡Ah!

Escucha, ¿qué prefieres? ¿Tirarte pedos?

Pedos, tirarte pedos, ¿no? Todo el día.

Pero no hueles la peste. Los demás, sí. Pero tú, no. ¿Vale?

O, eh, no tirarte pedos, pero oler a pedo todo el puto día.

¡Qué fácil! ¿Sí?

Claro. Creo que sí.

Creo que tú escogerías oler a mierda todo el día.

¡Ay! (RÍE) ¡Oh! ¿Estás bien?

Sí. Pobre.

Estoy bien. Oh. (RÍE)

Cuidado, cuidado. Ya voy con cuidado. ¡Hola!

Hola. Eh... ¿Qué tal?

¿Os acordáis? Jinx. Hola.

Nos conocimos el otro día. ¿Qué?

¿Qué?

Mierda.

Mierda, lo olvidé. Perdón. Eh...

Ya voy. Voy ahora mismo.

Yo... Joder. Disculpad.

¿Quieres que me vaya? Si...

(Puerta abriéndose)

¿Quieres ayudarle? Ayudar ¿a qué?

¿No te lo ha dicho?

No.

¿Qué pasa? Queremos quedarnos embarazadas.

Con...

¡Qué fuerte!

(JADEA, GIME)

(JADEA, GIME)

El tío, cómo se corre. Qué fuerte.

Nos hemos acostumbrado.

(RESPIRA AGITADO, JADEA)

Ah...

(Puerta abriéndose)

Lo siento.

Eh. Yo... no sabía que lo tenía reservado.

Eh, me podrías haber avisado.

Sí.

Aún quedan dos días del ciclo. Lo siento, no, no...

Sí, no te disculpes.

Lo siento. Déjalo. Me siento estúpida.

Yo me voy.

¿Nos vemos luego?

Ah, bueno, tendrías que reservar el material para este proyecto

que tenéis entre manos. Sí, pero ¿y si vamos a...

cenar o a comer, un helado o...? No me gustan los helados.

Pues ¿chocolate? (RÍE)

¿Te ha molestado todo esto?

No.

No, es guay.

Disfruta.

Buena suerte. Adiós.

Adiós.

(Molly Drake, "Happiness")

# Happiness is like a bird with twenty wings,

# try to catch him as he flies.

# Happiness is like a bird that only sings

# when his head is in the skies.

# You can try to make him walk beside you,

# you can say the door is open wide

# if you grab at him,

# woe betide you... #

(Ruido del motor)

(Tren pasando)

(NIÑO) Mamá, has tardado mucho. (MADRE) Venga, vámonos a casa.

Toma. Gracias, guapa.

De nada. Los piropos para la señora, ¿eh?

Ella no me trata tan bien como tú. Me pregunto por qué.

Me gustan las mujeres fuertes. ¿No tenéis casa o qué?

Eh... No. -No. La verdad.

Eh.

¿Hoy no tenías que marcharte temprano?

No, tranquilo. Déjalo, ya lo hago yo, si quieres.

No. Sandra está mirando la tele.

Uno de sus programas favoritos. Ve con ella.

No es que me apetezca mucho. Hasta mañana.

Buenas noches. Buenas noches.

¡Eh!

(GRITA) ¡Eh!

Santa Claus, venga, despierta y lárgate.

Que los renos están cansados de esperarte. ¡Venga, ábrete!

Ah...

Ah...

(HOMBRE) ¿Eva Carrington? Sí.

Por fin. Acompáñeme, por favor.

Vamos.

No. Solo dos personas, por favor.

Vengan conmigo.

(DOCTORA) Esto está un poco frío.

Oh.

Lo siento. Tranquila. Ya está.

¿Es la eco de las ocho semanas? Nueve semanas.

De acuerdo. Creemos.

Enseguida le veremos.

A veces, cuando es tan reciente

hay que hacer una eco vaginal para verlo con detalle.

Mira.

Aquí está.

Parece una judía.

¿Le quieres oír el corazón?

De acuerdo.

(Latido muy rápido)

(Latido muy rápido)

(Latido muy rápido)

(Latido muy rápido)

¿Eso es la cara?

Tiene cara. (RÍE)

Tiene cara.

(Latido muy rápido)

Hola.

(Latido muy rápido)

¿Qué? ¿Qué?

A ver.

(NIÑO) Le va a explotar.

(Griterío de niños)

María, Eric, ¿jugamos al escondite? -¡Vienen los piratas!

-¡Soy un pirata! -¡Corre, corre!

(Griterío y risas)

Oh, Hala. Eh, ¿dónde estabas?

Que Dios os bendiga. Gracias.

Sálveme, hermana. Todos bien bendecidos.

Por favor. He pecado.

Oh, pecador, pecador, pecador. Perdonado.

¿Dónde está Farid? ¿Está por aquí?

-Hola. "C’est moi".

Genial.

Creí que había concurso de monjas.

Voy de musulmana. Mua.

Vaya, una musulmana que bebe vino. Muy bien.

Ah. ¿Esto es la antena del wifi?

Ja, ja. Soy un unicornio. ¡Ah!

Imbécil. ¿Me lo llenas, cariño?

Sí. A ver...

¿Y la protagonista?

¿Ves al monstruo? ¿La del disfraz de dinosaurio?

Allí. Ven. No puede ser.

Sí.

(A LA VEZ)

Ya me lo había dicho Eva. Amor mío.

¿Sí? ¿Vienes conmigo?

Eh, voy a mear. Vuelvo enseguida.

Después del pastel cogemos y nos vamos.

No quiero quedarme. ¿Vale? -Que sí. Vale. Tranquilo.

¿Me pones más, por favor?

Sí. A ver. Así.

Mucho mejor.

¿No ibas a mear?

¿Sabes? Es como que me necesita para todo.

(RÍE) ¿Me lo dices o me lo cuentas?

Martin ni siquiera se cepilla los dientes sin mí.

No te pases, joder, estoy aquí detrás.

Ya sé dónde estás. -No te pases.

-No te lo tomes así.

Oh, un juego de construcción.

(Griterío)

¿Te ayudo a construir algo?

¿Quieres ir con los otros niños?

Ve.

No te preocupes, guapa.

A esta edad no tienen manías. Son absolutamente claros.

Es bonito, ¿eh? Es un buen regalo.

Eh, lo llevaré dentro, ¿eh?

¡Eva!

Ven, ven.

¡Niños! Venid. Venid conmigo.

A ver, a ver.

Somos animales de la selva, ¿de acuerdo?

Ah, ¿quién es el mono?

¿Quién es el mono? ¡Yo!

¿Tú? A ver, haz el mono. ¡Uh, uh, uh!

Cómete un plátano.

Como un mono, ¿eh?

Uh, uh, uh, uh.

¡Increíble! Y raro. Y ahora... (NIÑA) ¡Yo! ¡Una rana!

¡Una rana! ¡Me encantan las ranas! Venga, hazlo.

Croac, croac, croac.

Eva hará el león, me sustituye a mí.

A ver cómo haces el león.

(NIÑO) No parece un león. (RONCA)

(NIÑA) Parece un cerdito.

Animales, ¿parece un león?

(NIÑOS) No, no. Qué va. No.

Hazlo tú. Hazlo tú.

(RUGE A PLENO PULMÓN) ¡Qué miedo!

(JADEA)

Mira. Este es más barato. Mira. Ya, 800 libras.

Sí, pero es más barato. Muy bien.

Y mira, se transforma. Es modular.

Sigues utilizándolo a medida que el niño crece.

¿Y acaba transformándose en un Prius?

Sí, es caro, sí.

Hola, ¿puedo ayudarlos en algo? Hola.

Hola. No.

Solo estamos mirando. Sí.

Sí. Están mirando.

Sí, mirando. Puede que nos guste más algo estilo vintage.

¿Vintage? Ajá.

Ya. ¿Es la primera vez que vienen? Ajá.

Ya. Sí. Sé que es un poco agobiante para las parejas

la primera vez que ven unos precios tan caros, pero...

No, pero... Para eso estamos aquí.

Nosotros... Para hacerlo un poco más fácil.

No somos... No hay más secreto

que planificar y querer lo mejor para su hijo.

(EVA Y ROGER) Ajá. -¿Su esposa lo habrá planificado?

Oh, mi marido

es el planificador de la familia.

Fantástico. Es el secretario del Ministerio

de Infraestructuras de España.

Sí.

Soy un planificador extraordinario.

No se me escapa nada.

Perfecto. Bien, yo les aconsejaría empezar

por un modelo un poco más pequeño. Genial.

Tenemos todo lo que necesitan.

Y... para... para cambiarle... para cambiarle el pañal...

¿Sí? Eh...

le podemos hacer como...

como una... mesa, pero colgarla fija en la pared

y como una barra, que se mueva. ¿Como una mesa plegable?

Exacto. Y así tendréis más espacio. Es cierto.

Sí, y... Buena idea.

Y aquí... ¿No? Pero esto...

O lo podemos poner aquí encima. Eso no lo necesitamos.

Lo ponemos aquí. No, yo... No.

Sí, quitamos toda esta mierda.

Vale. Y... ¡Oh!

Podemos vender todo esto.

Sí. Lo venderemos

y ganaremos algo. Exacto, sí.

Nueva vida. Espacio.

El piano. Podemos quitar el piano.

Fuera. No lo necesitamos. No.

Lo necesitáis porque tenéis...

tenéis que enseñar a... al niño a tocar el piano, que toque.

No... Sí, bueno, cuando sea... Sí, claro, por favor.

Espero que entonces ya vivamos en un...

Toca.

Vale, sí, sí, sí, sí, sí. Toca.

Dicen que es bueno para... para el niño.

A ver.

¿Sí?

No sé...

Tocaré la canción que más me gusta del mundo.

Guau. Bien.

¿Sí? Sí.

(Piano, "Oh, Susannah")

No está mal.

# No llores más por mí...

# Con mi banjo para ti. #

Muy bien. Sí.

Ahora toca tú. No.

Sí, toca y yo te sigo. No. No sé tocar. No sé.

Podemos tocar... eh...

Toca y yo te acompaño. Lo pillo.

Melodía intuitiva. Tú conmigo.

De acuerdo. A cuatro manos.

Cuatro manos, dos cabezas... Sí. Vale.

Cuatro pies. (RÍE)

Y una copa.

Vale. Venga.

(Nota de piano)

(Acorde de piano)

(Acordes de piano a cuatro manos)

(Acordes de piano)

(Notas de piano)

(Música de piano)

(Se detiene la música)

(Acordes de piano)

Creo que deberías irte.

¿Adónde?

A tu casa, a Barcelona.

No.

No.

Pero... ¿por qué?

Eh...

Roger, hoy ha sido perfecto. Sí.

Ha sido maravilloso. Sí, y divertido.

Muy divertido. Es exactamente lo que quiero.

¿Entonces...? Lo quiero con Kat.

Pero ella no lo quiere.

Lo siento, pero...

ella no lo quiere.

Ya, pero si tú estás aquí, no tiene que esforzarse.

(Nota grave de piano)

No es justo. No, ya lo sé, pero...

Es complicado, ¿sabes? No.

Es muy... Es... No lo es.

No es complicado. Sí que lo es.

Es una batalla, es una larga batalla que dura desde hace años.

Y me falta tan poco, tan poco, Roger. Casi casi estoy allí.

Ya. Tengo la sensación

de que Kat podría... Ajá.

...evolucionar. Sí, sí. Claro, claro.

Pero si estás aquí... Claro.

...no necesita ser responsable. Está claro.

Me necesitabas por las pajas,

y ahora: "Estoy embarazada. Tú vete, por favor".

Ya no pinto nada. Es así, ¿no? No.

No es eso lo que digo. Sí.

Es así. No.

No, no es eso lo que digo, de verdad.

Mira. Yo... Yo... Yo quiero tener a este niño.

Es... Es mi hijo también, y, joder, quiero tenerlo.

No, pero tú no eres el padre.

No se trataba de que lo fueras.

Ya.

Me necesitabas para convencer a Kat, ¿no?, y ahora está aquí.

Perdona.

(SUSURRA) ¿Estás despierta?

No, estoy durmiendo.

Tenía mucho trabajo.

¿Has visto el mensaje? Ajá.

Ian no se encontraba bien.

El muy capullo...

Me alegro mucho de que te preocupes tanto

por los sentimientos y la salud de tu jefe.

¿A qué viene esto?

¿Dónde has estado?

Por ahí.

Podrías haber avisado, ¿no?

¿Qué te pasa?

Que me voy Barcelona.

¿Cómo que te vas a Barcelona?

Pero... ¿por qué?

O sea, ¿que te vas a ir y me dejas con el marrón?

¿El marrón o el niño?

¿El marrón o el niño?

¿O le pondrás de nombre Marrón?

Vas a ser madre, ¿entiendes? Y eso lo vas a...

¿Lo entiendes eso o no?

Serás madre.

¿Me estás escuchando? ¿Lo entiendes o no?

No lo entiendes.

No te lo mereces, no te mereces ser madre, ¿lo sabes?

Mírame a la cara, te estoy hablando.

¡Que me mires a la puta cara!

¡Que me mires a la puta cara y dejes la madera esta de mierda, joder!

¿Qué haces? ¡Eh! Pero ¿qué haces?

¡Llevo todo el puto día trabajando! ¡Que pares!

¡Al agua a buscarlo! ¡Para!

Te tiras. ¡Hostia! ¡Suéltame!

(Pasos acercándose)

(JADEA) Oh, amor.

Amor. Amor, amor.

Oh.

¿Estás bien?

¿Estás bien?

(JADEA)

¿Cómo ha sido?

He tenido pérdidas.

Lo siento.

Siento no haber estado aquí.

Oh.

¿Cuándo podrás salir? Te llevaré a casa.

Quiero llevarte a... Faltan resultados

para saber si tengo bien el útero y podré irme.

¿Te han dicho si todo está bien? ¿Te han dicho algo?

¿Por qué no lo preguntas tú?

De acuerdo.

¿Necesitas algo más? ¿Un té?

¿No? Vale.

¿Puedo quedarme aquí contigo?

Venga, amor, entra. Hace frío.

(Puerta abriéndose)

(VOZ AGUDA) Hola, me llamo Harry.

Soy el hijo egoísta.

Eh... No te sientas responsable.

No es culpa tuya, ¿oyes? No es culpa tuya.

Es... culpa suya.

¿Cómo? (VOZ AGUDA) Es culpa tuya.

¿Mía? (VOZ AGUDA) ¡Sí!

Puto capullo de mierda, puto capullo integral, ¡sí!

(GRUÑE) ¿Tú le has visto?

Es horrible.

¿Te imaginas si fuera... niña?

¡Pobre niña! Con sus cejas peludas.

¡Oh! No, gracias.

No quiero tener este padre ridículo.

O tío.

O lo que sea.

Más vale no haber nacido.

La verdad,

quiero fundar...

la Asociación Internacional de Bebés Nonatos. ¡Bebés!

Tiene un punto gracioso.

¿Quieres un whisky?

¿Te traigo algo?

¿Te preparo un té o...?

No sé qué hacer.

Por favor, di algo, lo que sea, por favor.

¿Amor mío?

Yo... Queremos ayudarte.

Dinos lo que sea que quieras. ¿Qué quieres, amor?

Quiero que estés triste.

Estoy triste.

Estoy bebiendo whisky a mediodía. Estoy triste.

Siento que te haya pasado esto, amor, lo siento mucho.

Ahí está, no me ha pasado a mí...

sino a nosotras.

No quería decir eso.

Por favor, no lo tergiverses. No quería decirlo así. Quería...

Podemos intentarlo otra vez.

Pobre Roger.

Eh, eh, eh, no seas así, por favor. Quiero ayudarte, o sea que...

Cualquier cosa que necesites,

tú... me lo dices, y yo voy y lo hago, ¿vale?

¿Qué quieres?

Dime. ¿Qué, amor?

¿Qué necesitas?

Eh.

¿Qué? Necesito cortar contigo.

¿Qué?

¿Con qué coño me sales? ¿Qué dices? No podemos separarnos.

La has cagado.

No, no. Pero... Pero... ¿qué dices?

Joder, es nuestra vida, y estas cosas pasan, pero...

Te ayudaré. Queremos cosas distintas,

y tú no lo entiendes.

Tú no lo entiendes. Sí, sí.

Y lo siento mucho.

Podemos solucionarlo, lo que sea, de verdad. Eh.

Tú dime lo qué tengo que hacer.

Dime lo que tengo que hacer, y yo lo haré.

Y lo haré. Estoy...

harta de decírtelo.

Pero ¿qué dices? ¿Te irás de casa?

Nunca me había sentido tan sola como en los últimos meses.

Siento mucho que te hayas sentido tan sola.

Te ayudaré. Lo arreglaré. Arreglaré lo que haga falta, y...

Déjame ir.

Espera, amor. ¿Adónde vas? Pero ¿qué pasa?

No dejaré que te vayas.

No te irás. ¿Me oyes?

¿Me oyes?

Es una locura. Es... una locura.

Estás hecha polvo y... Debes dejarme ir.

Estás muy sensible... Debes dejarme ir.

No piensas con claridad.

¡Cállate! ¡Déjame, joder!

Vale. No quería decir eso.

Perdona, perdona. Perdona.

Amor mío...

Quiero pedirte que seas sincera contigo misma.

Sí, de acuerdo.

Tremendamente sincera. Sí.

Y que me digas si en el fondo...

no querías que pasara lo que ha pasado.

No hay nada más que decir. No te vayas, amor, por favor.

Amor, no te vayas, por favor.

Amor mío.

(Llaman a la puerta)

(Puerta abriéndose)

¿Todo bien, preciosa?

Sí. Se me hace raro...

volver a mi habitación con todas mis cosas.

He pensado que podría pintarla.

¿Pintarla? Sí.

Toda la casa necesita una mano de pintura.

¿Cuánto hace que no pintas?

He visto un montón de cosas que hay que arreglar.

Hay pomos que están a punto de caerse y...

el jardín está...

Yo podría...

¿Tú?

Escogeremos los colores juntas.

Perdona.

Y por las tardes, podemos... no sé,

ir a exposiciones de arte o al teatro.

Hace siglos que no voy al teatro.

Hija mía.

Puedes quedarte todo el tiempo que quieras,

pero no te puedes quedar a vivir. No me quedo a vivir.

Claro que no te quedas.

Es lo que he dicho,

y por eso... te ayudaré a volver a meter los libros en las cajas,

donde tienen que estar.

Y la habitación, libre de libros.

"Libre de libros". Eso suena muy mal. (RÍE)

Ahí. O sea...

que me estás echando.

No, no te estoy echando. Pero creo que es un poco deprimente

que una chica de tu edad viva en casa de su madre.

Deprimente para ti.

Bueno, sí, las cosas no han salido como esperaba.

No, las cosas no han salido como yo esperaba.

No esperaba tenerte aquí. (RÍE)

El problema inherente a las expectativas.

Tú me lo enseñaste. ¿Te acuerdas?

# Yo tengo unos ojos negros.

# ¿Quién me los quiere comprar?

# Los vendo por hechiceros,

# porque me han pagado mal.

# Ojos negros, traicioneros,

# ¿por qué me miráis así?

# Tan alegres para otros

# y tan tristes para mí.

# Más te quisiera,

# más te amo yo,

# que todas las noches las paso

# suspirando por tu amor.

# Más te quisiera,

# más te amo yo,

# que todas las noches las paso... #

¿Qué te pasa? # ...suspirando por tu amor. #

Es que... echo de menos a Chorizo.

(RÍE)

No te rías, tío.

¿A Chorizo echas de menos?

Sí. ¿Sí?

Es que cuando compramos el piano nuevo...

¿Sí? To...

Es que tocaba conmigo, tío.

Se levantaba y...

Ya. ...y salía por la ventana.

Pero no llores. ¿Era un gato pianista?

¿Sí? Pensaba que era retrasado. Era muy...

Sí, pero por eso le quería, tío.

(BURLÓN) "Porque era como yo, tío". ¡Chorizo!

A ver. Tocaba tan bien... Así.

Se subía conmigo.

# Yo tenía un gatito

# que no sabía nadar.

# Pero como era retrasado,

# se tiraba en el canal.

# Ay...

# mi Chorizo.

# Chorizo subnormal.

# Que todas las noches meaba...

# detrás del sofá.

# Ay, mi Chorizo. #

Va, ya está. Basta.

# Chorizo subnormal. # Ya está.

Ya está, ya está. Ya está, ya está. Ya está.

Ya está, ya está. Ya está. Ya está, ya está.

Ya está, basta.

Ahora vamos salir de casa,

o nos moriremos de asco. No quiero.

Escúchame. No.

Y nos vamos... Escúchame.

Vamos a una discoteca de salsa. No, ¿de salsa? Salsa, no, tío.

Ay, no, no. Salsa, no. Salsa, no.

Sin salsa. No te rías.

Perdóname.

A Chorizo le gustaba mucho la salsa. Es verdad. Perdona.

Se me va la olla. Ya está. Salgamos. Le gustaba toda la música.

Toda la música. Pero escúchame, nos vamos.

Salimos de aquí y nos vamos a ligar.

Que llevas siglos sin salir del barco, ¿eh?

Quieres decir "follar". Sí, exacto, follar.

¿Quieres que te robe a todas las chicas otra vez?

Huy, menos, menos, que te falta práctica.

Venga. ¿Sí?

Ponte bien masculina y nos vamos.

¿En el sofá? (CHICA) No lo tengo claro.

(CHICA) Yo sí. Es muy gracioso.

-No lo sé... -Decídete.

Yo la morena y tú con la simpática. No.

Sí. -Esperemos a ver cómo va.

Perdona, a mí sí que me quieres excluir.

Es que no... no quiero.

Oh. ¿Vivís aquí? -Qué fuerte.

¿Qué pasa, sois muy pobres o qué?

(ROGER Y KAT) (RÍEN) -¡Increíble!

Vamos, ¿no?

Para ti.

¿Güisqui para las señoritas? (AMBAS) ¡Sí!

-Perfecto.

Oh, gracias. Oh, de nada.

Oh.

Por favor.

No necesita tanto sitio. Tiene el culo pequeño.

¿Lo tiene pequeño? Diminuto.

No, no es tan diminuto. Pero pequeño, ¿cómo?

Es... plano. No lo sé. No existe.

Venga. Levanta. Quiero verlo.

Enséñalo. No.

Venga. -Quiero verte el culo.

Enséñaselo. Vale.

A ver si es verdad. Vale.

¿Lo veis? Diminuto. No existe.

No se aprecia con vaqueros. No hay nada.

Que se los quite.

-Oh, es como una pequeña extensión de la espalda. (RÍE)

-Está bien. -Capitán Culo Plano.

Yo sí tengo un buen culo.

Creo que el culo de los hombres es ridículo.

¿Por qué? Porque no tiene lógica

en un físico masculino, ¿sabes? No sé...

En las mujeres, el culo tiene lógica.

Somos todo curvas, es una más, pero...

No se me había ocurrido nunca. ...los hombres...

son completamente planos, y... ¡plup!

Qué teoría más absurda. Sí. Es como un grano gigante.

No me lo había planteado nunca, pero tienes razón.

(CHICAS) (RÍEN)

(RUBIA) Tú tienes un buen culo. Gracias.

Y no me da miedo decirlo. Gracias. (RÍE)

Gracias. No hay de qué.

Qué risa... Tú también tienes un culo precioso.

¿Estás bien? Sí.

No eres el primero que me lo dice. ¡Sí!

Todos tenemos buenos...

Guau. ...culos, sí.

Sí. Hola.

¿Cómo te llamabas? Christine.

Sí, ya lo sé, ya lo sé. ¿Y tú...?

Preguntaba el apellido, perdona. Ven.

Ah. Christine Smith. ¿Smith?

Sí. Chris...

Oh. Suzy...

No, eh... Quédate aquí.

Sí, relájate. Vale.

Vale. ¿Te gusta?

Sí, me gusta. ¿Te gusta el cuello?

Me gusta. ¿Es de verdad? ¡No, por favor!

No. No, soy una gran amante

de los animales. Yo también.

¿Sí? Me encantan los animales.

¿En serio? ¿Eres vegetariano? ¿Vegano?

Por supuesto. ¿Sí?

Tengo que ir al lavabo.

Me siento... Yo también.

Eres... una secretaria muy sexi.

Tienes una cara preciosa para pintar...

para pintarla. Ah, ¿sí? Gracias.

Sí. ¿También eres artista o...?

No. Soy, soy... soy...

dibujante profesional.

¿De verdad? Y bombero.

Guau. Sí.

¿O sea, que rescatas a personas

de edificios en llamas? Sí.

Y dibujo a la gente que rescato, ¿sabes?

¿Cómo? ¿Dibujas a los que...? ¡Qué fuerte!

¿Dibujas a personas quemadas?

No, no, no, no.

Salgo enseguida. Vale. Muy bien.

Puedes ir a ver el resto del barco.

Guau.

Hola. Hola.

Ven. Eh...

Eres preciosa.

En el lavabo...

Eh...

¿Has...?

Ah. Solo quería mear, pero me han venido ganas.

Ya lo sé. Eh... Es que... ¿Qué?

Pues, nada, nada. Eh... ¿Olía mal?

No, no. Eh...

Es que...

Es algo muy íntimo y... Ah.

Estamos a punto de follar,

¿y sales... con que cagar en tu lavabo es muy íntimo?

Ven. Ven aquí. Lo siento, es que...

no estoy acostumbrada.

(Música suave)

¿Qué haces, aquí?

Hola.

¿Cómo sabes dónde vivo?

Ah. Creía que estarías con tu madre.

Y...

¿Por qué no contestas a mis mensajes?

Eh...

Te pedí que me dieras tiempo.

Han... pasado seis meses.

Te dije que te llamaría cuando pudiera.

De acuerdo.

Ya me voy.

No, ya que estás aquí...

sube.

¿Quieres beber algo?

No, no. No hace falta. Gracias.

(Grifo abierto)

(Grifo cerrado)

Está muy bien.

¿Cuándo te instalaste?

Hace unas semanas.

¿Qué quieres?

Ah... Pues Roger se va.

A Barcelona. Vaya.

Sí, y tiene muchas ganas de verte antes de irse.

Ah.

Ya.

No me imaginaba que lo echaría tanto de menos.

Podrías ir... al barco mañana.

Mira, estamos... estamos aquí mismo, en Homerton,

el sitio de antes, y podríamos ir al mercado de Chatsworth...

Eh... Creo que... le llamaré.

Para tomar un café antes de que se vaya.

Eh.

¿Lo notas?

¿El qué?

No se mueve.

Es sólido.

Es un piso con cimientos sólidos.

Estamos en... ¿Cómo se dice? ¿Cómo era?

En tierra seca.

Tierra...

Tierra firme. (RÍE)

Tierra firme. Tierra firme.

Sí.

No te gustaba vivir en un barco, ¿verdad?

Sí.

Sí.

No... No para siempre, pero...

Ya es tarde. He cambiado de opinión.

He pensado mucho.

He pensado mucho y necesito explicártelo todo.

Me he equivocado muchas veces... Es que...

...y quería explicarte que es porque...

¿Sabes? No había querido ser madre.

No tenía este deseo, el deseo de ser madre,

y, claro, entonces, ¿qué significa ser madre exactamente?

¿Sabes? Es que no lo sé.

Yo no quería dejar de ser la mujer que quería ser, solo por ser madre.

Pero ahora, no sé, es como...

No lo sé, es que...

Me encantaba vivir contigo, y me...

Por eso no quería tener un hijo. Es por eso.

Y... te quería para mí sola.

Quería vivir la vida solo contigo.

Y ahora me doy cuenta de que es tan egoísta...

Y ahora que ya no vivimos juntas es...

No tiene sentido. Ya nada tiene sentido.

Lo tenía vivir contigo, y ahora es...

Te echo de menos, echo muchísimo de menos todo lo que teníamos,

como... tu olor,

y también las aventuras que vivíamos.

Y creo que eso sería una aventura increíble.

Las dos juntas... o los tres o los cuatro, si Roger nos ayudara.

Sé que al principio me ayudará, porque yo no sabré hacerlo, pero...

Eh... Perdona, sé que... no es un hijo para satisfacerte.

Yo quiero tenerlo porque quiero

compartir contigo esta experiencia,

y...

Supongo que pensarás que estoy totalmente loca.

Eh... Pero... Pero sé que no me arrepentiré.

Nunca.

Y no sé si seré buena madre, al principio,

pero aprenderé, aprenderé.

Aprenderemos juntas.

Y ya verás, lo conseguiremos.

¿De acuerdo?

Ven.

¿Estás embarazada?

¿Tú sola?

Sí, como la Virgen María.

No, fui a una clínica.

Has ido rápido.

Sí.

¿Y qué esperabas?

Ya...

Las dos nos hemos vuelto egoístas, ¿no?

No lo sé.

Yo tengo mi barco y tú, tu hijo.

Tengo que irme. Me voy.

(Graznido)

Calla.

¿Qué haces?

No lo sé.

¿Quieres... subir a bordo?

Eh...

No lo sé.

¿Qué quieres hacer?

(RÍE)

(RÍEN)

Bueno...

(Molly Drake "Love Isn't A Right")

Somos Cine - Tierra firme - Ver ahora

De chica en chica

Una comedia de Sonia Sebastián sobre Inés, una española que vive el 'sueño americano' en Miami hasta que descubre que su novia, Becky, le ha estado poniendo los cuernos con una editora republicana y miembro de la Asociación Nacional del Rifle: Kirsten, también enamorada de Inés. 

Una película llena de enredo donde una mujer debe regresar a casa y reencontrarse de nuevo con un antiguo amor... En el peor momento posible. 

No recomendado para menores de 16 años Somos cine - De chica en chica - Ver ahora
Transcripción completa

(Música)

(HABLAN EN INGLÉS)

(Música)

(Música)

¡Inés! ¡Inés! ¿Pero qué haces?

-Se está yendo. -¡Vuelve! ¡Vuelve!

Tía, es el día de tu boda.

Quiero tener todos los detalles. Ya.

Bueno, vale...

Llevaba mucho tiempo deseando este momento,

te juro que no podía aguantar más.

Huyamos.

Es que creo que no es un buen momento.

¿Por?

Hombre...

Yo sé de una que esto no le va a hacer ninguna gracia.

¡Estabais aquí! ¿Eh?

Todas. Venga, nos están esperando fuera.

Y tú, ya puedes ir borrando eso. Ahora mismo.

Bueno, bueno, qué nervios, una boda gay.

Y es mi primera boda gay y, además, es la boda de mis mejores amigas.

Vamos, ¿eh?

Sonreíd la cámara.

Hola... Estoy tan nerviosa...

Y Lola que decía que se iba a casar ella antes.

Bueno, estas cosas pasan, ¿no?

Oye, ¿y los anillos? ¿Qué?

¿Quién tiene los anillos? No sé.

Inés... ¿Eh?

¿No te habrás dejado los anillos en casa?

No, están en el bolso, en el bolso. ¡Uf! Qué alivio. Qué alivio.

Tú tranquila, que va a salir todo bien, ¿eh?

Linda, échame un poco de vino. Lola, deja de beber.

Venga, que es la boda de Verónica. ¿No vas un poquito excesiva?

Es tu boda. Pues por eso.

Hija... -Eh... Vero...

Una cosa, que quería hacerte una pregunta importante,

porque llevo unos días echando cuentas y...

Ahora no, que nos están grabando. Ah.

-¿Cuentas de qué? -Nada, cosas del curro.

-Oye, vamos a brindar. Venga, un brindis.

Antes de irnos al juzgado, ¿no? Vamos.

Un poquito. Toma.

Tú, dame la cámara, que siempre me sacas con papada.

-Exagerada... -Anda, trae para acá.

Os voy a hacer un vídeo que si nos van a caer las bragas.

¿Pero tú estás segura? ¿Pero de qué?

Que si estás segura de lo que vas a hacer.

Toma, una copita de champán... -¿Hacer?

-Es que no puedo beber. -¿Hacer qué?

-No, tengo que recoger a mi madre.

Hija, pero es un día, un día es un día.

No, pero... ¿No?

¿Vas a ir así disfrazada, de árbol de Navidad?

No, de heterosexual.

Oye, las heterosexuales llevan muchos complementos.

Yo, cada vez que me acuesto con una,

me encuentro la cama llena de pendientes.

Eso es verdad, eso es verdad. Lolo, Lolo,...

-Me voy a cagar en la madre que te parió.

-Ay, perdona.

Linda, que no me acostumbro. -Pues acostúmbrate.

Bueno, que la próxima... La próxima la nuestra, ¿eh?

-Qué buena pareja hacéis. Bueno, venga, que vamos tarde.

¡Que nos vamos al juzgado!

¡Vámonos! -Venga, vámonos.

Venga. Oye, ¿dónde está Inés? No lo sé.

-¿Inés? -¿Inés?

¿Alguien ha visto a Inés? ¿Se ha ido al baño?

¡Inés! ¡Se está yendo!

¡Inés!

Candela, ¿de dónde has sacado eso? Hostia... Perdona.

El vídeo de la no boda, ¿y esto dónde ha aparecido?

-Mamá, ¿por qué nunca me hablas de Inés?

Pues porque Inés era una persona muy mala

de la que tu madre tuvo que deshacerse.

Hombre, más bien que te dejó plantada en el altar.

-Pero también era mi madre, ¿no? Tu única madre soy yo.

Qué morro.

Un poco madre tuya somos todas, Sofía, Lola, Linda, y yo,

que para eso te pasamos una pensión. Es una pequeña ayudita.

Sí, bueno, una ayudita de 200 E.

Y no me gusta que se hable de dinero delante de la niña.

Pero bien que te gusta cobrarlo.

-Mamá, me he manchado. ¿A ver?

Ay... Ay, mi niña.

Mi amor... Que le ha venido la regla, que mi niña es una mujer.

¿La regla? ¿Con 10 años? ¿No es un poco pronto?

No, nunca es pronto ni tarde para ser mujer.

Tengo preparado este momento desde que nació.

¿Pero qué vamos a hacer? Una fiesta.

Una fiesta de la regla.

Mamá, yo no quiero que nadie se entere, ¿eh?

Sí que quieres.

Este fin de semana será la primera fiesta de la regla.

Tía, eso suena fatal.

Por lo menos, algo un poquito más poético.

No sé...

El ovario fecundo del río rojo. -Mamá...

De la amapola, ¿qué te parece?

Es que fue una cita superromántica, fue como en las películas.

Bueno, nos conocimos en un bar.

¡Uf!

Luego, un karaoke, un kebab...

Bueno, ya te he dicho que el reiki funcionaba.

Que todas tus relaciones hayan fracasado,

no significa que siempre vayas a estar solo.

Y es que ella... Ella estaba...

Estaba superreceptiva. Anda, abre la boca.

Y yo creo que lo que le eché en la copa no tuvo nada que ver.

¿Pero cómo tengo que decirte

que no hace falta que drogues a las mujeres para gustarles?

Que el día que menos te lo esperes, aparecerá esa persona especial

y tú, lo único que tienes que hacer es, pues... visualizar.

Tú visualiza y ya está. Vale, visualizo.

¿Qué te parece si te invito a tomar una caipirinha ahora?

Gustavo... Bueno, una cerveza.

No empieces. ¿Un café?

A ver, que eres mi paciente y hay límites que no podemos pasar.

Bueno, pues ya está. Hala.

Ya está, se acabó la terapia. Ya me encuentro muchísimo mejor.

(Móvil)

Perdón.

Verónica, ¿cómo tengo que decirte que no me llames a la consulta,

que me trastornas la energía? Pues no lo cojas.

Es que tengo que comentarte una cosita de nada.

Bueno, hablamos luego, en casa.

Puede que se dé la casualidad de que Javier venga a la fiesta.

¿Qué? Me lo encontré por la calle

y le ha invitado Candela. Pues yo no voy. No voy.

Ni hablar. No podemos celebrar que Candela es una mujer sin ti.

Joder, Verónica... A ver...

Si todavía no te has olvidado de él, le llamo y le digo que no venga.

Por supuesto que me he olvidado de él.

(RÍE) No mientas, Lola.

Que ya es hora de que muevas ficha, de que conozcas a alguien.

Es que, a lo mejor, sí que he conocido a alguien.

"¿Has ligado? ¿Cuándo?".

¿Con quién? ¡Ay!

¿Qué haces mañana?

Una vez más, cambio de lugar,

porque los problemas siempre se desbordan.

Como es normal, vuelvo a la ciudad,

donde se quedaron otros que me importan.

Y tú también estás.

Qué loca que estoy. Lo volveré a intentar.

Quizá.

(HABLA EN INGLÉS) -¿Qué?

La concha de la lora, globos... del orto de los chinos, loco.

Marta, por Dios, dile que suelte los globos

o se va de la fiesta. ¿No ves que los explota sin querer?

¿Siete veces?

Hija, estaba pensando que yo al pueblo no vuelvo.

Aquí tenéis muchas habitaciones. -Pero mamá, aquí no se puede quedar.

¿Y papá? -¿Tu padre?

Tu padre, mientras le quede para fumar,

no se va a dar ni cuenta de que me he ido.

-Tía, me tienes que ayudar a sacar a mi madre de aquí.

Yo así no me puedo ligar a Rai.

Yo creo que ya va siendo hora de que tu madre se entere

que eres lesbiana, ¿no? Hoy.

Se lo iba a decir, ¿eh? Te lo juro.

-¿Desde hace cuánto que sabes hacer barbacoas tú?

-¿Yo? De siempre.

Lo que pasa que... Que nunca se me había ocurrido.

-Es que está pasando por una fase como más heterosexual de su vida.

(RÍEN) Que si que es verdad,

que te has apuntado de bricolaje de esos por correspondencia.

-Oye. -Pero si es verdad, mi amor.

-¡Tía! ¡Candela!

Me encanta, estáis las dos como divinas.

Con las trencitas, mira qué guapas.

-Oye, tía Linda, entonces, ¿ahora tú tienes tetas y pito?

A ver, Candela, pechos y pene. Pechos y pene.

Sí, cariño, lo tengo todo.

Pero al Lolo no le queda más que un mes.

-¡Hala! Le ha puesto nombre. -Toma, ¿eh?

Ay... Si podías...

¿Nerviosa? (RÍE)

Qué guay, ¿eh?, que vayamos a hacer la performance juntas.

Quiero decir, solas, tú y yo.

Quiero decir, fuera del... grupo de Bellas Artes y eso.

¿Quieres algo? -Que te quites.

Me estás pisando. -Uy, perdón.

Joder...

Solo a ti se te ocurre hacer una fiesta de la regla.

En las culturas tribales, es lo más normal.

Es aquí donde nos quieren convencer

que la regla ni se ve ni se nota ni se huele.

Pero eso son las sociedades occidentales.

Pues podrías ser un poquito más occidental

y poner un wifi decente, que no hay cobertura en ningún lado.

¿Cómo que no? En el ciruelo japonés siempre hay.

Eso es un cerezo.

No, no, no, no... Sí.

No hace falta que me toques.

Con que visualices que estás conmigo,

terapéuticamente, vale. Es para dar realismo al asunto.

¿Y si vamos a por una botella de vino?

No, es una fiesta "free" alcohol.

Zumo de tomate, de manzana o té con hierbabuena.

¿No podemos hacer una excepción? No.

Mamá, que ya soy una mujer, me da igual que haya vino.

¿Quieres ver a gente vomitando, perdiendo el control

y ligando con desconocidos con los ojos inyectados en sangre?

Eh... -Suena bien.

Pues eso, zumo de tomate.

(Música)

¿Va a estar tu ex? -Pues supongo, también en su casa.

-Qué nervios.

(Ladridos)

Javier... -¿Qué?

-No puedo salir. -Ah, ¿te ayudo?

-Ay... ¡Uf!

¿Y quién más estará? -Pues todas, supongo que todas.

¡Uy! ¡Coño!

¿Estás...? ¿Está...? ¿Embarazada?

Qué bien, Javier. Enhorabuena. Gracias.

Pensaba que no ibais a venir. Ya, yo también.

-¿Cómo no íbamos a venir si nos habéis invitado?

(RÍE) Ya tenía ganas de conocer a los amigos de Javier.

Verónica. Blanca. Encantada.

¡Ah! ¿Qué pasa?

Lo hace mucho últimamente.

-Necesito ir al servicio urgentemente. Perdón.

No te preocupes, yo estuve a punto de ponerme una sonda.

Al fondo a la izquierda. ¡Gracias!

¿Y esto? Vino.

Confiscado.

Y cierra la puerta.

Lola, te vas a reír cuando te cuente que Javier...

Hola, Lola. Javier.

¿Has venido solo? Eh...

-Bueno, yo soy Gustavo.

Soy el... El novio de Lola. -¡Ah!

Que estamos empezando, como quien dice.

Encantado. (RÍE) -Sí...

-Enhorabuena. -¡Oh! Casi me hago pipí encima.

Ya llevábamos 15 minutos desde la última gasolinera.

Parece mentira que a esto lo sigan llamando Madrid.

(RÍE) Tú eres Lola.

Pero si parece que te conozco

de todo lo que te he visto cotilleando en tu Facebook.

(RÍE) Ya, y tú...

Tú eres Blanca, ¿no? Y yo Verónica.

Hala, se acabó el juego de los nombres.

Todos al jardín. Venga, vamos.

¿Inés? ¡Inés!

Soy Alberto, el del 4 B. Tío, no... No caigo.

Claro, no me reconoces porque antes estaba gordo.

Va a ser eso. Sí. (RÍE)

(HABLA EN INGLÉS) -Lo siento. Lo siento, de verdad.

¿Sabes qué pasa? Pensé el taxi sería mucho más fácil,

después de haber sido ejecutiva de cuentas...

-La de juergas que nos hemos corrido...

Ya, qué tiempos, ¿eh? Ya no voy tan a tope. He madurado.

(TELEFONILLO) "Alberto, sube inmediatamente".

-Ahora subo, mamá, que acabo de encontrarme

con una de mis mejores amigas.

Oye, ¿sabes si Lola sigue viviendo aquí?

La puerta...

La puerta...

-Se fue a vivir con Verónica y Marta a las afueras.

Ya sabes, Verónica y la obsesión con su hija.

¿Y tú tienes la dirección? Claro.

Gaitanes, 130.

Gracias, Antonio. ¡Taxi! Alberto.

-La puerta... -Ya, el botón está por aquí.

Eh... Un momento.

Ah, mira, aquí está. Ya está.

¿Otra vez? Esto empieza a resultar interesante.

A ver, eh...

Yo es que un "business plan" te lo hago sin pestañear,

pero lo de arrancar me va a llevar un poco más de tiempo.

-¡Coño!

¿Tú eres la de la serie...? (HABLAN POR EL TELEFONILLO)

-¡Que ya va! No, no me lo digas. "Fama".

-Ey, hola, oye, que ya funciona, ¿eh?

¿Qué os parece? Es un... Es una monada.

-Te han quedado muy originales, ¿eh? Sí.

¿Tú qué haces con eso? -Esto es un...

Unos restos de mi última cita. Fiesta, fiesta, fiesta...

-La sombrillita, que te olvidabas... la sombrillita.

-Muchas gracias.

(CHISTA) -Ven aquí.

Que vengas, coño, que no te voy a morder.

¿A ti no te han enseñado que a las mujeres

no hay que drogarlas para ligar con ellas?

-No, hombre... O sea, mujer. Quiero decir, que... Esto...

Esto es para mí.

Esto es para darme un empujoncito. -¿Seguro?

Mira que los ojos son el espejo del alma.

-Yo es que, de pequeño, tenía un ojo vago.

(Música)

Pues todas mis amigas son madres

y ninguna de ellas ha hecho una fiesta de la regla.

Pues lo hacen desde los indios del Amazonas

hasta los pueblos nómadas de... Qué perra con el tercer mundo.

Disculpe. ¡Uy! -¡Un zumito de frutas!

-No es para ti. -Ah...

Ahora vamos a por zumito, mi amor.

-Lola, mira, te he preparado un cóctel que está muy rico.

Gracias. Pero bébetelo entero, ¿vale?

Entero, ¿eh?

-¿Cuánto lleváis juntos?

-¡Uf! Bueno, a ver...

Lo importante no es cuánto, sino cómo.

Ya, se ve que os va muy bien.

-¡Uf! Sobre todo, en la cama. Cariño, bébete el cóctel.

De verdad, pruébalo.

(Timbre)

Oye, mi amor, ¿por qué no vas a abrir la puerta?

Yo es que no vivo aquí. -Ya, ya lo sé.

Bueno, tú ve. Ve.

¿Dónde hay de estos? Todo tuyo.

Ah, gracias.

(RÍE) -Gracias... -De nada.

-Yo voy comiendo porque tengo como una debilidad.

-Es que los viajes largos cansan mucho.

Sobre todo, así, sin avisar. -¿Eh?

-Qué bien que Javier y tú hayáis rehecho vuestras vidas

y seáis tan felices, ¿no? (RÍE) -Sí, sí...

Un cigarro.

A 500 m de Candela, no te olvides. ¡Detrás de la cinta!

¿Tienes hambre?

Hola...

Guau...

Parece que he llegado en medio de una fiesta.

No será una fiesta de bienvenida, ¿no?

¡Inés!

Marti... Estás guapísima, cuánto tiempo.

(RÍEN) -¿Tú eres Inés?

Candela...

Cómo has crecido desde que eras... ¿Un embrión?

Vero. Estás muy guapa.

¡Ah!

Ve para allá.

Qué hija de puta.

Come.

Me dejaste preñada y desapareciste.

He hecho muchas cosas mal, es verdad. Pero eso lo recordaría.

Yo no quería ser madre.

Hija, ¿quién es esta chica? -Mire, señora, era la exnovia...

-Es la hermana de Verónica, la desaparecida.

Por fin vas a poder llevarte toda tu ropa.

¿La has guardado todo este tiempo?

No me iba a molestar en meterla en cajas

para dárselas a los "homeless"

o quemarla en el jardín o destrozarla.

A ver, Verónica, vamos a tranquilizarnos, ¿eh?

Tu cepillo de dientes.

Me dejaste sola, sin una sola palabra.

Tu perfume. No, no, no, no.

Uy, qué pena, se ha roto.

Verónica, tienes toda la razón, es verdad, es verdad.

He hecho muchas cosas mal, pero te dejé una nota explicándote,

¿te acuerdas? Una nota...

Sí.

Una nota.

Era solo un Post-it.

¿Y lo has plastificado? Pues claro.

Verónica, entiendo que estés algo molesta.

10 años. 10 años sin saber de ti. Pero he vuelto, he vuelto.

Y ha pasado mucho tiempo, Verónica. ¿Y qué es lo que quieres?

¿Recuperarme?

Seguro que no has dejado de pensar en mí todo este tiempo.

He pensado en ti y he pensado en todas, porque...

Pues es tarde.

Fuera de mi casa y de mi vida. Por ese orden.

Vale, vale.

Recojo mis cosas y me voy. Ya está. Ah, vale. Que te vas, ¿no?

Muy bonito. ¡Pues date prisa!

(SUSPIRA)

(Música)

¡Lola!

¡Inés! (RÍE)

Inés, pero... ¿Pero qué haces aquí? ¿Cuándo has venido?

He vuelto.

La verdad es que...

La verdad es que pensado mucho en ti.

No, si ya...

Ya me he dado cuenta,

por todas las llamadas de estos últimos 10 años.

Sabes que funciono mejor en el tú a tú.

Tú lo que pasa es que siempre has tenido un morro...

¿Tienes un cigarro? ¿Has empezado a fumar?

No, era por romper el hielo y esas cosas.

Espera, no te muevas, que bajo.

¿Tú sabes quién es mi padre? ¿Eh?

Mi padre, ¿lo sabes o no? Tu padre es un donante anónimo.

No es verdad.

(LEE) "La inseminación de la paciente ha sido denegado

por el sistema nacional de la Seguridad Social".

Hostia...

Que no fue una inseminación. Ya, ¿tú sabes quién es?

No, esto solo lo puede saber tu madre, Candela.

Lo sabía, no me sirves de nada.

Bueno, pero puedo ayudarte a descubrir quién es.

Sigue hablando.

Si convences a tu madre para que me quede a tu fiesta,

te ayudo a descubrir quién es tu padre.

A mi fiesta... Sí. ¿Amigas?

Mi madre dice que no hay que mezclar la amistad con los negocios.

(Música)

Sabía que iba a volver.

Y me dice que se ha acordado mucho de mí.

Habrá que ir pensando en vaciar la piscina.

Porque, a lo mejor, está hasta...

Pero ojo, que no se lo voy a poner fácil.

Anda que no... No seas tonta, Verónica,

Inés siempre busca algo.

A lo mejor, pagarte el pufo que te dejó en la editorial.

(RÍEN) ¡Quietos!

(Móvil)

Quietos.

¿Ernesto? Un segundo, que me tengo que subir al cerezo.

¡Lola! Lo que te has perdido. Inés ha vuelto.

Ha vuelto para recuperarme

y me dice que no ha dejado de pensar en mí todo este tiempo.

Ah... ¿Eso te ha dicho? ¿Cómo estás?

¿Tienes... ¿Tienes calor? ¿Tienes sofocos?

¿Tienes más sensibilidad en las manos de lo normal?

Mira, Gus, que no estoy para chorradas, ¿eh?

Un vino, necesito un vino. Se acabó la ley seca.

Eso, bebe, bebe vino.

-Qué suave es este mantel. Es resuave.

Qué suave es tu mano. (RÍE) -Será por la Nivea.

Porque en casa, le echamos Nivea hasta el estropajo, ¿verdad?

Lola.

Hola... Hola.

Cuánto tiempo, ¿no? (RÍE) Mucho.

Guau, estás... Estás guapísima. (RÍE) Pues tú estás igual.

Bueno, igual, igual... No he mejorado tanto como tú.

Oye, una preguntita, ¿tú... sigues teniendo novio, entonces?

Pues claro. ¿Qué te piensas?

¿Qué hemos estado 10 años esperándote a que vuelvas?

No, 10 años, no, pero, lo mejor, un par, sí.

(RÍEN)

Qué pena, porque eso nunca lo sabrás.

¡Ja!

Creo que aquí no pintamos nada. -¿Nos despedimos o no?

-Ni se te ocurra, echa a andar y no mires atrás.

Javier, Blanca,

nos iréis a marchar.

No. -Sí.

(RÍEN)

-Son tan tan heteros, ¿no? Aquí nadie se marcha.

Hoy es el día de Candela y nos vamos a divertir. Todos.

Fran, trae el pollo.

Que con tu tragedia griega y demás, como que... las brasas no están.

Pero que si quieres, voy cortando un poquito de jamón.

-Me encanta el jamón ibérico. ¿Te acompaño?

-Sí, vente. -Tú no puedes, cariño.

Tú, ¿a qué has venido? ¿A volver loca Verónica otra vez?

¿Y si te digo que tenía ganas de verte?

Yo te digo que aquí no pintas nada.

Que todos hemos movido ficha menos tú.

¿Me lo dices como amiga o como iridióloga?

Como ninguna de las dos.

He hablado con mi hija y te puedes quedar a la fiesta.

Pero... ¿De verdad que te has creído todo lo que te ha contado?

No lo hago por mí, lo hago por Candela.

Joder, Vero, gracias... He dicho que te puedes quedar,

no que me puedas hablar. Tú eres imbécil.

Joder... Si es que no... No lo entiendo.

Si lo tenía ahí colgado, macho. -Yo tampoco me lo explico.

Los polvitos mágicos nunca fallan. ¿Te ayudo? ¡Ahí va!

-¿El qué? ¿El jamón? -No, Tang de naranja.

-¿Te has enganchado? -Me he enganchado, Fran.

Ten cuidado, que el collar es de mi madre.

-Vale, vale.

-Tu y yo somos las que más nos parecemos en esta fiesta.

-¿Ah, sí? -Sí.

En cuanto que te he visto, he sentido el palpito.

Vamos a ser muy buenas amigas. (RÍE) -Claro.

Disculpa, que voy al servicio.

-Te acompaño y así vamos intimando, ¿te parece?

-Bueno...

-¿Blanca?

¿Dónde coño se ha metido esta mujer?

(Música)

Tranquilo, ¿eh? Vale. Vale, vale.

(Continúa la música)

Ey... ¿Dónde vas? A por el vino.

¡No, no, no! ¿Cómo que no?

No, porque acabo de mirar yo y no hay.

(RÍE) Que yo recuerde, cuando estábamos juntos, tú,

salvo mirar el culo de otras tías, nunca has mirado bien.

Ya. Espera, Lola, que hace un montón que no nos vemos.

Tenemos que hablar, ¿no? Tú y yo ya nos lo hemos dicho todo.

Pero es que yo todavía te quiero decir una cosa.

Oh... Se te está poniendo la misma cara

que cuando me pusiste los cuernos. ¿A qué viene eso?

¿Qué? ¿Estás resentida conmigo todavía?

(RÍE) No, no flipes. Si yo no quiero discutir contigo,

lo único que te quería decir es que estoy contento

que te vaya también con este... Con ese tal Gus.

Muchas gracias. ¿Qué?

Oye, ¿pero qué estás haciendo? No lo sé.

-¿Quién soy? -Linda.

-¡Correcto!

¿Pero esto a qué viene?

Nada, quería comprobar una cosa. ¿El qué?

¿Si todavía eres un cerdo asqueroso? Pues la respuesta es sí.

(Música)

Estás aquí.

Veo que no has conseguido desengancharte del móvil.

No, del móvil no, pero de las niñatas egoístas

incapaces de cumplir su promesa, sí.

¿Te ayudo? No, no.

La última vez que me ayudaste, casi pierdo mi trabajo.

Te debo una explicación.

¡Ah! 320.

¿Qué? Que esa frase,

que la has debido repetir, según mis cálculos, 320 veces.

¿Qué tal por Miami?

¿Qué te puedo contar en Miami? (RÍE) Ya te lo cuento yo.

Te has gastado todo el dinero y te han echado del trabajo

porque te has tirado a tu jefa, a tu exjefa

y a seis vecinas del mismo edificio. Sofía, por favor,...

3250,46.

Mira, eso sí puede que lo haya dicho tantas veces.

3250,46 es lo que me debes

por el adelanto que te di por la novela que nunca entregaste.

Y 47 514 es lo que nos debes a todos

por la manutención de la hija a la que abandonaste.

(RÍE) -Tú estás muy distinta.

¿Estás bien?

-Estoy fantástica. ¿No me ves?

(Música)

Vos sí que está distinta.

¿Y sabes cómo estarías menos vos?

-¿Cómo?

-Con más agua.

-¿Qué haces?

-Qué pena, Javier, que ya no seas socorrista.

-Mamá, que nunca ha sido socorrista. -Que no he sido socorrista nunca.

Nada, da igual.

-Mamá, que ahora mismo es fotógrafo.

-¿Eh? -¡Que es fotógrafo!

Pues la casa está de puta madre, Vero.

Que no me llames Vero y no digas palabrotas delante de Candela.

La croqueta es el alimento perfecto.

Es suave por fuera

y con sorpresa por dentro. (RÍE)

-De sorpresa nada. Lleva jamón. El pollo se había acabado.

-Pruébalas, que están muy ricas.

-¿Y vos?

-¿Yo qué? -¿A qué sabes vos?

-Marta, hija, que no comas con la boca abierta.

¿Alguien puede decirle a Inés que no quiero nada de ella?

Sí, yo. Inés,

que Verónica no quiere nada de ti. Y dile que pruebe el pollo,

que a saber lo que habrá comido en Miami.

Y prueba el pollo, que a saber lo que habrás comido en Miami.

Pues mucho coño, como si lo viese. (RÍEN)

Qué bruta eres, jodida. -¿Qué ha dicho? Que no oigo.

-Que ha comido mucho. ¡Coño!

-Qué apetito tiene tu chico. -No lo sabes tú bien.

-Es que fue bulímico y eso nunca se termina de superar.

-Lo siento. -No te preocupes, a mí me pone mazo.

Es como si estuviera con...

Con un modelo. -¿Por qué no se echa la siesta, mamá?

-Después, hija. Que no hay nada como una buena comida.

-Sí, sí, eso, una buena comida. Gracias.

Buenísima.

(Aplausos, vítores)

¡Que ya es una mujer! -¡Bravo!

-¿Ya sabes qué deseo vas a pedir? -Quiero saber quién es mi padre.

-No, pero no lo digas en voz alta, que sino, no se te cumple.

Candela, ¿otra vez? Tu padre es un donante anónimo.

Y anónimo quiere decir que...

(TODAS) Que naciste de una inseminación artificial.

-Uy, la servilleta. Ya voy yo.

-Inés me ha dicho que en el papel no ponía eso.

¿Eh?

Bueno, yo... Yo no dije exactamente que...

En el papel, en realidad, no... No ponía eso. No lo ponía.

¿Qué papel? Este.

¿Pero qué pone en el papel?

¿Cómo?

Es una historia muy larga. Joder...

No quiero meterme donde no me llaman,

pero aquí hay alguien que se merece una explicación.

Habló la experta.

¿Te has acostado con alguna psicóloga infantil en Miami?

(RÍEN)

Pero... Pero vamos a ver, si no fue una inseminación artificial,

entonces, ¿qué fue? Una polla.

Hala... Perdón, Candela.

Perdón, madre de Marta. Un pene. (RÍE)

-Qué hijos de puta los de la Seguridad Social.

-Yo es que no... No me entero. Entonces, ¿quién es el padre?

-¡Ah! ¡Javier!

Perdón.

-¿Pero qué dices?

Que no, hombre, no,

¿cómo voy a ser yo el padre de la...?

Hostia puta...

Hostia puta...

¿Cómo, cómo, cómo?

¿Pero cuándo?

Solo fue una vez.

Ya está. Cerdo.

Puta. Lola, la niña.

Sucia, ramera... Fulana, furcia, prostituta.

Mejor, mucho mejor. Mejor.

¿Pero cómo no me has contado que tenemos otro hijo?

Porque es un mentiroso embaucador, un hipócrita.

Cariño, de verdad, siéntate, que yo te relajo.

-Un momento, que yo no lo sabía. ¿Qué?

Que no sé cómo ha podido pasar. -Un hombre, cariño...

-A ver, han pasado ya 10 años,

¿alguien puede explicarme cuál es el problema?

-A veces, los papás son como las abejitas,

que van de flor en flor... Deja a mi hija en paz.

Entonces, Javier es el padre de Candela.

Lo tuyo no tiene nombre, vamos. ¿Qué es más importante?

¿El coche o la gasolina?

¡Lola! ¡Déjame!

Qué manía tienen tus amigas con zumbarse.

-Ya, voy a ver que no se hagan daño.

-¿Pero qué haces tú por los suelos? Anda, súbete a la silla.

¿Estás bien? ¿Seguro?

-Las mujeres os complicáis la vida de una manera que no...

-¿Tú estás bien?

No te preocupes, todos los hombres son iguales.

-Ah, muy bien. -Yo estoy bien, ¿eh?

Sorprendida, pero bien.

Además, nada puede alterar al bebé en la semana 37.

-No está hablando ella ahora, ¿eh? Está hablando su oxitocina...

propia de esta...

Candela...

(Música)

Mírame, sonriendo, como una gilipollas.

Tienes que entenderme. Estaba ovulando,

la Seguridad Social me había rechazado

y se me presentó la oportunidad.

Pero es que esa oportunidad era a la polla de mi novio.

Hala, asunto arreglado. Solo fue sexo.

No me puedo creer que me engañases. Ahí, delante de mis narices.

Eres una zorra.

¿Olvidas que tú estabas tonteando con Inés?

No sé de qué me hablas, ¿eh?

Que sí, que estabais todo el día a mis espaldas.

Que si ahora un masajito de reiki, que si te voy a medir la energía...

Yo estaba embarazada y a punto de casarme con ella.

Uy, he llegado en mal momento. No, si estamos hablando de ti.

¿Vais a tener la cara de negar lo que había entre vosotras?

Pues sí. Sí. Y una mierda.

Leía los mensajes en el móvil de Inés.

Que entre nosotras nunca pasó nada. ¿Mirabas mi móvil?

Bueno, y tu mail.

Si hay hasta grabado un morreo del vídeo de mi no boda.

¿No lo borraste?

¿Qué quieres que te diga? ¿Que estamos en paz?

¿Que estamos en paz?

Tú has tenido un hijo con mi novio

y yo solo le seguí la corriente a la tuya.

Yo te gustaba.

Yo le gustaba. Tú gustabas todas.

Hasta a la Pino. Y mira que la Pino era rarita.

Eres una calientabragas. ¿Quiere saber la verdad?

La verdad está muy sobrevalorada. La verdad es que Inés

estaba contigo solo para poder verme a mí.

A ver, eso no es del todo así. ¡Hija de puta!

¡Inés era mi novia!

(Música)

Ayúdame a separarlas, Marta. Sí, voy.

Yo me voy a ir yendo.

(Continúa la música)

¿Aquí nadie piensa en Candela? ¿Has pensado tú en 10 años?

Sois una familia, comportaos como tal.

Pues si lo estamos haciendo.

Esto es lo que pasa en cualquier celebración familiar.

Joder, qué hostia me has dado.

(RÍE)

(RÍEN)

Joder... (RÍEN)

Perdóname.

Lola, fue un error.

Pero gracias a él, tenemos a Candela.

Anda, que tienes un morro...

Anda, ven... Idiota.

¿Qué haces?

Hay que reconocer que Verónica organiza

unas fiestas muy entretenidas. Pues a mí me da pena la tarta.

Ahí, desaprovechada.

-Ahora sí que nos vamos. -¿Ahora?

-¿Te vas a ir sin hablar con tu hija? -Eso.

-¿Qué quieres que le diga? -Maricón, pues cosas de padre.

-Claro, así vas practicando. -Javier,

ser padre no es solo hacerlo, sino quererlo.

-Eso es lo más lindo que escuché en toda mi vida.

-Sí, bonita, yo también te quiero mucho.

Pero que me das mucho calor.

Así somos uno más para contribuir a la manutención.

No, eso es lo más lindo que escuché en toda mi vida.

-¿Como que la manutención de Candela? Claro...

Aquí contribuimos todos.

Sino, de qué iba a vivir Verónica en una casa como esta.

Yo, los 50 E de taxi os los perdono. -El desprendido este.

(Móvil)

Ernesto. ¿Qué?

¿Cómo que se ha caído el proyecto? Dios...

No te oigo. No, no, a mí no, por favor.

-Pues como parece que nos quedamos sin pastel, me voy a echar la siesta.

-Venga, ve.

-¿Adónde? -A Melbourne.

¿No tiene que pagar manutención?

-Ey... -¿Qué haces?

-Eh, nada, nada, perdona.

Así que ya tienes la regla.

-Sí...

-¿Quieres que juguemos a algo?

¿Sabes jugar al fútbol? -No.

-¿Quieres que te tire la pelota y vas a por ella y me la traes?

-Que soy una niña, no un pastor alemán.

-Una niña...

Oye, qué te parece si... No sé, si hablamos de esto...

-A ver, que yo quería saber quién era mi padre

porque un niño del colegio está todo el rato diciendo

que he salido de la nada, pero ya está.

-Ya está...

-Pero, vamos, que yo no te necesito, seguimos la vida.

-Seguimos la vida.

-Ey... -¿Quieres tocar a tu hermanito?

Voy a perder a Candela. No digas tonterías.

Tu hija te quiere. Eres su... Su madre.

Eso. Su madre.

Sí, pero ahora va a tener una familia formal, hetero,

con un hermanito. Tendrá un cuarto precioso.

Le comprará la Wii,

y no una que la quiere muchísimo pero está llena de lesbianas,

transexuales y gais bulímicos.

Eh, un momento, que yo no soy lesbiana.

Bueno, bueno, bueno. Me la van a quitar.

Si es que solo les falta el cachorro de Scootex.

Vero...

¿Y tú qué...? ¿Eh? ¿Qué?

Venga, Inés, déjate de milongas, que eso de que has venido

porque me echabas de menos a mí, a Verónica

o a Rita la cantaora no cuela.

No, ¿eh? Pues no...

Ya... Te voy a decir la verdad...

La vida en Miami no fue fácil, ¿sabes?

El inglés... Yo me di cuenta de muchas cosas, ¿sabes?

Me echaba la culpa de muchas cosas y...

y justo cuando estaba empezando a rehacer mi vida, pues...

se murió... se murió una persona que para mí...

para mí era muy importante. ¿Sabes? El tío Arthur.

¿Tío Arthur?

Sí, bueno, yo le llamaba el tío Arthur porque...

porque era la única persona que me quería allí, ¿sabes?

Que yo consideraba mi familia. Y fue muy duro, Lola, fue muy duro.

Así es la vida. Esas cosas pasan. Ya...

Pero él me había enseñado... a ver cómo es la vida, ¿sabes?

A darme cuenta del daño que le había hecho yo a las mujeres y...

y yo estaba cambiando... y de un día para otro, ¿sabes?

De la noche a la mañana...

(SOLLOZA)

Anda, ven. Lola...

Ay, hijas, vosotras tranquilas.

Seguid a lo vuestro que yo voy a hacer una siestita.

¡Ja! ¿Me estás tocando el culo? ¿Sí? Habrá sido sin querer...

Tía, tú eres muy fuerte, ¿eh? Le has tocado el culo.

-Entonces está todo claro, ¿no?

-Bueno, es el momento de un círculo de besos.

-Hombre, cariño, yo creo que no hace falta ir tan rápido.

-Yo no sé qué es eso del círculo de besos,

pero estoy de acuerdo con él. -Vale... Pues...

Te puedes venir un fin de semana a casa y hacemos planes juntas.

Podemos ir a clase de ballet o hacernos la manipedi...

¿No vais un poco rapidito?

No te preocupes, que Javier va a ser un buen padre.

Y yo también estoy echa para la maternidad,

me lo dice todo el mundo. Ah, ¿sí?

¿Tú sabes cómo evitar que un bebé se asfixie con sus propios mocos?

Para eso está la pera sacamocos.

La pera sacamocos es peligrosísima porque puede extraer masa cerebral.

Ven aquí, hija. Era una pregunta trampa.

¿Sabes una cosa? Te voy a comprar una consola.

La consola que tú quieras. Ni se te ocurra, ¿eh?

Las consolas tienen un 87 % de probabilidades

de que el niño convulsione y tenga un ataque epiléptico.

-¿En serio? -Sí, sí.

Bueno, si es daltónico ni te cuento.

Vámonos, hija.

Ve. -Ah, sí.

Espera, Candela, hija, que yo también voy.

No, no me puedes dejar tirada un domingo.

Mañana tengo la presentación y me juego el puesto, ¿entiendes?

¿Y a mí qué más me da que te hayan dado un adelanto

de 50 000 en Planeta? ¡Oye!

¡Oye!

Me cago en...

¡Inés!

Ven un momento.

¿Qué pasa? Nada.

Que me ha hecho mucha ilusión verte saliendo de la casa.

(RÍE) ¿Qué quieres?

Nada... Nada. Ver cómo te va y eso. No sé, saber qué vas a hacer aquí

para ganarte la vida, porque tendrás que ganarte la vida.

Bueno, tengo... un montón de proyectos ya.

Ay, qué pena...

porque estaba buscando algo para publicar

y había pensado que podías encajar con alguna historia erótica.

Por si lo necesitabas... Pero no... No, si estás tan liada... No.

Bueno, pero que para ti siempre puedo sacar un hueco.

No sé, si tienes algo que enseñarme...

Tengo una idea. Hay que desarrollar un poquito, pero es un idea...

Qué lástima... Necesito una historia con principio, nudo y desenlace.

Bueno, a ver, que la historia está. Necesita unos retoquitos pero está.

Vale.

Tienes tres horas para enseñarme algo decente.

Y desde ya te digo que no hay adelanto. ¿Vale?

Espera, espera espera... A ver cómo te digo esto...

Me lo estoy pasando genial, pero es que nos están mirando fijamente.

-Anda, mujer, por nosotros no os preocupéis.

Es lo que suele pasar cuando se toma MDMA.

-¿Cómo? -¿Cómo?

-Sí. Que se ha tomado tu cóctel in situ y del tirón y así está.

-¿Tú tenías MDMA, que inhibe el apetito, y no me lo has dicho?

-¿Pero cómo que está colocada? -Sí, colocada, puesta, con el globo,

como las Grecas, llámalo como quieras.

-Che, ¿por qué están hablando de mí como si no estuviera?

¿Y por qué no me importa que hablen de mí?

¿De qué estábamos hablando?

-Tú aprovecha que luego se pasa el efecto y se suelen enfadar.

-Que no. Que yo no puedo hacer esto. ¿Por qué nos sigues?

Oye, también es mi hija.

¡La tarta! ¡Me cago en el bulímico de los cojo... cojines!

De los cojines. Todavía queda un poco.

¿Y ahora qué hacemos?

No te preocupes que ahora Javier va a comprarte otra tarta.

-¿Ahora? Ni hablar.

Ya se la compro yo que para eso se lo que le gusta.

Bueno, podéis ir los dos.

No me agarres. ¡Ha dicho que vayamos los dos!

Javier, eso es trampa.

Y tú, si quieres enfadarte, enfádate. No lo reprimas.

-No, si en mi familia no nos enfadamos.

Solo gritamos para adentro en bajito. Así salen menos arruguitas.

-¿Entonces eres de verdad bulímico? -¿Yo? Qué va. Qué va, qué va.

Lo que pasa es que he comido muy deprisa

y ahora tengo ganas de vomitar.

-¿Quieres que te acompañe al baño y te sujetó la cabeza?

-Vale. -Venga. Corre que la echas.

-Sí...

Ey...

Este es mi cuarto. Y ese es mi ordenador.

Tengo que terminar una cosita

pero no te vas a dar ni cuenta de que estoy aquí.

(LLORA)

Candela...

¿Estás llorando?

No, no, no, no...

¿Qué pasa?

Que ahora mi madre va a creer que yo quiero tener un padre.

Pero tú querías saber quién era tu padre, ¿no?

A mí no gusta mi familia.

Y ahora, por mi culpa, tengo que ir a vivir con Javier.

Yo no creo que tengas que hacer nada que tú no quieras.

Cuando se entere el imbécil de 2A no me va a dejar en paz.

Bueno, pues ese imbécil hay que decirle un par de cosas, mira.

Ya, como que va a hacer caso. Pues sí.

Le puedes contar la historia de Candy Z.

Ya, una niña con dos mamás, ¿no?

Pues no, lista. Esto es una historia que leí en una revista científica.

Hay un planeta que existe, de verdad,

donde todo el mundo tiene superpoderes.

Eso es X-men. ¿Quieres que te cuente la historia?

Pues en este planeta

todos son superhombres y supermujeres

hasta que nace una niña que no tiene ningún superpoder.

Esto a la niña la hace sentirse fatal y está triste y sola

y cuando está supertriste ella se va a su sitio secreto.

¿A un sitio secreto? Sí.

¿Qué pasa que tú no tienes ningún lugar secreto?

Pues mi casita del árbol, pero iba cuando era muy pequeña.

Ahora ya no. Bueno, Candy Z también es mayor,

lo que pasa que le gusta ir a su sitio secreto

porque ahí es donde descubre algo superimportante.

¿Qué cosa? ¡Ah!

Eso te lo cuento después, que las buenas historias se hacen esperar.

¿Yo te encuentras mejor?

Pues vete a comer la tarta. Se la ha comido Fran.

(SUSPIRA)

Pues hacemos nosotras una. ¿Con qué? ¿Con patatas fritas?

Sí. Y con ganchitos. Qué asco. ¿Vamos?

Vamos.

Se te da bien, ¿eh?

¿Hacer de madre?

No flipes. Contar cuentos.

(SUSPIRA)

(Ladridos)

Pues ya estamos aquí.

Tampoco ha sido para tanto. Se ha pasado rapidito.

Ya.

-¿Cuánto cuesta? 200.

No, de verdad que no, lo que pasa es que no tengo buena orientación.

Pero he mostrado un paseo por la Comunidad de Madrid.

Talavera te ha gustado, ¿no? -Tú comprar un GPS.

¿Sabes lo que pasa? Que la semana pasada...

Y en su lugar secreto Candy Z

encontró unos viejos planos olvidados

que servían para hacer un traje invisible.

Entonces se puso un traje y buscó a los niños que se metieron con ella

para darles una lección.

Y como era invisible podía ir donde ella quisiera.

Podía verlos en la ducha desnudos. No, desnudos no.

Podía cambiar las cosas de sitio...

Pero si se pone un traje no tiene poderes de verdad.

Entonces está mintiendo.

Bueno, solo es una mentirijilla. Tampoco es tan grave.

¿Le ponemos ganchitos a esto? Es lo que mejor va con las gomis.

Sigue tú, que voy a... Ahora vengo.

¿Me estás buscando?

Por lo que veo lo del tío Arthur ya... lo tienes superado, ¿no?

Es que es verte y se me pasan todos los males.

Pues ya te pasaré la factura. Espera...

¿Brindamos?

Con un vaso.

Bueno, podemos beber las dos a la vez.

¡Inés!

-Bueno.

-No, Blanca. Yo soy Blanca.

¡Inés! -¡Encantada!

-Eso que has escuchado es inglés. Pero no hagas caso de los gritos.

Luego, cuando lleguemos a casa, te pongo de música de meditación.

-(RÍE)

¡Inés! Kirsten.

(HABLA EN INGLÉS)

¿Qué pasa? Me tengo que ir.

Dios, Dios, Dios, Dios. ¿Cómo que te vas?

¿Te vas? Me tengo que ir.

Dile a Verónica... No, no le digas nada.

¿Pero dónde te vas? Pero Inés...

¿Qué haces? ¡Ajá!

Por los reencuentros.

No te vas, que esta señora está muy loca. Me intentó matar y todo.

Yo también te mataría, pero las invitadas primero.

Pero si ya está terminada. ¿Qué le pasa a esa?

Pues que es una señora que venía de vacaciones

y resulta que no tiene habitación en el hotel.

Qué va. Ha dicho algo de sexo. ¿No sabes inglés?

Ya veo cómo aprovechas las oportunidades.

¿Esto me ibas a presentar? ¿El culo de esta señora?

No es lo que parece.

Candela, mamá te ha traído una tarta.

Y ha llegado primera. Inés, ¿qué haces tocando esa mujer?

Ella es... Es una... Es una amiga.

No. Una novia. Una exnovia, por la cara de mosqueo que tiene.

Ya mismito. -No. Se dice "ahora mismo".

Lo sabía. Sabía que no podía fiarme de ti.

Tienes la poca vergüenza de venir hasta mi casa y mentirme a la cara.

No, no te he mentido.

¿Qué dice esta guiri de mi hija? Que traduzca Candela.

¿Ves como teníamos que comprarles los DVDs Muzzy?

Vamos a tomar un poquito de tarta. ¿Eso es una tarta?

La hemos hecho Inés y yo.

-Candela, hija mía, yo te he comprado una tarta también.

Ya no hace falta. Esta tarta es asquerosa

pero es lo más bonito que ha hecho nunca nadie por mi hija.

¿Qué tal? -Ya está.

Oye, muchas gracias. El masaje muy bien. Raro, pero bien.

-Es que cuando te relajas, sale todo muchísimo mejor.

-Tío, que te he manchado. -Da igual.

-No jodas, eso hay que quitarlo ya. Que si no no sale. Hazme caso.

-¿En serio? -Voy a...

-Chupa, chupa, chupa. -Vale.

-Ay, que no llegamos. -Joder.

-Noto mucha sensibilidad. -No puedes pasar.

Bueno, estamos de cojones. Pero qué manía tenéis la parejita

con no dejarme entrar a los sitios. Sí, es que acabo de estar yo

y lo he dejado... Con lo del embarazo, ya sabes,

tengo la tripa superrevuelta. Mujer, no será para tanto.

Que sí, de verdad.

Quita, coño.

¿Qué has hecho? Nada, que con tanto lesbianismo

me ha entrado la curiosidad. La curiosidad.

Sí, pero nada. No me ha gustado nada.

De hecho creo que me están entrando hasta náuseas.

¿Me acompañas fuera a ver si se me pasa con el airecito?

-¿Hora yo qué hacer sin Inés?

La mancha de mora con otra verde se quita.

Vale, en inglés.

(HABLA EN INGLÉS)

No "ontonde". No hay mal que 100 años dure.

(HABLA EN INGLÉS) No.

Joder con la sabiduría popular.

Eh... "Carpe diem". Vive el "memento".

Pues por "carpe diem" y por todas las mentiras que no funcionan.

"Padentro". ¿Había cerrado los ojos?

Me he quedado traspuesta.

Ah, muchas gracias, sí.

¿Quién es esta señora?

(Música)

Lolita...

Mira a la Vero.

Nos ha montado aquí entre los arbustos el club de fumador.

La tía, con el cuelgue que tiene el tinglado que ha montado.

¿Y esa cara, chochete?

¿Qué ha pasado con Inés?

Cuéntamelo todo desde el principio. ¿Pero qué dices?

No ha pasado nada. Anda que no.

Se te nota que ha pasado algo.

Tienes un brillo en la mirada, una "reflectancia"...

No ha pasado nada. Y menos con Inés. Ha sido llegar ella y quitársete

la arruga está de amargada que llevas desde...

Qué manía tenéis todas con que soy lesbiana.

Y tú qué manía con etiquetarlo todo. El amor no tiene código de barras.

El amor..., dice la romántica. Amor, Lola. Amor.

Tú estás enamorada o encoñada, llámalo como quieras, de Inés.

Te faltó el valor hace 10 años y ahora te ha venido caída del cielo

pero te faltan ovarios para hacer lo que quieres.

No tienes ni idea de lo que estás hablando.

Ah, yo ahora no sé nada.

Si yo hubiera echado cuentas a lo que pone en mi DNI, Lola, yo no sería yo.

¿Tú cuando vas a echar cuentas a esto?

No se puede ir en contra de una misma.

Bollera o no. (RÍEN)

Vosotras dos sí que habéis follado. Y no me digáis que no.

-Que va. Si yo no me quiero aprovechar de Rai.

Lo que hemos hecho es más como del National Geographic.

¿Sabes cuando el ratón de campo está amordazado por la serpiente?

Tal cual. Oye, tú tienes muy buena cara.

Es que no se puede ir en contra de sí misma.

Tira anda.

Cuando te viene la regla. (BALBUCEA)

(RÍE)

Da igual.

No importa. Bebe.

"Gracies".

¿Es del Vips? -Sí.

Pero si llego a saber que eres mi hija, porque no lo sabía,

te hubiera comprado otra cosa. Tolay.

Ya. (RÍE)

Yo con estas manos he hecho de todo.

La uva, la remolacha, he sido dependienta.

A mí no se me han caído los anillos con nada.

-¿Es el Policía Superespacial edición coleccionista?

-Sí. Se lo he regalado yo.

-A mí eso me parece un regalo muy gay para una niña.

Donde se ponga la Barbie...

-Te lo regalo. -¿En serio?

Mira, me lo ha regalado. -Oye, escucha una cosa,

¿sabes si esta tía ha escondido la comida o algo?

Míranos, estamos igual que hace 10 años.

Voy a subir un poquito la música.

Te has puesto un... un vestido.

¿Y tú qué? ¿Vas a volver a Estados Unidos?

No es lo que quiero. ¿Pero sabes lo que quieres?

Lo sabía hace 10 años y lo sé ahora, lo que pasa que tú no me crees.

Ya. Lo que pasa es que soy la única que te ha dado calabazas

y no lo puedes soportar.

Eres la única de la que me he enamorado.

Vámonos.

¿Ahora?

¡Inés, apaga la música!

Todo el mundo al porche, que vamos a hacer la función.

¿Ahora?

Ahora o nunca. Pero...

Inés, después de la actuación lo voy a hacer oficial.

Volvemos a ser una familia.

¿Pero estas chicas no eran hermanas? -Pero son muy efusivas.

-Vamos, vamos al teatro. -Yo no puedo hacer la función.

Tengo la lengua pegada al paladar.

Bueno, para celebrar este día Rai ha creado una pieza en honor a Candela.

Se llamaba "Inseminación y vida".

Pero con lo que nos hemos enterado hoy, que ya lo sabía,

que de inseminación nada, que la Verónica...

¡Marta! Perdón.

El caso es que ahora se llama solamente "Vida".

-Me siento superidentificada con todo esto.

(Música)

No durará mucho, ¿no? -No sabría qué decirte.

-Soy un embrión. Mi mundo es mi placenta.

Cueva cóncava.

(CHISTA) Lola...

Mucho mejor.

No.

¿Qué pone aquí?

Te voy a explicar una cosa.

Yo tengo novia.

Dame tu número de teléfono. Tomamos un poco... y jugamos.

-¿Pero qué hace? Socorro. -¿Pero qué pasado, mamá?

-La señora esta. Me he girado y me ha metido la lengua en la boca.

-El pueblo americano es un pueblo muy promiscuo...

-Me lo pide. La mujer me lo pide.

-En esta vida ya lo he visto todo. -Veo destellos. No me encuentro bien.

Pues sí, lo pone. Yo no he escrito eso.

A mí esto me lo ha pasado... la hermana efusiva.

¿Eh? Esta es tu letra.

¿Qué pone? Léelo en voz alta para todos.

"Me muero por besarte. Vámonos antes de que acabe la función.

Ahora o nunca". ¿La nota era para ella?

No. Era para ti. Tú por mente tienes un coño.

¿Cómo?

Te abro las puertas de mi casa,

te invito a que formes parte de mi familia

y tú solo sigues pensando en... En follar.

Esta tía... siempre jodiéndolo todo. A ver, que no. Bueno, sí... ¡No!

(TARTAMUDEA) Yo he vuelto porque os necesito.

Tú no respetas a nadie. Ni a mí, ni a Candela, ni al pobre Gustavo.

Esta es la peor fiesta del mundo. -Yo estoy muy dolido.

-¿Qué dolido ni dolido si tú eres maricón?

-¿Yo?

-Te he visto antes en la despensa con Fran.

-Yo también lo he visto. Me parece fatal que le hagas esto a Lola.

-Que no, que somos amigos, que nada más.

-Bueno, esto se veía venir.

Yo soy mujer y tu...

A ti te gustan los hombres.

Pues, mira, se acabó. Lo nuestro se acabó.

¿Se acabó el qué? Lo nuestro.

Estoy harto de que me utilices. ¿Vas a contar a todos porque estoy aquí?

Gus, no es el momento. Vale, pues lo cuento yo.

Empieza la performance. Quiero decir que Lola me ha traído aquí...

para que su ex no viese que ella está sola.

Ya lo he dicho. -Lo sabía.

-¿Sigues enamorada de Javier? No, no, no. Un momento.

El único que me ha metido la lengua hasta la campanilla has sido tú.

Y tú. Y tú.

Esta se enrolla con todo el mundo menos contigo.

¿Tú has besado a Lola? -¿Y tú?

-Yo sí, pero era para que no se diese cuenta de que su novio es maricón.

-Y yo. -Es que no soy maricón.

-Y dale. Qué manía con pensar que cualquiera puede ser gay.

-Yo ya me he perdido. -Yo no me encuentro bien.

Me siento rara. Veo destellos.

-Aquí al final, la única lesbiana normal es mi hija.

-¿Cómo? ¿Pero lo sabías? ¿Desde cuándo?

-Desde que jugabas a casar la Barbie con la Nancy.

-Ay, mamá... (HABLAN TODOS)

Chicos, por favor. ¿Dónde está Candela?

Ay, mi niña, que ha desaparecido.

Verónica, no te pongas nerviosa. Seguro que está en la habitación.

¡Candela! No te pongas nerviosa.

-Ah... -¿Qué pasa?

-Creo que he roto aguas. -¿No me jodas? ¿Ahora?

-Respira, inspira, aspira. Eso es. Cogemos el coche y vamos al hospital.

(GRITA HISTÉRICA) -¡Estamos en el punto culo del mundo!

-Vamos, vamos.

(Barullo)

-Cuidado el escalón.

(HABLAN A LA VEZ)

-Cariño, tranquila. Voy a buscar las llaves del coche

y nos vamos corriendo al hospital. Quédate aquí.

-¿Tú eres gilipollas? ¿Dónde cojones voy a ir

si no me puedo mover del dolor? -Inspira y expira.

-¡Que se callen esos maricones!

-Que no chille, que me va a reventar la cabeza.

-Y eso que en su familia gritaban para adentro.

-Mi amor, tú mírame. Piensa en la lentejita.

(LLORA) -Esto no es una lentejita.

Es un melón gigante que me va a reventar el coño.

¡Coño!

Candela, que no estoy enfadada, que solo quiero que salgas.

La criatura tiene prisa por venirse al mundo.

-¿Cómo que prisa? No, no. Un parto puede durar horas, días, semanas.

-Mamá, por Dios, haga algo. -¿Qué?

-Ha traído muchos becerros al mundo. Esto es igual.

-A ver, los gays, calentad agua y traer toallas. Venga.

-No sé si lo dices por nosotros,

pero quiero aclarar que soy muy hetero.

-Venga, marica, paso ligero. -Vale.

Menos mal que he decidido no pasar por esto.

Coge unos trapos. Venga.

-¿Cuántos? ¿Uno, dos? -Da igual.

Vale, ábreme el microondas.

Mételo despacito, eh, despacito. Despacito.

Somos un equipo. -Hacemos buen equipo.

-Maricones, dice.

Esta gente de pueblo no se entera de nada.

-Bueno, yo... yo si soy gay.

-Ya. Yo no.

Yo soy tolerante. O sea, yo de gay, yo soy hetero.

(RÍEN)

-No, pero bueno, que es como todo, que si no lo has probado...

Vamos, que nunca...

Mira...

¿Qué?

-Nada.

Vamos, que no he sentido nada de...

Ven aquí.

-No pudo respirar. ¡No puedo respirar!

(GRITAN)

Chicas, hacer sitio, que no puede respirar. Abre que te echo...

(GRITA) ¡Yo lo que quiero es la epidural!

-Vamos a ponerla en cuclillas, venga, que se le abra el canal del parto.

Es que es muy escurrida de caderas. Como el niño venga cabezón...

Una, dos y tres.

¡Cabrones, anestesiadme!

-Lola, joder, trae algo que funcione, por favor. Me va a arrancar la mano.

(RÍE)

Sofía...

No puedo. Por favor.

Voy a la habitación de Verónica que tiene un arsenal de Dormidina.

Lo que sea. Me tomo lo que sea. Quiero drogarme.

No. Matadme. Matadme de una puta vez.

Son los recortes.

¿Alguien ha visto a candela? Soy una mala madre.

Le voy a crear un trauma. ¿Seguro que has buscado bien?

Sí, ha desaparecido por mi culpa. No. Por tu culpa.

Bueno, vamos a calmarnos.

Tú buscas fuera y yo la busco dentro. Venga, vamos.

Cariño, ya nos podemos ir.

¿Habéis pensado en parir en casa?

¿Eh? ¿Cómo?

No. Ah...

¿Tú cómo estás, cariño? -De puta madre, Javier.

Estoy de puta madre.

Voy a parir a pelo en el culo del mundo.

Esto es cojonudo. ¡Cojonudo!

¡Candela! Ey, ¿has visto a Candela?

No sé.

Supongo que estará en su habitación, ¿no?

Lo reconozco...

¿Cómo?

Que yo también me muero por besarte.

¿En serio?

(Música)

Nos volvimos a encontrar

en el mismo sitio un sábado más.

Me guiñaste un ojo y contesté:

"Te espero detrás".

Preguntaste: "¿Cómo estás?

Yo afirmé lo mismo al verte pasar.

Practicando tu especialidad

de hacerme esperar.

Quiero volver a despertar

pegada a tu piel un sábado más borracha...

¿Qué? Candela.

No te preocupes, si son cosas de niños...

Borracha de ti,

sin ganas de dar... Espera, espera, espera.

¿Qué? ¿Qué? ¿Qué?

¿Tú sabes dónde tiene Candela su casita del árbol?

Eh... en el árbol que está en el lado de la cocina,

pero vamos que... que aquí estamos más cómodas, ¿no?

Con tanto que decir. Espera, espera, espera.

¿Qué? ¿Qué? ¿Qué? Ahora vengo, ahora vengo.

Sí, sí, sí. Pero, ¡Inés!

Ahora vuelvo.

(GRITA)

-Ya está, llamo ahora mismo urgencias y que envíen una ambulancia.

No. Ya voy yo, que el cerezo tiene su truquillo.

Vale.

¡Javier, necesito que me ayudes a encontrar a Candela!

¿Ahora, Verónica? ¿Te parece que ahora es el momento?

¿Eres o no eres el padre? Tranquila.

-Javier, como te muevas de aquí te capo.

¡Te juro que te rebano los huevos! (GRITA) ¡Ah! ¡Ah!

-Cariño, va a ser solo un minuto. De verdad, no te vas a dar cuenta

de que me he ido. -¡Hijo de puta!

-Preparados todos, que ya se le ve la cabeza al becerro.

Venga, un poquito, mami. Ayúdame. -¡Vamos arriba!

Venga, ¡vamos! ¡Una, dos y tres! -(GRITA) ¡Ah!

¡Candela! ¡Candela!

¿Y si la han secuestrado unos rumanos? ¿O la mafia china?

Pero Verónica, no digas eso que me da mal rollo.

Que el mercado de órganos es de los pocos que está al alza.

Bueno, vale ya. Por favor te lo pido, no me agobies más. ¿Vale?

Mi mujer está pariendo en tu casa, y de repente tengo una hija

que acaba de desaparecer.

Una hija que tendrás que empezar a mantener a partir de entonces,

porque aquí todo el mundo colabora en su manutención.

¿No lo vas a hacer tú que eres su padre?

Lo tengo clarísimo. Pues en cuanto la rescatemos

nos tenemos que poner de acuerdo en cómo educarla.

Me parece bien. Lo tengo un poco pensado

y en cuanto pase Secundaria lo mejor es un Colegio Montessori,

o Waldorf; pero de estos que tienen cocina propia.

Nada de catering, que es superinsano.

Y la televisión y el ordenador tendrá que verlos acompañada

de un adulto hasta los 14 años, ¿no?

Verónica, ¿por qué no me dijiste que Candela era mi hija?

¿Tú querías ser padre hace 10 años?

Hombre... ¿Ves?

Te envío un Excel luego con todo. ¡Venga, tira!

(GRITA) ¡Candela!

Mirad, mirad, que ya se está viendo la vulva

como si fuera una sandía madura. -Sácamelo, joder.

Que alguien meta la mano y me lo saque.

-Mamá, que ha hecho tenaza.

El SAMUR llega en 20 minutos. Ah... ¡Dios!

Blanca, tienes el coño como el túnel de la M 30. Ah...

Estamos ante el puto milagro de la vida.

-Blanca, ¿quieres decir unas palabras de bienvenida a tu hijo?

-Como me grabes con el móvil te lo meto por el culo.

¿Habéis visto a Inés? Venga, chota.

-Yo no puedo. -Empuja. ¡Así! ¡Así!

-(GRITA) ¡No puedo! -Que sí.

-Nunca me había sentido tan orgullosa de ser mujer.

-Yo no puedo más.

(GIME)

-Sí, muy bien.

(Música)

¡Guau...!

Que sitio más chulo, ¿eh?

(Música)

¿Me puedo sentar?

(VOZ BAJA) Ay, coño.

¿Qué pasa?

A mí me puedes contar lo que quieras, somos amigas.

No quiero hablar contigo. ¿Por?

Porque ahora que todo iba bien llegas tú y la fastidias.

Como siempre.

Ya.

Tienes a tu madre muy preocupada. Y tú muy cabreada.

Oye, no te he terminado de contar la historia de Candy Z.

No me gusta.

Bueno, no te gusta porque no te he contado el final.

(Música)

Resulta que Candy Z

se da cuenta de que ser como los demás es imposible,

que ella es distinta, ¿sabes?

Y que por mucho que quiera eso no va a poder cambiarlo.

Entonces, ahí descubre su verdadero poder.

¿Qué poder?

El poder de la aceptación.

De darse cuenta de quién es y de vivir en consecuencia.

(Música)

(RESOPLA)

Ya ha llegado la hora de ver el carnet de identidad.

-¿Qué es?

-Aún no lo sabemos, pero tiene vagina.

Uy, uy, uy, uy.

(Música)

-Mi amor... Blanca, cariño, ¿cómo estás?

-¡Mamá! ¡Hija!

¿Estás enfadada? No, hija.

Estoy contentísima de que estés aquí.

Inés me ha contado una historia superchula,

trata de un planeta que está lleno de superhéroes

y nace la primera niña sin poderes, se llama Candy Z.

-Uno de estupidez juvenil, muy bien pensado.

Anda, ven.

Vamos a conocer a tu hermano, o tu hermana, o lo que sea.

Esa historia de Candy Z... ¿Sí?

No está mal, ¿eh?

Aunque no sé, no te veo haciendo historias para niños.

Oye, gracias por cuidar de Candela.

Estamos en suelo español, es mía.

Toda vuestra.

¿Podemos hablar de eso mañana? -¿Te encuentras mejor?

-Sí.

-Bueno, entonces podemos seguir donde lo dejamos. ¿No?

-¿Qué haces?

-Digo, que como yo ya he salido del armario

pues podemos besarnos delante de la gente, como a ti te gusta.

-Que pequeña es.

-Ay, hija. Tenía de conocer a tu novia antes de volver al pueblo.

-¡Chicos! Hemos encontrado al hijo secreto de Verónica.

-Uf...

-Bueno, ¿qué le vamos hacer? Que seáis muy felices.

-Hala, vamos a brindar. -Ea.

-Todos alrededor del bebé. Vamos a hacer su primer selfie.

-¡Ah, sí!

-Y ahora todos juntos.

Para criar a un bebé hace falta una "trimontera".

(TODOS) Para criar a un bebé hace falta una "trimontera".

(RÍEN) ¡Toma!

¡Olé!

(Música)

Inés.

¿Te vas?

¿Sin despedirte de mí?

(Música)

Lola. ¿Qué?

El vestido, que llevas el vestido al revés.

(Ladridos)

¡Oye, oye! ¡Perdona, perdona!

Lo siento, ¿es que sabes qué pasa? Que estoy desesperada.

Llevo seis horas dando vueltas por aquí,

siempre acabo en el mismo sitio. ¿Por dónde se va a Madrid?

Si quieres puedo ser tu GPS.

Maravilloso, es que no me aclaro. ¿Russian Red?

¿El qué? El color.

Ah, no. Rosa, sencillito. Es que...

Perfecto. Gracias.

Vámonos. Okey.

(Música alegre)

Una vez más, cambié de lugar

porque los problemas siempre se desbordan.

Como es normal, vuelvo a la ciudad

donde se quedaron otros que me importan a mí.

Tú también estás.

Qué loca que estoy, volvería a empezar.

Quizá.

Desde que nací

nunca he vuelto a estar atrapada dentro de una mujer.

Eso es así,

mi estado natural siempre intentará calmar mi sed.

Perdonad que escape.

Perdonad que escape.

Perdonad que escape.

Porque quiero ser lo que seré, ese es mi plan:

libre aunque eso joda.

Guardaré para mi ser

el viento que me dais y que me empuja a ser...

¡grandiosa!

No lo haré tan mal

cuando todos quieren verme a mí

actuando como un animal

que sacia sus penas con el fin

de tenerme siempre a sus pies

y evitar el fango y la miel

que recubre siempre a quién amó

y que me molesta al que amarró.

Si pudieras ver todo lo que di

y el placer en sus caras

me verías como soy.

Una estafadora que al final siempre paga.

Perdonad que escape.

Perdonad que escape.

Perdonad que escape

porque quiero ser lo que seré, ese es mi plan:

libre aunque eso joda.

Guardaré para mi ser el viento que me dais

y que me empuja a ser grandiosa.

Quiero ser lo que seré, ese es mi plan:

libre aunque eso joda.

Guardaré para mí ser el viento que me dais

y que me empuja a ser...

Gracias por lo que soy,

formas parte de mí.

Gracias por lo que soy.

Perdonadme...

que escape.

Somos cine - De chica en chica - Ver ahora

Barcelona, noche de verano

Cuando el cometa Rose cruzó el cielo de Barcelona, comenzaron 567 historias de amor. Esta película cuenta seis de ellas: un deseo, un miedo, una cena de amigos, un reencuentro inesperado, una fiesta de disfraces y una reunión familiar, todas ellas unidas por un sentimiento y una ciudad. Historias de amor distintas y diversas con representación homosexual: Marc y Jordi son dos compañeros de equipo de fútbol que deberán replantearse su relación secreta. 

Para todos los públicos Somos Cine - Barcelona, noche de verano - Ver ahora
Transcripción completa

(Música suave de piano)

(OFF) "Hace millones de años que el ser humano es humano".

"Los mayas ya decían

que una piedra gigante se acercaría a la Tierra".

"El fin del mundo, el apocalipsis...".

"Los sacerdotes anunciaban

el trágico desenlace de la existencia,

que todo llegaría a su fin,

y que el agua

sería el único elemento que nos protegería".

Ey, Albert. ¿Qué tal?

¿Qué te ha pasado?

¿Quién va...?

Vale.

Escucha, escucha. Bien todos, ¿no?

Judit también viene.

Vale.

Muy bien. Venga, hasta ahora.

"Siglos más tarde

un joven astrónomo descubrió que efectivamente

aquella piedra existía y que pasaría muy cerca nuestro".

"Pero nada más, solo era un cometa".

"La bautizó Cometa Rose".

"Rose era el nombre de la chica de la que estaba enamorado,

pero estaba casada con un amigo suyo".

"Nunca se atrevió a decirle nada".

(Continúa la música)

"Es curioso como al fin y al cabo algo tan lejano como un cometa

acaba unido con algo tan cercano como el amor".

"Sentimos amor, nos movemos, lloramos por amor".

"Podríamos decir que la mayoría de cosas que hacemos

están relacionadas con el amor".

"¿No estaremos obsesionados?".

Ahora vamos a hacer prácticas.

Plou poq.

Plou poq.

Procalpoca plou.

Procalpoca plou.

Prou prou. Prou prou.

Todo junto.

Plou poq procalpoca plou.

Plou poq. Prou prou.

¡Venga! Plou poq.

Ploca ploca plou.

¿Qué hablas? ¿Checo? Muy bien. Muy bien.

"No será el fin del mundo,

pero el Cometa Rose pasará por encima nuestro

justo al empezar el día".

"Y aquí en Barcelona seremos muchos los que esperaremos despiertos

para verlo cruzar el cielo".

Uy, perdón.

¿Roser?

Albert.

¿Cómo está? -¿Qué tal?

Bien.

Se me desabrocha.

¿Te vas de vacaciones?

Me voy a vivir a Nueva York.

Me han dado una beca.

Ricart, Albert.

Albert, Ricart.

Encantado. -Encantado.

Soy su novio. -Él es abogado.

Bueno, acaba de acabar la carrera y...

es DJ. -Bah, lo intento.

Bueno, escucha, me voy.

Que vaya muy bien.

Encantado. -Encantado.

Y perdona por... -No pasa nada, no pasa nada.

Venga.

Hasta luego. -Adiós.

¡Para allá, para la banda! ¡Así, así, así!

¡Marca!

-¡Venga, Cardi! ¡Chuta, chuta!

-¡Corre, corre, chuta!

-¡Vamos, vamos!

¡Va!

¡Joder, quítasela!

-¡Venga, arriba!

¡Gol!

¡Buena, buena! ¡Venga!

Mira este césped.

Este gran estadio te ha visto crecer como jugador.

Y ahora lo dejarás atrás para siempre.

¿Y si no?

¿Y si me quedo qué? -¿Te has vuelto loco o qué?

A ver quién querría quedarse en esta mierda de césped.

Las gradas son de plástico.

Y nunca viene nadie a vernos.

Pues me lo estoy pensando. -¿Qué te tienes que pensar?

¿Y qué hago con Arquitectura? ¿La tiro por la borda?

Qué más da. -Hombre...

Después de tantísimo esfuerzo...

Creo que tengo futuro además.

Podríamos perder al nuevo Gaudí? -¿Gaudí?

Al nuevo Gaudí.

Llevas un año y te han quedado cuatro.

Einstein suspendía matemáticas y mira cómo acabó.

¿Einstein? -Einstein.

¿De qué coño estás hablando?

No es tan fácil, Marc.

A ver, Jordi. Jordi.

Te ha fichado el Barça. Dime qué es lo que te falla.

¿Y si la cago? ¿Y si no lo hago bien?

No, no, no, no.

Lo vas a hacer de puta madre, yo lo sé.

No sé. -Eh.

(Risas)

¿A ti quién te quiere, coño?

Anda, tira pallá, maricón.

¿Qué pasa?

No lo sé.

¡Lo que pasa es que te ha fichao el Barça!

¡Eh, eh, eh, eh!

¡Eh, eh, eh, eh!

¡Eh, eh, eh, eh!

¡Eh, eh, eh, eh!

¡Eh, eh, eh, eh!

Acuérdate de nosotros, ¿eh, cabrón? -Hombre, tú dirás.

(Música dramática)

(Aplausos)

¡Ey! -Hostia.

¿Qué haces aquí? -Que esta noche voy al Apolo.

Que Ricart pincha.

Y había pensado que igual podía venir.

Ya, ya. No, es que tengo que coger el bus para el aeropuerto.

¿A qué hora lo coges?

Mañana por la mañana, pero... -Pues ya está.

No puedo. -Perfecto.

No, había pensado visitar a unos colegas

que dan una fiesta y no... no... -Ricart es muy majo.

En serio, te caerá superbién.

Me hace ilusión.

Venga, un rato.

Solo un rato.

Mamá, te tengo que dejar, que estamos acabando la mudanza.

Sí, un besito. Mua.

Eres muy empalagoso con tu madre, ¿eh?

¿Qué haces con la tele?

Esto no tira, tío.

Adri, te he dicho mil veces que le des con más gracia.

Mano abierta.

Y ¡pum! Ya está.

Vale, vale, vale.

Ahora sí que la has jodío.

Ahora compras una por listo, claro.

Si esta es mía, tío.

Por eso digo, tú te ocupas de las teles, ¿no?

Yo qué sé, si quieres la compramos a medias, ¿no?

Guillem.

Hermanastro.

Quiero acabar esto. ¿Qué?

La hermana de Sara da una fiesta.

¿Y cómo lo sabes? Facebook.

Es de disfraces, ¿no?

Eso dice el evento.

¿Irás?

Sara estará allí.

No.

Guillem, tienes posibilidades con esa chica.

No es verdad.

Además, nunca me ha dicho nada.

¿Nada de nada? ¿O nada del tema "uy, cómo te quiero"?

Nada del tema. Claro, no es una guarra.

Por las pintas que tiene, yo diría que lo será,

pero todavía no.

Y para darse el primer beso, ¿qué quieres que te diga?

El primero es difícil.

¿Y tú cómo lo sabes?

Con esta actitud llegarás virgen a los 19.

No iré.

No me han invitado.

Es la fiesta de su hermana.

Nadie te invitará.

Hostia, qué casa que tienes, Joan, cabrón.

Huele un poco a cerrado eso sí.

Gracias. Encima que os invito.

¿Qué? ¿Preparados para ver el cometa?

Y tanto.

¿En serio quedasteis para verlo hace 6 años?

¡Ja! Díselo tú que no se lo cree. -No.

¿Cómo fue?

Vimos un artículo que hablaba del cometa

y decidimos que quedábamos... Íbamos borrachos, ¿no?

29 de julio de 2013.

Casa de Joan.

Ese fue un gran acto de fe. ¿Por qué?

Joan todavía vive con su abuela.

Anda...

Al final aquí estamos, ¿eh? -Sí.

¿Quién nos lo iba a decir?

Agua. ¿Dónde está el agua? -En la cocina.

Sobre el mármol. -En la cocina, ya.

Escucha, somos seis al final. -No.

No, no, nosotros cinco en principio.

¿No venía...? -Judit.

Me ha enviado un mensaje que no contásemos con ella.

Se nos ha escaqueado. -Ya.

Pues vaya.

Oye, ¿y sabes si... cerca de casa de tu hermana hay una farmacia...?

Sí, alguna va a haber.

Pero vamos, que si quieres ibuprofeno o algo

yo la llamo y se lo pido.

No, es que quería comprar una movida.

¿Una movida?

¿De qué? Vamos a ver...

No es que tampoco... tampoco quiero que te rayes, pero...

(CARRASPEA)

Bueno, que he tenido un retraso... Hostia, Laura.

¿De cuánto?

Pues como un mes...

y medio o dos meses, o así.

¿Y así...? ¿Dos?

Eso no es un retraso, Laura. Ya sabes que soy superinsegura.

Ya me conoces. Que esto no...

El caso es que me gustaría...

comprar una prueba para...

Si no voy a estar en Barcelona rayada...

Es lo típico que te lo haces,

te sale que no y te baja la regla,

porque son todo paranoias. ¿Te sale que no?

Claro que te sale que no. Si no...

Es la pescadilla que se muerde la cola.

Como te rayas no te baja y como no te baja...

Yo qué sé.

Me lo hago y ya está.

Vale.

Bueno... Ah...

Aparcamos el coche ahí cerca de la casa de mi hermana...

buscamos farmacia, compramos el bicho este

y ya. ¿Predictor?

El Predictor y ya.

Gracias.

A res. Molt, molt gracias.

Molte gracias.

No.

¿Qué pasa, guapos? Oriol, te he dicho mil veces

que no quiero bolleras y menos del Barça.

Oriol, dile al idiota de tu amigo que yo con idiotas charnegos

no quiero nada que ver.

Mallorquina, ¿qué pasa?

¿Te apetece algo? ¿Un Nestea? Sí, vale.

Venga.

¿Y qué?

¿Cómo os va la convivencia? ¿Eh, parejita?

Bien.

¿No me digas que no han comenzado las primeras disputas?

¿Y por qué tendría que salir?

Porque todos son superamigos hasta que comparten piso.

Ah, no, eso las mujeres que sois puro veneno.

Perdón, repite eso.

Que las mujeres vais de superamigas por delante

y por la espalda puñalote que te crió.

Vamos, para eso van al lavabo juntas,

para que no la critique cuando no está.

¿Cómo puedes admitir que me diga eso?

Bueno... Bueno, ¿qué?

Que los tíos somos distintos con esto de la amistad.

Bueno, bueno, me gustará veros de aquí a unos meses.

¿Ah? Bueno, ¿vamos o qué?

Recordad que tenemos que buscar a mi amiga de Erasmus.

Una cosa. ¿Tu amiga es cómo tú? ¿Es de las tuyas?

¿Como yo?

O sea, que si es bollo.

¿Perdón? Coño, Anna, bollo.

Comefelpudos, tijeritas, camionera, desviada, cachapera.

Pata, bucha, macha, marimacha, torti,

pechito con pechito...

¿Que quieres más? Te tocaré el trombón

o le gusta más la armónica.

Si le gusta más la carne o el pescao, como a ti, reina.

# Tota la ciutat

# sembla haver mudat la pell.

# El nom dels carrers

# fan que em senti un estranger.

# I de cop,

# quan tothom dorm,

# el món se'ns fon.

# I de cop,

# quan tothom dorm,

# ens quedem sols...

# Només tu i jo...

# Sense guió... #

(Griterío)

Mireia, nadie va disfrazado.

Lo estoy viendo. No hay problema.

Voy disfrazado de esqueleto.

Tranqui, a las tías les molan los tíos así.

Diferentes, con carácter.

¿Te piensas que soy gilipollas?

Estoy haciendo el ridículo, vámonos.

Ha sido un giro que no esperaba, pero lo peor es irnos.

Irnos será la mejor idea esta noche.

Irnos reafirmará lo que realmente eres, un cobarde.

Ten cojones y deja que el amor te ahostie.

¿Qué? Val.

Tira, Jack Eskeleton. -Guillem.

¿Qué tal?

Ah, Sa...

Sara.

Perdona.

Me encanta el disfraz.

Gracias. Pero...

Nadie...

Ya, era una propuesta mía, pero a mi hermana no le moló.

Ya sabes, su fiesta y que todo perfecto.

Pero está bien que haya algún valiente.

Gracias. ¡Sara!

Mi hermana no quiere disfraces y me llama.

Ahora vengo.

Vale.

Little Baby tiene más pechos de lo que pensaba.

Y un buen culo. Mireia...

Va, el primer paso ha estado bien, ha habido...

¿Qué? Ya sabes, contacto visual.

Te miraba directamente a los ojos. ¿Dónde quieres que me mire?

Segundo paso el alcohol. Prepara un cubata y para ella otro.

No, es demasiado... Es un ron-cola.

Coges el ron, hielas el vaso y le echas cola.

No sabes la cantidad de gente que se enamora con alcohol.

Que no, que no. Que no se lo diré a tu madre.

Va. Están fuera las bebidas.

(Música animada)

Mi hermana me pregunta por qué vas disfrazado de esqueleto.

¿Y qué le has dicho?

Porque sí.

¿Qué tal este vodka?

Es ginebra.

No hace falta que bebas nada si no quieres, ¿eh?

Puedes ponerte una Fanta.

¿Sabes lo de los incas?

¿Lo del deseo? Es un cometa.

No se le puede pedir deseos.

No es una estrella fugaz.

Es una estrella fugaz, pero gigante.

Y concede deseos gigantes, ¿no?

Exacto. Chorradas.

¿Sabes lo de los incas o no?

Predijeron el paso del cometa y... el fin del mundo.

Decían que el agua

sería el único elemento que nos protegería.

¿De qué nos protegerá el agua? De las cosas malas.

No sé...

A mí me gusta más la teoría de estrella fugaz gigante.

Es una teoría para idiotas.

¿Has... has visto a... a mi hermanastra?

No.

Pues...

la... la iré a buscar. Vale.

(SUSPIRA)

Cariño. Carles.

A ver...

Que no, Laura,

noventa y cuatro por ciento de fiabilidad.

Es pro. Parece una eco con la pantallita.

¿Has venido a comprar un Iphone? No.

Mira este, noventa y nueve por ciento. ¿Qué?

No.

Ay, no sé.

A ver... No, Laura, no.

Digital, no.

Digital, digital es bien. No es bien.

La electrónica a veces falla. Va a fallar la electrónica.

Mira este, analógico de toda la vida.

Las dos líneas. Noventa y nueve por ciento de fiabilidad.

Uso fácil y claro. Predictor.

Cuando compras un bicho de estos ¿compras un...?

Predictor. Pues ya está.

Avanzado además. Seguro que nos da el resultado antes.

Te gusta este.

A ver, bonitos, bonitos no son. Da igual. Trae.

Hola. -Hola, buenas.

Muy bien. El mejor, sin duda.

El mejor.

¿Qué te debo?

¿Y qué? ¿Lo llevas todo?

¿El pasaporte, la cartera...? -Ahora te sorprenderé. Ya verás.

Ya nos conocemos tú y yo.

¿Qué te parece?

Vaya jeto.

Señor Albert Ramón.

¿Qué pasa? No todos tenemos la suerte de llamarnos

como el cometa más bello y maravilloso

que pasará sobre el cielo de Barcelona.

¿Eh, Cometa Rose?

¿Te llaman mucho así o qué? -Todo el rato.

Tengo la cabeza como un bombo con las coñitas.

¿Y vais a verlo?

Sí. -Qué va.

Sí. Sí, sí.

La verdad que preferiría que se llamase Llurafina

o Montserrat.

Monserrat...

Heladería Monserrat.

¿Te acuerdas? -Joder, que me acuerdo.

Abierta hasta las mil ofreciendo mil y un sabores.

Es una heladería que está por aquí, por el centro,

y abre las 24 horas del día.

Los mejores helados del mundo. -Exagera un poco. Ya sabes como es.

Para mí donde haya un buen Calipo.

Igual. Y barato, tú.

¿Qué? Voy al baño y vamos.

Escucha, qué fuerte, ¿no?

Esto de que te dediques a la abogacía

y a la música al mismo tiempo.

¿Tú y Roser hace cuánto que os conocéis?

No sé, la conozco desde hace mucho tiempo.

Ahora hacía mucho tiempo que no nos veíamos.

¿De la escuela? ¿De dónde? ¿Del instituto?

Del instituto. -Del instituto, sí. Gracias.

Tú eres Albert.

No eres un Alberto... No, eres el Albert.

¿Cómo?

Perdón, no, no, no... -No acabo de...

Te imaginaba diferente, tío. No sé, es que...

Te imaginaba más alto.

Pues soy yo.

-No, no, no, no. Está bien, está bien.

Todo bien.

¿Y así qué, Joan, alguna mujer en tu vida?

Hostia, como sea tan alta como la última

igual está debajo de la mesa.

¡Hostia, Marta!

Perdona, ¿eh?

Pero bueno, que no has contestao a la pregunta.

¿Alguna chica en tu vida?

Pues la verdad es que últimamente no estoy muy por el tema.

A ver, Joan, ¿no estás por el tema o el tema no está por ti?

Hostia, está fuerte con el chaval.

(Timbre)

Va, ya voy yo. -¿Vas tú?

La policía.

Tranquilos, llevo el DNI.

Esta ha sido buena.

Voy, voy.

Cojo la gamba y voy para allá.

¡Judit! -Hola.

Qué guapa, niña.

Pensaba que no venías. -Al final me animé.

¿Habéis cenado? -Hay gambas, gambas.

Judit, guapa. -Hola.

Qué ilusión. -¿Cómo está?

Bien. ¿Y tú?

¡Hola!

¿Qué tal?

¿Qué tal?

Judit, te presento a Anna.

Sí, tiene 19 años, pero lo superamos antes de que llegaras.

No he dicho nada, ¿eh? -Hola.

Encantada.

Venga... Ya voy.

Hola. ¿Qué tal? -¿Qué tal?

Qué guapa estás. Gracias.

¿Y tú, esa barba?

Culpa suya, que le gusta...

Estás muy guapo.

¿Qué? ¿Cómo ha ido el viaje? ¿Bien? -Bueno, un poco largo.

Durillo, sí. Claro, con el coche y todo.

¿El cunyat y el peque dónde están?

El peque de colonias.

Se marchó ayer.

Estoy de un tonto... ¿Y el cunyat?

Arriba, en la azotea.

¿Queréis subir ya? ¿Vamos? -Sí. Bueno, trajimos un postre.

Gracias. Qué mona.

Y yo quería ir al baño...

Vale. Ya la acompaño yo.

Está aquí.

De acuerdo.

Yo voy subiendo, ¿vale?

Coge las llaves, por favor. -Vale.

Venga, hasta ahora. Va.

Va, fica...

¿Cómo que va ficatel? Ah, ¿no se tiene que meter?

Hostia, Carles, ¿en serio? No sé, yo qué sé.

Anda, toma. Una miqueta. ¿Uh?

Importante, leo aquí.

La línea de control siempre debe aparecer.

Si no hay línea de control

el test no ha funcionado adecuadamente

y el test no es válido.

Dacord.

A los 30 minutos de haber realizado el test

puede aparecer una línea muy pálida en la ventana de resultado.

Esta línea rosa púrpura pálido

no indica un resultado positivo.

¿Vale? ¿Me entens o no?

Te oigo, te oigo...

No es según tus descubrimientos, ¿eh?

¡Ay!

¿Y qué?

¿Qué pone ahí?

Máximo cinco minutos.

Mira qué leo aquí.

Predictor detecta HCG en su orina

con un noventa y nuevepor ciento de precisión

a partir del primer día de la falta de la menstruación.

¿Qué me quieres decir con eso?

Bueno, pues que igual no hacía falta esperar tanto, Laura.

¿Estabas esperando? Yo no estaba esperando.

No. Que si te hubieras enterao que no te veía la regla,

pues ya sabes, antes de dos meses...

¿Hace falta que recuerde que desinstalaste de mi móvil

mi calendario para instalar el Angles in the Space?

Ya, pero lo hablamos mil veces.

Cuando tienes el juego instalado puedes moverlo a la tarjeta SD,

y entonces...

Eras una bestia tántrica que no necesitaba condones, ¿no?

Bueno...

Sea como sea,

dijimos que si pasaba cualquier cosa como pareja

asumíamos las consecuencias.

Como pareja es bien.

¿Y?

Acabo de ver a un tío que me ha recordado un montón a...

a la exnovia esta que tuviste... ¿Cuál?

La Chewbacca aquella.

¿Laura? -Ah, la Lara.

Esa. Sí, hombre...

No, si era supersimpática.

No va a ser simpática, si donde hay pelo hay alegría.

How are you?

Yes. Near the fountain.

¡Katie! ¡Here!

How are you?

Ey, tíos, os presento a Katherine, mi amiga de Erasmus.

How are you?

Hi.

Nice to meet you.

Claro que sí, muy nice, hostias.

Unwellcome. -Thank. Thank.

¿Anem?

Sí, vamos.

(Música animada)

¡Para ti, Katherine!

# Haces muy mal en elevar mi tensión.

# En aplastar mi ambición.

# Tú sigue así y ya verás.

# Dónde está nuestro error sin solución.

# ¿Fuiste tú el culpable o lo fui yo?

# Ni tú ni nadie, nadie puede cambiarme. #

¿Qué dice ahora? -Que van tajas, como siempre.

Putos guiris, les gusta una copa... -Katherine.

¿Qué?

Hazme un parte, no me entero. -No puedo hacer de traductor

que me cortas el rollo.

¡Sing! ¡Sing!

Creo que le voy a entrar. -¿Qué?

Que le voy a entrar.

¿Cómo? Si no sabes ni hablar con ella.

¿Desde cuándo me ha hecho falta?

¿Te acuerdas de la rusa? -Sí.

¿Tengo cara de hablar ruso? -No.

Ni puta idea, pero ¿cayó? -Cayó, cayó.

Hay clase.

Pues no, me la estoy trabajando yo.

Por eso te digo, Oriol, no quiero malos rollos.

Cuando voy, voy a tiro hecho. -¿Por qué tú?

Me vendría bien por olvidar a Marta.

Llevas tres meses en mi casa y te he visto con seis diferentes.

Qué feo que me digas eso.

Tengo una espinita clavada que no me deja.

A mí me mola, de verdad, joder.

¿Cómo te va a gustar si la acabas de conocer?

Hace seis meses que no follo.

Y está muy bien que hayas tomado esa decisión, te honra.

Qué más te da un mes arriba que un mes abajo.

Serás cabrón. Venga va, hombre. -No me jodas.

Qué pavo...

Va, tío, ¿qué estamos haciendo?

¿Nos vamos a pelear por una tía en serio?

Mira, ¿sabes una cosa?

Éntrale tú que yo paso. -No, no, no, ninguno de los dos.

Que las tías vienen y van y los colegas son para toda la vida.

Para toda la vida. -Ninguno de los dos.

Ninguno de los dos.

No le entra ni Cristo. -Ni Cristo.

Tampoco está tan buena.

-No está, no está tan buena.

¡Bravo, Anna!

Básicamente lo que dice este documento es que se quedan

con el cincuenta por ciento de los derechos de imagen.

¿Cómo lo ves?

No sé.

Que ni de coña, se pueden ir a tomar por culo.

¿De verdad que no queréis nada? -No, merci.

No, merci.

Les diremos que no lo aceptas.

Que por menos del noventa por ciento no firmarás nada.

No sé, Marc, ¿tú... tú qué piensas?

Yo confío en ti.

¿Yo?

Yo creo que debes aceptar. Es un contrato de puta madre.

Es mucho más dinero del que habías soñado y...

Bueno, no entiendo, pero no creo

que sean tan importantes los derechos de imagen.

Bueno, pues sí, sí, acepto.

De acuerdo. De acuerdo.

Pues ya está hecho.

Con ese rollete que os traéis entre vosotros,

¿qué pensáis hacer?

¿Qué rollete?

Seguramente los jugadores de vuestro equipo de mierda

son ciegos y no se dan cuenta,

pero yo sé ver cuando tengo una pareja gay delante.

Y también sé ver un problema cuando se presenta.

Nosotros no somos gais. -No, no, no, no, no.

Si el Barça se da cuenta,

ya te puedes olvidar de los contratos,

de los derechos de imagen y de hostias.

Porque romperán este acuerdo más rápido

que yo en acabarme este postre.

¿Me dices que el Barça no aceptará a un jugador en pleno 2013

por... por... por ser gay?

A mí me parece muy bien que pienses

que ahora todo el mundo es superenrollado,

superprogre, liberal...

Pero tengo una noticia para ti, te equivocas.

Tienen un patrocinador de Oriente Medio.

A mí me da igual donde metes la polla

cuando se acaba el entrenamiento,

pero allí ellos te lapidan si no te follas a una tía.

Yo estoy flipando.

Me dan ganas de levantarme y pirarme.

Pues lárgate. -Arthur...

No, Jordi. El himno dice: "Tant se val d’on venim".

Eso sí, mientras no seas maricón.

Solo os estoy pidiendo que seáis discretos.

¿Entendido?

¿Entendido?

Muy bien.

Cuando acabéis subiréis un rato a la fiesta, ¿no?

Que te vean. Siempre irá bien para las negociaciones.

Sí, ahora... ahora subimos.

Venga, hasta ahora.

Y... tú también puedes venir, tío.

Visca el Barça.

Ya pago yo.

Ya pago yo... Me cago en la puta.

Bonito, ¿eh?

Parece un poco Mordor con el ojo ahí...

¿Mordor? Que es Gaudí.

¿Cómo estás?

Normal. ¿Normal?

Bueno, normal bien.

(SUSPIRA)

Oye, no nos vamos a quedar mucho rato aquí, ¿no?

No, un ratito y ya está. Vale.

Venga, va, chicos, ya lo tenemos todo a punto.

Vamos.

Qué bonita, ¿eh? -Sí, sí.

¿A que sí? Siéntate por aquí.

Y tú aquí, delante mío. Sí.

No le digas al papa que comemos palomitas en el cine.

¿Pero que habéis rodao una peli o qué?

(RÍE)

¿Preparados? Sí, sí.

Mira, ahí una cabra, ¿ves?

Algún día tendremos un accidente, ¿eh?

Joer, que solo miro un momento, Berta.

Y... eso de viajar con niños, ¿qué tal?

Bien... A ver, tiene momentos y momentos.

Tienes que estar muy pendiente porque cuando se cansan, se cansan.

Pero, es muy bonito, ¿a que sí? -Sí.

Esta nos la hizo un chino.

Que foto más bonita. Sois guapísimos.

¿Sí?

No te preocupes, tengo más.

¿Quién quiere café? -Yo.

Está bueno esto, ¿eh? -¿Lo ves, Albert?

A Anna le gusta. -Sí, no, no.

Sigo pensando que comprar un pastel de cumpleaños

cuando no es cumpleaños, es raro.

Celebremos un cumpleaños y te quedas más tranquilo.

¿Quién es el último que cumplió? Tú, Joan.

¿No es el 22 de junio? -Las velas.

Tío...

Id en silencio, tíos.

Oye, y el cometa este ¿a qué hora pasa?

De 6 a 7. ¿Qué quieres decir?

¿No hay hora concreta?

No, de las 6 a las 7.

No, siempre hay una hora concreta a la que pasa.

A las 6:37.

¿Y por qué te enfadas? No me he enfadado.

Lo he dicho normal. -Un poco sí.

¡No! -Las velas del homenajeado.

Venga, va, un discursito. -Qué va.

Que no, que no doy un discurso. Ojete meneado,

di unas palabras, va. ¡Va!

Unas palabras, a ver...

Vale.

Estoy muy contento...

por esta fiesta sorpresa que me habéis preparado

que no me esperaba, y me encanta este pastel.

Sí...

No, ahora en serio.

Eh...

Os echo en falta y...

nos vemos demasiado poco.

Es verdad. -Venga, va, sopla.

¡Bravo!

¡Hostia!

Ahora que es cava...

(Timbre)

Uy, ¿habéis preparado una sorpresa?

Sí, ahora vienen las mujeres.

Ey, Joan. ¿Qué tal, Joan? ¿Bien?

¿Todo bien? ¿Sí, sí?

¿Qué haces tú aquí? ¿No estabas en Alicante?

He vuelto antes de lo previsto. -¿Has cenado?

Sí. -¿Sí?

Hola. -Hola.

¿Qué tal? -Muy bien.

(Música suave de piano)

You like poco, ¿eh?

¡Ay, que te doy!

Cómo te pillo a ti.

¿Qué?

Habéis decidido que se la ligue Adrián, ¿no?

¿Qué te crees, que nos pasamos las tías como cromos?

Hemos decidido que para nadie.

Que... que... que... que ni Cristo.

Eso te lo ha dicho Adrián, ¿no?

Sí, ¿por qué?

Haz el favor de mirarlo.

Your hair is...

Is blonde?

Te ha dejado fuera de juego.

Qué clase.

Well. Katherine. Katherine. "Dont you do you".

Hi. -Échame una mano, que no hay manera.

Pregúntale qué tipo de música le gusta o algo.

Sí, claro.

Electrónica, ¿no?

No, no, electronic fatal.

Le gusta rollo romántico. Rollo Adele.

Adele.

# That I fire... I trouble in my heart...

# The see... the ticket are de door. #

¿No? ¿Esta no?

No, no.

Eh...

Pregúntale qué otras cosas le gustan, para que se integre.

Tiene una acento muy cerrado, ¿no? -Supercerrao.

No es fácil.

Le gusta el submarinismo, el buceo.

You and me one day...

¿Together es juntos?

Enever.

Go to he beach and the sun...

Enever.

Sí. Yeah.

Do you really? -Total sirius.

You and me, total sirius.

Okey, thanks.

Esa es la mañana del tercer día.

Nos levantamos y vimos

que nuestros víveres habían sido ultrajados.

Sospechamos que había sido algún tipo de roedor o mapache.

Faltaban dos Huesitos.

Hostia puta.

Perdonad, pero me voy a cagar.

Josep, por favor. -¿No estamos en familia.

¿Y qué? ¿Veréis el cometa más tarde?

Ah... No crec.

Es que a mí no me interesa. No le interesa a él.

Ya está.

Un momento, ¿eh? Sí, sí, tranqui, tranqui.

Me quería morir... Que venimos de viaje...

Es normal, no se enfadarán... Lo que tú quieras.

Hace tiempo que no los veo

y te pido que nos quedemos un ratito nada más.

¿Un ratito? Llevo 18 ratitos ya.

¿Era broma esto?

A mí no me hace gracia.

Yo no tengo paciencia. ¿Es eso?

Ahora no tengo paciencia.

Coño... Yo lo quiero mucho...

Es un cabroncete pero lo quiero mucho.

¿Qué hace eso ahí? No sé,

lo tiré en la papelera del baño. ¿En la papelera?

¿Eres gilipollas? ¿Con papel encima?

Si salimos cagando leches, qué voy a poner encima.

Te digo que no sé de dónde sale. -¿Por eso vas tanto al baño?

Coño...

No, no, no, no. Es mío.

Vamos.

Bueno, nuestro, en realidad.

¿Y?

Pues ha salido que sí.

Ay, hermanito, qué ilusión.

¡Felicidades! -Gracias.

Gracias. Perdona, ¿eh?

No, tranquila.

¡Felicidades!

¿Y cómo ha sido? O sea, ¿lo habíais hablado?

Bueno, es una cosa que ya habíamos hablado, ¿no?

Que tarde o temprano...

Sí...

Sí, que... que... esto llega, ¿no?

Sí.

Bueno, en realidad nos ha pillado un poquito por sorpresa, pero...

(Música suave de guitarra)

Ah. ¿Y entonces lo tendréis o...?

Sí.

Sí, claro. Claro.

Claro. ¡Ay!

Claro que lo tendremos.

¡Ay, Josep, que seremos tíos!

No os preocupéis, ¿eh?

Tenemos muchas cosas que si queréis os las pasamos.

Claro. Mira qué bien.

Sí, baja conmigo y te doy cosas.

¿Sí? -¡Ay!

Ay, dame, dame eso.

Pues nada, empiezo en diez minutos, así que...

nos vemos fuera. -Vale.

Que vaya bien.

Merci.

Tú, te quiero ver bailar. -Vale.

(Música tecno)

Esto de ti sí que no me lo esperaba, ¿eh, Adrián?

¿El qué?

Que dejarías que Oriol te robara a una tía.

Que no, que no, que hemos decidido que ninguno le va a entrar.

Ya, que ni Cristo.

Pero Oriol... como un idiota.

¿Qué dices, Anna, que no te entiendo?

Que te está traduciendo mal.

Antes le ha dicho

que te la querías follar y que te parecía una tía fácil.

Anna. ¿Qué?

Dime que no es broma de las tuyas, de bollera resentida, ¿eh?

Te lo juro que no.

Joder, lo he visto y me ha sabido mal,

porque no eres ningún idiota y no deberías ser tratado como tal.

¿No? Hijo puta.

Ese se va cagar.

Creo que voy taja.

Si ni te lo has tragao.

Estaba asqueroso.

Guillem, tienes que espabilar,

si no nunca llegarás al vínculo.

¿Al vínculo? Sí, el vínculo.

Una conversación que lleve a otra,

que desemboque en otra hasta que ¡pum!, eso.

Va, dale caña.

¡Sara!

¿Qué haces?

¿Nos presentas?

Sara, ella es Mireia, mi hermanastra.

Hola, ¿qué tal? Y, Mireia, ella es Sara.

Muy guay la fiesta, ¿eh?

Gracias, es de mi hermana. -Ya.

Escucha, ¿eres tú la que dice que hoy es el fin del mundo?

Sí.

Nosotros preferimos la teoría clásica, la del deseo.

Ya sabes, mejor que la de los azteca.

Incas.

¿Qué? -Que eran los incas no los aztecas.

Bueno, incas, aztecas...

Tanta pirámide que ya no...

Pero igualmente, pedirás un deseo, ¿no?

Es que yo no creo en esas cosas.

Pero sí en los incas y en el fin del mundo.

Tiene cojones la cosa.

Si tuvieras que pedir un deseo, solo por esta noche...

¿Cuál sería?

No lo sé.

¿Y tú?

Yo tampoco creo en esas cosas.

Pero si creyeses...

El vínculo. El vínculo. Vínculo.

Pero si creyeses, ¿cuál sería?

Pues, bueno...

A mí... a mí me gustaría poderme...

Yo pediría poderme chupar el codo.

No, no, es que no se puede.

Tu hermana va muy guay, ¿eh?

Parece la de la peli esta... ¿Cómo se llama.

Sí. "Pulp Fiction".

A ella le gusta mucho, sí.

(SILBA BSO "PULP FICTION") (TARAREA BSO "PULP FICTION")

Eso.

Anda, hazme el nudo de la corbata, Marc.

El nudo de la corbata...

Ya podrías saber hacerlo.

En la boda de tu hermana ya te enseñé.

Lo pasamos bien, ¿eh?

Ese día fue muy guay, tío. Es verdad.

Lo que no entiendo muy bien es por qué tenemos que ir a la fiesta.

Pensaba que íbamos a ir juntos a ver el cometa.

¿A qué hora pasaba el cometa? ¿No era a las 7 o así?

La fiesta ya habrá acabado, ¿no?

No lo tengo yo tan claro.

Si lo dices por el cometa, no te preocupes que a las 7

estaremos en los bunkers viendo el cometa, tío. Tranquilo.

Bien. Bien.

Bueno...

Ven aquí.

Mirándolo por el lado bueno, ¿sabes qué?

¿Qué?

Que así de traje... que...

estás muy bueno.

¿Qué haces, gordo?

No sé, si nos tenemos que esconder un tiempo,

tampoco pasa nada, ¿no?

No me puedo creer que vayas a hacer caso al gilipollas este.

No sé, tío...

Creo que le tienes que mandar a tomar por culo, joder.

Tú eres tonto o qué, tío.

Me acaban de ofrecer el contrato millonario de mi vida

para jugar en el equipo de mis sueños,

¿y los mando a tomar por culo? -Sí.

¿Cómo pues sí? -Sí.

Si fuiste el primero que dijiste que cogiera el fichaje.

Ahora te digo que lo rechaces.

Que lo rechace ahora. -Sí.

A lo mejor la...

A lo mejor la arquitectura es una opción más viable.

Sí, claro que sí.

A lo mejor pierden al nuevo Gaudí. -Sí. Sí, sí, seguro.

Y no me hagas escoger entre el Barça y tú

que puede ser que pierdas.

¿Y si te hago elegir?

¡Ay!

Nos vemos arriba.

(Música animada)

# Bite your lip and keep it bottled up inside.

# 'Cause when you open your mouth.

# I find it hard to tell the Jekyll from the Hyde. #

Voy al baño.

¡No!

# I could try, if you wanted me to.

# Try to think like you.

# Like you do. #

Tampoco es para tanto con la guiri, ¿eh?

Tías guapas con esa cara y ese culo hay a patadas.

¿Vamos a hacer un cubata o qué?

No, todavía me queda.

¡Yo sí que me apunto!

Hi.

¡Madre mía...!

A ver cómo te digo yo esto.

Eh...

One I say...

Eh...

Adrián. -Adrian.

Eso, Adrián.

(Continúa la música)

¿Y qué? ¿Cómo estás?

Normal. ¿Normal?

No, normal de bien.

Ser padre es una experiencia maravillosa.

Duermes poco.

Y las caquitas...

El biberón cada tres horas.

¿Conoces "Dora, la exploradora"? No.

¿"Thomas el tren"? No, hoy no...

¿Doraemon? Este sí.

¿Pokémon? También, un poco.

Pocoyó. No.

Pocoyó.

Poco tú, mucho ellas.

Mira, toca aquí.

Sí.

Sí.

Un chichó de una pistola de balines.

Le das la vida y enseguida te la quieren quitar.

Papa, papa, papa, ¡pum!

Pocoyó.

Pocoyó, pero es bonito, ¿no?

Sí, sí, mucho, mucho, mucho.

Vamos que doy el cochecito del niño. ¡Vale una pasta!

A ver...

Estas tan bonitas nos la regaló la mama.

Mi madre para estas cosas es la leche.

De verdad no hacía falta, ¿eh? -No.

Si nosotros no la vamos a usar. Es una tontería.

Gracias. Os habéis pasao.

El Pocoyó. Ah, el Pocoyó.

Bueno, felicidades por el montaje, Josep.

Estaba muy bien. Gracias.

Te lo envío. Ah, vale, vale. Vale.

Oye, ¿qué haréis al final? ¿Barcelona? ¿Madrid?

Bueno, ya nos diréis.

Vale.

Adeu. -Adeu.

Es caro todo esto, ¿eh?

Joder, con los catalans.

Caro esto, caro lo otro.

¿Te ayudo? No.

Laura, que no tira.

¿Cómo que no tira?

Pues que no tira, que no arranca.

¿Qué hacemos? ¿Llamamos?

¿A la grúa ahora?

Pues no, porque va tardar mil años.

¿Pues? Vamos al hotel.

Espera, espera, espera. Lo metemos dentro, ¿no?

Joder, Laura. Joder, Laura, ¿qué?

Busca la palanquita... Es facilísimo. Vas a ver.

Ya está. Está bien.

Animal.

Vamos al hotel, va.

(Música animada)

Tú no te preocupes por nada.

Si empieza el rumor,

te liamos con una cantante famosa.

La Hana Montana.

O alguna de estas.

Mira, mira, Marc.

Un momento, ahora vengo.

¿Qué pasa, Marc?

¿Qué haces, tío?

Al final has subido. Mira que eres tozudo, tronco.

Sí.

¿Qué vas, muy borracho?

No. -¿No?

Hombre.

Gracies.

No. No lo suficiente.

De momento, Jordi.

Ya se le pasará. No te preocupes.

Está resentido.

Ya verás como de aquí a un par de meses

te suplicará que vuelvas y tú le enviarás a la mierda.

Va, ven, que te presentaré a Sancho.

Perdona.

Oye, muy bien el grupo, ¿eh?

Probando...

(Pitido)

Bona nit.

Menuda fiesta que nos estamos montando aquí en la piscina.

Todo pijos.

Se nota que aquí no hay crisis.

Bueno, os preguntaréis quién coño soy

y qué coño hago aquí.

Venía a hablaros del nuevo fichaje del Barça, Jordi Mestres,

que es un chaval...

Afició... Afició...

Bueno, aquí está Jordi.

Me ha dicho que no dijera nada

porque se puede meter en algún problema,

pero le he dicho: "¿Qué es lo más importante en la vida?".

"Lo más importante en la vida es decir la verdad".

¿Qué coño dices, tío?

Lo que deberías hace tú, decir la verdad,

y dejar de ser un hipócrita.

Jordi, ¿quieres hacerlo tú? Todavía estás a tiempo.

(Pitido)

(Acorde de guitarra)

Bueno... -¿Qué coño haces? Por favor, joder.

Jordi... Discreción, cariño.

Bueno, lo que quería decir es que Jordi, el nuevo fichaje...

(Pitido)

(Acorde de guitarra)

(Música dramática)

¿Dónde era? -Por aquí.

Tú confía en mí.

Oye, ¿y... y cómo estás?

(Música animada de guitarra)

¿Derecha o izquierda? -Izquierda.

Sí. -¿Aquí?

Princesa, 22.

No, no era aquí.

Yo diría que sí, ¿eh?

Pues ahora han puesto un puto paki.

Albert,

digámosle adiós a la heladería Monserrat.

Dónde estás, vieja amiga, dónde.

¿Y ahora qué, Rose?

Debe estar en el cielo de las heladerías.

¿No querías un helado? Va.

Cómo se ha quedado Josep

cuando se pensaba que tendría al crío.

Solo lo comentaba.

Carles, ¿quieres hablar o no?

(Risas)

Qué, ahora sí, ¿no? ¿El qué?

Le has visto la gracia a ser padre. ¡Va!

A lo mejor a alguna la podrías meter en el cochecito con el chupete.

Solo era una broma, mujer.

Humor del bueno.

Oye, si algo hago bien, dímelo, por favor.

¿Te vas a hacer la víctima ahora? No, pero...

Lo que me faltaba.

Ahora es mi culpa. Esta movida es mi culpa.

No te pongas así. Laura, no te pongas así.

¿Tú estás bien?

Pues no. ¿Por?

Llevas toda la noche diciendo tonterías,

diciendo gilipolleces

y no te das cuenta que necesito hablar con un adulto.

Coño.

Laura. Laura.

Solo digo que creo que...

que es una cosa que deberíamos haber hablao un poquito más.

(Música dramática de piano)

Espérate.

Laura, espérate.

Laura, joder, espérate un segundo. ¡Laura!

(Continúa la música)

(Truenos)

Adiós a la fiesta de modernos.

Ni cometa ni nada veremos.

Guillem, ¿qué ha pasado antes?

Lo tenías todo. La has hecho reír.

Da igual, Mireia.

No, no es igual.

Dime. Pues que me he rajado.

He visto el tema tan cerca que me he rajado.

Eso está bien. ¿Qué ha pasado?

Me he imaginado que le daba un morreo y...

y lo hacía fatal.

Guillem, por favor...

Ten, apunta.

Primero acercas los labios, poco a poco, con los ojos cerrados.

Después le coges la mano y con la otra la cintura.

Nada de culo. Apunta que los tíos os motiváis deprisa.

Culo no.

Entonces os tocáis los labios sutilmente.

Un pico, después otro.

Después os juntáis más.

Si no te ha hecho una cobra, que no creo,

metes la lengua.

Apunta, la lengua no es el objetivo, nunca jamás.

Debes gozar el proceso. ¿Sí?

Gozar.

El primero es el más difícil, ya se sabe.

(Risas)

¿Qué hacéis aquí?

Estamos esperando a que pare de llover para irnos.

No estoy para hacer de canguro yo.

¿Y Sara?

¡Sara!

¡Estoy arriba, ahora bajo!

Ahora baja y os piráis.

¡Adeu!

¿Ves? Uno que ha pillao.

¿Y ahora qué? Jugaremos a un juego.

Una palabra.

Una bola gigante.

La Tierra. El espacio.

La Luna.

El tiempo pasa... La Luna contra la Tierra.

Meteoritos.

¿Cohetes?

Caminar a cámara lenta.

¡"Armagedón"! -¡Sí, correcto!

¡Va!

Esta la tienes que hacer fuera.

Va, vamos.

¿Tú?

Yo me quedo, que llueve.

Si tienes que adivinar la película.

¿Y tú?

Yo no.

Pues yo tampoco.

¿Quieres salir fuera y dejar que el amor te ahostie?

¿Venís o qué?

¡Tira!

Cuatro palabras.

(TARAREA)

(TARAREA)

(TARAREA)

¿La sabes?

(TARAREA BSO "CANTANDO BAJO LA LLUVIA")

(Música suave de guitarra)

¿La sabes?

"Cantando bajo la lluvia".

¿Ves como era fácil?

(Música animada)

Va.

Mierda.

Joan, ¿tienes un trapo?

Ten.

¿Qué?

Es que he tirado tres vasos.

Me gustaría que nos viéramos un poco más.

A mí también.

Pero, desde que te fuiste a Sant Cugat con Toni...

Chicos, va, ¿qué hacéis?

Jugamos al "yo nunca, nunca". -¿Nos tenemos que poner a jugar?

"¿Ahora vamos a jugar?". -Yo no hablo así.

Sí. -No.

Que sí. -No.

Va, no te enfades. -No me enfado.

Va, ten, lleva limón.

Y tira.

Hola.

¿Los helados?

¿Ice cream?

¿Tienes de esos que tienen bola?

Creo que tendríamos que comprar algo.

Barato, que soy muy catalán. -Lo más barato.

Bocaditos. -Chocolate.

Uno con cincuenta. -Dos euros.

¿Vais mucho a las librerías a meteros mano?

¿Perdona?

¿Que si vais mucho? Príncipe, un euro.

Pues, bastante.

Melocotón en almíbar.

Noventa céntimos.

Kinstens, cero noventa y nueve.

¿Qué es kinstens?

No sé.

Albert, Albert, lo tengo.

Ey, yo también, tomate Solís.

Cero sesenta.

Helado, diez céntimos.

Invita el varón.

Hostia, la cartera.

(Truenos)

¡Mierda!

Se corre muy rápido. -Roser, por favor.

He visto que te interesa mi vida sexual con Ricart.

¡Me importa una mierda!

¿Llevabas mucha pasta? -Era el pasaporte.

(Truenos)

(Risas)

¡A mí no me hace ni puta gracia!

¿Sabes qué quiere decir esto?

Que estamos bajo la lluvia y nos estamos mojando.

El día de la matrícula es el jueves.

¡Hostia puta, que no llego!

¡La puta mierda!

(Truenos)

Eres una cabrona.

No soy yo quien se va dejando la cartera por ahí.

Eso no es verdad.

Dámela.

Toma.

¡Va!

(Música suave de guitarra)

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

Dime.

Vale.

Pues espéranos fuera.

Es Ricart.

¿Vamos?

(Truenos)

(Continúa la música)

Hola.

¿Por qué no empiezas, Joan, que es tu aniversario?

Sabéis jugar, ¿no?

Sí, más o menos.

Vale, hay que beber si sí lo habéis hecho.

Vale, o sea que si no lo he hecho no bebo.

Exacte. -Venga.

Eh... Yo nunca, nunca...

he entrado en la sala de profesores para robar un examen.

Hostia...

Yo nunca tuve que ver con eso, ¿eh?

No te lo creas. Él lo organizó todo

y nos dejó el trabajo sucio a nosotros.

Así que bebe, cabrón.

Y él suspendió.

Qué injusto.

Vale, yo nunca, nunca...

Yo nunca, nunca he roto nada de casa expresamente.

¿Uh?

Cabrón.

Lo sabía.

La figurita que me regaló mi madre.

No la figura, unas putas figuras de unos perros medio retrasaos

que están en la entrada.

Te hice un favor.

Eh... Me toca, ¿no?

Yo nunca, nunca...

Yo nunca, nunca he deseado

darle un beso a...

Judit.

Ah.

Las cosas como son.

¡No! Tía, lo tienes que aprovechar.

Sí, pero bebe tú, capullo.

Venga, va.

Qué éxito.

(D. BSO "Barcelona Noche de Verano")

¡Pastel!

¿Qué pasa?

Me toca a mí. Me toca a mí.

Yo... Yo... nunca, nunca...

Venga, Héctor.

Tranquilo.

Yo nunca, nunca he deseado...

¿Qué?

...que Judit...

dejara a su marido.

Encima rima.

Sí que rima, sí.

Héctor...

(Música suave de piano)

Ey, Toni.

¿Queréis pastel?

Me toca. Me toca.

Yo nunca, nunca...

he metido la mano en el culo de una vaca.

Ey, ¿qué hacemos? ¿Nos vamos?

¿Sí, ya?

Es que estoy reventado ya.

Me sabe mal, por un día que vengo.

Venga, quédate un rato.

Vale.

Tenía ganas de estar contigo.

Bueno, mañana, ¿no?

Vale.

Chicos, yo me voy, estoy reventado.

Si te queda medio cubata ahí. -Alguien se lo acabará.

Venga, cuídate. -Venga.

No has dicho "nunca, nunca". -Te lo envío por whatsapp.

Adeu.

(Truenos)

Me has dejao tirao.

Ahora ya sabes lo que se siente.

Laura, ya, basta, de verdad,

vamos a tener el niño.

¿Esto que me estás diciendo lo has pensao,

o lo dices porque estoy cabreada?

Porque vamos, a mí no me parece razón para tener un hijo.

Joder, ya no sé lo que quieres lo que te diga.

No quiero que me digas nada, Carles.

Joder, yo lo único que necesito saber es

si esta relación va a alguna parte o estamos haciendo el imbécil.

Espera, espera.

¿Qué insinúas? ¿No te das cuenta?

No sabemos dónde vivir.

No tienes trabajo en Madrid, yo no tengo en Barcelona.

Joder, que no tenemos 15 años.

Lo que no quiero es perder el tiempo. Te lo digo ya.

¿Te da la sensación que conmigo pierdes el tiempo?

No me entiendes.

Igual lo que te conviene es estar sola, no me jodas.

A lo mejor me conviene estar sola.

(Música dramática)

Eh.

¿Entras o qué? Sí.

Y vomitó, vomitó dentro del...

Estábamos en... En Mallorca era.

En Mallorca en fin de curso.

Y apareció el segurata.

Y se las piró corriendo.

Estaba sobado.

Yo me acuerdo porque me lo hacéis recordar, pero...

¡Te quiero mucho!

Yo nunca, nunca...

Yo nunca, nunca...

Yo nunca, nunca he pensado que sería más feliz a tu lado.

(Música romántica)

Cojo un poco, ¿vale?

(Truenos)

Hostia...

(Llanto de bebé)

La niña. ¿Vas tú?

Sí, ya voy yo.

¿Tú me quieres a mí?

Yo me voy a mear.

Venga, me toca.

Yo creo que me iré. -¿Ya?

¿Ya te vas? -Sí.

Toni no se encuentra bien y prefiero ir a casa.

¿Y el cometa...? -Ya me contaréis qué tal.

Adiós, guapa.

Escucha, coge un taxi, ¿eh?

Sí, no sufras.

Bueno, Judit, encantada. -Igualmente.

Buenas noches, guapa. -Buenas noches. Buenos días, casi.

Adiós.

Eres un gilipollas, tío.

¿Qué quieres que haga?

No sé, lo que tú quieras hacer.

(D. BSO "Barcelona Noche de Verano")

(Truenos)

Te lo juro...

desde el escenario se oía que petaba.

Me hace mucha gracia porque tú sabes...

(Continúa la música)

¡Eh!

¿Mami? No te he despertado, ¿no?

Ah, como pensaba que ibais a ver lo del cometa.

Sí, yo estoy esperando también para verlo.

No, no, no, no me pasa nada. Estoy cansada del viaje y eso.

(Continúa la música)

¡Taxi!

(Continúa la música)

¿Vamos?

(Puerta)

(Puerta)

Hola.

Hola.

Mira... ¿Qué?

Di, di. Di, di.

Pues que lo siento, Laura.

Que me he portao como un gilipollas y que...

que ya sé que no te he escuchao,

ni he estao por ti durante todo el día,

ni he visto el Predictor,

ni lo de mi hermana, ni lo del carrito y...

Y que quiero que sepas que me da igual que sea aquí

o allí o donde sea, pero yo quiero estar contigo.

Tú...

Tú no quieres estar sola, ¿no?

No.

¿Seguro?

Lo digo básicamente porque te traigo una sorpresa

y si no es que no sirve para nada.

Cierra los ojos.

Ciérralos.

Vale.

Ojos cerrados.

Ya los puedes abrir.

¡Tachán!

Pero ¿qué...?

¿Qué es esto?

Bueno, el carrito, el carrito.

Han sobrao algunas piezas que no sé dónde van,

pero aquí está. No está tan mal, ¿no?

Ven aquí.

Solo quiero que sepas que...

¿Qué?

Pues que si algún día atropella a nuestro hijo

voy a estar supercerca para pegar todos los trozos.

Ostras, tío, pero es lo más macu que me has dicho nunca, ¿eh?

Implica a una criatura muriendo en un accidente de tráfico.

No deberías tener el listón demasiado alto, ¿no?

(Música romántica)

¿Ves eso, tío?

Pues no.

La verdad es que voy un poco ciego como para...

Habíamos quedado aquí en los cubos, ¿no?

¡Ay!

(Móvil "música tecno")

¿Qué pasa? ¿Quién es?

Eh, no, nada.

Un momento, ¿eh?

Eh...

Hello.

Eh...

In the beach.

Yeah...

We beach.

Eh...

Right towers.

Okey? Bye. Bye.

¿Quién era, Katherine?

Sí. Sí, sí.

Creo que vienen, pero... no lo tengo muy claro.

Sabes que yo el inglés no... No lo domino.

¿Le has dao tu teléfono?

Sí, antes.

Tío, pensaba que habíamos hecho un pacto, siempre igual.

Siempre igual, ¿el qué?

No se puede confiar en ti para nada. -¿Ah, sí?

¿Y tú qué, señor traductor?

No sé de qué me hablas. -Ahora no sé de qué me hablas.

Va, corta el rollo.

Le traducías lo que te daba la gana para dejarme mal.

Si llego a saber que era tan importante para ti,

te hubiera dejado que te la ligaras.

Traicionar a un amigo no, no se hace.

¿Me la habrías dejado? ¿No tengo posibilidad contra ti?

No insinúo nada, afirmo. Ey, tíos.

¿Se puede saber qué pasa?

Que este tío es un traidor, imbécil y sobrao.

Si soy sobrao es porque puedo, no como otros.

Nada, que me tiene envidia. -¿Perdona?

Me tienes que pedir que no me ligue a las tías para tener posibilidad.

Me tienes envidia.

No lo puedes soportar. Te corroe, te consume.

¿Envidia de qué?

Me he follao a más en el último mes que tú en tu vida. De eso.

Acéptalo de una vez,

Marta te dejó, ¿vale? Te dejó.

Calla que te pego un guantazo que te giro la cara.

Te dejó por alguien que al menos fue capaz de acabar la ESO.

Oriol, por favor. Lo que te pasa, ¿eh?

Es que si Marta te dejó es porque eres tonto.

Tienes a las que quieres una noche.

Al día siguiente se van corriendo cuando ven que el guaperas

es más tonto que un zapato.

¡Pero qué haces!

¿Eres idiota o qué pasa?

¡Basta, basta, basta, basta, por favor!

Basta, por favor. Me sabe mal. Ha sido todo culpa mía

Lo siento, de verdad.

¡Katherine es meva al-lota!

¿Qué al-lota? ¿Qué dices, mallorquina, que no te entiendo?

(Música animada de guitarra)

Que es mi novia.

Pensaba que habíais dicho antes que... que...

Ya sé lo que os he dicho, pero ha sido un juego y...

Se me ha ido de las manos claramente,

un poco.

Pero Katherine, tú y yo never.

Joder, antes nos has comentado que...

Vale, tío, la he liado.

Pero bueno, que aquí lo verdaderamente importante

es que vosotros arregléis lo vuestro.

Y después... nos llamáis. No, no, no.

Desayunamos juntos o lo que sea.

¿Dónde vas? ¿Dónde vas?

Nos llamamos, ¿eh?

¿Qué... qué... qué...?

Al-lota...

Hija de puta... -Joder, ya ves, tío.

(Música suave de guitarra)

Bueno...

Te espero ahí, ¿vale? -Vale.

Ahora voy.

Si estuviese frío ya sería la hostia.

Bueno...

Me voy.

Llevas diciendo lo mismo toda la noche.

Ahora va en serio.

Va.

Piensa en mí de vez en cuando.

Tú también.

(Música dramática)

(Continúa la música)

(Continúa la música)

Hola.

Hola.

¿A qué hora pasaba el cometa ese?

A las 7 o así.

Las 7 es buena hora, ¿no?

Bueno, una mica tard.

Pensaba que... que no ibas a venir.

Pues aquí estoy.

Quería pedirte disculpas por todo lo que ha pasado.

¿No piensas decir nada?

Bueno, no que creo que...

No creo que tenga yo toda la culpa, ¿no?

Bueno, a ver, he sido un poquito gilipollas.

¿Un poquito?

Bueno, un poquito bastante. -Un poquito bastante, ya.

Bastante mucho.

Mucho, mucho. Bastante, mucho.

Tampoco te castigues.

Sabes que nunca me han sentado bien los gintónics.

De hecho, mira en fiesta de la Bego

me sacaron del Apolo por escupir al DJ.

Porque te pusiste histérico porque no pinchaban la de...

Womanizer. -Womanizer.

Es que es un temazo.

Un temazo y tú una maricona hortera, tío.

No sé por qué, tío...

me pensaba que iba a estar toda la vida contigo.

Venga, no flipes, si te saco siete años y...

y de aquí a diez me habrías dejado por cualquiera de dieciocho.

Solo prométeme una cosa, ¿vale?

Prométeme que te vigilarás del manager que tienes porque...

Hostia, pensaba que era una alucinación mía.

Qué va, qué va, si se le nota a la legua, y además...

seguro que es de las malas.

Ancho de espalda, estrecho de culo...

maricón... seguro. -Seguro.

Esto es una mierda, tío.

Ya lo sé.

No, de verdad, esto es una puta mierda.

Marc, yo esto no es lo que quiero, tío.

Ni yo.

A la puta mierda, ¿vale?

Si tengo que esconderme...

No, te digo que a tomar por culo. -No, escúchame.

Está pensado, nos vamos a las afueras,

compramos una casa con una finca gigante, con verjas...

(Música suave de piano)

Si me cogen que sea por lo bueno que soy, con todas las consecuencia.

Yo paso de esconderme, tío.

Estoy hasta la polla.

(Continúa la música)

(Risas)

(Música animada)

(OFF) "Definitivamente el cometa y el amor están muy cerca".

"El cometa pasa y todos miramos arriba".

"Y pronto se irá, se alejará de la Tierra,

y tendrán que pasar muchas noches de verano

antes que nuestra órbita vuelva a coincidir".

"Creo que no es el cometa lo que ha hecho especial esta noche,

es lo que has vivido mientras lo esperabas".

(D. BSO "Barcelona Noche de Verano")

"Quizá los incas se referían a esto cuando se referían al final".

"El desenlace llega cuando el cometa pasa,

cuando ha cruzado el cielo,

dejas de mirar arriba

y compruebas quién tienes al lado".

(Continúa la música)

"Sea como sea, el amor seguirá dándonos de hostias,

ahora, y siempre".

(Joan Dausá "Jo Mai Mai")

Queda con la guiri, ¿eh?

¿Era polaca la chavala o...?

No sé, pero tenía un inglés un poco raro, ¿no?

Yo creo que se hacía la sueca un poco.

Ahora con la mallorquina se va a casa y...

Ahora qué, ¿no?

Ya fuera de todo, molaría verlo también, ¿no?

# Em dóna el cava i el poso en fred.

# I arriben l'Hèctor i la Clara

# porten la nena dormida en el cotxet.

# I obro la porta a la Judit

# "Avui véns sola...". #

Yo no sé por qué el mundo del fútbol tiene problemas con nosotros.

Si está lleno de gais. -Claro que sí.

Sí, sí. Esos abrazos tan cariñosos. antes de salir al campo.

Y el míster cuando salimos... todo son palmaditas en el culo.

Se sobrepasó, ¿eh? -¿Qué dices?

Sí, más de una vez.

Y las clases estas típicas de... "mira cómo la chupa, tal".

¡Pásala, chupón, chupón!

Yo de pequeño era chupón.

Y lo sigues siendo.

Hijo puta.

# I l'Hèctor diu:

# "Jo mai mai he desitjat fer un petó a la Judit".

# I afegeix: "Jo mai mai he desitjat

# que deixés el seu marit".

# Tothom em mira i ningú beu...

# I aquell dard emmetzinat se m'ha clavat al cor.

# I ho reconec, i faig un glop.

# I veig que tots riuen de cop,

# però la Judit aixeca el got,

# em mira i diu:

# "Jo mai mai no he pensat

# que seria més feliç al teu costat".

# "Jo mai mai no he pensat

# que seria més feliç al teu costat".

# I jo em congelo i ella beu. #

(Dausá "Quan tothom dorm")

# Tota la ciutat.

# sembla haver mudat la pell.

# El nom dels carrers

# fan que em senti un estranger.

# I de cop,

# quan tothom dorm,

# el món se'ns fon.

# I de cop,

# quan tothom dorm,

# ens quedem sols...

# Un altre cop...

# Un altre cop.

# Només tu i jo...

# Trobo el meu portal,

# però algú n'ha canviat el pany.

# Hi ha un llum encès,

# que s'apaga quan el veig.

# I de cop,

# quan tothom dorm,

# el món se'ns fon.

# I de cop,

# quan tothom dorm,

# ens quedem sols...

# Un altre cop...

# Un altre cop.

# Només tu i jo...

# I de cop,

# quan tothom dorm,

# ens quedem sols...

# Un altre cop...

# Només tu i jo...

# Sense guió... #

Somos Cine - Barcelona, noche de verano - Ver ahora

Barcelona, noche de invierno 

La mágica secuela de Barcelona, noche de verano, que tiene lugar durante la Noche de Reyes. Varios divertidos y conmovedores personajes viven historias de amor románticas, alocadas y en ocasiones, agridulces. Una pareja de ancianas decide salir del armario para sorpresa de su familia.

No recomendado para menores de 7 años Somos Cine - Barcelona, noche de invierno - Ver ahora
Transcripción completa

(Música animada de guitarra)

(OFF) "En el 2013 dirigí una película,

'Barcelona, noche de verano',

nominada a tres Gaudís, entre ellos mejor película".

"Fue un año de alegrías".

"Algunos dijeron que el éxito se me subía a la cabeza".

"Soy Dani de la Orden, director de 'Barcelona, noche de verano'".

"Definirse en una palabra sería difícil".

"Guapo, genio, leyenda viva".

"Si tuviera que elegir una, sería humilde, sin duda".

-"Perdone, le pedí el nombre para ponerlo en el vaso".

-"Y la fama, tarde o temprano, pasa factura".

-"Dani, tenemos que hablar".

"Te lo digo porque te quiero, Dani,

creo que esto del mundo del cine te está cambiando".

"Ya no eres la persona de la que me enamoré".

-"No es que me esté cambiando, yo cambio el mundo del cine, nena".

-"Mira, lo siento, Dani, ya no te quiero".

-"Cuando te deja una chica se lleva con dignidad,

con la cabeza alta".

(LLORANDO) "¿Por qué? ¿Por qué a mí? ¡Pero si tengo un Gaudí!".

"En esa época recibí mucha ayuda de mi amigo Bernat".

"Ahora pasarás

por las cuatro clásicas fases de la ruptura".

-"Ni hablar" -Exacto, la primera es la negación.

"Primera fase, la negación de la pérdida".

"Sé que te precipitaste. Dijiste cosas que no pensabas".

"Sé que quieres volver y si me lo pides de buenas maneras

podría darte una segunda oportunidad".

-"Dani, no pienso volver contigo, ya estoy saliendo con otra persona".

"Lo siento".

-"No, no, si yo tampoco quiero volver".

"Era broma, era broma. Era broma".

"Era broma".

"Lo que necesitaba antes de la segunda fase

era animarme viendo alguna comedia, alguna cosa entretenida".

-"¿Qué película? -'Los Puentes de Madison'".

"Solo tenía una cosa clara,

y es que sin ella nunca conseguiría ser feliz".

"Me siento tan identificado".

"Y después vino la segunda fase, la desesperación".

"¡Sal ya! ¡Dime quién es ese tío con el que vas!".

"¡Él nunca te va a querer como yo!".

-"¡Tu ex no vive aquí, vive en la calle de al lado!".

"¡Es la tercera vez que te equivocas!".

-"Mierda, todas las calles del Eixample son iguales".

-"¿Para qué película?".

"Ah... 'Lo que queda del día'".

"Decidí que prefería la soledad y la tristeza,

antes que vivir queriendo a alguien que no fuera ella".

"Es como si alguien hubiera hecho una peli de mi vida".

"Después vino la tercera fase, la falsa recuperación".

"Una de las etapas más difíciles, en la que crees haberlo superado,

pero vuelves a caer en el pozo".

"¿Sabéis quién soy? El director de 'Barcelona, noche de verano'".

"¿Estáis solteras? -¿De qué peli?".

"¿'Barcelona con Mecano'? No la he visto".

"Si fuera 'Ocho apellidos vascos'".

-"Qué mono es Dani Rovira. ¿Lo conoces?".

(Gong)

"Gracias a Dios después llegó la aceptación".

"En esa fase decidí estar preparado para salir del pozo

haciendo lo que más me gustaba, cine".

"Decidí volver al cine, pero esta vez no a llorar,

sino en busca de inspiración, de las musas".

-"¿Para qué peli? -'Terminator'".

"¿'Terminator'? No sabía

que te gustaban esas pelis tan violentas".

-"Lo que no pensé es que la musa no la encontraría en la pantalla,

sino en la taquilla".

"Quería decir 'Pretty woman', como tú".

"¿Te gustan las comedias románticas? A mí me encantan".

-"En ese momento lo tuve claro".

"Me reuní con los guionistas

y escribimos la segunda parte de 'Noche de verano',

'Barcelona, noche de invierno'".

"Una vez escrita me reuní con el equipo decidido a rodar".

"Esta vez rodaje de calidad".

-"¿Cobrando de verdad

o con bocadillos como la última vez?".

-"¿No os gustan los bocadillos? Son de lomo queso".

"Finalmente la conseguimos rodar".

"Hice lo que siempre había querido hacer".

-"¿Una entrada para qué peli?".

"Barcelona, noche de invierno".

"Y ponme dos entradas. Una para mí y otra para... ti".

-"¿Sí?".

"Que quiere cortar conmigo".

"Que todas me dejan".

"No sé lo que hago mal. ¿Qué hago mal?".

"Qué emocionante es".

"Me ha encantado la película, Dani".

"¿Ah, sí? ¿Pues sabes qué? Yo soy el director".

-"¿De verdad? Tienes que tener

el número de Miki Esparbé, ¿verdad?".

"Estoy tan enamorada de él. Es tan guapo...".

(Gong)

"Quizá esta vez no me llevé a la chica,

pero las cosas no salen como uno quiere".

"Eso sí, mi madre dice que la peli quedó muy bien".

-"Es muy buena, ¿eh?".

-"Y espero que disfrutéis tanto

como nosotros hemos disfrutado haciéndola".

-"¡Venid y disfrutadla!".

# Juren que sempre... #

(CHISTA)

(Música suave de guitarra)

Si esperas una historia de estas de película de amor,

de película romántica,

te advierto que te llevarás una decepción.

-Eso ya lo veremos. ¿Y después qué?

Bueno, pues que... tuve una cita.

¿Una cita? Una cita, pero una cita, cita.

Con sus mensajitos de "yo mañana no puedo, pues yo pasado tampoco".

"Pues entonces yo tendré que mirar a ver...".

En fin, dejándole claro desde el principio

que yo no soy un tío precisamente facilón".

Muy bien, muy bien. ¿Qué tal fue? Fue... que no fue.

Pero no fue culpa mía, yo lo tenía todo controlado.

Primero la llevé al cine, a cenar, la acompañé al portal.

Y luego, bueno, subimos a su casa. Ah...

Y allí un poco de todo. ¿Todo?

Es que me pides que te cuente unas cosas, Antonia, que...

Y estuvimos saliendo unos días, unas semanas...

Y ahí no sé qué me pasó que...

se me quitaron las ganas de saber para dónde iba el asunto.

Yo qué sé. Aquí estamos. Siempre es igual.

Sí, siempre igual.

Yo qué sé, el amor supongo que no es para mí.

Te digo una cosa, Antonia,

es posible que el amor no exista.

(OFF) "Es un engaño de la naturaleza. Sí, sí".

"Para que nos juntemos,

tengamos hijos para que la especie sobreviva".

Sensitive activo... básico. Básico, como siempre, Carles.

Como tú.

Carles ¿cómo va a pesar la niña de 11 a 16 kilos?

El otro día la cogí de la cuna...

Anda que no. No la coges mucho, parece ser.

¿Que no...? Cuando la cojo en casa la subo así...

Se me pone brazo.

Serotonina, feniletilamina, dopamina, feromonas...

Elementos químicos que conforman un plan de la naturaleza.

Alfeñique.

Tío, esto no es un insulto.

Si ni es una palabra. Claro que lo es.

¿Qué es un alfeñique?

Tú eres un alfeñique.

Alfeñique tu puta madre.

¿Ves como existe? Incluso tú la utilizas.

Esto es para gente joven que cree en eso.

No digas esas cosas, Miguel. Es la verdad.

Y la tía se viene y me dice que...

que quiere cortar conmigo.

"Si es que siempre me pasa lo mismo".

Que todas me dejan.

Que no sé lo que hago mal. ¿Qué hago mal?

La verdad es que no... No sé.

Pura química, Antonia. Pura química.

Ay, Miguel, Miguel.

No lo digo solo yo, hay un montón de autores que he leído

que dicen esto. ¿Quieres que te apunte

a una página web de esas que yo utilizo?

Por favor, Antonia...

¿Llegas y no me saludas? -Pero si acabo de entrar.

Dame un beso. -Claro que sí.

Vale ya que me llenas de babas.

Estás más guapo desde que estás soltero.

Ay, Miguel, ¿qué vamos a hacer contigo?

Yo qué sé, Antonia.

A mí ya se me ha pasado el...

Oye, ¿verdad que puedes arreglártelas tú solo ya?

Sí. Muchas gracias.

Que vaya bien la cabalgata. Gracias, Antoñita.

(Música dramática)

Tiene que ser hoy.

¿Hoy el qué?

Ah, no, no, ya lo hemos hablado.

Oye, Julia... -Hoy es el día.

¿Por qué tiene que ser hoy? Hoy no me encuentro muy bien.

¿No podría ser mañana? ¿U otro año?

Total ¿para qué?

Porque no puede ser. -Claro que puede ser.

Ha sido así toda la vida. -Pues dejará de serlo.

La rebelión a los 20,

no a los 80, Carme.

Todo irá bien.

(Música suave de guitarra)

-A la salita, por favor. -De acuerdo.

Ey, Julia.

Sí, sí, se fue. Se fue sin mirar atrás.

No había visto a nadie correr tanto en mi vida.

¿A quién se lo cuenta ahora? -Yo qué sé.

Tú sí que me entiendes, Sara. Eres una chica increíble.

Eres atenta, comprensiva, bonita.

Disculpe, mire, tengo que colgar que tengo trabajo en recepción.

Bueno, basta.

Escuchadme los dos. -¿Qué llevas ahí, tío?

Típico de Cataluña, lo compré en Las Rambles.

Lo raro es no llevarlo.

No se lo vi a nadie. -Lo llevan.

¿Me dejas hablar? Gracias.

Tengo flyers para esta noche. Lo tengo todo preparado.

Toma.

Guárdate esto. Que no te pille los mossos que te hostian rápido.

Es marihuana. Claro. ¿Qué parte no entendéis?

Que no salgo. Ceno en el hotel y después veo una peli.

¿Peli? Peli mola también.

Una guapa, no cualquier mierda.

Una comedia romántica para todos.

"Love actually", por ejemplo.

Esa es de puta madre.

Y luego velas.

Velas necesitaremos también para la bañera en pelotas

y nos comamos todos la polla.

Me prometisteis que saldríamos.

Hoy no cenamos.

Tío, mañana sale el avión a primera hora.

Estamos en Barcelona,

capital mundial del libertinaje sexual.

¿Aquí sabéis que es de mala educación

si le pedís follar a una tía que te diga que no?

Después de lo que me pasó no estoy para fiestas.

Y dale.

Me has hinchao los cojones.

Te lo digo clarito. -Curro.

¿Sabes por qué te ha dejado Bárbara y todas con las que has estado?

Tranquilo. -Estoy tranquilo. Se lo diré bien.

Porque eres un puto coñazo. -Claro que sí, con suavidad.

Parece tonto. A la mínima se enamora.

Empiezas a agobiarlas y se asustan. No es verdad.

¿Cuánto estuviste con Bárbara antes de salir?

Dos días. ¿Con Ana, la anterior?

El mismo día empezamos a salir.

Y Sara, la de recepción, ¿qué? Una chica simpatiquísima.

Parece que le pedirás matrimonio en la primera cita.

Eso solo pasó una vez.

¿No puedo liarme con una tía y enamorarme de ella?

Necesitas encontrar el punto intermedio.

Para eso tienes que haber vivido en los extremos del amor.

El del pringao que se enamora el primer día

y quiere casarse y el follador.

Que te la follas una noche y paćasa.

Yo te voy a enseñar a ser ese follador.

Lo primero es que te vienes esta noche y haces lo que te diga.

No me apetece salir de fiesta, yo qué sé.

¿Y qué te apetece, Óscar?

¿Seguir amargándote en camas de hotel?

No. Claro que no. Vamos a salir.

Le vamos a dar a las catalanas lo suyo.

Vale.

Vale no, más alto. Vale.

¿Vale qué?

Que me voy a liar con una tía.

¿Y qué más?

Me voy a ligar a una tía, me la follo y ya.

Claro que sí, a follar.

¿Quién es mi tigre?

Hasta luego.

Eh, ¿dónde vas, Casanova? ¿Ya no te quedas?

Tequila y juegos de mesa, ¿eh? Tentador, pero tengo una cita.

Venga, qué traviesillo, ¿eh?

Hala, que viva el amor, ¿eh? Hala...

Es maricón y no lo sabe.

¿Qué has pedido para cenar? Unas veggies paprikas.

¿No jodas? ¿Otra vez del vegetariano?

¿Qué? ¿No te gusta? ¿A ti desde cuándo?

Voy yo. Hijo de puta, ya sé lo que te pasa.

¿Qué repartidora te mola? ¿La rubia o la morena?

Si la morena tiene casi 60 años.

Bueno, olla vieja hace buen caldo.

Bueno, llevo un mes trabajándomela, no me lo jodas.

Eh, eh, eh.

También me la he trabajado.

Cada vez que paso delante

me la quedo mirando rollo: "¿Sí o no?".

"¿Sí o no?". Vaya gilipollez.

Llevo un mes pidiendo comida en el restaurante.

Llamo dos días sí, uno no. Un día no, dos sí.

Luego uno no, uno sí, y tres no.

Y vuelvo a empezar para no llamar cada día...

Vale, vale, vale.

Si significa tanto para ti te la dejo.

¿Cómo que me la dejas?

¿Insinúas que si quisieras no tendría posibilidades?

Se me dan bien las tías y a ti se te da bien...

las palabras, ¿eh?

Para mí el scrabble y para ti las tías.

Mira, que te jodan.

Adelante, guapa.

Vaya, qué piso más chulo, ¿no? -Sí, ¿eh?

Si llamas tanto al final pensaré que llamas porque quieres verme.

Sí, claro, chicas a domicilio.

Estaría bien que existieran.

Sí, existen, se llaman prostitutas.

Ten, Álvaro, que aproveche. Hasta la próxima.

Ángel. -Ángel. Ángel.

Hasta la próxima.

Yo a ti te conozco, ¿no? Vosotros sois...

Compañeros. -¿Sois compañeros?

Cada uno en su habitación. No te líes. Nada de...

Compañeros de piso. Ah, no, no...

Separaditos y tal. -Ah, claro, muy bien.

Encantada. Soy Adrián.

Ah, Silvia.

Pues nada...

Gracias por la comida. -Ah, claro.

¡Ay!

Pues muy bien, nada... Una cosa, eh...

¿Haces algo esta noche?

No... Dentro de un par de horas termino el reparto

y después ya nada.

Ah, bueno, ¿si te apetece tomar aquí algo con nosotros?

Ah, sí, sí, ¿por qué no?

Sí, claro, cuando acabe puedo venir a tomar una copa.

Perfecto.

Aquí estaremos. Pues, muy bien, que aproveche.

Hala, adiós. -Hasta luego.

Adiós. Adiós.

Pasa.

¿Ves ese montón de papeles de ahí?

Son currículums.

"Estoy deseando esforzarme mucho para aprender el oficio...".

Bla, bla, bla... ¿Qué te parece?

¿Será buen fotógrafo? -No sé.

Creo que será una mierda de fotógrafo.

Como todos los jóvenes que no habéis revelado un carrete.

Pero parece que por lo menos intentará hacer bien su trabajo.

¿Has visto lo que me enviaste la semana pasada?

Te pedí fotos de un tipo saliendo de un hospital y mira.

Aquí está de espaldas.

Esto artístico pero no lo entiendo.

Aquí la cara tapada por una cinta. Por el amor de Dios, Anna.

Es que con este tipo de reportajes no me acabo de sentir cómoda.

En esta agencia hacemos de todo.

Si para ti hacer prensa rosa no es suficiente,

quizá sea que no vales para este trabajo.

A mí a tu edad no me importaba ensuciarme las manos.

Tienes que hacer lo que sea, lo necesario, lo que haga falta.

Pero no esta mierda, por favor.

En blanco y negro... ¡Mierda!

¡Remierda!

Si no se ve una mierda.

Te prometo que la próxima vez... -Ya veremos si hay próxima vez.

De momento tienes que salir ahora.

Uno de tus compañeros dice que está enfermo

y tienes que cubrir la cabalgata.

Niños sonrientes, espíritu de Navidad.

Gente cogiendo caramelos... -Sí, jefe.

No la vuelvas a cagar, Anna.

Venga.

(Llanto de bebé)

(Llanto)

Mira qué tiene el papa. Mira.

Ya está.

"Lamentablemente debemos informarle

que no podemos contratarla en este momento".

Operación completada. Stop.

"Listos para salir".

Venga.

¿Qué? ¿Vamos?

¿A Madrid? No, a la cabalgada, digo.

¿A la cabalgata ahora? (ASIENTE)

Bueno, es muy justo, Carles.

Luego tendríamos que pasar antes de irnos.

La niña es pequeña. No se enterará de nada.

Si solo es un momento.

De verdad, me parece un jaleo.

Vamos a hacer una cosa, a votar.

La niña lo está pidiendo.

Yo. Te lo está pidiendo a gritos.

Pues nada, todos a la cabalgata.

¿Lo tienes todo listo? Sí, sí.

¿A que sí?

Te estabas dejando el abrigo. Lo iba a coger ahora, sí.

Los guantes, el gorrito...

Iba ahora. Si... claro.

El otro chupete. Se lo iba a poner.

Dalsy. Hostia el Dalsy. Sí.

Toallitas, pañales... Oye, Laura,

para venir con este rollo te puedes quedar en casa.

Que no, que no, vamos. Está bien.

Parece que no quieras que salga solo con la niña.

No quiero discutir, Laura, de verdad.

Al final pensaré que solo decides tú las cosas aquí.

¿Sabes lo que pasa? Si no tomo las decisiones no las toma nadie.

Ah. ¿Cómo se lleva eso de mandar tú

y a la vez ser la única puteada? No se entiende.

No sé si te das cuenta. No he dicho de mandar.

Estoy hablando de responsabilidad. Muy bien.

Tampoco quiero discutir.

Si la cosa fuera mandar y se hiciera lo que me conviene

ya me dirá qué hago viviendo en Barcelona lejos de mi familia

habiendo dejado mi trabajo...

Oye, yo también hago esfuerzos, hoy voy a Madrid...

Ah.

No... No te... No.

Anda, ven. Está bien. Está bien conmigo.

Sí, lo sé. Vamos.

Hala, vamos, chiquitita.

Vamos, chiquitita.

Oye, Laura, lo de Barcelona lo hablamos

y decidimos juntos que era la mejor opción.

¿Al final quién ha pringao? Hemos pringao los dos.

Por eso somos pareja.

¿O no pago el alquiler y no pasa nada?

Muy generoso tú, ¿eh?

Te encargas de recordármelo por si se olvida.

No, no, no...

Te pido que me apoyes un poquito más.

Ahora no te apoyo. No te apoyo, vamos.

Dos semanas estuvo la niña mala y no tuve un minuto de descanso.

Igual podrías pedir ayuda.

¿Yo te tengo que pedir ayuda a ti? No. No, no, no...

Vale, vale, vale. Es igual.

¿Cómo se llama su pediatra?

¿A qué estamos jugando ahora?

Pues... ¿Lo ves o no lo ves?

No me viene ahora. ¿Qué importancia tiene eso? No tiene.

Ya.

Laura...

Para la hora que es vamos tirando para el AVE.

Ah, muy bien.

¿Y por "vamos"? ¿A quién te refieres exactamente?

Si te apetece te vienes y si no, te quedas.

Fantástico, vamos. Sí que tomas decisiones, sí.

Me dejas una libertad...

Oye, Laura... ¡Laura!

¿Qué?

Ay, mira, Carles, haz lo que te dé la gana, ¿eh?

No te equivoques, ¿eh?

No soy el que hace lo que le da la puta gana.

(D. BSO "Barcelona, noche invierno")

Doctor González.

Doctor González.

(Música clásica)

(Megafonía)

"¡El rey Melchor!".

¡Hola, niños!

¡Andrea!

¡Andrea!

¡Andrea!

(Silencio)

(Música dramática)

¡Quieto!

(Grito)

¡Andrea!

Perdón. Perdón. Perdón.

¡Andrea!

¡Mamá!

¡Perdón!

¡Perdón!

Perdón.

¡Una foto! Así, muy bien, sonreíd.

Mira.

Cuélgalo en el facebook. -Ey, ey, ey, ey, ¿qué pasa?

El Rey Mago saltó de la carroza. -¿Qué?

(Timbre)

(Ladridos)

¿Jaume Armengol Fons?

Soy yo.

Tengo que hablar con usted.

Pase.

¿Qué?

¿Ha venido aquí a pasearse?

No. Perdón.

Busco información sobre una persona que conoció hace más de 50 años.

Una chica que se llamaba Cécile.

¿Cécile?

¿Cécile?

¿Cécile está...?

(Música suave de piano)

He venido porque usted tiene una hija.

Yo no tengo ninguna hija.

Esta es su hija.

Hasta hace tres meses nosotros tampoco sabíamos

que usted era su padre.

¿Es mi hija?

Buenas noches.

Majestad.

¿Le apetece tomar algo?

Tenemos churros con o sin chocolate.

Rellenos de crema, caramelo, nata.

Tenemos porras.

Tenemos... Una de churros normales, por favor.

Un clásico entre los clásicos.

Ha hecho una gran elección.

Aquí tiene, majestad.

Gracias.

¡Hostia! Disculpe.

¿Las fotos? No las tengo, pero le juro que no volverá a pasar.

La próxima vez... "¡Adiós!".

¿Hola?

No, no, no, no.

¿Hola?

Hola.

Yo soy Ana, ¿y tú? No tengo ganas de hablar.

Es que yo trabajo para una agencia

y creo que me van a echar por tu culpa.

Bueno, por tu culpa no,

pero el caso es que estaba en la cabalgata

y no pude captar tu proeza.

Había unos mellizos muy guapos

y pensaba que tenía que hacer fotos...

¿Jerséis iguales?

¿Como con arbolitos navideños? Sí, sí, esos.

¿Me enseñas la foto? Ah, sí, sí.

De hecho, quería pedirte si te parece bien

si podía hacerte una foto... Cállate un poco, por favor.

Es que es esta. Mírala.

¿Ves la mujer que tiene una bolsa en la mano?

Ajá. ¿Te suena? ¿La has visto?

No, había mucha gente allí y yo... ¿Y la bolsa de qué es?

Perdona. La mujer que aparece con una bolsa en la mano.

Sí. ¿Esa bolsa no te suena?

¿De qué es? De una cadena de hoteles.

Mi suegra vive al lado.

¿Cómo se llama? Mercè. Bueno, Mercedes.

Cuando me casé no sabía que la llamaban Mercedes.

Mercè, Mercè, Mercè... Tu suegra no, los hoteles.

Ah... Silken.

Gracias. Gracias.

Espera.

Majestad.

Me ha robado. El de la barba. Me ha robado la cartera.

Cago en la mar.

No tengo un duro.

Ah... Yo te puedo ayudar.

No tengo pasta,

pero tengo un camello que te llevará donde quieras.

¿Qué dices tú ahora de camello?

¡Tará!

Pero quiero algo a cambio.

Hoy todos los fotógrafos

tendrán una foto tuya

saltando de la carroza, y yo no.

Por eso necesito que tú también me ayudes a mí.

¿Qué quieres?

Quiero que me cuentes qué estás haciendo

y acompañarte para unas fotos para un reportaje.

De acuerdo. Eh...

Busco una mujer que hace 20 años que no veo.

La vi desde la carroza, salté... Espera.

Corrí entre el público... Espera.

No... ¿20 años?

20 años, sí.

¿Después de tanto tiempo...? No voy a entrar en ese tema.

Vámonos.

Espera, tienes que llevar la barba puesta.

Para las fotos.

También es parte del trato.

Vamos.

(D. BSO "Barcelona, noche invierno")

Hola. -Hola. ¡Claudia!

¡Oh!

¡Ay!

¿Qué tal? ¿Cómo lo llevas?

Mírame, gorda.

Ay. -A punto de explotar.

Laurita, mi vida.

Uy, mira qué grande está.

¿Y a Carles qué le ha pasado?

-Nada, una gastroenteritis de estas...

Hija. -Papá.

Ay, cariño... -¿Qué tal?

Ay... Ay...

"Tengo problemas con la bebida".

¿Cómo le pones esta camiseta a la niña?

Ay, Dios.

"Ya hemos llegao".

¿Y? "Ya hemos llegao".

Punto.

¡Allá, papá!

Hostia.

En su corazón encontrará el camino correcto.

Gracias. Gracias, ¿eh?

Gracias.

¿Qué?

Berta...

Sí, hola.

Me gustaría reservar una plaza en el AVE Barcelona Madrid.

A nombre de Carles.

Mire, ¿sabe qué?

Póngame dos.

Sí, a nombre de Josep.

Con pe, con pe.

Sí, pe, pe, de Puigcerdá.

(Música animada de guitarra)

He fundido el 3-G, pero te bajé todas las aplicaciones para ligar.

Adopta a un tío, Happen, Badoo,

Meetec, Tinder, Wanted,

Poof, Lovoo, Grupifive, Grindr y Siri.

Grindr es de gais.

¿Y tú cómo lo sabes? -Lo sé y punto. Quiero ayudar.

¿Lo hemos traído por descuento?

Solo quiere ayudar. Que se calle la puta boca.

Toma. Lo importante es encontrar a la chica adecuada.

Vamos a hacer ronda de reconocimiento.

Quédate, vigila que no me echen burundanga.

Es muy importante que sea guapa.

Pero no demasiado guapa.

Una mala elección te puede joder toda la noche.

Vale.

(Música animada)

¿Qué tal esa? Esa está muy bien.

Muy bien. Muy guapa de cara, buenas tetas.

Está sola en un bar...

Triste, acaba de llorar. La acaban de dejar.

No, no, eso no está bien.

No puedo dejarte que vayas. Ya.

Está mal aprovecharse. Que voy a ir yo.

No me jodas, me mira a mí.

Óscar, espero que me perdones. ¿Y si voy primero qué pasa?

¿Cómo vas a ir con los pantalones así

que parece que te acabas de mear? ¿Qué les pasa a mis pantalones?

¡Hijo de la gran... puta!

Mamón.

Eres un pringao.

¿Qué?

Que eres un pringao.

Y tu amigo un cabrón.

Se ha quedado contigo. Me he dado cuenta. Gracias.

Uh, no te preocupes, porque creo que no llegará a buen puerto.

Vale, creo que ahora me siento mejor.

Me alegro. Muchísimas gracias.

No nos hemos presentado, ¿verdad? Yo soy Óscar.

¡No! No ¿qué?

No, no, no, no.

¿Ahora intentas ligar conmigo? No.

Que no, que no.

Perdona. Perdona, lo siento.

Espera. Nadie ha dicho que no me gusta que lo hagas.

¿Y estás sola? Buen intento.

Con una amiga. Está en el baño.

Querréis hablar de vuestras cosas...

Eso pensaba yo también.

No se calla ni un momento.

Yo, yo, yo, yo y yo.

Que si diseño mi propia ropa, que soy mi propia jefa...

Que si soy emprendedora. Cállate ya, joder.

Eh, pues...

Pues por qué no la dejas aquí ¿y... te vienes conmigo?

¿Qué? Sí.

¿Estás loco? ¿Qué es lo peor que te puede pasar?

¿Que sea tan o más pesado que ella? No.

Eso no va a pasar.

Y yo te invito a una cerveza, nos vamos por Barcelona,

me enseñas la ciudad y ya está. Yo me voy mañana.

Va.

Vale.

¿Sí? Sí.

¿Seguro? Que sí.

Joder, ¿ya? Que sí.

Oye, ¿no serás un psicópata, no?

Si lo soy será una historia que contar a tus hijos.

Corre. Vale.

Estoy flipando.

¿Ya? Joder con las catalanas, vaya guarras.

No me la robes, por favor. Tranquilo. Pero no la cagues.

No te enamores, Óscar. No la cagues.

¿Y cómo hago para no cagarla?

Hay tres normas básicas como buen follador.

La primera, nada de dormir juntos.

Ni caricias ni mariconadas.

Te la follas y pa casa.

Para un follador hay pre y durante.

Nada de post. No hay pros, perfecto.

Post, céntrate.

Segunda, nada de comer juntos.

Si te entra hambre te pillas un kebab.

Te lo comes solo, como los machos. Los machos comen Kebab.

Comen solos. No te enteras.

Tercera, y más importante, nada de contacto con sus amigos.

Ni amigos, ni compañeros de piso, ni familiares.

Cuanto menos te echen de menos, mejor. No me falles, follador.

¿Qué? ¿Crees que se la follará o qué?

¿A una catalana? Ni de coña.

Vale, vale, pero ¿le pilló haciendo qué?

Ah, bueno, a muchos les pillan sus padres haciendo...

No pasa nada. Con todo el mondongo ahí.

A mí mi madre me pilló una vez también.

-¿Tocándote? -No, qué va, con dos tíos.

¿Con dos tíos? Sí.

¿A la vez? -Sí, ¿qué pasa?

Ah, no, nada, nada, nada.

Nada, nada... Un trío. ¿No habéis hecho un trío?

Ah...

No, yo no.

Yo sí.

¿Y lo haríais?

¿Ahora? -No, tío, ahora no.

Eres un flipao... -Sí, venga, ahora...

Se lo cree todo. Cómo es.

Pero es guay, mola.

Te falta menta, ¿no?

Sí, sí te falta.

Acompáñame un momento a por menta.

Vale, sí. Ven.

¿El lavabo? -Allí detrás.

¿Te has fijao en lo que acaba de pasar?

Joder, sí.

¿Crees que lo dice en serio?

No lo sé...

Probablemente no, ¿no?

Vale, vale, ya decía yo.

¿Tú crees que sí? Yo creo que sí.

Pero no estoy seguro.

Porque en el caso hipotético de que ella quisiera, ¿tú?

No, claro que no.

¿Qué pasa? Pensaba que esto era una fiesta de tres, ¿no?

Ya vamos. Ya vamos.

Es como la lotería sin comprar número.

Que no quiero y punto.

Yo no soy el tipo de persona que hace orgías.

¿Pero qué orgía ni qué niño muerto?

¿Sabes lo que significaría convertirme en uno que hace tríos?

Tendría que cambiar personalidad, ir al gimnasio,

hacerme tatus, ir a "Mujeres, hombres y viceversa".

Que no quiero ser ese tío.

No estoy preparado, lo siento.

Tú estás como una cabra, ¿eh?

Además no tengo muy claro que ella quiera.

Esta tía es como una montaña rusa. Parece que sube, que sube,

y antes de llegar arriba ya vuelve a bajar.

Me aturde. No sé de qué hablas.

¿No te has dado cuenta? No.

Mira, ya verás.

Ey. -Ey.

¿Está rico el mojito? -Está buenísimo, me encanta.

Además, el mojito me recuerda

a la primera vez que tomé de campamentos...

Era de noche, había un lago

y fui a bañarme yo sola con todos los monitores, ¿vale?

Todo tíos.

Empezamos a tomar mojitos sin parar, a bañarnos.

A jugar a ahogarnos...

Empezaron a arrancarme la parte superior del biquini

y me quedé ahí sin nada bañándome en pelotas.

Y al final... -¿Qué?

Nos quedamos todos dormidos.

¿Y no pasó nada más?

No. ¿Por? No, por nada.

¡Ay!

¿Puedo ducharme?

¿No te importa? -No, ve, ve.

Es que llevo todo el día para arriba y para abajo

y tengo la manía que hago tufo.

¿Sí?

Y después una vez limpia, ¿hacemos el trío?

Madre mía, no me puedo creer que vayamos a decir que no a esto.

Vamos. ¿De verdad?

Si tantas ganas tienes, vamos. Vamos.

(Música suave de guitarra)

¿Te sirvo más vino? -Sí, ponme un poco.

-¿Está bueno? -Sí, lo ha traído Enric.

Sí, es un charelo de garnacha blanca. Está bien.

¿Cómo se llama? -Hábitat.

Ya basta.

¿Cuándo llegará papá? -Llamó y dice que viene.

Mamá, ¿qué tal el tobillo? -Mejor. Mucho mejor, sí.

¿Qué tal, Enric?

Bien. -No estás bien, ¿eh?

Estás más gordo. -No, no estoy más gordo.

Está como siempre.

No parece que rompiera con Rosa, parece que se la tragó.

Manel, no estoy más gordo. Estoy un poco hinchado. Ya está.

Bueno, hinchado de gordo.

¿Qué sabemos de Rosa?

Montse se la encontró por la calle.

Dice que estaba guapísima. Se ha hecho no sé qué en el pelo.

Y que está más joven que...

Mamá, mira qué me hace. -Nena.

¿Quieres que los Reyes te traigan carbón o qué?

Deja respirar a tu hermana.

Clara, ¿qué pediste a los Reyes? -Una bici.

No, has pedido unos patines. -No, una bici.

¿Qué dices de una bici?

Están pasadas de moda. No sabes ir en bici.

Una bici, pero con ruedecitas.

Barcelona no está preparada para ir en bici.

No hay suficiente carril bici, te la roban.

Los conductores no están habituados y te aplastarán el cerebrito.

Manel...

Eres tú quien ha pedido los patines.

Yo una PlayStation.

¿Qué me estáis contando?

En la carta no pone nada

ni de bici, ni de PlayStation, ni de nada.

Ey, ey, Manel...

Que esta no es la auténtica.

Que hago una fotocopia, para mí, para que yo sepa qué traen los...

Mira, los patines Pinky Doggie y la casita de muñecas Planet.

Esta carta no es. La envió mamá.

Montse, no te imaginas el curro que ha tenido el Rey

para encontrar la casita Pinky Ponke

y los patines de los Doggies.

Manel, los Reyes son mágicos y seguro que lo solucionan.

-Claro que sí, seguro.

-Manel, lo tienes bastante jodido esto.

Quisiera decir unas palabras.

Espero que pidas unos patines. -Manel...

Hace tiempo que quería hablar con vosotros, meses.

Quisiera deciros que os quiero mucho

y que sois lo más importante de mi vida.

Por eso, Julia y yo

tenemos la necesidad de deciros que...

El rey Melchor se ha dado a la fuga.

Aún estamos a tiempo de pedir casita y patines.

Manel, no seas pesado. -Julia y yo...

queremos deciros la verdad. -Mamá.

¿Qué estás diciendo?

¿Qué es Julia? -Julia, la tita.

En realidad no es la tía ni la hermana de nadie.

Si dejáis de llamarla tita será más fácil.

Mamá, ¿quieres que llamemos Julia a la tita?

No le vamos a cambiar el nombre ahora.

Es imposible.

Pasar a llamarla Julia a la tita... -Un momento.

Di, yaya, va.

Julia y yo...

tenemos una relación sentimental.

Guau.

Niñas, iros a jugar un ratito, anda.

(Timbre)

¿Abro yo? -Sí.

Voy.

-Niño, ¿cómo estás?

Campeón. -¿Cómo estás?

Muy bien, muy bien, muy bien. -¿Sí?

Buenas noches, familia. Ya estoy aquí.

Hola. -Cuñado, ¿cómo estás?

Chaval. -Hola.

Carme. Julia.

Hola, cariño. ¿Qué tal?

Perdonad, el retraso, pero no llegaba un palé.

Ya os imagináis. El berenjenal de siempre, lo típico.

Ya está, ya está, ya pasó todo.

¿Y qué? ¿Qué tal?

(Música suave de guitarra)

¿Pasa algo? -No.

Tenemos un rey que se ha escapado de la carroza,

no sabemos quién ha pedido los patines y la casita y...

mamá, que se ha hecho lesbiana. -¿Eh?

(Música animada)

Buenas noches. Buenas noches.

Creo que tengo una amiga alojada aquí. Se llama Andrea.

Si puede, por favor, ponerme en contacto.

Pero vaya jeta.

¿Sabe el disgusto que le ha dado a mi hijo?

Por favor...

Pues no, no hay nadie registrado con ese nombre.

(Continúa la música animada)

No... ¿Seguro? ¿Seguro?

¿Le puedo hacer una fotografía?

Vamos.

¿Qué haces? Esta exclusiva es mía. -¿Qué haces?

(Continúa la música)

No, lo siento.

Visca el Barça.

(Continúa la música)

No, lo siento.

No, lo siento.

No, lo siento.

Pues sí, tenemos una Andrea.

Eh...

Perdón.

¿Puede llamarla por teléfono y pasármelo después?

Lo lamento, pero a estas horas no nos está permitido.

Vamos a ver.

Si lo desea puede dejarle una nota y mañana se la entregamos.

Sí. No. O sea, déjeme que le explique.

Llevo 20 años buscando a esta mujer.

La he encontrado... Que no.

Que no puede ser. A mí qué me cuenta.

Qué pasa con la gente que todos me dan la lata, por Dios.

Oye, ¿qué es eso?

(Teléfono)

¿Qué?

Perdona, ya volveremos mañana. Buenas noches.

He visto la habitación.

Trescientos trece.

Corre.

Corre.

(Continúa la música)

No puedo llamar así. Ah, sí, dame.

¡La peluca!

Espera.

Bien. ¿Qué le vas a decir?

No lo sé.

¿Sí?

Eh... Perdone, ¿usted se llama Andrea?

Sí, soy yo misma.

¿Pasa algo?

Nada. Perdón, me he equivocado.

Buenas noches. Buenas noches.

Buenas noches.

(Música dramática de guitarra)

Va.

Jo...

Mi madre ya está mayor y la verdad es que...

no quiere saber nada de todo esto.

No puso muy buena cara cuando le dije

que iba a intentar encontrar a mi abuelo.

Después del funeral de mi abuela,

vaciando su habitación, encontramos una carta,

que hacía referencia a usted.

Y empecé a investigar.

No sabía su segundo apellido.

Así que...

Antes de venir aquí ya casi me había dado por vencida.

Habla muy bien castellano.

Decía que era el suvenir que había traído para nosotras.

Su abuela y yo fuimos pareja durante un año y medio.

Ella me enseñó a conducir.

En aquella época vivía en un pueblo pequeño.

Y ella alta, francesa...

Se había ido unas semanas a Francia.

Y yo solo esperaba los días esperando su vuelta.

Entonces en una carta me confesaba la verdad.

Estaba prometida con otro hombre.

No hubiese imaginado nunca...

que cuando se marchó estuviera...

Mi madre no entiende por qué Cécile mintió todo aquel tiempo.

El mundo no era como el de ahora.

No podías dejarlo todo por alguien tan fácilmente.

Continuamos escribiéndonos

y ella cada vez tenía más decidido dejarlo todo por mí.

Pero un día las cartas ya no llegaron.

A veces tengo la sensación que...

desde que Cécile desapareció,

no sé, he vivido como...

como suspendido en el tiempo.

Me alegro

que ella tuviera fuerzas

para seguir adelante con su nueva vida.

Quizá yo hubiera debido tener más.

¿Podría darme una foto de usted?

Se la cambio por las suyas.

Es un cambio justo.

Bueno...

# I el sol se'n va a un racó.

# I és fa de nit a l'escenari.

# Dos actors sota un balcó.

# Tothom a lloc...

# I que plogui amb tanta força.

# ...avall la història.

# Que ressoni aquella nota.

# No pareu,

# fins que s'ofeguin els records. #

¿Y de verdad, hija, le sigues dando de mamar?

Sí, papá, sí.

¿Qué necesidad tienes, hija?

Hablando de mamar a edades que no tocan.

No sé de qué hablas. -No, ni yo.

¿Qué te digo siempre? -A papá ni caso.

¿Y al niño qué le vas a decir, que su padre ha muerto?

No, pero a lo mejor le explico cómo maté a su abuelo.

Pero hija sin un hombre a tu lado que...

No te preocupes por eso, contigo tenemos de sobra.

(Timbre)

No, hija, quieta, tú no te levantes.

Anda, ve tú, Mari. -No te fastidia.

Voy yo.

¡Ah!

¡Carles! Hola.

¿Qué tal estás? ¿Qué tal?

Qué sorpresa.

Qué guapa estás y qué enorme.

¿Esto qué es? ¿Has visto?

No te esperábamos. Ya.

¿Estás bien? Sí. Sí, bien, bien.

Dadme los abrigos y ya... ya los dejo.

Vale. Te ayudo.

Sí, muy bien.

¿Carles? Hola, Laura.

Veo que al final te has... Sí, al final...

O sea, Josep... O sea, yo...

Que, bueno, aquí estoy.

Mira, Laura, que me sabe muy mal todo esto, que...

lo siento, y...

y ya está.

¿Ya está?

Qué guapa estás.

Carles. ¿Qué tal?

Tú sí que eres guapo. ¿Y tu tripita? Eh...

Mamá, no te acerques mucho no te vaya a contagiar.

Anda, ven conmigo.

Oye, ¿qué tal la niña? Dormida, bien.

¿Qué tal el viaje? ¿Bien? Bien, bien. ¿Tú?

Bien, la tripita mucho mejor.

Sí, sí. Ah.

Jefe, ¿qué tal? ¿Qué tal la gastroenteritis?

Bien, mejor.

# I si et despertes

# i és de nit... #

Te voy a hacer una pregunta importante.

A ver.

Me entiendes cuando hablo catalán. Te entiendo perfectamente.

¿Y eso? Yo tuve una novia catalana.

¿Qué es esto? Es la iglesia de Sant Felip Neri.

La plaza tiene el mismo nombre.

¿Por qué está así? Está hecha un Cristo.

No, son los restos del bombardeo aéreo

que sufrió Barcelona en el 1938.

Se ha querido conservar así como...

testimonio de las 42 personas que murieron aquel día.

Te lo sabes de puta madre. Sí.

(Música suave de guitarra)

Yepa...

Óscar, lo siento.

Es... Es que...

Prefiero que no pase nada entre nosotros esta noche.

No pasa nada.

No me gusta enrollarme la primera noche, ¿sabes?

Y menos si el tío se va al día siguiente.

Que no pasa nada, que yo tampoco quiero nada.

Me ibas a besar. No.

Venga, tío, me ibas a besar. Que no, que no, que no.

Quiero ver Barcelona y ya está.

Y que nos vamos por ahí...

Ahí va.

¿Dónde está tu hotel? Poble Nou.

¿Está lejos de aquí o qué? En el quinto coño.

Pero no te preocupes, vamos a mi casa.

Vale.

Espera, espera.

¿Dónde está el baño? Allí.

Vamos.

Puedes hacerlo. Como los perros en el parque.

Te la follas y luego sigues como si nada.

Y ya está.

Hola.

Hola.

Perdón.

(Música animada de guitarra)

Ey, ¿tenéis zumo de naranja natural?

Sí. Ahora te preparo uno. -Eh, campeón.

Me voy a la ducha.

Ahora en serio. Es una broma vuestra, ¿no?

No. No es broma, no. -Venga. ¿Quién quiere café?

¿Es broma o no? -No.

Como presidenta

de la Asociación de Deportistas de Élite Homosexuales,

os felicito.

Fina, que no estamos en el Palau de la Generalitat, cariño.

Pero ¿qué significa exactamente relación sentimental?

Una relación perfectamente normalizada.

Una relación que la sociedad asume como perfectamente normal.

Ya, pero...

¿Os tocáis? -Joder, Manel.

A ver, sesenta años de amistad

ya son una relación sentimental de por sí, ¿no?

Se quieren y ya está. -La yaya no intenta decir eso.

Habéis tenido que vivir con eso en silencio,

ahora ya está, se acabó.

Estoy superorgulloso de ti.

Os grabaremos en vídeo, el que hacemos para la asociación.

¿Lo tendremos en vídeo? Para verlo cuando lo necesitemos.

No lo veo muy claro yo.

¿Qué no ves claro? ¿Qué no ves claro?

¿Que haya 76 países donde la homosexualidad es ilegal?

¿O que el 62 por ciento de los homosexuales en Europa

todavía vivan dentro del armario?

¿Qué no ves claro? -¿Los he metido yo?

Te aporto datos para que veas de qué estamos hablando.

Tienes un hijo gay, para ti es más fácil de asumir.

No hay que asumir nada. -Ya lo sabías, ¿no?

Con el radar que tenéis para detectaros entre vosotros.

Como encendamos el radar de la tontería pasas el límite ya.

Lo han hecho público y está muy bien.

Venga, Fina, no animes a mamá.

¿Qué quieres que te diga? Se me hace raro que mi madre...

Asúmelo, Manel. Asúmelo.

¿Podemos dejar el tema aquí?

Amo a Julia.

Sí, ya, como amabas a Greta

y nunca decías que tenías

una relación sentimental con la gata. ¿A que no?

Eso es. -Por favor, hagamos un brindis.

Por favor, levántate. -Es que...

Hagamos un brindis, por favor.

Hagamos un brindis por el amor en la tercera edad.

Ya vale. ¿Quién quiere café?

Os haremos miembros de honor... -No son deportistas de élite.

Que son dos yayas.

Mamá nos está diciendo que es lesbiana, ¿os parece normal?

Me parece que hay un homófobo en la sala, señoras y señores.

Que no, Fina, que no soy homófobo.

Fui el primero en felicitar a tu hijo.

Bueno, ya está, ya hemos cubierto el cupo de gais en la familia.

Sí, el cupo de chorradas parece

que no están cubiertas en la familia.

Mamá nos dice que es bollera, ¿te da igual?

¿Te suena el concepto papá?

Quizá mamá quiere a la tita Julia ahora.

¿De qué lado estás? -No es un partido de fútbol.

Lo que digo es que de papá casi ni me acuerdo.

En cambio tita Julia lleva toda la vida.

Muy bien, 20 años bastan para olvidarse de papá.

No es eso. -Va, hombre. Va, hombre. Va.

Por favor, es un insulto a su memoria.

Perdona, pero papá era... un imbécil.

¿Qué has dicho?

He dicho que era un imbécil. ¿Quieres que lo diga más claro?

Papá era un imbécil.

Retira eso ahora mismo. -Mamá, no...

Quise mucho a vuestro padre. No era muy afable,

pero ni mucho menos era un imbécil, ¿entendido?

Sí, sí, lo querías mucho.

No tienes derecho a opinar.

Era mi padre. -Y mi marido.

No me encuentro muy bien.

Me voy.

Espera, Julia, que te acompaño. Espera un momento.

¿Ah, sí, se ha fugado un rey?

¿No tenéis ojos en la cara?

¿Tú te has visto, mamá?

¿Sabes cuántos años tienes? -Olvídalo, Enric. Déjalo ya...

Deja el vino también.

Brindemos. Así disimularás las no sé cuántas copas

que te has tomado. -Eh, eh, eh. No pienso tolerar...

Calla, calla, por favor.

Hago lo que me da la gana, homófobo de mierda.

¡Ese es tu problema! -¡Parad ya, joder!

¡Déjame! -Cálmate, Enric.

Solo decimos que mamá hace cunnilingus.

También se los hago a Montse y no pasa nada.

No razona, Manel. No razona y ya está.

Están engañando a mamá.

Le venden mierdas de amor a los 80 años, ¿entendéis?

Que Rosa te haya abandonado

no significa que los demás no podamos amar y ser amados.

¿Lo entiendes eso?

No os pido que aprobéis lo que hay entre Julia y yo.

Solo quería compartirlo con mi familia, mi familia.

No con la presidenta de ninguna asociación,

ni con el estudiante graciosillo,

ni con el hombre de hielo.

¿Lo entendéis?

Mamá, perdona.

(Ruido)

Julia. ¡Julia!

Avisad a una ambulancia.

# Si me'n vaig abans

# que ho facis tu, no feu gaire dol.

# I prepareu-vos un sopar espectacular,

# com si fos Cap d'Any.

# I que soni aquella cançó

# que ens feia sentir, malgrat tot. #

Ha sido todo una estupidez.

Deberías ver la parte positiva.

Al menos lo has intentado.

Ella tiene uno igual.

Ella me compró uno a mí y yo le compré uno a ella.

¿Cómo os conocisteis?

Durante un verano,

en el pueblo de mi madre.

Yo iba todos los veranos allí.

Y pasaba los días con los mismos amigos

haciendo las mismas cosas.

Y aquel verano...

la vi.

Y pasé el resto del día

averiguando quién era,

de dónde había salido, dónde vivía.

Y todavía no sé cómo reuní el valor

para ir a su apartamento, llamar a la puerta,

y presentarme.

Si me hubieras conocido en esa época

sabrías que fue todo un logro para mí.

Y... ya no nos separamos el resto del verano.

Mis amigos del pueblo se reían. Decían que me había poseído.

Envidia.

Fueron solo tres semanas, pero...

maravillosas.

Supongo que te parece ridículo.

Pero después de ella nunca...

he sentido...

Nunca he vuelto a sentir...

Nunca.

¿Pero no os disteis el teléfono o algo?

Bueno, en esa época no había teléfonos móviles.

Nos dimos las direcciones.

Y estuvimos escribiéndonos durante meses unas cartas...

Yo quise ir a verla, pero mis padres me...

Yo qué sé, me acobardé, no fui.

¿Y qué pasó?

Nos mudamos mi familia y yo. Yo le escribí...

una carta diciéndole mi nueva dirección,

pero no sé si se mudó también. El caso es que nunca más...

Y tampoco en ese momento me animé a ir a buscarla.

Luego traté de olvidarla, pero...

Como dice un autor que yo he leído,

tratar de olvidar a alguien es recordarlo para siempre.

Por eso cuando la he visto esta noche desde la carroza...

Yo qué sé, no han salido las cosas bien.

El amor no existe.

Ni los Reyes Magos.

Ostras, qué casualidad, hoy he visto uno igual.

¿Perdón? El amuleto.

Justamente hoy he visto una clienta que llevaba el mismo.

¿El mismo? ¿Seguro?

Sí, juraría que sí. Una clienta del hotel.

Me dijo que cogía un avión a primera hora de la mañana.

Creo que pasaba la noche en el aeropuerto.

Vamos. Sí.

Muchas gracias.

¡Gracias!

Por fin se durmió. -Bueno, hija, Laura,

descansa un poquito ya.

¿Ya tenéis su primer regalo? -Sí, un body, un peluche.

Anda que le hará ilusión con esa edad.

Ya nos hará ilusión a los demás.

Al mío le pienso hacer un montón de regalos.

El mejor regalo para un niño, hija, es despertarse el Día de Reyes

con una mamá y un papá.

Ay, por favor...

¿Por qué no te callas ya?

¿Qué pasa? ¿No puedo decir lo que quiera en mi casa?

Tú te volcabas muchísimo con nosotras dos.

¿Verdad, mamá? Él se volcaba muchísimo.

Hija, no creo que seas capaz.

Capaz o no es lo que hay, porque es lo que yo quiero.

Esperaba otra cosa de ti. -Yo esperaba exactamente esto,

que te comportaras como un imbécil. -Alba...

Que a papá ni caso.

Hija, cuidado. -No, no, bien. Estoy bien.

Voy... voy al baño.

¿Y qué tal, hija, esa búsqueda de trabajo por Barcelona?

Bueno, estamos en ello.

Te digo esto porque ahora que tienes tiempo

por qué no aprovechas y... -Papá, por favor.

Me paso el día cuidando a la niña que es muy pequeña

y necesita mucha atención.

Igual, Laura, si me la dejaras cuidar un poquito a mí.

¿Quieres sacar la cabalgata?

Usted perdone, ya me callo.

No se te puede decir nada. ¿Te lo hace en casa?

Cada dos por tres. Deberías ver.

¿Qué?

Mira, Carles, vamos a dejarnos de gilipolleces.

Nena, habla bien.

Joder.

Perdonad, familia, nos vamos a ir porque es que hoy no...

Gracias por todo, de verdad.

Muy bueno el turrón.

Feliz Día de Reyes.

¿Estás bien? -Sí, no es nada.

"¿Qué pasa?".

-"Pues que no estoy bien".

"Me han vuelto a mandar otra carta de rechazo".

"Es que me siento inútil".

"No puedo estar 24 horas en casa. Yo necesito trabajar".

Yo estoy todo el día en casa, con la niña...

Y siento que tengo que hacerlo yo todo.

Que si no lo hago yo no lo hace nadie.

Y es que no doy abasto.

Y él, él está en su ciudad con su familia, con sus amigos...

Que muy bien, que me gustan, pero es que me siento sola.

"Y lo peor es que hay algo que entre nosotros no funciona".

Discutimos todo el rato, no llegamos a ningún acuerdo y...

"No me fío de dejarlo solo con la niña".

"Y hay algo entre nosotros que no...".

"No sé, estoy empezando a pensar que...".

A lo mejor me he equivocado.

(Cristales)

(Llanto de mujer)

(Música suave de piano)

¿Qué ha pasao?

No, no, no, él no es. Es Salva.

Joder, Josep.

Vale. Ah... Una ambulancia.

Alba, ven aquí.

(HABLA CATALÁN)

(HABLA CATALÁN)

(HABLA CATALÁN)

No. ¿No?

Es que no te entiendo.

Claro, claro. Joder...

Alba, que te vamos a llevar a la cama ahora

y la ambulancia llegará en nada.

Otra cosita. Dime.

Me estás haciendo mucho daño. Perdona.

No pasa nada. Vamos. Va, va, va.

Agárrate aquí. -Tengo mucho calor.

Eso, ventilamos aquí, va.

Una ambulancia para parto.

No, no soy el padre, soy...

el marido de la hermana del marido de la hermana.

Estoy sola.

No. -No va a tener padre.

Josep. Con "p" de Puigcerdá.

O de Pamplona, sí.

Vas a tener un nieto que no te lo mereces. Calla.

Para parto y desmayo.

Venga. Cojines aquí.

Todo va ir bien, cariño.

(GRITA) ¿Qué pasa?

Contracción.

Hasta ahora no me habían dado.

Alba, por lo que sé las contracciones pueden ser leves

y piensas que no son de parto, pero si ha pasado un minuto

es que la cosa es inminente.

Lo leí en "El milagro de la vida".

"Mi primer embarazo", "Comer, amar, mamar".

¿Cómo sabes todo esto? Los leí todos, Laura.

Por favor... Laura, te pones detrás suyo,

te vamos a girar un poquito. Venga.

Y ahora respira, ¿eh?

¿Dónde estás? -Contigo aquí, mi amor.

Está aquí.

Buenas noches. Buscamos a Julia Guerrero.

La acaban de traer. -Eh... Sí. ¿Son familiares?

No. -Sí.

Bueno, no está claro aún. -Claro que somos familia.

Esperen allí, por favor.

Enseguida os llamarán.

(Música suave de piano)

Duc...

Tranquila, cariño, que todo va a ir bien. Vas a ver.

Voy a morir. Lo que vas a hacer es parir.

Lo vas a hacer muy bien. Me pongo abajo.

No te vayas. No me voy.

Me pongo aquí. Girémosla un poquito.

Muy bien. Poquito a poquito.

Muy bien. Si lo estás haciendo bien.

¿Qué dice este del dallonse?

La cabeza que ya sale de lo tuyo.

¿Que la cabeza ya...? ¡Josep, por favor!

Escúchame, Alba. Escúchame.

Si va rápido, mejor.

Ya verás, no te das ni cuenta, y habrás parido.

Cuando lo cuentes en la guardería serás la envidia.

Venga, va.

¡Está ahí! ¡Ahí está!

¿Dónde está la ambulancia?

Estamos contigo, linda. Si sale, sale.

Eso que avanzas.

¿Verdad, Laura? Sí.

Va, va, va, va.

Vas muy bien. Enrique, ¿verdad?

Venga, va, Enrique, que soy tu tío.

Tú y yo vamos a ser muy colegas, ¿eh?

Alba, déjalo salir solo que ya tiene una edad.

Vale.

Va, va, va, va.

Vas perfecto. Vas perfecto, mi vida.

Vas a poner esto aquí. Lo haces muy bien.

Ay, ay, ay.

Ay, ay, ay, ay, ay.

¿Qué pasa? ¿Qué pasa? Vale.

Ahora vamos... Vamos a empujar juntos en cada contracción.

Vale, tú le empujas la espalda, ¿sí?

Venga.

Joder. ¿Está ahí?

Vale, vale, vale.

Eso es, eso es, eso...

Va, va, va, va.

La cabeza, la cabeza...

La cabeza.

Ya sale.

Una más, una más, una más.

(Llanto de bebé)

Está aquí.

(Llanto)

(Música suave de piano)

No, no, no, no, no.

Mierda.

(Música dramática de piano)

¿Qué haces?

Nada.

¿Ibas a irte sin decir nada? No, no, no. No. Eh...

No serás tan hijo de puta, ¿no? Joder, que...

que iba a comprar. ¿Algo de comer?

Sí. No, no, no, no hace falta.

Tengo la nevera llena. Haberlo dicho antes.

¿Qué quieres? Eh...

No era para mí, era para ti.

Oh, qué mono.

Pues... me preparas

unos huevos fritos con una tostada untada con tomate y bacon

cortadito así pequeñito.

Perfecto.

Gracias.

Joder.

Qué rico.

No me puedo creer que no hubiéramos cenado aún.

¿Seguro que no quieres? No.

No, no, gracias.

No tengo hambre. Vale.

Uh...

¿Trabajas a las 7 o qué?

Ayudo a mi tía a vender roscón de reyes.

Un coñazo.

A ver si acabo la carrera y encuentro algo de lo mío.

¿Qué estudias? Psicología.

Pero tranquilo, no estoy psicoanalizándote.

Todos lo preguntan.

Sí que puedo leer la mente.

¿Ah, sí? (ASIENTE)

¿Te pongo a prueba? Cuando quieras.

Bah, ¿eh qué estoy pensando?

¿Tú? Yo.

Tú...

Tú estás pensando que soy la chica más guapa

que has visto en tu vida.

Y que esto debe ser...

lo que llaman amor a primera vista.

Te estoy tomando el pelo, hombre. Es broma.

Voy al baño, ahora vengo.

Joder.

# Love is in the air...

(Tarareo)

# Love is in the air... # (CHISTA)

(Tarareo)

¡Olga! ¿Eh?

Creo que han venido dos compañeros de piso.

No vivo con mis compañeros de piso. Yo vivo con mi...

No.

¿Puedes sola, mama?

Sí, puedo, sí. Ya ves, qué remedio.

Uy, hola. -Oh, sorpresa.

¿Qué... qué... qué hacéis aquí?

¿No pasabais unos días fuera? -Tu tío se ha roto una pierna.

Se ha metido una hostia... -Por todos lados.

Todos para casa, ya ves. Yo soy Óscar.

Pero ya me iba, ¿no?

Hombre, ¿cómo te vas a ir?

Si acabamos de llegar. Ven, ven.

Por favor...

Por nosotros no sufras, de verdad.

Todo un disgusto, nena. Se empeñó que quería la litera

y se ha metido una hostia, pero de la parte de abajo, ¿eh?

¿Un trío? ¿Con la repartidora?

¿Y cómo ha ido?

Normal. No ha pasado nada raro.

Venga, ¿no puedes ni mirarme a la cara?

No.

Pero, tío...

Ángel, júrame que nunca volveremos a hablar de eso

que ha pasado ahí dentro.

Te lo juro. Bien.

Creo que me voy a dormir.

Eh, eh, eh, me lo explicáis, ¿eh?

Adrián, pero si yo ni siquiera quería.

Me lo acabas de jurar.

Me parece muy fuerte que ahora te enfades por algo idea tuya.

No quiero... Así está bien.

Así está de puta madre.

Tío, yo necesito explicarlo.

Me está consumiendo por dentro.

Siéntate, Oriol.

Mira, el tema, ¿vale?, es que no lo quería hacer.

Pero Adrián me ha suplicado para que dijera que sí

porque decía que era una oportunidad entre mil

y que si decíamos que no nos arrepentiríamos toda la vida.

Bueno, la tía la verdad es que iba...

Ya, ya, ya está.

Si hay que contarlo prefiero hacerlo yo.

Todo iba bien, muy bien.

Esta chica era una máquina en la cama y...

está claro que no era la primera vez.

No, está claro que no. Lo sabía hacer todo.

Por arriba, por abajo. Una pierna por aquí, por allá.

No le hacía ascos a nada.

Un puto sueño hecho realidad.

Pero solo nos pidió una cosa a cambio.

Que nada de... encima suya.

Comprensible.

No, muy comprensible.

Todo se aceleró y en el último momento...

Bueno, yo ya iba, Oriol, y me he puesto nervioso

y tenía pocos segundos para reaccionar

y lo único claro es que a ella no la podía tocar.

Bueno...

Lo que se llama un fuego amigo.

Ah, ¿fuego amigo?

Pero en la cara, tío.

¡Ah!

Tío, perdóname, ha sido sin querer.

Todo ha ido tan rápido que...

Ahora ya es tarde. Tío, pero si no hay para tanto, ¿no?

Tampoco es tan malo.

Si... si dicen que es hidratante.

Hijo de puta. Que os den por culo a los dos.

Adrián...

Oriol, es que...

Pero... pum y pam...

¿Sus pa...?

Solo tú puedes conocer a los suegros en la primera cita.

Te has superao. Ayúdame.

¿Cómo salgo de aquí?

¿Recuerdas la tercera norma? "Sí".

Eh... Caerle mal a sus amigos.

"A los amigos y a los familiares".

Tienes que caerles como el culo.

No te vayas tú, que te echen ellos.

Perfecto.

Hasta luego. "¡Espera, espera, espera!".

¿Qué somos? "Machos".

¿Y qué comen los machos? Kebab.

Pues eso, tráeme un kebab cuando vengas.

Joder.

Va, pasa.

Siéntate aquí con nosotros.

Contra más seremos, más reiremos.

¿Tienes hambre?

¿Te apetece algo? No, gracias.

¿No?

Eres guapo, ¿eh, tío? Gracias.

El amor llega cuando menos te lo esperas.

No la dejes escapar que es un sol.

Como su madre. -Papá, papá...

Guapo. Guapo. -Y tiene estudios, ¿eh?

Estudios e intuición

que es lo útil para la supervivencia.

Va, mamá. Va, ya.

Eso de guapo lo ha dicho porque va quemada, ¿verdad, señora?

Hostia, pues mira, antes lo hablábamos, ¿sí, papa?

No es que vaya quemada. ¿Sabes qué me pasa?

Yo desde los 40 estoy viviendo como una plenitud sexual.

Tendrías que haberla visto antes en la cena.

No seas burro, va.

Nos hemos jugado si se ligaba o no al camarero.

Y mira tú, el teléfono.

Perfecto.

¿Qué es eso? Esto es mi hierba.

La llevo siempre encima.

Me gusta fumarme unos cuantos para pillarme un buen globo.

¿Hierba? -¿Qué coño dices, tío?

¿Puedo fumarme un petardo aquí mismo?

¿Hierba? Sí.

¿Hierba?

En mi casa no se fuma hierba...

a no ser que sea con una buena pipa como esta.

Sí, bravo. Sibarita. Sibarita, papi.

¿Me podrías pasar un poco?

Hace que no pillo, el que me la pasa está de viaje

y ahora encontrar un camello que sea fiable y a buen precio...

Yo ya no fumo, me he retirado porque me bajaba mucho la tensión.

¿Sí o no, papa? Cada amarillo... -Blanca.

Pero fatal, ¿eh?

Le he cogido miedo. No la quiero ni ver.

Bueno, se acabó la tontería. ¿Cuánto hace que os conocéis?

Mucho. No, mucho no.

Mucho no. Eh...

Hace dos horas.

Y en 20 minutos me la cepillé en el cuarto.

Hombre, ole, ole, ole. -Campeón.

Ole, ole, como en los sesenta.

No, mujer, que se va a pensar que somos de esa época.

¿Qué coño haces, tío?

Tampoco te pongas así. No te ponga así

que hay que hablar de estas cosas. Claro, claro.

Hemos hecho de todo. ¿Qué hemos hecho?

Hemos hecho el perrito. Ah.

Mi prefe, me lo pido. -Guau, guau, guau...

Me lo pido. -Guau.

También hemos hecho el 69. Esa hace tiempo que no la hacemos.

Esa me encanta a mí.

Sí que hace tiempo, sí.

Pues su hija es una experta. ¿Ah, sí?

Mi hija es una experta porque lo lleva en el ADN.

Debe ser el tuyo,

porque cuando me agarra me descoordino.

No es verdad, papa, no es verdad. -No digas que no, es así.

El 69 lo haces bien, papa.

Es que me jode que sea tan inseguro.

Esto viene de familia. Viene de familia.

Usted es tan cerda como ella, ¿no?

Vaya par de guarras.

Porque su hija se ha puesto aquí y...

Vamos, que me ha dejado el sable impecable.

Se nota que le gusta más una polla...

Ya. Me he pasado aquí. Aquí me he pasado, ¿verdad?

Óscar, ven conmigo ahora mismo.

Lo siento muchísimo.

Va. Yo no soy así.

¿Cómo hemos llegado tan lejos?

Vete de mi casa inmediatamente.

Nunca había pasado tanta vergüenzas. Eres un gilipollas.

Por favor. ¡Que te vayas, ya!

(Música suave de guitarra)

(Truenos)

Mierda. Mierda. Mierda. Mierda.

Me cago en la puta y la madre que la parió.

La puta grúa me va a dejar seca.

Voy a llamar.

¿Qué hace aquí mi cartera? ¿Qué?

Ah, sí.

Te la has dejado antes en la churrería.

Me la has robado tú. No.

Robado no, en todo caso tomado prestada.

Lo siento.

Es que yo te necesitaba y no me hacías ni caso,

¿qué querías que hiciera?

Te he llevado donde has querido más rápido que un taxi.

Cago en la mar serena.

O sea que además te tengo que dar las gracias.

Me has robao y me has dejao tirao en la autopista.

Por tu culpa estoy aquí.

¡Tengo que llegar al aeropuerto! ¿No te das cuenta?

Ahora yo me interpuesto en tu noble cruzada amorosa, ¿no?

Me has hecho ir con la barba como un mono de feria.

Te lo voy a decir bien clarito para que no te quepa duda.

Estás haciendo el ridículo.

¿Sabes lo que te digo yo?

No me extraña que te vayan a echar del trabajo.

Ahí te quedas.

Que te aprovechen las fotos.

¡Eso, vete!

¡A ver qué haces tú solo!

(Música suave de guitarra)

Saldrá de esta.

Ya verás.

Olga, ¿qué edad tiene este nene?

Veinticinco. -Ya está.

¿Qué? -Cada siete años un cambio.

A ver, no coincide, no coincide, tiene que coincidir.

¿Siete por tres? -Veintiuno.

Siete por cuatro, veintiocho.

Réstale tres.

Está en época de cambios.

Comprobadísimo. -Te digo una cosa.

(Continúa la música)

El billete. Eh... No tengo.

Bueno, pues tendrá que sacarlo, como todo el mundo.

Perdón, necesito pasar.

Es un segundo. Necesito hablar con una persona dentro.

Hablo, salgo. Es un segundo. Sin billete no pasa.

No tengo dinero para un billete. ¡Digo que no!

He dicho que no. Es entrar...

¡Que no! Y despeje la zona.

(Continúa la música)

Bien.

Ahora, lo que está es colgadísimo, ¿eh?

Cuidado no confundamos.

Como un polluelo. -Está colgadísimo por ti, hostia.

(Continúa la música)

Eh.

Gracias. De nada.

Carles. ¿Sí?

No, que lo has hecho muy bien.

Todavía no sé ni cómo, pero...

Gracias.

Bé.

Josep.

Antes te he oído hablando con tu hermana.

Mira, Carles, yo no... Espera, espera. Espera.

Sé que estamos pasando por un momento muy delicao.

Lo sé porque lo veo, Laura, porque no soy tonto.

Veo que no te he sabido escuchar, no te he sabido decir las cosas.

Por eso no quiero pedirte disculpas por enésima vez.

Siempre es el mismo cuento. Lo sé.

Lo que quiero es explicarme. ¿Puedo?

Claro.

Me da la sensación,

Laura, que en esta relación hay unos roles muy marcados.

Por un lado estás tú que...

que eres la responsable,

la que se ocupa de las cosas serias.

Y sé que en gran parte es mi culpa.

Pero es que luego estoy yo, Laura,

que llevo el cartel de irresponsable

aquí colgado todo el día y...

me jode, Laura.

Me jode porque tengo 32 palos,

porque tenemos una niña preciosa...

Y me da la sensación pues que...

no me dejas.

Y sé, Laura, sé...

que has hecho muchísimo.

No quiero que pienses que no lo valoro.

Porque no es así, te lo juro.

De nada.

Yo también lo siento, Carles.

(Llanto de bebé)

Ven aquí. Ven aquí. ¿Está bien?

Sí, sí, sí, sí.

Hala, ven con papá.

Que la cojas.

No pongas esa cara, por favor.

Nada mal la Noche de Reyes, ¿eh?

Esto es mejor que una cabalgata.

Un parto. No olvidemos es un parto. Cuidado, ¿eh?

Oye, he parido.

¿Qué?

¿Cómo te quedas?

Yo ahí con tu hermana.

He visto un poquito... Merezco el premio.

(RÍE)

(D. BSO "Barcelona, noche invierno")

Ya está, ¿no?

¿Qué? -El azúcar ya se habrá disuelto.

¿Qué tal está? -Bien.

¿Recuerdas la tobillera de la yaya?

De cuando se rompió el tobillo en la bañera,

¿sabes? -Sí.

Pues se ve que un día tú tenías trabajo no sé dónde

y pediste a la yaya y a Julia que llevaran comida a Duc.

Total que las dos van a tu casa y al entrar no está ahí.

Y van a casa de Rosa y la encuentran allí.

¿Rosa?

Tu exmujer había aprovechado que no estabas en casa,

y ella lo sabía, para coger el perro y robártelo.

Qué cojones.

Y la yaya empieza a decirle

que lo devuelva, que lo devuelva.

Y Rosa que no, no lo quería devolver.

Total, que a Julia se le hinchan los ovarios,

coge a Duc...

Imagínate, coge al perro,

y se van las dos calle abajo...

Imagínatelas con casi 90 años las dos.

Total, que al final lo dejan en tu casa sin que te enteres.

Y llegas por la noche, Duc te saluda como siempre,

y no te sientes solo.

Ya, pero la abuela...

La abuela mi divorcio nunca...

No, no, no, no, no, la yaya no ha entendido nunca tu divorcio,

pero no por ello ha dejado de estar ahí, nunca.

Yo creo que el amor consiste bastante en eso, ¿eh?

En estar siempre.

En estar ahí dentro y no aquí fuera.

En torcerse el tobillo por su hijo y el perro.

Y además, que tú las quieres.

Las quieres a las dos por muy lesbianas que sean.

Así que espabila.

(Llaman a la puerta)

(Puerta)

He ido a... a pasear a Duc.

Perdonad el retraso.

Todo irá bien.

Cuenta con nosotros para lo que necesites, mamá.

Claro que sí.

(Música dramática)

¿Qué tal? Ey, tío.

¿Dónde está Curro?

Desde ayer que no lo veo. Vete a saber dónde está este hombre.

¿Qué te pasa?

Me pasa que soy gilipollas.

Eso me pasa.

¿Tú de dónde sales? -Chicos,

me he enamorado.

¿Pero de dónde sales? -Conocí a la mujer de mis sueños.

Lo supe cuando la vi. Amor a primera vista.

¿No decías que no existía?

Hablas del Curro del pasado. Era antes.

El amor cuando te llega, te llega. Lo notas.

Hay una magia, una conexión.

Se llama Lola. Es fantástica.

El primer bar que estuvimos, ¿te acuerdas?

Allí la conocí.

Se ve que su amiga la dejó plantada.

Para. ¿Me lo estás diciendo en serio?

En serio. Es diseñadora, se hace su propia ropa.

Es emprendedora.

Claro, Lola. ¿Y dónde está?

En el baño, emprendiendo un tordo.

¿Cómo es posible...? Los botecitos estos que es gel y champú.

¿Te lo das a la vez? -Será por el cuello cabelludo.

Madre mía. Perdón que os interrumpa.

Soy Óscar. Hola.

Lola, emprendedora. Hola.

Diseña su ropa, te lo dije.

Tienes que ayudarme. Sí.

Tu amiga Olga, la que te dejó tirada ayer.

Me debe 2,95 de la cerveza que no pagó ayer, ¿te acuerdas?

2,95, con lo que está el paro. Vale.

¿Sabés dónde está la panadería donde trabaja?

No te recomiendo ir. Las napolitanas están malísimas.

Me da igual. ¿Me puedes dar la dirección?

¿Cómo puede estar mala una napolitana?

La dirección exacta.

Donde la farmacia, esa que nunca abre, famosa.

La dirección exacta, por favor. Trafalgar, 43.

Trafalgar, 43.

Ya está.

(Música animada de guitarra)

El avión sale en una hora, ¿no? -Hostia.

(MEGAFONÍA) "Rogamos tengan sus pertenencias

controladas en todo momento".

¿Otra vez?

Por favor, déjame...

Vete ya. No vengo a hacerte fotos.

¿Qué haces aquí?

Pues mira, que yo también he decidido saltar de la carroza.

¡Venga, va! ¿No tenías que buscar a no sé quién?

No me dejan pasar.

¿Y ya está? ¿Eso es todo?

Tengo una idea.

Tenga. Muchas gracias.

Gracias. Adiós.

-Hola, buenos días. -Buenos días.

Creo que me llevaré uno de trufa, por favor.

¿Qué coño haces aquí?

Oye, guapo...

Es que quiero hablar contigo. Estoy trabajando.

¿No lo ves o qué?

Ponte en la cola y te esperas a que te toque.

No. Vamos.

Dígame.

Bien, uno de trufa. -Sí.

El... el de trufa, muy bien. -El de trufa.

Ahora mismo se lo sirvo.

Mierda.

Olga. ¿Qué quieres?

Hablar contigo que pierdo mi vuelo. Me la suda.

Eres un imbécil.

¿El roscón con fruta confitada? Sí.

No soy un imbécil, el imbécil es mi amigo Curro.

¿De qué coño hablas?

Pues que esta noche intentaba demostrarme a mí mismo

que era capaz de follarme a una tía, dejarla tirada y...

y no enamorarme de ella.

Ah, muy bien.

Qué romántico. ¡Toma!

Perdone, ¿qué quería? -Ese.

Espere un momento, señora. Espere un momento.

Que no lo entiendes, que no he sido capaz.

¿Qué me dices? ¿Que te has enamorado?

¿Estás loco o qué?

No, yo no estoy loco, yo soy así y ya está.

Y me da igual.

Y no voy a dejar que nadie me cambie.

Y es mejor equivocarse cien veces que dejar de ser uno mismo

y quizá dejar pasar la buena.

Y sé que no nos conocemos de nada, pero esta noche ha sido... guau.

¡Guau!

Y yo quiero darle una oportunidad a ese guau.

¿Qué... qué quieres de mí?

Yo lo quiero es volverte a ver, y ya está.

Y contesta rápido porque si no cojo el próximo bus al aeropuerto

estoy jodido. Joder.

Sin presión, ¿no?

Decídete, guapa,

que no tenemos todo el día. Claro.

Estás como una puta cabra.

Sí.

Pero vale. ¿Vale qué?

Me parece bien que nos veamos.

¿Sí? Sí.

¿Seguro? Que sí, pesao.

¿Qué haces? ¿Qué haces?

¿Qué haces?

Romper la segunda norma,

desayunar contigo.

Vas a perder el avión.

Mi avión ha salido hace más de media hora.

Te lo pago.

Gracias.

Guapa.

Feliz Navidad.

(Música animada de guitarra)

Señorita, la cámara. -¡Mira el pajarito!

No se puede hacer fotos aquí en el aeropuerto.

¡No se puede hacer fotos! ¡Deme la cámara!

¡Selfie! Para la universidad.

No puedo... ¡Ay!

¡Por favor! -¡Un momento, un momento!

Qué modales.

"Atención, hay un hombre en camisón en las cintas".

Quédate con ella.

Venga, conmigo. Vamos.

Hola. ¿Qué tal?

(Continúa la música animada)

Perdón, perdón, perdón.

¡Eh!

Señora, tenemos que cerrar el embarque.

(Música suave de piano)

Señora.

Hola. Buenos días.

Ah.

Eh...

Hola. Buenos días.

Eh...

Al fin te encuentro.

(Música suave de piano)

¿Dónde está? -¡Ahí, ahí!

Vete, anda.

Vete.

(D. BSO "Barcelona, noche invierno")

¡Viva el amor!

Cécile.

Lo siento muchísimo.

La verdad es que...

vaya noche.

(OFF) "Querido Jaume:

Todavía me encuentro en Francia,

aún sin fecha de regreso a Cataluña".

"Hace días que ardo en deseos

de explicarte una cosa que me asusta,

a la vez que me emociona".

"Estoy esperando un hijo, Jaume, un hijo tuyo".

Está llorando porque el papa se merece un regalito.

¿Has visto?

(OFF) "Todo ha ido muy rápido y todavía no lo sabe nadie".

"Hace tiempo que pienso en dejar la vida que tengo en Francia".

"Hacía mucho que no era feliz".

"Y tú me has dado en pocos días lo poco que necesitaba".

"Solo se trata de tener valor para empezar una nueva vida,

de perseguir aquello que uno desea, de no dejarlo escapar".

"Espero ser capaz de echar la carta en el buzón".

"Si eso es así, significa que ya estaré un poco más cerca".

"¿Quién me iba a decir que me enamoraría de ti?".

"¿Quién me iba a decir que tan joven

sabría con quién quiero compartir mi vida?".

"¿Quién me iba a decir que amar tendría un precio tan alto?".

"Pero tienes que dejar que el amor te cambie la vida".

"Porque al fin y al cabo,

¿para qué hacemos las cosas si no es por amor?".

"Espero volver a verte. Te quiere cada día más, Cécile".

(Continúa la música)

(Música suave de piano)

¿Me pasas la leche?

Oye, estaba pensando ahora y se me ocurre que...

vaya nochecita, ¿no?

Fue brutal. No sé cómo Oriol se lo perdió. Vaya pringao.

Además, lo tenía todo preparado la tía. Viene aquí y...

¿Sí o no?

La verdad es que sí que fue la polla.

Porque vaya loba, ¿eh?

Madre mía, con el biturbo ahí...

Es que vaya máquina, tío.

Qué momentazo.

(D. BSO "Barcelona, noche invierno")

Somos Cine - Barcelona, noche de invierno - Ver ahora

A mi madre le gustan las mujeres

Leonor Watling, María Pujalte, Silvia Abascal y la desaparecida Rosa María Sardà protagonizan esta divertidísima comedia que explora la neurosis de una escritora cuando descubre, ya en la edad adulta, el lesbianismo de su madre. Su novia, una joven pianista checa, la ayudará a recentrarse, reconciliarse con su familia y atreverse a perseguir por fin sus sueños en el trabajo y el amor.

Historia de nuestro cine - A mi madre le gustan las mujeres - ver ahora
Transcripción completa

(B.S.O de Juan Bardem)

Estamos horrorosas, ¿eh?

Bueno, menos mamá, que siempre sale bien.

(Puerta abriéndose)

(TODAS) # Cumpleaños feliz,

# cumpleaños feliz,

# te deseamos todas

# cumpleaños feliz. #

¡Uh! ¡Una, una, una!

Bueno, mamá, ¿cuándo vas a empezar a mentir con la edad, eh?

Yo ya lo hago.

Bastante trabajo me ha costado llegar hasta aquí

como para empezar a quitarme años.

Di que sí, además estás estupenda.

Porque soy feliz.

¿Será el amor?

¿Has ligado?

Bueno, no es exactamente un ligue,

estoy enamorada.

¿En serio? ¡Qué bien!

¡Caray!

Esperad, esperad, tenéis que saber algo,

es más joven que yo.

¿Mucho?

Hay algo más.

(Timbre)

Ahora mismo lo veréis.

(Timbre)

Bueno. Seguro que está como un quesito.

¡Vamos a ver!

Chicas,

os presento a Eliska.

Pero ¿ella es...?

Sí.

Es lo que me faltaba por decir.

Eliska, etas son mis hijas.

Jimena, Elvira y Sol.

Como las mujeres del circo, fue una idea de mi ex,

que es un intelectual.

Eh...

Venga, chicas, daos un beso, ¿no?

¿Qué... qué tal?

(ACENTO EXTRANJERO) Mi "regala". Gracias.

Regalo.

Eliska es checa.

¡Ah!

"La Fantasía de Schubert".

Qué edición tan bonita.

¿Te atreves?

Eliska es una estupenda pianista.

Esta es una de nuestras piezas favoritas.

¿No os sentáis?

Vamos por el segundo movimiento, ¿mmm?

(Franz Schubert "La Fantasía")

(HOMBRE) "Curriñas", mirando hacia aquí.

Así, muy bien.

Ahí.

¡Chis! El aparato.

Muy bien.

Una sonrisita para papá, ¿eh?

Así.

(Aplausos)

Yo no tengo nada contra los gais y las lesbianas, de verdad,

pero a su edad, ya podía sentar un poco la cabeza, coño,

que es nuestra madre.

Si hasta tiene un nieto.

Mira, antes estaba más sola que la una.

Déjala, que haga lo que le dé la gana.

¡No! Uno no puede hacer siempre lo que le dé la gana.

Lo que pasa que mamá es una egoísta que solo piensa en ella misma.

Claro.

¿A ti por qué te molesta esto tanto?

No sé, yo soy así, no paso de todo como tú.

¿Y a ti qué, también te da lo mismo?

A mí me está dando una taquicardia, creo que me va a dar un ataque.

No seas histérica.

Nadie se muere porque su madre se haga lesbiana.

Sol, no hace falta que lo digas así.

Es que es muy fuerte, ¿no?

Pues sí, es muy fuerte.

Y además, esta chica tiene nuestra edad.

Es muy sosita, ¿no?

Aunque fuese la mujer perfecta,

lo demencial es que mamá, a estas alturas,

decida que le gustan las mujeres.

Ah, no, para mí, eso es de lo más normal, ¿eh?

Pero si hoy en día todo el mundo es bisexual.

Mirad los perros.

Vale, vale, Sol, ya sabemos

que a ti en la cama todo te da igual, pero a mamá no.

A mamá siempre le han gustado los hombres.

Eso es la lesbiana esa extranjera que habrá sabido cómo ligársela.

Pues imagínate,

un día, tocando el piano,

se le escaparían los deditos por aquí.

¿Me podéis decir por qué me pasa esto con lo que me afecta todo

y lo complicada que es mi relación con mamá?

¡Ay! No seas histérica.

Eso.

Vale.

(CARRASPEA) Esto ha sido un shock terrible,

pero somos adultas y podemos controlarlo

porque mamá es mamá, nosotras somos nosotras,

yo soy yo

y, a partir de ahora, un solo propósito,

asumirlo.

Asumirlo.

Asumirlo.

Mi madre es lesbiana. Mi madre es lesbiana.

Mi madre es lesbiana. ¡No puedo!

¡No puedo! Llevo toda la noche sin pegar ojo intentando asumirlo

y cada vez que lo digo, me pongo mala.

¿Qué es lo que te da tanto miedo?

Pues que igual esto de mi madre tiene que ver conmigo.

O sea, que a mí con los tíos me va fatal

y también es que yo les exijo demasiado,

pero ¿y si en el fondo, lo que pasa es que los hombres no son lo mío,

que también me gustan las mujeres?

Bueno, hemos visto que tu sexualidad viene marcada

por el vínculo simbiótico con tu madre,

una mujer fuerte, dominante, hiperprotectora...

Entonces soy lesbiana.

En absoluto.

A ti, en el fondo, te gustan los hombres... muy hombres,

pero te dan miedo.

Casi todo te da miedo.

No crees en ti misma.

Mira este pez.

¿Cuál?

Este.

Es un cíclido joya.

Fíjate.

Todos se apartan, ¿lo ves?

Cree en sí mismo y los demás le respetan.

Ya, pero es que yo no vivo en una pecera, mi vida es peor.

No tengo dinero, no tengo tiempo para dedicarme a escribir,

no tengo autoestima y ahora tampoco tengo identidad sexual,

yo me cambiaba por tu pez.

Vamos por partes, Elvira.

Si tu vida no te gusta, ¿por qué no la cambias?

¿Mmm?

Piensa, ¿qué puedes hacer?

Operarme las tetas.

Igual, si las tuviera más pequeñas, tendría más seguridad en mí misma.

No se trata de eso.

Tú quieres dedicarte a escribir, ¿no?

Y odias esa editorial en la que trabajas.

Bien.

¿Por qué no la dejas?

Porque necesito ganarme la vida.

Recurre a tu madre.

¿No tiene ella dinero, no te quiere?

Ernesto,

llevo años contigo

intentando convertirme en una persona autónoma,

¿ahora mi madre tiene que mantenerme?

No te equivoques, Elvira,

pedir dinero a tu madre es un acto de afirmación personal.

De esta manera, le estás diciendo:

"Dame alas, yo también quiero crear".

Además, ese dinero solo sería un adelanto.

Una vez que hayas triunfado, se lo devuelves.

¿Y si nunca triunfo?

Ese problema lo abordaremos en una próxima sesión.

Es la hora.

(Música instrumental alegre)

Traes mala cara. ¿Te pasa algo? ¿Tanto se me nota?

Tengo unas ojeras espantosas, ¿no?

No, no es para tanto.

No, si es normal,

es que no he pegado ojo en toda la noche.

Ayer mi madre me dijo que era lesbiana y claro, del shock...

El jefe te está esperando, ¿eh?

Venga, que tenemos que irnos.

Quería darte una cosa.

Ahora no, que vamos a una comida, ¿eh?

Era importante.

Tengo una sorpresa cojonuda.

¿A que no sabes con quién hemos quedado?

El último Premio Nerón de Novela.

¿Miguel Boza? Ajá.

Parece ser que quiere publicar con nosotros,

o sea que intenta ser amable con él, ¿eh?

Alágale, esas cosas que hacen las chicas cuando os interesa.

Si firma, salimos del hoyo.

Llevo cuatro años trabajando contigo

y siempre estamos a punto de salir del hoyo.

La cosa está peor que nunca.

Imagínate, este mes solo puedo pagaros la mitad del sueldo.

¿Qué?

Oye, o eso o cierro el chiringuito, te lo juro.

Bueno, entiendo, entiendo que te cabrees, pero esto es así.

Tú sabes lo que yo te valoro.

Solo te pido que aguantes el tirón.

¿Eh?

Venga.

Ah, otra cosa, en el restaurante,

mira los precios y pide barato sin que se note.

No está el presupuesto para alegrías.

Pues de primero, angulas y de segundo, angulas también.

Es que estoy siguiendo un régimen a base de angulas

alternando con marisco. ¿Te apuntas?

No, no, gracias.

Para mí, entrecot,

pero me tienes que pasar ese régimen.

Aquí tienen un Rioja bastante decente.

Vino de la casa no. No, no, no.

El Viña Ardanza Gran Reserva, una botella.

Oye, que no hace falta que... que pidáis nada especial.

Tú aprovecha. ¿No ves que mi jefe ha venido a hacerte la pelota?

Elvirita siempre me saca los colores.

Eh... Bien, Miguel, he leído tus cuentos

y son sencillamente fantásticos.

Gracias,

pero no sé, los he escrito hace mucho tiempo

y me gustaría darles una vuelta.

Yo los veo redondos, ¿eh?

¿Mmm? Redondos, cuadrados,

te va a decir cualquier cosa con tal de que firmes con él.

Mmm.

Oye, Elvira, ¿y a ti qué te han parecido?

Pues no me los he leído.

Fallo mío, sí, se me olvidó pasárseos.

Sí, sí, pero Elvira es una gran admiradora de tu obra, ¿verdad?

Pues puedes decir lo que quieras que prometo no echarme a llorar.

Me encantaría decir algo, de verdad,

pero como no me he leído ninguna de tus novelas...

Bueno, pues tampoco pasa nada.

Afortunadamente, no son de lectura obligatoria.

Mmm.

Pero no tienes que disimular,

es muy normal que te sientas ofendido y humillado

y uno tiene mucho ego

cuando el éxito le llega de la noche a la mañana.

¿Por qué me pegas? ¿Qué estoy haciendo mal?

Oye, ¿a ti qué te pasa conmigo?

¿Eh?

No sé, ¿tienes algo contra mí?

Estoy un poquito pasada de rosca igual,

pero no es...

es...

Mi madre me dice ayer que es lesbiana

y hoy viene este y me dice que me va a pagar la mitad

y mi psiquiatra, o sea, mi psicólogo me...

¿Por qué te estoy contando esto?

Porque no he dormido y me he tomado una pastilla.

¿Me perdonas un momento? Voy al baño.

Te aseguro que no siempre es así.

¡Uf! -La que está cayendo.

¿Te acercamos a algún sitio? -No, gracias.

Vivo aquí al lado, voy andando.

Oye, me alegro mucho de que publiques con nosotros, ¿eh?

Nos vemos la semana que viene. -Muy bien.

Bueno. Hala, vamos.

Hasta luego.

Oye, yo voy andando también, ¿eh?

¡Miguel!

Quería decirte...

una cosa.

He leído todo lo que has escrito.

El libro de poemas, lo primero que publicaste, también.

Me gusta muchísimo.

¿Sí?

¿Elvira?

Qué sorpresa.

¿Pasas?

Sí.

(Música de piano)

Tu madre está ensayando.

Yo casi que vengo en otro momento.

No, tran...

Por favor, cocino algo que va a gustarte.

Ven.

Mi cocino latkes.

¿Perdona?

Latkes. Es una plata de tierra mía.

Lleva patata y "calabozo".

No, calabaza.

Calabacín.

Calabacín. Calabacín.

Pues... pruébalo.

Mmm. Cómelo.

Es bien, ¿verdad?

¡Mmm!

Pues te pongo un poco en terrina

y lo llevas contigo.

No, no, no, de verdad. De verdad, no...

No hace falta. Tú ponle.

Cuando mi hija dice no es que quiere decir que sí,

pero no se atreve.

Hola, cariño.

Hola.

Estaba muy buen ensayo, Sofía.

No.

No tanto.

Lo escuchas y luego me dices.

¿Te ha dicho Eliska que estoy preparando un concierto?

No, qué bien.

Tengo que ir al banco antes que cierren,

pero... te has olvidado de firmar.

Como ves, se ha empeñado en organizarme la vida

y lo peor es que lo va a conseguir.

(RÍE)

Gracias. De nada.

Hay té preparado y... no pongas azúcar.

Cuando yo no estoy, ¿tú vigilas?

Venga, fuera de aquí.

Tira, anda.

¿Lo tomamos en el salón?

¡Joder! ¡Aquí no hay quien encuentre nada!

¿Está Sol?

Revolviendo como siempre.

Elvira...

(CARRASPEA)

Me gustaría hablar contigo sobre...

todo esto que está pasando últimamente.

Lo de Eliska y yo.

Supongo que se te debe hacer muy raro.

No, no, no, no, no. Sí, sí, sí.

Si yo soy la primera sorprendida.

Nunca imaginé que fuera a pasarme una cosa así.

No sé.

Se fue dando de una forma natural,

ella estaba sola aquí, nos hicimos amigas,

se quedó a dormir varias veces y una noche...

No hace falta que me cuentes detalles.

Te sienta mal hablar de esto.

No, no, estoy mal, pero... pero no es por tu culpa.

¿Qué te pasa?

Mamá, ¿puedes venir a ayudarme, por favor?

Puedo, puedo.

Hola, Sol.

Que no encuentro las botas de plataforma.

Me las quiero poner para la actuación de esta noche.

¿Tú sabes dónde están? No tengo ni idea, hija.

Eliska ha instalado su estudio, igual ha ordenado el armario.

No me hace gracia que revuelvan entre mis cosas.

¿Pues por qué no te las llevas a tu casa de una vez?

Y ordena todo esto.

Va.

Ay, esta Sol a veces es como una niña pequeña.

Perdona, hija.

¿Qué querías decirme?

(CARRASPEA)

Tengo que pedirte una cosa, pero no sé cómo hacerlo,

pero quiero hacerlo porque tengo que confiar en mí misma, así que...

voy a decirte lo que necesito sin dudas, sin vacilaciones,

sin...

Voy a ser un pez joya.

Un pez joya.

Vale.

Dime lo que sea.

¿Ahora? Sí.

Necesito dinero, necesito que me prestes dinero.

Lo que puedas,

para poder dejar la editorial y dedicarme a escribir.

Tres, dos millones...

Mi vida, yo te prestaría tres, dos millones o diecisiete

para que te pudieras dedicar a tu libro,

pero es que no los tengo.

¿No?

No.

Tenía unos ahorros, pero Eliska los necesitaba y se los he dado.

¿Eliska?

Sí, verás, pasa con muchas becas,

o devuelves el dinero que han invertido en ti

o regresas a tu país, lo hacen para evitar la fuga de cerebros,

quedarse sin artistas, en fin. Ya. Ya, ya.

Y lo del pinar del abuelo lo habías vendido, ¿no?

Sí, pero también necesito ese dinero.

Han sido unos cursos carísimos.

Oye, mamá.

Lo siento, Elvira.

No, no, no.

De verdad, que es importante,

piensa dónde pueden estar las botas.

¡Yo qué sé, hija mía!

Igual Eliska las ha tirado, eran del año de la polca.

Bueno, yo... me tengo que ir.

Elvira. Sí.

No te dejes el pastel de Eliska.

Lo ha hecho con mucho cariño.

(Música jazz)

Bueno, hija,

ya podemos irnos.

¿Mis gafas?

Oye, papá, eh... sabes que al concierto de Sol

irá mamá. Me imagino.

Los padres solemos hacer estos sacrificios por los hijos.

Ya.

Es que igual... no va sola.

Igual va acompañada por una persona,

una... mujer, una chica que se llama Eliska.

Ya, su novia.

¿Lo sabías?

Me la presentó el otro día, cenemos juntos en un restaurante italiano

que, por cierto, estaba muy bien.

¿Y no... no te...?

¿Nada?

Pues no sé, la verdad.

¿Qué quieres decir?

Que si no te impresiona, si no te afecta,

si no te extraña que a mamá le gusten... las mujeres.

Bueno, extraño, extraño...

El lesbianismo es una práctica sexual muy documentada.

¿Tú no has leído "Los besos de Safo"?

Aunque están muy mal traducidos

porque el amor de Safo no es tanto...

amor hacia las mujeres

como amor hacia la belleza que representa lo femenino.

Aquí está.

"Yo amo la 'brosina'".

La "brosina".

¿Cómo traducirlo?

¿Delicadeza, esplendor?

Gracia.

¿Lujo?

Qué versos, ¿verdad?

Los has leído, ¿no? Sí.

¿Recuerdas aquel otro?

"Ciñe con amables coronas tu rizos juntando con tus suaves manos...

(AMBOS) ...coronas de anís".

(Aplausos)

¡Bravo!

¡Gracias!

Bueno,

ahora, os quiero presentar un tema nuevo.

Es la primera vez que lo tocamos en público

y a mí me gustaría dedicárselo a mi familia

porque ha venido a verme.

Especialmente a mi vieja, que es la tía más enrollada del mundo.

¡Un aplauso para ellos!

(Música rock)

(TODOS) ¡Eh! ¡Eh! ¡Eh! ¡Eh! ¡Eh!

# Nana, nanana.

# Nana, nana, nana.

# Nana, nanana.

# Nana, nana, nana.

# Nana, nanana.

# Nana, nana, nana.

# Hoy les quiero presentar a la novia de mamá.

# Me quise suicidar cuando me dijo que...

# Tiene una mujer, tiene una mujer.

# Lamiéndole el vientre.

# Lamiéndole el vientre.

# A mi madre le gustan las mujeres.

# A mi madre le gustan las mujeres.

# A mi madre le gustan las mujeres.

# ¡Vamos todos a bailar con la novia de mamá!

# No pude reaccionar

# cuando me dijo que la mujer, la mujer es la esencia del placer.

# ¡Ah!

# Es a esencia del placer.

# Es 20 años menor y no habla en español.

# Tiene una mujer, tiene una mujer.

# Lamiéndole el vientre.

# A mi madre le gustan las mujeres.

# A mi madre le gustan las mujeres.

# A mi madre le gustan las mujeres.

# Nana, nanana.

# Nana, nana, nana.

# Nana, nanana.

# Nana, nana, nana.

# Nana, nanana.

# Nana, nana, nana.

# Nana, nanana.

# Nana, nana, nana.

# Cada ser humano hace lo que puede.

# A mi madre le gustan las mujeres. #

¡Raúl!

¡Joder, no te vayas así!

Es mi familia y les va a sentar mal.

Pero me sienta a mí aguantar este numerito.

¿Qué quieres decir?

Mira, ya es bastante fuerte que mi suegra...

(SUSURRA) ...se haga lesbiana. Raúl.

Pero que encima lo publiquéis a los cuatro vientos...

Lo único que me falta es que se enteren en mi despacho.

Bueno, ¿y a ti qué más te da?

Si siempre has dicho que son unos gilipollas.

Desde luego, Jimena, tú cuando no quieres entender...

Benja, nos vamos.

Hala, que te lo pases bien ahí haciéndote la moderna.

¡Mamá!

# A mi madre le gustan las mujeres.

# A mi madre le gustan las mujeres.

# A mi madre le gustan las mujeres.

# A mi madre le gustan las mujeres.

# A mi madre le gustan las mujeres.

# A mi madre le gustan las mujeres.

# A mi madre le gustan las mujeres.

# A mi madre... (TODOS) # Le gustan las mujeres.

# Nana, nanana.

# Nana, nana, nana.

# Nana, nanana.

# Nana, nana, nana.

# Nana, nanana.

# Nana, nana, nana.

# Nana, nanana.

# Nana, nana, nana. #

Pero ¿por qué te ha sentado tan mal?

Por nada,

me encanta que se aireen mis costumbres sexuales

delante de cientos de personas

y con tanta gracia.

¿Qué pasa, que le ha molestado a ella?

¿Es una lesbiana oculta o...? Mira...

Ya hablaremos.

Adiós.

(Puerta cerrándose)

Necesito una copa.

¿Habéis visto cómo se ha puesto mamá?

Eres increíble, Sol,

después del pollo que has montado y todavía te extrañas.

Mira, tía, a la vida hay que echarle cachondeo.

Pues a mamá tu cachondeo le ha sentado como un tiro

y al resto ni te cuento.

Eliska tenía una cara...

Bueno, pues si la mosquita muerta se ha mosqueado que se joda.

A mí lo que me revienta es que mamá pierda el culo por ella.

¿Y?

Ponme algo fuerte.

Están enamoradas. ¿No te parecía tan estupendo?

Bueno, mamá está enamorada, pero Eliska no sé.

¿Qué dices?

Que como ahora le ha sacado toda la pasta, igual la deja.

¿Qué?

¿Qué pasta?

La... la de la beca de Eliska.

Una beca carísima

y mamá le ha dado un montón de millones

y... y lo del pinar del abuelo.

¡No jodas!

Me lo ha contado ella.

Está sin un duro.

¡No me lo puedo creer!

O sea que solo está con mamá para sacarle la pasta.

Claro, Eliska es joven y mona

¿y va y se enrolla con una que le saca 20 tacos?

¿Para qué?

Y además es extranjera y música.

Seguro que busca que mamá la enchufe.

Pobre mamá.

¿Aquí no falta aire?

¿Dónde vamos?

Entonces estamos de acuerdo, ¿no? En que hay que hacer algo.

Sí. Bien.

Pues yo tengo un plan.

Mamá siempre ha sido muy orgullosa.

Si Eliska le pone los cuernos, jamás se lo perdonará.

Pero ¿qué quieres, que Eliska se enrolle con otra?

Hombre, no es tan difícil, la tía es joven, está buena,

la carne llama a la carne.

Oye, que eso es horrible, que no.

Que... que... que seríamos unas víboras, unas malas personas.

Brujas.

Corta el rollo, Elvis.

Estamos pensando en el bien de mamá.

Yo solo veo un problema.

¿Qué vamos a hacer,

buscar a una lesbiana

para que seduzca a la novia de nuestra madre?

Ah, no. No, no, no, no. Elvira.

¡Yo ahí no, Sol!

(Música ambiental)

¿Qué?

La chica esa es clienta mía.

Se ha divorciado del marido, pero no tenía ni idea.

La vida te da sorpresas.

Bueno, ¿qué? ¿Nos separamos para pescar?

Sí. Sí.

¡Ah! ¡Shhh!

Mi marido sigue pensando que le dejo por otro hombre,

se niega a creer que estoy con una tía.

Hay gente que no quiere ver lo que no le gusta.

Hola.

Hola.

¿Te apetece una copa?

Es que yo no soy... eh...

¿Una cerveza?

Vale, ¿la quieres a morro o en vaso?

En vaso.

Por ti.

Mmm.

Nunca te había visto por aquí.

Es que no vengo... mucho.

Oye, ¿tú tienes novia?

No.

¿Y tú?

No, yo no, pero mi madre sí.

Qué éxito tienes.

Tu disfruta, hermanita, que están celosas de ti.

No te pases, Sol.

¡Ay!

¿Me esperas un momento?

Bueno, ¿qué? ¿Qué?

Hay una tía en la barra con el pelo corto,

miradla, pero que no se os note.

Me está tirando los tejos, a mí. ¿Sí?

Bueno, a mí y a todas.

Uy, perfecto. Traemos a Eliska y se la presentamos.

Tía, pero si parece un hombre.

Pero a lo mejor eso le gusta a Eliska.

Ya, si a la chica le gustasen los tíos, no le gustaría mamá.

Si encima nos ponemos exigentes...

Yo ya dije que esto era una locura total,

pero no me hicisteis caso y ahora me siento como una mierda

y como me entre otra tía, no sé, igual me da una crisis.

Oye,

esto es de parte de la rubia del fondo.

Si quieres otra cosa, te doy el cambiazo.

Gracias.

Lo haré yo.

¿Que harás qué?

Ligarme a la novia de mamá.

¿Qué?

¡No digas bobadas!

Tía, soy la ideal, hasta me parezco a mamá.

¿Qué? ¿No?

Y no me diréis que no tengo éxito entre las tías.

¡Venga!

Vosotras confiad en mí.

No te oí levantarte.

Porque no quería despertar a ti.

(HABLA EN CHECO)

Sí.

Y yo te voy a hacer unas tostadas con aceite

que te vas a chupar los dedos.

(Timbre)

(Timbre)

(LAS TRES) ¡Hola!

¡Hola, cielo!

Oye, disculpa que vengamos así, sin avisar,

pero hacía un día tan bonito... Que es una pena quedarse en casa

y como mamá está todo el día ensayando...

Te hemos preparado un plan estupendo.

Hola.

¿De qué va la cosa?

¡Uy! Hola, mamá.

Hola. ¡No, no, no!

¡Si no puedo, no puedo!

Qué fuerte.

Hola, mamá. Hola.

Pues nada, que venimos a secuestrar a Eliska.

Sí, nos la llevamos a dar un paseo a mi club.

Qué cosa más rara.

Nunca os había visto así, en plan mujercitas.

¿Tú también vas al club? Sí, con mamá.

Qué envidia.

Y es domingo.

Yo también me apunto a la excursión.

Pero, mamá, ¿y tu piano, no vas a ensayar?

El piano seguirá aquí cuando vuelva

y este milagro puede que no se repita.

En un minuto, listas. Vale.

¿Me acompañas?

Yo lo sabía.

Lo sabía.

Pero bueno,

la fastidiamos, ¿eh?

Es que estas dos están en plan lapa total.

Está claro que este plan demencial no funciona, hay que dejarlo.

Pero bueno, ¿qué os pasa, es que os vais a rendir?

Sol, ¿qué quieres, ligarte a Eliska delante de mamá?

Hombre, es que no la vamos a tener encima todo el tiempo.

Alquilamos unas bicicletas y la dejamos enseguida detrás.

¿Qué, chicas, os pesa el culo?

(Música instrumental suave)

(Trinos)

Hola.

¡Ah!

Vaya siesta, ¿eh?

Oye, Elvira,

yo quería daros las gracias.

¿Por qué?

Por la actitud que tenéis con Eliska.

Para ella es muy importante sentirse integrada.

Aquí, en España, solo me conoce a mí

y me da miedo que se sienta sola.

Es una chica muy sensible.

En eso, se parece a ti.

Estoy segura de que podéis ser amigas.

¿Dónde está todo el mundo?

(MUSITA) ¿Dónde está Sol?

Ah, las dejé por ahí, Benja quería hacer pis.

Están en las barcas, muy lejos.

¿Estás bien?

Sí.

Qué tranquilidad, ¿verdad?

Eliska, ?te gustan los tatuajes?

¿Tatuqué?

Los tatuajes.

Es que tengo uno. ¿Ah, sí?

Sí.

¿Quieres verlo?

Sí, sí quieres verlo.

Mira.

Eliska,

mira.

¡Eh!

¿Qué tal?

Qué bien aquí, ¿no?

¿Cómo...?

¡Elvira, vete!

¿Dónde...?

¿Eres tonta?

¿Tú cómo te has acercado a esta isla, Sol?

Qué ganas tienes de fastidiar.

Sol. ¡Que no!

Venga, Sol. Que te vayas.

Ayúdame. ¡Que te he dicho que no!

¿Qué haces? ¡Que he dicho que no!

¡Ah! ¡Cuidado!

(Graznidos)

Es que Elvira es imbécil, me ha estropeado todo.

Ya

y, sin embargo, ella mira qué bien se lleva con la checa.

"El pensamiento es más hondo que el mar".

"Retenlos azul contra azul y absorberá el uno al otro".

Qué bonito.

¿De quién es?

Emily Dickinson.

Una mujer muy desgraciada.

Tú eres también escritora, ¿no?

Y tu madre dice que tienes mucho talento.

¿Qué va a decir mi madre?

A mí me gustaría mucho leer una novela tuya.

¿Me la prestas?

¿Mi novela? Sí.

No merece la pena.

Ya entiendo.

A mí también cuesta mucho enseñar lo que hago.

Si alguien me ve tocar el piano,

me tiemblan las manos

y corazón golpea tan fuerte que ya no oigo música,

solo un bum, bum, bum, bum, bum, bum.

Pero tú das conciertos.

Tú lo superas.

Ah, sí, qué "remiedo".

O te lanzas a piscina

o siempre estás mirando nadar otros.

Elvira.

¡Ah! Por fin, las malditas pruebas de imprenta.

No, es mi novela.

¿Tu qué?

Mi novela.

Es... es la primera versión, hay que revisarla,

está un poco larga,

pero me gustaría mucho que te la leyeras.

Vaya por Dios, o sea que tú también has escrito una novela.

No quiero que la publiques, solo que le eches un vistazo

cuando puedas, si puedes, sin ningún compromiso.

Mira, no te voy a dar ninguna esperanza.

Sabes perfectamente

que todos tenemos el manuscrito de una novela en un cajón, ¿eh?

Venga, las pruebas, Elvira.

¡Sorpresa!

¿Qué hacéis aquí? ¿Qué ha pasado?

¡Qué mona estás!

Tenemos que decirte una cosa.

Es sobre la checa.

¿Qué pasa con la checa?

Pues que tienes que hacerlo tú.

¿El qué?

Ligártela.

Es broma.

Elvira, tú le gustas, está clarísimo.

Ayer estuvo horas contigo. Y muy pegadita.

¡Estáis enfermas!

Estábamos hablando.

Bueno, pues le irá el rollo intelectual,

pero esa estaba caliente, te lo digo yo.

Si es que tienes más sexapil del que piensas, hermana.

Hola, Elvira.

Hola.

Hola.

Hola.

Me alegro de volver a verte.

Bernardo está en su despacho.

No, es que no... no he venido a verle a él.

Eh, verás, es que te he traído esta invitación

porque esta tarde presento un libro y me encantaría que te pasases

y después podemos ir a tomar una copa. Si te apetece, claro.

¿Mmm?

Pues no voy a poder

porque tengo un... un lío, mucho trabajo.

Ah, ya, vaya.

Bueno, pues... pues nada.

Adiós.

¡Joder, Elvirita!

¡Bueno, bueno!

Estás irresistible, ¿eh?

Y con todos los sexos.

Os vais, ya. Tú y tú, las dos.

¡Fuera, os largáis!

Nos iremos cuando prometas ligarte a Eliska.

Jimena, no puedo.

¡Que sí que puedes! No seas cobarde.

Cobarde.

Cobarde.

Cobarde.

Cobarde.

No puedo. No puedo. ¿Cómo voy a hacer una cosa así?

Ligarme a la novia de mi madre, es que es... asqueroso

y además, yo soy incapaz de... de... de hacer algo así.

¿Por qué me lo han pedido? A lo mejor han notado algo

porque a lo mejor la parte lesbiana que hay en mí

sí se siente atraída por Eliska y quiere hacerlo, ¿tú qué crees?

Yo creo que toda niña desea ocupar el lugar de su madre.

O sea que crees que yo deseo a Eliska.

No te líes, Eliska, ya sabes que para mí no eres lesbiana.

Ya, no, no,

pero es que me están pasando unas cosas muy raras.

Hay un hombre que me gusta mucho, pero yo le huyo

y anoche soñé con mi amiga Piluca Gómez

que cuando yo tenía cinco años,

que yo le estaba mirando las bragas a Piluca.

O sea, a lo mejor esto es el principio

y yo acabo persiguiendo a las mujeres por la calle.

¿Me explico? O sea, a Piluca, con cinco años.

Tranquilízate.

No puedo respirar.

Vamos, tranquilízate, Elvira.

Llevo una pastilla en el bolso. ¿Me la tomo?

No. Ven, ven, mira, abrázame, ¿vale?

Tranquila, tranquila. ¡Shhh!

Mi pequeña Elvira.

¿Estás mejor?

Tan dulce.

Tan neurótica.

¿Qué haces?

¿Tú qué crees?

No, no, no lo sé.

¿Me estás metiendo mano?

No, te equivocas, te estaba haciendo un test.

Quería ver hasta dónde llegaba tu ambigüedad sexual.

Venga, venga, relájate, venga.

Tómatelo como una... no sé, como una experiencia terapéutica.

Pero eh... Qué buena estás.

¡No, no, no! Esto no... no es así, quiero decir,

que las relaciones sexuales entre terapeuta y paciente

son una cosa muy patológica.

¿Y enamorarse de la novia de tu madre qué?

¿Eso no es patológico?

¡Anda, ven aquí, que te voy a quitar todas las dudas en un santiamén!

Mira, mira que si se trata de probar mi feminidad,

que me parece muy bien,

hay otros, hay muchos hombres que... que... que no...

que no son mi terapeuta.

Bien, pues tú misma.

A ver quién encuentras por ahí que conozca mejor que yo tus deseos.

¿Sabes una cosa?

No creo que vuelva... aquí.

Qué bien, me encanta cómo escribes. -Muchas gracias.

Miguel, te presento a Crespo, de "Universal".

Quiere hacerte una entrevista para el suplemento.

Encantado. Oye, me disculpáis un momento, ¿eh?

Qué bien. Pensé que no vendrías.

Ven. Siento haber llegado tan tare.

Es que no he podido venir antes.

Bueno, tampoco te has perdido nada.

Eh... ¿Te vienes a tomar algo?

¿Con ellos?

Es que no me van esos rollos.

Pues paso de ellos y nos vamos donde tú quieras.

¿Qué te apetece?

Me apetece un buen polvo.

(Música jazz)

Oye, eh...

¿Vamos a la cama?

Ajá.

¡Mmm! ¡No!

¡Mucho mejor aquí, de pie!

Ah, vale.

Mmm. Vale.

Eh... Yo quiero que este sea un polvo inolvidable.

Tú muy masculino, muy salvaje, ¿vale?

Se hará lo que se pueda, ¿vale?

Vale.

Igual no hace falta que me beses tanto.

Tú fóllame.

¿Ya? Fóllame.

¿Sí? Sí.

Espera. Espera.

¡Ah! ¡Joder!

¡Ah!

¡Ah! ¿Estás bien?

Sí. ¿Seguro?

Sí, sí, sí.

¡Ah! ¿Qué pasa?

Es que está un poco fría, la pared.

Ya. Vamos a la cama.

Ya.

¿Por qué no te pones tú encima?

¿Eh? Yo prefiero debajo y tú encima.

Vale. ¿Eh?

Sujétame.

Que yo vea que me puedes.

Así, con fuerza y... y llámame puta.

¿Qué?

Que me llames puta. Tú di: "¡Puta!".

Puta.

No, hombre, no, pero con más convicción.

¡Puta!

¡Puta! Tú di: "¡Puta!" y métemela ya.

¡Métemela ya, Miguel! ¡Basta ya! ¡Basta!

¡Basta!

Mira, no sé qué pretendes, pero esto así no va.

Lo siento.

Lo siento mucho, he hecho el imbécil.

Pues ya que lo dices, sí, bastante.

¿Te vas?

¿Qué quieres que haga, eh?

No sé, podemos poner un café y hablamos.

No, es que no quiero que hablemos.

Mira, yo sé que ahora te sientes fatal.

Tú a mí me gustas, yo creo que también te gusto

y de repente, vas y lo estropeas. ¿Y por qué? No lo sé.

No lo sé.

Paso de seguirte el juego, ¿sabes?

Miguel.

(Puerta cerrándose)

Elvira.

¿Qué haces aquí? Quería verte.

Me da mucha envidia verte nadar. ¿Sí?

Vas tan seguro, como si nada pudiera hundirte...

Ya.

Yo quiero ser como tú.

Eso es cuestión de años.

No, tú siempre has sido así.

¿Te puedo preguntar una cosa?

Uy, qué peligro.

Adelante.

Cuando te separaste de mamá, o sea, ¿después la seguías queriendo?

Vaya pregunta más complicada.

Pues seguramente sí, de alguna manera.

¿Y nunca pensasteis arreglarlo?

Ey, ¿qué es esto?

¿Te ha puesto deberes tu psicoanalista?

No.

La verdad,

no creo que tu madre y yo hubiéramos sido felices.

Somos dem