Enlaces accesibilidad

En el país de los senufo

Por
Con el hermano Vincent de Paul en la puerta del colegio Champagnat, en Korhogó.

Korhogó es la ciudad más importante del norte de Costa de Marfil, la región del pueblo senufo. En el norte es donde más se evidencia la mezcla de gentes llegadas de países limítrofes como Burkina Faso o Mali que han contribuido a que la población crezca mucho en poco tiempo. Buena parte de los habitantes de Korhogó, precisamente por esa influencia norteña, son musulmanes. 

A finales de los ochenta, los Hermanos Maristas abrieron el colegio Marcelino Champagnat. Poco tiempo después estalló la guerra civil pero el colegio reabrió sus puertas pronto y, desde entonces, se ha convertido en una referencia de enseñanza de calidad en el entorno. Cuando los maristas abrieron el colegio Champagnat decidieron atender la primera etapa de secundaria ya que en la zona había varios colegios de primaria. Ahora hay muchas familias que están pidiendo a los hermanos que amplíen el centro para que los alumnos puedan continuar aquí la segunda etapa de secundaria.

El apoyo de SED

 Desde hace varios años, la ong SED (Solidaridad, Educación y Desarrollo) apoya con diferentes proyectos a este colegio. SED es la ong de los maristas en España y, entre otras cosas, tiene un potente proyecto de becas del que se benefician ochenta alumnos del centro. Además de las becas, SED ha financiado infraestructuras del colegio e, incluso, materiales para la eduación de adultos que imparten en la cercana parroquia de San Antonio.

Este colegio de Korhogó también nos recuerda un episodio muy duro de la reciente historia de los maristas españoles. Uno de los primeros directores del centro fue el hermano Miguel Angel Isla, uno de los maristas asesinados en octubre de 1996 en el campo de refugiados de Bugobe, en la actual República Democrática del Congo. 18 años después de aquella tragedia, aún siguen recordando en el colegio el paso del hermano Miguel por este lugar.