Enlaces accesibilidad

El misántropo consecuente

  • Miguel del Arco versiona y actualiza el texto de Molière
  • Lo hace con el elenco de La función por hacer

Por
Miguel del Arco actualiza a Molière con su propio 'Misántropo'

"La verdad es un tema delicado", dice Alcestes, protagonista de El Misántropo de Molière. No puede tener más razón. Muchos hemos vivido esa situación en la que alguien, sin comerlo ni beberlo, arroja una opinión “verdadera” sobre ti que ni esperabas ni pedías. Pero claro, existe también ese momento hipócrita en el que presencias cómo educadas personas se abrazan y halagan entre ellas para después, en cuanto se dan la vuelta, despedazarse mutuamente. Hay quien dice que en el término medio está la virtud. Pero personalmente desconfío de los términos medios.

Mi admirado y querido Miguel del Arco, conocido por algunos como “el hombre de moda del teatro”, ha abordado estas cuestiones y otras en la versión libre y actualizada de esta pieza, originalmente escrita en verso y en francés en el siglo XVII. Su Misántropo es un ciudadano del siglo XXI que dice lo que piensa y hace lo que dice.

Honestidad cien por cien, y esa coherencia es precisamente lo que ha fascinado a Miguel y lo que hace de Alcestes un hombre íntegro. Para el autor y director los misántropos contemporáneos son los que han renunciado a la lucha por la vida, los que gritan “¡basta, se acabó, no voy a seguir viviendo con hombres que son lobos para los hombres!”. Ganitas hemos tenido algunos de secundar esta declaración de intenciones alguna vez.

Centrándonos en el preestreno que algunos afortunados tuvimos la suerte de presenciar en el Teatro Palacio Valdés de Avilés, (“el estrenódromo” lo llaman), se dio una singular circunstancia. Al término de la función todos teníamos la sensación de haber compartido una misma experiencia inolvidable y emocionante. Gente desconocida que se reúne en un espacio común para vivir una “ceremonia”, para participar de un ritual. Teatro.

Pero este Misántropo es mucho más. Ha significado el reencuentro de la familia Kamikaze, aquella que se creó con La Función por hacer y que se consolidó con Veraneantes. Han experimentado el ser parte de un equipo y ya no conciben hacer teatro de otra manera. Y el resultado se nota. Miguel, Aitor y familia: gracias.

Televisión

anterior siguiente