Enlaces accesibilidad

Un viaje al pasado a través de Chinchón

  • Chinchón está situado a 50 kilómetros de Madrid
  • Su original Plaza Mayor es una de las señas de identidad de la ciudad

Por
Una corrida de toros en la Plaza Mayor de Chinchón Ayto. de Chinchón

A menos de 50 kilómetros de la capital, lejos de los atascos, los rascacielos, la contaminación y el bullicio, se alza la ciudad de Chinchón, uno de los lugares más emblemáticos de la Comunidad de Madrid que, tras siglos de historia, sigue conservando con encanto su particular sabor medieval gracias a sus calles irregulares y empedradas, sus fondas y mesones, sus casas nobles y su castillo.

De entre todos sus puntos de interés el más destacado es, sin duda, la Plaza Mayor, una clásica plaza medieval de arquitectura popular que está considerada como una de las más bellas del mundo por su armonía y proporciones. Su forma circular le ha permitido ser el escenario ideal de numerosas corridas de toros y de la famosa representación viviente de la Pasión de Cristo que desde hace décadas representan los vecinos de la localidad cada Semana Santa.

Otros de los sitios de obligada visita en Chinchón es la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, una construcción iniciada en 1534. Destruida por las tropas francesas y restaurada en 1828, la iglesia actual es una reconstrucción de grandes dimensiones que mezcla varios estilos como el gótico, el plateresco, el renacentista y el barroco. En el centro del retablo principal destaca el magnífico cuadro de la Asunción de la Virgen pintado por Francisco José de Goya y Lucientes. El pintor pasó largas temporadas en Chinchón, ya que su hermano Camilo fue durante varios años el capellán de la iglesia parroquial.

El castillo de los Condes

Al sur de la localidad, en su parte más elevada, se encuentra el Castillo de los Condes, contruido en el siglo XVI. El castillo estuvo bien conservado hasta el año 1705, en que sufrió las consecuencias de la guerra de Sucesión, al ser ocupado por las tropas del ejercito del Archiduque de Austria.

Un siglo después, en 1808, durante los tres días de asedio a Chinchón, sufrió el expolio y el incendio de la Brigada Polaca, al mando del mariscal galo Victor. A partir de entonces, parte de sus materiales se aprovecharon en la reparación de caminos, cercas y casas. Su último uso en el actual siglo, fue como fábrica de licores.

En Chinchón encontramos un segundo castillo, el de Casasola, que en el siglo XV fue alojamiento secreto de políticos y militares a favor de la proclamación de Alfonso XII. En la actualidad se encuentra en estado de gran deterioro.

Historia de Chinchón

Los primeros vestigios prehistóricos se remontan al neolítico, una época de la que aún hoy quedan múltiples cuevas en la zona. En el Cerro del Salitral se han descubierto restos de una ciudad íbera con su correspondiente necrópolis. En la dominación romana, Chinchón se convirtió en un pueblo agrícola, aceptando su civilización, leyes y costumbres (hay datos del antiguo hallazgo de una lápida sepulcral romana que en el S.XVIII, servía de dintel a una puerta de una casa de la Plaza Mayor).

Posteriormente llegó la dominación árabe, a la cual estuvo sujeto durante tres siglos y medio, y durante la cual Chinchón perteneció al reino de Toledo. Con la conquista en 1060 por Fernando I El Magno y la reconquista posterior de Alfonso VI en 1083, el pueblo quedaría fuera del dominio musulmán y vinculado al Concejo de Segovia.

A partir del siglo XV, bajo el reinado de Juan II, aparece el primer documento de la historia de Chinchón. Aunque fue elevada a la categoría de Villa por su sucesor, Enrique IV, la transformación más importante durante este siglo se produciría en 1480 con la cesión a los Marqueses de Moya del Señorío de Chinchón, otorgado por los Reyes Católicos en agradecimiento a los servicios prestados y la colaboración en contra de Dª Juana la Beltraneja, que luchaba por el trono de Castilla. Durante este periodo los Reyes Católicos realizaron al menos cinco visitas a Chinchón, entre los años 1494 y 1499, para saludar a sus leales servidores.

El casco urbano de Chinchón fue declarado, en 1974, Conjunto Histórico Artístico por el Consejo de Ministros. Gracias a este hecho se inicia el apogeo del sector hostelero y turístico, que hace de Chinchón uno de los destinos más conocidos, tanto a nivel nacional como internacional.