Enlaces accesibilidad

Bruno Sierra, interpretado por Miguel Ángel Solá

Capitán del Grupo de Delitos contra las Personas

Por
tve
Han pasado ya algunos meses desde la resolución del caso de Patricia Marcos. Sierra ha ascendido a capitán y ahora es el responsable del Grupo de Delitos contra las personas de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil. Desde esta unidad, y en colaboración con otros departamentos y unidades territoriales de la Benemérita, investiga homicidios, secuestros, extorsiones y, por supuesto, desapariciones.
El personaje que interpreta Solá no es sólo atípico por ser un guardia con una acento arrastrado por las calles del arrabal porteño: "No las ávidas calles, /incómodas de turba y ajetreo, /sino las calles desganadas del barrio, /casi invisibles de habituales".

Su compromiso con determinados valores choca con la burocracia y cuando eso sucede, no puede traicionarlos. Es capaz de ver dentro de las víctimas y de los culpables, lo que nadie más ve. Se introduce en su entorno y entiende a las personas, las consuela¿ y en ocasiones, las desenmascara

Como investigador no duda de que sus prioridades están siempre del lado de los que sufren, de los que han sido secuestrados, de las familias que lloran. Aunque siempre luche por contenerla, Sierra es un guardia civil que no puede resistirse a la emoción, y la fuerza que le sostiene tras noches en las que duerme -45 minutos con un ojo, y 11 con el otro- es su tremenda empatía con las víctimas.

No es persona de escritorio, y le gusta el movimiento y la calle. Pero su reino pertenece a la sala de interrogatorios. Es ahí, en la distancia corta entre él y el testigo, entre él y el culpable, cuando Sierra se convierte en un depredador, acorralando al sospechoso hasta hacerle añicos. Su pericia en "el mentidero" es legendaria, y produce a lo largo de las serie, momentos de brillante intensidad dramática.

Fuera del trabajo, Sierra lucha por existir como padre, pero no siempre lo consigue. Divorciado, y alejado de su hija pequeña, su hija adolescente se instala en su apartamento al principio de la serie, creando problemas adicionales para este lobo solitario que nunca consigue tener "más que hielo en la nevera"

Miguel Ángel Solá

Miguel Ángel Sola es un actor generoso con su talento, y sin duda, uno de los más prestigiosos de su generación. Nacido en Buenos Aires, su carrera se remonta a principios de los sesenta.
Desde hace diez años vive en España, en donde ha cosechado un gran éxito en teatro por "Los diarios de Adán y Eva", interpretación por la que consiguió el Max de Teatro 2003.
En cine ha trabajado con directores como Eduardo Mignona, Sergio Renán, Fernando Solanas, Luis Puenzo en Argentina, y sus interpretaciones le han valido los más prestigiosos premios, como el Konex de Teatro. También ha sido actor en películas de Carlos Saura, Martín Patino, Mario Camus, y Gerardo Herrero: pero el público español le conoce sobre todo por su trabajo en "Desaparecida", la serie de TVE de 2007. Su interpretación le valió el Premio de la Unión de Actores, en 2007 y la Medalla de Bronce del Festival de Nueva York en el 2008.