Enlaces accesibilidad

Ignacio Dean: "Hemos visto un ecosistema espectacular, pero muy castigado por la acción humana"

  • Dean se convirtió en 2016 en el primer español en dar la vuelta al mundo caminando
  • Su nuevo libro La llamada del océano relata su última expedición: 2.500 kilómetros nadando por los cinco continentes durante un año

Por
Las mañanas de RNE con Pepa Fernández - Ignacio Dean: "Sentí la necesidad de llamar la atención sobre la degradación de los océanos"

Los sueños no entienden de límites. El de Ignacio Dean (Málaga, 1980) fue unir los cinco continentes a nado. Tras más de un año de entrenamiento y 2.500 kilómetros surcando los mares sin más remos que sus propios brazos, se embarcó en la Expedición Nemo, un desafío con el que quería mandar un mensaje al mundo a favor de la conservación de los océanos.

El naturalista, aventurero profesional y divulgador cuenta su historia en Las mañanas de RNE con Pepa Fernández y presenta su nuevo libro, La llamada del océano. La gran aventura de unir nadando los cinco continentes (Editorial Zenith).

Pero esta no es su primera gran aventura. Durante tres años, Dean recorrió 33.000 kilómetros a pie y en solitario. Una travesía que le llevó por ciudades, montañas, desiertos y selvas de 31 países para documentar en primera persona los efectos del cambio climático. Una experiencia única que le mostró no solo la realidad de la tierra, sino también la de sus costas. El malagueño cuenta que tenía una cuenta con el mar. “Durante aquella vuelta al mundo pude ver la cantidad de plásticos que hay inundando las playas y litorales de todo el planeta y sentí la necesidad de embarcarme en una nueva expedición para llamar la atención de la degradación que sufren los océanos”, apunta en Radio Nacional.

Entrenó en las condiciones más difíciles para enfrentarse a este nuevo reto. “El agua es un medio completamente diferente, todo lo que sabía de supervivencia en tierra no me servía para nada”, confiesa.

El estrecho de Gibraltar fue el punto de partida del que salió en junio de 2018. Por delante 365 días nadando y cinco travesías inolvidables en las que hizo frente al frío (con temperaturas de tres grados), a las corrientes, a las olas, a los tiburones, a los cocodrilos y a las medusas venenosas, y que ha narrado en La llamada del océano, un libro se publica precisamente en la semana en la que se celebra el Día del Medio Ambiente (5 de junio) y el Día de los Océanos (8 de junio). “Hemos visto un ecosistema espectacular, pero muy castigado por la acción humana”, concluye Dean.

Radio

anterior siguiente