Enlaces accesibilidad

¿Cómo escribir y leer un haiku?

  • La estación azul rinde homenaje al haiku 
  • Seis claves para escribir un haiku, de Seiko Ota ofrece las pautas para disfrutar de este tipo de poesía

Por
La estación azul - Haikus, jardines, y el libro como vida - 24/05/20

Ryūnosuke Akutagawa está considerado como el padre de los cuentos japoneses (haikus) y es el primer gran narrador del siglo XX. Gran parte de su fama procede de su libro Rasomon, llevada al cine por Akira Kurosawa en 1950 y premiada aquel año con el Oscar a la mejor película extranjera. La estación azul nos desvela su legado junto al editor Jesús Munarriz y nos muestra en este programa las claves para crear un buen haiku.

Se deseoja en ginkgo 

Se desoja el cerezo 

Cambiamos de sitio 

Este es el haiku con el que se abre el libro Brilla un relámpago (haikus escogidos), una selección realizada por los editores Jesús Munárriz y Teresa Herrero en versión bilingüe y en el que se recogen más de un centenar de los relatos cortos de Akutagawa bajo la editorial Hiperión. Una selección recogida a partir de su obra completa, en la que se cuentan más de un millar de haikus.

Seis claves para escribir un haiku 

La escritora japonesa Seiko Ota, publicaba hace unos años el libro Seis claves para escribir un haiku, también publicado bajo la editorial Hiperión. En él se explican de manera sencilla las líneas a seguir para a la construcción de este tipo de poemas.

Las características que definen este tipo de poesía breve son las siguientes:

1. Los haikus se escriben en 5-7-5 sílabas 

Sin duda, el rasgo más distintivo de un haiku es su forma: los haikus se escriben en tres versos sin rima, de 5, 7 y 5 sílabas, respectivamente. Esta métrica es flexible: nada nos impide escribir haikus que tengan un número de sílabas ligeramente distinto, que no por ello dejarán de ser haikus.

2. Según la tradición, todo haiku ha de incluir un kigo 

El kigo es una palabra o expresión que indica la época del año a la que se refiere un poema. Por ejemplo, la palabra "nevada" remite al invierno, ya que es en esta época cuando más nieva. La expresión "cerezos en flor", por su parte, remite a la primavera, ya que es en esta época cuando florecen los cerezos. No es obligatorio, pero los clásicos siguen esta pauta.

3. Los haikus muestran escenas de la naturaleza o de la vida cotidiana 

Por lo general, los haikus muestran escenas de la naturaleza (animales, plantas, paisajes, fenómenos meteorológicos) o de la vida cotidiana, en los pueblos, en las ciudades y en los caminos.

4. Un haiku transmite la impresión que ha causado la contemplación de algo 

En un haiku el haijin transmite la emoción que ha sentido al contemplar algo. Es aquí donde el haiku deja de ser un texto meramente descriptivo para convertirse en poesía. La impresión transmitida puede ser una de belleza, de armonía, de serenidad, de fugacidad, de melancolía...

5. Los haikus se escriben con un estilo natural y sencillo 

Los haikus se escriben con un estilo coloquial, que evite que el lector se nos distraiga de lo realmente importante en el poema. Si recargamos el poema con metáforas, personificaciones, aliteraciones, un vocabulario culto, etc., forzamos la colocación de los adjetivos a la izquierda del nombre o alteramos el orden natural de los elementos de la frase de cualquier otra manera, estaremos llevando el poema a un terreno que no es del haiku.

6. Omisión 

“En la poesía japonesa es tan importante lo que se dice como lo que se omite”, apunta Jesús Munárriz. Debe por tanto centrarse en cosas fundamentales y hacernos reflexionar sobre lo que falta para que sea nuestro imaginario el que complete la historia que, muchas veces, depende de la interpretación de quien lo lea.

Radio

anterior siguiente