Enlaces accesibilidad

Juan Ignacio Cirac: "Alemania apuesta por la ciencia, la tecnología y la ingeniería y en España no es una prioridad"

  • El físico español dirige desde hace 16 años el Instituto Max Planck de Óptica Cuántica
  • "Hay que apoyar la investigación aplicada, tendrá su repercusión en 20, 30 o 40 años"

Por
Juan Ignacio Cirac: "Alemania apuesta por la ciencia, la tecnología y la ingeniería y en España no es una prioridad"

El físico español Juan Ignacio Cirac dirige desde hace 16 años uno de los institutos más prestigiosos de Alemania, el Instituto Max Planck de Óptica Cuántica, que cuenta con un profesor premio Nobel "y eso le da un cierto prestigio", ha asegurado Cirac en Las mañanas de RNE, donde también ha afirmado que la existencia de un instituto como este es "difícil" en España. "Sobre todo por la financiación pero también por la apuesta que se hace por la ciencia" -ha explicado- "Alemania apuesta definitivamente por la ciencia, la tecnología, el desarrollo de la ingeniería... y en España no es una de las prioridades".

El objetivo principal de Cirac, cuyo nombre suena cada año entre los candidatos al premio Nobel y fue Premio Príncipe de Asturias en 2006, es dominar el mundo microscópico y ver qué fenómenos ocurren e intentar usarlo para algo. En estos momentos trabaja en "conseguir un ordenador cuántico, que es un desafío enorme, y hará las tareas que hacen los superordenadores pero de forma más eficiente. Pensamos cómo construirlos, ayudamos a construirlos y hacemos el software".

También, asegura, tienen otros intereses de investigación relacionados con la física cuántica y "ver cómo nos puede ayudar para encriptar mensajes o tener elementos que se puedan incorporar a nuestra vida cotidiana y que nos ayude a hacer cosas que ahora no podemos hacer".

Porque esa es la importancia de la investigación básica de hoy, dice, "en lo que no vemos aplicaciones hoy, será la investigación aplicada de mañana, por eso apoyar la investigación aplicada tendrá su repercusión en 20, 30 o 40 años, ya veremos", dice el físico, de padre catalán y madre aragonesa que desistió de estudiar arquitectura "porque era muy malo en el dibujo a mano alzada".

Radio

anterior siguiente