Enlaces accesibilidad
CINE

'Drama', 'Boca Norte', 'Bajo la red' o 'Riders': descubre las películas de las mejores series de Playz

  • Desde Cupido Inhibidos pasando por Dorien Wake Up: disfruta de los mejores contenidos de Playz
  • Más noticias en Playz

Por
Descubre las películas de las mejores series de PLAYZ
PLAYZ

DramaBoca NorteBajo la redSi fueras túColegas Antes de perder son algunas de las opciones que puedes disfrutar en cualquier dispositivo sin pagar suscripciones, sin logins y sin publicidad. ¿Alguien da más? Si eres fan de las series de Playz o simplemente te apetece pasar un rato entretenido viendo alguna película, ojo a todo el material que te proponemos para que disfrutes de lo que queda de verano rodeado del mejor contenido. Atento, porque se viene una selección de los mejores lanzamientos de la plataforma. Toma nota y... ¡dale al play!

1. Drama

Más de uno se sentirá identificado con el título. La serie, protagonizada por Elisabet Casanovas, cuenta la historia de África, una veinteañera que vive en un piso compartido que se cae a pedazos, con un trabajo precario y que acaba de dejar a su novio. Pero lejos de deprimirse, la protagonista se lanza a una vida repleta de sexo desenfrenado y se da cuenta de que... ¡está embarazada y no sabe de quién! Si te gusta el humor inteligente y eres fan de Ignatius, esta es tu película.

Drama, la película

2. Bajo la red

María de Nati, Guillermo Campra, Manuel Huedo, Ana Jara y Angy dan vida a un grupo de jóvenes atrapados en una cadena de favores en internet. Su unión está motivada por su deseo de desenmascarar a su misterioso organizador, que no es más que un enigmático individuo que oculta su identidad a través de una máscara virtual. Su red es simple a la par que peligrosa: cada deseo que se pide, se paga con un favor. El problema es que muchos de ellos suelen ser ilegales, así que hará que sus protagonistas tengan que enfrentarse a importantes dilemas morales.

No recomendado para menores de 12 años Bajo la red 1, la película
Transcripción completa

(Música)

(VOZ DISTORSIONADA) "¿Has pensado alguna vez

cuál es tu deseo más profundo?

Si solo pudieras elegir uno, uno solo,

aquí y ahora,

¿cuál elegirías?

Todo el mundo tiene un deseo:

gustar a los demás.

Encontrar a ese alguien a quien llevas tanto tiempo buscando.

(Cristales rotos)

O simplemente estar junto a la gente que quieres.

Seguro que tú subes fotos a Instagram

en las que pareces feliz.

Pero, reconócelo, tu vida no es tan perfecta.

Sabes que te falta algo.

Dentro de ti siempre queda algún deseo que satisfacer.

Ahora imagina que yo puedo ayudarte a cumplir ese deseo.

Te lo concedo.

La pregunta es: ¿qué me darías tú a cambio?".

(Sintonía de "Bajo la red")

No lo entiendo, hija.

Te prometo que no lo entiendo. Es la décima vez

que rompes la silla.

No puedo entenderlo.

Yo estaba estudiando.

Me he echado para atrás y se ha roto.

No es una mecedora.

Es una manía que tengo, no puedo evitarlo.

¿Sabes qué voy a hacer?

¿Qué?

Como mañana es tu cumple,

en vez de darte el regalito que me pediste, lo voy a devolver

y voy a comprarte otra silla. ¡No, no!

Papá, no seas cutre, por Dios.

Ay...

(Móvil)

¿Sí?

"Hola, ¿Claudia Blázquez?

¿Hola?".

¿Quién es?

"Hola. Tenemos un problema con un envío de Claudia Blázquez,

de unas zapatillas de deporte que encargó".

¿De cuándo es el pedido?

"De hace ocho meses".

O me las regalas o me las regalas. No hay otro opción.

¡No puedo más! Me las voy a llevar.

Sí.

Es para mí.

"Necesitamos que nos mande el localizador

que le enviamos, al e-mail de Claudia".

Vale, pues lo busco en su e-mail y se lo reenvío.

Gracias.

Adiós.

(Videollamada)

Hola, cariño. Hola, mami.

¿Qué tal? Bien, ¿y tú?

Bien. Te veo más delgadita.

¿Estás comiendo bien? Mamá, sí.

Estoy comiendo, no empieces. Vale, vale, vale.

¿Y qué tal los estudios? Bien.

¿Has conocido ya a mucha gente? Bueno, sí.

He conocido a un artista.

Le voy a preguntar dónde puedo llevar mis trabajos.

¿Y por qué no le dices

si te puedes quitar el cencerrito?

No empieces, ¿eh?

¿Qué pasa? Nada.

¿Hay alguien ahí, cariño? Qué va, mamá.

¿Seguro? Que no, que no hay nadie.

Estoy sola.

Estoy pensando que voy a ir a verte a Madrid.

¿Qué te parece? Bien, ¡yo...!

-Oye, tú...

Aquí no hay bañera. Pero ¿qué haces?

A ver...

Joder, parezco un león con estos pelos.

(Foto)

¿Te gusta? Sí. Está bien.

(Notificación)

Oye, me tengo que ir.

¿Cómo que te tienes que ir? Sí, te escribo luego.

Pero ¿adónde te vas? Te escribo.

Pero ¿sin más?

¿Hola? Hola.

Hola. Gracias por aceptar la llamada.

Es que me gusta más así,

cara a cara,

para ver cómo somos realmente. Sí.

Nunca se sabe en Internet.

A mí me pasó que estaba chateando con Kevin.

24 años, licenciado, estaba cachas,

veraneaba en Marbella, hacía surf... Estaba cañón.

Y resultó ser Antonio, gordo, 65 años, camionero y con dos hijos.

Y yo estoy viendo que eres una chica muy mona.

No te estoy tirando los tejos.

Ojo, cuidado, no... No, porque a mí no me gustas.

O sea, a mí me gusta Kevin, licenciado, 24 años.

(RÍE) Pero...

Pero que tampoco te ofendas. ¡Este tío...!

Tú no te llamas Kiu, ¿a que no? No, pero como si me llamara.

Paso tanto tiempo aquí que decidí cambiar de nombre

para poder trabajar más a gusto.

Tienes una pinta de informático brutal.

Sí, la verdad, se me da bien, para qué negarlo.

Se me da bien. ¿Tú sabrías recuperar unos mensajes

que han sido borrados? ¿Unos mensajes borrados?

Sí, podría mirártelo.

Pero eso es ilegal, ¿eh, Irene?

¿Quieres espiar a tu novio? ¿Eres celosa?

¿Sabes quién es C?

Sí, algo me suena, sí. C, el Conseguidor, ¿no?

¿El Conseguidor? Un tío de Internet

que te concede deseos a cambio de favores.

¿Cualquier deseo?

No sé, yo no he hablado con él.

Pero, no sé, hombre, creo que volar no.

No creo que te lo pueda conceder.

La cosa está en que le pides algo

y él te pide un favor.

Es como una cadena de favores.

¿Y qué tipo de favores te pide?

No lo sé. Solo sé que tú le pides algo

y él te dice que hagas una cosa a cambio.

¿Sabes cómo se contacta con él?

¿En serio, Irene, vas a hablar con él?

La pregunta es si lo sabes,

no es si voy a contactar con él. -Sí que lo sé.

Te tienes que meter en una página específica.

A ver, te lo miro. Espérate.

"luzparasombra.com".

Dejas un mensaje y se pone en contacto contigo.

Pero... ¿Y qué mensaje tienes que poner?

Pues en el mensaje creo que tienes que poner tu correo.

De asunto... A ver, que te lo miro. Sí.

"Presupuesto para dar luz a tu proyecto".

Eso tienes que poner.

Vale. Esto sí que es una frikada.

Sí, total.

Bueno, pues ha sido un placer, genio informático. Nos vemos.

El placer es mío. Adiós. Chao.

¡Mamá!

Mamá, ¿tienes internet?

No, he apagado el "router".

¿Qué tal si apagas el ordenador, te vienes al salón

y cenamos juntos? -Vamos a ver.

¿Sabes lo que soy? Soy hacker.

-Sí, del Pentágono. -Que no puedo parar para ir a cenar.

-Espinacas. -¿Espinacas?

-Pues nada,

hackea sin internet y, cuando te aburras, te vienes.

-¡Que no se puede hackear sin internet!

¡Que no se puede!

(VOZ DISTORSIONADA) Regla número uno:

para que te conceda tu deseo, tú tendrás que hacerme un favor.

Regla número dos:

no puedes hablar con nadie sobre nuestro trato.

Regla número tres: una vez que aceptas,

no puedes abandonar pase lo que pase.

¿Quieres continuar?

Hola, Irene.

¿Quién eres? Sé que hablabas con mi hermana, lo he visto.

He visto vuestros e-mails.

Demasiadas preguntas.

Vale.

¿Por qué hablabas con mi hermana? Hablaba con ella

porque estaba en mi red.

¿Y qué? Aceptó el trato

que acabas de aceptar tú.

No, pero esto es ciencia.

Cuando te guste una chica,

debes prestarle atención a las amigas.

Tú háblale a las amigas.

De mayor, me voy a hinchar a follar, como tú.

¿Qué dices?

¿Echamos una partida? Va.

Voy a buscar el mando.

¿Cuál fue el deseo de mi hermana?

Me sigues haciendo demasiadas preguntas.

Quiero saber si la muerte de mi hermana

está relacionada contigo.

Todo está relacionado con todo. Yo no estaría aquí

si ella no te hubiese regalado unas zapatillas por tu cumpleaños.

¿No crees?

Causa-efecto.

¿Cómo sabes eso? Sé muchas cosas.

¿Has pesando alguna vez cuál sería tu mayor deseo?

Si pudieses elegir uno, solo uno,

aquí y ahora, ¿cuál elegirías?

"Yo tengo un hermano pequeño".

Y no...

No está bien.

Hace dos años que tiene leucemia.

Al principio parecía que se lo habían pillado a tiempo,

pero la cosa se ha complicado bastante.

Y ni yo ni mi madre somos compatibles.

No le podemos donar médula.

No sé exactamente qué es...

lo que sueles pedir en estos casos,

pero yo tengo un hermano que es más mayor.

Y he pensado que él, quizás, tiene una médula compatible.

Esto, entre familiares, es más habitual.

Supongo que te refieres a tu hermano Óscar.

¿Le conoces? Yo sé muchas cosas.

Pero prefiero que me las cuentes tú.

Bueno...

Hace como dos años, mi hermano empezó...

a salir con una chica.

Ni a mi madre ni a mí nos caía bien.

Hubo una discusión muy fuerte y mi hermano se fue de casa.

Y ahora no hablamos con él.

No tiene ni Facebook,

ni lo hemos podido encontrar en ningún sitio.

No sabemos dónde está. Y, la verdad,

yo estoy bastante...

bastante desesperado.

¡Joder!

Hostia.

Vale.

(SUSPIRA)

Hola.

Bueno, que...

Mr. Artist me ha empezado a seguir.

Le ha dado a "repost" a una de mis ilustraciones

y me han empezado a subir los seguidores.

O sea, que, uf, te quería dar las gracias

porque, de verdad, creo que mi arte va a cambiar el mundo.

Te lo prometo.

Me alegro, Mireia.

Para eso está la cadena,

para que gente como tú pueda cumplir sus sueños.

¿Te puedo hacer una pregunta? Sí.

¿Hasta cuándo va a durar esto? ¿A qué te refieres?

Pues lo...

Lo de tener el mendigo en casa. No puedo responderte

a esa pregunta.

¿Has oído alguna vez

eso de "cuidado con lo que deseas"?

Adiós, Mireia. Te contactaré.

¿Te puedo pedir una foto?

¿A mí?

Sí. ¿A mí, por qué?

Es para un trabajo de clase.

Me vendrías genial, la verdad. ¿Un trabajo de qué?

Sobre la desigualdad social.

O sea, que es por la silla.

No.

O sea, sí, pero te quiero sacar a ti, no a la silla.

Alfil cinco caballo.

Te queda un movimiento.

Ya.

Me llamo Irene.

Joel.

De acuerdo, David.

Puedo cumplir tu deseo.

Puedo traer a Óscar.

Que tu deseo sea profundo me gusta mucho.

Porque necesito saber que eres capaz de hacer

el favor que te voy a pedir. Yo puedo hacer cualquier cosa.

De verdad, si me aseguras que me lo traes,

yo..., no sé, tengo dinero.

Todo lo que ves, tengo... ¡David!

Tendrás que secuestrar a un bebé.

Estás de coña.

Los favores que yo pido son para cumplir

los deseos de otros integrantes de la cadena.

¿Entiendes?

Funciona así.

Pero es que...

Es que es un bebé.

O sea, yo no he hecho nada así en mi vida.

Pongamos que lo hago.

¿Qué le va a pasar al bebé?

David, ¿aceptas o no aceptas?

Acepto.

De acuerdo.

Traeré a tu hermano Óscar.

Hola, Edu. -Hola.

¿Qué tal?

-¿Dónde estás?

-(RÍE) En el baño.

-Ah, muy bien.

-No, no, no estoy haciendo nada, ¿eh?

-¿Por qué estás en el baño?

-Porque en mi casa no hay intimidad.

Tengo que estar en el baño, tengo que hablar bajito.

¿Qué haces en tu día a día?

-Pues no ir al gimnasio como tú, porque estás muy cachas.

-Tampoco voy mucho.

No te creas.

-Se nota porque tienes una espalda...

-La cámara, que te engorda. -Sí. ¿Que te engorda?

A mí sí que me engorda

la cámara. -¡Qué va! ¡Anda, exagerado!

-¿Que no? -¡Qué va!

¿Que no? Mira. Mira.

-(RÍE) -"Fofisano".

"Fofisano", claro que sí.

Tú tienes que tener una tabla para esculpir.

¿Por qué no me la enseñas?

-¿El qué?

-Eh, a ver... -Es que eso ha sonado, tío...

-Yo me refería a tu abdomen, pero, vamos,

que estás en el baño. Lo que tú quieras.

No sé, a mí me da igual.

Oye, Edu, ¿te gusta la fotografía? -Sí.

Sí.

-Pues pásame tu correo.

-¿Qué me vas a enviar? -Unas fotos que he hecho.

Quiero que me des tu opinión.

Están muy guais.

-"edu10@gmail.com".

Muy fácil.

-Vale.

-¿Ya? -Eh, sí, sí, sí.

-Oye, Edu, ¿y te gusta la música a ti, o qué?

-Sí. Mogollón. -¿Sí? Yo estoy con un grupo

que me flipa, tío.

Lo tengo en bucle. -Sí.

-Years & Years, ¿lo conoces?

-Claro, es mi grupo favorito. -¿Qué me dices?

-¿Es tu grupo favorito? -Sí.

-¿Qué me estás contando? -Sí.

-¿Estuviste en el concierto de Madrid el otro día?

Bueno, hace dos meses.

-Eh... Sí, sí, el día... -El 25.

-¿En serio? -Sí. Sí, sí.

Cuando tiró el bombo.

-Sí, sí, cuando lo tiró, dije: "Venga, que le va a abrir la cabeza

al primero que..." ¡Madre! ¡Cómo moló!

Me encantó ese concierto, tío.

-¿Te gustaría quedar?

-Pues sí, pero...

¿Te gustaría quedar en mi casa?

Mi madre se va pronto y no vuelve hasta tarde.

-¿Cuándo, hoy? -Puedes estar aquí un rato.

-¿Hoy? -Bueno, sí.

Si quieres, ¿eh?

-Sí, sí, sí.

Yo encantado, la verdad, no te voy a decir que no.

-Vale, te envío la ubicación y nos vemos luego.

-Vale, venga.

-Venga. -Genial.

-Un beso, Edu. -Un beso. Chao.

Te tengo.

(BORRACHO) ¡Niña! ¿Dónde estás?

¡No te veo!

(GRITA) ¡Niñata!

¿Dónde estás?

¿Dónde cojones estás?

¿Me oyes?

(Golpes)

A mí es que mi padre me enseñó a jugar

desde muy pequeña.

O sea, que ya lo controlo bien.

Ya, ya, ya veo.

(Mensaje)

¿Es tu novio?

No, mi padre.

Me dice que ya ha arreglado la silla.

Porque me dedico a romper cosas por casa.

Está un poco tristón últimamente.

¿Y por eso rompes sillas? No.

No las rompo por eso.

Lo hago para que tenga la cabeza en otra parte y esté entretenido.

¿Puedo preguntar por qué...?

¿Por qué está triste?

Por un problema que tuvimos

con mi hermana...

No pasa nada.

Que... Me tengo que ir porque es mi cumpleaños.

Y me gustaría estar

a la hora de comer con mi padre, la verdad.

Pues felicidades. Gracias.

Joel, ¿te puedo pedir

el número de teléfono? ¿Te importa?

Eh, no, no.

No, no, no.

¿No? No, no.

Claro que no. Mira.

Es ese.

Pues te hago una perdida, ¿vale?

Ya está.

Que sepas que me ha venido muy bien esto.

Me... No sé.

He desconectado.

Pues un placer, Joel.

Un placer, Irene.

Por cierto, no te olvides de pedir un deseo

cuando soples las velas.

¿Qué debo hacer para conseguirlo?

Bueno, eres buena negociando.

Va a ser divertido esto, cariño.

¿Qué tengo que hacer?

Tienes que devolverle las ganas de vivir

al chico de la foto.

Se llama Joel.

¿Solo eso?

¿Solo eso?

Solo eso.

Vale.

Puedo hacerlo.

¿Lo tienes claro? Sí.

Puedo darle las ganas de vivir a cualquiera.

¿Incluido a tu padre?

¿Por qué llevas máscara? Mi identidad no es relevante.

¿Qué pasa si tú no cumples?

Tranquila, esa posibilidad no existe.

Bueno, Irene, ahora dime qué favor quieres pedirme.

Quiero te quites la máscara

y que tu puta cadena de favores se vaya a la mierda.

Sabes lo que me estás pidiendo, ¿verdad?

Es tu juego y son tus reglas.

Acepto.

Si cumples con el favor que te he pedido,

prometo que me quito la máscara.

(VOZ DISTORSIONADA) "Todo el mundo tiene un deseo:

gustar a los demás.

(Cristales rotos)

Encontrar a ese alguien

a quien llevas tanto tiempo buscando.

O simplemente estar junto a la gente que quieres.

¿Y tú?

¿Ya has pensado tu deseo, Irene?

(Latidos)

Bienvenida a la red.

¡Claudia! ¡Claudia!

¡Por favor, ayuda! ¡Es mi hermana! ¡Por favor!

¡Es mi hermana, por favor!

¡Por favor, ayudadme!

¡Claudia!

(Latidos acelerados)

Claudia...

¡Claudia!

Bueno, chicos, lo primero, grabo esto por si me pasa algo.

He flipado fuerte y me está perturbando.

Ahí está, ahí está, ahí está. Ese es.

Ese es, ese es.

Ahora sí que te tengo.

Una película con un principio muy aburrido...

hasta que ha llegado el giro inesperado.

Atención.

(IRENE) Es inteligente, se le da bien el ajedrez.

No se ríe mucho.

Y es sensible.

¿Crees que su tristeza tiene que ver con la silla de ruedas?

Sí.

Sí, seguramente, puede ser.

Me contó lo de su accidente.

Su padre iba conduciendo.

Él piensa que sus padres siguen juntos

porque él está en silla de ruedas.

Pero tiene el algo raro.

Algo que le jode. Se te da muy bien

analizar a las personas.

¿Qué pasa?

¿Tienes miedo de que consiga lo que me has pedido?

Me caes bien, Irene.

De hecho, me caes tan bien

que voy a facilitarte el trabajo. Te voy a dar información sobre Joel

que creo que puede servirte de ayuda.

Pero antes necesito saber si te lo has hecho ya.

Ya eres una integrante de pleno derecho

de la cadena. Felicidades.

Te dejo, Irene. Creo que...

querrás intimidad para este visionado.

(Móvil)

(HOMBRE) ¡Kiu!

Te escucho.

Me lo he pensado bien.

No puedo... No puedo hacer esto.

O sea, me estás pidiendo que secuestre a un bebé.

¿En qué clase de persona

me estoy convirtiendo?

Supongo que en una que tiene que tomar una decisión difícil.

Tu hermano era un bebé muy guapo.

¿Tú me puedes garantizar que no le va a pasar nada al niño?

Si yo se lo doy a alguien,

¿va a estar bien?

Entiendo que te hagas tantas preguntas,

pero no te corresponde a ti

saber las respuestas.

Si yo hago todo esto,

¿puedo estar seguro de que la médula

será compatible?

No, eso no te lo puedo garantizar.

David, mi parte del trato

es ponerte en contacto con tu hermano mayor

cuando tú hayas cumplido con la tuya.

Te recuerdo que el bebé tendrá que ser secuestrado y entregado

el día exacto que yo te diga.

(SUSPIRA)

Hola.

Hola.

A ver, varias cosas.

Lo primero, perdona por lo de ayer.

(BORRACHO) ¿Me oyes? ¡Niñata!

¿Dónde estás?

Niña...

Yo...

Mira, yo no sé por qué coño estás haciendo esto,

ni por qué me estás ayudando,

pero el caso es...

que lo has hecho.

Y me gustaría que tuvieras esto.

Este libro junto con la ropa

con la que me encontraste

son las únicas pertenencias que tengo.

Pero sí me gustaría que lo tuvieras tú.

Gracias.

Oye, ¿me podrías dejar el móvil?

A ver si puedo localizar a mi familia.

No te voy a robar ni nada.

Si quieres, yo llamo delante de ti...

No... No, no, no.

Que me sorprende.

Bueno,

hace muchos años que no sé nada de ellos.

No sé ni si quiera si estarán en Madrid.

Pero... bueno...

Ya está.

Ya marcas y... Vale, gracias.

Y te dejo privacidad, ¿vale? Gracias.

(RESOPLA)

¡Su puta madre!

(LLORA)

Hola.

Ah, toma.

Tu móvil. Gracias.

¿No te importa si me siento? No, no, qué va.

¿Has conseguido hablar con tu familia?

Sí.

Bueno, en cuanto ha sabido quién era,

me ha colgado.

No me ha dado tiempo ni a preguntarle por mi hijo.

¿No has pensado en dejar de beber?

Dejar de beber es fácil,

lo difícil es encontrar una razón para hacerlo.

Eso es más jodido.

¿Te puedo pedir una cosa?

Sí.

¿Te importa preguntarme mi nombre?

Claro.

¿Cómo te llamas?

Fernando.

Mireia.

(Móvil)

¿Hola?

¿Hay alguien?

¿Hay alguien?

¿Hola?

(Llaman a la puerta)

A cenar, hija. Ya voy.

¿Qué te pasa? Nada.

¿Nada?

Nada, estoy bien.

Oye, hija...

Yo a veces también estoy mal.

Que te entiendo.

Vale.

¿Y este tatu?

Claudia lo tenía, así me acuerdo de ella.

Venga, va.

A cenar, ¿vale?

Vale.

(Móvil)

¿Cómo estás?

Muy bien.

Aunque eres un puto enfermo de mierda.

Y, de hecho, no sé si te odio más a ti

o a tu amigo paralítico,

que va dando drogas a niñas de 16 años.

¿Crees que era la primera vez que se drogaba?

¿Qué quieres decir?

¿Salías mucho con tu hermana? Sí.

¿Sabías lo que hacía hasta llegar a casa?

(TAJANTE) Sí. Yo estaba con ella en el concierto.

¿Lo que sientes es rabia?

¿O culpabilidad?

No te puedes imaginar lo que te odio.

Pues ya sabes lo que tienes que hacer

para acabar conmigo.

¿Por qué no quieres que nos veamos?

Que no, que se me da mejor aquí, cada uno en su casa,

con internet y las cámaras, ¿sabes?

Yo es que soy más de lo antiguo.

Y necesito verte de verdad. A ver, Irene,

siento si te he dado alguna esperanza en algún sentido.

(RÍE) Gilipollas.

Pero no te lo lleves a lo personal.

Pero es que a mí me gustan más los Kevins.

24 años,... 24.

licenciado... ¿Te acuerdas? (ASIENTE)

Yo soy más de eso. -(AMBOS RÍEN)

¿Te acuerdas de la cadena de favores?

¿Sigues con esa mierda, en serio? Kiu, es verdad.

Existe, yo estoy dentro.

¿Cómo que estás dentro?

Necesito tu ayuda para acabar con esto.

Estás flipadísima, Irene, ¿qué dices?

¿Podría saber quiénes han contactado con C

a través de su web?

Pues...

Sí, pero es ilegal.

¿Y podrías mandarles un mensaje?

¿A todos? Es que a lo mejor

son 200 o 300 personas...

Eso me da igual. Es que no es tan sencillo, además...

¿Puedes? Sí o no.

Sí, sí que puedo, sí.

Puedo hacerlo todo, Irene.

¿Y qué pongo en el asunto?

"¿Quieres dejar de ser una marioneta de C?"

"¿Y qué tal van tus redes?".

Pues muy bien, la verdad.

Pero te recuerdo que la que sube esos trabajos a la red soy yo, ¿eh?

¿Has tenido algún problema con tu encargo?

Se llama Fernando y tiene familia.

Veo que sabes su nombre.

Le voy a ayudar a dejar de beber.

Es más majo cuando no bebe.

Bueno, con suerte y con tu ayuda ya no beberá más.

Y todo será mucho más fácil.

Sobre todo será mucho más fácil para ti, ¿verdad?

Será más fácil para él.

(SUSPIRA)

Será más fácil para él.

¿Tú cuántos e-mails habías mandado?

40.

Qué éxito.

Bueno, al menos habéis venido,

que es de valientes. Yo he venido por tu foto de perfil.

Todos hemos contactado con C

y todos queremos acabar con esto.

¿Soy la única a la que esto no le parece normal?

¿El qué no nos parece normal? ¿Lo de haber venido 4 de 40

o lo de la cadena de favores? Lo de la cadena de favores.

¿Y si tú eres C?

¿Y si lo eres tú? ¿Y si es el friki este?

Ah, sí, claro, ¿y si es ese?

No tengo ni idea de cuál es

vuestro deseo, pero no podemos controlar las consecuencias.

No sé tu deseo, pero yo no puedo perder el mío.

¿No ves que C te está controlando?

Está jugando contigo. ¡No tienes ni puta idea!

Yo no sé qué hago aquí. Me piro.

Bueno, pues ya solo quedamos tres.

Oye, ¿y si dice algo?

Vale... Vale, tengo un plan y os lo voy a contar,

pero tengo que irme, ¿vale?

(BALBUCEA)

"Al final,"

Edu me dijo que no podía venir.

Me sacó una excusa y...

Vaya, que se rajó, pero bueno...

-Bueno, normal, ¿no?

Pero eso no debería ser un obstáculo para ti.

-¿Qué te crees? Que es muy sencillo, ¿no?

Te crees que es un paso, ahí...

Este chico viene de una familia muy conservadora.

Sus padres no lo saben, sus amigos tampoco.

Es un paso muy jodido.

Yo mismo, cuando salí del armario, no fue nada sencillo.

Tú me lo estás pidiendo como si fuera...

-¿Y tu padre?

-Mi padre...

(SUSPIRA)

Con mi padre aquí, las cosas hubieran sido muy diferentes.

-Si es lo que quieres creer,

por mí, bien.

-No, no es lo que quiero creer, es que lo sé.

Mi padre es un tío de puta madre.

Lo es.

-Hoy has estado en el parque.

-¿Cómo lo sabes?

¿Me has visto?

Porque yo a ti no, ¿eh?

¿O sí?

("Timbre")

¿Qué haces aquí?

Que te he seguido... porque quería hablar contigo.

(TOSE)

¿Estás bien?

Ahora vuelvo.

¿Es tu hermano?

¿Ahora lo entiendes?

No te puedo pedir que arriesgues tu deseo.

Necesito saber que puedo confiar en ti.

Puedes.

"Por cierto,"

no has respondido al mensaje de Joel.

Joel me da asco.

Quiero humillarle, quiero joderle.

No sé si denunciarle o pedirle a alguien

que le dé una puta paliza y reventarle.

Vaya, ¿en serio?

Sí.

Pero no lo voy a hacer.

¿Ah, no? No.

¿Y sabes por qué?

Porque no voy a parar hasta acabar con esto.

(KIU) "Al final, decirlo es una liberación".

Al final, lo dices y te sientes bien.

Y terminas siendo feliz, o sea...

No sé, es como...

De repente, puedes salir a la calle, mirar a la gente,

y decirle quién eres realmente. Y decir: "¿Qué?

¿Qué pasa? Sí, soy maricón. ¿Qué?".

Claro, es que es eso. No es más que eso.

Estás feliz, no sé...

¿No te apetece sentir eso?

-Uff... Joder...

Claro, mucho.

El secuestro lo tendrás que realizar el miércoles que viene.

Pero esto es la semana que viene.

¿Cómo puedo estar seguro de que, si yo hago todo,

tú vas a cumplir tu parte del trato?

No te puedo dar ninguna garantía, solo tienes mi palabra.

¿Y si te pasa algo?

Mi favor peligraría.

Si a mí me ocurriera algo, podría ser, claro.

No podría seguir garantizando

el funcionamiento de la cadena.

Hay una chica que se llama Irene.

Está en la cadena de favores.

Seguro que sabes quién es.

Quiere hacer un grupo para joderte.

Esto es una mierda. ¡Esto es una mierda!

¡Esto es una mierda!

¡No puedes subir el vídeo!

¡No puedes!

-Pero ¿para qué crees que quería que grabaras ese vídeo?

-¿No te apetece sentir eso?

¡Es una putada! ¡Joder! Nadie sabe que es maricón.

¡Tú sabes de qué familia viene, que es del Opus!

Que le jodemos la vida. La gente se suicida por menos.

-No creo que sea para tanto.

Digamos que es una situación en la que nadie querría verse.

Pero confiemos en que Edu no sea uno de esos.

-Pero ¿cómo puedes ser tan cabrón?

-Kiu, necesito ese vídeo.

-No te voy a dar el vídeo.

-De acuerdo.

Bien. Entonces, de momento,

yo tampoco te podré dar el deseo que me pediste.

(Llaman a la puerta)

Hija, vienen a verte.

Hola.

¡Claudia!

¿Qué haces aquí? ¿Eh?

Eh...

Pues no sé, como me decías...

que estabas ocupada, haciendo el trabajo, digo:

"Te voy a ayudar, así no tienes que salir de casa".

Ya. El trabajo ya lo he entregado. Me han puesto un nueve.

¿En serio?

¿Qué te pasa?

¿Qué?

Pues Joel...

Que no le conocía.

Es que yo conozco a todos los amigos de mi hija.

Ya, ya, ya.

Eh... ¿quieres tomar algo?

Pues sí, un ron-cola estaría bien. (RÍE)

(RÍE) Estás de coña, ¿no?

(AMBOS RÍEN)

Nos vamos, papá.

¿Adónde vais? Nos vamos a dar un paseo.

Que pido unas pizzas y vemos una peli.

Yo me quedaría, pero...

Vuelve cuando quieras, ¿eh, Joel?

Lo que necesites.

Que entres y salgas de mi casa cuando te dé la gana, vale,

pero que entres en mi cuarto, sin permiso,

y me cojas el móvil, ¡no!, tío.

Perdona. Era un momento, solo quería llamar a mi mujer.

Pues me pides permiso.

Te lo he dejado ahí. Vale.

¿Qué le pasará al bebé? No te puedo responder.

Yo creo que le he caído bien a tu padre.

Es que ya de por sí

es un tipo majo. Le he visto...

Sí, a lo mejor... ¿Te importa callarte?

Es que no me concentro.

¿Te pasa algo? Qué curioso que me preguntes

que si me pasa algo.

No sé, como todo el mundo da por hecho que yo estoy bien...

Que si mi padre sufre, que todo el mundo sufre.

Yo también estoy hecha una puta mierda.

Y no ya solo por la muerte

de mi hermana.

Tenía que haberla cuidado como una madre.

No tenía ni puta idea de que estaba mal.

Quizá hasta he tenido que ver en su muerte.

O sea, de verdad te lo digo, ¿eh?

Lo que necesites, de verdad...

¿Qué vas, de amigo? Los amigos se dicen las cosas.

Y tú no me cuentas qué te carcome por dentro.

No tienes ni puta idea. Ni puta idea.

No tienes ni puta idea. ¿Quieres saber lo que me pasa?

¿Quieres saber lo que me pasa?

Que maté a una pobre chica.

Eso me pasa.

Le di una movida,

y no tenía ni puta idea de lo que estaba haciendo.

Eso me pasa. Que la vi caerse delante de mí.

Cayó muerta. No hice nada.

Porque no podía hacer nada y no sabía lo que estaba haciendo.

Eso me pasa.

(C) "Estoy convencido de que podrás ocultar el odio

que ahora mismo sientes hacia Joel. Sabrás manipularle

para hacerle creer que ha encontrado una amiga"

a la que contarle el secreto

"que no le ha contado a nadie. Y lo harás utilizando a tu hermana".

A lo mejor así empieza a salir a flote.

¿Mamá?

¿Marcos?

¿Hola? "Hijo..."

¿Dónde estáis?

"En el hospital. Han ingresado a tu hermano

porque se ha desmayado". ¡No jodas!

"Tiene mucha fiebre. Ahora veré al médico".

Vale, voy para allá.

¿Sabéis algo de David?

Sí, le vi anoche aquí, en el sofá.

Me empotró de una manera... ¡Sí, anda, más quisieras!

No, pero en serio, que no me fío, ¿eh?

Si se lo ha contado a alguien, ¿qué?

Que no se lo ha contado a nadie.

Vale, David puede parecer un gilipollas integral,

pero es buena persona, lo he visto.

¿Por qué le defiendes? ¿Qué pasa, que te pone burra?

¡Eh!

Estuve con él, en su casa.

(SORPRENDIDO) ¿Y por qué le viste?

¿Qué estáis haciendo a nuestras espaldas?

Pues que se han liado. ¡Que no, joder! ¡Que no!

Chicos, lo importante es por qué estamos aquí.

Lo siento por mi parte, de verdad. No va a volver a pasar.

No puede haber secretos aquí.

¿Qué sabemos de C? Que es joven.

Debe ser joven, está metido en el rollo.

No tiene por qué, ¿eh?

Mis padres tienen 45 tacos

y usan Skype. Nos sigue a los tres.

Sabe dónde estamos en cada puto momento.

Amigos en común. Cogemos tus seguidores,

los tuyos y los míos

y buscamos a los que tengamos en común los tres.

Vamos a tardar un huevo.

254. Una salvajada.

Sí. ¿Qué más tenemos en común los tres?

¡Que nos gustan los rabos! (RÍEN)

Sí, pero aparte...

Kiu, ¿cómo te conocí yo a ti?

Naranja.

Naranja. Naranja.

Vale, vale, vale. Me estás diciendo

que si cogemos los seguidores de los tres y añadimos el factor

en común de que deben seguir a Pablo, al cantante de Naranja...

Vale, es bueno.

23. Si no fuera porque te da asco,

¡te comería la boca, de verdad!

No, gracias.

Soy más de felaciones. ¡Hijo de puta! ¿Y esto?

No he podido hacerlo.

"No he podido hacerlo".

O sea, me he puesto muy nervioso.

Sabías lo que tenías que hacer y tenías que hacerlo hoy

y no lo has hecho. Y has tenido la oportunidad.

¿Qué ha pasado? Me he puesto nervioso.

Pasaba gente por la calle.

Es que no sabía cómo hacerlo.

No has cumplido tu parte del trato.

Ya, pero es que no es fácil, te digo.

El niño tiene dos meses.

Y es que me ha visto la cara.

Pasaba gente por allí...

No podía hacerlo. O sea...

No es fácil.

Me estás pidiendo algo muy complicado.

La cadena no funciona así. Se acabó.

¡Te lo hago otro día! ¡Espera, por favor!

Yo solo dirijo la cadena de favores. Los favores no dependen de mí.

Por favor, dame otra oportunidad.

Te contactaré en unos días, David.

¿Qué haces grabándonos?

Es por si entran. ¡Una mierda!

No me lo creo.

Es verdad. ¿Piensas que te vamos a creer?

Por seguridad por si entran en mi cuarto.

¿En serio, una puta cámara, Kiu? Que es verdad.

¿Eres C? ¡Yo no soy C!

¿Eres C o no? ¡Que no soy C!

¡Sí o no! ¡Que no soy C, hostia!

¡Joder! ¿Por qué no lo dijiste?

No me gusta hablar de mi vida.

Desde que estoy en la puta cadena, estoy paranoico perdido.

Vale.

Vale.

¿A ti te parece normal lo de la cámara de Kiu?

¿Te fías de él?

Sí.

¿Sabes que me han subido 20 000 seguidores?

Joder, pues de puta madre.

Una agencia me ha pedido meter publi en mi perfil.

O sea, que ganaría dinero con mi trabajo.

¿Y dónde está el problema ahí?

Ese es tu deseo, ¿no?

Sí.

Mireia, si lo que haces no te compensa, no lo hagas.

¿Me estás diciendo que deje la cadena?

¿Mireia?

¡Mireia!

(Timbre)

¿Por qué no me abres?

¡Abre!

¡Abre un momento!

¡Mireia, abre!

¿Qué pasa?

Muy bien. ¿Qué tal está tu hermano? Bien.

Mejor.

Gracias por preguntar.

¿Qué tal va el plan?

Pues el plan va bien. Vamos bien, vamos bien.

Los chicos desconfían un poco de ti,

pero que sepas que te he defendido.

Ya.

Bueno, te voy a dejar.

Vale. Hablamos luego.

Un beso.

No me lo estás poniendo nada fácil.

(Llaman a la puerta)

¿Todo bien?

Sí.

Eh...

(RÍE)

A ver, que...

Si lo que te preocupa es lo que creo que te preocupa, no...

Vamos, que con lo que tardo yo en moverme de la silla a la cama,

creo que te da tiempo a entrar un par de veces.

Qué cómoda me siento ahora, ¿eh?

Gracias. Ya, ya.

(RÍE)

No os vayáis al parque esta tarde.

Tengo que irme a hacer recados, ¿vale?

Escúchame una cosita, Joel.

Bueno, déjalo. (RÍE)

Bueno...

(Música)

¿Nicolás?

-Hola, papá.

Venga, dale ahí, que tú puedes, Joel.

Eh... Si ya he podido, mira.

¡Ay, hijo de puta!

Hijo de puta. ¡Jaque mate!

¡Y ya estaría!

¿Quién ha vuelto a ganar?

¿"Quién ha vuelto a ganar"?

Si me has ganado dos veces. Escúchame.

Te estoy enseñ...

Si quieres clases particulares para jugar...

Te estoy enseñando yo a ti.

Por eso me ganas de vez en cuando. Yo flipo.

Si es suerte. Ya te tiene que tocar.

Vamos a jugar a un juego.

¿Tú sabes cuál es el juego este de...? Se llama Me gusta.

Me gusta. Sí.

¿No sabes jugar?

No estás al día.

A ver, yo digo cosas que me gustan de ti

y tú dices cosas que te gustan de mí.

Lo que sea, de físico y de personalidad.

Y también puedo decir cosas

que no me gustan de ti, y tú

puedes decir cosas que no te gustan de mí.

No me gusta,

voy a empezar fuerte, lo chula que eres.

¿Yo chula? Eres una chula.

Soy realista.

Me gusta tu pelo.

Y tu cara.

Y tu sonrisa.

Me gusta mucho tu mirada.

Me gusta tu habitación también, mucho.

Gracias.

Me tienes en frente y te fijas en la habitación.

Es para que no te vengas tan arriba.

En realidad, me gustas tú un poquito.

Perdón.

(C) "Creemos que la única forma de levantarnos felices cada día"

es amando a alguien.

Y eso es muy bonito, pero no es cierto.

El ser humano es egoísta.

Mucho.

Y lo único que nos importa de verdad es ser amados.

¡Claudia!

Pues ya sabes lo que tienes que hacer

para acabar conmigo.

(Música psicodélica)

Nicolás...

-Hola, papá.

-(SUSURRA) Nicolás...

¿Cómo estás?

¿Qué haces aquí? ¿Cómo me encontraste?

-Es que... llevo un tiempo viniendo por aquí...

a ver cómo estabas y eso.

-Es que llevo unos días sin venir.

Porque me ha pasado algo...

Algo maravilloso.

Estaba el otro día ahí durmiendo,

en un banco del parque,

y vino un ángel, una chica de tu edad.

Me llevó a su casa, me ayudó, me dio ropa...

-¿Una chica te metió en su casa?

¿Así porque sí? -Sí. Sí. Porque sí.

¿Y tú qué tal?

No sé, ¿tienes novia o...?

-Bueno, te lo voy a decir, porque estamos aquí ya y...

Nos estamos sincerando, ¿no?

Yo soy gay, papá.

O sea, que lo de novia

lo veo complicado. -Bueno, no pasa nada. ¿Tú eres feliz?

-Sí. -Eso es lo importante, ¿no?

¿Qué dice tu madre?

-Bueno, pues mamá no se lo tomó muy bien.

-Bueno, es normal. Ya sabes cómo es tu madre.

Le cuesta asimilar ciertas cosas, pero bueno...

Al final lo aceptará y... No pasa nada.

-Mira, yo llevo viniendo aquí un tiempo,

y no te veo bien.

Yo no sé lo que pasó,

pero creo que mamá podría haber hecho algo más por ti.

Sinceramente te lo digo: aquí no deberías estar.

-Mira, hijo:

yo soy el único culpable de estar aquí.

"No, con mi hijo muy bien".

Después de estar tanto tiempo sin vernos,

ha ido todo bastante bien. Me alegro.

Oye, Mireia.

¿Por qué me dejaste esa nota en tu casa?

Eso quería decirte, que...

No puedo decirte por qué, pero no puedes quedarte más en mi casa.

No, si no tienes que darme explicaciones,

y menos disculparte.

(Notificación)

¡Que os den por el culo! ¡Eh! ¿Qué pasa?

Que me bajan los "followers". ¿Qué "followers"?

La gente que me sigue. ¿Quién te sigue?

No. La gente que me sigue en las redes sociales.

Me están poniendo a parir, insultándome

y echando por tierra mi trabajo. ¿Sabes quiénes son?

No. Es gente anónima. No sé quiénes son.

Hola.

Hola.

Tienes galletas ahí, si quieres desayunar.

Qué majo.

¿Quién es esta con la que sales tan abrazadito?

Esa es mi ex.

Pero... si te saca 20 años. Ya...

Igual por eso me dejó.

Por eso o porque se cansó de mí, como hacéis todas.

¿Por qué dices eso?

Quiero que te vayas, Irene.

¿Por qué?

Porque no me apetece volver a pasar por eso, así que...

quiero que te vayas.

Te he dicho que te vayas, joder.

(Llanto de bebé y rumor de TV)

"La Policía Nacional detuvo a seis personas

tras desmantelar...".

Para de llorar, por favor.

(Llanto)

No sé qué...

(Móvil)

(MUJER) "¿Dónde estás? Llevo horas sin saber de ti.

Estoy sola, y tu hermano está peor".

(TV) "Y acabamos de saber del secuestro de un bebé de 3 meses.

El suceso ha ocurrido en el centro de la capital.

El bebé se encontraba acompañado de su madre

cuando un desconocido, aprovechando que ella hablaba por teléfono,

a toda velocidad...".

¿Ha habido "tiki-tiki" o no?

Cuéntame. Qué cotilla que eres.

Pues con David no ha habido "tiki-tiki".

Con David no, ¿y con quién sí?

No le conoces. Además, estoy hecha un lío, así que da igual.

Pero cuéntame. ¿Qué tal tus ilustraciones?

En serio, ¿cómo vas?

Me han bajado un montón los seguidores.

Tampoco será para tanto. Sí.

Bueno, pero no cambies de tema.

¿Qué te pasa?

(JADEA EN EL VÍDEO)

Mireia, no sé si es la mejor opción para ganar seguidores.

No sé... ¡Irene, que yo no he subido esto!

(GRITANDO) ¿Cómo coño voy a subir yo eso?

Ha sido el puto C. ¡Ha sido C!

Se ha vuelto a subir.

¡Se ha vuelto a subir, joder!

Por no seguir sus putas normas, tío.

No seguí sus putas normas.

No sé. No... Tranquila.

A lo mejor te sorprendes y suben los seguidores,

y a lo mejor luego te va genial. Sí, y me dedico al porno.

(Silencio)

(Timbre)

(Música de suspense)

Hola. Hola, David.

¿Qué tal?

"No te basta con grabarme... follando, cuando te dije

que no podía hablar de esto.

¡Hijo de puta!

¿Por qué lo subes?

¡Que me has hundido la vida, joder!

Esto no se hace.

Esto no se hace.

¿Me puedes decir qué te he hecho...

para que me hagas esto?".

Bien. O... no lo sé.

No sé. No sé qué hago aquí, la verdad.

Que... quería saber si estás bien, si...

Si tu hermano está bien.

Sí, todo va bien. ¿Sí?

¿Puedo confiar en ti?

Hay una chica, Irene. Quiere hacer un grupo para joderte.

Sí. Quería informarte...

que el plan va bien. Mireia dejó la cadena de favores,

y la han dejado de seguir muchas personas.

Pero bueno...

(Llanto de bebé)

Te tienes que ir.

Te escribo luego. Puedo ayudarte.

De verdad. Te escribo luego. Te puedo ayudar.

(Móvil)

La cosa no va tan mal. Vamos avanzando, ¿no?

(ERUCTA)

Tú llevas una mirla que no te tienes.

A ver, ¿qué sabemos?

Que es un pervertido, que es peligroso

y que seguro sabe todo de nosotros. Y ahora mismo nos estará grabando.

Pues saludamos por si acaso. Hola, C.

"Joputa". Mirad lo que ha hecho conmigo.

Mireia, una cosa: buenísimo el vídeo, ¿eh?

En serio, qué técnica más pulida. No pongas esa cara. Es verdad.

"Top five". He visto pocos, eso también,

pero buenísimo. A ver: dentro de lo que cabe

el vídeo no está tan mal. No dices: "Qué vídeo más basto,

más feo, por Dios". Bueno, Irene, ya está.

Irene, ya.

Y tú deja de beber.

Estate sereno y todo irá bien. Uh.

Eso me han dicho siempre todos los amantes y luego todos han repetido.

Que vosotras porque no me valoráis, pero con mi barba, mis ojos

y mi barriguita sana me defiendo. Siempre he gustado mucho.

Lo que pasa es que vosotras no...

Desde que te saliste, ¿cuántos seguidores te quedan?

36.

Uh... No me sigue

ni mi madre.

Vale. Si Mireia tiene 36 seguidores,

el número que tenemos en común

se reduce, obviamente.

A ti C no te va a dejar de seguir. Te controla en todos los sentidos.

¿Podrías calcular cuántos sospechosos nos quedan,

o vas como el culo? Irene, por favor...

Eres un genio, ¿verdad? Dale.

11.

Salud.

Perdón.

(MUJER) "¡Mi hijo!".

¿Qué... qué hago?

¿Qué hago? (HOMBRE) Déjalo ahí.

Joder...

Gracias por dejarme estar aquí un rato más.

Me da un bajón irme a casa. Me siento vigilada todo el rato.

Nada, tranquila.

Aunque si tu miedo es que C te espíe, podría hacerlo aquí.

Pero al menos no estoy sola.

Ya...

¡Te gané! ¡Ah!

No, no... ¡Oye! Que bebe el que pierde, ¿eh?

¿Qué has hecho que bebes tanto?

¿Que qué he hecho?

Ser un hijo de puta, eso he hecho.

Le he jodido la vida a una persona.

Y he retomado el contacto con mi padre.

Bueno, guay.

¿Hacía mucho que no os veíais? Sí.

Lleva un tiempo viviendo fuera por culpa de mi madre.

Joder... ¿Y eso?

A ver, si te quieres quedar, bebes y juegas.

O vete a hacerte un dedo a tu casa.

No vayas de amiga comprensiva conmigo.

Y tú no te pongas tan borde, ¿eh?

Solo me interesaba por ti.

No es malo tener amigos, ¿sabes?

Pues yo creía que solo te importaban los "followers".

"¡Ya está, esto es una mierda!".

Me he acostado con él, se ha reído conmigo como nunca.

¿Qué más quieres que haga?

"Eso no es lo que pactamos, Irene.

¿De verdad pensabas

que por acostarte un par de veces con el minusválido,

el chico iba a recuperar la autoestima

y las ganas de vivir?". ¡Me lo pediste tú!

"Yo no te pedí que te lo follaras.

Te sugerí que le hicieras sentirse amado. No es lo mismo.

Lo más probable es que a Joel

le dé miedo volver a quedarse solo".

¿Quién es con la que sales tan abrazadito?

Mi ex.

(BORRACHO) ¡Papá!

¡Papá!

Papá. -¡Chis! ¡Calla!

Nicolás, ¿estás bien, hijo? -Hola, papá.

-¿Estás borracho?

-La he jodido, papá. -Madre mía.

No pasa nada. ¿Estás bien?

-Como tú sabes mucho de eso... -Sí, algo sé.

-Me han jodido. -Venga, vamos a tomar algo.

-Me han jodido. -Tranquilo.

-¿Podemos pedir churros? -Sí. Café con sal.

Con los churros vas a echar una pota que vamos. Venga, tranquilo.

"Hola, aquí Pablo, de Naranja.

Una de mis pasiones, aparte de la música, es dibujar.

De hecho el cartel del próximo concierto lo dibujé yo.

Así que nada, espero veros a todos ahí y que...".

¡Hijo de puta!

¡Hijo de puta! ¿Por qué?

Eh... a ver. Sé por qué me echaste de tu casa.

He visto la foto de tu perfil, la de la psicóloga.

Esa de la que te enamoraste y te rompió el corazón.

Y piensas que todas las chicas te van a hacer eso, ¿no?

¿Sabes por qué no eres feliz, Joel?

Porque no quieres.

Todas las parejas rompen.

Todas tienen problemas y no pasa nada por eso.

Tu felicidad depende de ti, no de otra persona.

Y antes no lo sabía, pero ahora sí: no estoy enamorada de ti.

No puedo enamorarme de alguien que siente lástima por sí mismo.

Alfil a B-4.

(Móvil)

Hola.

"Cariño, no sé cómo, pero tu hermano Óscar se enteró de lo de Marcos,

y viene de camino a Madrid".

Qué bien.

"Además, Marcos está mejor". Hostia...

(Llamada)

Eh... Oye, mamá, te llamo en media hora.

Voy luego al hospital. Un beso. "Vale".

"Como ya sabrás, he cumplido mi parte del trato.

Tu hermano va camino del hospital. Eso querías, ¿no?".

Supongo.

"¿Por qué estás tan serio?". ¿Qué le ha pasado a ese niño?

"Eso ya no es tu problema.

El trato ha concluido. No volveremos a vernos. Ha sido un placer".

¿Por qué una pluma?

"La pluma es el símbolo del viaje de Ícaro.

Hay que tener cuidado con los deseos".

¿Tú también tienes una?

"Claro, yo también formo parte de la cadena".

(Notificación)

"Caminante, son tus huellas el camino, y nada más.

Caminante, no hay camino. Se hace camino al andar.

Al andar se hace camino, y al volver la vista atrás

se ve la senda que no se ha de volver a pisar.

Caminante, no hay camino, sino estelas en el mar".

Pues ayer estuve con mi padre...

y me dio un consejo de puta madre.

Era que para la resaca comiera hamburguesas.

Y yo que me alegro, claro.

Pero menos mal, porque ayer llevaba un ciego yo...

De estos de: "Uh". -¿Y por qué te emborrachaste?

-Porque le jodí la vida a alguien.

¡Me has hundido la vida! ¡Eres una mierda de persona!

-¿Has pensado que quizá merecía una lección como la que aprendió

con la viralización del vídeo?

-¿A qué te refieres? -Hay personas

que solo saben el daño que hacen cuando lo sufren en sus carnes.

Pero no te tortures demasiado.

Tú solo me hiciste llegar el vídeo, no lo subiste a las redes.

Es como si en un concierto

un tío muy torpe tirara una bandeja de chupitos sobre alguien.

¿De quién sería la culpa, del tío torpe o del camarero?

-¿Tú cómo sabes que tiré una bandeja de chupitos?

¿Estabas, mono de mierda?

Muy bueno: "Caminante, no hay camino. Se hace camino al andar".

Tiene gracia que lo digas tú.

Y guasa. Ya, ya, ya.

Es que realmente yo soy más de Everett,

pero Machado me venía al pelo, ¿sabes?

Me gusta un montón este Joel.

¿A ti te gusta Naranja, el grupo?

Que si me gusta. Sí, me gusta. Te gusta.

La semana que viene vamos al concierto. Si quieres venir...

Pues a ver, ya voy.

Es que Pablo, el cantante, es amigo mío.

y bueno, me dio un par de entradas.

Entonces ya quedé con amigos. Pero nos vemos allí.

¿Que es colega tuyo? No sabía eso. Sí.

¿Y desde hace mucho?

Pablo y yo nos conocemos

desde muy pequeñitos, y como íbamos juntos a clase y todo,

yo escribía canciones... ¿Canciones?

Sí.

El caso es que escribía canciones

y él las cantaba.

Hasta que... tuve el accidente,

y bueno, ahí se... Da igual.

La movida está en que me vine abajo, estuve meses encerrado en casa,

que no me apetecía ni salir,

y tampoco... Yo lo entiendo.

Pablo debía hacer su vida, y tuvo una oportunidad.

Y le escribieron de una discográfica,

o no sé qué pasó,

y bueno, en vez de preguntarme algo, supongo que...

decidió que no quería tener a un paralítico en su grupo.

Pero... no sé, me sentó bastante como una patada en el culo.

Y bueno, les empezó a ir muy bien,

y veía que Pablo se interesaba por que yo estuviese bien,

y se preocupaba mucho por mí, pero yo en ese momento, eso...

Entre que me sentó muy mal y que yo tenía el ánimo bajo,

supongo que no quería dejarme ayudar.

¿Y ahora sí?

Ahora un poco.

Pues me alegro.

Te dejo un momento, que tengo que hacer unas cosas.

Vale, perfecto.

Mono de los cojones. Mono que todo lo ve.

¡Que me la suda que estés ahí!

¡Que si vivo con Fernando es porque me da la gana,

no porque tú me lo hayas dicho! ¡Hijo de puta!

¡Escondido ahí detrás, cobarde de mierda!

¿Eh? ¡Y esto qué! ¡Me la suda esto!

¡Me da igual! ¡Me pone hasta cachonda, hijo de puta!

(Llaman a la puerta)

Pasa.

¿Mireia? ¿Estás bien?

Sí. ¿Seguro?

Sí.

¿Me dejas el móvil para llamar a mi hijo?

Toma. Gracias.

Oye, ¿quién es Kiu?

Un amigo mío, ¿por?

He marcado el número de mi hijo y aquí pone "Kiu".

¿Que Kiu es tu hijo? No, mi hijo se llama Nicolás.

¿Qué... qué hace el número de mi hijo en tu móvil?

"Hola, amigos. Aquí Pablo, de Naranja.

Queda poco para el próximo concierto, y espero veros.

Vamos a estrenar una canción muy especial. Así que nada,

nos vemos".

(Móvil)

Mireia. Contigo quería yo hablar.

-"Nicolás, soy... soy papá".

-¿Por qué me llamas desde el número de Mireia?

Hola.

Hola. ¿Cómo estás?

Te veo distinta. No, estoy bien.

Estoy ayudando a Joel: se reencontró con viejos amigos,

está haciendo cosas por sí mismo...

Y lo mejor es que me alegro, pese a hacer

lo que me pediste.

Pues yo también me alegro. Pues no sé por qué te alegras.

Si tú eres el intermediario. En todo caso

debería alegrarse el que pidiera ese deseo para Joel.

Alguien que le puteó, que le jodió...

y que se quedó con el premio de los dos.

Nadie me pidió ese deseo, Irene.

Yo quería que salvaras a Joel.

¿Qué? De alguna manera

tienes razón: me sentía en deuda con él.

No me lo puedo creer. ¡Eres Pablo, el cantante de Naranja!

¡Claro, teníais un grupo, y tras el accidente le dejaste tirado!

¡Has montado todo esto porque te sientes mal, puto mono cabrón!

Ya está. Quítate la máscara.

¡No te vayas! ¡Hijo de puta!

¡Que no te vayas ahora! ¡No te vayas ahora!

Hola, hijo. -Papá. ¿Qué tal?

Me voy, os dejo aquí... -No, por favor, quédate.

Quiero que estés.

Quería...

Quería hablarte de tu madre.

Y decirte que...

Que ella no fue culpable de nada.

Fue solo una víctima.

-¿Cómo una víctima?

Vale que bebías, y eso es un problema,

pero hay soluciones. Algo podía hacerse.

No es motivo para echarte de casa.

-Yo...

llegué a maltratar a tu madre.

Podría decir que era el alcohol,

pero era yo.

Has hecho bien diciéndoselo.

"¿Vas al concierto de Naranja?". ¿Cuándo es?

"La semana que viene". Ah, pues sí.

Vale. "Guay.

Y... ¿con tu hermano mayor?".

Está aquí. "Ah, qué bien. Qué guay".

Oye, eh... Te escribo mañana.

Si quieres, comemos. "Vale, guay".

Un beso. "Un besito, chao".

¿Era tu novia? No. Era la chica que conociste.

Estaba buena, ¿eh?

Déjame mirar las noticias un segundo.

¡Pero que estoy jugando!

(TV) "Esta mañana se ha recuperado con vida

al bebé de tan solo tres meses

que hace unas semanas fue secuestrado en el centro de Madrid.

El niño ya está...". -¿Puedes ponerlo ya?

-"La policía dio con su paradero...". Sí.

"...gracias a un llamada anónima que informó

de la matrícula de un vehículo cuyo propietario...".

(Consola)

(Móvil)

Ve jugando tú.

(Llamada de Skype)

¿Qué quieres? Sé que sin tu ayuda

la Policía quizá no habría encontrado a ese bebé.

Como también sé que no lo hiciste solo,

y que alguien a quien ambos conocemos te ayudó.

¿Cómo va el plan para desenmascararme?

¿Me llamas para amenazarme?

No. Solo quiero que conozcas toda la verdad de la historia,

porque has provocado lo contrario de lo que querías.

El secuestro lo organizó una pareja adolescente que tuvo un hijo,

y a quienes la madre de la chica no les dejaba estar juntos.

Todo el secuestro formaba parte de un plan

para que esos adolescentes

pudiesen estar con su bebé, como una familia.

Te precipitaste al juzgar las intenciones de lo que te pedí,

y la has cagado. Ahora no solo están separados.

El padre está en la cárcel.

Lo peor no es que mi padre sea un cabrón,

o mi madre una pringada y yo un gilipollas.

No es eso lo peor.

Lo peor es que el conseguidor se ríe de nosotros, nos vacila,

juega con nosotros. Total.

Pero piensa que tenemos 11 personas que pueden ser C.

Sé que C estuvo en el concierto de Naranja.

¿Cómo que C estuvo? Me vio tirar

una bandeja.

¿Cómo lo sabes? Me lo dijo.

Y eso solo puede saberlo él si estaba allí.

Hostia.

Si C estuvo en el concierto, el número de sospechosos se reduce.

Eso es.

(Llaman a la puerta)

Pero ¿qué haces aquí?

Necesito que me escuchéis. Escuchar ¿el qué?

¿Qué haces aquí? Tranquila.

Es que no. Deja que se explique, ¿vale?

Escúchale y ya está.

He estado engañando al conseguidor. Y a nosotros.

Por favor... No sé qué haces aquí.

Le he hecho creer que estaba con él

para ganarme su confianza. ¿Por qué no nos dijiste antes

la verdad? ¿Por qué no?

¡No puedo poner en riesgo mi deseo!

Si le pasa algo a mi hermano, me muero. Así de claro.

Es un niño.

He podido averiguar algo. ¿El qué?

Formaba parte de la cadena.

Tiene una pluma tatuada.

¿Una pluma tatuada? Sí. Debemos buscar a alguien así.

Puedo mirar a través de la IP 1 si tiene la pluma tatuada.

No te hará falta.

Sé quién es el conseguidor.

"Pablo ha hecho muchísimo por mí". "Yo quería que salvaras a Joel".

¡Es Pablo, el cantante de Naranja!

Sé que son muchas cosas.

Pero por eso ha montado esto, porque se siente culpable.

¡Es Pablo! Si es el cantante

de Naranja. Que le va bien. No creo que se meta en movidas.

Me tenéis hasta los huevos.

¡Lo estoy poniendo en vuestra cara y no os dais cuenta!

¡Siempre lo pienso yo todo!

Yo estoy cansado de que me mandes hackear cuentas.

Y luego nos ocultas cosas. A lo mejor no tienes tantas ganas

de cumplir tu deseo.

Vete de mi casa.

Nico...

Me ha hecho mucha ilusión cuando me ha llegado a la oficina.

-Sí. Nada, un detalle sin importancia.

-¿Y la tarjeta?

"Perdón".

¿Por qué?

¿Por qué, Nico?

-Porque me he comportado como un gilipollas.

-Nico, eres muchas cosas, pero un gilipollas no.

Nico.

Has sufrido mucho.

Durante mucho tiempo. Tu padre me ha llamado muchas veces,

y hoy por fin le he cogido el teléfono.

A tu padre yo no...

no le puedo dar

más oportunidades. Me hizo mucho daño.

Pero tú sí.

Es tu padre.

Y... lo está intentando.

Hola. ¿Qué pasa?

¿Qué pasa? Nada, aquí.

Me ha sorprendido que me llames.

Tengo que contarte algo que te parecerá raro, pero si te lo digo

es más posible que lo consiga.

¿Qué dices? Así que te lo cuento.

Te va a parecer una puta locura.

Venga, pues empieza.

Joel, hay una cadena de favores en internet, ¿vale?

Y esa cadena la dirige una persona llamada C, y es el conseguidor.

Tú debes pedir un deseo y a cambio te piden hacer un favor.

Y no puedes volver atrás tras aceptar.

Creo que esa persona se llama Pablo.

Creo que es tu antiguo amigo,

el cantante de naranja. Espera.

No entiendo... Joel, tú y yo

no nos conocemos de casualidad. El conseguidor me pidió buscarte

porque se siente fatal por lo que te hizo.

Quería que te diera ganas de vivir.

Necesito tu ayuda para acabar con esto.

¿Que necesitas mi ayuda?

Sí.

¿Cómo eres tan hija de puta?

¿Cómo cojones tienes la...

la cara de pedirme que te ayude mientras me dices que me utilizaste

todas estas putas semanas?

¿Te acuerdas de quien murió en el concierto?

"Era mi hermana pequeña". ¡Claudia!

Te he odiado muchísimo, no te imaginas cuánto.

Te quería matar, pero entendí

que no era tu culpa, que no sabías lo que estabas haciendo.

Ahí está la puta diferencia.

Yo no tenía ni idea de lo que hacía.

Y tú has estado jugando conmigo como te ha salido del...

Eres asquerosa. Te juro

que me das asco ahora mismo.

Me da igual lo que sientas ahora.

¡Ni se te ocurra pedirme ayuda!

No tienes ni puta idea.

¿Sabes lo que es estar sin mi hermana?

¿Sabes lo que era para mí?

Me da igual que fuera sin querer. Me lo debes.

Me la has quitado.

¿Te acuerdas de los correos que te condujeron hasta mí?

Claudia los dejó allí para ti.

Lo preparó todo muy bien.

Encargó unas zapatillas por tu cumpleaños,

pero dejó pendiente entregar el número de referencia.

Ella sabía que te llamarían para preguntártelo,

y que tú buscarías en su correo, y que leerías mis mensajes.

Cumplió a la perfección su parte del trato:

conseguir que entraras en la cadena.

¿Recuerdas qué me preguntaste la primera vez que hablamos?

Me preguntaste cuál era el deseo de tu hermana.

El deseo de Claudia era morir.

Tú sabes que tu hermana

vivía al límite, y su tonteo con las drogas

era un reflejo de su deseo de autodestrucción.

Tu hermana quería morir, Irene,

pero no se atrevía a suicidarse.

Por eso recurrió a mí.

Yo recurrí a Joel y el resto ya lo conoces.

¿Qué es lo que quieres de mí?

Libertad.

(Música de fondo)

(Conversación inaudibles)

Parecido. Sí.

Hola.

Que...

Que lo siento muchísimo, de verdad.

Que... me porté fatal.

No sé qué me pasó. Me superó la situación y fui una gilipollas.

¿Habéis averiguado algo más? Pues sí.

Sabemos que C estuvo en el concierto de Naranja. Me vio tirar una bandeja.

Eso nos deja tres sospechosos.

Tres... Tres son muy pocos.

De estos debemos buscar al que tenga una pluma.

¿Y Pablo entonces? Pues no estoy segura

de si es él. Pero lo averiguaré hoy.

Entonces son cuatro sospechosos. Sí.

Voy a buscar a Pablo, a ver si puedo hablar con él.

David, ¿me acompañas?

Vale.

A Pablo, sí.

Pues vamos a buscar a los otros tres. Pues sí, vamos.

¿Un brindis? Sí.

"P'alante".

Esto va a empezar ya.

Habría que disimular un poco, ¿no? Ya.

Que... Perdón, que estoy aquí parada.

¿Qué haces, por qué tocas? Ah, no sé.

Si estos tres han venido, estarán por aquí.

Ya. ¿Y cómo descubrimos el tatuaje? ¿Qué hacemos?

Improvisamos. (SUSURRA) Ya...

¿Y ese?

¿No es ese?

Sí.

(Conversación inaudible)

Ve. ¿Qué?

Venga. No.

Que sí. De verdad. No. ¿Qué hago?

Que no... ¡Venga!

-¿Qué haces, tío? -¡Ahí va, perdón!

-Mira cómo me has puesto. -Perdón.

Perdóname. No, en serio. Nos cambiamos la camiseta.

-No te preocupes. ¿Qué haces?

¿Qué? No, que tenías ahí una gota. -Tranquilos, ¿eh?

Vale. Hostia. -No, para ya.

-¿Sí? ¿Estás bien? -Sí, sí.

Perdón, que está un poco pedo. ¿Estás bien?

Sí, estoy bien. Vale.

¿Viste que me miró? Eso no quiere decir nada.

Lo ha hecho como si me conociera.

Bueno, igual le gustas.

¿Cómo...? ¿Qué es esto?

Has venido.

¿Te sorprende? Te dije que venía con unos amigos.

¿Sigues cabreado?

¿Que si sigo cabreado?

Bueno, después de saber

que me has utilizado y tal, prefiero quedarme con los polvos,

porque no estuvieron nada mal.

¿No me presentas a tu amigo? Sí.

Eh... David, Joel. Es un... colega.

Joel.

¿Aún quieres hablar con Pablo?

Pero no podemos pasar.

Yo puedo pasar con uno.

Así que vosotros veréis.

Perdona.

¿Y ahora? Déjame a mí.

Tinder tatu. ¿Qué?

Si alguno de los dos tiene un tatuaje, nos enrollamos.

Bueno. Pero debe ser en el mismo sitio.

¿En el cuello, por ejemplo? En el cuello no.

Vale.

Pues a mí con ese me vale.

No, ¿no?

Voy a hablar con él, ¿vale?

(PABLO) Hasta luego, buenos días.

¡Hombre! ¿Qué tal, tío? ¿Cómo estás?

Todo sobre ruedas.

Que guay que hayas podido venir.

Y que me invitases. Hombre, qué menos.

¿Compones? A ver, no como antes.

Ahora... tardo mucho más...

(Conversación inaudible)

-Chicos, empezamos ya.

Que mucha mierda. -Gracias, tío.

Y me alegro de verte. Sí.

Igualmente.

¿Cómo va la cosa? Dos de tres que no.

Y lo de Pablo, ¿qué?

Seguro que es ese hijo de puta, pero no he hablado con él.

Bueno, que no estamos seguros.

Oye, ¿este no es el que nos falta? Venga, vamos.

# ... desastre natural. Llega la preocupación. #

Perdón. Perdón.

¿Qué coño haces?

-Que quería ver si tenías un tatuaje ahí

y no lo tienes. Mala suerte.

Buenas noches.

¡Mierda! -La gente, tío...

(PABLO) La siguiente canción es nueva.

Es muy especial para nosotros. Es una confesión, porque todos

necesitamos confesarnos, y qué mejor que hacerlo con una canción.

Se titula "Bajo la red".

(Aplausos)

¡Os lo dije! ¡Pablo es C!

# Piensa en lo que más deseas.

# Todo el mundo quiere algo.

# Piensa en lo que más anhelas,

# que yo puedo dártelo.

# Y tú...

# caerás.

# Y tú...

# caerás.

# Solo pido hacer un trato.

Secuestrarás a un bebé.

# No quiero casi nada a cambio.

# Vamos a firmar el pacto.

# Que yo estaré siempre de tu lado.

# Y tú...

# caerás...

# bajo la red.

# Y tú...

# caerás. #

¿Qué le pasará al bebé? No puedo responder a eso.

¡Hijo de puta!

¿No te apetece sentir eso?

¡Es que sabía que era él! ¡Te lo digo que lo sabía!

¡Te lo estoy diciendo! En cuanto acabe el concierto

vamos al camerino y lo pillamos solo.

¿Vale?

Ahí está.

¿Nos crees gilipollas? ¿Y el tatuaje?

¿Qué tatuaje? Este.

Eh. Es de una borrachera.

Coincidencia. Y la letra de "Bajo la red".

¿De qué habláis? ¿Nos crees subnormales?

Pero ¿qué me estáis...? Eh, eh, eh, eh.

A ver, calma. La cadena de favores existe, pero yo no soy C.

¡Mentiroso de mierda! ¡Eh, calma! ¡Vamos a ver!

Entré en la cadena por un contrato con una discográfica,

y C me lo consiguió.

¡No! ¡Qué haces! ¿Estás loco? ¿Qué coño haces, tío?

(Móvil)

¡Tío! ¡Tíos, que no es él! ¡Que no es él!

"Pablo tiene talento, ¿verdad?

Él no lo creía. Creía que sin Joel no llegaría a nada.

Por eso entró en mi cadena.

El favor que le pedí fue que compusiera una canción

a partir de una letra que le envié, y que la estrenase esta noche.

También le pedí que enseñase la camiseta del mono.

La canción será un bonito recuerdo para todos vosotros,

ahora que casi todo ha terminado.

Ha sido un placer conoceros.

Os deseo que os vaya muy bien en la vida".

(Fin de la llamada)

-Tendrán botiquín aquí, ¿no?

"Pues vaya mierda".

Bueno, le hemos reventado la cabeza a un chaval,

le hemos mirado la nuca a tres desconocidos...

Yo creo que esto se merece irnos a tomar otra.

Me apunto.

¿Vamos? Venga.

Me quedo. Yo también.

Vale. Chao. Chao.

¿Qué te pidió C?

Que te devolviera las ganas de vivir.

Un poco lo has conseguido.

Te perdono.

Te perdono.

(Móvil)

¿Para qué me llamas?

"Te llamo para cumplir mi parte del trato.

Como verás, las cosas no han salido tan mal, ¿no?".

Mi hermana está muerta.

"Claudia tuvo exactamente lo que quería.

¿Quién era yo para juzgarla?

¿Quién soy yo para juzgaros a ninguno?

En este trabajo no está permitido juzgar".

Pues eso lo haces muy bien. "No te creas.

Eso es justo lo que no podía hacer: cruzar la línea

que un conseguidor nunca debe cruzar".

(VOZ DE MUJER) Lo prometido es deuda.

Quiero que te quites la máscara

y que tu cadena se vaya a la mierda. Acepto.

Aquí me tienes.

¿Quieres hablar o prefieres que me vaya?

Te conozco.

¿Con quién sales tan abrazadito? Es mi ex.

Yo era una buena conseguidora.

Pero un día...

entró en la cadena un chico frágil y tierno: Joel.

Me pidió un único favor:

que alguien se enamorase de él.

Empezamos a hablar virtualmente,

me encariñé con él y empezamos a vernos

en el mundo real. Sabía que lo que hacía

era un error y que en algún momento eso estallaría por algún sitio.

Con el tiempo me vi obligada a desaparecer.

Le rompí el corazón.

Y volví a ser C.

Por eso me pediste ese favor. Debes devolverle las ganas de vivir.

Porque te sientes culpable de dejarle.

Yo me equivoqué cruzando la línea con él.

Pero acerté al pedirle a tu hermana que te metiera en la cadena.

Querías que te quitase la máscara.

Mucha suerte, Irene.

Eres inteligente y manipuladora, como yo.

Serías una buena conseguidora.

(CONSEGUIDOR) "Todos tenemos deseos,

desde que nacemos hasta el día que todo termina.

Desear es humano.

Todos lo hacemos.

Y lo importante es saber que aunque a veces

es complicado cumplirlos, a veces se logra.

¿Os habéis preguntado qué haríais por lograr aquello que deseáis?

No os sintáis mal si vuestro subconsciente os susurra...

cualquier cosa.

Porque desear no es malo.

Cuando deseamos algo, solo queremos que un sueño se cumpla.

Y mientras sigamos deseando,

por complicados que sean esos deseos,

solo querrá decir una cosa:

que seguimos teniendo ganas de vivir".

(OFF) "Regla número uno:

para que te conceda tu deseo, deberás hacerme un favor.

Regla número dos: no puedes hablar con nadie de nuestro trato.

Regla número tres: una vez aceptas no puedes abandonar,

pase lo que pase. ¿Quieres continuar?".

Chicos, grabo esto por si me pasa algo.

Mireia pasa a la acción. Y buena soy yo con un plan.

He encontrado una carpeta en el ordenador...

Estuvo en la cárcel por tráfico de drogas, y era chunga.

Ya que no puedo cambiar el pasado, cambiaréel presente.

He flipado fuerte. Me está perturbando.

Sé que es raro contarlo por aquí, pero anoche...

Aquí quería conducirme mi hermana, y os voy a contar por qué.

Bajo la red 1, la película

En la segunda parte, la cadena de favores sigue funcionando, pero ahora con un nuevo Conseguidor al mando: Irene (María de Nati). Ninguno de sus amigos lo sabe, aunque Joel (Guillermo Campra) sospecha que sucede algo. Mientras tanto, dos nuevos miembros caen en las redes de C: Anaís (Ana Jara), una cantante que oculta un secreto, y Gabriel (Michael Ronda), un viejo “amigo” de Kiu (Manuel Huedo).

No recomendado para menores de 12 años Bajo la red 2, la película
Transcripción completa

(Cristales rotos)

¿Emilio?

(Cristales rotos)

(ANAÍS RESPIRA SOBRESALTADA)

(VOZ MASCULINA) Hola, Anaís.

(ANAÍS GRITA)

(Sintonía de "Bajo la red")

(ANAÍS GIME)

No me hagáis daño, por favor.

Por fa...

(LLORA)

Lo siento.

¡Lo siento!

¿Que qué coño queréis?

(VOZ MASCULINA) Lo siento, Anaís.

David dice que está bien. Nos manda muchos besos.

Especialmente a ti.

Que quiere saber cómo ha ido el juicio.

¿Que cómo ha ido?

Pues dile que muy bien.

Que hemos ido, le hemos visto,

ha hecho lo suyo...

y se ha librado.

El asesino de mi madre sigue libre.

Dile eso.

Sabes que estamos aquí para lo que necesites.

Y Kiu, sabes que hay mil salidas legales

que puedes coger, ¿vale?

Puedes apelar, puedes... pedir un segundo juicio.

No, no. No.

Ha untado a un juez.

Y si lo ha hecho una vez

lo puede hacer las veces que haga falta.

Os digo una cosa:

si la justicia no hace su trabajo, lo haré yo, por mi cuenta.

Voy a entrar en la cadena.

¿Estás de coña? ¿Eso te parece?

¿Eres tonto? Después de lo que hemos pasado,

¿vas a volver a entrar en la cadena?

No es nada comparado con lo que estoy pensando.

¿Recurrir a la cadena para vengarte de alguien?

Entiendo que quieras hacer algo, pero no es la manera, Kiu.

¿Y tú no vas a decir nada?

Kiu, sé por lo que estás pasando.

Sé lo que se siente.

Pero no puedes entrar en la cadena.

Hay consecuencias.

Pues claro que hay consecuencias, coño.

(Puerta)

Ah, es... (TITUBEA) Gabriel, un amigo mío.

¿Qué tal? Hola.

Mireia, Joel, Irene.

Se está quedando a dormir en casa porque...

ahora que hay más sitio.... Hola.

...me está ayudando.

Irene, Mireia y "Joel".

"Yoel".

¿Bien?

(ACENTO MEXICANO) ¿Y qué es eso de la cadena?

La cadena es una... Sí, es...

Es una tontería.

¿De verdad?

O sea, parece que si me cuentan, me van a matar.

Perdón si les incomodé, no quería. Pero bueno...

Luego voy, ¿vale?

Sí, eso. Sí.

Mucho gusto.

(Aplausos y piano de fondo)

(VOZ FEMENINA LEJANA) Anaís...

Anaís...

...de meter voces en el estribillo.

Una tercera por encima, una octava, una armonía.

¿Tienes un rato y lo ensayamos?

No tengo tiempo. -¿Cómo que no tienes tiempo?

(ANAÍS) "No es mala gente, ni siquiera me cae mal".

No entiendo por qué ella va a ser la protagonista y yo no.

(VOZ MASCULINA DISTORSIONADA) Ella no es una buena protagonista.

No.

He trabajado muy duro.

¿Me vas a cumplir el deseo o no?

Todos tenemos deseos ocultos.

Y secretos que no queremos que nadie conozca.

Escondidos en nuestros sótanos,

en nuestras cavernas.

Alejados de todos los demás.

Mostramos una cara ante los demás.

El buen padre, la madre cariñosa,

el marido y la mujer fieles,

pero de vez en cuando nos hacemos la gran pregunta:

"¿Y si abriera las puertas del sótano?

¿Y si me dejase llevar por mi deseo oculto?".

Si nos dejásemos ver tal y como somos,

a lo mejor no gustaríamos a los demás.

¿Estamos preparados para eso?

¿Para asumir las consecuencias sean las que sean?

Por eso tú te tapas la cara, ¿no?

Porque tienes que ocultar algo.

Si quieres seguir con el trato, estas son las reglas:

Regla número uno:

para que te conceda tu deseo, tú debes hacerme un favor.

Regla número dos:

no puedes hablar con nadie sobre nuestro trato.

Regla número tres:

una vez aceptas, no puedes abandonar.

Pase lo que pase.

¿Qué decides, Anaís?

¿Quieres seguir con el trato sí o no?

(Móvil)

¿Sí?

"¡Por fin! Te he llamado un par de veces".

Ya, es que antes no lo he escuchado.

"Eh... nada, que estoy por tu zona, por si te apetece tomar algo".

Es que no estoy por el barrio, Joel.

"No te preocupes entonces".

Si quieres otro día o algo.

Sí, sí, claro. Bueno, un beso. Chao.

"Venga, chao". Chao, Joel.

Muy buena onda tus amigos.

¿Quieres una?

Son buena gente, sí. Salud.

(ASIENTE) Me cayeron bien.

Kiu...

(CHISTA) No, Kiu, no.

No todavía.

No.

¿No qué? ¡No! Que no.

Si quieres me voy, no te quiero molestar.

No te vayas, no te vayas, por favor.

Perdón.

(RESOPLA)

Perdón, perdón.

Estoy llevando mal lo de mi madre, perdóname.

No, no, eso yo lo entiendo y...

Perdón si yo también actúo mal.

Pero...

O sea, es difícil porque...

(RESOPLA) Joder, joder...

¿Y ese tatuaje?

De la cadena.

Claro, de la que hablaban tus amigos, ¿no?

Que...

A veces...

me gustaría joderle la vida a la persona que mató a mi madre.

¿Por eso quieres entrar en la cadena?

# No es por falta de fuerzas

# si ves flaquear

# mis piernas. #

Va bien. Abre la mirada, intenta incluir a todos.

# Por más que intento # acercarme a ti,

# tú nunca... #

Te propongo que aquí subas con fuerza.

Vale. ¿Rollo rompiendo la voz? -Sí, rompe.

¿Vale? -Vale, venga.

Venga, vamos con "Dame un instante", ¿vale, chicas?

Venga.

Olvídate. -Vale, vale.

(Canción)

(Aplausos)

# ... un instante. #

¡Cuidado!

(Ruido)

¡No estéis aquí cuando estemos trabajando!

¿Estás bien?

Sí.

Aquí lo tienes.

Completamente arrepentido.

¿Qué clase de justicia es esta?

¿Qué justicia estás buscando?

La que merece mi madre.

Y quiero que este cabrón...,

el de las risas, el de las copas,

quiero que desaparezca.

¿Quieres...

(VOZ MASCULINA DISTORSIONADA) ...ojo por ojo?

Exacto.

Tú no quieres justicia, tú quieres venganza.

Y creo que te estás confundiendo.

Yo dirijo una cadena de favores, tú lo que necesitas es un sicario.

Justicia, venganza, ¿a ti qué coño te importa lo que yo quiera?

Tú estás aquí para conceder deseos.

Y este es mi deseo, así que tienes que concedérmelo.

No. No tengo por qué...

Que te jodan, puto mono.

(Golpe)

(RESOPLA)

(Telefonillo)

"¿Ha pasado algo?

No, no, no, qué va".

Es que hace mucho que no nos vemos.

Y digo: "Voy a pasar un rato a verla".

Es que estoy supercansada hoy, Joel.

Iba a ducharme y a dormirme.

Vale, vale.

Pues entonces me voy. Mejor.

Bueno, si quieres, me ducho y luego nos tomamos algo.

Un té o... algo.

Vale, sí, mira, eso mejor.

Tardo cinco minutos.

¿Qué coño estás haciendo?

Nada. ¿Qué puta mierda de persona eres

que esperas a que me meta en la ducha para cotillear

y buscar yo qué sé qué?

Sabes perfectamente que ahí están las cosas de mi hermana, Joel.

Lárgate de mi puta casa.

Déjame que te lo explique un momento, ¿vale?

Perdón.

Solamente me estoy preocupando porque te noto rara.

¿Quién coño eres tú para controlarme a mí

que no me controla ni mi padre?

Solamente me preocupo por ti, Irene.

Vete.

No... ¡Vete!

(Agua cayendo)

(VOZ DISTORSIONADA) "¿Lo has pensado mejor?".

¿Qué tengo que hacer?

Así que quieres que quite de en medio a Rebeca.

Sí. Quiero que Rebeca desaparezca.

Quiero ser la protagonista de la obra.

¿Crees que vas a poder estar a la altura?

Tengo entendido que se requiere un gran esfuerzo físico.

¿Y qué vas a hacer cuando tu enfermedad

no te permita moverte?

¿Por qué sabes todo eso?

Ahora solo tienes que controlar los temblores.

¿Qué va a pasar más adelante?

Es una enfermedad cruel, la ELA.

Lo sé todo sobre ti, Anaís.

¿Estás dispuesta a seguir adelante sí o no?

Sí. Sí.

La condición es la siguiente: tienes que conseguir pruebas

para meter a un corrupto en la cárcel.

Y créeme que te va ser fácil hacerlo.

Te voy a mandar una foto de quién es.

A lo mejor que suena su cara.

¿Mi padre?

Tu padre lleva años robando a la gente.

Se merece pagar por lo que ha hecho.

Es tu padre o tu sueño.

Y ya has aceptado el trato.

"Y quieres volver a la cadena"

porque tu amiga Irene tiene el mismo colgante

que ese tal Gabriel. ¿No estarás celoso, Joel?

Quizá deberías conocer a más gente.

Y dejar que Irene siga con su vida.

Ya, pero es que una cosa es dejar que Irene siga con su vida

y una muy diferente ver cómo se la jode y no hacer nada.

No son celos...

Es que a mí me da igual...

que pase de mi puta cara, eso me da igual.

Pero no me fío de este tío, no sé qué...

No es bueno para nadie.

Y menos para Irene, ¿no?

Crees que no es la de siempre. Lo que creo es que estos dos

se conocían desde hace tiempo y nos ocultan algo.

Y dime, Joel, ¿qué es exactamente lo que quieres?

Que la salves de toda la mierda de vida en la se está metiendo.

Por favor.

Me da igual, haz lo que sea.

Me da igual.

"Meter a un corrupto en la cárcel".

(PADRE DE ANAÍS) ...el garaje.

¿Mi padre?

(PADRE DE ANAÍS) Anaís... Anaís.

Hija... ¡Eh, eh, eh, eh!

¡Eh!

¿Qué?

Nada.

¿Te tratan bien en el teatro?

Sí. -¿Cómo es eso?

Pues bien, estoy contenta, he conseguido lo que quería,

estar en la compañía.

Pues cero agobios.

Estás para aprender. ¿De acuerdo?

Como eres la sustituta es lo que tienes que hacer,

aprender de los demás y disfrutar.

Y no te agobies, ¿vale?

Sí, ya lo sé. -Si no se convierte en un...

¡Ya lo sé, estoy disfrutando!

Bueno. No te conviene el estrés, ¿vale?

Oye, necesito tu ordenador, ¿me lo puedes dejar un momento?

Claro. ¿Te puedo ayudar?

(VOZ DISTORSIONADA) Tu padre lleva años robando a la gente.

Se merece pagar por lo que ha hecho.

¿Has podido imprimir eso?

Se me olvidaba la cartera.

Chao, mi niña.

Oye, papá, ¿cuál era la contraseña del ordenador?

Estaba intentando meterme para poder imprimir, y no...

¿Por qué no lo imprimes con el tuyo?

Me lo dejé en el teatro.

Merece pagar por lo que ha hecho.

La clave es Anaís. -Ah.

Ten cuidado que tengo cosas importantes.

"Es tu padre o tu sueño".

¡Y recoge la mesa!

Mi cumpleaños.

Irene me dijiste, ¿verdad?

¿Quieres una?

Pues ahora no creo que sea el momento.

Tampoco es el mejor lugar, pero...

lo hace más divertido, ¿no?

¿Qué pasa con Kiu?

¿De qué?

No sé, está ahí arriba con tu amigo Jo... ¿Joel?

"Yoel". "Yoel".

¿Qué?

¿Qué te pasa?

Nada... Si es por Kiu, eres una ridícula.

¿Ah, sí?

¿Por qué? Porque somos amigos.

¿Y eso él lo sabe? Sí.

¿Qué pasa, que tú no te conformas con un no?

Es que como no te escuché decirlo... Ah... (RÍE)

No.

¿Lo has escuchado ahora bien?

¿Sabes qué me encanta?

Me encanta que juegues el papelito de la niña buena

que no rompe ni un vasito...

Y más me gusta que lo juegues con tus amiguitos.

(RÍE)

El problema es que yo te conozco, yo sé quién eres.

Yo sé qué hay detrás de esa máscara.

¿Por las fiestas?

Me quedo con esto. Gracias.

¿Qué andáis? ¿Otras?

Eh... vale, sí.

¿Me traes una a mí? Sí.

Te llevas bien con él, ¿no?

Lo digo porque habéis venido juntos.

No, es que nos hemos encontrado en la barra.

Hemos venido un poquito antes.

¿Y entre vosotros... bien?

No, no, poca cosa. Poca cosa.

Todavía tiene que dejar atrás muchos prejuicios.

Ya, ya. Pero ¿lo de vivir juntos entonces cómo...?

Le acogí porque su familia le echó de casa.

Les dijo que era bisexual y...

A mí me ha venido muy bien, se está portando genial conmigo.

¿De qué hablaban?

Fútbol.

Venga, empezamos. ¿Preparadas, chicas?

Venga, Anaís. Va.

(Música)

Un, dos, tres...

# Pasaré junto a tu puerta

# pretendiendo que me esperas. #

A mí no me mires, saca la voz.

Que puedes más.

Fuerza, ¿eh, Anaís?

# Pasaré junto a tu puerta

# pretendiendo que me esperas. #

Venga, que tienes más, saca para fuera, va.

# ... por más... # -Desafinado.

# Por más que intento acercarme # a ti. #

No pasa nada, ¡va, seguimos! ¡Venga, va, fuerza!

# Mi alma solo hace falta... #

Cogemos micro y...

#... un instante... #

(Micro)

¡Qué haces!

¿A ti qué te parece? Cantar.

Ni cantar, ni ensayar, no haces nada.

¡Ey, ey! ¿Qué mierda es esta, tías?

Aquí hay mucha gente currando para estar haciendo el gilipollas.

Nos tomamos diez minutos todos y volvemos.

Mira, Anaís, si no quieres estar aquí, te piras.

eso es lo que te gustaría. -Yo no quiero perder mi tiempo.

¡Yo sí quiero perder mi tiempo! -¡Céntrate!

Sujetar un micrófono es muy sencillo. -Tengo ELA, hija de puta.

(VOZ DISTORSIONADA) En todo hay matices, Kiu.

La gente no es completamente buena o completamente mala.

No al 100 %.

No vas a conseguir que este hijo de puta me dé pena.

No me estás pidiendo justicia, me estás pidiendo venganza.

Una venganza que tiene daños colaterales.

Un niño va a perder a su padre. Y tú podrías haber sido ese niño.

Tu padre también era un alcohólico.

¡Me da igual que quiera a su padre!

Me da igual que se quede sin padre, yo también me he quedado sin madre.

¿Qué hago, te enseño vídeos con ella o cómo va esto?

No soy gilipollas, ni un ingenuo,

sé en el mundo en el que estoy, no es un mundo justo.

Y el juez al que pagó el cabrón este me lo ha dejado claro,

por eso yo quiero venganza.

Venganza para mi madre.

La cadena no mata. La cadena no mata.

Pregúntaselo a Irene.

Pregúntale a Irene si la cadena mata.

Pregúntale lo que le pasó a su hermana.

No. No, no...

No... no...

No... no es lo mismo.

Hostia.

Es la primera vez que te veo nervioso.

¿Te estás ablandando o qué?

Si no me vas a ayudar no tiene sentido que sigamos hablando.

Te agradezco la llamada, pero...

no vas a convencerme.

Lo haré por mi cuenta.

Por las buenas o por las malas.

(Golpe al cerrar ordenador)

¿Podemos vernos? Necesito hablar contigo.

Es el programa que utiliza la policía,

con esto puedes desencriptar cualquier cosa.

¿Cómo estás?

Ser conseguidora es más difícil de lo que habría imaginado.

Nunca te dije que fuera a ser fácil.

He tenido que negarle un favor a un amigo.

Un favor que me habría encantado concederle.

¿Y por qué se lo has negado?

Porque mi amigo me pidió que matase a alguien.

Y no voy a hacer eso.

La cadena no debe juzgar a nadie.

La cadena no es moral o inmoral, lo son sus miembros.

Quien entra en la cadena lo hace libremente

y se expone a las consecuencias de sus deseos.

Cuando yo estaba al mando no juzgaba a nadie.

Pero ya no estás al mando.

Y me alegra ver que no me equivoqué al cederte el testigo.

Quizá sí, porque he hecho algo que va en contra de las normas.

La he utilizado para proteger a un amigo.

¿Y de qué querías proteger a tu amigo?

De sí mismo.

Porque está en un momento en el que podría hacer cualquier locura.

Y tienes miedo de haber traicionado a la cadena con eso.

Sí.

De utilizarla para mis propios fines.

Si la cadena está cumpliendo un deseo de Irene,

la cadena tendrá que exigirle a Irene pagar un precio.

Esas son las normas. ¿Y qué precio?

Eso debe decidirlo C.

Por suerte, he oído que la nueva C dirige una cadena justa y moral.

Estoy segura que el precio que te exigirá pagar

no será demasiado alto.

Hola, Kiu.

¿Qué haces?

Me voy.

Bueno, ¿quieres que te acompañe? No, voy solo.

(VOZ DISTORSIONADA) A ti no te esperaba.

¿A quién esperabas?

Desde esta dirección IP, a Kiu.

Sí, sí.

Me dejó su computadora y...

Hola.

Supongo que tú debes ser Gabriel.

¿Cómo lo sabes?

Sé más cosas de ti de las que imaginarías.

Como...

(VOZ DISTORSIONADA) ...que Kiu y tú estáis juntos.

Kiu y yo somos amigos, nada más.

Amigos como para pasar la noche juntos.

(CARRASPEA) Te lo he dicho.

Cuanto antes aceptes que lo sé todo sobre ti,

más fácil será nuestra relación.

Además de mirar cosas, cumples deseos.

Depende.

¿De qué? -Depende de qué desees

y depende de cuál es el precio que estés dispuesto a pagar.

Necesito 50.000 dólares.

Para comprarte un coche, supongo.

Es para ayudar a una persona que tiene problemas y los necesita.

Perdón.

Perdón.

Esta es la condición:

hay una chica que quiere ser protagonista en un musical,

y ahora mismo es la suplente.

Necesito que consigas que sea la protagonista.

"¡Me da igual que sea un puto padre!"

¡Yo también me he quedado sin madre!

¿Vas a volver a entrar en la cadena?

No es nada comparado con lo que estoy pensando.

¿Qué coño haces?

¿Tú quién eres?

El otro día estuve superdesagradable.

Es que verte intentado entrar aquí me supera todavía.

Esto es todo lo que me queda de Claudia.

No quiero tener secretos contigo, Joel.

Ya.

Pues los tienes.

La llave esta de la mariposa, la que tienes con Gabriel,

¿eso qué es?

¿Qué? Que no me fío de él, Irene.

Ni un pelo.

Y además no para de marear todo el día a Kiu.

Estás sonando como un paranoico.

¿Como un paranoico?

Me estás vacilando.

Soy un paranoico.

Entonces me vas a decir que esto tampoco es tuyo.

Joel, deja de hurgar en mi vida.

Lo que estás haciendo es joderte la vida.

Pero no te preocupes,

que yo puedo hacer lo mismo, eso hacen los amigos, ¿no?

¿Quieres una?

Toma.

Toma una.

¿No? Bueno, pues me la como yo.

¿Y por qué no le dijiste esto a mi hermana?

En vez de darle una pastilla y matarla.

Ojalá se lo hubiese dicho, Irene.

(Música ópera)

¡Claudia!

¡Claudia!

(Música)

Venga, vale, vamos.

No mires al suelo, Anaís, venga.

Respira, venga, vamos.

Quita la cara de sufrimiento, va.

Y cuatro... -Preparamos la pirueta y...

Nos clavamos.

¡Ni cantar, sin ensayar! No haces nada.

Qué hija de puta.

(VOZ DISTORSIONADA) Una chica quiere ser protagonista en un musical.

Ahora mismo es la suplente.

¡Hasta mañana!

Eh, Rebeca, ¿qué tal? -Eh... perdón.

Necesito que consigas que sea la protagonista.

En realidad, soy tu fan número uno.

Una cosa es que no quieras ayudarme,

pero no puedes impedirme que lo haga por mi cuenta.

¿Qué coño haces?

¿Quién te crees para meterte así en mi vida?

No podía permitir que pusieses en riesgo la cadena.

Yo ya no estoy en tu cadena.

No tengo nada que ver con ella, coño.

La pluma que tienes en el cuello no dice lo mismo.

Una vez que entras no hay vuelta atrás.

Y ese tatuaje te va a acompañar de por vida.

Mira...,

puedes impedírmelo las veces que quieras.

Pero tarde o temprano me lo voy a cargar.

No importa cuánto le protejas. Te lo prometo.

Deberías darme las gracias.

Si no llego a intervenir, estarías en la cárcel ahora.

Pero ese hijo de puta estaría muerto.

Mira, compró al juez

y no puede salirse con la suya, tiene que pagar por ello.

Tanto el juez como el conductor van a pagar por lo que han hecho.

No vas a tener la venganza que quieres,

pero sí se va a hacer justicia y lo vas a ver.

¿Desde cuándo tú regalas favores? Porque yo no te he pedido eso.

Tú no.

Pero hay gente que te quiere y se preocupa por ti.

Gente que está dispuesta a evitar que hagas alguna tontería,

aunque tengan que pagar un precio por ello.

¿Quién? No es asunto tuyo.

Eso sí. Si vuelves a intentar alguna tontería,

ellos van a pagar las consecuencias y no tú.

Así que, si de verdad te importan tus amigos,

piensa antes de actuar.

No puedes hacer eso.

Claro que puedo.

¿Tú eres Anaís?

Ah... ya.

Eres amigo de Rebeca, ¿no?

(NIEGA) No se llevan muy bien, ¿verdad?

Yo creo que todo es culpa de la directora.

Debería potenciar el trabajo en equipo.

Eso es una gilipollez.

Entiendo que estés enojada con el mundo,

Rebeca me contó por lo que estás pasando

y que sepas que lo siento.

Si te lo ha contado, ¿también lo ha publicado en Internet?

No, me lo contó porque hay mucha confianza

y porque... yo tengo una amiga que está pasando por algo similar.

¿Y qué?

Que tú tienes una oportunidad que mi amiga no tuvo.

No. -De verdad, Anaís.

Tienes que fijarte una meta.

Y tienes que decir: "Yo quiero hacer esto"

y tienes que luchar contra lo que tienes que luchar.

Hacer lo que tengas que hacer para alcanzarlo.

No tienes nada que perder.

Perdón si suena fuerte, pero... -¡Anaís!

Vas a ensayar, ¿no? Te están esperando dentro.

¿Cómo estás?

Bien. -¿Sí?

(ASIENTE)

¿Hablaste con la directora? -Sí.

Y ha aceptado.

Qué bueno... -No, no hay nada que celebrar.

De hecho, estoy empezando a arrepentirme.

No sé cómo he dejado que me convenzas tan rápido.

Esta chica es una desagradecida.

(Música)

Hola.

Es porque parezco más alto en las fotos.

Es que no te había reconocido.

Fallo mío. No te lo había dicho porque digo:

"A lo mejor no quiere venir si sabe lo de la silla".

Hubiese venido igual.

Eh... bueno.

Hay un poco de tensión, ¿no? Me ha pillado por sorpresa.

Te lo voy a contar, así no tienes que sentirlo.

Tuve el accidente de coche y todos pensamos

que me iba a quedar en la silla de por vida,

yo el primero,

pero los médicos me dijeron que no era una lesión medular.

Eso significa que poco a poco se...

se debería poder recuperar la movilidad de las piernas,

la sensibilidad.

Y bueno, te lo voy a enseñar. No te asustes porque

es un poco ortopédico esto. Vale.

De como me ves ahora...

Sí. ...a esto.

Pues... hay un añito de rehabilitación.

(RÍEN)

Si me lo permites, me voy a sentar porque para mí es más cómodo.

Así. Claro.

Y... ¿vas a poder andar?

A ver, eso intento.

Es complicado.

Es un proceso que lleva tiempo y...

pasito a pasito, nunca mejor dicho.

Eh... ¿quieres tomar algo?

Sí, yo voy a seguir con la cerveza.

Vale, voy a por una.

No te ofrezco algo de tomar porque es como tu casa...

¿Sabes cuánto le falta a Kiu para llegar?

No, no me dijo.

¿Te molesta esperar aquí conmigo?

Es que no he venido a verte a ti. No estoy diciendo eso.

¿Cómo está?

¿Quién? Kiu.

Bien. Supongo que bien.

Es un proceso, ¿no?

¿Y tú?

Bien.

Qué rico perfume.

Lo cambiaste.

Huele diferente al de las fiestas.

Allí soy una persona diferente.

¿Por qué?

¿No te gusta cómo eres o qué?

No siempre.

(ASIENTE)

Hace no mucho me dijiste que no debería esconderme.

Que sabías lo que había debajo de mi máscara.

¿Y por qué te escondes tú?

¿Era guapo, guapa?

La persona que te hizo esto.

¿Te rompió el corazón o se lo rompiste tú?

No hace falta, ¿eh?

Si me cuentas tus secretos, yo te cuento los míos.

Es fácil.

(Puerta)

¿Interrumpo algo?

¿Qué haces aquí?

He venido a verte.

Estaba preocupada por ti, Kiu.

¿Por mí?

¿O por él?

Sé por qué estás aquí.

No sé de qué me hablas.

Regla número dos: "No hables con nadie del trato".

Kiu, cállate. Irene vino aquí a ayudarte.

Y yo estoy aquí para ayudarte.

Que te pongas así es superegoísta.

Egoísta. (ASIENTE)

Mirad, chicos, si queréis ayudarme iros a tomar por culo.

¡Fuera!

El canto era con clases particulares, con un profesor particular.

Estarás supercontenta. Súper.

Imagínate, estar de protagonista en un musical.

A mí nunca se me dio bien lo de cantar.

(RÍEN)

Es duro. Ya me imagino.

Y supercansado. Y muy exigente.

Ya, ya. Pero no has perdido la voz todavía.

No, no.

Pero, bueno, que tengo "cover".

Una sustituta. Se llama Anaís.

Y cuando yo no lo puedo hacer, pues lo hará ella.

O sea, como un jugador de fútbol que se queda en el banquillo.

Pues sí, como cuando te quedas en el banquillo. Así es.

También tiene que ser jodido para ella.

Se está preparando un personaje protagonista

y realmente lo estás haciendo tú.

Ya, no es fácil de llevar eso.

Pero bueno...,

al menos te dan la oportunidad.

El otro día me enteré de que esta chica tiene

una enfermedad degenerativa.

Complicada además. ¿Cuál?

La ELA. La de Stephen Hawking.

¿Sabes...?

¿Sabes cuál es? Sí.

De hecho, he hablado con la directora

para que cuando arranquemos las funciones

que ella haga más. ¿En serio?

Reconozco que no nos llevamos muy bien, no hay muy buen "feeling".

Pero creo que no es justo para ella. No lo es.

Bueno, ¿y tú qué?

¿Qué de qué?

¿Sueles usar mucho Tinder?

Sí.

Sí, sí, sí.

Aquí me he preparado como mil cosas para decirte

que eras la primera cita, pero no iba a colar, ¿no?

No, la verdad es que no. Ya.

No.

En mi caso es un poco más complicado

porque...

al final si digo lo de la silla

o me dejan plantado, o me dan largas o...

O de repente si no lo digo y ven la silla no...

Que se van antes, ¿sabes?

Pero bueno, es lo que hay.

Yo no tengo prisa.

¡Hija de puta!

Quiero cancelar lo que te he pedido. "No".

No, yo cumplí con mi encargo.

(VOZ DISTORSIONADA) Si no, no tendrás tu dinero.

No, eso no es justo.

Desde mi posición, la justicia es relativa.

Entro, me miran y se separan,

como si les hubiera pillado haciendo algo.

Están muy raros. Y sobre todo Irene.

Irene lleva ya un tiempo estando rara.

Además, a Gabriel le vi una llave con una mariposa pintada.

Irene tiene una igual.

Se la vi hace poco. ¿Y qué abrirá esa llave?

Tienen algo. Está claro.

Irene te lo diría.

¿Y si ha vuelto a la cadena? Tú flipas.

Chicos...

He intentado volver a entrar en la cadena.

Pero C no me dejó porque dice que la cadena no mata.

Pero tampoco me deja hacerlo por mi cuenta.

¡Lógicamente!

Dice que alguien cercano a mí pagará las consecuencias

si lo vuelvo a intentar.

Alguien que me quiere ha pedido justicia por mi madre.

¿Quién puede ser? No lo sé. No me lo dijo.

Pero al poco rato vino Irene a ver cómo estaba.

Lo normal, es tu amiga. Normal no, raro.

Raro.

Parecía que me estaba vigilando. Muchas series estás viendo tú.

Entonces habéis sido vosotros. Te lo diría si fuera yo.

¿Y tú?

Tampoco, ¿ves? Te lo diríamos. Ya está.

A lo mejor he sido injusto con ella.

Si ha entrado en la cadena es para evitar que mate a una persona.

Para ayudarme.

Es gilipollas. Ya sabes cómo acaba todo esto

y habéis vuelto a hacer lo mismo. ¿A ti te parece normal?

Yo también he vuelto a entrar en la cadena.

Esto es increíble.

¿Y tú qué le has pedido?

Que salve a Irene. ¿Que la salve de qué?

¿Cómo que de qué? ¡Irene está perdidísima!

Pero tú no te enteras de nada.

Lo único que hace es mentirme, salir y ponerse de drogas

hasta el culo.

Seguro que encima se está liando con el Gabriel ese.

Y si se quiere liar con él, ¿qué pasa? Que se líen.

Está buenísimo, a ver si lo aceptas ya.

Que sois solo amigos. A ti te digo lo mismo.

Y lo de las drogas, pues mira,

¡díselo! Eres su amigo.

Pero no a través de una puta cadena. A ver si aprendéis ya.

Aquí tienes todo el dinero, cuéntalo si quieres.

No. No voy a ponerme a contar esto aquí.

¿Entonces ya está?".

¡Eh!

¿Tú qué grabas?

A ti te grabo.

La pasta o lo publico.

¡Eh!

¡Eso...!

Te pedí que salvaras a Irene.

Pero quería saber si se puede cancelar el deseo.

¿Y este cambio de idea?

Ya no quiero entrar en la cadena.

No tendría que haber vuelto nunca.

Nunca la has dejado.

Siempre vas a llevar ese tatuaje.

Conozco las reglas.

Y precisamente por eso, como yo no he hecho nada por ti

y tú no has hecho nada por mí, quiero dejar la cadena.

Y mi deseo no es para mí, es para una tercera persona.

Si estás seguro, admito que esto es lo mejor para todos.

Ni siquiera Irene entendería que querías salvarla.

¿Vas a dejar que deje la cadena o no?

A esa chica, a Irene,

¿la sigues queriendo?

Lo que está claro es que yo no puedo seguir perdiendo mi tiempo

y sufriendo por una persona que no se lo merece.

Y si quiere seguir con esa vida de mierda

que lo haga, yo no soy quién para decirle lo que tiene que hacer.

Muy bien, Joel. Tu deseo ha sido cancelado.

(Sirena)

(GRITA)

(Música grupo Naranja)

(SUSPIRA)

¿Por qué no le dijiste esto a mi hermana?

Ojalá se lo hubiese dicho.

(RESPIRA AGITADAMENTE)

¡Joder!

(TV) "Hablamos ahora de un suceso,

la actriz y cantante Rebeca Salgado ha fallecido ahorcada

en circunstancias poco claras".

El cadáver estaba en el mismo teatro

en el que iba a estrenar el musical 'Dame un instante',

del que era protagonista.

Aunque todo apunta a un suicidio,

la policía no ha querido confirmarlo,

ya que, entre otras cosas, continúan a la espera del informe forense.

Gracias por quedarte.

Comprende que debo hablar con toda la compañía.

Eres...

Anaís.

Anaís Abarrategui.

Hija de Arturo Abarrategui, el director de la Fundación ELA.

Vamos, que problemas de dinero no habrás tenido en tu vida.

Te habrá sido difícil entrar en una compañía, ¿no?

No me han regalado nada. -Eso está claro.

Si no, no serías la sustituta.

Quiero decir que, si hubieras entrado por enchufe,

te hubieran dado el papel principal. -Supongo.

Da lo mismo, ya no vas a ser la suplente.

Anaís. Anaís.

(Móvil)

Cógelo.

Oye, que estoy ocupada.

Estoy hablando ahora con la policía.

Sí, sí, todo bien.

Llámame cuando termines, y no les digas nada.

Vale, después te llamo.

Chao.

Sigamos.

¿Qué piensas que ha pasado?

Quiero que Rebeca desaparezca y ser la protagonista de la obra.

No sé.

Supongo que se ha suicidado.

¿Quién ha dicho que sea un suicidio?

Había una escalera y una cuerda.

Llegaste la primera, ¿no?

Sí. -Y no avisaste a nadie.

Sí. Sí avisé.

¿Cuánto tiempo tardaron en llegar tus compañeros?

(SUSPIRA)

Evidentemente, no se descarta la hipótesis del suicidio,

pero, al parecer, todo el mundo aquí dice que ella estaba bien.

Por eso me cuesta entenderlo.

Cada vez me cuesta más entender lo que hay en la cabeza de la gente.

¿Me puedes explicar qué está pasando?

Prendo las noticias..., y creo que me merezco una explicación, ¿no?

No. Yo no he tenido nada que ver con la muerte de Rebeca.

Entonces ¿quién? -¿Quién gana con la muerte...

de Rebeca? Anaís es capaz...

de todo con tal de ser la protagonista.

Ha matado a Rebeca...

y usado la cadena para inculparnos. ¿Para "inculparnos"?

Perdón, yo no tengo nada que ver.

Lo sé.

Te han visto con Rebeca en el teatro.

Para evitar que esto se complique,

debemos conseguir pruebas que inculpen a Anaís.

Es que no "tenemos".

O sea, no "tenemos" porque es tu puta cadena.

"Tú" tienes que..., ¿ves la diferencia?

Estamos... en el mismo equipo, Gabriel.

Me pides que confíe en ti, que te escuche,

que te ayude, ¿no?, y que esté,

pero tú no me das nada a cambio.

¿Qué quieres? ¿Dinero?

Puedo dártelo.

¿Como sé que no me traicionarás? Ni siquiera te he visto.

Quiero verte la cara.

Quiero saber quién eres.

Eso no puede ser.

Si quieres que te ayude, ya sabes cuál es la condición.

Chao.

¿Cómo que te ha interrogado la policía? ¿Por qué?

Pues porque fui el último en hablar con ella.

Han encontrado el teléfono encima del escenario.

Habrán visto los mensajes.

Joder, qué fuerte.

¿Y se ahorcó?

¿Cómo se apellidaba?

Salgado.

Salgado.

Qué raro.

¿Por qué?

Es como si alguien hubiera buscado este nombre aquí antes.

¿Cómo?

La barra se rellena sola.

A ver.

Si alguien ha buscado el nombre,

es porque alguien más ha utilizado el ordenador.

¿Quién?

Gabriel.

¿Y por qué Gabriel iba a buscar cosas sobre Rebeca?

Kiu, ¿tú sabes con quién vives?

Lo digo porque este tío es rarísimo.

Mira, primero hizo lo de la llave con la mariposa.

Y ahora, esto.

Vale, lo primero es saber qué puerta abre la llave.

Y ya está.

¿Y qué hacemos? ¿Vamos por puerta por puerta

buscando un cierre magnético? No, Joel.

No sé, tú eres el hacker, ¡a mí qué me cuentas!

Supongo que tendrán un patrón en común las llaves y las puertas.

A ver.

Si no desactivas la ubicación del móvil,

se registran todos los sitios en los que has estado.

¡No jodas! No, no te jodo.

¿Con el mío también? Sí, con el tuyo también.

Entonces, si le hackeo,

podremos ver en qué sitios han coincidido los dos.

Aparte de en la cama, claro.

A ver.

Tengo una.

Pues vamos.

Espero que tengan rampa.

(VOZ DISTORSIONADA) Puedes hacerte la tonta,

pero a mí no vas a engañarme.

Has hecho bien en no contarle nada a la policía.

Pero sé que has utilizado la cadena para garantizarte una coartada.

Y no voy a permitir... que te libres de esta.

Mi familia siempre se libra de los marrones.

Es lo que tiene el dinero. -Esta vez, el dinero no te salvará.

¿Y si la policía me vuelve a llamar?

No te conviene que se cuente toda la verdad.

(AUDIO) "¿Lo has pensado mejor? -¿Qué tengo qué hacer?"

"Así que quieres que quite de en medio a Rebeca".

Mira, yo solo quiero ser la protagonista de la obra.

Si me vuelves a joder,

le voy a contar a la policía todo sobre la cadena.

El GPS no miente.

Gabriel e Irene han estado aquí juntos.

Vale, han estado aquí juntos, pero ahora mismo no están, Kiu.

¿Qué pasa?

Que están juntos.

Pero no aquí.

Pero ¿está cerca?

Sí. Pues vamos.

Me llamó mucho la atención que me invites hoy a tu casa.

Ya.

Yo tampoco pensaba hacerlo. ¿No?

Te entiendo.

Creo que nos quedó algo pendiente el otro día, ¿no?

¿O qué?

No te he llamado para eso.

Entonces ¿para qué?

Tú y yo, Gabriel, no nos conocemos bien.

En serio.

Ah, ¿no? No.

Conocerse de fiesta no es conocerse de verdad.

OK.

(CARRASPEA) Pues mucho gusto. Encantada.

Gabriel. Irene.

¿Y qué quieres?

¿Que nos conozcamos más profundamente?

Pues todavía lo estoy decidiendo.

Yo sé que no nos hemos conocido...

en el mejor ambiente. No.

Y también sé que todo lo que hemos vivido este tiempo

ha sido un poco raro.

Muy raro. (ASIENTE)

Pero, no sé, yo confío en ti.

A pesar de todo lo que hemos vivido y a pesar de todo lo que ha pasado,

confío en ti.

Me pasa algo.

Y aprovechando que me invitaste a tu casa,

quiero contarte algo, pero necesito que no me juzgues.

Entré en... La cadena.

Lo sé. ¿Por qué?

Tengo que enseñarte algo.

¿Qué?

¡Oh!

¿Y esto?

Ya tienes tu dinero y ya tienes mi cara.

¿Tú eres C?

Soy Irene.

Gabriel, yo también estoy metida en un lío muy gordo.

Espérame, espérame, porque...

Necesito que me ayudes.

(RESOPLA)

No, o sea, yo no quiero esto, no. Es tu dinero.

No, no lo quiero. No, es tu dinero.

No lo quiero, no lo quiero hasta que tú estés a salvo.

(GABRIEL) Necesito 50.000 dólares.

Es para ayudar a una persona..."

que tiene problemas y los necesita.

(Música rock)

(ARTURO) ¿Hola?

¿Hola?

¡Hola!

¡Alto!

(GRITA)

(SE QUEJA)

¡Alto!

Ahí está, ahí está.

Si tenemos el pendrive,

Anaís no nos va a decir nada del asesinato de Rebeca.

¿Ok? ¿Tú estás seguro de esto?

No, ¿y tú? No.

Bueno, entonces, vamos a hacerlo esta noche.

Yo esto no lo veo claro, no creo que sea buena idea.

Chist, chist.

¿Consigues oír lo que dicen?

Coño, hazme caso, que no veo, ¿qué están haciendo?

No, no, ni idea, no sé, no sé.

Escúchame, mientras Anaís piense que va a ser la protagonista,

no hay problema, no le dirá nada a la policía.

A ver, la dirección es...

Milano 13.

Tenemos tiempo para pensar otro plan.

OK.

Vamos.

Vale, ¿y quién vive ahí?

Están enfrente de la casa de Arturo Abarrategui.

Arturo Abarrategui...

Arturo, Arturo Abarrategui...

Empresario, director de la Fundación contra el ELA.

Acusado de malversar fondos, tiene una hija, Anaís Abarrategui.

Anaís Abarrategui.

Hostias... ¿Qué pasa?

Que es Anaís la suplente de Rebeca, tío.

¿Cómo?

Que es la suplente en el musical de Rebeca.

¿Cómo?

¿Qué parte no has entendido?

Kiu, la suplente en el musical de Rebeca,

me lo dijo ella cuando quedamos.

Tengo "cover", se llama Anaís.

¿Y qué hacen enfrente de su casa?

Gabriel busca a Rebeca desde mi ordenador,

Rebeca está en el musical de Anaís

y ahora está enfrente de su casa con Irene.

¿Por qué?

Ya...

Y un y dos y...

(SUSPIRA)

(Música de fondo)

Tres y cuatro y cinco y seis...

(Cristal roto)

¿Hola?

¿Hay alguien ahí?

(Cristal roto)

"Quien ha matado a Rebeca"

has sido tú, así que deja de amenazarme con eso.

"¿Quién coño te crees que eres?"

¿Eh? ¿Qué pretendes, asustarme?

No sé de qué me estás hablando, Anaís.

¿Y el foco? ¿Qué querías, matarme?

Mira, puto mono,

sabes que, si quiero, le puedo contar todo a la policía.

Le puedo contar sobre la cadena, sobre Rebeca... ¿Qué te parece?

(VOZ DISTORSIONADA) No dejaré que actúes

y menos tras incumplir las normas.

Normas que tú has aceptado.

Mira, yo lo único que quiero es actuar.

Así que, si me dejas, yo no le contaré nada a la policía,

ni sobre la cadena, ni sobre Rebeca.

(VOZ DISTORSIONADA) Engañarme no es tan sencillo,

y menos, amenazarme. Tiene consecuencias.

¡Mierda!

(Móvil)

¿Piensas que eres la única persona que sabe todo sobre los demás?

He intentado llevarnos bien. ¿Anaís?

Como ves, tengo tu número personal.

Conozco todo sobre ti.

Así que, ten cuidado...,

Irene.

Dices que conoce tu identidad... ¿Pero cómo?

No lo sé, no tengo ni idea.

Si esa chica tiene tanta información como parece,

los miembros de la cadena peligran.

Tienes que poner a todos sobre aviso.

Desmantelar la cadena antes de que la policía llegue a vosotros.

Pero yo creo que hay otra opción.

El padre de Anaís es un corrupto.

Si consigo pruebas que lo incriminen, podría negociarlo.

Aún tendrías que conseguirlas, ¿por qué no las tienes ya?

Porque, para conseguirlas, tendría que cruzar unas líneas.

Unas líneas que no me he planteado en mi vida cruzar.

Ni siquiera como C.

Bueno, pero es que ahora tú eres C.

Esa decisión la tienes que tomar tú.

Ten en cuenta que, si se destapan las actividades de la cadena,

todos sus miembros tendrán que pagar por lo que han hecho.

Tú, yo, pero también tus amigos.

Tienes que decidir qué es más importante para ti.

Esas líneas morales que no quieres cruzar

o el bienestar de los miembros de la cadena.

A ti lo de masticar normal no te lo enseñaron, ¿no?

(RÍE)

¿Cómo crees que va a salir esto?

Sinceramente, ¿eh?

Pues bien, espero.

Si no, van a ser los 4,95 peor invertidos de mi vida.

Y te lo dice una persona que se gastó una fortuna

en "spinners" pensando que nunca pasarían de moda.

(RÍE)

Te veo bastante mejor, ¿eh?

Poco a poco.

Lo de tu madre, ¿cómo...? ¿Cómo lo llevas?

Prefiero no hablar del tema. Vale.

Lo primero en descubrir es saber en qué frecuencia emite

la llave original de la mariposa, si en 443 o en 868 megahercios,

que son las dos autorizadas en España.

Una vez que sepamos eso,

lo clonamos.

Vale. Fácil.

¿Te vas a comer eso? ¿En serio?

¿Qué pasa?

Sinceramente, lo que no entiendo es cómo no explotas.

Tronco, estómago de informático.

Me he criado a base de alimentos procesados.

(Móvil)

(Chasquido)

Gabriel e Irene. Están juntos ahora.

Vamos a intentar pillarlos desprevenidos,

así no pueden negar nada. Voy a pagar.

Vale, ya está. Por fin.

¿Por fin? ¿Cómo? ¿Tú hubieras tardado menos o qué?

Bueno, mira, no importa. Tenemos 30 minutos.

Él está en la casa. ¿Eh?

¿Me vas a contar por qué cambiaste de opinión?

Joder, la hos... Irene, tranquila, Irene.

Concéntrate, ¿OK?

Vamos.

(JADEA)

¡Ey! Vamos.

(Música rock)

(ARTURO) ¿Hola?

¡Hola!

¡Alto!

(GRITA)

Chist.

Sabemos lo que has hecho, Arturo.

Has utilizado la fundación que presides para ganar dinero.

No...

Apagamos todas las cámaras, así que nadie sabe nada de ti.

¿Eh? Nadie va a venir por ti, ¿eh?

¿Qué queréis?

Sois unos chavales...

¿Dónde está el pendrive?

Os puedo dar lo que queráis. El pendrive.

Dinero, tengo dinero.

Este cabrón no entiende, ¿no? ¿Dónde está el pendrive?

¿Cuántos años tenéis?

Mirad... -¡Danos el puto pendrive!

No sé de qué coño estás hablando. -Escúchame bien.

No te queremos hacer daño a ti ni a tu hija Anaís.

(RÍE) ¿Eh?

Si nos dices dónde está el pendrive,

aquí se acaba todo, ¿eh?

Te conocemos perfecto.

Sabemos todo de ti.

Todo lo que has robado...

Puta madre, qué lástima lo de la enfermedad de tu hija.

¿Eh? Lo siento mucho. ¡Pero quiero el pendrive!

¿Quieres que tu hija...? Cállate, cállate.

¿Qué pasó con la obra de teatro?

¿Quieres que tu hija cumpla su sueño

antes de que la enfermedad acabe con ella, sí o no?

(Tono de llamada)

(Politono)

Joder, que no me lo coge.

Pues los teléfonos están aquí, en casa de Irene.

(Telefonillo)

Nada, el telefonillo tampoco.

¿Y qué hacemos? ¿Tiramos piedras a la ventana?

¿Qué quieres que haga yo? ¡Y yo qué sé!

Mira lo que pone.

¿Qué cojones...?

(SUSPIRA)

En esa mesa de ahí hay una caja con 50.000 euros.

Son vuestros.

Es increíble...

Quítate, que si no... Espera.

Confía en mí. Que no, espérate.

¡Déjame!

Si no es así, no nos lo va a dar.

No, espérate, que hay una manera, espera.

La compañera de Anaís apareció muerta.

Sí.

Se suicidó. -Ah, ¿sí? ¿Se suicidó?

(GRABACIÓN) "Quiero que Rebeca desaparezca.

Quiero ser la protagonista de la obra".

O nos das el pendrive o le pasamos esto a la policía.

Tienes un minuto para decidirte.

(RÍE GABRIEL)

Un minuto...

(Música rock)

Papá, ya estoy en casa.

(ASUSTADA) ¿Papá?

¡Papá!

Tranquila, estoy bien. -¿Qué te ha pasado?

Desátame, anda, ayúdame.

Desátame. (SE QUEJA) Joder...

(ANAÍS LLORA)

¿Quién te ha hecho esto?

Estoy bien, estoy bien, tranquila. Tranquila, tranquila.

Preguntaban por un pendrive.

(VOZ DISTORSIONADA) Tienes que conseguir pruebas

para meter a un corrupto en la cárcel.

¿Cuál era la contraseña? -"Debe pagar por ello".

La clave es "Anaís". -Ah...

(VOZ DISTORSIONADA) "Es tu padre o tu sueño".

Ya has aceptado el trato.

(LLORA ANAÍS) -Hija...

Todo va a estar bien.

No importa lo que hayas hecho.

Vas a estar bien.

Anaís, vas a estar bien. Ya, va, ya, hija.

Ya, ya, ya. Ya.

(LLORA ANAÍS) -Ya...

Chist... Ya.

Ayúdame.

(SE QUEJA)

(GABRIEL) ¡Danos el puto pendrive!

(ARTURO) "¡No sé de qué coño me estás hablando!".

(Música electrónica)

Esto es lo mejor que podemos hacer

para no acordarnos de lo que hicimos. Toma.

Este cabrón no entiende, ¿no?

Nadie va a venir a por ti, ¿eh?

Irene, basta. Mírame, mírame a los ojos.

Deja de pensar en ese cabrón.

Si lo hicimos fue por ti, por mí, por tus amigos.

Por la puta cadena. Así que ya, por favor.

Me miras así y yo me pongo más nervioso.

¿Qué haces?

¿Y por qué no le dijiste esto a mi hermana?

¿En vez de darle una pastilla y matarla?

¡Claudia!

¡Claudia!

(Música electrónica)

(Latidos)

¡Kiu, coño, date prisa!

No me jodas, que voy todo el día a tu ritmo de papamóvil.

Listo.

Vamos.

Vamos.

(Música electrónica)

Claudia.

¿Y ahora qué, hija de puta?

¿Eh? Claudia.

¿Ahora qué? Claudia.

¡Que no soy Claudia!

Has jodido la vida a mi padre y a mi familia.

A mí me has jodido.

Tu padre es un corrupto. No.

Solo quiere dinerito.

Eso no es verdad. Sí.

Y tengo pruebas.

¿Tienes pruebas? Muéstralas.

Pero tú a mí me vas a cumplir mi deseo.

¿Vale, Irene? A mí me vas a conceder mi deseo.

Quiero que Rebeca desaparezca.

Anaís. -Y ser la protagonista de la obra.

¿Tú cómo sabes mi nombre?

Tienes más enemigos de los que crees.

Aquí la peña va bastante pasada.

Bueno, al menos sabemos que para estudiar no quedaban.

Vale. ¿Y cómo cojones los encontramos aquí dentro?

Tampoco es tan grande.

Vale, para, para, para.

Toma.

¿Esto para qué es?

¿Para qué? Para pasar desaper...

Perdón.

Esa... Anaís, Anaís.

Vale, ve detrás de ella.

Que no se vaya. Yo voy a ver si encuentro a Irene.

Vale, vale.

¡Irene!

¡Irene, joder!

¡Irene! ¡Irene! ¡Eh, eh, eh! Eh, Irene, para, para.

Irene, ¿qué has hecho? Irene. (BALBUCEA) La luz.

¿Qué? La luz, la luz roja.

¿Qué dices? ¿Qué le hiciste?

¿Qué le hice de qué?

No sé. ¡Llama a un médico, hostia!

¡Para!

(TOSE) Irene, por favor, por favor.

Me cago en la puta... Vale, ya, ¡chis!

Respira, tranquila. Estoy aquí. Mírame a mí, mírame.

(TOSE) ¡Irene!

Ah, ¿que le dé yo algo de tomar?

No, ¿qué coño le has dado tú de tomar?

¿Qué has hecho? (GABRIEL) No es asunto tuyo.

Me estás vacilando. ¡Me estás puto vacilando!

¿Qué coño hacíais en esa fiesta?

No voy a darte explicaciones. No es asunto tuyo.

Irene, cariño, ¿estás bien? Pero ¿qué le has dado, tío?

Está de pie. ¿Que si estoy de pie?

A lo mejor te podrías haber preocupado un poquito

durante este último año.

Un poquito. Llevo un año en rehabilitación. Un año.

¿También lo estás viendo de pie? Sí.

Vosotros dos tenéis que explicar muchas cosas.

¿Por qué cojones no me habéis dicho que os conocíais?

Eh... Irene,

¿por qué no nos cuentas lo que está pasando?

Irene, basta. Cuéntales.

Es lo mejor, es lo mejor. No lo van a entender.

¿Acabas de decir que no lo entenderíamos?

¿Tus amigos no lo entenderían y tu coleguita, el nuevo, sí?

Irene.

Irene, mírame.

Lo vamos a entender. Claro que lo vamos a entender.

Porque somos tus amigos.

Estamos preocupados, por eso hemos venido.

Cuéntaselo ya.

No, no. Irene, entonces se lo cuento yo.

Chicos, lo que pasó es esto. Sujétame esto.

Estoy hasta los cojones de tus mentiras

y de todo lo que estás ocultando.

Sabes que ahí están las cosas de mi hermana, Joel.

Joel, ¿adónde vas? Joel.

¡Tráeme las muletas! ¡Que me las traigas!

Joel... Pero ¿qué haces?

¿Te quieres tranquilizar?

Joel, ¿qué coño estás haciendo?

Joel.

¡Joel!

¡Joel!

¿Qué coño quieres encontrar?

Joel, ¿qué haces? ¿Se te va la pinza?

Es bonito, abstracto. ¿Lo has hecho tú?

¡Joel, no tiene ni puta gracia!

¡Para ya! No me estoy riendo.

La luz.

¿Qué? La luz, la luz roja.

Déjalo.

¿Que deje el qué?

Irene, ¿qué haces? ¡Parad!

¿Y si nos tranquilizamos todos, por favor?

Este tiempo te he estado pidiendo que el asesino de mi madre...

Todo tiene una explicación.

Deja de mentir de una puta vez.

Pensaba que eras mi amiga, Irene.

Y lo soy.

¿Tú lo sabías?

No quiero volver a veros.

A ninguno de los dos.

La cadena está a punto de salir a la luz.

Si eso pasa, todos estamos en peligro.

Me da igual.

Solo quería convertir la cadena en algo bueno.

(VOZ DISTORSIONADA) En todo hay matices, Kiu.

La gente no es completamente buena o completamente mala, no al 100 %.

No lograrás que este hijo de puta me dé pena.

No me estás pidiendo justicia, me estás pidiendo venganza.

¡Me da igual que quiera a su padre!

Me da igual si es el padre, yo también me he quedado sin madre.

La muerte de Rebeca es un problema para todos.

Y es cuestión de tiempo que la policía se ponga a preguntar,

a investigar... y salga a todo a la luz.

Ya, pero es que yo no he cometido ningún crimen.

Solo metí a un mendigo en mi casa.

¿Hasta cuándo va a durar esto?

¡Niñata!

Lo del mendigo en casa. ¡Que salgas!

Bueno, al padre de Kiu.

Mireia, no vengas aquí a lavarte las manos.

En mayor o menor medida, todos somos parte de esta cadena.

¿Tú desde cuándo eres C?

No, lo digo...

porque tu hermana también estuvo... No, no.

Llevo siendo C unos meses.

El anterior C me preguntó si quería seguir con la cadena.

Y le dije que sí.

Mucha suerte, Irene.

Eres inteligente y manipuladora, como yo.

Serías una buena conseguidora.

Ya. ¿Y por qué te has metido en esta movida otra vez?

Quería convertir la cadena en algo bueno, quería ayudar.

Y me equivoqué.

Y ahora estáis todos metidos en un lío

y vais a pagar por mis errores.

Lo siento muchísimo.

¿Y qué quieres que hagamos?

Después de todo lo que he hecho, ¿me vas ayudar?

Es lo que hacen los amigos, ¿no?

Anaís le va a contar todo a la policía, ¿eh?

Tenemos que hacer algo.

Vamos a sacar un susto.

¿Qué tipo de susto?

La cadena no mata. Pregúntaselo a Irene.

Pregúntale si mata o no. Pregúntale qué pasó con su hermana.

Ya no estoy en tu cadena, no tengo nada que ver con ella.

La pluma que tienes en el cuello no dice lo mismo.

Una vez que entras, no hay vuelta atrás.

Y ese tatuaje te va a acompañar de por vida.

Me gustaría joderle la vida a la persona que mató a mi madre.

¿Por eso regresas a la cadena?

Chicos, si queréis ayudarme, iros a tomar por culo.

Que hemos ido, le hemos visto,

ha hecho lo suyo...

y se ha librado.

El asesino de mi madre sigue libre.

Dile eso.

(Pistola)

A ver si dejamos ya de hacer el gilipollas, ¿no?

(CHISTA GABRIEL)

¿Cómo van las máscaras?

Pues la verdad es que han quedado de puta madre.

Oye, pero...

Estas pistolas parecen de verdad. Sí, son de verdad.

Tienen balas de fogueo, pero las pistolas son de verdad.

Si vamos a darle un susto, que sea un buen susto, ¿o qué?

¿Quieren pistolas de agua?

¿De verdad vamos a hacer esto?

O hacemos esto, o vamos a la cárcel, Mireia.

Yo no me creo que hagáis esto por mí, de verdad.

Bueno, por ti y por todos.

Joel, te quería pedir perdón.

Tenías razón desde el principio, me porté fatal e hice todo mal.

No fuiste tú, fue el mono.

Si te mentí fue porque no quería decepcionarte.

Ni perderte. Ya, de verdad, qué aburrido.

Estamos haciendo un plan y ustedes se ponen a hablar de sus tonterías.

Nada que ver.

¿Podemos repasar el plan una última vez?

¿Otra vez? Sí, no podemos cagarla.

¿Adónde vas? Tengo que disculparme con alguien.

¿Cómo?

Lo siento.

Te pedí ayuda y me la negaste.

¿Y sabes qué es lo peor?

Lo peor es que has dejado que el asesino de mi madre

se saliese con la suya, ¿cómo has podido hacerme eso?

Me he equivocado en muchísimas cosas.

Pero esa no es una de ellas.

Lo hice para protegerte.

Yo no quería protección, quería justicia.

Venganza, pero no he venido aquí a discutir.

Yo no te pido que me perdones, solamente que me entiendas.

Que no quiero tu ayuda, coño.

Yo sí necesito tu ayuda.

La cadena está en peligro.

Y los que formamos parte de ella, también.

Yo ya no pertenezco a la cadena.

Y sinceramente, que tú estés en peligro o no me da igual.

¿Qué cojones vais a hacer?

¿Se te ha ido la cabeza?

Voy a hacer lo que haga falta por la gente que quiero.

Irene...

Si tú quisieras a la gente que tienes a tu alrededor,

no la manipularías como lo haces.

(Móvil)

Cógelo. Es importante.

¿Sí? "Nicolás, soy Juan. Tengo noticias.

Y son buenas.

La fiscalía ha recibido un vídeo de un juez aceptando un soborno

del hombre que atropelló a tu madre.

Esto, claro, cambia bastante las cosas,

porque se va a reabrir el caso".

Aquí lo tienes, ¿vale? Lo que hablamos.

La pasta o lo publico.

Voy a necesitar que estés localizable los próximos días.

vamos a tener que volver a declarar, etc.

¡Cinco minutos!

¿Estás bien?

Sí. Sí...

Pues vamos.

(Aplausos)

Venga, desafinado. No pasa nada, seguimos.

(REBECA) Ni cantar ni ensayar, no haces nada.

Venga, va, fuerza.

(REBECA) ¡Céntrate, que sujetar un micrófono es muy sencillo!

Anaís, si no quieres estar aquí, te piras, ¿sabes?

(PADRE ANAÍS) No importa lo que hayas hecho.

Créeme.

Anaís, vas a estar bien. Ya, ya, ya, hija, ya. Ya.

(Cristal roto)

¿Emilio?

(Ruidos)

(ANAÍS JADEA)

(VOZ DISTORSIONADA) Hola, Anaís.

(ANAÍS GRITA)

(ANAÍS JADEA)

No me hagáis daño, por favor... (LLORANDO) Por fa...

(LLORA)

Lo siento.

¡Lo siento!

¿Qué coño queréis?

Me hacéis un favor, ¿lo sabíais?

Esto iba a ser una puta angustia.

Yo ya he cumplido mi sueño.

Puto mono cobarde...

Mátame.

(GABRIEL) Anaís le va a contar todo a la policía.

Vamos a darle un susto. ¿Qué tipo de susto?

Tienen balas de fogueo, pero las pistolas son de verdad.

¡Eran balas de fogueo!

Voy a hacer lo que haga falta por la gente que quiero.

Se te ha ido la cabeza.

Él quería que la... que la matase.

¿Dónde está?

¡Que dónde está, joder!

Irene, hay que hacer algo.

¡Vamos!

¿A quién llamas?

A la única persona que puede ayudarnos.

(TV) La policía da por cerrada la investigación.

de los trágicos sucesos que rodearon el estreno

del musical "Dame un instante". Un mes después

de que encontraran el cadáver de Anaís Abarrategui,

enferma de ELA e hija del recientemente detenido

Arturo Abarrategui,

se da por hecho que fue ella la culpable de la muerte

de su principal competidora en la compañía teatral,

Rebeca Salgado.

Según fuentes policiales, después de asesinarla para protagonizar

la obra, la cantante no tuvo fuerzas para enfrentarse

al sufrimiento que le esperaba

el resto de su vida a causa de la enfermedad que padecía.

Nos hemos librado de milagro.

Gracias a Irene.

Gracias a la cadena.

Por cierto, ¿dónde está?

Bueno, al final, no ha ido tan mal, la cadena sigue en pie.

Sin tu ayuda, no habría podido borrar las huellas.

Y la verdad, pensé que después de la muerte de Anaís,

no me ibas a ayudar.

No te ayudaba a ti, Irene, todo lo que he hecho

ha sido por la cadena.

¿Cómo va el otro asunto? Gabriel está libre,

la cadena sigue en peligro.

Me estoy ocupando de eso.

Y ahora es cuando nos decimos adiós.

Esta vez, para siempre.

Es momento de que me retire, tienes que volar sola.

Sin ayuda de nadie.

Bueno, estoy segura de que conoces a gente dispuesta a... a ayudarte.

A soportar la carga contigo.

¿Y eso no va contra las normas?

Ahora tú eres C, las normas las pones tú.

Cuídate, ¿vale?

Qué sorpresa, ¿no?

La cadena siempre cumple con sus tratos.

Aunque lo haga con mentirosos y asesinos como tú.

En las noticias dijeron que Anaís mató

a Rebeca antes de suicidarse.

Felicidades. La cadena subió de nivel.

Tú mataste a Rebeca, ¿verdad?

Ya tendrás tiempo para atar cabos.

¿Y qué vas a hacer con todo ese dinero?

Voy a ayudar a una persona que lo necesita.

Es tremendo, pero...

siempre hay una mentira y un poco de verdad.

Lo que no entiendo es qué ganas tú yendo en contra de la cadena.

La cadena es una mierda.

Has hecho daño a muchas personas.

Tuviste que tomar una responsabilidad tan grande

que no pudiste con ella y en el camino,

muchas personas perdieron incluyéndome a mí.

¿Y tú quién eres?

¿Sabes qué?

A lo largo de mi vida, he aprendido que toda acción

tiene una reacción.

Y yo soy la reacción de una de tus estupideces.

Hay algo bueno en todo esto, que yo tengo la plata que quería

y tú por fin eres la conseguidora que tenías que haber sido

desde hace mucho tiempo.

Por mi parte, estamos en paz.

No estamos en paz.

Tú vas a pagar por lo que has hecho,

lo sabes, ¿no, Gabriel? ¿Gabriel?

¿Y ese quién es?

Yo no me llamo Gabriel.

Buena suerte.

La vas a necesitar.

(VOZ DISTORSIONADA) Cuando se pierde la reina

es cuando la partida se pone difícil.

Y es que, cuando llegas al límite

y haces cosas que no te imaginas que eres capaz de hacer,

cualquier plan se puede convertir en lo que quiera.

¿Todo bien?

Ahora tiene que vernos.

(VOZ DISTORSIONADA) La red ahora es diferente.

Más fuerte. Más grande.

Tenemos ojos en todas partes.

Mires donde mires.

Pises donde pises.

Recuerda que todo está conectado.

Y somos una cadena.

Y que todos estamos bajo la red.

# Solo pido hacer un trato.

# No quiero casi nada a cambio.

# Vamos a firmar el pacto.

# Que yo estaré siempre de tu lado.

# Y tú caerás...

# bajo la red.

# Y tú caerás...

# bajo la red.

# Y tú caerás...

# Y tú caerás... #

o sé que conocías a Rebeca y...

siento mucho lo que ha pasado.

Y entiendo que tú te quieras vengar del conseguidor, igual que yo.

(VOZ DISTORSIONADA) "Regla número 1:

Para que te conceda tu deseo, tú debes hacerme un favor.

Regla número 2:

No puedes hablar con nadie sobre nuestro trato.

Regla número 3:

Una vez que aceptas, no puedes abandonar.

Pase lo que pase".

Es un buen trato, ¿no crees, Julia?

Dime qué tengo que hacer.

(VOZ DISTORSIONADA) Todos los días, cuando sales del metro

de vuelta a casa, tuerces por la segunda calle a la izquierda.

El próximo día, deberás torcer por la primera.

Frente a ti encontrarás una tienda que has visto más veces.

Pero nunca te has fijado en ella.

Es uno de esos viejos comercios

que vendían de todo y mantenían a muchas familias

antes de que la gente comprase por internet.

Con la mirada perdida, encontrarás a un anciano.

Es el dueño del local. Suele cerrar a la hora de comer.

Durante un par de horas, más o menos, cuando se vaya,

quiero que te cueles en su tienda.

(JULIA) ¿Solo eso?

(VOZ DISTORSIONADA) No.

Una vez que el viejo se haya ido a su casa,

tendrás que volar el local por los aires.

Bajo la red 2, la película

3. Grasa

Kike Pérez es el responsable de dar vida a Pedro "El Grasa", un conflictivo delincuenta que lleva una vida de excesos: fuma, bebe, se droga y come demasiado. Un día su cuerpo dice "basta" y un infarto pone patas arriba todo cuanto conocía. Contra todo pronóstico, sobrevive, pero para seguir adelante deberá llevar consigo un pulsómetro que marcará el nuevo rumbo de sus rutinas. Y el destino, siempre caprichoso, le llevará a unas singulares clases de pilates que transformarán radicalmente su existencia. 

No recomendado para menores de 16 años Grasa, la película
Transcripción completa

(OFF) Hoy recorreremos el barrio sevillano

de Los Picaores.

Venta de droga, atracos violentos, peleas letales

y el trágico record nacional de heridos por arma blanca,

lo convierten en uno de los lugares más peligrosos de España.

(OFF) Parece usted nervioso. ¿Ha consumido algo?

¡Déjame la cámara, gilipollas!

¡Es para probarla, que yo no soy un delincuente!

Esto no es medio gramo, Tito.

Ah, ¿no? ¿Y qué es, una "mountain bike"?

¿Me estás llamando mentiroso? No, perdona, Tito,

es que no estoy acostumbrado a verlo así... en papel.

Porque son biodegradables, gilipollas,

que después el paquetito se va al océano

y nos estamos cargando el planeta.

Estoy hasta la polla de los putos millennials,

siempre cuestionando todo.

Yo no soy millennial, yo soy... generación Z.

Hostias, Z...

(AMBOS) ¡Uh, uh, uh!

Bueno, perdona entonces.

Mira, niñato, yo le vendía la droga a tu viejo.

Huele. Huele, huele, huele.

¡Trae el paquetillo para acá! Hala, a tomar por culo.

¿Y mi dinero?

¿Qué dinero?

Lo peor es que te hago hasta un favor.

Mira mi colega cómo está por culpa de la droga.

Ay.

No hay respeto ya, hermano.

Ninguno, Grasa.

Prefiero mil veces un yonqui de los 80 apestando a meado

Toma, llévame esto a la caja.

Pero si es que no salgo para nada porque es que le he cogido

muchísimo miedo al barrio, de verdad te lo digo.

Cada vez salgo menos porque tengo que pasar por la placita

y están ahí todas las niñatas, los niñatos,

inyectándose los porros delante de todo el mundo.

¿Tú no lo has visto?

Se inyectan los porros, se los meten por la nariz.

Hacen así con el porro y eso... Qué miedo, de verdad.

No te lo iba a decir, pero te lo voy a decir;

veo mucho a tu hija por ahí.

Te lo digo para que tengas cuidado porque está la cosa muy mala.

La mía no, la mía está todo el día estudiando;

el otro día vino a las siete de la mañana,

con los ojos así de rojos.

Así que ten mucho cuidadito... -¡Eh, ladrón, no robes!

Qué susto, hija de puta. ¡Que no robes!

¡Que no estoy robando!

Oye, ladrón, deja esas cosas ahí. Siempre vienes sin comprar nada.

¡Que no estoy robando, es por no usar bolsa,

que nos estamos cargando el planeta!

Uh, mira, ¿qué te he dicho? Uh, qué vergüenza, por Dios.

(HABLA EN SU LENGUA) -¡Oye, suelta, oye, por Dios!

¡Sinvergüenza, que eres un sinvergüenza!

(HABLA EN SU LENGUA)

¡¿Qué dices tú?! Cállate, eh. No le hables así.

(HABLA EN SU LENGUA)

¿Qué...? Que no... ¿Qué haces con eso?

¡Llevo la suerte para hoy, el 15, la niña bonita!

¡El 22, los dos patitos! ¡Venga, que llevo los buenos!

(TARTAMUDEA) ¡Cállate tú también, puta vieja!

Voy a llamar a la Policía. -¡Sinvergüenza!

-¡El 33, la edad de Cristo! ¡Dos iguales para hoy!

-¡No pierda la oportunidad!

¡Ay, que se ha caído! -Oh, oh, oh.

-Anda, mira lo que le va a hacer el chino.

Es que ellos lo saben hacer todo.

Esto es de los chinos, eh, no te creas tú.

Oh, oh, oh...

(Pitidos)

Mierda, mierda, ¡mierda, mierda!

¡Mierda, mi hígado!

¡Socorro, enfermera!

¡Mierda, mierda!

¿Qué?

¿Qué mira?

¡Enfermera!

Bueno...

Pues esto ya está.

Puede sentarse si quiere.

Puede ponerse la camisa, eh.

"Okey".

Vale.

Vale.

Pedro Marrero Martín.

Debería usted estar muerto.

Quiero decir, hay gente maravillosa,

gente válida, deportistas incluso,

que no han sobrevivido a un infarto como el suyo.

Y en cambio, aquí está usted, vivo. Enhorabuena.

Gracias, doctor.

No me las dé a mí.

Déselas al empleado de la tienda que le mantuvo con vida.

¿El puto chino? Sí.

Sí.

Vamos a ver.

Según su historial,

usted ha pasado por aquí dos veces.

Una hace dos años por un accidente de tráfico.

Eso fue un fiestón.

Me choqué contra un árbol, me meé encima.

(RÍE)

Y la otra por unas lesiones producidas por... Oh, sorpresa,

una pelea.

Sí, pero al otro hijo de puta lo reventé.

Qué bien, qué bien.

Mire, voy a ser muy claro con usted.

Tras los últimos análisis realizados, su estado es crítico.

Las lesiones halladas se deben a su elevado nivel

de triglicéridos y de colesterol, que han condicionado

un grado severo de arteriosclerosis

y una oclusión de las arterias coronarias,

afectando al flujo

y produciendo un daño en el miocardio.

Ajá... Miocardios.

¿Entiende lo que quiero decir?

En verdad no mucho.

Vale, vamos a ver.

Imagínese que esta uva es un corazón sano.

Pues el suyo, debido a su estilo de vida actual,

estaría más o menos...

Así.

Quiero decir que es un milagro que siga usted vivo.

¿Lo entiende ahora?

Si sigue con sus hábitos actuales,

lo más normal es que sufra otro infarto pronto.

Para evitarlo deberá seguir una dieta saludable;

nada de chucherías ni de grasa;

tendrá que bajar un poco el peso...

Mucho.

Y por supuesto tendrá que dejar de tomar alcohol y de fumar.

¿De fumar qué?

Lo veo muy complicado para gente como usted, sr. Marrero,

prácticamente imposible.

¿Y entonces? Entonces se va a morir pronto.

Sin embargo, estoy obligado a evitarlo.

Así que aunque sepa que será en vano

y que seguro que la vende a piezas...

Acérqueme el brazo.

Esta pulsera mide sus pulsaciones.

Cuando suene la alarma significará que han aumentado

de forma considerable y que está usted en riesgo.

Madre mía, a ver;

cuando el cacharrito este haga "pi, pi, pi",

es que tienes el corazón a tope,

que te está dando un jamacuco, y si no te tranquilizas, te mueres.

Emita un gruñido si lo ha comprendido.

(ASIENTE)

Muy bien.

Pues vuelva el mes que viene

para hacer un chequeo del historial de la pulsera.

En paz descanse, sr. Marrero.

¿Eh?

Que buenas tardes.

(Música)

¿Qué pasó, señores? He estado en... Chis.

Nos escuchan, Grasa. Nos oyen.

¿Quién?

El puto Mark Zuckerberg, Google, Facebook, el Badoo...

Las grandes empresas.

Nos espían por el móvil.

Qué hijos de puta.

A partir de ahora no podemos hablar de lo que vendemos aquí, eh.

¿Sabes lo qué te digo?

Hay que hablar en clave todo el rato.

No le eches cuenta, Grasa, no para de leer cosas en Internet.

Cállate, gilipollas. Lo puedo demostrar.

Si hablas cerca del móvil de cualquier cosa,

de tirón aparece la publicidad de eso.

¿Casualidad? No, chaval.

A ver, mira, por ejemplo.

Chacho, vamos a hacernos un viaje por... Teruel.

Me encanta Teruel, tío, es lo máximo, te lo juro.

Vamos a Teruel de viaje. Sí, que está de moda.

Espera, espera, espera.

Además, se come del carajo en Teruel, eh.

Y las pibas teruelanas, eh. Teruel...

Ahora vas a ver qué sale.

Oye, tito, que tengo que comprar un par de cosas.

Déjame dinero de la caja. Chis, en clave, gilipollas.

No digas "dinero", di...

Yo qué sé...

Coliflores.

¿Coliflores?

¿Qué dices, Grasa? ¿Qué quieres?

Que si te puedo coger...

Coliflores.

Claro, compadre, coge las coliflores que te hagan falta.

No te pases tampoco, eh.

# Hoy, es un día especial vamos a robar un Ibiza,

"pa" poderlo estrellar #

# Hoy, es un día especial vamos a robar un Ibiza

"pa" poderlo estrellar#

# Me gusta la noche, soy un callejero,

fumando en la calle por no estar durmiendo #

# Libre, libre quiero ser

como ese papelillo que con el viento se me fue #

¿Sabes qué pasa, Grasa? Que el barrio es una puta mierda.

El otro día quedé con un chaval por Wallapop

para tangarle una Play en un descampado,

¡y va el nota y se cuela sin Play!

¡Que venía a robarme a mí, quillo, el subnormal!

Yo sin dinero, él sin Play...

¡Le pegué un cabezazo que casi me lo cargo!

Y me vine todo encorajado.

Grasa, ¿qué te pasa, "pisha"? Estás todo embajonado.

Estoy chungo, hermano.

Me dio un infarto al corazón.

¿Qué dices, cojones, un infarto al corazón?

¿Y estás bien o qué?

El médico me dijo que me iba a morir pronto seguramente.

Y me puso la pulsera esta, que cada vez que pita

es que me va a dar un infarto. Y no para de sonar.

Por eso estás comiendo esa mierda, ¿no?

Me dijo que tenía que cambiar de vida.

Pero yo creo que no soy capaz.

¿Sabes lo que tienes que hacer?

Irte de esta mierda de barrio, que no vale para nada.

Así te lo digo, y soy de aquí. El barrio es infarto, hermano.

-¡Cristian, me dijiste que ibas a sacar tu coche de aquí!

Te juro que como siga mañana aquí, ¡le meto fuego!

-¡Que no lo quiero de vender! ¡Qué ya te lo he dicho!

chiquititaAhí tuvimos a la Jessi y al Joni...

-¡Que me suda el coño, Christian! Te juro que le meto fuego.

-¡Que el coche es mío y no lo vendo!

-¡Y el garaje es mío, gilipollas, y voy a montar aquí mi negocio!

-¿Qué negocio? ¿Como cuando el Instagram ese,

que nada más que te seguían los tres pajilleros del barrio?

-No, no son solo del barrio, que van 1500, listo.

Así empezó la Dulceida y ahora tiene un barco.

-¡¿Y dónde vas a meter tú un barco, chiquilla?!

Ay, que le da un ataque al corazón.

¡Que le está dando! -¿Qué dices, qué eres, médico?

-¡No, subnormal, que esa pulsera le avise cuando le da un ataque!

-¡¿Y te pones a gritarle en la oreja, gilipollas?!

-¡Eres tú la que ha empezado! -¡Que te calles, hombre!

Toma a la Jéssica.

¡Que te calles ya, coño!

Grasa, hijo, tranquilo. Tienes que relajarte, eh.

Mira, vamos a cantar una canción juntos, ¿vale?

-¡¿Qué canción vas a cantar?!

¡Que se muere! -¡Que te calles!

Que es un truco que aprendí yo cuando estaba en desintoxicación.

Grasa, canta conmigo.

# Soy una mala apuesta,

# el último que siempre se va de la fiesta.

# Tengo siempre las respuestas, ninguna es la correcta.

(AMBOS) # Y yo solo estoy sobreviviendo,

# pero esta partida voy perdiendo.

# Me sigue la muerte y yo corriendo,

# y ya me está cogiendo.

(LOS TRES) # Y yo solo en mi habitación,

# queda pólvora en ese rincón,

# pólvora que me da taquicardia,

# en el corazón... #

- Chacho, pasa el porro. -¡Toma ya!

-¡Esto es lo mejor que hay, pólvora!

-Yo me paso por aquí porque estoy bastante rayada

con todo lo que se está hablando en el barrio,

y me estáis emparanoiando bastante, ¿vale?

Si alguien tiene algún problemita,

ya sabe dónde estoy, que venga a buscarme.

-¿Qué pasa, compadre? Mira, escúchame...

-Esta historia para ti, campeón,

a ver si aprendes a limpiarte bien el culo ¿oíste?

-¿Tienes problemas de salud, obesidad, cardiopatías varias?

Chacho, te voy a decir una cosita...

¿Tienes problemas de salud, obesidad, cardiopatías varias,

triglicéridos, colesterol?

No es gracioso, podrías morir.

¿Te gustaría tener esto, esto, esto?

Es difícil, pero no imposible. Mi método podría salvarte.

Puto Mark Zuckerberg.

Mira, hijo de puta, tú no mandas en mí, eh.

Déjame de mandarme, hijo de puta.

Deja de espiarme con la puta cara de primo que tienes,

la cara de "alelao".

Hijo de puta, a mí no ¿eh?.

A otro que sea más primo, sí.

Pero a mi no me estés mandando estas cosas,

que te busco la ubicación y te reviento.

Vamos a ver, yo tengo las mismas ganas de llegar a mi casa que tú,

así que vamos a ser rapiditos y así terminamos pronto.

Tú me das el dinero y yo me voy.

Yo no tengo nada en tu contra tuya, chiquillo,

yo lo único que quiero es tu dinero, ¿tú me entiendes a mi o no?

¿O es que no me entiendes? Mírame a la cara si me entiendes.

Quillo, mírame a la cara si me entiendes.

Bueno, ¿qué pasa, que no hablas español?

"Your money, your money now in mine".

"Your money in mine, give me. Give me your money".

¡"Your money"!

A mí.

No mires para otro lado, es a mí. Dámelo.

Dame...

(Ruidos de pelea)

(Música)

(RESOPLA) Vamos a ver, Cabeza.

Aquí te puedo ofrecer lechuga, nísperos, calabaza

o ralladura de coco.

¿Sabes lo que te digo?

Ralladura... de coco.

Yo no te entiendo, Tito.

Lo de siempre, ¿no? Cocaína. ¡Chis!

¿Qué dices, drogadicto de mierda? Aquí no hay eso.

¡No hay eso aquí!

Aquí lo que tenemos es ralladura de coco.

Coco bueno, sudamericano.

¿Que aquí ya no vendes coca? ¡Dilo otra vez!

¡Dilo otra vez que te reviento!

A ver.

Más sencillo.

Yo tengo camisa verde,

camisa marrón,

camisa blanca o camisa...

Marrón. ¡No!

Más clarito, más beis.

A ver, ¿cuánta ralladura te vas a llevar, lo de siempre?

Pues media camisa blanca. Ea, dame 30 coliflores.

Pero... ¿coliflores?

30 euros, ¡gilipollas!

¡Arranca ya!

Joder, este barrio me está matando.

A ver, léeme la lista de los morosos.

Pues mira, Tito,

el Juanito el Callo te debe 50... coliflores,

de los nísperos del otro día.

El Trompeta te debe 20 coliflores.

Y el Bigote te debe 200.

Hostias, verdad, el Bigote.

¡Me cago en sus putos muertos!

Mira, coge el móvil.

Graba, que le voy a hacer un mensajito que se va a cagar.

Venga.

Venga, coño.

¿Estoy bien así?

La barba... Está bien, como siempre.

Venga, bien, eh. Aspecto fiero ahí.

Fiero fiero.

Bien.

Hola, Bigote.

Me cago en tus putos muertos.

Te dije que tenías hasta ayer de plazo

para que devolverme mis coliflores, pero... Corta.

(JADEA)

# Soy una mala apuesta,

# el último que siempre se va de la fiesta.

# Tengo todas las respuestas,

ninguna es la correcta. #

Ese soy yo hace seis años.

Era como tú, como todos ellos.

Soy la demostración perfecta de que con ganas, esfuerzo

y una dieta saludable se puede salir de ese agujero

gordo y grasiento en el que estás metido.

Mira, mira, mira.

Ahora soy una persona nueva,

una persona mejor; una sola persona.

Toca, toca, verás.

¿Qué? Lo notas, ¿no?

Pues aunque no te lo creas, tú también tienes todo eso

debajo de esas capitas y capitas de grasa.

Desde el cariño, eh.

Yo te puedo ayudar, Pedro, porque yo fui como tú.

Yo sé lo que se siente al bajar la mirada

y volver a verte el pene

después de haber olvidado completamente esa perspectiva.

Es maravilloso, Pedro, maravilloso.

¿Desde cuándo no te lo ves?

Pues no sé, pero yo lo que quiero...

Yo sé lo que tú quieres, Pedro; dejar de ser una montaña de basura,

que la gente no se sienta mejor al compararse contigo;

que dejen de usarte como punto orientativo identificable:

"Mira, por donde va ese gordo", "Justo al lado de esa foca,

de esa albóndiga, de esa croqueta, de ese tetudo"...

Ay, disculpa.

Tengo que comer a unas horas concretas.

Ahora se ha puesto de moda ser tolerante con la gente como tú.

Incluso se han inventado términos

como "gordibuena", "fofisano", "curvi"...

(RÍE)

¿Sabes quién se ha inventado todo eso?

Gente gorda que no quiere cambiar,

pero pregúntale a cualquiera de esos gordos orgullosos

si no venderían a su madre por estos pectorales.

Toca, toca... ¡No!

No voy a tocarte más.

Ya, ya, claro.

Es duro porque crees que para ti es imposible.

Y seguramente lo sea; desde el cariño, claro.

Pero yo te voy a ayudar, Pedro.

Tú y yo juntos conseguiremos librarte

de esa riñonera... ¡Mira!

¡A mí me la suda estar gordo, yo no tengo problema con eso!

Y para verme la polla tengo el espejo.

Lo que no quiero es que me dé otro infarto.

Yo no vengo para estar flaco, ¡vengo aquí para estar vivo!

Vale.

Muy bien.

Pero igualmente serán 50 euritos al mes, por adelantado, por favor.

(Música)

¿Qué pasa, Grasa? Yo soy Juan, del barrio.

Juan Napolitana, de toda la vida.

¿Napolitana... por el país?

No, por el dulce, quillo.

Ah, sí, vale.

Me ha encantado cómo le has hablado al payo maestro.

Bienvenido al colegio de gimnasia.

(Silbato)

¿Qué tal, croquetitas, estáis bien, listos?

Pues vamos a darle caña.

Y uno y dos, y uno y dos, y uno y dos.

Mira, te presento.

Ella es Paloma y él es Paco.

Yo soy Pedro el... Pedro.

Me encanta, Pedro; muy puro, muy rústico...

Muy bien, mis bolitas, pero más fuerte, ¡más fuerte!

Como mamuts. Desde el cariño, eh.

Es un colega del barrio.

Bueno, ya no, estoy buscando casa para mudarme.

Un cambio de vida y todo eso. ¿Sabes lo que te digo?

Te entiendo, compadre, el barrio es cosa mala.

-Bueno, figura, ¿y tú por qué estás aquí?

¿Tiroides, ansiedad, depresión?

Infarto del corazón.

Perfecto, redonditos míos.

Ahora imaginad que tenéis rodillas y... abajo, arriba,

abajo, arriba, abajo, arriba.

Pues encantada. Lo que necesites, ya sabes.

A ver, los cuatro jabalíes estos, menos hablar y más cintura.

Cintura, cintura, cintura, así...

Muy bien.

-Pase.

Como ve, es estilo "loft" neoyorquino;

concepto abierto, sin pared. La pared no se lleva ya.

Salón, cocina, baño y dormitorio en un espacio práctico y compacto.

Un lujo moderno urbanita.

A ver.

Mire.

Mire qué luz. Como de vela, ¿no?

Muy romántico.

Está todo muy bien aprovechado, muy versátil.

Mire, por ejemplo.

Parece un simple váter, ¿no?

Pues si bajamos la tapa, mesita de noche.

Es como vivir en una roulotte sin ruedas, ¿no?

Mire, señorita, es que seis pisos sin ascensor...

para mí no es, eh.

Esto es muy pequeño, ¿no? Eso es lo realmente cómodo, mire.

Desde la cama puede hacerse casi todo, está todo a mano.

Puede hacerse el desayuno sin levantarse,

y tiene acceso a la luz, a la televisión, al grifo...

Se limpia muy rápido, solo 1,5 m de suelo

y es muy, muy económico.

Vale, ¿y cuánto sería?

Dos fianzas y 1000 euritos al mes.

Está genial; tengo a dos personas más interesadas.

(Pitidos)

A ver, Ramón.

Kiamboga, Molonga y Kompopoa.

¿Qué significa lo que dice este ahora?

Aquí el gilipollas que dice

que medir nuestro peso en kilos delante del resto de la clase

nos puede resultar incómodo y ofensivo;

así que nos lo mide en pequeños poblados de África,

los que él calcula que podría alimentar con nuestra carne.

-Además el imbécil se los inventa todos.

Muy bien, Mari Carmen; Kolonkola y Gombongo.

Fieras, una cosa; estaba pensando

que hoy igual podríamos tener una noche de tíos,

una juerga de solteros, ¿no?

Ya sabéis, unas birritas, unas pibitas.

-Hoy es su primer día de trabajo, en general; de su vida, vamos.

¿Hoy, tiene que ser hoy?

Kutramombala y Doraimón. Gracias, Juanca.

Máquinas, por Dios, llevo casado 15 años, 15, joder,

y por fin soy libre para pegarme una buena juerga con mis colegas

y empezar a recuperar el tiempo que me robó... la cabrona esa.

Despedida de casado.

Va a ser legendaria.

Yo pago, yo pago.

Deberías ir, Pedro;

hoy empiezas de nuevo y es una bonita tradición

salir a celebrarlo con tus nuevos "coleguites".

Es que... A ver, lo del infarto y todo eso;

tampoco digo que te tengan que recoger mañana

en un charco de meado.

lo importante es que seas quien quieras ser:

el nuevo y civilizado Pedro.

-De puta madre, Brontosaurus,

vamos a desfasar esta noche en la discoteca. ¡Libres, coño!

Sin ataduras. Solos.

Sin nadie que nos espere en casa.

(CARRASPEA)

Katumbagua y Toikondó.

Ay, media África llevamos ya.

¿Y de qué es el trabajo ese nuevo?

-Conmigo, es... una fábrica.

-Ah. Joder, qué aburrido.

(Música)

(Cantan en inglés)

-Quillo, te van a hacer una entrevista.

Lo malo que es la jefa de los recursos de los humanos.

¿Quién? La bruja paya.

-¿Pedro Marrero?

¿No trae currículo ni nada?

No.

Me lo dejé en casa, Fani.

"Estefanía", si no le importa.

Bueno, pues hábleme de usted.

¿De mí?

Pues... soy un pibe sencillo,

tranquilote, del barrio de toda la vida.

Tengo... 33 años.

Soy capricornio.

Soy del Real Madrid.

¿Conocía usted nuestra empresa? ¿Sabía algo de nuestros productos?

(RÍE) ¿Del producto?

(RÍE)

A ver, sí, sí, sí, más o menos.

Lo que pasa que no sabía que lo hacían todo profesional.

Pero... esto es un chocho en lata de toda la vida.

En el barrio lo hacíamos con una lata de cerveza

una botella de medio litro;

a eso le enganchas seis o siete globos así, todo prensados,

y coges un cuchillito y le abres una rajita, pequeñita,

y eso queda así todo... Todo "realístico".

Eso lo hacíamos.

De pequeños.

Lo hacían.

Me contaron a mí.

¿Cuál diría que es su mayor defecto?

Pues yo creo que ninguno.

Eso dice la gente.

(Pitidos)

Bueno, cositas.

Detallitos.

¿Puede parar esa alarma?

Es que... no sé cómo se hace.

¿Cómo le gustaría verse dentro de 10 años?

Eh... Vivo.

¿Tiene algún teléfono al que pueda llamar para pedir...

alguna referencia?

¿Para pillar?

De algún trabajo suyo anterior.

Alguien que pueda hablar bien de usted.

Ah, sí, sí, sí. Apunte ahí.

635-882-999.

Muy bien, vamos a ver.

(Teléfono)

Pedro Marrero,

empieza hoy.

¿Sí?

¿Esto qué es, hermano?

¿Un chocho extraterrestre?

Sí. (RÍE)

Hay gente muy rara; sin querer ser racista te lo digo.

Él es José Mari, el encargado del almacén.

Le explicará el funcionamiento de la fábrica.

Como te he dicho, José Mari. -Sí, eh...

¡Bienvenidos al fascinante mundo

de los juguetes sexuales para hombres!

Aquí llevamos a cabo el proceso completo del producto:

diseño, fabricación, embalaje,

almacenaje y distribución de vaginas.

(RÍE)

Es un proceso delicado y difícil

que solo deben realizar profesionales;

así que no se acerque a esa zona.

Se quedará con Juan en la zona de embalaje.

(RÍE) -Metiendo los chochos en cajas conmigo.

-Bueno, verás que hay muchos modelos del producto.

No es lo mismo el Ébano 200 que el 1135.

-No es lo mismo un chocho moreno que el chocho de una señora mayor.

Claro, no es lo mismo.

Sigue tú, José Mari. -Vale, gracias, Estefanía.

Dios, qué tía más gilipollas, es que la odio a muerte.

Básicamente lo que debes hacer es coger las vaginas

y meterlas en sus cajas correspondientes,

con cuidado de no dañarlas, que son pequeñas obras de arte.

Mira, fíjate qué poros, qué textura,

qué caída del labio exterior, qué todo.

Este probablemente sea el mejor invento del ser humano;

ni las ruedas ni los antibióticos ni Internet ni hostias; este.

-No vayas. Pero es que...

No vayas, no vayas nunca.

Pedro, ¿te gustan las vaginas?

¿Qué? Las vulvas, digo.

-Dice esas porque las de carne y hueso no las ha tocado.

(AMBOS RÍEN)

-Porque hueso tienen, ¿no?

-Ni falta que hace, campeón, porque estas son mucho mejores.

Hazme caso, Pedro, que sé de lo que hablo.

Y no solo te lo digo como fabricante;

yo me masturbo mucho,

muchísimo, una barbaridad.

Vale, vale. Esta maravilla

de la ingeniería sexual que tienes aquí

cuida de mi pene y de mi corazón.

Yo quizá le pondría un pecho en esta parte;

es un proyecto que tengo, aún está en marcha;

pero bueno, se agarraría de esta manera, muy ergonómico,

y, bueno, pues ya puedes girar tú, girar la vagina...

Eso ya como tú vayas viendo. (RÍE)

¿Qué pasa? ¿De qué nos reímos? Lo digo totalmente en serio.

-Pedro Marrero, venga conmigo.

-Mi padre, papá, creó el producto hace mucho tiempo;

fruto un poco de la necesidad,

porque cuando mamá se quedó embarazada de mí

no quiso mantener más relaciones sexuales.

Una vecina la convenció de que el feto podía ver el pene.

-Eran otros tiempos.

-Papá era una persona sexualmente muy activa

y no podía soportarlo. Insistía a mamá día y noche

hasta que un día mamá, harta, le dijo: "Déjame en paz,

cava un agujero por ahí y la metes".

-Y así nació el imperio; una historia preciosa.

-Todos nuestros productos son moldes originales

de actrices porno americanas;

todos menos este.

El producto más vendido de nuestra historia:

la Mari Carmen 001.

La réplica de la vagina de mamá.

Un regalo que papá le hizo a ella pero también al mundo en 1987.

Mira, pruébala.

¿Pero quieres que...? Claro, mete el dedo,

es que la textura es espectacular. -Es espectacular, me encanta.

-¿Qué?

¿Qué te parece? Sinceramente.

Está bien. Pero mete más el dedo,

mete hasta el nudillo.

-Maravilloso, ¿no? -Por eso se hizo millonario.

-Somos la empresa líder en el sector.

-Ahora yo he heredado la empresa y quiero seguir haciendo historia.

-Y lo seguirá haciendo.

-Papá era muy mayor, pero yo voy a modernizarla.

Pero las vaginas siguen siendo igual que siempre, ¿no?

Pero es que no solo somos vaginas.

Que llegas un día a casa cansado del trabajo,

sin ganas de nada,

con ganas de relajarte sin esfuerzo...

Te presento el No-Hands-Job 21,

To Anyone.

Realidad virtual, redes sociales, RRSS.

Y mi propuesta estrella,

hacer moldes vaginales de grandes mujeres de España:

Ana Pastor, Rosalía, Inés Arrimadas, Chenoa...

Fani ya está en eso. -Sí, sí, estamos en ello.

-Otra de las novedades que quiero introducir

es la publicidad:

televisión, cartelería, Internet.

Y ahí es donde queremos que entres tú.

¿Yo? Sí.

Sí, enhorabuena, porque tienes la imagen perfecta

para ser nuestro cliente tipo, nuestro "hombre vagina".

-Hay que cambiar eso, el nombre, a lo mejor.

Pero ¿y esto para cuándo sería? Hoy mismo.

No, hoy me viene muy mal.

Eh... Aparte, no sé ni qué tengo que hacer.

No tienes que hacer nada;

solo tienes que ser imagen, posar con nuestros productos,

sonreír satisfecho y cobrar un incentivo.

-Un buen dinero extra, y usted parece que lo necesita.

-Te voy a decir una cosa, Pablo. Pedro.

Pedro, Pablo... Es que justo es eso lo que te quiero decir,

que eso da igual,

ahora mismo eres solo un tío gordito del almacén,

con un nombre que empieza por P; pero tras esta segunda oportunidad,

vas a ser el nuevo Pablo. (SUSURRA) -Pedro.

-Mira, yo soy muy joven, pero no soy tonta.

-Para nada;

de hecho, tiene un coeficiente muy por encima de la media.

Y además es muy guapa.

-Yo voy a hacer las cosas bien.

Esta aquí Michael McAwel, el fotógrafo de las Kardashians,

el mejor, "the best".

Voy a invertir una millonada en que todo el mundo conozca esa cara.

Que cada conductor solitario

que vea una valla publicitaria cuando vaya por la autopista

o que ojee un periódico deportivo,

que cada adolescente que se meta en una página porno

con su pene en la mano, vea esa cara.

¿Hablas inglés?

No.

(HABLA EN INGLÉS)

(HABLA EN INGLÉS)

"Oh, my God".

(HABLA EN INGLÉS)

(HABLAN EN INGLÉS)

(HABLA EN INGLÉS) -Necesito que seas sexi y sonrías.

(HABLA EN INGLÉS)

-Necesito que disfrutes con la vagina.

(HABLA EN INGLÉS) -Mírala, sostenla.

(HABLA EN INGLÉS) -Mírame, muy bien.

Eres muy sexi, muy sexi.

(HABLA EN INGLÉS) -Te ves muy bien así.

(HABLA EN INGLÉS) -Eres fabuloso.

-"Fantastic". -Fantástico.

(HABLA EN INGLÉS) -Necesito que pongas

los dedos dentro de la vagina.

(HABLA EN INGLÉS) -Muy bien, así.

-"Another time". -Otra vez.

-"Great". -Muy bien.

(HABLA EN INGLÉS) -Tócatela por la cara.

(HABLA EN INGLÉS) -Eres fantástico,

me estás poniendo mucho.

(HABLA EN INGLÉS) -Tienes muy buenos pezones.

(HABLA EN INGLÉS) -Maravilloso.

-"Smoke, please". -Humo, por favor.

Muy bien.

-"It's magical". -Es mágico.

(HABLA EN INGLÉS) -Eres un fantástico tesoro.

(HABLA EN INGLÉS) -Disfrútalo.

(HABLA EN INGLÉS)

(RÍE)

-Ríete muy fuerte.

(HABLA EN INGLÉS) -Ríete más fuerte.

(RÍE)

Ríete más.

(RÍE) Perfecto.

Así, muy bien.

(HABLA EN INGLÉS) -Eres muy sexi, muy sexi.

-"Fantastic". -Fantástico.

(HABLA EN INGLÉS) -Me estás poniendo mucho.

(HABLA EN INGLÉS) -Eres un Triceratops maravilloso.

(HABLA EN INGLÉS) -Eres fabuloso.

-"Fantastic". -Fantástico.

(HABLA EN INGLÉS) -Me estás poniendo mucho.

(HABLA EN INGLÉS) -Me pones muchísimo.

(HABLA EN INGLÉS) -Me estoy enamorando de ti.

(HABLA EN INGLÉS) -Mírame.

(HABLA EN INGLÉS) -Mírame.

(HABLA EN INGLÉS) -Que me mires, a mí.

(HABLA EN INGLÉS) -Mírame.

(HABLA EN INGLÉS) -Soy un profesional,

necesito que me mires cuando esté hablando.

(HABLA EN INGLÉS)

-¿Qué está pasando? No puedo con esto.

(HABLA EN INGLÉS) -¿A quién estás mirando?

(HABLA EN INGLÉS)

-Orlando, necesito cocaína y un té verde.

(HABLA EN INGLÉS) -No puedo hacer esto.

Bueno, pues... ¿Usted no tenía que irse?

¿Eh?

Sí, perdone, ¿esto me lo pagan hoy?

No.

-¿Cuánto tiempo llevará ahí?

Yo no tengo tiempo para esto ahora.

Paco.

¿Qué estás haciendo, hermano?

Sois vosotros.

Ya... La puntualidad en el culo, eh.

-Perdona, se nos ha echo tarde en el curro;

pero estamos contigo a muerte, eh.

-Ah, no importa, da igual.

Me da igual todo ya.

Ahora solo tengo que subirme aquí

y quitarme la vida.

Y no me lo intentéis impedir, os lo pido por favor, ¿vale?

Por favor.

Hermano, tú sabes que eso no vas a saltarlo en la puta vida.

¿Que no voy a saltar?

Me cago en mi padre, Pedro, claro que voy a saltar.

(PACO SOLLOZA)

(LLORA) Echo de menos a Patricia.

Y haberme emborrachado no ayuda nada, nada, nada.

Yo no puedo vivir sin ella, Pedro.

Qué asco, loco, huele a pota.

Dile algo. ¿Y qué le digo?

Yo qué sé, lo del divorcio.

Mira, Paco, esa piba no valía para nada.

A ninguno de los dos nos caía bien.

Mira, Juan va a estar toda la noche buscándote una piba.

Hoy va a ser el primer día de tu nueva vida.

No, Pedro, que no, joder.

Que yo ya estoy mayor... para empezar de nuevo...

Y encontrar a alguien.

Mírame.

¿Quién va a quererme a mí?

Conmigo se podrían alimentar cuatro poblados pequeños de África.

Cuatro.

Mi mejor momento ya pasó.

Ahora se me pone morcillona, un poco, a veces, tampoco...

Yo solo quería ponerme fuerte, como Vin Diesel,

y raparme, y ponerme un pendiente,

y comprarme un coche.

¡No sé, lo normal!

(SOLLOZA) Pero es que me he puesto un objetivo un poquito alto, coño.

(LLORA)

Y ahora ni siquiera tengo flexibilidad

para subirme aquí y matarme.

¡Mira, Paco, me suda la polla!

Pedro... No, en serio.

Problemas tenemos todos; yo también tengo los míos.

Pero que yo no tengo a nadie. ¡Ni yo tampoco!

Estoy en un mundo "to" nuevo "pa" mí y me siento un gilipollas.

Llevo todo el día currando, haciendo el ridículo

y me van a pagar dentro de un mes.

No tengo donde ir, no tengo casa.

Estoy todo el día que me va a dar un infarto

y no hago más que pensar en eso, ¡"to" el rato, "to" el rato!

Mi vida sí es una puta mierda

y aun así estoy haciendo todo lo posible para no morirme.

¡¿Qué haces, qué haces?!

¿Qué haces?

Perdón, perdón. (JUAN RÍE)

(RÍE)

(LOS TRES RÍEN A CARCAJADAS)

Te vale cualquier cosa.

¿Estás llorando, riendo, qué estás haciendo?

No lo sé.

(LOS TRES RÍEN A CARCAJADAS)

Venga, venga, venga.

Vamos para casa, Vin Diesel.

¿Por allí? No, para allá.

(LOS TRES RÍEN A CARCAJADAS)

-Yo conduzco.

(LOS TRES RÍEN A CARCAJADAS)

(TOSE) Vaya, vaya, eh.

Chicos, chicos, un poquito de atención.

Miradme todos, por favor.

Mirad mi cuello.

Es como el de una gacela, ¿verdad? Terso, firme, musculado.

Y ahora mirad las bufanditas de tocino de vuestros compañeros.

Pues bien, el objetivo de este ejercicio es pasar

de esa papada de pelícano a este cuello de cisne.

Venga.

Este tío es gilipollas.

-Yo creo que esto le sirve más a él como terapia

que a "nosotres" como... Lo que coño sea esto.

-La gordura está en el cerebro, primo.

Paco, ¿quieres que salgamos esta noche a...?

-¿Y eso qué es, epilepsia?

-Así bailamos la juventud de hoy en día.

-Pues por eso no voy a volver a salir nunca más.

No, después de la otra noche estuve pensando y...

A partir de ahora voy a hacer las cosas bien.

Se acabaron las despedidas de casado, Vin Diesel

y las hostias en vinagre.

Eh, si se pudiera donar papada, seríais héroes;

pero no; así que trabajad bien ese tercer moflete

y puede que algún día tengáis barbilla.

-No debería venir sobria a estas clases.

-A partir de ahora voy a vivir con lo indispensable.

Las cuatro uves:

un vehículo, un váter y wifi.

Oye, Juan, coloso, una cosita que te quería preguntar;

¿tú por casualidad no sabrás de un coche "barato"?

Ya sabes.

-Ese guiño con el ojo tuyo es racismo puro.

Oye, Paco, yo te puedo conseguir en el barrio un coche bueno.

No, no, no, no. Chicos, no, no, quita.

No; no habéis entendido el sentido de este ejercicio.

No es un masajito de cuello flácido;

son golpecitos, ¿vale? ¡Golpecitos!

Papada, fuera para siempre, babero de cebo. Golpecitos. ¿Entendido?

(SUSPIRA) Muy bien, muy bien.

Prueba conmigo. Ignora la firmeza de mi cuello, venga.

(Música)

-Ay, perdone.

(VOZ QUEBRADA) No, no, no, estoy bien.

No tengo papada protectora y por eso pasan estas cosas,

pero... Ese es el concepto. Muy bien.

-Pedro, ¿tú crees que podría tener el coche hoy mismo?

-Illo, Grasa, estás todo loco.

¿Cómo vienes al barrio así? Te van a reventar.

¿Este es el carapolla que quiere mi coche?

-Eh, sí... ¿Qué tal, crack? Me llamo Paco.

-Me importa un carajo, carapolla. Mira, acabas de triunfar, "pisha".

Esto es una auténtica máquina "automovilísmica".

Escúchame, un clásico callejero, una puta bala.

-Una puta mierda.

-¡¿Por qué hablas?! Me cago en mis muertos.

Escucha, este coche está perfecto, de verdad.

Este coche... Habla solo, compadre; te dice:

"'Ira', 'shosho', ven compadre, que te voy a llevar al 'polígamo',

'quillo', del tirón, compadre".

Y también te dice por otro lado: "Como me mires de reojo otra vez,

te 'vía' a pegar una 'puñalá' en la 'guyular' que te dejo frito".

-Perfecto, sí, sí, justo lo que estaba buscando, sí.

-Según a quien lo mire, ¿no?

A la policía le dice: "Por favor, párame,

que seguramente soy robado y haya tela aquí de droga;

lo que seguro que no hay es la ESO".

-¡¿Te quieres callar ya?!

-¡Que te calles tú, coño, y saca esta puta mierda ya de aquí!

Tú no te preocupes, están siempre así.

Doce años llevan, tienen tres hijos ya.

-¿No tienes otras cosas que hacer?

Escúchame, compadre, ¿a ti te gusta de rezar y eso?

¿Tú eres "regilioso" de esos?

-¿Qué, yo?

(TITUBEA) No sé, no sé.

Vamos, que lo que tú prefieras, fenómeno, pa mí todo está bueno.

-Pues mira.

Mira, el coche este era de una vieja del barrio

y lo tiene todo decorado de santos, vírgenes,

todo estampitas de esas, ¿vale?

Ah, y esto.

(Música alta)

¿Ves, escuchas, compadre? ¡¿Escuchas, compadre?!

¡Eso suena siempre, no se puede bajar!

¡No se puede bajar ni cambiar la emisora

ni apagar la radio! Eso está siempre puesto, ¿vale?

Quitando eso y un ruidito que hace cuando sube las cuestas...

El coche está nuevo. A 600 euros te lo dejo por venir con el Grasa.

-Di que no, que esta mierda no vale ni 300.

-Illa, tú eres tonta, ¿no? ¡¿Eh?!

Venga, 300 pavos.

-¡Venga, cómpralo ya, coño!

-Vale... ¿Podría darle una vueltita para probarlo?

-¿Estás de desconfiado conmigo o qué?

-No, crack, por Dios, claro que no.

Poca gente he conocido yo que me transmita tanta...

Venga, Cristian, deja que lo pruebe.

Mira la cara que tiene, no te lo va a robar.

-Pero tú te montas con él y lo controlas,

que ya no me fío de "naide" en el barrio, "pisha".

(Ladridos)

-¡Te quiero, gilipollas! -¡Y yo a ti, mongola!

(Ladridos, música)

¿Qué haces, por qué te paras aquí?

-¿Tú sabes qué es esto, Pedro?

Esto es el picadero más antiguo de la ciudad.

Y aquí solo viene a follar quien tiene algo que esconder.

¿Qué me quieres decir con eso?

-¿Tú qué crees, ciclón?

Aquel coche,

es el de mi mujer, Patricia.

Está con alguien y no soy yo.

¿Esa es tu mujer? (ASIENTE)

¿En serio? -Sí.

La hija de... ¡Mierda, mierda!

Coño, puta radio...

Tú disimula, eh.

¿Pero qué haces? ¿Pero cómo disimulo?

-Coño, Pedro, estamos en un picadero,

haz como que... Te estoy haciendo una felación.

¿Qué? -¡Que te la estoy chupando, coño!

¡Joder!

-Vale, vale, a ver, cuéntame qué ves, "champion".

A ver, pues... Yo qué sé, nada.

-¿Cómo que nada? Algo verás. Cuéntamelo todo, coño.

No sé, Paco... Está ahí, de pie.

-Vale, vale, vale.

Vale, ¿pero la ves... Tranquila?

¿O... Igual un poco arrepentida?

Yo qué sé, Paco.

Ah, espera. Está saliendo un chico del coche.

-¿Que acaba de...? Me cago en...

Es... ¿Es mejor que yo?

No sé, es bajito, tiene barba.

Es pelirrojo.

-Joder, tío, lo sabía, lo sabía.

Siempre le gustó el Ed Sheeran ese.

Pedro, ¿tú crees que...?

¿Tú crees que han follado?

Pues yo qué sé.

¿Qué tengo que ver para saber si han follado?

-¡La actitud, Pedro! La actitud de recién follados,

coño, las miraditas, los "ay, qué bien ha estado"...

Joder. Mierda, mierda, están mirándome.

-¿Crees que me han pillado?

No lo sé, pero tú no mires más. No mires más.

-Vale, vale, vale.

-Paco.

Paco. ¡Paco, que te he visto!

-Joder, Patri. -¿Qué coño haces?

-Qué casualidad. -Déjate de mierdas, Paco.

Llevas días siguiéndome. -¿Qué dices?

Yo no te estoy siguiendo, loca, por Dios.

-Ah, ¿no? -No, no.

-¿Entonces qué estás haciendo aquí precisamente ahora?

-Ah, pues... No, nada, yo estaba aquí...

Bueno, estábamos... Nosotros estábamos...

Te estaba siguiendo.

-Qué vergüenza.

-No, ¡vergüenza no! ¡Vergüenza no!

No, ¡vergüenza tú, artista! ¡Vergüenza, tú!

(TITUBEA) A ver... Aquí a un picadero con mi mujer.

-Exmujer. -Ay, Paco, ya, deja el "show".

No estamos juntos. -Ya lo sé.

Pero ese hijo es mío y sinceramente no me parece

el mejor momento para que vengas a un picadero con... Este.

-Mira, "este" es Alejandro, y lo conociste en la oficina.

Es mi mejor amigo gay del trabajo.

-Bueno, yo en realidad no soy gay.

-Claro, sí, ¿y qué hacéis aquí en un picadero?

-Primero, no es asunto tuyo;

y segundo, aquí recibo las clases de preparto, gilipollas.

-Claro, sí, claro... Y vienes a las clases con él.

-Sí, sí, lo necesito.

Yo necesito una figura de apoyo; aquí hay que venir en pareja.

-¿Y eso no se supone que debería hacerlo el padre?

-Debería, pero no creo que tú seas la persona idónea para esto.

-Mira, dile a tu amigo gay que se largue.

-Que yo no soy gay, soy sensible. -¡Que te calles!

Mira, Patricia, yo soy el padre de ese niño, ¿vale?

Tengo el derecho y el deber de estar preparado al llegar el momento.

Me da igual lo que digas, voy a entrar a esas clases contigo.

-No, Paco, no, yo no quiero ni que me toques.

No quiero entrar a las clases contigo

y no pienso hacer los ejercicios contigo.

¡No quiero!

Alejandro es y será mi pareja y mi compañero para estas clases.

¿Está claro?

-Soy su pareja, llevo semanas haciéndolo.

-Patri, ¡Patri!

¡Patri, yo voy a entrar, eh!

¡Voy a entrar!

¿Qué?

-Qué vergüenza.

-Ese es mi hijo.

Yo creo que yo también tengo derecho a formarme,

a prepararme, ¿no?

Como padre.

-Claro, lo que pasa es que...

-A ver, ella ha venido con un amigo;

pues yo vengo con otro, y ya está,

y así cada uno pues aprende...

su parte del proceso.

-Pues tienes... Tienes razón.

Venga, vale, vamos a seguir.

Vamos a darle la bienvenida a Paco

y a su amigo, que hoy hará de mujer embarazada...

Pedro. -Pedro, muy bien.

Pedro, bien. Venga, vamos a comenzar.

Los papás van a agarrar la barriguita de las mamás

y ahora todas y todos vamos a respirar profundamente.

Eso es.

Eso es. Hoy vamos a aprender a acompañar la respiración

con la potencia necesaria para dar a luz.

-De puta madre.

-¿Sabíais que hay evidencias de que los tenistas al gritar

mejoran su rendimiento al golpear?

No estoy inventando nada, está científicamente comprobado.

Aumentan su velocidad hasta un 5 % en el lanzamiento,

ahí es nada.

Así que ahora todos y todas, sin perder la concentración...

(GRITA)

Otra vez.

Vamos, inspiramos y...

(TODOS GRITAN)

-Joder, Pedro, hazlo un poquito más fuerte

que no se nos oye... -Venga, vamos, cogemos aire,

inspiramos y... -Ahí, con fuerza.

(TODOS GRITAN) (GRITA MUY FUERTE)

(GRITA MUY FUERTE)

(GRITA MUY FUERTE)

-Ya está, ya está.

Patri, Patri.

Tu amigo gay te está oliendo el pelo

y se te está pegando mucho por detrás, que lo veo;

te tiene todo el paquete pegado a las lumbares.

Eso no está bien, Alejandro, eso no es muy de gay.

-Que yo no soy gay. -Mira, Paco, cállate, ¿sí?

Me estás dejando en ridículo.

-Patricia, creo que yo debería ser el padre

durante todo el proceso, ¿eh?

De hecho, creo que deberíamos volver.

Intentarlo de nuevo, hacer las cosas bien.

-Mira, Paco, tú te gastas unos huevazos de este tamaño.

¿Ustedes quieren saber qué hizo este, padre de mi hijo?

¡Me dejó, el mismo día que escuchamos

el latido del corazón!

En la misma consulta, delante del ginecólogo.

¿Qué?

¿Tú ves, Patri? Eso yo no lo haría.

-Vale, vale, la cagué.

La cagué.

Me asusté un poco.

Pero yo te quiero.

Te quiero más que... Mira, Paco, eres un gilipollas.

Pedro... ¡Pedro!

(Música)

-Buenos días.

(Música)

-Somos el mayor fabricante de juguetes sexuales para hombre,

pero queremos crecer más.

Por ello vamos a crear una línea de productos gourmet

inspirado en grandes mujeres de este país.

Por eso necesitaríamos un molde de su...

Oh, Dios mío, qué locura.

(Música)

(Llaman a la puerta)

-Jefa, perdone, Rosario Macarena ha llegado,

la espera en su despacho.

-¿Rosario Macarena de España? -Eh, sí, supongo.

(ESTEFANÍA HIPERVENTILA)

-¿Qué le pasa, jefa?

¿Está bien?

(ESTEFANÍA HIPERVENTILA) -¿Se encuentra bien?

(ESTEFANÍA HIPERVENTILA)

-¿Ahora qué coño le pasa?

¿Qué pasa aquí? -Me cago en...

Está poseída por el demonio.

-Le he dicho que ha venido Rosario Macarena,

se ha puesto como una puta energúmena y la odia a muerte.

¿Pero quién es Rosario Macarena? -Rosario Macarena de España.

-Qué leyenda.

Vale, jefa, relájese. Tranquilícese y respire hondo.

-Que no puede. Es como decirle a un payo

que se está muriendo que no se muera.

-Vale, callaos, ya sé lo que tengo que hacer.

(HIPERVENTILA) (GRITA)

¡Tranquilícese! ¡Jefa, respire, respire tranquila!

¡Respire conmigo! Quita, quita, coño.

¡Quita, quita!

-Bueno, yo creo que me voy, que no me pagan para esto.

A ver, jefa, tranquila. Míreme.

Tranquila.

Esto parece una gilipollez, pero funciona, ¿vale?

# Soy una mala apuesta,

# el último que siempre se va de la fiesta.

# Tengo todas las respuestas,

# ninguna es la correcta.

(JUAN Y PEDRO) # Y yo solo voy sobreviviendo... #

-¿En serio?

# Pero esta partida voy perdiendo.

# Me sigue la muerte # y yo corriendo,

# ya me está cogiendo.

# Y yo solo en mi habitación,

# queda pólvora en ese rincón;

# pólvora que me da taquicardia

# en el corazón... #

(SUSPIRA)

-Tenía que ser ella, joder. ¡Joder!

Tranquila, jefa, esa señora es una persona normal.

No es un Velociraptor.

Usted tiene que entrar ahí y soltarle toda la movida.

-Es una leyenda, Rosario Macarena de España, la voz de Dios,

la tonadillera más grande viva.

No puedo, joder, me va a dar un ataque.

Me voy a quedar en blanco.

Yo me voy a mi despacho. Que no, que no.

Que no se achante.

Mira, vamos a hacer una cosa. Yo le hago la cobertura sin mosca.

-¿Qué?

Pues que Oliver Atton sin Tom Baker no sería nadie.

Yo sería Tom Baker. -¿Qué?

Que yo entro con usted y le doy apoyo.

-Vale, vale.

¿Qué tal estoy? Está perfecta, mami.

Muchas gracias por estar aquí, señora de España.

Eh, usted es todo leyenda.

Nosotros somos máximos ídolos suyos, ¿verdad?

(ENTRE DIENTES) -Claro, sí...

-Bueno, a ver, niños, ¿este negocio de qué es?

Tengo una mijilla de prisa, ¿qué me queríais contar?

-Propuesta.

-¿Qué le pasa? ¿Está bien? Sí, sí, tranquila.

Jefa, ¿se lo digo yo?

Vale.

Esto es un... Una propuesta.

Es un... buen "business".

Nosotros somos una empresa de...

Bueno, y que me alegra decírselo delante de estos...

-Ay, sí, sí, perdona, mi alma.

Este es mi yerno, el Iván,

que lo he contratado de guardaespaldas

porque anda un poco desubicado;

acaba de salir de la cárcel, tú sabes.

Y este es mi nieto el chico, el Regañita.

Mira qué guapo es, ¡que te como las entrañas!

Vale.

Eh... Es una propuesta un poco "arriesgosa",

pero es interesante, la verdad.

Nuestra empresa es de...

(CARRASPEA)

Es la mejor del mundo.

(TITUBEA)

De consoladores de hombre.

O sea, para que los hombres...

-Shh... Shh... Un momento, un momento, vamos a ver.

¿El qué?

A ver, desde el respeto más profesional...

Son vaginas.

Hacemos... Vaginas aquí, de lata.

Las vaginas más famosas del mundo.

Y ahora queremos hacer una línea de vaginas "gurmetes" españolas.

Vaginas de España.

Y usted tiene una vagina... Legendaria, española, ¿no?

Nos gustaría mucho tenerla aquí.

Siento que no haya conseguido la vagina de España.

-Sabía que iba a decir que no.

Esto es una propuesta suicida.

Está claro que ninguna va a decir que sí nunca.

Gracias, señor Marrera.

(Pitidos)

¿Por qué se pone tantas alarmas?

Mire, jefa, yo le mentí con eso de que no tengo defectos.

Y esto no es un reloj.

Tengo un defectillo del infarto y me pusieron esta pulsera,

que suena cuando se me acelera el corazón.

(Música)

-Madre mía.

-Hay gente muy rara; sin querer ser racista lo digo.

Coño, con los ruiditos.

-Bueno, me voy a casa. Sí, claro.

Buenas noches.

(Música)

-Buenas noches.

A estas alturas esperaba que estuviera usted muerto

y medio descompuesto en un descampado, señor Marrero.

Asombrosamente ha mejorado en muchos aspectos;

cosa que me alegra relativamente.

Me lo estoy tomando en serio, doctor.

Bueno, bueno, no se venga arriba,

que todavía sigue en zona de riesgo.

Vamos a repasar los datos que su pulsera ha guardado

durante la última semana.

Registra automáticamente los momentos más críticos

de su ritmo cardiaco, así podremos deducir

qué situaciones lo producen para evitarlas.

Joder.

La pulsera nos dice cuándo ha sonado la alarma,

el día y la hora.

Vale.

Por ejemplo...

¿Qué delito estaba usted cometiendo el lunes 14 a las 18.35?

¿El lunes?

Estaba haciendo ejercicio, en el parque.

A veces me pongo todo loco y me creo Cristiano Ronaldo.

Y por eso empezó a pitar eso.

Ejercicio.

Ya.

Yo tengo que fortalecer las lumbares, hermano,

que ya he hablado con el Yoni me las va a tatuar.

-¿Qué te vas a hacer al final? Todo grande, ¿no?

-Sí, tío, todo grande. Mira, me quiero hacer...

Aquí un unicornio todo petado saliendo de aquí, ¿vale?

Pero pequeño; un unicornio poni.

Y sale como relinchando, como un dragón,

pero en vez de fuego, sale un arcoíris

que me está dibujando por arriba un símbolo de infinito.

Y en lo alto del unicornio,

dos marineros súper musculosos, abrazados en plan hermanazos.

Y al lado, un motorista bebé diablo con fuego.

Por un lado lo que es el unicornio y arcoíris,

y por otro lado, fuego; dos mundos todo distintos.

-Guapísimo, hermano. -El Yoni es un máquina, tío.

Venga ya, Napolitana, no seas cagón.

Quillo, que son muy hijos de puta.

Yo voy a estar contigo. Es ahora o nunca.

Toma, "bro". Hazme una foto para Instagram.

-Espera, date volumen...

Mola, ahí va el rollo.

-Juan.

-¿Qué haces aquí? -Te la estás jugando, Grasa.

-Y más viniendo con el parguelas moreno este.

Escúchame, Spice Girl. Juan se llama.

Y quiere deciros una cosa desde el respeto y sin violencia.

Así que un poquito de tranquilidad, por favor.

Dale, Juan. (RÍE) Pero si este no sabe ni leer.

-Queridos el Chuste, el Yamaha y el Carmelo Timotei,

que eres mi hermano mellizo.

-¿Este qué es, el que se comió todos los bocatas?

-Quiero pediros que no me hagáis más el "bullin"

cuando pase por el parque.

-Ay, pobrecito, joder.

¡Cállate ya!

Se está abriendo "to" el corazón, el pibe.

Tengo que dar un rodeo para no pasar por aquí y...

-¿Y qué? No te viene malamente, ¿no?

-Primo, eh, que ya casi se te ven los gemelos.

¡A ver, señores! Ya está, por favor.

Yo no me meto con los que solo estáis fuertes por arriba

ni con las camisetas de 50 euros que después cortáis "to" enteras;

así que desde el por favor os pido un poco de civilización.

-Al final te vas a llevar un bofetón. ¿Sí?

Sí. Tócalo.

¿Cómo?

Venga, tócalo.

Pedro, Pedro, sin violencia.

-Si yo en verdad lo hago por encajar.

Pues venga, un abrazo a tu hermano.

¿Qué? ¡Venga, un abrazo!

(HABLA ENTRE DIENTES)

(HABLA ENTRE DIENTES)

-¿Te importa que coma? No, no.

Le ofrecería, pero puede reventarle el corazón.

A ver, el jueves...

Tuvo usted un pico bastante interesante.

Ah, sí, sí, sí, ya sé cuál es.

Es que vino una amiga a casa y estuve ahí con ella.

¿Una amiga?

¿Que estuvo usted, copulando, no?

Ahí empujando, haciendo el gamberro, ¿no?

Ahí dale que te pego... (RÍE) Ahí.

Pues muy mal hecho, muy mal hecho.

Es muy peligroso para su salud.

Cualquier exceso físico puede matarle, ¿lo entiende?

"Ecco", esto está finiquitado.

Se llama "Arrivederci, piccola tartaruga".

¿Qué tal por la mía espalda?

Está de puta madre, hermano. Soy un genio.

-Pedro, relájate. Llevas horas apretando las nalgas.

¿Qué te pasa, estás bien?

Sí, perdona, es que estoy un poco nervioso.

¿Por qué, por la chica esa del trabajo?

-El nervio es bueno, te endurece el pene.

-Tranquilo, te va a decir que sí. No, si es que no es eso.

Es que hay cosas que nunca he hecho.

Ay, Dios, no me lo creo. Eres virgen.

No, no, yo he follado bastante ya.

Lo que pasa que... siempre ha sido con chicas que no besan en la boca.

Ah, prostitutas.

-Espera, ¿me estás diciendo que aprietas nalgas

porque nunca has besado a una chica?

Sí, y no sé cómo lo voy a hacer.

Eso es maravilloso, Pedro, es puro Disney.

-Oh, el hipopótamo que no sabía besar;

sería un éxito de merchandising.

-Claro, los marginales no besáis.

Si yo sé cómo es más o menos; lo he visto en las películas y eso.

Lo que pasa es que nunca lo he hecho.

Pues yo te enseño. ¿Eh?

Sí, por suerte para ti, soy una mujer con mucha experiencia en esto.

-Muchísima. -Y te digo una cosa...

El beso es mucho más importante de lo que la gente piensa.

O sea, es... el "password" que te permite iniciar sesión;

la puerta a Narnia.

Si no funciona el beso, no funciona nada.

-Espera, yo tengo una performance llamada "El beso matutino"

que te puede orientar un poco.

-No es difícil, Pedro.

Hagamos una práctica, tú y yo, entre colegas.

Para empezar, pegas tus labios a los suyos suavemente.

Venga, dale. ¿En serio?

Venga, vale.

Que no sé, no sé...

A ver, cuidado, así, así; cuidado con dientes, eh, blandito.

-Eso es. -Perfecto.

-Ahora abre y cierra la boca

como si te estuvieras comiendo un helado.

-Así, como bebiendo agua de una "fontana".

-Eso es, muy bien.

Muy bien, mira; primero, pégate blandito;

segundo, abre y cierra; tercero, la lengua.

-La lengua, eh; la lengua atraviesa la clave.

-Sí, es muy importante controlar el porcentaje de lengua que vas a meter.

No es lo mismo esto... Que esto.

Lo ideal es quedarte más o menos en medio.

¿Y después qué hago, doy vueltas o hago así?

¿O más vueltas?

Vueltas, y luego ya te dejas llevar.

Venga.

Venga.

Así, muy bien. Ahora vuelta.

Menos... Menos lengua.

Suave, sensualmente.

-"Bravissimo, Piero, bravissimo".

¡Mete la lengua esa perra de fuego!

Oh, está funcionando, porque estoy "molto" bellaco.

-Muy bien, muy bien, ya lo tienes.

(SUSPIRA) Bueno, esto ha sido la base a nivel técnico.

Así no vas con tensión.

Este ha sido tu primer beso frío y didáctico;

cuando se lo des a ella, procura relajarte,

cierras los ojos y te dejas llevar.

Verás que vas a sentir cosas increíbles.

(ACENTO ITALIANO) ¿Si quieres probar otra boca

para encontrar tu estilo?

No, no... ¿Seguro?

Yo creo que lo tengo.

Pero otra cosa, ¿y cómo sabré cuando ha llegado el momento?

Bueno, hazme caso, lo sabrás. Ella te va a hacer una señal.

Una señal. A ver, mira, Piero...

(ACENTO ITALIANO)A lo mejor necesita verlo desde fuera, pero cerca.

Paso 1, la boca así, como si te hubiera picado una abeja.

Paso 2...

"Vieni qua".

El viernes tuvo usted el pico más alto de todos

con mucha diferencia.

Aunque con su radical cambio de vida,

lo mismo estaba usted corriendo una maratón

o salvando a un niño de un incendio...

Eso fue en la fábrica; un día duro de trabajo.

¿En el trabajo?

Se lo está usted tomando en serio, ¿no, señor Marrero?

Ni se lo imagina, doctor.

¿Está preparada? Vale.

Instalarle un pecho aquí,

de tal manera que el usuario la agarraría de esta forma

y, jefa, un segundo, escúcheme, creo que lo más importante

de este trabajo es entender al comprador,

meternos en su mente, suplir sus necesidades,

por raras que parezcan;

como la vagina pixelada con tentáculos que sacamos en Japón,

que lo petó, ¿lo entiende?

-No, José M no; el truco está en hacer sentir bien al cliente.

Por eso a la vagina más pequeña le ponemos la talla XL,

y de ahí para arriba.

Lo bueno de que sea un producto para hombres,

es que es un cliente muy básico y que además que...

¿Qué significa esto?

-Yo qué sé. -¿Pero quiere decirme algo o...?

-¿Yo, a usted?

(Pitidos)

-Pedro, es ahora o nunca.

No digas eso.

Vale, pero tú pon la música.

Sal primero y después pongo la música.

Joder, ¿están mirando?

Sí. -Madre mía.

-Están mirando, sal ya.

Cuenta hasta tres.

¿Qué? Que cuentes hasta tres.

Salgo y pones la música.

Venga. Uno, dos, tres.

(Música electrónica)

(SUSURRA) Esa no es la música.

(Va cambiando de canción)

(Música lenta)

Bueno, voy a ir un momento a por un café, o al baño, no lo sé.

-Díselo ya, cojones.

Bueno, pues después de esta última prueba,

podemos deducir que lo que más le afecta,

cuando más sufre, es con la actividad física.

Puede vestirse.

Lo está haciendo muy bien;

pero su estado sigue siendo delicado.

Siga medicándose y cuidando la alimentación.

Va por muy buen camino,

pero no haga ningún esfuerzo físico hasta que esté mejor.

¿Lo entiende?

Claro que sí, cero esfuerzo físico.

Es que tengo una cita ahora. Ah, suerte.

Gracias, doctor.

(Cantan en italiano)

Está muy guapa.

Tarda muchísimo ese semáforo, eh.

¿Dónde estamos?

Este es mi antiguo barrio.

Mira, esa es la casa de mi colega el Petaca.

En paz descanse.

Ay, mira, y ese es José el Psicópata.

Es psicópata de verdad.

Diagnosticado.

La droga lo dejó "to" chungo, pero es buena gente.

¡Eh, José! ¿Qué pasa?

(JOSÉ GRUÑE)

(RÍE)

¡Ah, ah! (JOSÉ GRUÑE)

Tranquila, tranquila, tranquila.

Le dan los arrebatos, pero no pasa nada.

No pasa nada. Ay, ay...

Nada, no pasa nada.

Ya se le pasa, tranquila. Baja, baja un poco.

Grasa.

¿Qué pasa, Grasa? ¿Cómo estás?

De puta madre, hermano,

todo bien, la verdad.

Yo me alegro, tío.

Buenas noches, tío. Buenas noches, hermano.

¿Por qué estamos aquí?

En verdad no debería de estar aquí,

pero es que aquí está mi bar preferido del mundo:

Casa Ramona.

Ya verás.

(GRITA EN OTRA LENGUA)

Dos cervezas pequeñas para este Grasa cabrón

hijo puta gordo y su...

¿Quién es esta exótica prostituta de hoy?

No, no, no, no, ella no es...

Ella es mi cita, Estefanía.

Me alegro. No tendría suerte en las calles.

Tienes grandes cojones viniendo al barrio hoy, eh.

-Qué acento más gracioso. ¿De dónde es usted?

-¿Yo? De Sevilla, mi alma.

Él es el hijo de la Ramona. Su madre se fue de vacaciones

hace tiempo y él se encarga ahora del negocio.

Es un crack.

Oye, ¿cómo está tu madre? Eh, muy bien, bien...

De vacaciones, sí. Bueno, ¿qué quieren comer?

-¿Tiene carta? -Me la sé de memoria:

hamburguesa normal y hamburguesa doble.

Oye, son las mejores hamburguesas del mundo, eh.

¿Tiene alguna opción vegana?

(RÍE)

-Opción vegana, dice...

¡Opción vegana, dice la hija de puta!

Yo no debería beber esto, pero hoy es una ocasión especial.

Su barrio da mucho miedo.

No, tú tranquila, que si apuñalan a alguien, es a mí.

(RÍE) No me gustaría que lo apuñalasen.

No, ni a mí, ni a mí.

Bueno, voy a decirle la verdad.

La he querido traer aquí, a mi bar preferido del mundo,

porque tengo que contarle algo. ¿Quiere rosa para señorita?

No, gracias.

Le decía que, no le voy a mentir,

hace justo un mes que... ¿La rana de la suerte?

¿Sí? Que no queremos nada.

Mira, que hace un mes que me dio un infarto al corazón "to" chungo.

¿Pollito de la suerte? Por eso lo de la alarma

y la pulsera y "to" eso.

Estoy intentando hacer todo lo posible para mejorar,

pero el médico me dijo que seguramente me dé otra vez.

-La pelota, da luz.

¡Que no queremos nada, hermano!

Y sabiendo que no me queda mucho tiempo,

pues quería... Perrito muy gracioso.

Que sabiendo que no me queda mucho tiempo

y que me voy a morir "to" pronto, quiero aprovecharlo al máximo.

Elefante, toca trompa y da suerte.

Y que el poco tiempo que me queda de vida

quiero que sea la polla, ¿entiendes?

Y por eso estoy aquí,

en Ramona y con usted.

La pulsera del amor.

Qué mariquita.

¡Dame una puta rosa! Rosa, sí, muy bonita rosa.

Son tres euros.

Gracias, amigo.

(Cantan en francés)

Tarda muchísimo el semáforo, ya le dije.

Tengo cinco gatos.

Ah.

Guay.

Lo he pasado muy bien esta noche.

Tenías, razón, son las mejores hamburguesas del mundo.

Me has hablado de tú...

Sí.

Este es el momento, ¿no?

¿Es la señal?

¿Qué?

(Cantan en francés)

Mierda, agárrate. ¿Qué pasa?

(Golpe)

-¿Pero esto qué coño es? ¡Este barrio está cada día peor!

Me cago en la puta, con el coche nuevo recién robado de ayer.

¡Tito, aquí está el Grasa, eh!

Corre, Estefanía, sal de aquí.

¿Pero qué está pasando?

Ese tío que viene ahí viene a apuñalarme, sálvate tú.

Vale.

Tito, Tito, el Grasa, el Grasa está aquí dentro.

Ya lo sé, gilipollas.

¿Qué? Sal de ahí, hijo de puta.

¡Que no quepo, que no quepo, Tito!

Ven para acá, cabrón.

Bigote, dame el cuchillo. Toma, toma.

¡Cabrón!

Tito, que necesitaba el dinero, te lo iba a devolver.

¡Que me dio un chungo!

Un chungo te va a dar cuando te coja, mamona.

¡Párate, cabrón! Sí, claro...

(TOSE Y JADEA)

(AMBOS JADEAN)

Tito, tío...

Dame un momento, por favor.

Vamos a hablar un momento.

Tengo el dinero.

¡Hijo puta, te mato!

(Música)

(TOSE Y JADEA)

(Música)

(TOSE Y JADEA)

Por fin...

Hijo puta.

¿Y ahora qué, eh? Tito, por favor.

Perdóname. ¡Cállate!

Es que no me importa volver al talego,

¡y te juro que me lo voy a merecer!

Tito, por favor.

Tengo todo el dinero.

Te lo voy a devolver.

Te doy más.

¡Eso me suda ya la polla, me suda la polla!

Tito...

Por los viejos tiempos.

Por eso mismo. Grasa, por eso mismo...

Ah...

¿Tito?

¡Te voy a matar, hijo de puta!

(JADEA)

(TOSE) No te acerques... Vamos, Tito.

Te voy a matar. Vámonos.

(TOSE Y JADEA)

Ah...

Vamos.

Aguanta, Tito.

Te voy a matar. Te voy a matar...

Aguanta un poco más, hermano. Ya estamos aquí.

(Música)

(JADEA)

Estamos aquí ya.

Aguanta, hermano.

(JADEA)

(JADEA)

Ya estamos aquí, Tito.

(Música)

(Cantan en inglés)

Hola, chicos.

¡Quillo, quillo, que se ha despertado!

¡Que se ha despertado!

Quillo, Grasa, "pisha",

que me tenías todo asustado, cojones.

Me cago en tu puta madre. -Pedro,

qué fantasía verte despierto. -Llevamos toda la noche aquí.

Yo te quería comprar algo, pero tampoco tengo mucho dinero...

y te he encontrado esto.

¿Y cómo se enteraron de que...? Me llamó la bruja paya.

Pensaba que te me ibas, hermano.

-¿Que se va a ir? El Grasa es más duro que una piedra.

-Ya te digo.

-¿Has comido algo? Te he traído un taperware con croquetas.

-He visto la foto de tu novia, muy... picassiana.

Bueno, eso no salió muy bien.

Qué hija de puta.

-Mala bicha entre en su casa que se la coma del tobillo a las pestañas.

-Escúchame, a la Chari no le he dicho nada, "pisha",

hasta que no supiera que tú no tenías "precuelas".

Tú sabes cómo se pone ella.

-Ya mismo estamos celebrando tu vuelta, brontosaurio.

-Bueno, ¿y tú qué tal? ¿Estás bien?

Bien.

Estoy...

Joder, estoy mejor que nunca.

Te lo dije, "pisha", el barrio es infarto.

-Ídolo, no lo agobies que se acaba de despertar.

-¿Tú qué eres, mi jefe, ahora?

-No, tranquilo, no he dicho nada. -Ah, me creía.

-Vale, vale. -¿Estás llorando?

(SOLLOZA) No, no... Bueno...

¿Que estás, llorando? ¿Te duele el pechito?

Grasa, ¿te duele el pecho?

¿Llamo a la ambulancia, a la enfermera?

Le duele... -No es por eso.

-¡Enfermera, enfermera!

¿Qué le dije en la última revisión, señor Marrero?

Ya, pero... Ni pero ni leches.

¿Qué le dije sobre los esfuerzos físicos?

Que no debería hacerlos. Que no debería hacerlos,

que incluso el sexo le puede matar. ¿Y qué hace usted?

Se pone a arrastra a un quinqui durante dos kilómetros por la calle.

Joder, ahora que lo estaba consiguiendo.

Sinceramente hay que ser un poco gilipollas

para hacer lo que ha hecho en su estado.

Y también muy valiente.

Que sepa que corría menos peligro cuando era un delincuente

que ahora que le ha dado por hacerse el héroe.

Bueno, tengo que darle dos noticias;

una buena y una mala.

Pues deme primero... La verdad es que las dos son malas.

La primera es que tienes que empezar todo el tratamiento.

Y la segunda es que le vamos a quitar la pulsera.

Pero... Pero si a usted le suda los cojones

cuando suena la alarma.

Tendrá que aprender a vivir sin ella.

Joder. Ya debía estar preparado,

señor Marrero;

siga como antes.

No haga el animal y seguro que lo consigue.

Y si no lo consigue, después de dos infartos,

ya sería selección natural.

Gracias, doctor.

Mucha suerte, señor Marrero, ahora se lo digo de verdad.

(Cantan en inglés)

(CANTA MUY BAJO)

(Cantan en inglés)

Grasa, la película

4. Boca Norte

Begoña Vargas da vida a Andrea, una adolescente de clase alta que se muda al barrio barcelonés de El Carmel dejando atrás una turbulenta historia. Su pasión por la música y el baile la llevarán a Boca Norte, un centro cultural en el que conocerá a un grupo de amigos que se evade de la realidad a través del arte. Entre ellos se encuentran David Solans, Júlia Creus, Guillermo Lasheras, Marina Castro, Guillermo Campra y Jasmine Roldán. Lo que ninguno sabe es el pasado que persigue a su nueva incorporación. ¿Podrá resolverlo sin levantar sospechas?

No recomendado para menores de 12 años Boca Norte, la película
Transcripción completa

Andrea, tía, esta casa es la hostia.

¿Y tú qué coño pintas en ese barrio de chungos?

Te sacaremos de ahí como sea, la culpa la tuvo la loca esa.

(Trinos)

(Melodía melancólica)

(SUSPIRA)

(Melodía melancólica)

Déjeme pasar un segundo, debo hablar con mi hija. Perdonen.

Pero ¡¿qué haces aquí?!

Coge tus cosas y abajo. Que no.

Andrea, por favor. No, me voy con Carol a la playa.

No te conviene estar con Carol. Me da igual, es mi amiga.

No lo es, te vuelves a casa.

No es mi casa, no quiero vivir en este barrio de mierda.

No entiendo por qué me haces esto.

Has sido tú quien lo ha provocado, ¿no te das cuenta?

-¡Señor, nos vamos ¿o qué?!

¡Sí, sí; un segundo!

No, no te das cuenta.

Vete con Carol, cuando vuelvas ya hablaremos.

Papá...

Disculpen, perdón.

(Motor del autobús)

¡Espere!

(Melodía de piano)

(DEJA DE TOCAR)

¿Has salido de casa?

Andrea, llevas días sin salir;

no puedes estar siempre delante del teclado.

Te tiene que dar el aire.

Conecta el aire acondicionado.

Andrea...

Mira, papá, no quiero volver a discutir.

Yo tampoco.

A ver, ¿ahora qué?

Es un centro para jóvenes,

podrías acercarte, está aquí al lado.

Seguro que harías amigos.

Tienen talleres de música y, también, instrumentos.

Yo ya tengo mi teclado.

Muy bien.

¡¿Qué haces?!

No tocarás más hasta que salgas de casa.

¡¿Qué?! Lo que oyes.

¿Me lo vas a quitar? Hasta que te apuntes a algo, sí.

Vamos a ver, ¿me quitas el teclado por no salir?

Efectivamente. El teclado.

Con el que hago música, que es algo bueno.

No es que me castigues sin salir por meterme un gramo de MDMA.

Tú, todo al revés. ¿Cómo llamas a esta psicología? ¿Retorcida?

He cortado Internet, en Boca Norte tienes Wi-Fi gratis.

(Melodía moderna)

¿Qué pasa con las compresas?

Son carísimas y los tampones, también.

¿Qué propones? -No sé...

Lo primero es inventarse un "hashtag" que enganche, tipo...

Mi regla, mis reglas o sangría económica.

Sangría económica. -Sí.

Vamos a hacer la encuesta y, luego, no sé...

No te van a contestar. -Sí.

Ya lo verás. -Ya verás que sí.

Hola, ¿te puedo hacer unas preguntas?

No, gracias, tía. Es sobre sexualidad femenina.

¿Sabes dónde tengo que ir para inscribirme en algo?

No, pero... ¿cuándo perdiste la virginidad?

¿Perdona?

Ah, que eres virgen, no pasa nada.

Higiene sexual: ¿eres más de tampones o compresas?

Tú eres de copa menstrual.

Qué fuerte la copa menstrual, ¿lo has escuchado?

Tía, que paso, ¿vale?

Vale. -Imbécil.

Ahora, eso sí, mato por tener esas zapatillas.

(Gemidos)

Joder... date la vuelta.

(GIME) Sí... guay... está perfecto.

(Gemidos)

No pares... ahí está bien.

¡Hostia, Dani, tío! ¿No te han enseñado a llamar?

¿Qué haces? ¿No puedes esperar a casa?

No me puedo esperar porque no tengo fibra.

Como Silvia se entere...

No se va a enterar, ¿a que no?

Lo que pasa en el despacho de Silvia se queda aquí.

Hijo de la gran puta...

Tío, pírate que tengo curro.

(RESPIRA CANSADO)

¿Nunca has visto una polla? Eres un asqueroso.

No lo tires ahí, joder.

Pues ya lo he tirado.

Bueno, da igual.

Estás todo el día con el porno. ¿Qué porno?

Dani, esto no es porno, tío.

Esto es mucho más, es alta calidad, te lo juro.

Por veinte pavos hacen de todo. ¿Encima pagas?

Claro, tío, lo bueno no es gratis.

Como tú te follas a Katy siempre que quieres, te da igual.

Pírate, que tengo curro.

Vale.

Una cosita. (SE QUEJA)

Es verdad.

¿Qué harás con lo de Katy?

¿Qué voy a hacer de qué? Dani... ¡lo del bombo!

¿Qué dices?

A mí me lo ha dicho Sarah.

(Melodía de piano tranquila)

¡Hola!

(Melodía de piano tranquila)

Katy, llámame, es urgente.

¡Hola!

Hola.

¿Aparte de estos cursos de música tenéis otros?

No, tenemos estos:

percusión, iniciación a DJ, ritmos urbanos y cajón.

Pero llegas tarde, están todos empezados.

(RÍE) A ver... ¿No me puedes meter en el que sea? El que acabe antes.

Lo siento, pero no.

¿Si te pago más te puedes inventar una plaza?

¿Estás de coña? No.

¿Me estás intentando sobornar?

Tío, no flipes, estoy negociando contigo.

Un segundo.

Katy... Katy... Ahora no, que me meo.

¿Es verdad? No lo sé, ahora lo veremos, no sé.

¿Estás embarazada? No lo sé, tranquilo.

Joder... Un momento.

¿Por qué no me lo has dicho? Para evitar esa cara.

¿Qué cara, eh? La de drama que pones, Dani.

Joder, ¿dónde lo he puesto?

Chicas, por favor, ¿me ayudáis?

Seguro que lo traes. Lo acabo de comprar. ¿Está?

Sí, aquí está. Perfecto.

Vale, vamos. Quédate, que me cortas la meada.

Chis. En caso de que sí, ¿prefieres niño o niña?

Andy.

(CARRASPEA) Perdona.

Eh... Sí.

Inscríbete en la lista de espera.

Si hay alguna baja, te llamo.

Tío, ¿en serio? Sí. En serio.

¿Puedo hablar con tu superior?

Igual estás un poco ocupado con tus amigos

y no puedes atender a los clientes.

¿Clientes? Eh...

Para tu información, esto no es un centro comercial.

Ya veo. Es un centro de jóvenes

y solo estamos nosotros.

Si quieres algo, tienes que hablar conmigo.

Pues qué suerte tengo. Así es la vida.

Tienes las hojas para inscribirte allí.

Por favor, no te lleves el boli. Vamos escasos de recursos.

¿Qué haces? Para que vaya más rápido.

¡Vale! ¡Ya, ya, ya! ¿Qué?

Joder.

Nada. No estoy embarazada. ¡La madre que te...!

Eres... Perdón.

Perdón. Era muy tentador. No me toques, Katy.

(Tono de notificación)

Me he mareado.

(RÍE)

(Música instrumental)

(TOCA EL TECLADO)

(TARAREA UNA MELODÍA)

(TARAREA)

Te estaba buscando.

(APLAUDE)

Yo solo quería...

Perdón. No, pero...

¿Has visto cómo toca? Sí, Andy. Sí.

Vamos.

(Tono de notificación)

Me tendría que haber quedado en casa sobando.

Ayer me dormí a las cuatro de la mañana.

¿Calentando para tu cumpleaños? Salí de fiesta y me lié.

¿Un martes? Ajá. Ah, por cierto.

Este sábado, fiestote en mi casa.

Mis padres se piran y mi hermana

me compró siete botellas de vodka.

Eso para ti. ¿Y para nosotros? ¡Anda ya!

Digo yo que pibitas habrá. Lu, creo que te has tirado ya

a todas mis invitadas. Hola.

Eh... ¿Este es el taller

de ritmos urbanos? ¿Taller?

¡Qué guay que hayas venido, Andrea! -¿Qué hace esta aquí?

La he invitado yo. No, no.

Me llegó un mensaje diciendo que había una plaza libre

para esta clase. Vale. Te lo envié yo.

A lo mejor esa plaza no existe.

Pero hay algo mucho mejor: nosotros.

¿En serio? -Sí. Mira.

Tenemos un grupo de músicas urbanas.

Yo compongo y canto. Lu se encarga de la parte técnica.

Y las chicas bailan. Vamos a ensayar

y me gustaría que nos vieras.

Eres un poco pesado. Por favor.

¿Y por qué? Tú relájate. Todo a su tiempo.

Tú te sientas, nos escuchas y luego ya... ¿Eh?

Venga. ¡Vamos, vamos!

Hola. Soy María. Hola.

Andy dice que tocas muy bien el teclado.

Tampoco es para tanto. Entonces, seguro que no eres

tan borde como dice. -Vamos, María.

"Five, six, seven, eight".

(CANCIÓN) #Cómo olvidar ese día que alguien recibía

#el mensaje que me escribías.#

#Decidí borrarlo. Ya no siento amor.#

#Sabes que no cambio por nadie.#

#Me sigo drogando en la pista de baile.#

#Lo pasamos bien antes que se acabe.#

#Vida solo hay una. Lo sabes.#

#Ahora súbelo. Tengo uno y quiero dos.#

#Te quito del sillón. Cuatro, por un show.#

#Esas putas quieren copiar mi llave

#y no lo consiguen aunque diga la clave.#

#Estoy tranquila montada en la nave.#

#Que me lo coja suave. Cómo olvidar ese día

#que supe que alguien recibía el mensaje

#que tú me escribías. Decidí borrarlo. No siento amor.#

#Tú sabes que no cambio por nadie.

#Me sigo drogando en la pista de baile.#

#Lo pasamos bien antes. Vida solo hay una. Lo sabes.#

#No recéis por mí. No.#

#Podéis tirar millas.#

#No veo por aquí ya.#

#Ya lo conseguí.#

#Me miro y no me encuentro en el espejo.#

Bueno, ¿qué me dices?

¿Queréis mi opinión? Pues claro.

¿Y por qué? Quiero que te unas al grupo.

¡Joder, Andy! Nos podrías haber dicho algo, ¿no?

Quiero que Andrea se una al grupo. Ya está dicho.

¿Qué me dices? Paso.

Te mueres por venir a Boca Norte. Me lo dijo Dani.

¿Que me muero por estar aquí? Mi padre me castigó

y estoy aquí para que me devuelva el teclado.

Únete al grupo y tu padre se relajará.

Para ya con este rollo de "marías sin fronteras" que llevas.

¿Sabes qué pasa? Que no me gusta que me mientan.

Algo tenía que hacer para que nos vieras.

Hacemos una cosa.

Vete a casa, que en caliente no se toman buenas decisiones.

Cuando sea que sí, me lo dices.

Me lo pienso y te lo digo. Vale.

(Canción reguetón)

Hola. Soy Andy, de Boca Norte.

Hoy hay fiesta de cumple de Katy, en su casa.

Vente. Estaremos María, Lu, Sarah, Dani.

Va a ser la puta hostia, tía.

Tía, los cutres de Boca Norte me acaban de invitar a una fiesta.

(Tono de notificación)

(Música instrumental)

¡Joder, papá!

(Música instrumental)

(Música hip-hop)

Qué sorpresa.

Hola.

¡Andrea, tía, qué guay que hayas venido!

Vente, vente. ¿Quieres un cubata?

Vale. Venga.

Hola. Hola.

¿Te dieron las latas vacías?

A ver cómo está esto.

De puta madre, está perfecto.

Gracias.

¿Quieres algo para complementarlo?

¿Tienes limón? Limón... Yo me refiero

a algo más químico, ¿sabes?

¿Químico? Drogas, coño.

No, no, gracias. Guau, ven, ven.

Vaya pedo lleva Katy, madre mía.

¿Hace mucho tiempo que están juntos?

A ver, juntos, ya no, ahora es más intermitente.

Dani va de duro porque creo que vivía en una casa de acogida,

pero es un crack, pero sufre mucho por todo.

Y Katy va a su bola, vamos, pura incompatibilidad.

Oye, ¿tenemos algo por lo que brindar o...?

No sé. Que te lo vas a pasar bien,

tía, ¿a que se lo pasará bien? -De puta madre.

Claro. Pensaba que era una borde.

A ver, empezamos mal, pero ya bien, ¿no?

Claro, además, que seas borde no es que seas mala gente, coño.

Gracias. Nosotros somos majos casi siempre,

pero nuestro barrio es la puta polla.

Es como nuestro tesoro. -Aquí mola todo.

Sí, y cuando llega alguien nuevo

y lo descubre, nos ponemos algo nerviosos.

¿Brindamos?

(Música hip-hop)

Hola.

Sabes que para ponértelo primero tienes que empalmarte, ¿no?

Ya lo sé, joder.

Tu fama de "fucker" se está yendo un poco a la mierda.

¿Qué dices? Que es broma.

Eh.

Mejor lo dejamos, ¿vale? No, qué va, qué va,

además, puedo hacer otras cosas.

(Música hip-hop)

Perdón.

Hola. Hola.

El lunes pásate por recepción.

Tienes que firmar la ficha de usuario.

Así que ya me puedo dar por admitida, ¿no?

Cosas de Andy.

Aunque tu talento también ayudó.

Tía, tía, vamos, vamos.

(RÍE)

Ah, ah. Perdón.

Estás muy pedo, tía. Quiero mi regalo.

¿Llevas condones? No.

No, creo que no. No quiero tener otro susto.

Pues a retirarse a tiempo.

Joder. ¿Qué, no te apetece, no?

Siempre haces igual y luego no la sacas.

Joder, Katy.

Es mi cumple, deja de hablar.

Eres un aguafiestas. Katy.

Que paso, Dani. Katy, no te ralles.

Joder, siempre igual. Katy.

Katy, Katy.

¿Tú y yo qué somos, Dani?

Vete a la mierda.

(Música hip-hop)

Katy, Katy.

Katy, Katy. Katy.

Katy, Katy. No responde.

Andy, llama a una ambulancia. Espera, déjame.

¿Qué haces? Tiene que vomitar.

Necesita una ambulancia. Joder, Dani.

Joder, necesita un médico. Tiene que sacar el alcohol, joder.

Madre mía.

Vamos a la habitación.

Katy, vamos.

Pero llamo o no. Arriba.

Venga, y... abajo. Ahí.

(RÍE)

¿Te puedes quedar tú con ella? Voy a limpiar el pasillo.

Vale.

Hola. -Bueno, la que faltaba.

(RÍEN)

Cabrones.

Dais mucho asco, tíos.

(RÍEN)

No estoy ni tajado, pero me encanta.

Hueles fatal. -A ver, gente, creo que ya

le podemos dar la bienvenida oficial a Andrea el grupo, ¿no?

Bienvenida. -"Welcome".

Vaya bienvenida, tronca.

Ha sido todo muy bonito. "Guten morgen".

Dani, ¿me puedes coger el móvil, por fa?

Yo no sé qué es lo que busca.

Ay, a ver, tranquilitos todos.

(RÍEN)

A lo mejor es por tener la nariz tapada, pero huele como a...

Gracias. ¿A qué?

A pota. -No, a deltoides de anguila.

(RÍEN)

Oye, no vomitará, ¿no? La nariz tapada dice.

Me tiro a la barra esta.

Pues ponte suero.

(RÍEN)

Esta... esta no está bien.

Este solo tiene cosas.

Laura es una hija de puta, ¿no tuvo bastante la muy guarra?

Mis padres ya tienen un megaabogado.

¿Y tú, qué? Pasando un verano de mierda con esos cutres, ¿no?

(Música trap)

#Me tumbo en la cama y prendo "weed afghani".

#Me buscan en el parque para irnos de "party".

#Lo que te digan, cariño, no importa, tú eres mi "baby".

#¿Quieres conmigo? Que yo lo hago fácil.

#Me tumbo en la cama y prendo "weed afghani".

#Me buscan en el parque para irnos de "party".

#Lo que digan, cariño, no importa, tú eres mi "baby"#.

Joder, cómo mola, ¿no? ¿Qué has hecho?

Nada, tenía muchos "subgraves" y sonaba sucia;

así que la he limpiado y he metido una base que hice con el piano.

Está guapa así, también.

Y eso que decía que no le molaba nuestra música.

Flipo. Sentido común 1, pasión O.

Qué crack, Andrea.

Súbelo.

(Música trap)

Mola mucho. -Sí, tiene un rollo...

Podemos hacer algo como en el último ensayo.

¡Eh, eso mola! -Tú, también.

No, yo... Claro, es tu canción.

Venga es como si rebotases.

Vale. Te mueves y rebotas al final.

¡Bien! -Eso es.

¿Así? Sí, y ahora algo más hip-hop.

#¿Quieres conmigo? Yo lo hago fácil#.

Métele rollo.

#Me tumbo en la cama y prendo "weed afghani"#.

Ahora, algo de hip-hop. -Genial.

Doblas, doblas, doblas y giras.

Oye, Lu, ¿qué hiciste después de la fiesta? ¿De empalme?

A que te parto la cabeza.

#Me tumbo en la cama y prendo "weed afghani"#.

Ahora podemos meter una "wave". ¿Qué es una "wave"?

¿No sabéis lo que es? Vale, se hace así. Es como...

#Tú eres mi "baby"#. -¡Uh!

¿Sabéis? #Esa cara de mala...#.

¿La metemos dos veces o así? Venga, inténtalo.

#No me digas mentiras#. ¿Ya me habéis encontrado sustituta?

(APAGA LA MÚSICA) Qué rápido, ¿no?

Tía, ¿cómo estás?

Castigada, me quedé sobada sin recoger y me pillaron.

(RÍE)

Agradece a Andrea que no fueras al hospital.

Tiene razón.

Como si nunca os hubierais pillado un pedo.

Así no, Katy. Mira, no me rayes, ¿vale?

Es que ibas fina. Nadie te ha preguntado.

Cómo le ha sentado a esta cumplir años.

(Melodía instrumental)

Lu. ¿Qué? Trece, trece.

¿"Trece"? Joder, qué precoz, ¿no?

La novia de mi hermano que está loca.

La novia de tu hermano.

Ella tenía dieciséis; estábamos en la piscina,

me iba al vestuario y me pilló por banda.

Vale... siguiente: método anticonceptivo.

Te diría el condón pero acabo haciéndolo a pelo.

¿Eres idiota?

¿Qué?

Me "engorilo" y no puedo parar, nos ha pasado a todos, ¿no?

El otro día en el Trap Festival me pillé a una piba que flipas,

¿voy a salir de allí a buscar condones? Pues no.

¿No llevas preservativos por si acaso?

Sí, lo que pasa es que no fue el primer polvo de la noche.

Ya te habías tirado a otra.

(Mensaje de WhatsApp)

Qué cabrón.

Eh... masturbación, ¿frecuencia?

Eh... en verdad, paso.

¿Vale? Además... me tengo que ir.

Eh... nos vemos luego.

María, te toca, que no me has contestado.

¿Lo podemos dejar para otro momento?

Hija mía, que siempre te escaqueas, es solo sexo.

Pero es que yo no... o sea... no.

Que yo soy virgen.

¡No jodas! A ver, que no pasa nada, ¿eh?

Ya, pero es que todos habéis follado tanto...

No digáis nada, que me muero.

Claro que no, cada uno tiene su ritmo. Lo de Lu no es normal.

Un día se le caerá la polla a cachos.

Me puedes contestar otras cosas. Masturbación, ¿frecuencia?

No mucha.

A la semana, ¿entre cero y cinco veces?

Es que no...

Tía, ¿eso tampoco?

No sabría cómo, me da vergüenza, no sé.

Que no hayas follado es una cosa,

pero que no le des una alegría al cuerpo...

Mira, tú te encierras en tu casa, te pones cómoda

y piensas en alguien que te guste.

Sí. -Y te vas tocando.

Y que encienda un incienso, joder. -¿Alguna idea?

Internet, hay muchas páginas porno y tienen "streaming".

Te recomiendo GayTube o pichaloca.

Es para maricas. -Pero tiene las mejores pollas.

Si quieres rollo tranqui, tranqui; si te va el cerdeo, cerdeo.

Pero cuando empieces no podrás parar.

Te lo digo yo, una vez que empiezas no paras.

No es la primera vez.

(Murmullos)

Un segundo.

¡Silvia! Silvia, soy Dani.

El profesor de foto no ha venido y están todos aquí.

¿Qué pasa?

Si se ha cancelado... ¿Se ha cancelado?

(Murmullos de descontento)

Silvia, han pagado por el curso, se merecen un respeto.

Vale, vale; llámame luego.

Lo siento, no hay clase.

De puta madre. -Joder, macho.

Todavía no os puedo decir nada más, pero si se anula

os prometo que os puedo colocar en otro curso.

Muy bien, perfecto. -Mis cojones, joder.

(Murmullos de descontento)

He traído birras.

¿Vamos al almacén? También compré condones.

Paso. Vamos, me escapé para verte

y además me debes mi regalo de cumple.

Pues pídeselo a otro.

Dani, ¿a qué viene esto?

Lo siento, se me ha ido. Ya, pero lo soltaste.

Eh.

Vente luego. Luego, se lo pides a otra.

¿Andrea, por ejemplo?

¿Qué dices? Nada, ahora parece

que te van las novedades. Ya hasta la defiendes, Dani.

¿Andrea? Tú, flipas.

Pues en mi fiesta bien que no te quitaba ojo.

¿Qué? No tengo tiempo para esto. Ni yo.

Pues la coreo iría por aquí, ahora cuando lleguen estas la ves.

Está guay. Yo creo que mola.

Por cierto, me metí el otro día con la canción que me mandaste.

¿Sí? "Oh, show me, baby" a ver.

Mierda, eso no es, dame.

Calla. Andy, que me lo des.

Calla, que no oigo, Andrea.

Está guay, ¿lo escribiste tú?

Sí.

Pero... ¿Pero qué?

Ensúciala un poco más, ¿sabes?

En plan que está todo como muy bien dicho.

Es que queda un poco... Ñoña.

Bueno, cursi, ¿sabes? Pasión, uno, sentido común, uno.

Oye, ¿y si la ensayamos y la cantas, qué?

No, qué va, prefiero el teclado solo, cantar y bailar, no.

Me hubiera gustado estudiar algo de esto.

¿Y vais todos al mismo instituto?

Bueno, Lu lo dejó el año pasado porque trabajaba con su padre,

pero sí, más o menos. ¿Y Dani, también?

Bueno, Dani acaba este año.

Oye, ¿y a ti por qué te interesa Dani?

No, por nada. Ya, tres semanas.

Tres semanas, ¿qué?

En tres semanas Dani y tú os habéis enrollado.

¿Qué dices?

Sin penetración, para eso os doy un mes.

Que no, que es imposible. Además, él está con Katy.

Uy, uy, metiendo a Katy en la ecuación,

¿no ves como sí te lo planteas?

Que no, Andy. Mira, te entiendo,

Dani está buenísimo, hacemos una cosa:

te lías con Dani y me lo cuentas que la perra de Katy no dice nada.

Que no, que paso. Ya lo verás.

Muy buenas. -Hola.

Hombre, ya era hora, ¿no? -¿Qué pasa, secretitos?

Oye, que Katy no vendrá.

¿Sigue de resaca o qué?

Sigue castigada. -Joder, al final

habrá que buscar una sustituta.

Pues sí.

Andrea, ¿por qué no te pones tú?

Pues sí. -Venga, sí.

Así vemos cómo queda con el cuerpo completo.

Claro. ¿Yo?

Sí. Ah, no, no estoy a vuestro nivel.

No sé. Sí, es la coreo del otro día,

venga, va, sí, sí.

Ya le enseñe un vídeo, el rollo lo tiene.

Lu, ponle música.

-¿Te acuerdas el baile de los rebotes?

Sí.

(Música)

(CANCIÓN) #Quieres conmigo que yo lo hago fácil

#te tumbas en la cama

#prendo "wake up", Dani.

#Me buscan las mismas "best of the party"

#Lo que digan, cariño, no importa tú eres mi baby.

#Quieres conmigo que yo lo hago fácil.

#te tumbas en la cama prendo "wake up", Dani.

#Me buscan las mismas "best of the party".

#Lo que digan, cariño, no importa tú eres mi baby.

#Esa cara de mala cuando tú me miras.

#Eres una diosa y lo sabes, no me digas mentiras.#

(Aplausos)

Puta ama, Andrea.

Vaya subidón, ¿no? -Lo haces todo bien, o sea.

¿Lo has grabado? -Vamos a verlo.

Buah, mola tope.

Creo que con esto habría que hacer algo 100%.

¿El qué? -Un videoclip, por favor.

¿Qué dices un videoclip? Por favor, sí.

Que no, pero... Un videoclip, va.

¿Qué, una foto?

Bueno, superbién, ¿no?

Sí. El videoclip lo dirijo yo.

Vale, venga. -Pero hay que mejorar muchas cosas.

(HABLAN ENTRE ELLOS)

Y está bien, tía, qué provocativa.

(MÓVIL) Yo no quiero salir en un videoclip.

(Música)

(CANCIÓN) #Hago lo que quiero,

#hago lo que quiero.#

Mierda.

Ya, tía, es que no sé ni dónde meterme.

Esto no se lo perdonaré a mi padre nunca,

es el peor verano de mi vida.

#Si lo sabes, no me digas mentiras.#

#Es que algún día nos perdamos. Me quedo con lo bueno.#

#Este amor adictivo se ha llevado mis miedos.#

#Si yo soy tu mami y tú eres mi papi.#

Bueno.

Flipa. Para venir a ensayos sí que está castigada,

pero para salir... Oye, ¿estás?

Sí. Qué fuerte. ¿Quién será este tío?

Pues no lo sé, pero lo ha sacado de un geriátrico.

Katy es la polla. Seguro que si le preguntamos

quién es este tío, nos responde

que la dejemos en paz. No lo cuelgues.

¿Y esto? -Pues de Andrea. Se le ha olvidado.

Flipé con la tía. Llego a ser hetero y vaya polvazo.

Sí te lo digo.

Oye, ¿y tú cuándo supiste que te gustaban los tíos?

¿Y esa pregunta? ¿Por qué?

No sé. Por saber. -¿Tienes dudas?

Que no. Por curiosidad, en serio.

Por curiosidad. Tú te estás planteando cosillas.

Andy, que no te emociones, ¿vale?

Ay, nena, ojalá seas bollo.

(Música instrumental)

(Música instrumental)

(GIME)

Hola.

Está cerrado.

Es que ayer me dejé arriba una camiseta.

La ha dejado Sarah.

Seguro que te pensabas que te la habían chorizado.

¿Por qué iba a pensar eso, si en Boca Norte

sois todos unos santos?

Tampoco parece tan cara como para que la busques tan tarde.

Bueno, necesitaba airearme.

¿Estás bien?

Os he reservado la cámara para que no tengáis problemas

con los de video.

Y pedí un permiso de rodaje en el Ayuntamiento.

¿Un permiso? Si somos cuatro gatos. Es una chorrada.

Si lo hacemos, lo hacemos bien, ¿no?

Gracias.

Oye, ¿se está quemando algo?

¡Joder!

¡Joder!

(TOSE)

¡Ah!

¡Vete!

¿Vives aquí? ¿Y a ti qué te importa, joder?

Andrea.

Lo siento. Es que nadie lo sabe.

¿Pero por qué vives aquí?

¿Por qué no se lo has dicho a Andy y a estos? Tío, son tus colegas.

Igual, te hubiesen ayudado. ¿Y quién es Laura?

¿Por qué quiere denunciarte?

¿Cómo? Leí tu mensaje en el móvil.

No lo quería hacer, pero lo vi. ¿Pero de qué vas?

¿Por qué cotilleas mis cosas? Todos tenemos secretos.

Y no tenemos por qué contarlos.

Vale. Yo no te haré más preguntas, pero tú tampoco me hagas a mí.

Lo del lunni también cuenta como secreto.

Ya. Yo es que era más de Lupita.

Y a ver cómo tomo el café mañana.

¿Y qué vas a cenar?

Porque ya la pizza...

Ya me las apañaré.

Buenas noches.

¡Ay! -A ver esto.

Andrea, tía, yo de ti, no grabaría ese videoclip.

Ya sé que no lo va a ver nadie.

Pero seguro que va a ser una mierda.

Vas a salir haciendo el ridículo con esos.

Y, por cierto, llámame, que llevas unos días desaparecida.

A ver si al final te va a molar tanto cutrerío.

Saluda a la cámara.

Mamá, ya tienes el dinero en la cuenta.

Acuérdate de pagar el piso.

Un beso.

(Música instrumental)

(Móvil)

Silvia. Sí, dime.

¿Reunión hoy? Eh... Sí. Sí que puedo.

¿Pasa algo?

Vale, vale. Luego me cuentas.

(CANCIÓN) #Puedo con lo que me venga.#

#Nadie más puede hacerme daño.# Lu.

Tía, ¿qué te pasa? Lo hemos ensayado muchas veces.

Ya. Lo haces de puta madre.

Déjate llevar. ¡Joder! Me siento ridícula.

Escúchame, que te lo dice Andy. Molas mucho.

Sabes de lo que hablas, sabes lo que estás diciendo.

Saca la actitud de "fucker" que llevas dentro.

Si me pones hasta a mí, venga.

Andy, ¿qué dices? Volvemos. Dale.

Arriba, eh.

(Música)

(CANCIÓN) #Yo puedo con lo que me venga.#

#Nadie más puede hacerme daño.#

#Yo soy yo y muy mía.#

#Soy fuerte. No soy de plástico.#

#De hierro, una fortaleza.#

#Yo soy yo y muy mía.#

#Completamente resistente.#

#Me distingo por mi mente.#

#No confío en lo que me diga la gente.#

#Yo soy yo y soy solo mía.# #Yo soy diferente.#

#Tenlo presente. Tenlo presente.# #Porque yo hago lo que quiero.#

#Solamente porque soy mía.# #Yo soy yo, digan lo que digan.#

#Chica fuerte, gran autoestima.# #Hago lo que quiero.#

#Solamente yo soy mía.# #Yo soy yo, digan lo que digan.#

#Chica fuerte, gran autoestima.#

#Si me amas, si me quieres, tiene que ser así.#

#Si me eliges, si me adoras, tiene que ser por mí.#

#Sin importarte lo que digan, lo que hablen de mí.#

#Porque nadie sabe todo lo que viví.#

#Lo que tuve que pasar para llegar hasta aquí.#

#Todo vuestro dolor, sola lo padecí.#

#Y lo difícil que era cuando tocaba seguir.#

¡Lu, eh!

Si necesitas más Viagra, se la pillo a mi padre.

Lo que sea por un colega. ¿Por un colega?

Pues dímelo a la cara, capullo. Sí, claro.

En la cara y donde tú quieras, princesita.

¿Cómo que princesita? ¡Te parto la puta cara!

¡Tío, vete! -¿Qué haces, tú?

Que la movida no va contigo. -Eso lo decido yo.

Joder con la mosquita muerta.

Vámonos, anda, que no quiero partir cabezas.

Tío, ¿qué te pasa con esos gilipollas?

¿Acaso te pregunto yo a ti qué mierdas te pasa?

Da igual. Es una gilipollez. Ahora vengo.

(GIMEN)

¿Has acabado? Tranquilo.

Minidanis.

¿Quieres otra?

Me tengo que pirar. He quedado en nada.

¿No me vas a preguntar con quién?

A ti te pasa algo, Dani.

Nada. ¿Por?

No sé. Estás raro.

La verdad, he flipado un poco cuando me has llamado.

¿Es por algo de tu madre? No.

Solo estoy cansado.

Ya.

¿Qué haces?

Aquí no se puede fumar.

Tampoco se puede follar, ¿no?

¡María, ¿qué pasa?!

¿Qué haces aquí? No te acerques, no me vayas a tirar de la moto.

Debería pedirle disculpas a Guillem.

Qué va. No, que le jodan.

La cara que se la ha quedado cuando le has sacado las uñas.

Oye, que te quería pedir perdón por la movida esta de ayer y tal.

Y gracias, me moló el cable.

¿Qué te pasa con Guillem?

No hace falta que me lo cuentes si no quieres, son tus cosas.

No, a ver... es por la piba esta que me hice en la fiesta, ¿sabes?

Que... yo iba a un poco pedo y no pude...

No te rías, no pude y ya está, ¿sabes?

Se habrá cabreado lo ha contado y se ha enterado Guillem.

Ya, tiene muy mala leche.

Y encima le gusta meter mierdas y debo aguantarle las tonterías.

Pasa de él. Ya...

Antes le voy a hacer una pintadita en la moto que va a flipar.

¿Estás seguro? ¿Que si estoy seguro?

Mira si estoy seguro.

¿Te apuntas?

¿Yo? ¿A hacer pintadas? No...

¿Cómo que "no"? No, no.

No me digas que te jiñas, que tienes más huevos que yo.

Venga, necesito a un colega que se venga conmigo,

alguien tiene que vigilar mientras hago mi obra de arte.

Vale.

¡¿En serio?! Sí... sí...

Hacemos una cosa; mañana quedamos aquí a las siete

y por las molestias te invito a una birrita.

Vale, genial. ¿Sí?

Sí. Mañana te veo, entonces.

Vale.

(Música trap en inglés)

¿Me pones una cerveza? -Voy.

¿Sarah? -¿Eres Vero?

Sí.

No te había visto.

Qué bien que hayas podido venir.

Sí, me lo he montado, al final.

Guay.

¿Estás bien? -¿Qué?

¿Estás bien? -Sí, sí.

¿Por? -Por nada, por nada.

Aquí tienes. -Gracias.

¿Qué te pongo? -Un birra, por favor.

Y dos chupitos. -Vale.

Creo que lo necesitas.

¿Yo? -Sí.

¿Por qué? -Por nada. Dos chupitos...

Venga.

(Música trap en inglés)

¿Y esto?

(Música trap en inglés)

Entonces, ¿todo bien? -Sí, sí, muy tranqui.

Pues, ¡salud!

Salud.

Huy, al final, se van a cumplir mis sospechas.

¿Qué sospechas?

Que es tu primera vez o que eres una curiosa.

También, podrían ser las dos cosas.

(Música trap en inglés)

Besas muy bien.

Voy al baño, ¿vale? -Vale, ¿ahora vuelves?

Sí, sí... -Te espero aquí.

(Se sigue escuchando la música)

¿De dónde lo has sacado? Me lo ha conseguido Marcos.

¿Quién es Marcos?

Tiene una agencia de actores y me va a presentar a un fotógrafo.

¿Estás celoso?

Celosísimo.

¿Ahora quieres ser actriz? ¿Por qué no?

Dice que tengo rollo y con mi desparpajo podría hacer cosas.

Si tuviera ese carné me agenciaba un coche, pero ya.

Tía, no me des ideas... ¿Nos darás una vuelta?

Vamos a un club y mientras perreo me guardáis el coche.

Cuando cumpla 18 me piro de casa, pero vamos.

Y yo, me quiero ir a estudiar a Estados Unidos.

Di que sí; quien tiene, tiene. Yo compartiré un pisito cutre.

Sarah, ¿te apuntas? -Venga.

¿Cuánto te ha costado?

Una pasta que podría haber gastado en clases de interpretación,

ya que quieres ser actriz.

"Daddy" Dani al ataque.

No sé por qué tenéis prisa en cumplir dieciocho.

Habló el de diecinueve, la voz de la experiencia.

Por hacerte mayor las cosas no van a mejor.

No he pedido tanto, un pisito cutre y ya está.

A ver si lo puedes pagar.

Cuando te pones así no molas. "Así", ¿cómo?

Cenizo, tío.

No te preocupes, el cenizo os deja.

¿Queréis algo más? Hablábamos por hablar.

Vale. ¡Cenizo!

¡Maricón!

Qué tenso te veo. Dani, siéntate. Ven, ven. ¿Qué?

¿Qué pasa, Dani?

Tenemos un marronaco, tíos.

El lunes hablé con Silvia, gestionó como el culo Boca Norte

y los del ayuntamiento están un poco mosqueados.

Sí, hombre, ¿y ahora qué?

Si no se ponen al día con los pagos y estas mierdas,

perderán la concesión.

¿Y qué pasa si pierden la concesión?

Que entraría gente nueva y si son puretas,

esto cambiará mogollón.

Dices que hablaste con Silvia el lunes.

Sí, me reuní a primera hora. A primera hora.

Y cuando te pregunté qué te pasaba dijiste que nada y ahora vas

y lo sueltas y nos lo cascas a todos.

No te pillo.

Ese es el problema, Dani, que tú nunca me pillas

o no me quieres pillar.

Y tú, cuidado, porque este no mola tanto como te crees.

A ver, Katy no sé a qué viene eso. Yo sí me entiendo.

Frena, Katy, que Andrea no te ha hecho nada.

¿Ves como la defiendes?

No entiendo qué veis en ella, si no pinta nada aquí.

Eh, ni caso.

Eh... Hola, Lu, ya estoy aquí, ¿por dónde andas?

Eh... sigo aquí, espero un rato más, pero...

Bueno, ¿estás viniendo?

Eh... Lu, espero cinco minutos más, pero si no vienes, me voy, ¿vale?

#Lo que tuve que pasar para llegar hasta aquí, #todo vuestro dolor.#

Esto es un primer montaje.

Mola, eh, -Sí, yo creo que fluye.

Oye, y a Andrea, ¿cómo la has visto?

Pues mola mucho.

La verdad es como que tiene algo.

Justo, es como que no puedes dejar de mirarla.

Ya.

Sarah.

¿En serio? Es que lo sabía, lo sabía, madre mía, a ver.

No lo sé, no sé. -Qué.

Pues sí, la movida es que cada vez que estoy con ella...

Estás pilladísima, pilladísima, es que lo sabía.

El otro día quedé con una tía.

¿Cómo, con qué tía, una desconocida?

Espera, fue todo muy improvisado,

empezamos a chatear y yo quería ver si...

pues si me gustan todas las tías o solo me pasa esto con Andrea.

Y con la que quedaste qué pasó.

Nada, hablamos y la besé.

Y me moló y me piré corriendo. -Te acojonaste viva.

Tope. -Madre mía, es que te molan

las tías y lo estás flipando.

Estás flipando. -Joder.

Pero que no pasa nada, si te molan las tías

no es que te molen todas ni que no te molen los tíos,

te gusta lo que te gusta y todo está bien.

¿Y qué hago? -Relajarte, dejarte llevar.

Vale, pero con Andrea, no la veo muy de tías.

Prueba, tantea, no sé, nunca se sabe, ¿no?

(Móvil)

Mira, justo tu novia.

Vete a la mierda.

Dice de vernos ahora que tiene una idea para Boca Norte.

Vale. -Me meo.

¿Qué pasa?

A ver, Andrea ha tenido una idea y te la queremos proponer.

Sabemos que tu yo cenizo dirá que no,

pero te pedimos que saques tu yo menos cenizo

antes de negarte, por favor. A ver.

Pensé que podríamos hacer algo por Boca Norte,

para que no lo cierren y si lo van a cerrar,

al menos tenemos algo de tiempo para solucionarlo.

¿Qué es ese algo?

Una fiesta aquí. No.

Mira, con un dj, montamos una barra

y cobramos entrada y el dinero que ganemos

va íntegro para el centro.

Yo llevo las redes sociales y lo petamos, lo petamos.

Que no. Joder, Dani, hay que hacer algo.

¿De verdad no harás nada para que no lo cierren?

Es que no te pega, tío, no te pega.

Me lo pienso. Ya.

No, he dicho que me lo pienso.

Fiestón, Dani, fiestón.

(Móvil)

Silvia.

Eh, ahora voy.

No, Silvia, no podemos reducir el presupuesto, bueno pues...

Vale, vale, hablo yo con ellos.

No me creo que te pases por la fiesta

de los cutres, en vez de venir a cenar con nosotras.

Andrea, tía, es mi cumple, bueno, tú sabrás.

Pero a las 11 quiero verte en el bar para el copeo y la tarta.

Como no vengas, te mato y dúchate antes de venir

que como te huelan en la puerta no te dejan entrar.

He hecho para esta noche que flipareis con el musicote

y como veis está lleno de carteles con mi nombre.

Puta madre.

(Música Hip-hop)

Lo estamos petando, ¿no?

No sé, tío.

Lo veo muy lleno. Hombre, y más que lo estará.

¿Por? A ver, la cosa estaba

un poco muerta entonces he hecho correr,

esto ya son palabras...

Barra libre.

Joder, Andy. Tío, no pasa nada,

hice cálculos y con el dinero de las entradas, cubrimos seguro.

Eso me da igual, me preocupa que hay mucha gente.

Tío, ¿puedes hacer el favor de dejar de rallarte

por una vez en la vida, tío?

Tía, Katy, no te pases, solo un poco.

Tranquila, amor, que te dejaré hecha un pibón.

Buah, tía, esto se está llenando.

Sí, a ver si conseguimos mucha pasta.

Bueno, parece que alguien

te quitará el puesto de ONG con patas.

¿Qué, cómo te ves?

Me parece que es demasiado, pero bueno.

Buah, tía, pues está cañón.

Tengo algo que quizás te ayude a verte mejor.

Qué va, tía, yo paso.

Sarah. Guárdame una.

Bueno, si me dices que tomas, me dejas muerta.

No, gracias, las probé una vez y me sentaron fatal.

Bueno, qué, vamos a bailar o qué.

Va.

Buah, tía, me odia.

Qué va, creo que más que odio te tiene un poco de envidia.

Sabes que le encanta ser el centro de atención.

Ya, pero nunca intento quitárselo.

Ya, pero no sé, eres de aquí...

Pues deslumbras.

¿Qué dices?

A Katy no la deslumbra nadie, ni yo ni nadie.

Vale, igual no hablaba por Katy y estaba hablando por mí.

¿Qué dices?

Vale, tía.

Es que yo siempre he estado con tíos, pero desde que llegaste,

que me pones un montón.

Me voy. Sarah, no, espera.

Espera.

Que no te gusto y ya.

Pues no, tía, así no, pero como amiga, sí, ¿vale?

La de veces que le he dicho esto a un tío.

(Música pop)

Hola. ¿Me haces compañía un rato?

Claro.

Oye, que...

Que gracias por la taza.

Me hizo mucha ilusión.

Nada, fue una tontería.

Es que no estoy acostumbrado a...

A que piensen en mí.

¿No te caes por la barra libre?

Sí, ahora me tomo una copa.

Es que tampoco me quiero pasar porque

luego voy a otro sitio.

¿Cómo que a otro sitio?

Sí, es el cumple de mi prima

y bueno, ya sabes, comidas familiares.

Un coñazo. Pero si esto fue idea tuya.

Ya, pero no puedo faltar.

Bueno, pero...

Si luego alargáis, igual me puedo pasar.

Si quieres,

a mí, seguro que me encuentras aquí.

Con o sin fiesta.

(Móvil)

¿Qué pasa?

No, nada, Andy que es imbécil.

(Música pop)

(Música pop)

Os veo un poco secos, ¿no?

Gracias.

¿Qué? ¿Vamos a bailar?

Tengo puerta hasta las 23:30.

Que te cubra Andrea. Seguro que no le importa.

No. No me importa. ¿Lo ves? Va.

(Canción trap)

Es que no me apetece bailar.

Dani, últimamente, no te apetece hacer nada.

El otro día, en la fiesta, ¿recuerdas que te cabreaste

porque querías saber qué teníamos tú y yo?

No sé, Dani. Iba pedo.

Katy, tenemos que dejar de vernos.

¿De verdad, Dani? ¿Otra vez?

Creo que esta vez va en serio.

En serio. Venga ya.

Sí que te ha dado fuerte por la pija esta.

No es por Andrea. Es por nosotros.

Ya. Es que...

No entiendo dónde va todo esto.

Pues va que dentro de cuatro días me vendrás a buscar,...

...como haces siempre. No lo puedes evitar. ¿O no?

¿Y a ti esto te gusta?

Joder, Dani, estamos en una fiesta. Otro día, ¿vale?

Hola. Hola.

Perdona.

(Música hip-hop)

Tete, se está sacando la polla, macho.

(RÍEN) Mira.

Espérate, espérate.

(Música hip-hop)

¿Qué pasa, tío? ¡Eh, hasta luego!

Eh.

Te estuve esperando el otro día.

¿Por qué? Para hacer las pintadas.

Se me olvidó, tía.

¿Estás bien?

(Música hip-hop)

¿Qué?

Ven.

¿Y si entra alguien? No va a entrar nadie.

¿Qué pasa? ¿Que no quieres? Sí.

¿Pero tienes condones? Sí.

¿Quieres que haga algo? No sé qué hacer. Es mi primera vez.

¡Joder! Joder.

Lu, que no pasa nada.

A ver.

(Disparador de la cámara)

¡Joder, que no puedo!

Es que no tienes experiencia

y me corta mucho el rollo. Lo siento.

(Música instrumental)

(SOLLOZA)

(Música hip-hop)

Mierda. -Sí. Yo también me alegro de verte.

No. Quiero decir que... que lo siento, tía.

Al final, ¿qué? ¿Curiosa o primera vez?

-Pues... más bien, gilipollas.

-Seas lo que seas, necesitamos un tiempo para aceptar lo que pasa.

-Gracias.

-Estoy intentando ganar puntos, por si te vuelves a animar.

Me molaría ser la primera.

Así que ya sabes, si te decides me llamas, ¿vale?

-Era la de Tinder, ¿no?

-Joder, qué ojo.

-No creas, os estaba escuchando. Vaya tirada de caña te he echado.

-Que noche, tío, ¿eh?

-¿Qué más ha pasado?

-Pues... Andrea.

-¡¿Se lo has contado?!

-Se me ha ido la olla.

-¿Y qué te ha dicho?

-Pues que amigas.

-Ya... tía, tranqui, de verdad.

Cero dramas, eres la puta ama eres una valiente; ven aquí.

Y, ahora, nos vamos a ir a bailar. Tira, venga.

(Música trap en inglés)

(Música trap en inglés)

(ABRE EL GRIFO)

(Música trap en inglés)

Joder, Andrea, son las doce y llevamos una hora esperándote.

¿Qué pasa? ¿Estás con tus nuevos colegas y pasas de mí?

Ya sabía que esto pasaría, ¡joder! Has estado superrara.

¡Es mi cumpleaños, Andrea, eres una egoísta!

(Tono de llamada)

(Se corta la llamada)

(Mensaje de WhatsApp)

(BORRACHA) Carol, tía, lo siento pero no voy a llegar.

Mi padre me obliga a ir a la mierda esta de Boca Norte

y tengo que seguirle el rollo a los tíos estos.

Si, hasta hay uno, que se llama Dani,

que vive de okupa, tía, en plan supercutre;

otro va de que sabe de música y no tiene ni puta idea.

Y las tías... una es una monja,

otra va de actriz y es una pringada,

y una de ellas está tan desesperada que me ha tirado la caña.

Tía, no son mis colegas.

Perdóname, ¿vale? Llámame cuando puedas.

(Música trap en inglés)

¡Tía, ¿dónde estabas?!

(Música trap en inglés)

Pero ¿tú no te ibas?

¡No!

¿Y Katy?

(Música trap en inglés)

(Música trap en inglés)

(Música trap en inglés)

(Música trap en inglés)

(Sirenas y cortan la música)

Atención, les habla la Policía, desalojen el local inmediatamente,

esto es una fiesta ilegal. Repito: esto es una fiesta ilegal,

desalojen el local inmediatamente y vayan yendo hacia la salida.

Repito: salgan despacio del local, la fiesta ha terminado.

Vayan colocándose al lado de la salida.

Carol, tía, lo siento pero no voy a llegar.

Mi padre me obliga a ir a la mierda esta de Boca Norte

y tengo que seguirle el rollo a los tíos estos.

Si, hasta hay uno, que se llama Dani,

que vive de okupa, tía, en plan supercutre.

otro va de que sabe de música y no tiene ni puta idea.

Y las tías... una es una monja,

otra va de actriz y es una pringada,

y una de ellas está tan desesperada que me ha tirado la caña.

(CAROL) El abogado me pidió que te comunique

que tenemos a Laura pillada.

Que esté como una chota, nos va perfecto.

Piensa alegar que sufre distorsión de la realidad.

Te va a enviar por correo la estrategia.

Ya hablaremos. Hasta luego.

Carol, te he pedido perdón mil veces.

Es que ya no sé qué más hacer.

Llámame y hablamos, "por fa".

(Música instrumental)

Joder, Marcos, estoy flipando. O sea, de verdad, tío.

Me encantan las fotos. Son una pasada.

O sea, es que son... No sé. Que muchas gracias, Marcos.

De verdad, me encantan. Gracias.

(Música instrumental)

Hola.

Hola.

¿Estáis bien?

Fatal, tía. La hemos liado con la mierda de la barra libre

de la fiesta. ¿Qué ha pasado?

Que estaba petado de menores y se supone que no podemos beber.

Joder.

Míralo.

De puta madre tus ideas, Andy. De puta madre.

¿Qué han dicho? Multazo de la poli.

El Ayuntamiento retira la concesión.

¿Cuánto cuesta la multa? ¿No la podemos pagar

con el dinero de las entradas? No podemos hacer nada.

El Ayuntamiento vende el edificio.

Con la movida de la fiesta, se lo hemos puesto a huevo.

Joder, tío. Tengo que volver con Silvia.

Esta tarde tendremos jaleo. Luego te llamo, ¿vale?

Dani.

Tenemos que hacer algo. No podemos dejar

que cierren Boca Norte. ¿Por qué no te callas?

Lo de la fiesta fue cosa tuya y mira cómo acabó.

Por favor, no des más ideas.

Sara, ¿qué te pasa?

Que eres una falsa, Andrea. Si te dije lo que sentía,

es porque siempre voy de cara. No como tú.

Es que... no sé qué estás hablando. No entiendo.

Pues que eres la típica cabrona que vas de amiga

pero luego nos rajas a todos por la espalda.

Nunca he hablado mal de vosotros.

Le grabaste una nota de voz a tu amiga Carol

y me la enviaste a mí, idiota.

Encima, nos ponías verdes a todos.

Mira. Si no le he dicho nada a nadie aún,

es por lo de la movida de Dani.

¿Qué movida? Lo de que vive en Boca Norte

y nadie lo sabe, excepto tú.

Y todo esto se lo decías tú a tu amiguita.

Vale.

Entiendo que estés enfadada y que estés molesta.

Pero, por favor, no se lo digas a nadie.

Quiero ser yo quien hable con Dani.

Vale. Pues hazlo, porque si no lo haces tú, lo haré yo.

(NOTA DE AUDIO) Carol, tía, lo siento. No voy a llegar.

Es que mi padre me obliga a ir a la mierda esta de Boca Norte.

¿Qué haces aquí? ¿No tenéis ensayo?

Bueno...

¿Te pasa algo?

No, no.

¿Crees que soy muy patética?

Ay, tía, ¿por qué me preguntas eso?

Es que el otro día, en la fiesta,

me enrollé con Lu.

Y no pude... No pudimos...

Es que... tía, era mi primera vez y yo no sabía qué hacer.

Y... pues Lu no se... no se puso a tono.

¿Y crees que fue por tu culpa?

Tía, no sé. ¿No has oído lo que dicen de él?

Pero sus amigos son idiotas. Ya. Son imbéciles.

Pero, no sé, quizás sí tiene un problema.

Tranquila, que por ti seguro que no era.

Vamos, ¿tú te has visto? Eres guapa. Eres lista.

Eres buena gente. A mí me gustaría parecerme a ti.

Es que me lo estás diciendo porque estoy de bajón.

Te lo digo de verdad, María. Tienes mogollón de cosas guais.

Tenemos. Vale. Yo también.

Molamos. Mucho.

Va, me tengo que ir.

Gracias, Katy.

(Melodía instrumental melancólica)

(Melodía instrumental melancólica)

(Melodía instrumental melancólica)

(CANCIÓN EN EL MÓVIL) #Yo puedo con lo que me venga,

#nadie más puede hacerme daño.

#Yo soy yo y mía;

#soy fuerte, no soy de plástico,

#de hierro, una fortaleza#.

(APAGA LA CANCIÓN)

(MANDA UN MENSAJE DE VOZ)

A ver, perras, habíamos quedado a las seis y media.

¿Venís o qué pasa? Si no venís no os cuento algo, vosotras mismas.

No, ¿qué coño?

(MANDA UN MENSAJE DE VOZ) No me lo puedo callar:

lo estamos petando en YouTube con el puto videoclip,

¡vais a flipar!, tenemos muchas visualizaciones.

(MENSAJE) -Estoy con mi madre haciendo una cosa, no sé si iré.

(Melodía instrumental melancólica)

(Mensaje de WhatsApp)

(Melodía instrumental melancólica)

(La melodía se vuelve inquietante)

¡Hola!

¡Por fin! Me moría por verte.

¿Quieres pizza?

Espera, Dani...

Tengo que decirte una cosa.

¿Qué pasa?

Sara se ha enterado de que vives aquí.

¿Por qué?

¿Qué es esto?

Escúchalo, por favor.

(MENSAJE) Carol, tía, lo siento, pero no voy a llegar.

Mi padre me obliga a ir a la mierda de Boca Norte y...

Y tengo que seguirle el rollo a los tíos estos y...

Tía, hay hasta uno, que se llama Dani,

que vive de okupa, tía, es supercutre.

Otro va de que sabe de música y no tiene ni idea...

-Era para una amiga pero se lo mandé a Sara.

-Una es una monja, la otra... -Iba fatal, no recuerdo qué dije.

-Y una está tan desesperada... (APAGA EL MÓVIL)

Vete.

Dani. No debías contarlo a nadie.

Lo sé y lo siento.

Ya...

Lo siento mucho, Dani.

Tú me gustas.

¿Aunque vivir aquí sea "supercutre"?

No quería decir eso.

Dime que en el fondo no lo piensas.

Casi me la cuelas, Andrea,

pero sigues siendo la típica niñata pija.

(Melodía instrumental melancólica)

(Melodía instrumental melancólica)

(Comienza a sonar música trap)

#No sé qué tú tienes pero no dejo de pensar en ti,

#a veces, pienso que te cambiaría por todo lo que tengo.

#Pero ¿qué estoy diciendo? Prefiero mi mano caliente.

#Te cuento: no quiero pensarlo pero mira...

#Ayer pasaba de ti y hoy me arrastro.

#Solo que mis neuras no me dejan demostrarlo

#y me equivoco cuando digo que es un pecado poder ganarlo.

#Ya no busco un príncipe azul,

#quizá, un polvo a tiempo, que me lleve a la euforia.

#Y, ahora, cuando vayas a comer y te pongas;

#y, ahora, cuando vayas a comer y lo absorbas

#ponte a contar cuántas veces...

#Ay, ay, hey, hey.

#No quiero pensarlo pero siento que te agostas al pensar en mí.

#Ya, un día, si eso, me lo preguntas.

#Ya, un día, si eso, me perdonarás#.

-Es así, ¿no? -Creo que sí.

-Y al final...

-Míralo. ¿Por qué coño mandaste la foto?

Me la mandaste tú. ¡Ya lo sé, hostia!

Te la mandé a ti para que me dejases de tocar los cojones,

¡no para que se la mandes a todos!

¡Basta ya! ¿Estáis tontos o qué?

-Hala, ya llegó la otra a salvarte, de nuevo, el culo.

-No vengo a salvar a nadie.

Vengo a deciros que lo que habéis hecho es acoso e iré a la Policía.

-¡Y una mierda!

No tienes huevos. -Ya lo veremos.

-¡Joder, estábamos de coña!

-Qué pena no pillarte, porque yo no estoy de coña.

-Borro la foto y no la vuelvo a enviar.

-Haz lo que te dé la gana.

María... Vete a tomar por culo.

-Se nos va a caer el pelo.

María.

Que... lo siento, tía.

Ahórrate tus disculpas, imbécil.

¡Dani! ¿Qué haces aquí?

Quería verte.

Ahora no tengo tiempo.

Tengo que contarte una cosa importante.

¿Qué pasa?

Vivo en Boca Norte.

No... no comparto piso con nadie.

¿Cómo que vives en Boca Norte?

Pero ¿por qué?

Para poderle pagar el alquiler a mi madre.

¿Y desde cuándo?

Desde hace más de un año.

Joder, Dani. Quería decírtelo, pero...

Ya.

¿Por qué me lo cuentas ahora?

Andrea se desfasó en la fiesta y se lo contó a Sara.

O sea, me lo cuentas porque lo sabrán todos.

¿Y Andrea por qué lo sabía? No se lo dije, me pilló.

Dani, ¿sabes en qué posición me deja que yo no lo supiera?

Te conté otras cosas, lo de mi madre...

Vete a la mierda, Dani, de verdad.

Tenía razón, Dani, esto no me gusta

ni quiero verte más.

(Música)

(TOCA EL TIMBRE)

¿Puedo hablar contigo?

Solo será un momento,

si no quieres que pase, me puedo quedar aquí.

Pero... fuera de aquí.

Fuera de aquí, inmediatamente. Yo solo quiero...

Me importa bien poco lo que quieras.

No sé cómo no se te cae la cara de vergüenza,

presentarte aquí con todo lo que le hicisteis pasar.

Por eso mismo vine, para pedirle perón.

Eso podrías haberlo pensado antes.

-Espera.

-¿Qué haces?

-Quiero hablar con ella.

-No tenéis nada de qué hablar, Laura.

-Quiero escuchar lo que ha venido a decirme.

-Estaré en el comedor.

Gracias.

Laura, solo quería pedirte perdón.

No hace falta que me perdones

si no quieres, pero necesitaba decírtelo a la cara.

Tendría que haberme dado cuenta

que te machacábamos y esto era muy duro para...

Carol y yo vamos de superiores por la vida

y todo lo contrario, somos mala gente.

Fui una cabrona contigo.

Fui una cabrona y me porté fatal contigo, lo siento,

pero no me di cuenta de lo que pasaba.

El abogado de Carol va a ir a muerte contra ti.

Alegará que extorsionaste la realidad y...

Bueno...

No te preocupes, yo estaré de tu lado.

Andrea.

¿Por qué has venido ahora?

(Música)

A ver. -Eres una zorra, Andrea.

Por tu culpa estamos muy jodidas.

No sé cómo se te fue la olla así.

Era mi amiga, la suya, tía, da la cara.

Cógeme el teléfono si tienes huevos.

¿Me vas a contestar, cabrona?

Sé que viste los mensajes, ¿de qué vas? Si no me contestas,

iré a buscarte a ese barrio

de mierda y te arrancaré los pelos como a Laura.

¿De qué vas, de mojigata ahora? Te aviso, o me llamas o la lío.

(TODOS) No al cierre de Boca Norte. -Viva, Boca Norte, viva Boca Norte.

Por favor, Boca Norte, apoyadnos, o sea...

Boca Norte es nuestra. Es nuestra siempre,

viva Boca Norte, por favor.

(Llaman a la puerta)

¿Qué tal el día?

Oye, pensé que podíamos ir al cine y nos tomamos una pizza o algo.

No me apetece. Bueno, ya lo sé,

pero tienes que salir de casa.

¿Qué vas a hacer?

¿Me vas a volver a quitar el teclado?

No, Andrea, solo estoy preocupado.

Pues estoy bien, no hace falta que te preocupes.

Pero es que soy tu padre, preocupación crónica.

Me ha vuelto a llamar Carol.

¿Se lo has cogido?

Bien.

Andrea, ahora mismo crees que te quedaste sin nada,

pero en verdad ganaste mucho, créeme.

Sí. Sí, no todos tienen el valor

que tuviste para ir a hablar con Laura.

Y eso te hace mejor. Si no la hubiera cagado

con el audio, no hubiera ido a hablar.

Bueno, pero la tuviste que cagar

para darte cuenta de qué tenías que hacer.

No pasa nada, está bien.

Quedarse sin amigos está genial.

Mira, sé que no te servirá de mucho que te lo diga yo, pero...

Estoy muy orgulloso de ti.

Sí que sirve.

Cariño, lo que viene no será fácil, pero daremos la cara juntos, ¿vale?

¿Sabes qué vamos a hacer? ¿Qué?

Vamos a encargar una pizza y nos la comemos en casa.

¿Vale? Vale.

Ya, pero qué quieres que haga.

Podrías ser tú quien viniera y diera la cara.

No, no llamaremos a la Policía, son cuatro chavales.

No me pongo de su parte.

Silvia, deja de perdonarme la vida.

Sin mí, esto se hubiera terminado mucho antes.

Pues si tan irresponsable soy, haberme despedido.

Sería ponerla arriba porque no sé si cabrá.

No cabe. -Pues sí, es más vistosa.

No te cabrá. Ahora lo vemos.

Deberías estar aquí.

Tengo curro.

El que estás a punto de perder y nosotros defendemos.

Oye, Andy, no soy el malo, ¿vale?

Hablé con Silvia, tenéis que sacar todo esto.

Así todos sabrán qué pasa. Tíos, ya está.

¿Vale? El jueves se cierra el centro, no se puede hacer nada.

Sí que se puede. ¿En serio creéis que haréis algo?

Lo venden, Andy, lo venden.

Eres un cenizo, paso de ti. A mí esto me jode más que a ti,

me quedo sin curro ni casa. Oh, "sorry", qué mal.

¿De qué vas? ¿De qué vas tú? Eres un puto falso,

no nos dijiste que vivías aquí, somos tus colegas, ¿no?

Andy, relaja. -No, es que él lo sabe todo de mí

y de todos, ¿o a ti no te jode, Katy?

A mí no me metas, ¿vale?

Para flipar, tía, abre los ojos de una puta vez.

Cállate. Eres una cagada.

Me estás tocando los huevos ya. La que va de actriz,

como esta mierda ya no va contigo.

Vale, ¿y qué hago aquí entonces? Pues mira, no lo entiendo.

Vete a la mierda.

Katy, espera.

Oye, no cargues toda esta mierda conmigo,

las cosas no son siempre como tú quieres.

Ya está el hermano mayor. Y ya está el niñato.

No te pases. Sí, tío, niñato.

A ver si te enteras.

Eres un mierda. -Bueno, vale ya, ¿no?

¿Qué pasa, me vas a dar?

Das pena.

Yo seré un mierda, pero tú también.

Todos, por eso estamos en Boca Norte.

A ver si os enteráis.

si piensas como Andrea,

no haberla mandado a tomar por culo.

Imbécil.

-Se os fue la olla a los dos. -Sara, vete a la mierda, por favor.

(Móvil)

(Tono de llamada)

(Música)

(ARCADAS)

(VOMITA Y TOSE)

(Música instrumental)

(Música instrumental)

(Música instrumental)

Aquí tienes.

Gracias.

Tú sabías que iban a vender Boca Norte, ¿no?

Dani, las cosas son como son.

Iba a pasar.

Vete a la mierda.

(Música instrumental)

(Música instrumental)

¿Carol? ¿Tú de qué vas?

¿Qué haces aquí? Obligarte a dar la cara, cabrona.

¿Por qué fuiste a ver a Laura? Para pedirle perdón.

Lo que hicimos, estuvo mal. Ahora vas a justiciera.

Lo siento, pero pedirle perdón no te librará

del marrón que se nos cae. No lo hice por eso.

Ya. Yo solo quiero vivir tranquila.

En esta mierda de barrio. Sí.

Al final, cada uno tiene lo que se merece.

¡Eh, tú! Mierda de barrio tu puta madre.

¿Estos son los cutres de tus colegas?

Ni somos cutres, ni somos sus colegas.

Tú, de entrada, ya nos caes peor.

Carol, vete. ¿Ya saben lo que hiciste?

¿Les has explicado que Laura

se autolesionaba porque la machacabas?

¿Que acabó en el hospital porque no podía más?

No lo hice sola. Fue culpa de las dos.

No hace falta que les digas que soy una hija de puta

porque ya lo saben. Me he equivocado muchas veces,

con Laura, con ellos. Pero, sobre todo,

me he equivocado contigo.

Casi consigues que me convierta en alguien como tú.

Si me he librado, es gracias a este barrio de mierda

y a estos colegas tan cutres.

¿Te piras?

El día de la fiesta le eché una pasti a Andrea en la bebida.

Fue una guarrada. Lo sé.

(Música instrumental)

Hola.

Hola.

Voy a retirar la denuncia.

¿Por qué? Porque estoy harta de malos rollos.

Gracias.

Lu, me gustabas de verdad.

Si hubieses estado un poquito más atento

de algo que no fueses tú mismo, te hubieses dado cuenta.

Lo siento.

María.

Que...

Que lo de la noche de la fiesta no fue culpa tuya, ¿vale?

Soy yo.

Y toda la mierda que ha estado diciendo Guillem, es verdad,

porque tengo un puto problema.

Estoy todo el puto día viendo porno y de repente

me encuentro con una chica como tú y no funciono.

Creo que necesito ayuda.

Quizás sí.

No seas dramático, Andy.

Si siempre te quejabas de lo cutre que era todo.

Cutre, pero con "charm".

Eso lo dices porque nunca limpiaste los baños.

Si me lo hubieras dicho, te hubiera ayudado.

¿Qué vais a hacer?

Ni se os ocurra dejar el grupo, eh.

¿Y dónde vamos a ir? Donde queráis.

Esto solo son cuatro paredes, Andy.

¿Y tú? ¿Dónde vas a ir tú?

(Melodía de piano melancólica)

(Mensaje de WhatsApp)

(Melodía de piano melancólica)

(Timbre)

(Melodía melancólica)

¿Puedo pasar?

Sí, claro, pasa.

Mola tu casa.

Te pega.

¡Sí, claro! Era la casa de mis abuelos.

¿Qué haces aquí?

Quería saber cómo estabas.

He flipado con lo de tu amiga.

Carol. Lo de amiga ya sobra, ¿no?

Así que ese era tu secreto.

La denuncia de Laura y todo eso.

Sí.

Tela.

Me voy.

Vengo a despedirme.

¿Cómo que te vas?

Tengo un amigo que vive en Irlanda,

me voy a currar con él.

Esta noche sale mi avión.

Dani, no entiendo nada, no...

No quería irme cabreado contigo.

Pensaba que esto te gustaba.

Y me gusta.

Pues, quédate.

Si necesitas dinero, yo podría ayudarte.

No, Andrea, no, no es por eso.

No todo es cuestión de pasta.

¿Por qué es? ¿Me lo explicas?

Yo nunca he salido de aquí,

a lo mejor esto me gusta porque... es lo único que conozco.

Joder, qué bien.

Eso, también, nos incluye, ¿no?

Andrea, no lo entiendes. Claro que no.

Todo lo que hago es, siempre, para los demás,

ahora me toca hacer algo por mí.

Vale, pues vete, me da igual.

Andrea... No, te puedes ir, tranquilo.

No te voy a echar nada de menos.

De puta madre, yo tampoco.

Guay. Muy bien.

¡Muy bien! Genial.

(Melodía instrumental romántica)

(Melodía instrumental romántica)

Viene gente.

Venga, que nos pillan. Un segundo, coño.

¡Hola! (TODOS CHISTAN) Chis.

-Pensaba que no vendrías.

Perdón, pero ¿cómo me lo iba a perder? Ni de coña.

Ya está.

Espera, ¿y si hay alarma?

Pero si no había ni para papel.

(La cancela chirría)

(TODOS) ¡Chis!

Que me he dejado la tenaza.

¿Qué? Joder, Lu.

Dani debe tener la llave.

A tomar por culo.

Y tan ancha. Más fina ella.

Oye, ¿no esperamos a Dani?

No, ahora llegará.

(Canción rap)

#No confío en zorras, no confío en "whores",

#no confío en zorras si no quiero acabar "broke".

#No confío en lo falso, no confío en lo "fake",

#no confío en los falsos después de joder.

#No confío en zorras, no confío en "whores",

#no confío en zorras si no quiero acabar "broke".

#No confío en lo falso, no confío en lo "fake",

#no confío en los falsos después de joder.

#Yo no me creo a ningún falso que de mí quiera saber,

#yo no me creo nada de ellos si ladran sin conocer.

#Y, ahora, dos quieren pegarse, no tienen nada que hacer;

#ahora, todas las envidiosas se quieren meter.

#Mira, aquí estoy, otra vez, callando bocas;

#mi puesto lo quieren tener pero esta rubia no viene a perder.

#Antes currábamos hasta las diez, ahora con la música vivimos bien;

#unos compiten para comer, otros van a perder.

#Ah... Ya no me paro más, pienso bien las cosas;

#empecé a hacer esto y siempre compartí la copa.

#A quien le joda que esta nana esté de moda,

#le diré que no fue fácil chaparos a todas la boca.

#No confío en zorras, no confío en "whores",

#no confío en zorras si no quiero acabar "broke".

#No confío en lo falso, no confío en lo "fake",

#no confío en los falsos después de joder.

#No confío en zorras, no confío en "whores",

#no confío en zorras si no quiero acabar "broke".

#No confío en lo falso, no confío en lo "fake",

#no confío en los falsos después de joder.

#Todos queremos "flush", todos queremos "push",

#a mí no me compares y no pretendas ser mi cruz.

#Tus canciones no son reales, comprueba por qué no vales;

#yo bendigo a mis "haters", deja que hablen.

#Quieren verme fuera y saben que estoy dentro,

#no sé por qué estoy entre vosotros, chicos, no lo entiendo.

#Hay mil jugadores pero nadie hace un evento#.

Boca Norte, la película

5. Si fueras tú

Si te gustan las películas al más puro estilo Black MirrorSi fueras tú tiene que estar en tu lista. Es un contenido creado por y para los espectadores. Así que si viste la webserie al completo, no te pierdas la versión completa. ¡Incluye escenas inéditas! 

No recomendado para menores de 12 años Si fueras tú - Si fueras tú, la película
Transcripción completa

(Respiración agitada)

(Música de intriga)

(RESPIRACIÓN AGITADA)

(Hierros caen)

¿Hola?

¿Hay alguien?

(Risas)

¿Hola?

(Golpe)

¡Si esto es una broma no tiene ni puta gracia!

(Risas)

(Risas)

(GRITA) ¡Abrirme! ¡Abrirme!

(Música pop)

Buenos días, dormilona.

¿Todo bien?

Sí.

(Móvil)

¿Es Marta?

Sí, me preguntaba cómo iba todo.

¿Y cómo va todo?

Ya verás como a partir de ahora todo irá bien.

Si hay una frase que odio es "todo irá bien".

En mi lista de frases odiadas esa es la segunda.

¿Y cuál es la primera?

"Si luchas por lo que quieres lo conseguirás".

Alba, hay que tener paciencia.

Esa es la tercera.

(Música dramática)

Bueno, guardamos las maletas

y después meto el coche en el garaje.

Cotillas.

¿Qué pasa?

No, nada. Pues venga, vamos.

¡Ay!

No encuentro mis cosas.

¿Pusiste tu nombre en las cajas? Como te dije...

Mierda.

Bueno, me voy.

¿Cómo que te vas?

¿Y me dejas aquí con todo el marrón?

Es que tengo que hacer la inscripción.

Esta caja es tuya, ¿no?

Te queda muy bien.

Es de mamá.

Como siempre me la ponía, me la acabó regalando.

Oye, ¿y esto?

Mi delfín de la suerte.

Como de pequeña tenía miedo.

Pues dormía con él para que me protegiera.

Me encantan los delfines.

Alba,

solo son unos meses.

Siete.

Ya verás que en cuanto te des cuenta

volverás a estar con tus padres.

Además, vivir una temporada con tu tío favorito

tampoco está tan mal, ¿no? Hombre,

es que eres mi único tío, mucha competencia no tienes.

Venga, te acompaño al instituto.

Tío. (ASIENTE)

Creo que aquí serás más útil.

Qué morro tienes.

¡Chao, tío favorito!

¡Chao!

(Música animada)

(Sonido inquietante)

(Claxon)

(Timbre)

(Música de misterio)

Perdón.

¿Cristina?

No, soy Alba.

¿Me puede decir dónde está la secretaría?

¿La secretaría?

Sí, tengo que matricularme.

Sí. Perdona, giras a la izquierda después de los lavabos,

la puerta del fondo.

Gracias.

¿Qué? ¿Ya te has metido otra vez los dedos?

¿No te lavas las manos?

Qué pena me das.

Qué mala cara.

Podrías maquillarte un poco.

Aunque lo tuyo tiene poco arreglo.

¿Pasa algo?

Tienes que firmar... aquí y aquí.

Y no te olvides de poner la fecha.

Vale.

¿Acabas de llegar?

(ASIENTE)

Yo también llevo poco tiempo en Sotocruz.

La gente aquí es un poco rara, ¿no?

Hay de todo, ya verás.

Gracias.

¡Alba!

Tú te llamas Alba, ¿verdad?

(ASIENTE)

Hola. Hola.

Soy Alberto Blasco, el jefe de estudios.

¿Puedes venir conmigo un momento, por favor?

Sí.

Alba, te presento a la sargento Lara,

de la Guardia Civil.

¿Ha pasado algo?

No. No, tranquila.

Os dejo solas.

¿Puedo hacerte un par de preguntas? ¿Sobre qué? No entiendo nada.

Siéntate, por favor.

¿Podrías confirmarme tu nombre y apellidos?

Alba Ruíz Alonso.

¿Quiere ver mi DNI?

Sí.

Yo también soy piscis.

Qué bien.

¿Y siempre interrogan a los nuevos en este pueblo?

No, es solo un trámite.

¿Cuándo te has mudado a Sotocruz?

Hoy mismo.

¿Con tus padres?

Con mi tío Miguel.

El hermano de mi madre. Mis padres viven en Oakland.

Se trasladaron a Nueva Zelanda por trabajo hace un mes.

Y yo me iré con ellos cuando termine el curso.

¿Y por qué te has cambiado de instituto con el curso empezado?

¿Profesor Blasco?

Sí, ¿usted es el...? Sí, Miguel Alonso, el tío de Alba.

¿Hay algún problema con mi sobrina?

No. En principio, todavía no.

¿Es que espera que los haya?

Será mejor que pase, le están esperando.

(Llaman a una puerta)

Buenos días. Adelante.

¿Podrías esperarnos fuera?

(Música de suspense)

Es Cristina Romero.

Desapareció en marzo.

Y nadie sabe dónde está ni qué le pasó.

Alberto, tienes una llamada.

Sí, voy.

Es que no sabes cómo me miraba la gente.

Es que es igual que yo.

Dicen que todos tenemos un doble en alguna parte, ¿no?

Y la mía tiene que estar muerta y vivir en este pueblo de mierda

e ir a mi instituto. ¿No es casualidad?

Lo es. ¿Pero qué más puede ser?

Termina la cena, anda.

En un par de semanas tendrás tu pandilla, ya lo verás.

¿Mi pandilla?

Hablas como una abuela, en serio. Tú es que flipas.

Que voy a ser la friki, me van a machacar.

En serio, no puedo pasar por eso. Para, para.

Lo que tienes que hacer es darles una oportunidad.

Lo más importante, dártela a ti.

Me piro a la cama.

(Música animada)

(Sonido inquietante)

"Hemos puesto todos los medios técnicos y humanos

para descubrir su paradero. ¿Y han descubierto algo?

No podemos hablar de ningún sospechoso,

ni dar más detalles de la investigación".

"Hemos activado un servicio de apoyo psicológico

para todos los alumnos y alumnas que lo necesiten".

"¡Que nos dejéis en paz!".

(Música dramática)

(Tintineo)

(Tintineo)

(Música de suspense)

(Móvil)

(Música dramática)

(CHICO) ¿Qué haces?

Me llamo Rafa.

Nos vimos ayer en el instituto.

Eras uno de los mirones, ¿no?

Por lo menos yo no te hice ninguna foto.

¿Vamos al instituto?

(ASIENTE)

Que no, de verdad, que te lo imaginarías.

Es imposible que hubiera alguien en la ventana.

Además la madre de Cristina y el hermano

se fueron de casa antes del verano, no han vuelto.

¿Seguro? Sí.

Pues te juro que ayer vi alguien en una ventana.

Que no, imposible, te lo imaginarías.

¿Y por qué se mudaron?

No sé, demasiados recuerdos, supongo.

Ya. A ver, cuéntame,

¿por qué robabas la correspondencia de su casa?

No robaba, simplemente cogí un papel del suelo,

se llama publicidad.

(Llamada del móvil)

¿No contestas?

No, es que era publicidad.

Ya.

Oye, ¿y cómo es que empiezas el curso tan tarde?

Es una historia muy larga.

No fumo.

Cris fumaba como un carretero.

¿Eras amigo suyo?

Bueno, sí, la conocía.

¿Y cómo era?

No sé, una chica normal.

Pues tan normal no sería si había gente que la odiaba.

(Música de intriga)

(Llamada del móvil)

Si es tu novia, mejor que contestes.

¿Sí? -"Por fin."

"¿No viste mis mensajes? Llevo media hora..."

...esperándote en la calle. ¿Dónde estás?

"Tía, cálmate."

Un despiste lo tiene cualquiera. -"No digas que me calme."

Me volverán a poner falta por tu culpa. ¿Dónde estás?

-"Estamos llegando a la calle de la estación."

-¿Estamos?

No, que estoy, he dicho "estoy", Nerea.

Pues ya estás dándote la vuelta,

quedamos en cinco en la plaza del mercado.

"Mira que eres capullo, tío."

Será mejor que vayas.

Sí, ¿no?

Oye, una cosa, ¿eres de Ciencias o Humanidades?

Ciencias.

Pues mira, mañana hay un trabajo de Medio Ambiente.

Qué coñazo, ¿no?

Pues sí, la verdad.

Pero como lo haremos en grupos, echaremos unas risas.

Que si quieres, te puedes apuntar al nuestro.

Gracias. Nada.

(Música de suspense in crescendo)

(CHICA) Vamos, Hugo, rápido. (CHICO) Voy.

¡Oye!

Mira quién viene. -No me jodas.

¿Vais al instituto?

Soy Alba.

Yo, Rocío, él es Hugo.

Oye, os juro que no soy Cristina, no tengo nada que ver con ella.

Espero que no aparezca otra.

¿Os imagináis que hubiera docenas de clones?

Venga, vamos.

¿Y qué es eso del trabajo de Medio Ambiente?

¿Cómo te enteraste de lo del trabajo?

Pues... me lo ha comentado Rafa.

¿Qué pasa?

Cuidado con él.

Va de guay, pero no lo es.

Es un capullo. Eso le ha llamado su novia.

¿Y eso?

Olvidó pasar a buscarla esta mañana a su casa.

¿Quién es su novia? Nerea.

Rafa era el novio de Cris.

Y, en cuanto desapareció, enseguida empezó con esa pija.

-Y eso que Nerea y Cris eran íntimas.

¿Y tan rápido se olvidó de ella?

Tal cual.

Yo no sería capaz, desde luego.

Si quieres a alguien de verdad, no puedes hacer eso.

Oye, Alba, si no tienes grupo para el trabajo,

puedes hacerlo con nosotros.

-Si quieres, ¿eh?

Pues es que Rafa también me ha dicho.

Vaya.

Se nos han adelantado. -¿Qué esperabas?

Es carne fresca.

En fin, tú verás con quién vas.

Me lo pensaré.

El aula es esa.

Ahora voy. Os veo dentro.

(Timbre de entrada)

(Tono de llamada)

(Llamada de móvil)

(Llamada)

(Llamada)

(Llamada)

"¿Hola? ¿Quién es?"

¿Hola? "¿Hola? ¿Que quién es?"

Dejamos los teléfonos.

Los guardamos, por favor. Nos despertamos.

Vamos tarde, chicos. Venga, por favor.

Tú siéntate ahí, si quieres.

Os recuerdo que mañana tenemos la salida al campo.

Así que si alguien quiere cambiar de grupo...

ahora es el momento.

Tú, como has llegado la última, ya nos dices con quién quieres ir.

¿Por qué no viniste ayer, Cris?

¡No soy Cris!

Tienes que darme esas fotos. Pero ¿qué fotos?

¿Empezamos o qué? Que nos van a dar las uvas.

¡Sí, ya vamos!

Deja de jugar conmigo, ¿me entiendes?

Os recuerdo que para el informe geomorfológico

nos interesan cuatro factores:

el clima, el relieve, la litología y la vegetación.

A mí es que el rollo de la geología me da una pereza...

Pues vaya fichaje que has hecho, tío.

Se suponía que la nueva era lista. Me llamo Alba.

Y sí, me quedan muchas cosas por saber,

y no son solo de geología.

¿Qué quieres decir?

Tengo un problema.

¿Solo uno?

¿Siempre tienes que ir de lista?

A ver, ¿cuál es tu problema?

Todos os pensáis que soy Cris, y no lo soy.

Necesito conocer más cosas sobre ella.

Blasco me ha pedido que le devuelva unas fotos.

¿Sabéis algo?

Vamos, que sí.

Sabéis algo.

Blasco iba detrás de Cris.

Cris nos pidió que les hiciéramos unas fotos.

Así la dejaría en paz.

Pero Cris tenía novio.

Bueno... -¿Esto qué es,

un programa del corazón?

Vamos, que no quiero suspender este trabajo.

¿Este árbol cuál es?

Ni puta idea.

Las únicas plantas que conozco son las que se pueden fumar.

Ni idea, pero podemos pedir ayuda.

Antes muerta.

¿Qué haces? -Ver si lo estáis haciendo bien.

Es nuestro trabajo.

No me gustaría que os suspendieran.

Bastante tenéis con lo vuestro.

-Devuélvemelo, por favor. -No me da la gana.

¿Algún problema?

Déjalo, tía.

Volvemos a empezar y lo apuntamos en el tuyo.

Tema resuelto. Lo lees y nos dices qué tenemos que hacer.

Mejor lo leéis tú y tu novio. Yo me piro.

Eres valiente. Pocos se atreven a hacer

lo que le has hecho a Nerea y a Rafa.

Quizá por eso siempre hacen lo que les da la gana.

Oye, ¿Blasco siempre es tan borde? No digas eso.

Desde lo de Cris ha cambiado.

Estaban liados. -Eso es una leyenda urbana.

Blasco no haría nunca eso. Él no es así.

Seguro que fue cosa de Cristina. ¿Y por qué lo haría?

Blasco la suspendió.

Seguro que ella le amenazó con decirle a todos

que estaban juntos, aunque fuera mentira.

Cris era capaz de cualquier cosa.

¿Era? ¿Tú también crees que está muerta?

Bueno es una forma de hablar.

Pero vamos, en las series de polis dicen que si el desaparecido

no vuelve en 24 horas, chungo.

Y aquí han pasado meses.

Ayer encontré un papel sobre la desaparición de Cris.

Alguien apuntó a mano que tenía información y un teléfono.

Bueno, Ya hemos acabado y tenemos que irnos.

(Teléfono)

¿Te esperamos?

No, id tirando.

(SUSURRO DE MUJER) Alba...

¿Hola?

¿Puedes ayudarme?

¡Por favor, no te vayas!

¿Dónde estás?

¡Alba!

¡Alba! -¡Alba!

¿Se puede saber dónde estabas?

Venga, vamos.

Vaya susto nos has dado, Alba.

Tampoco ha sido para tanto, solo han sido unos minutos.

¿Unos minutos? Alba, llevamos buscándote más de una hora.

¿Se sabe dónde desapareció Cris?

¿Por qué lo preguntas?

Por esto.

¿Es que no me habéis oído?

¡No os retraséis!

¿Qué pasa Alba?

(Música de suspense in crescendo)

¿Y si la mató él?

¡Pero qué dices!

Tú misma dijiste que tenía problemas con Cris.

Si le chantajeaba, tenía motivos para quitarla de en medio.

¡Qué manía! Que te encarcelan

por enrollarte con una menor. ¡Qué no se enrollaron!

En estos temas, primero te detienen y luego te preguntan.

¿Qué te pasa?

Nada.

A ti te gusta Blasco.

No. No, para nada, Es un viejo.

Venga, tía. A mí me lo puedes contar.

Además, para la edad que tiene, Blasco está bien.

¿No somos amigas?

¿Qué te han dicho? Está reunida.

Y han llamado a tu tío. ¿Y eso?

No sé. Pero me quedo hasta que llegue.

No. No te preocupes, en serio. Qué me quedo contigo.

No hace falta, de verdad. ¿Seguro?

Vale, me voy. Lugo me cuentas. Vale.

Parece que hay restos de sangre.

Lo enviaremos al laboratorio.

Alba, necesito que me indiques exactamente

el lugar donde encontraste la pulsera.

Según tu declaración, estabas cerca de la papelera. Ven.

¿Qué papelera? La fábrica de papel.

Ah, sí.

Estaba por aquí.

Otra cosa: ayer encontré un aviso por la desaparición de Cristina.

Alguien apuntó un número de teléfono,

y creo que sé quién es.

Sí, y yo también.

Se trata de Hugo Molina, un compañero de Cristina.

Alguien anotó su número para que todo el mundo le llamase.

Se trata de una broma pesada. ¿Una broma?

No le veo la gracia.

El pobre chico se pasó tres semanas con el móvil apagado.

No le dejaban en paz.

¿Alguna cosa más, Alba?

No.

Gracias por la colaboración.

Muchas gracias. Gracias a usted.

Lo importante es descubrir la verdad.

¡Cristina!

¡Cristina!

¡Mi niña! ¡Mi niña! Carmen. Carmen, espera.

No es tu hija. Claro que es Cris.

Soy mamá. ¿No me reconoces?

¿Quién es ese hombre?

¿Quién es usted? Por favor, váyanse.

¿Qué hace con mi hija? ¿Quién es usted?

¡Carmen! ¡Deje a mi hija! ¡Cristina!

¡Escucha! ¡Cristina!

¡Cristina! -¡Mamá! Por favor.

¡Cristina!

Sí.

Es de mi hija.

Gracias, Carmen.

¿Dónde encontraron la pulsera?

¿Estaba donde la chaqueta?

No te lo puedo decir.

Sé que todo esto es muy duro... No, no lo sabe.

Esa niña...

es como mi Cris.

¿Seguro que no es ella?

Sí.

Parece imposible, pero... ¿Han analizado las huellas?

Sí hemos hecho todas las comprobaciones.

No es Cristina.

Pobre mujer.

Cómo me miraba.

Es normal, pensaba que eras su hija.

¿Y es normal que yo sea igual que ella?

Dicen que todos... Todos tenemos un doble, ya.

Pero uno puede estar en Islandia y el otro en Albacete.

Yo tengo a mi doble en la casa de enfrente.

Bueno, tenía, porque está muerta.

No, no se sabe si está muerta.

Si no, ya estaría con su familia.

O habría dado señales de vida, pero nadie quiere aceptarlo.

Sí, Alba, de acuerdo, es lo más probable.

Pero no sé, yo creo que... nunca hay que perder la esperanza.

Eso vas y se lo cuentas a su madre.

Al menos, alguien la echa de menos.

Claro que la echan de menos. Todos la echan de menos.

Su novio la ha olvidado muy pronto. Y su mejor amiga.

En el instituto había gente que la odiaba.

Es como si esa chica fuera un monstruo.

Hasta la peor persona tiene algo bueno.

Hay algo más, ¿verdad?

Tengo pesadillas... y Cris se me aparece en ellas.

¿Por qué no me lo habías contado?

Para que no me vieras como a una loca.

Yo nunca pensaría eso.

Y menos después de...

Después de todo lo que ha pasado.

¿Sabes?

Me han dicho que en el pueblo hay una heladería estupenda.

Si no recuerdo mal, tu helado favorito es el de... pistacho.

Hacemos una cosa: voy a por el helado....

y después llamamos a tus padres, ¿vale?

Vale.

Venga, hasta ahora. Hasta ahora.

Gracias.

¿Problemas? Muchos.

Encontramos la chaqueta de Cristina aquí.

Y la pulsera ha aparecido aquí.

Demasiada distancia.

Ya ha pasado mucho tiempo para tener esperanzas.

Esto supone que hay alguien detrás de esto.

Y nos quiere confundir.

(Timbre)

(Timbre)

(Timbre)

(Timbre)

(Golpes en la puerta)

Hola. Soy Dani, el hermano de Cristina.

¿Qué quieres? Tenemos que hablar. Es importante.

Dime.

Aquí no. Vamos a mi casa.

Escucha, no quiero que te pase lo mismo que a mi hermana.

Es solo cruzar la calle.

(Música de tensión)

Es Cris de pequeña.

Le encantaba columpiarse.

Vamos con cuidado para no despertar a mi madre, ¿vale?

Es por aquí.

Vamos con cuidado para no despertar a mi madre, ¿vale?

¿Os habéis vuelto a mudar a Sotrocruz?

Sí, queresmo estar cerca por si hay novedades con la nueva pista.

Aunque no tengo mucha esperanza.

Solo quiero que el que lo hecho lo pague.

¿Qué hay detrás de esta puerta?

Es el cuarto de mi hermana.

¿Puedo entrar?

(Música de tensión)

(SUSPIRA)

¿Te pasa algo?

No.

Era buena chica.

No todos pensaban lo mismo.

Bueno, desde la separación de mis padres, estaba un poco borde.

Lo pasó muy mal.

Pero era una hermana...

estupenda.

¿No eres ella de verdad?

-Dani, ¿has ido a la farmacia?

-¡Sí, mamá!

Voy a darle esto. Espérame aquí.

(Música de tensión)

¿Qué haces aquí?

¿Es esto de lo que querías hablarme?

Sé quien la mató. Fue Rafa.

No puede ser. Sí, sí puede ser.

Fue él, es un cabrón y lo conozco bien.

No podía soportar que Cris lo dejase.

Y fue el último que estuvo con ella. ¿Tienes pruebas?

Alba, tienes que creerme, por favor. Tengo que irme.

¡Alba!

¡Alba!

¡Alba, escúchame!

No te acerques, ¿eh? -Alba, ¿pasa algo?

-¡Que te metas en tus asuntos!

-Me meto donde me sale de los huevos.

-¿Con mi hermana hiciste lo que te salió de los huevos?

-Mira, chaval, no te pases.

-Que no te acerques. ¡Ya está bien!

-No te acerques a Alba, ¿me oyes? ¡Que paréis ya!

¿Qué coño haces? -¿Ahora qué?

¡Dime dónde está mi hermana! ¿Qué has hecho con ella?

¡Para! ¿Qué?

¡Que paréis!

¡Ayúdame, por favor!

¡Que me digas dónde está mi hermana! ¡Para!

¿Qué está pasando aquí? ¿Qué hiciste con mi hermana?

-¡No me vuelvas a tocar! ¿Queréis parar?

-¡Eres un mierda!

¡Id para casa! ¡Me quedo con él!

-¡Puto loco!

¿Estás bien?

¿Crees que esto va a ayudar a tu madre?

¿Cómo está?

-Mal.

Le he dado unos medicamentos que le recetaron y está dormida.

Venga... Vamos a dar una vuelta, así te calmas.

Ah...

Oye, siento lo que ha pasado.

No te preocupes, no pasa nada.

Oye, pues me puedo quedar así.

Así estaría maquillado ya para la fiesta.

¿De qué fiesta hablas? La de Halloween.

La está organizando Nerea. Y, bueno, venía a invitarte.

Me podrías haber llamado por teléfono.

Ya, bueno, pero no...

No sé, prefería verte y...

No tengo ganas de fiesta.

Venga...

Va a ir todo el mundo.

¿Rocío y Hugo también?

Eh... (RÍE)

No creo. Pues si ellos no van, yo tampoco.

¿En serio?

Bueno...

Si lo tienes tan claro...

Espera.

Hay que cerrar la herida.

No, no, no. Paso.

Cobarde.

De cobarde nada.

No sé si te acuerdas, pero salí a defenderte.

Yo me sé defender sola. Además, no me estaba haciendo nada.

Alba, que ese tío es un enfermo.

Ha perdido a su hermana. Tiene una orden de alejamiento.

Me reventó una botella de cristal en la cabeza.

Está obsesionado con que maté a Cris.

Y ni siquiera la vi esa noche.

Pues él dice lo contrario.

A ver... ¿Tú crees que la Guardia Civil

me habría dejado libre si eso fuera cierto?

Estuve toda la noche con... Nerea.

Parece que pronto te olvidaste de tu novia.

Rafa, me mentiste.

Me dijiste que solo erais conocidos.

Ya.

Es que no... No sé. Me quedé pillado.

Alba, piensa que acababa de conocerte y...

sois iguales... No sé...

Lo siento.

Venga, anda, siéntate, que te pongo los puntos.

Yo quería mucho a Cris.

Fue muy duro para mí.

Nerea pues...

me ayudó mucho.

Pero cuando... ¡Ah, hala, hala, hala!

¿Cuando qué?

Cuando te vi,...

sentí algo que nunca había sentido.

¿Te pongo otro?

Perfecto. Ah.

Dime la verdad...

Tú también sentiste algo.

Lo noté.

¿Qué pasa?

Nada.

¿Va todo bien?

¿Necesitáis algo más?

¡No, no! ¡No hace falta!

¡Ahora bajamos! Vale.

No podemos hacer mucho ruido.

Tranquila.

Oye, que muchas gracias por los primeros auxilios.

Has sido un buen paciente.

Acuérdate de la fiesta. ¿Vale?

¿Nunca aceptas un no por respuesta?

Chao.

Chao.

(Música de tensión)

Sí, sargento Lora.

Ya, ya lo sé, perdona.

Es que... tengo que hablar contigo.

Sí.

Vale.

Gracias.

¿Qué haces aquí? ¿Puedo hablar contigo un momento?

Tengo prisa. He quedado en mi casa.

¿Puedo ir contigo?

Si no queda otro remedio...

Tú dirás.

Quiero que vengas a mi fiesta,

pero Rafa me ha dicho que si Hugo y Rocío no vienen, tú tampoco.

Vaya, parece que tu novio te lo cuenta todo.

Por eso he venido a verte.

Porque quiero que los invites tú.

¿Yo?

Si lo hago yo, no vendrán.

Y no me extraña.

Por eso necesito tu ayuda.

Esto tiene que acabar de una vez.

Han sido unos meses muy duros.

Y lo hemos pasado muy mal.

Unos peor que otros.

He hecho cosas de las que no me siento orgullosa.

Ayúdame.

Por favor.

¡Ni de coña! ¿Tú sabes las putadas que nos han hecho?

Hugo, por favor.

Mira, tú haz lo que quieras, pero con nosotros no cuentes.

Por lo menos, conmigo.

¡Hugo, espera!

Tía, ¿qué le pasa?

¿No lo sabes? No.

¿El qué?

Hugo estaba colado por Cris.

Cuando ella se enteró, quiso reírse de él.

¿Qué hizo?

Le dijo que también le gustaba,

que le parecía un chico interesante y especial.

Y se citó con él en el parque.

"Pero ¡bueno!".

"¿A quién esperabas?". -"A nadie...".

"¿No? -"A nadie".

-"¿Seguro? A mi novia. ¿Sí?". -"¡No esperaba a tu novia!".

"Ven, ven, ven".

"Te van a explicar una cosita aquí, yo creo...".

"Mira".

"¡Eh, eh! ¿Adónde vas?".

"Te vas a enterar".

"¡Que lo digas, venga!". -"Soy un mierda".

-"Que no te escuché. Otra vez, que no te he escuchado".

"¡Soy una mierda!".

-"¡Oh, no!".

"(RÍEN)". -"Soy un mierda".

-El vídeo se ruló por todo el instituto.

Hugo se intentó suicidar con un bote de pastillas.

Estuvo mucho tiempo sin venir a clase.

Cris nos hacía la vida imposible.

Como ahora hace Nerea.

Mira, Rocío...

Yo he tenido que cambiar de instituto

porque también me hacían la vida imposible.

Y me arrepiento de haberlo hecho.

¿Por qué?

Porque tenía que haberme quedado ahí.

Arreglar mis problemas en vez de huir.

Eso es muy fácil de decir.

Lo sé,

pero es el momento de arreglar las cosas.

Debéis confiar.

Yo sé que lo estáis pasado muy mal.

Pero seguro que todo va a ser distinto.

Todo el mundo merece una segunda oportunidad.

La que Cris no tuvo.

No sé qué hacer.

Yo voy a ir a la fiesta.

Solo entraré si vosotros venís.

Creo que esta noche todo va a cambiar.

¡Guau!

¿Qué? ¿Qué te parece? ¿A que acojona?

Lo que acojona es tu vocabulario.

Como se enteren tus padres de lo mal que hablas, me matan.

Espera, que esto... está mal. A ver.

Pues... ¿sabes que apenas pienso en mis padres?

Ya te dije que te adaptarías rápido.

No, pero...

Quiero decir que debo mirar una foto

para acordarme de ellos. Es como si no tuviera memoria.

Bueno, no te preocupes por los fallos de memoria.

El médico dijo que era normal después de...

Tomarme las pastillas. Sí.

Pero es que no recuerdo ni siquiera eso.

Bueno, ¡venga! No le des más vueltas.

Pásatelo bien y no hagas tonterías.

¡Listo!

Adiós. Adiós.

(MURMURAN)

Hola.

Hola.

Te estaba esperando para acompañarte.

(Moto)

(Claxon)

¿Y Rocío? Ahora voy a buscarla.

¡Es el de la familia Adams!

-Joder, vas de Muerte. -Muy gracioso.

-Que no es de coña.

Siento si te lo ha parecido.

Bueno, y que...

Que también siento lo que te hicimos Cris y yo.

De verdad.

-Bueno,

os esperamos allí.

En serio, me alegro un montón de que vengáis.

Gracias... por pedir perdón.

-De nada, es lo que tocaba.

Nerea tiene razón.

Hoy empieza una nueva era.

Y habrá que celebrarlo.

Pues sí.

¿Quieres una?

Son de puta madre, te lo juro.

Hey, que me las ha pasado mi hermano.

Son de confianza.

(Música techno)

No tengas miedo, no te pasará nada.

Mejor que no, la última vez que me tomé una

no me sentó del todo bien, no merece la pena.

Como quieras.

Venga, vamos. ¿Y tú?

No.

Si tú no te la tomas, yo tampoco, no merece la pena.

(Música techno)

Joder, vaya ambientazo, ¿no?

¡Vamos!

-¡Aah!

-¡Quita!

(Alboroto)

-Alba, mira, la Familia Adams. Estáis geniales.

-Gracias.

-¿Lo ves?

Que todo tiene solución... y gracias a ti.

(Timbre de la puerta)

Hola. Hola, ¿puedo hablar con usted?

Sí, adelante. Gracias.

(Música techno y risas)

(Teléfono)

Vamos a bailar. Venga, vamos. No. ¡Qué no!

¡Venga! ¡Qué no!

¡Vamos!

Podía haber denunciado a mi hijo

y con la orden de alejamiento que tiene con Rafa

ahora podía estar en la cárcel, eso hubiera sido demasiado para mí.

Hablar arregla muchos problemas.

Es como si toda esa ira que tenía hubiera desaparecido.

Eso es mérito de Dani, se lo aseguro.

Mire, todos tenemos dentro algo bueno y algo malo,

solo es cuestión de prestar atención a lo bueno,

de hacer ver que todo tiene solución,

por mucho que nos duela la vida.

No voy a tener esperanzas que no serán realidad.

No, para seguir viviendo,

para poder dar lo mejor a su hijo y a usted misma.

Para tener paz.

Yo nunca encontraré la paz.

Jamás hay que decir "nunca".

¡Oye, Alba! Tenías razón, ha sido buena idea venir.

¿Merecía la pena sí o no? Sí.

¿Brindamos? Claro.

Oye, ¿tienes un minuto?

Quiero hablar contigo.

Claro.

Es un montaje. Estás metido en un buen lío.

Y estás acosando a Alba. ¡Es Cristina!

No lo es, las pruebas así lo indican.

¿Y quién coño es, su doble?

Esto es muy raro, sargento.

Lo sé, pero solo puedo actuar según las pruebas.

Y esta lo es. ¡Explícate!

A ver...

Es imposible que hiciera algo

ni con Cristina ni con ninguna otra chica.

¿Por qué? Soy gay.

¿Vale? Soy gay.

Mira mi agenda. ¿Quieres hablar con mi novio?

(Móvil)

Sí, dime.

No, ve tú, ya he terminado mi turno.

Alguien está haciendo una fiesta por encima de sus posibilidades.

Odio, halloween.

Antes ponían "el Tenorio" en la tele y a dormir.

¿Qué vas hacer conmigo?

Estás fotos vas a tener que explicárselas al juez.

De momento, deja en paz a Alba.

En serio, me siento mucho mejor después de haberme disculpado.

Has demostrado mucho con lo que has hecho.

La verdad es que no sé por qué hacía esas cosas.

Alba, desde que has llegado aquí he cambiado.

Creo que nos tendríamos que ir, no sea que Nerea.

Nerea me da igual.

(NEREA) Ahora, queridos zombis, el momento estelar de la noche.

Vamos a entrar. -¡Colocaos!

Silencio.

Venga, chicos, silencio, que esto os va a encantar.

La película que cambiará la historia de nuestro cine,

la dura adolescencia o cómo ser una patética que te cagas,

ese título me gusta más.

(Timbre de la puerta)

¿Sabes algo? Ni puta idea.

(Música de misterio)

(RÍEN)

¿Por qué lloras? ¡No llores!

¿Qué pasa, no quieres comer?

¡Patética!

Nerea, olvídalo, la Guardia Civil. -Vaya, justo en el mejor momento.

¡Basta!

¡Que paréis ya!

No sabía nada, lo juro. Mientes, no eres mejor que ellos.

-Tendremos que terminar la fiesta en otro sitio,

Putos vecinos. ¿Qué tal en la Papelera?

(TODOS) ¡Vale!

-Vamos.

-¿Qué, no venís con nosotros?

(TODOS MURMURAN)

¡Esperar! ¡Alba, Alba! ¿Dónde vas?

Me tengo que ir con ellos, tengo que ayudarles.

Están enfadados, déjales.

Quédate conmigo, por favor.

Venga, vamos a pasarlo bien.

-Rafa, ¿pasa algo? -¿En qué estabas pensando?

¿Qué haces poniendo ese vídeo?

¿Qué te pasa, tía? -Cálmate que ha sido una broma.

-¡Una broma! ¿En qué piensas, tía?

(CONTINÚAN DISCUTIENDO)

-¡Estás cambiando por ella!

-¡Alba!

-Se está llevando mi puta moto...

(Música de intriga)

-Que me da igual, Nerea, te has pasado una huevo.

¿Dónde está esta tía ahora? -No muy lejos.

Con la poca gasolina que tenía la moto...

Ahí está.

¿Dónde has dejado mi moto?

Te partiré la cara, ¿donde está mi moto?

Está ahí, que te tranquilices.

-¡Nerea, tía, relájate!

A ver, chicas, ¿esto no es una fiesta?

Pues venga, vamos a pasárnoslo bien.

Ey...

Venga.

Gilipollas.

(Música de misterio)

Joder... (RÍE) -No te rías por eso.

Ay...

-¿Hola?

-¿Hola?

-¿No hay nadie todavía?

-No. -Pues yo no espero.

-Tú, pásame... Has traído vasos, ¿no?

-Cuidado, que nos caemos.

(Cristales rotos)

-Hala, bien por ti.

(Música de misterio)

-¿Quedan cervezas?

(Música de misterio)

¿Qué haces aquí?

-¿Qué hace aquí quién?

Ella.

-¿Ella? Ella... ¿Quién es ella?

¿No la veis?

¿A quién?

A Cris.

Déjate de bromas, Alba.

Que está aquí, lo juro.

-No me pueden ver. -¿Qué quieres de mí?

-¡Estás hablando sola!

¿Tú qué te has tomado?

-¡Estás colgada! -Dejadla en paz.

-Está hablando sola, ¿no te das cuenta?

-Alba, ven, por favor. -¡Alba, para ya!

-¿Qué haces? -Alba, Alba, ven.

-¡Joder! ¿Qué mierda es esta?

-Vamos, venga. -¡Alba, vámonos!

-¡Vamos! -Espera un momento. Alba, vamos.

-¡Corred, corred!

Yo no soy como tú,

tú hiciste daño a muchísima gente.

-No eres como yo,

eres yo, Alba.

Sígueme.

(Música de misterio)

-¡Vamos, daos prisa, corred!

-Chicos.

Chicos, esperad un momento. -Pero ¿qué haces?

-Hay que volver.

No podemos dejar a Alba sola.

-No vayas.

-¡Que me dejes!

-¡También podemos decir la verdad, que fue un accidente!

¡A lo mejor así algún día puedo volver a dormir!

-¿De verdad vas a dormir mejor en un reformatorio?

¡Yo no pienso pagar por esa hija de puta! ¡Ayúdame!

-¡No!

-¡Mira, Rocío, tú tuviste la idea de dejar esa chaqueta

en la otra punta del pueblo!

¡No me puedes dejar solo ahora!

-Ya es demasiado tarde.

-No deberías de haber venido. -¡No le hagas daño!

¿Qué haces, Hugo? ¡Para, no lo hagas!

-Rocío...

¿Qué he hecho?

¡Todo esto es culpa tuya, Alba!

¿Por qué ellos sí te pueden ver?

-Porque son las únicas personas que saben que estoy muerta.

-¿Qué cojones pasa aquí? ¿Qué me echasteis en la bebida?

-Yo soy Cris y me matasteis, Hugo.

-O sea, que fuisteis vosotros.

-No. ¡Sí, bueno, dejadme en paz!

¡Cris, solamente te queríamos dar un susto

para que sufrieras lo mismo que nos hacías sufrir, de verdad!

¡Me has hecho mucho daño!

¿Hola?

Si esto es una broma, no tiene ni puta gracia.

¡Ah! ¡Abridla! ¡Abridme!

¡Ah!

-¿Qué se siente cuando se tiene miedo?

¡Déjame, gilipollas!

¡Que vengas! ¡Déjame, hijo de puta!

¡Ven aquí, hostia!

¡Cris!

¡Ah!

¡Suéltame!

¡Que me sueltes, cabrón!

¿Por qué me has humillado? ¡Suéltame! ¡Ah!

-Cris...

-¿Qué hemos hecho?

¡¿Qué hemos hecho?!

-De verdad, que fue sin querer, que fue un accidente.

(Música de misterio)

Pero ¿qué coño ha pasado aquí?

(Radio policial ininteligible)

(Música de misterio)

Déjeles pasar.

¿Es mi hija?

Sí.

Nos avisó Rafa.

-Pero ¿por qué no le detiene?

Porque no fue él.

Fue Hugo en colaboración con Rocío.

Rocío lo ha confesado todo. -Necesito verla.

Carmen, no te lo aconsejo.

Me da igual, necesito verla. -Mamá, más tarde.

Venga, déjales trabajar. Sí.

¿De verdad que no me pueden ver?

Seguro.

Entonces investigarán mi desaparición.

Nadie recordará nada.

Ni de ti ni de mí.

¿Y el colegio?

¿La fiesta donde perdí el sentido?

No busques el móvil.

Nada ha existido.

¿Y Marta?

Ahí la tienes.

¿La secretaria del instituto?

Soy Cris.

Hice daño a mucha gente...

y no me di cuenta.

Pero has vuelto...

y has defendido a los débiles,

has tenido una segunda oportunidad

y la has aprovechado.

Venga, es hora de irnos.

Me gustaría despedirme de ella.

(LLORA)

No te verá.

A lo mejor puede sentirme...

y saber que estoy en paz.

Inténtalo.

(Música rock)

Te quiero.

(ECO) Te quiero. Te quiero.

(Música rock)

(Sintonía final)

Si fueras tú - Si fueras tú, la película

6. Limbo

Ingrid García Jonsson interpreta a Lidia, una joven que se aventura a comprar una casa en la sierra de Madrid. Todo parece normal hasta que Wally (Demián Salomón), el antiguo dueño con quien mantiene una estrecha relación por internet, se enamora de ella. Con el paso del tiempo ambos parecen confirmar que sus sentimientos siguen el mismo camino, pero las cosas se complican cuando ella afirma que puede escuchar a otras personas que parecen habitar en la casa en secreto. ¿Serán cosa de su imaginación? ¿O hay algo que desconoce sobre el lugar donde vive?

No recomendado para menores de 12 años
Transcripción completa

(Pitido)

(Pitido)

(Pitido)

(Teclado)

(Notificación: gota)

(Pitido)

(Pitido)

(Pitido)

(Voces distorsionadas)

(Notificación)

(Teclado)

(Notificación)

(Llamada)

(DISTORSIONADO) ¿Hola?

Hola. ¿Lidia?

¿Hola? No oigo.

¿Hola? ¿Me escuchás?

¿Hola? ¿Me escuchás? (DISTORSIONADO) Hola.

Un seg...

¿Hola?

¿Ahí me escuchás?

No entiendo nada de estos trastos. Ahí te escuché, pero se cortó.

Este... Pero ¿me oyes?

Sí, ahí te escucho. Vale, vale.

Eh... eh...

Vale, bueno, ¿me oyes?

Sí, pero tenés una conexión malísima.

Pero si es la misma que tenías tú...

¡Ah! ¿Estás bajando algún archivo pesado o algo de eso?

No, ya te digo que yo uso solo dos programas y con suerte.

Capaz puede ser el "router", por donde pasaron el "router" o...

Da igual, si con todo lo que hay que hacer en la casa,

para lo que quiero el ordenador no hay...

¿Y cómo va todo ahí?

Bien, es una casa alucinante.

Bueno, qué bueno que estés bien.

Te vi medio escéptica en la firma del contrato, con muchas preguntas.

De resaca, dirás. Ah, OK.

No, había entendido otra cosa.

Pensé que el olor a cerveza era del agente inmobiliario.

No, qué va. Es que había dormido una hora.

En fin, bueno... nada, nada.

Por lo menos, mi cabeza está bien, todavía,

y soy capaz de recordar tu nombre y buscarte en Facebook.

OK, bien.

Bueno, la plata que me diste a cambio tampoco estuvo mal.

¿Ya te la has gastado toda?

Claro, el primer día. Soy muy ansioso.

Llené la otra habitación de Mantecol hasta el techo

y llené la pileta de papas fritas.

Ni idea de qué es Mantecol, pero suena a algo que engorda...

Te estás perdiendo de algo importante.

Es una golosina que se hace acá, en Argentina,

que se hace con los restos de las liposucciones.

Así que en Argentina no se desperdicia nada.

Mi talento como editor.

Tampoco es tan importante.

Que yo te llamaba, perdón,

por la puerta que hay abajo, en el comedor.

Sí, hay varias puertas en el comedor.

Ya, la puerta... Hay una puerta...

Hay...

Hay dos puertas, una al lado de la otra. Una la abres

y te lleva una puerta metálica. ¿Sabes qué puerta?

Estoy ubicado. Era mi estudio ahí.

Vale, pues es que no me has dejado la llave para abrirla.

Es que no te la dejé porque no hay llave para dejar.

Pero si está cerrada con llave.

No, está atascada. Pero tiene un truquito que se puede abrir.

Típico argentino, tiene que enredar hasta para cómo se abre una puerta.

Claro, acá no usamos llaves, sino que nos preguntamos

por qué las puertas se niegan a abrirnos.

Pues ¿te llevo para allá y le hablas tú?

Vale, vamos.

(TARAREA)

¿Me oyes aún? Sí, perfecto.

Vale, vale.

Vale. Pues esta no es. Esta de aquí. Voy, le hablo, ¿eh?

Vamos. Ábrete, sésamo.

Así no se va a abrir.

No. Bueno, escucha.

Lo que hay que hacer es medio raro, pero funciona.

Tenés que apoyarte en la puerta con las dos manos

y empujarla como si quisieras, no sé, tirar la pared abajo, ¿OK?

Con fuerza. Y después, desde ahí, vas hacia la...

derecha y hacia arriba y das un salto.

¿Y luego bailo desnuda alrededor de la fogata?

Eso sería ideal.

A ver.

Empujo la puerta.

Y a la derecha y... A la derecha.

Y arriba y un saltito.

(SUSPIRA)

Es una puerta racista. Solo le abre a argentinos.

A miembros de la raza argentina, querés decir.

(SUSPIRA) Que no la puedo abrir.

Igual el espacio que hay ahí, Lidia, es muy chiquito.

Con todas las habitaciones que tenés en la casa

no creo que te haga falta.

Ya. ¿Y dónde guardo mi colección de Barbies?

Tengo que confesarte algo.

Lo del saltito fue totalmente innecesario.

Muchas gracias, don Wally.

Pues nada, un placer.

Igualmente. Si tenés alguna duda, lo que sea,

me podés escribir. Yo estoy bastante acá, en la compu.

¿Qué hora es allí? Eh...

(VOZ DISTORSIONADA)

...pero estoy cuatro horas atrasado en la vida real, digamos.

Vale, entonces te voy a llamar por las mañanas

para despertarte enmedio de la noche.

No hay problema, porque yo no duermo nunca. Soy un vampiro.

Los vampiros sí duermen.

Ah.

Soy un vampiro con insomnio.

¿Lidia?

(VOZ DISTORSIONADA)

(Teclado)

(Voces distorsionadas)

(Teclado)

(Teclado)

(Teclado)

(Sonido distorsionado)

(Teclado)

(Notificación)

(Llamada)

¿Hola? Hola.

¡Ey! Estás...

Estaba escribiendo las dos últimas palabras

de mi obra de teatro y ha empezado a pasar una cosa rarísima.

Pará. ¿Estás escribiendo una obra de teatro?

Sí.

No sabía que eras dramaturga. Grosa.

Y directora y coreógrafa.

Y no se me da nada mal el boxeo. ¡Guau!

Mira.

Soy un pobre lisiado, por favor, no lo hagas.

Bueno, ya paro de contar porque es tarde

y mañana tengo que madrugar. ¿Madrugar? Qué raro que madrugues.

Es que me ha salido una prueba para una peli.

Cuando hablo con vos, Lidia, me siento el hombre

más inútil del universo.

¿Qué dices? Si estás todo el día currando.

Exactamente. Todo el día currando.

Pues eso.

Es que acá "currar" se le dice a... como si fuese robar o estafar.

O algo así. Hablando de estafas,

ninguna de las recomendaciones que me has hecho

ha servido para nada.

¿Ninguna? No. Lo del techo de la cocina, eso era

como que podía fallar.

No, lo del techo de la cocina está bien, de hecho.

¡No! ¿En serio?

Pero con el ordenador. ¡Es que enloquece todo el rato!

¿Pero hiciste lo que te dije? Sí, decime...

No, es que hoy ni siquiera estaba utilizando Internet

y ha empezado a hacer cosas muy raras con la imagen.

¡Ah! No sé, es raro.

¿Hiciste lo que te dije? Lo de la limpieza y eso. ¿Y no?

No sé qué decirte. Llamá al servicio técnico.

¡No! El servicio técnico está muy lejos.

Como lo tenga que llevar allí... Estoy en el medio de la nada.

Sí, entiendo. Y, bueno, es una cosa o la otra.

Hay que elegir en la vida. Ya.

Bueno, da igual.

Si para lo que lo quiero, que es escribir y... hablar contigo.

¿Estás currando? Digo... trabajando.

Sí, claro, siempre.

Aunque cada tanto me tomo un recreíto y te miro barrer.

Vaya fetiches más raros tiene usted, señor Santana.

Me vuelven loco las mujeres que barren.

Si quieres, puedo ser tu porno-chacha.

¡Guau! No tengo idea de qué es eso, pero por favor,

dos dame de eso. Ya me imagino tu historial.

Pornoconescobas.com.

Broomers.com. ¿"Broomers"?

Viste que hay una teoría que dice

que todo lo que existe en la realidad

ya se hizo en porno.

¿Por qué no pones música mejor? OK.

Si pongo acá se escucha bien allá, ¿no?

Sí, claro. Perfecto.

Veo que no es tu primer Skype, Ronco.

(Música tranquila)

No es muy música para barrer,

pero es linda.

Además, el guitarrista es amigo.

# Otra foto más en la cartera... #

¡Son españoles!

Tenés buen oído.

Cada argentino tiene una cuota de dos españoles que puede conocer.

# Otra vez la magia se ha deshecho.

# Otra vez de vuelta la certeza.

# Otra vez la lógica del tiempo.

# Otra vez sin vos.

# Otra vez a camuflarme # en el silencio.

# Y a cada instante el sol derrite

# un trozo del glaciar # que hay en mi pecho... #

¿Qué pasa?

¿Pasa algo?

# Lejos de... #

¿Qué pasó?

(DISTORSIONADO) Que mira la foto.

¿Qué tiene? Estás hermosa, ¿eso te da miedo?

A mí un poco. No, mira. Mira la puerta.

¿Qué tiene?

¿No lo ves?

Hum... hum... ¿Una sombra?

Eso son unos dedos.

No. ¿Unos dedos? No, eso es una sombra.

Es una mano. Wally. Bueno, dale.

Tiene un anillo, dale.

Es una sombra, Lidia.

Wally.

Quedate tranquila, Lidia, que en esa casa estás bien sola.

Que me lo digas así no me deja más tranquila, ¿eh?

¿Qué?

Lidia.

Quedate ahí tranqui. Quedate tranqui.

Agarrá el teléfono y llamá a la policía.

¿Qué mierda?

(Teclado)

(MURMURA)

¿Qué mierda le pasa a esto?

Pero ¿qué coño haces aquí? Solo quería saber cómo estabas.

¿Cómo estaba? Me preocupo por ti.

Que te preocupas por mí. ¡Ahora es lo que me faltaba!

No hace falta que grites como una...

¿Vienes, te cuelas en mi casa y aquí la loca soy yo?

¡La loca soy yo! Lidia, por favor.

Voy a llamar a la policía y punto. Ya está. Se acabó, no puedo más.

¿Ese es Wally? ¿Qué dices?

¿Ese que está ahí es Wally? Mira, que te pires.

¿Sí? ¿Policía?

Sí, hay un intruso en mi casa.

Sí. En Sotomayor, sí.

¡Que te vayas de una puta vez!

(Puerta)

¿Quién mierda era ese tipo, Lidia?

Es una enfermedad horrorosa.

Horrorosa.

Y yo no podía, Wally.

Me sentía culpable.

Pero no podía cuidar de él.

Y un día...

hice mucha mucha fuerza y lo dejé.

Me habían dicho que quedaba mucho

para que se volviera dependiente, pero...

¿Y si...

ocurría más rápido?

¿O si pasaban 20 años que...

en los que...?

¿Tú estarías dispuesto a sacrificar tanto?

No sé. Según por quién también.

No me digas eso, Wally. No, lo que te quiero decir es que...

este tipo se mete en tu casa sin tu permiso.

Esto es así. Te asusta. Anda dando vueltas por ahí.

¿No?

Por un tipo así yo no sacrifico ni un martes a la tarde.

¿Cómo sabía quién era yo?

Se ha...

Se ha metido en mi Facebook y ha leído nuestras conversaciones.

Este está totalmente chiflado.

Un minuto. Un segundo.

¿Tocas el ukelele? No.

Pero estoy aprendiendo.

Sé tres acordes y, bueno, eso.

Yo toco la guitarra. Ah, ¿sí?

Y un poco el bajo.

OK, entonces yo no toco nada. No, no. Porfa.

No... Porfa.

Toca lo que sea, que me va a venir bien.

Bueno.

Bueno, no sé tocar. En realidad, este...

No me acuerdo mucho de la... Ahí voy.

# Ella no para de activar.

# Es actriz, dramaturga, # directora de teatro,

# profesora de teatro, # le gusta boxear.

# Y yo que aún no encuentro

# ni siquiera una habilidad.

# Nos vinimos a encontrar # en este mundo tan raro.

# Nos vinimos a encontrar

# en este mundo tan raro,

# singular. #

No me acuerdo de la letra, no me acuerdo de la letra, no.

No me aplaudas, que me siento peor.

Te juro, me da más vergüenza todavía.

Que no, que está muy bien.

Lo que pasa es que la letra apréndetela un poco más.

Vos porque sos actriz,

pero para los mortales como nosotros no es tan fácil.

Yo tengo memoria fotográfica.

Me acuerdo de todo con leerlo una vez.

Bueno, es como todos los músicos que tienen oído absoluto.

No es tan fácil de tener.

Es como un superpoder.

"¿Hola? Hola.

¿Cómo va? Bien.

Menuda casa me has dejado.

Sí, ja, ja.

Oye, ¿te importa si te hago una llamada rápida?

Tengo que preguntarte una cosita o dos".

¿Qué es eso?

Nuestro primer chat.

(MURMURA)

(Música)

(Música)

(TARAREO DISTORSIONADO)

¿Lidia?

(TARAREO DISTORSIONADO)

(SUSURRANDO) Menuda casa.

(Notificación: gota)

(Pitido)

(Pasos)

(Ducha)

(TARAREA)

(SIGUE TARAREANDO)

(Voces distorsionadas)

(Llamada)

Buenos días. ¡Buenos días!

Al final es verdad que no duermes nunca.

No, es que yo me meto acá dentro y me olvido de la hora.

Hoy cuando me he levantado me habían cortado la luz.

¡Ah! Ayer, cuando dormías, en un momento

se cortó la comunicación. Debe haber sido ahí.

¿A qué hora?

Más o menos a la hora que empezaste con la coreo.

A hacer la coreo esa que hacías. ¿Qué coreo?

La coreo esa que hacías, que no sé si... qué pasó que...

contabas, cantabas...

¿Qué contaba? ¿Una coreo? ¿Qué dices?

Eso que hacías a la noche, Lidia. ¿En la noche? Pero ¿qué dices?

¿Cuándo? "OK", bueno. No importa.

Me pasa por enamorarme de una actriz.

Hablando de actrices...

¿Cómo es? ¿Es complicado ser actriz?

¿Muy glamuroso?

Cuando limpio el baño de abajo

me siento como en la gala de los Emmy.

¿Se podía limpiar el baño de abajo?

Está claro que nadie lo había intentado antes.

No, pero en serio te pregunto.

Yo sé que pisaste la alfombra roja.

No quiero decir que te "googleé", pero te "googleé".

Sí, pero hace mucho tiempo.

Yo empecé haciendo publicidad de pequeña.

Hacía un montón de anuncios.

Y luego me salió un papelito en una serie

que se llamaba "Mi padre es un héroe".

Por cierto, a mi padre había que atarle las manos

entre toma y toma.

Las tenía un poco largas.

Y luego fui Vicky.

Era una estudiante de cine, adolescente,

un poco friki, pero muy amiga de sus amigos,

que salía en "Colegas".

¡"Colegas"! ¡Sí!

Pues ahí estuve cuatro años.

Firmábamos autógrafos, comíamos gratis en todos los restaurantes...

Yo fui portada del "Qué me dices" tres veces.

Y, de pronto,

de un día para otro, bajaron los productores a plató

y dijeron que cancelaban la serie y que...

que nos fuéramos a casa.

Y ahí se acabó todo.

Ahora, con suerte, hacemos una cosa que se llama

"Colegas: El reencuentro",

donde nos reunimos los actores que no estamos trabajando

y nos hacemos fotos para Internet para que la gente pueda comparar

cómo éramos entonces y cómo estamos ahora.

La gente comenta lo viejos que estamos todos,

lo gordo que está Pedro,

lo vieja y lo fea que está Vicky.

¿Vieja y fea? ¿Vicky? Bueno, la televisión no perdona.

Y desde Vicky, ¿después tuviste otro papel así tan trascendente?

No.

Ajá.

He hecho teatro y cosas pequeñas pero...

No, nada. Pero ¿te gustaría seguir,

no sé, trabajando de actriz? ¡Pues claro!

Claro que sí.

Bueno, podés hacer otras cosas también. Tenés

muchos caminos, ¿no?

La mampostería.

¡No! Bueno, si te gusta, también, pero...

sos dramaturga, sos directora,

sos profesora de teatro. Tenés muchas posibilidades, digo.

No.

No. No soy directora, no soy dramaturga.

No he escrito ni una obra de teatro.

Podría volver a dar clase, pero no sé.

¿Tenés "reel"?

Sí, pero está muy viejo. ¿Me lo podés pasar?

¡Venga! A ver si lo encuentro.

Lidia Ronco "reel"...

Vale, ahí va.

A ver, a ver.

Un momento.

(HABLA EN INGLÉS)

(Música)

¿Por qué pones esa cara?

¡Uh! Me olvidé que me podías ver.

No.

En serio.

No está mal.

Es un poco viejo, me parece. Sí, me lo hizo una amiga.

Eso no se hace. Los "reeles" no los hacen los amigos.

Están los editores.

¿Querés que te haga uno?

¿Lo harías?

(Música)

¿Que no me entero de qué?

¿No te enteras de que tenemos una niña?

¿No te enteras de que la tenemos que sacar tú y yo adelante o qué?

Estaba pensando que si al final voy a dar las clases aquí,

quizá estaría bien remodelar el baño este de aquí al lado.

De ahí.

Porque yo creo que es el que la gente va a usar

y no está muy practicable.

Yo prefiero que si vas a hacer alguna remodelación en la casa,

ni me cuentes.

¿Por?

No sé. Es la casa de mi familia.

Sos la primera dueña de esa casa que no tiene mi apellido.

Ya, bueno. Pero yo quiero reformar un baño, no cambiarte el apellido.

Sí, no sé. Tengo como una...

nostalgia rara, una cosa así.

Vale, bueno. Pues te prometo que no...

no voy a tocar nada de esta casa. Para nada, vamos.

Pero, por si acaso, ¿no tendrías por ahí unos...

planos? Porque yo ya los vi. No los necesito, pero...

quizá, no sé, igual un día

me pierdo

por la noche y no encuentro mi habitación.

¿Eh?

(Teclado)

¡Qué eficacia!

Lidia, ¿me escuchás?

¿Seguro que estos son los planos completos?

¿Me escuchás, Lidia?

¿Wally? ¿Que si son los planos de la casa estos,

que si están bien? Lidia, ¿me escuchás?

¿Me escuchás? ¿Wally? (VOZ DISTORSIONADA)

¿Me escuchás, Lidia?

(VOZ DISTORSIONADA) De la casa... están bien.

Lidia, ¿me escuchás?

¿Me escuchás? ¿Wally?

¿Me escuchás, Lidia?

(VOZ DISTORSIONADA) Wally.

(Pitido)

(Sintonía de Windows)

Hola, Lidia, ¿ahí me escuchás?

Qué paranoia, ¿no? ¿Qué ha pasado?

Tenés que hablar con tu proveedor de Internet.

No sé cuánto te estarán cobrando, pero sea lo que sea es mucho.

Te he dicho que tengo el mismo que tenías tú.

Por eso te digo. Los conozco, son unos ladrones profesionales.

¡Ojo! Capaz que es porque estábamos hablando

de las modificaciones de la casa.

La casa no quiere que la modifiques. Vamos a ver.

¿Qué pasa con el baño?

¿Qué tiene de importante que cambie un baño?

No es el baño, Lidia.

OK, pienso que mi familia

hubiese preferido que yo conservara su legado.

Es eso.

Pero has vendido la casa.

Sí.

¿Y tus padres qué dicen?

No, no tengo a mis padres.

No lo sabía, lo siento.

No importa. Murieron cuando yo era chiquito.

Murió mi mamá y al... al año murió mi papá.

A los dos les falló el corazón.

Tengo dos tíos.

Que no sé muy bien dónde viven.

Y... mi tía abuela

vivía en esa casa.

Y murió unos meses antes de que yo me accidentara.

Vale, te prometo que no voy a hacer reforma en la casa.

En todo caso...

la mejoro un poco

para que dure más. Ahora la casa es tuya.

¿Puedo saber por qué la has vendido?

Estaba pasando un momento...

Difícil.

Y pensé que irme de ahí

estaría bien. Y bueno, eso.

No me des bola.

Igual pienso que...

los legados familiares sí son importantes.

Yo creo que no hay que darle tanta importancia a esas cosas.

¿Qué cosas? ¿De qué hablás?

Pues eso, los legados familiares,

el seguir con las tradiciones,

respetar a la familia... todo eso.

¿Vos tenés a tus padres? Sí.

Pero no me gustaría ser como ellos.

Vamos, yo no quiero estar toda la vida trabajando de lo mismo,

Viviendo con alguien a quien odio,

hablando solo de dinero y esperando a que todo se acabe un día

yya está. No sé, no quiero eso.

No siempre es así.

Capaz tuviste mala suerte con tus padres, no sé.

¿A vos no te gustaría que tus hijos continuaran con tu camino?

No, yo es que no quiero hijos.

Ah, ¿no? ¿Jamás? ¿Nunca? ¿No...?

Nunca jamás.

¿Y para qué venir al mundo si uno no va a tener hijos?

¿Pues cómo que para qué? Para vivir.

Para crear, para disfrutar, para aprender...

Para hacer mil cosas.

Pero si no tenés nadie que continúe eso,

¿qué sentido tiene? ¿Continuar?

Ni que fuéramos una serie de televisión.

Bueno, tampoco te burles de lo que digo.

Wally, no me digas que te estás enfadando.

No me...

Si te burlás de lo que digo. Te estoy diciendo lo que pienso

y te burlás de eso, un poco me enoja.

Yo entiendo igual tu posición, tu manera de pensar.

Lo más importante del universo sos vos, OK.

Pero para mí no es así, qué se yo. Para mí somos...

No sé, venimos acá

y somos como vehículos para llegar a otros.

Y tener un hijo es como la culminación de eso.

Para mí. Me estás llamando egoísta.

Lo dijiste vos, pero cuadra. Me parece.

Mira, Wally, lo dejamos aquí mejor, ¿no?

No te enrosques. Cómo sois los argentinos, de verdad.

¿Los argentinos?

¿Somos los culpables de todo los argentinos?

¿Qué tiene que ver? No es una cosa de nacionalidad.

Además, si hablamos de los españoles,

estuvieron adentro del "freezer" del generalísimo, ¿cuánto tiempo?

Nosotros eso de: "No queremos ser como los padres,

trabajar toda la vida, estar juntos...".

Ya lo hablamos en los 70. Hace un montón de tiempo.

Lo superamos como sociedad ya.

¿Wally?

No sé de qué me estás hablando. OK.

Estoy con tu "reel".

¿Hablamos más tarde? ¿Hablamos en otro momento?

Como quieras. Vale, chao.

(Llamada)

(Llamada)

(Llamada)

(VOZ DISTORSIONADA) ¿Wally?

¿Wally? Sí, Lidia.

Wally, hay alguien en la casa.

¿Cómo? ¿Hay...? Sí.

¿Llamaste a la policía?

Claro que he llamado a la policía, pero no han encontrado nada.

Pero tengo muy claro lo que estoy escuchando.

¿Qué escuchás? Oigo pasos. Los oigo todo el rato.

El otro día en la ducha los oí

y ahora los estoy escuchando todos los días.

Abajo, en el fondo... No sé dónde están.

¿La policía fue abajo, al fondo?

Sí, ya han buscado todo y no han encontrado nada, ¿vale?

Pero te juro que hay alguien aquí.

¿Les hablaste de Rodrigo? Claro que les he hablado de Rodrigo,

pero me han tratado como una loca.

Me han dicho que me tengo que acostumbrar,

que esto es una... casa vieja y que... que hay ruidos.

Y que me tengo que acostumbrar a los...

¿Qué pasa, Lidia?

No sé. Es el ordenador, se ha abierto algo que yo no...

(VOZ DISTORSIONADA) Yo no...

Wally.

¿Wally?

Es Rodrigo.

Me dice que te diga que todo está bien

o que me despida de ti para...

Lidia, no me parece buena idea.

Si de verdad pensás que hay gente en la casa,

tenés que volver a llamar a la policía, por favor.

(SUSPIRA) Me cago en la puta.

Te juro que yo no soy así, Wally. Yo soy muy valiente.

¿Por qué huele así en este baño?

A podrido. ¿Siempre ha olido así aquí?

¿Wally? No sé, Lidia, no sé.

No usaba ese baño. La verdad es que no sé, no sé.

De verdad.

Qué mierda, estoy acojonada en mi propia casa.

Bueno, tranquila, tranquila.

Ya, encima, con lo de Rodrigo, no me atrevo ni a usar el ordenador.

¿Qué te dijeron los del "service"? Pues nada.

Nada que me sirva. Que use contraseñas complejas,

que no abra archivos desconocidos y ya está.

Pero ¿lo limpiaron? ¿Le sacaron virus?

¿Troyanos? ¿Toda la basura la sacaron?

Por poco no lo meten en un balde con lejía. No queda nada.

"OK", entonces se puede usar. No hay problema.

Ya. ¿Qué vas a hacer ahora?

No sé. ¿Por qué no llamás a algún amigo?

¿No tenés algún amigo o amiga que te pueda acompañar?

¿Ahora? Que vengan en medio de la noche a Sotomayor

entre semana a buscarme. Pero ¿estás loco?

Encima como les diga para lo que tienen que venir,

me van a venir a buscar,

pero con una camisa de fuerza y un enfermero.

¿Lo has oído? No, ¿qué? Se cortó recién.

Acaban de cerrar la puerta del baño.

Mira, mira.

¿No la cerraste vos antes de ir a la habitación, Lidia?

No, no. No, no he sido yo.

No.

Tenés que llamar a la policía, Lidia. Llamá a la policía.

No, no me van a hacer caso.

Wally, he visto algo.

¿Eh?

Wally, me parece que hay alguien abajo.

Hay alguien abajo, en la primera planta.

Por favor, Lidia, llamá a la policía.

Yo estoy muy lejos, no te puedo ayudar.

¿Qué te voy a decir? No sé qué decir.

No sé, Wally, pero por favor, no cortes.

(VOZ DISTORSIONADA) Por favor, por favor. ¿Dónde está?

¿Dónde está? Lidia, tenés que llamar a alguien

que te vaya a ayudar, por favor te lo pido.

(Notificación)

(SUSPIRA)

(Notificación)

(SUSURRA) Wally, están abajo.

(Teclado)

Los estoy escuchando, están en la primera planta.

¿Wally? Por favor, dime algo que me calme, por favor.

¿Wally? ¿Wally?

¿Wally, estás ahí?

(MENSAJE VOZ) "Yo vivo en Malasaña.

Cada vez que Lidia me escribe uno de sus mensajes desesperados,

tengo dos horas de viaje. La mayoría de las veces

me recibe a gritos, como la otra vez.

Por ti me llamó, porque le dabas miedo.

Llegué a la casa, me hizo pasar y me dijo que esperara abajo.

Luego subió y se quedó chateando contigo".

Wally, por favor, háblame y dime algo que me tranquilice, por favor.

(MENSAJE VOZ) "Cuando subí, me trató como a un loco.

Te vi en la pantalla y pensé que la estabas amenazando con algo,

pero luego me di cuenta de que no. Ella es así, una desquiciada".

¡Wally! ¿Dónde estás? ¡Wally, contesta!

Lidia, si de verdad pensás que hay gente en la casa,

llamá a la policía, ¿OK? Pero ¡que no me van a hacer caso!

"Cuando le digo que haga algo al respecto,

que se mude o que te denuncie, me dice que nadie le cree".

Lidia, yo te creo. Estoy con vos. Estoy ahí, ¿OK?

Pero estoy a 14.000 kilómetros de distancia, ¿qué querés que haga?

No puedo hacer demasiado, llamá a la policía.

Te llamo desde el ordenador.

(MENSAJE VOZ) "No es que me importe lo que te pase, Wally,

pero te voy a dar un consejo gratis: no caigas en su trampa.

Primero, antes que nada, es actriz. Y segundo, está loca.

La combinación de esas dos cosas te puede destruir la vida...".

(Llamada)

"Créeme. Estuvo a punto de destruir la mía".

¿Hola? Sí. Mira, es que hay alguien en mi casa. Sí.

(SUSPIRA)

Sí, sí.

Sí, la de Sotomayor de la Sierra, sí.

Ya, pero es que los oigo ahora.

¡Que los estoy escuchando ahora!

No, no tengo familiares cerca.

Amigos tampoco.

Pero ¿no va a venir nadie entonces?

Vale.

Sí, sí. Llamo y todo eso. Venga.

(SUSPIRA)

Adiós.

¿Hola?

Mira, Wally, llevo llamando días.

Hace un montón que no hablamos, ¿vale?

Y no me hacen ni puto caso, se creen que...

Son como los del "service", piensan que estoy loca.

Pero ¿van a ir?

Si vienen lo harán mañana por la mañana temprano.

¿Y ahora qué hora es ahí?

Las 03:15.

Bueno, no falta tanto.

No. Te acostás, te relajás un poco, no sé.

Hasta que amanezca, no sé.

¿Cómo me voy a dormir ahora?

No digo dormir, pero, no sé, capaz...

Relajarte, estar tranquila. Cerrá la habitación con llave.

Esa cerradura es muy buena.

Sí.

Mañana de día, no sé, podés pensar con más tranquilidad.

No sé, no sé.

(VOZ DISTORSIONADA) ¿Puedes hacerme compañía?

No me hagas esas cosas que me hacés.

Yo también estoy solo acá.

No sé qué dije.

Tengo que terminar un informe.

Yo estoy acá. Me quedo acá.

Gracias.

Mañana mismo me voy donde Nati y ya veré qué hago con la casa.

Ahora no pienses en eso, intentá descansar.

Tranquilizarte, ¿eh?

Yo estoy acá.

Cualquier cosa que pase, que necesites,

que me quieras decir, que se escuche,

yo estoy acá escuchando, ¿OK?

OK. ¿Sí?

Concha de la lora.

¿Lidia?

(Voces distorsionadas)

(Voces distorsionadas)

(Pitido)

(Teclado)

(Notificación)

(Llamada)

Hola, Wally, ¿me oyes bien?

Sí, hola.

¿Qué tal? ¿Cómo estás?

Acá andamos, ¿me querías mostrar algo?

Bien, bien. Directo al grano.

Oye, antes que nada, quiero que sepas que te entiendo.

Sé lo que se siente cuando conoces a una chica guapa

que parece necesitarte. OK, ya leí tu mail.

Si me querés mostrar algo, es tu momento, Rodrigo.

Dale. Está bien, está bien.

Te lo estoy compartiendo ahora.

(Golpes)

(Golpes)

Son las capturas de pantalla de todos los mensajes

que Lidia me ha mandado desde que empezó a chatear contigo.

(Golpes)

(Golpes)

Mirá, si esto es real, si estas imágenes son verdaderas,

yo te agradezco que me quieras avisar.

Ahora, si son falsas...

Vos sabés que estás totalmente loco ¿no?

¿Cómo van a ser falsas? Las tienes ahí en tu ordenador.

Mira, yo trabajo con imágenes. Sé que todo se puede manipular.

Bueno, sí. Sobre todo a los hombres como nosotros.

OK, Rodrigo. Fue un gustazo hablar con vos.

¡No, Wally! Espera, espera.

¿No te das cuenta que está jugando contigo?

Es una actriz, macho, ¡una actriz! Viven para ser deseadas.

Quieren ser todo el rato el centro de atención.

Y si no lo son, se vuelven locas. OK.

Además, cuando quieres contar con ellas,

te abandonan, Wally. ¡Te abandonan!

Chao, Rodrigo. No, Wally, por favor, no.

No seas imbécil y despierta.

(Llamada)

¿Wally? Wally, ¿estás ahí? Sí, acá estoy.

Vale. ¿Lo has oído?

¿Lo has oído? No, Lidia.

Cada vez que me preguntás si escuché o vi algo,

justo siempre se corta.

Pero ¿qué dices, Wally? ¡Si es al revés!

Las cosas pasan cuando se corta.

Ellos solo están tranquilos cuando hablo contigo.

OK. ¿Quiénes son ellos?

No lo sé, me parece que son tu familia.

Tú fuiste el que dijo que quizá estaban enfadados

porque era la primera dueña de la casa

que no tenía vuestro apellido. ¿Lo has oído? Lo has oído, ¿no?

Lidia.

Se ha oído clarísimo.

Han golpeado las puertas de la primera planta.

Escuchame, dame el teléfono de algún amigo tuyo

que pueda llamar y le digo que te vaya a buscar.

No voy a meter a nadie más aquí dentro.

Wally.

¿Tú te acuerdas que cuando yo compré la casa

vimos unos planos antiguos? Sí.

Te acuerdas, ¿no? Sí, sí.

Y luego, ¿te acuerdas que me mandaste unos

que son más nuevos, quizá?

Sí, los que había hecho mi tía. Vale.

Pues resulta que los planos son diferentes.

Son diferentes, Wally. Alguien ha construido una habitación

y la ha querido mantener oculta.

¿Una habitación? Es imposible lo que me estás diciendo, Lidia.

¿Sí, imposible? Pues mira lo que esta loca

acaba de descubrir.

Hueco.

Hay una habitación aquí, Wally.

Lidia, escuchame, tenés que salir ya de la casa.

¿Qué? Que tenés que salir ya de la casa.

Pero no puedo... ¡Rodrigo está ahí!

¡Suelta eso, joder!

¡Soltala, hijo de puta, cagón!

Que Wally ni Wally. ¡Soltala!

Está en el puto culo del mundo. ¿Qué dices?

Yo estoy aquí dispuesto a dar todo por ti

y prefieres a un lisiado argentino de mierda.

¿Me oyes? ¡Soltala, hijo de puta!

¡Lidia! Corré, corré, ¡dale!

¿Dónde cojones crees que vas, zorrita?

Que yo también te quiero cantar una canción.

Wally, te lo dije, ¿eh? Te lo dije.

La casa está ocupada, la casa está ocupada.

La casa está ocupada. Tu tía lo sabía y los tenía encerrados.

Pero Rodrigo lo ha echado todo a perder.

No sé qué hacer, Lidia. No sé qué hacer.

Mierda, no sé qué hacer.

No cortes, Wally, no cortes.

Si hablo contigo, ellos se tranquilizan.

(VOZ DISTORSIONADA) Por favor, no cortes.

Y pensabas que estaba loca.

(GRITA)

(Música en bucle)

(Voces distorsionadas)

¿De qué te escondías, Lidia? ¿Qué pasa?

¿Ya no me quieres? ¡Suéltame, gilipollas!

Wally, ¿estás ahí? Sí, estoy acá.

No cortes. Mira.

Tengo que salir, Wally. Toda la primera planta está ocupada.

Tenés que llamar a alguien, Lidia.

No puedo volver a llamar.

Soy la loca de Sotomayor, ¿recuerdas?

(GRITA)

¡Lidia!

¡Lidia!

Tengo que salir de aquí.

¡El balcón! ¡El balcón del cuarto!

¡El balcón no, no podés! ¡Es muy alto para saltar!

¡Lidia, no podés saltar por ahí!

¿Qué pasa, Lidia? ¡Contame qué está pasando, por favor!

Están ahí también.

Quédate conmigo, Wally. Si estás tú no me hacen nada.

(GRITOS)

¡No! La concha de su madre.

(Voces distorsionadas)

No puedo más, no puedo salir. Te tenés que esconder.

Te tenés que esconder hasta que amanezca.

A que venga la policía. No puedo abrir la puerta.

Pero ¿dónde me escondo?

¡En la habitación donde no podías abrir la puerta!

La que es difícil de abrir, esa puerta.

Ahí, donde era mi estudio.

¡Que no puedo abrir la puerta! ¡Vas a poder abrirla!

¡Por favor, te digo! ¡Andá para ahí!

Bueno, por favor, no cortes.

(JADEA)

(GRITA)

¿Sigues hablando con ese sudaca de mierda, zorra?

(Golpe)

(GRITA) ¡Forro! ¡Cagón!

Joder, los argentinos ya nos roban las novias

sin tomarse la molestia de salir de su país, ¿eh?

¡Conchudo! ¡Hijo de puta! ¡Cagón de mierda!

Ven a robarme la novia cara a cara, soplapollas de mierda. ¡Ven aquí!

Cagón, sos un cagón.

Soplapollas de mierda. No, ¡pará!

Espera, espera, espera, tengo una idea mejor.

Ya que te has enamorado de ella a distancia,

has visto cómo se cambiaba de ropa a distancia...

Joder, me cago en la puta.

Hasta has visto cómo dormía a distancia.

¿Qué te parece si presencias cómo le reviento la cabeza a distancia?

Los dos tienen que irse de ahí. ¿Sí? ¿Por qué? ¿Por ellos?

Yo los dejé salir, ellos me cuidan.

¿Quiénes son ellos? Tú lo sabes mejor que yo.

(GRITA)

¡Dejalo, Lidia! Andá a la habitación.

¡Lidia, andá a la habitación!

Acordate, tenés que empujar la puerta

para la derecha y para arriba. Empujala bien fuerte.

No puedo, Wally.

¡Sí que podés! Por favor, Lidia, tenés que poder.

¡Qué mierda!

(GRITA)

(Golpes)

Lidia, ¿me escuchás?

¿Qué está pasando?

¡Lidia! (GRITA)

¿Pudiste abrir?

Cerrá la puerta.

¿Cerraste bien? Lidia, ¿cerraste bien la puerta?

Contestame algo, por favor, Lidia.

¿Cerraste bien la puerta? ¿Estás bien?

(Golpes)

¡Lidia, contestame por favor! ¿Estás bien?

¡Contestame, por favor!

(Golpes)

Escúchame, quiero que sepas...

quiero que sepas que tenías razón cuando decías

que tus familiares no quieren que me quede la casa.

Vale, así que...

te la devuelvo, Wally, te la devuelvo.

No la quiero. ¿Qué estás diciendo, Lidia?

¡Solo acepta la casa, Wally! Por favor, ¡acéptala!

(Golpes)

Está bien, la acepto.

(Música en bucle)

Voy a ir directo para Madrid en el primer vuelo,

vos no podes pasar por esto sola.

Soy el culpable de lo que está pasando.

No es tu culpa, Wally.

Y...

no...

¿Por qué no puedo ir? No tienes que venir.

No puedes venir.

Quiero que sepas

que todo el tiempo que hemos pasado juntos,

el sentir que te importaba... ¿Por qué estás diciendo eso, Lidia?

Ha sido hermoso, Wally.

(Música en bucle)

Escúchame bien.

Voy a ayudarte a salir de ahí.

Lidia, no me cortes, ¿dónde vas? Por favor, ¡no dejes de hablarme!

¡Lidia, no dejes de hablarme, por favor!

¡Lidia!

¡No dejes de hablarme, por favor, no cortes!

¡Por favor, hablame! ¡Hablame!

(Música en bucle)

(Voces distorsionadas)

Lidia (Ingrid García-Jonsson) compra una casa en la sierra de Madrid y mantiene el contacto por internet con su antiguo dueño, Wally (Demián Salomón), un joven que vive en Argentina. Con el paso del tiempo ambos se enamoran a distancia, pero las cosas se complican cuando ella afirma que puede escuchar a otras personas que parecen habitar la casa en secreto.

7. Cupido

¿Crees que Cupido es solo un ser mitológico? Edrian (Mario Plágaro) y Chloe (Michelle Calvó) dan vida a una pareja que se dispone a pasar un fin de semana de ensueño en la mansión de este. Sin embargo, Edrian tiene una familia un tanto peculiar y una casa donde todo parece sacado de una fantasía.  Pero como dice el refrán, no es oro todo lo que reluce: el palacio, donde conviven varios Cupidos, será el escenario de una experienca se tornará oscura y desconcertante. 

No recomendado para menores de 16 años Cupido - Mira ya 'Cupido, la película'
Transcripción completa

(Música reguetón)

(Risas)

¡Vamos, chicas!

Tía, que no me veo.

Bueno, pues acércate... ¡Protagonista!

(Sollozos)

No lo cuelgues, ¿eh?

Normal, este reguetón mata a cualquiera, ¿verdad?

No, si no ha sido nada. No me afecta. Solo ha sido una aventura.

¿Y ahora qué? ¿Qué?

Pero si es que no me lo puedo quitar de la cabeza y no sé qué hacer.

Pues dejar de mandarle mensajitos y dejar de ir a cuidar a sus hijos.

Ya, ni que fuera tan fácil... Si es que esto me pasa por tonta.

Eh, de tonta nada, ¿eh? Que él cabrón es él.

Anda, que liarse con la puta niñera. ¿Puta?

Ya me entendéis.

Es verdad que iba un poco maquillada, ¿eh?

¿Un poco?

Bueno, ¿y qué es un poco de maquillaje, amor?

Pues tendrás que ir presentable al trabajo, digo yo.

Ya falta poco. Qué bien que falte poco.

Tú lo que tienes que hacer es buscarte a un tío de tu edad.

¿Podemos poner un poco de música? (TODAS) ¡No!

¿Ves? Me tenía que haber quedado en mi casa.

Por favor, qué pesada. A lo mejor, sí. Sí.

¿Estás bien, mi amor? Se le habrá ido por mal sitio.

¿El qué? ¿El qué? La saliva.

Ah, no sé. Dale en la espalda...

Que no le des tan fuerte.

(Teléfono)

Es Jesús, que me está llamando.

Quítale el móvil. Quítale el teléfono.

¿Qué hacéis? ¡Pues apagarte el móvil!

¿Qué haces? ¿Adónde vas?

¿Qué pasa? ¿Se nos ha enfadado o qué?

Pues normal, esta está dando la nota todo el rato.

(TOSE FUERTEMENTE)

Por favor, parad, ¿eh? Si es ella.

Hemos llegado.

¿Adónde?

Hostia puta, tía, qué braguetazo. Pero ¿está forrado?

Shhh, ¿queréis dejar de dar la nota? Os lo pido por favor.

Reconoce que te has quedado muerta. Espera, ¿todo esto es suyo?

A ver, él quería que conociera a su familia.

Y, bueno, ahora entiendo por qué estaba tan cabezón con que viniese.

¡Porque son ricos!

(Gritos)

¡Qué fuerte!

¿Será muy mayor su padre?

Por favor, escuchadme, no quiero ningún numerito.

Os lo pido por favor, chicas.

¿Vamos?

Sí, sí. Qué suerte, amiga.

¿Estáis bien?

Sí. Superbien. Sí, sí.

(Arranque motor)

(Música instrumental)

(Música cabecera)

¿Y eso?

¿No puedo? Sí, claro... Me gusta.

Joder, no hay cobertura.

¿Vivirán aquí los padres? No tiene pinta, tía.

Jo, la verdad que hace mucho que no veo a mis padres.

Tenemos día sensible, ¿eh? Joder, no se ve nada.

(Piano)

¿No escucháis una música? Quieta. A ver si la vamos a liar.

Que no.

¿La oís? (MARTA Y AMANDA) Sí.

Estoy un poco nerviosa... Un poco.

¿Por?

Pues porque es la primera vez que voy a conocer a los padres

de uno de mis novios.

Bueno, tú tranquila porque...

No quiero que me digas nada, no quiero que me condiciones.

Quiero ser yo misma, así que... Vale.

¿Vale? Vale, vale.

¡Chicas! ¿Sí?

¿Qué tal si nos ayudáis? Qué pasada, tío. Y qué grande.

Sabía que os iba a gustar. Cuidado, esta la cojo yo.

Tengo muchas ganas de que conozcáis a mi familia.

Sí, qué ganas... Sí, perdón, deja que la coja.

¿Eso que se escucha es un piano?

(Silbidos)

(Risas)

¿Hola? ¿Eso son caballos?

Hola, encantada.

Chicas, os presento a mi familia.

Hola. Muy... muy chula la casa.

Teníamos muchas ganas de conoceros.

Edrian nos ha hablado maravillas de vosotros.

Ella es mi chica, Chloe. Encantada.

Y sus amigas Marta, Lucía y Amanda.

Bienvenidas, chicas. Soy Marcos. Yo, Ángel.

Álex.

¿Y tus padres?

Ya te dije que era mejor que lo vieras, que explicártelo.

Aquí he pasado gran parte de mi vida.

¡Bien! ¡Bien!

Chicas, se os está viendo muchísimo el plumero.

A ti no, guapa. Por fin gente de nuestra edad.

Tú debes de ser Chloe, ¿no? Sí, sí, sí...

Edrian me ha hablado mucho de ti en las cartas.

¿Os enseño las habitaciones? Claro.

Sí. Sí.

No, no, por favor. Sois nuestras invitadas.

Chicos, ¿me ayudáis?

Oye, gracias, ¿eh?

Bueno, chicas, no os cortéis, ¿eh?

Cualquier cosa que necesites, ni lo dudéis.

Aquí todo es de todos.

Madre mía, qué pasada. Es como muy del futuro, ¿no?

Oye, ¿y qué hacéis todos aquí metidos? ¿De qué vivís?

Tía... ¿Qué pasa?

Ha dicho que no nos cortemos. Yo qué sé.

¿Y si son de una secta rara o algo así?

O todos gais... ¡Marta!

Que tienen muy buen gusto por aquí.

(AMANDA) Ostras, pero qué pasada...

Una pregunta. ¿Aquí, solo vivís chicos?

Sí,por si os lo estáis preguntando, de vez en cuando vienen chicas.

Pero sois las únicas estos días.

(RÍE FALSAMENTE) Ah...

Gracias. Qué detalle.

Espero que os guste.

No, no, no. Mira.

¿Hola? ¡Joder!

Pero ¿y esto? Podéis pasar.

Es enorme.

Me encanta. Yo me pido aquella cama, lo siento.

No me dejéis la rosa. Ah, se siente.

Podemos dormir juntitas... Que es muy grande.

Bueno, terminad de poneros cómodas y no salgáis de aquí,

que no quiero que os perdáis.

Vengo ahora. Muy bien.

Vale. Gracias. Gracias.

(Risas y gritos)

Pero ¿esto qué es?

Todo va a salir bien.

Marta esta pillada por un tío mayor que ella,

y lo está pasando mal.

Amanda ha tenido mil rollos.

Y Lucía con un par de copas...

Pues toca fiesta esta noche, ¿no?

¿Y la otra?

Tu novia.

Piensa que vamos en serio.

No será difícil. Me gusta.

Okey.

Pero de ella me encargo yo.

¿Algo personal?

No.

¿No le notáis nada raro?

Tranquilo, Marcos.

Está enamorada. Le será muy fácil a Edrian.

¿Y si se ha enamorado?

(VOZ MALVADA) Si lo estuviese, estaría muerto.

¡Gilipollas!

Si tan seguro estás, sal ahí fuera y tráelas tú.

Bueno, ya está, chavales. Relajaos. Que estamos todos muy nerviosos.

Hace mucho tiempo que no le conseguimos nada.

Tiene que estar muy enfadada.

No deberíamos seguir perdiendo el tiempo.

Vaya...

Menudo recibimiento, ¿eh?

No pensábamos que ibas a volver.

¿Y los demás?

Eres el único que ha regresado.

Las cosas ya no son como eran antes, Edrian.

¡Ey!

¿Quieres que te acompañe?

No te preocupes. ¿Seguro?

¿Cómo va todo?

Ahora mucho mejor.

Te he echado de menos.

Y yo a ti.

Parecemos las chicas.

Tenemos que hablar hermano.

Choe es una chica muy especial

y creo que puedo hacer que madre vuelva... pero

Nada me gustaría más... ¿pero qué?

Nada... Siento haber tardado tanto en regresar.

No es culpa tuya. ¿Bajamos?

Bajo solo, vale.

No, tú no Edrian. No Edrian.

ALEX tienes que ayudarme. No se pueden enterar.

¿Te has enamorado? Sabes que no podemos... No, no, no... ¿Cómo ha pasado?

La voy a... Tengo que matarla.

Voy a encargarme yo de ello, ¿vale?

Confía en mí. Confía en mí. Lo haré yo.

Tengo que hacerlo yo, sino no me curaré.

No...

He venido... Estoy aquí. Confía en mí.

Amanda, que tal si me miras.

A ver...

Como no te estés quieta... Sales desenfocada... ¡Sonríe!

¿Puedes parar? Por favor...

Mírala...

¿Cómo vais? Bien

Bien - Muy bien.

Perdona, ¿tú nombre cual era?

Alex

Ah, es que sois tantos que ya me confundo.

Suele pasarle mucho.

Si, sobre todo cuando bebe.

Seguro que del tuyo no me olvido.

Ah, vale pues ... Oye, tenemos una cena de bienvenida esta noche.

¿A que hora?

Al caer el sol

Espera, espera, pero si es al caer el sol, eso que hora es.

En unos veinte minutos.

Ah, entonces sí...

Ahhhh... De sobras.

Sí... Sí... De sobra...

Genial.

Ahora os veo.

Gracias. Hasta ahora.

Veinte minutos, tía... ¿estás loca o ó qué?

Joder, joder... Venga vamos, vamos.

Chicas, chicas, chicas, ¡chicas escuchadme!

Os lo pido por favor, nos ponemos discretas.

¿oye te ha llamado ya tu novio?

¿Tienes novio?

¿Que? no... ¿yo?

Si claro, Jesús

Bueno, es... algo... ya sabes ¿no?

Ah...

Sí...

Bueno, aquí no hay cobertura así que no me puede llamar nadie.

Ah... cobertura.

Voy al baño.

Era broma.

Se nos ha enfadado.

¿Tenéis baño?

Sí, claro. Al fondo.

¿Oye, y Edrian?

No sé, pero intuyo donde está. ¿Quieres que le llame?

No. Si me dices donde esta voy yo a buscarle.

Esta bajando las escaleras. Te acompaño.

Ah, gracias.

¿Dónde vas? Que van a traer la cena ahora...

Ya, voy a por Edrian, no tardo...

¿Te acompaño? No, no hace falta.

¿Seguro?

Oye, nosotras cenamos, vinito y a la cama.

Sí, sí.

Chicas, después de cenar, nos quedamos a bailar, ¿no?

Ummm, no sé... ya veremos.

Vale -¿Eh?

Vale.

¿Edrián?

¿Edrián?

¿Edrián?

¿Edrián estás ahí?

¿Edrián?

Qué bonito.

Te estaba esperando para cenar. ¿Estás bien?

¿Qué te pasa?

¿Qué?

¡Qué precioso!

¿Me quieres?

¿Te sirve eso como respuesta?

Yo a ti también.

Lo sé...

y me alegra mucho haber venido.

Siempre he pensado que la mejor familia es la que uno elige.

Si...

Yo no tengo mucho contacto con mis padres...

y para mí mis amigas también son mi familia...

Te quiero Edrian.

Que están todos arriba, anda.

¿Quién es?

Esa imagen representa a nuestra madre.

¿A vuestra madre?

Si Chloe, ella es nuestra madre.

Cuanto te juegas a que no ha hecho nada.

Marcos...

A veces se le olvida para que estamos aquí.

Mira, no sé cómo decirte que te relajes.

¿Qué pasa, que te vas a poner de su parte?

Viene Edrian...

Te lo dije

Marcos tío, dale tiempo, estará esperando el mejor momento.

Yo me encargo. ¡Suelta!

Chicas, chicas, chicas... No, no, no... escuchad, escuchad...

Hay una puerta abajo preciosa... Un rollo muy, raro, súper bonito...

¿Dónde?

Bajando las escaleras. ¿La vamos a ver?

Venga.

¿Qué pasa?

¿Y la música?

Bueno... eh... adiós. - Adiós.

¡Qué fuerte! - Me encanta.

¿vamos a la cama? ¿ya?

Sí, estoy un poco cansado... ¿No estáis cansadas?

Pues no...

Yo justo me había animado...

Nos vamos nosotros.

Ala... adiós.

Llama a tus amigas.

No, no he dicho que nos vamos nosotros...

Hazme caso.

¿Se puede saber que te pasa?

Tú hazlo.

¡Chicas! Va, vámonos, va.

Sí, pero porque...

Que corte de rollo...

Marta... Sí, ahora subo...

Vamos que estaréis cansadas del viaje...

además estos se lían y acabareis mal.

¿Qué le pasa a este? Con lo a gusto que estoy.

se habrá rallado... no sé.

Dí que te quedas.

Pero si todavía queda mucho.

Ya pero yo quiero que te quedes. Es que me da igual lo que diga.

El nunca tiene que decir aquí lo que hay que hacer.

Marta, vamos es tarde. No has oído que no.

He dicho que se acabó la fiesta por hoy.

¿Se puede saber por qué?

¿Desde cuando eres tú quien decide las cosas aquí?

Que te parece desde ahora...

Oye, vamos a ver, un momento por favor, eh...

no vamos a discutir por esta tontería, ¿verdad?

Y además tenemos todo el fin de semana. Vámonos arriba, y...

Perdonad, vale chicas... Edrian, ven un momento.

Vamos dilo... di que te has enamorado...

¿Y que pasa si lo estoy?

Que habrás fracasado... ¿que va a pensar de ti nuestra madre?

Edrian, Edrian, Edrian.

Hostia puta... ¿que le pasa?

¿y la música? Poned la música, joder.

Poned música.

¿qué le pasa? - Ya.

¿Oye se puede saber que ocurre aquí?

Vamos a ver, qué si mis amigas y yo molestamos, nos vamos.

Porque no queremos molestar.

Que no, que no, que no pasa nada.

Es solo que hace mucho tiempo que no nos vemos

y es nuestra manera de echarnos de menos. ¿A qué sí?

Sí. Es solo eso.

Si, no, no molestáis para nada.

De verdad.

Vámonos.

Eres el único que se puede encargar de esto.