Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Aromaterapia para recuperar el olfato que se pierde con el COVID-19

Por
Crónica de Andalucía| Aromaterapia para recuperar el olfato

El objetivo de esta terapia es regenerar la capacidad del sistema olfatorio, especialmente  en pacientes post COVID-19 que han sufrido anosmia. En este estudio de terapia y entrenamiento olfativo se unen el hospital cordobés de San Juan de Dios y una empresa de aromaterapia de la Carlota de Córdoba. Una vez diagnosticados los pacientes de anosmia, así se llama la pérdida de olfato, se les ofrece un kit de aceites esenciales de cinco olores básicos llamado Olfatea. Incluyen geranio, naranja, eucalipto, clavo y canela que hacen rememorar el olor frutal, cítrico, mentolado, picante y dulce. Cuarenta pacientes tienen que hacer un entrenamiento diario en su casa oliendo estos aromas, varias veces al día, pero no más de diez minutos en total. El objetivo es regenerar la capacidad del sistema olfatorio, pero se debe tener presente que se trata de un proceso largo y en el que mantener una disciplina durante el tratamiento es básico para el éxito.

Origen de la anosmia

Son muchas las causas que pueden producir disfunción del olfato, especialmente enfermedades nasosinusales, traumatismos e infecciones víricas, entre las que se incluye la infección por COVID-19. La infección por COVID-19 ha supuesto un claro aumento de pacientes que acuden a la consulta del otorrinolaringólogo aquejando disminución o pérdida del olfato. Los estudios publicados estiman que la alteración del olfato asociada a la infección por COVID-19 puede aparecer hasta en el 85% de los pacientes, asociando un peor pronóstico. Se trata de una terapia fácil de realizar, sin efectos secundarios y que mejora la disfunción olfatoria. Consiste en la exposición repetitiva de diferentes odorantes durante un periodo de tiempo determinado. 

Esta terapia puede durar varios meses. Se estudia en pacientes de COVID-19, ya que es uno de los síntomas de la infección, que a veces tardan o no recuperan este sentido. También lo sufren otros pacientes con problemas de alergia, sinusitis, desviación del tabique nasal o procesos inflamatorios.

Las personas con pérdida de olfato severa deben tener especial cuidado con las fugas de gas en el hogar y deberán colocar un detector de humo y verificar su batería periódicamente. No deben descuidar su higiene corporal. Tendrán que estar especialmente vigilantes de comprobar la fecha de caducidad de los alimentos, además.

Noticias

anterior siguiente