Enlaces accesibilidad
Coronavirus

¿Podría la mutación en visones hacer al coronavirus más peligroso o afectar a las futuras vacunas?

Por
Imagen de una granja de visones ubicada en Dinamarca.
Imagen de una granja de visones ubicada en Dinamarca. REUTERS / Gronholt-Pedersen

Los visones parecen ser susceptibles al nuevo coronavirus y también han dado muestras de que son buenos reservorios para la enfermedad COVID-19. La mutación del SARS-CoV-2 hallada en este tipo de mustélidos en Dinamarca, con la que han sido contagiadas al menos 214 personas, plantea importantes interrogantes, como el impacto que puede tener en la futura vacuna o la posibilidad de que esta nueva variante sea más agresiva.



La respuesta por parte del Gobierno danés no se ha hecho esperar, e inmediatamente ha decretado importantes restricciones de movimiento en las zonas afectadas, además del sacrificio de los 17 millones de visones de las granjas del país. Dinamarca es el primer productor mundial de esta piel, con más de un millar de explotaciones dedicadas a este negocio tan polémico como lucrativo.

Los expertos recuerdan que las mutaciones forman parte de la naturaleza de los virus, y que no implican necesariamente que las nuevas variantes se vayan a comportar de manera más agresiva. Sin embargo, aunque las evidencias disponibles no apuntan a que la mutación originada en los mustélidos agrave las complicaciones de la COVID-19, las autoridades sanitarias danesas ya han advertido de una menor eficacia de los anticuerpos humanos en personas que han superado la enfermedad. Este hecho podría suponer una amenaza para el desarrollo de las futuras vacunas contra el coronavirus, aunque aún es demasiado pronto para extraer datos concluyentes.

"Sensibilidad reducida a los anticuerpos"

"Hemos detectado nuevas variantes de visón de COVID-19 que muestran una sensibilidad reducida a los anticuerpos de varias personas con antecedentes de infección. Esto es grave, ya que puede significar que una futura vacuna COVID-19 será menos eficaz contra la infección por estas variantes", alerta el Statens Serum Institut, centro danés de referencia de enfermedades infecciosas.



Este instituto especifica que se han detectado cinco variantes del SARS-CoV-2 en visones y que una de ellas "exhibe una menor susceptibilidad a los anticuerpos de múltiples individuos con infecciones pasadas en relación con el virus no mutado". También precisa que esa mutación más preocupante se ha encontrado concretamente en cinco granjas y en doce muestras de infecciones en humanos en los meses de agosto y septiembre.

El propio ministro de Salud danés, Magnus Heunicke, también ha llegado a asegurar que la nueva variante detectada supone "una amenaza para el desarrollo de vacunas", y ha pedido "un esfuerzo nacional" para evitar su expansión.

Vigilancia estrecha por parte de la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que se mantiene en contacto con las autoridades danesas para seguir de cerca las investigaciones, aunque también recalca que "aún es pronto para entender las consecuencias de la nueva variante de coronavirus", y que de momento "no hay evidencia de que el virus haya cambiado en la transmisibilidad o severidad", ni si este hecho tiene implicaciones importantes "para la respuesta inmunitaria y la eficacia potencial de una vacuna”.

La directora científica de la OMS, Soumya Swaminathan, ha querido lanzar un mensaje tranquilizador, recordando que la evidencia científica reunida hasta el momento no muestra que la variante de los visones tenga un comportamiento diferente al virus SARS-CoV-2 que está circulando en el mundo.

Los experta ha aclarado que el SARS-CoV-2 ha sufrido numerosas mutaciones desde que empezó a circular a finales de 2019, pero ninguna ha cambiado la forma en la que actúa, "que es lo único que realmente debe preocupar". La OMS lidera un grupo científico formado por biólogos evolucionistas y bioinformáticos que siguen de forma permanente las mutaciones del coronavirus en todo el mundo.

El director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, añade que debe entenderse que “estas cosas pasan todo el tiempo en una pandemia en la que hay millones de infectados y millones de animales expuestos al virus”. También ha explicado que los visones son una especie que preocupa porque “son buenos reservorios y el virus puede evolucionar", sobre todo si hay un gran número de estos mustélidos muy cerca unos de otros.

Otro experto de la OMS, Peter Embarek, aclara que el riesgo de que lo que ha ocurrido con los visones pueda pasar con una especie criada para su consumo -como cerdos, ganado o aves- es "mucho menor".

Simón: "Hace falta tiempo"

El propio director español de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, también ha opinado  que todavía es pronto para valorar la mutación en visones notificada por Dinamarca. “Nos hemos reunido un grupo de expertos de varios países y nos han comentado que no han detectado nada”, manifestó en su última rueda de prensa, al mismo tiempo que reclamaba tiempo para conocer si realmente esta puede ser una mutación preocupante o un suceso “local”.

Noticias

anterior siguiente