Enlaces accesibilidad

Brasil, India y Sudáfrica demandan una reforma "urgente" del Consejo de Seguridad de la ONU

  • El trío de países ha advertido que la actual estructura es "inadecuada" para enfrentar "con eficacia" los actuales desafíos 
  • También se comprometen a trabajar para  incluir en ese órgano a representantes de países emergentes y en vías de desarrollo

Por
Sede de la ONU en Nueva York, Estados Unidos.
Sede de la ONU en Nueva York, Estados Unidos. iStock

Los Gobiernos de Brasil, India y Sudáfrica han demandado este miércoles una reforma "urgente" y "amplia" del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) y un mayor protagonismo en la toma de decisiones de los países emergentes, con motivo del 75 aniversario de la organización internacional.

"Enfatizamos la necesidad de que la comunidad internacional redoble esfuerzos y refuerce su compromiso de lograr avances tangibles para una reforma acelerada y amplia del Consejo de Seguridad", han manifestado las cancillerías de las tres naciones en una nota conjunta.

La declaración se dio en el ámbito del Foro de Diálogo IBSA, que forman India, Brasil y Sudáfrica, socios también del bloque de los BRICS, que completan Rusia y China.

El trío de países del IBSA ha advertido que la actual estructura de gobernanza internacional está "obsoleta" y es "inadecuada" para enfrentar "con eficacia" los actuales desafíos internacionales, que son "cada vez más complejos e interconectados".

Prioridad urgente para las implicaciones para la paz

Por ello, han subrayado que la reforma del Consejo de Seguridad debe continuar siendo una "prioridad urgente y fundamental" porque de no materializarse traería "serías implicaciones para la paz y la seguridad" globales.

"Una reforma significativa y acelerada es fundamental para garantizar que este órgano sea más representativo, eficaz y receptivo, y siga siendo capaz de cumplir los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas", han manifestado.

También han expresado su "frustración" con la "lentitud" y la ausencia de transparencia de los métodos de trabajo en el ámbito de las negociaciones intergubernamentales para avanzar en esa reforma del Consejo de Seguridad.

"Insistimos en que llegó la hora de avanzar hacia un proceso orientado a la producción de resultados, con la previsión de negociaciones" basadas en un "único texto amplio" y "en un ambiente formal", han remarcado.

Más voz y representación

Asimismo, han reafirmado su compromiso de buscar "dar más voz y representación" a los países emergentes, entre los que ellos se encuentran, en los órganos de toma de decisiones de las instituciones multilaterales.

En este sentido, se han comprometido a seguir trabajando para aumentar el número de miembros del Consejo de Seguridad con el objetivo de incluir en ese órgano a representantes de países emergentes y en vías de desarrollo de Asia, Latinoamérica y África, tanto en las categorías permanente como no permanente.

"La legitimidad del Consejo de Seguridad se basa en que su composición sea equitativa y refleje las aspiraciones y perspectivas de los miembros de la ONU", ha añadido la nota conjunta.

Noticias

anterior siguiente