Enlaces accesibilidad

La llegada de migrantes irregulares por mar a España cae un 58 % en 2019 por los controles marroquíes

  • A lo largo del año arribaron 24.000 personas, según el informe de la Agencia Europea de Fronteras (Frontex)
  • Las llegadas totales a Europa cayeron un 6 %, hasta 139.000 migrantes interceptados, la menor cifra desde 2013

Por
Boletines RNE - La llegadas irregulares de inmigrantes a España se redujeron más de la mitad durante 2019

La llegada de inmigrantes irregulares a España a través del Mediterráneo se redujo de forma drástica durante el año 2019, con 24.000 personas interceptadas, en su mayoría marroquíes y argelinos, lo que representa un 58 % menos, según el último informe de la Agencia Europea de Fronteras (Frontex), un descenso que el director del organismo, Fabrice Leggeri, achaca a la cooperación con Marruecos y el control que las autoridades marroquíes mantienen en sus costas.

Así lo ha señalado Leggeri en la presentación del informe, cuya estimación se aproxima al balance que ya publicó el Ministerio de Interior, que contabilizó 26.168 personas llegadas en patera, un 54,5 % menos que en 2018, pese a duplicarse las llegadas a Canarias.

Una caída, según el director de Frontex, que responde en primer lugar a la "buena cooperación con Marruecos a nivel bilateral, entre España y Marruecos, pero también entre la Unión Europea y Marruecos".

Leggeri ha destacado que en una reciente visita a Marruecos pudo comprobar que las autoridades marroquíes "se toman muy en serio" la lucha contra la inmigración irregular porque "no quieren que Marruecos sea desestabilizado" por la presencia en su territorio de actividades criminales y de tráfico de personas. "Es una situación en la que todas las partes ganan", ha asegurado el director de la agencia.

El control en el Estrecho modifica las rutas de las mafias de personas

La llegada de migrantes irregulares a Europa cae un 6 %

El responsable de Frontex ha resaltado la reducción de migrantes en situación irregular detectados en las fronteras exteriores de la Unión Europea el pasado año, con 139.000 personas, la cifra más baja desde 2013. Es, además, un 6 % menos que en 2018 y un 92 % menos que el récord de llegadas alcanzado en 2015, cuando se desencadenó la crisis de los refugiados.

Ese descenso se debe fundamentalmente a un menor número de llegadas a España e Italia, según el informe, que pone de relieve que en la llamada ruta del Mediterráneo central, con destino a Italia, el número de llegadas se redujo un 41 % con respecto a 2018 y se mantuvo por debajo de los 15.000 migrantes, en su mayoría nacionales de Túnez y Sudán.

Leggeri ha indicado, no obstante, que la complicada situación que existe en Libia, con un gobierno reconocido por Naciones Unidas que pugna con una milicia que controla la mayor parte del territorio, es un factor que Frontex está "siguiendo", porque "puede tener un impacto en la ruta del Mediterráneo central".

Asimismo, ha subrayado como otro de los grandes avances de 2019 del aumento de las repatriaciones de migrantes que no acreditan el derecho a obtener una protección internacional, que ascendieron a 15.800, la mayor cifra nunca lograda por la agencia.

24 horas - Menos pateras en 2019 pero con más mujeres y niños

Incrementos en Grecia y los Balcanes

El informe también recoge, por el contrario, que no se ha logrado reducir el flujo de migrantes en la ruta del Mediterráneo Oriental, con destino a Grecia, donde en 2019 se registraron un 46 % más de llegadas que en 2018.

A lo largo del año se contabilizaron más de 82.000 migrantes procedentes de esta ruta, sobre todo ciudadanos afganos y sirios, una cifra, pese a todo, muy inferior a las contabilizadas en 2015 y principios de 2016, en el punto álgido de la llegada de solicitantes de asilo a las costas griegas.

También aumentó el tránsito en la ruta de los Balcanes Occidentales, con 14.000 personas interceptadas en la frontera entre Grecia y Albania, en su mayoría procedentes de Afganistán y Siria.

Leggeri se ha referido, por otro lado, a los avances en el reclutamiento de los 700 primeros agentes que se incorporarán a Frontex, en el marco del cuerpo permanente de la Guardia Europea de Fronteras y Costas, unos puestos para los que ya hay 7.500 solicitantes. Está previsto que el cuerpo con 5.000 guardias en 2021 y con 10.000 en 2027, para avanzar hacia una política de control fronterizo común.

Noticias

anterior siguiente