Enlaces accesibilidad

La condena a muerte a un ciudadano canadiense en China agudiza la crisis diplomática entre Pekín y Ottawa

  • China ha condenado al canadiense Robert Lloyd Schellenberg a la pena capital por tráfico de drogas
  • Justin Trudeau califica la sentencia de "arbitraria"

Por
El canadiense Robert Lloyd Schellenberg durante el juicio en el que ha sido condenado a muerte en China. Foto: Tribunal Popular de Dalian, vía Reuters.
El canadiense Robert Lloyd Schellenberg durante el juicio en el que ha sido condenado a muerte en China. REUTERS Tribunal Popular de Dalian, vía Reuters.

La sentencia a muerte en China al ciudadano canadiense Robert Lloyd Schellenberg, condenado por tráfico de drogas, ha agudizado la crisis diplomática entre Pekín y Ottawa, iniciada con la detención de la directora financiera de Huawei en Canadá.

Schellenberg, de 36 años, fue detenido en 2015 por intentar enviar 222 kilogramos de anfetaminas de Australia a China ocultas en neumáticos.

En noviembre, un tribunal de la localidad de Dalian (provincia de Lianoning, noreste del país) le condenó a 15 años de cárcel, pero la pena fue considerada "demasiado poco severa" por las autoridades, y la Fiscalía solicitó en diciembre revisar la condena. Este lunes se dictó la condena a muerte, que es aún recurrible.

En diciembre de 2009, China ejecutó al ciudadano británico Akmal Shaikh por traficar con más de cuatro kilos de heroína.

Trudeau califica la sentencia de "arbitraria"

Tras conocerse el fallo, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, calificó la condena de "arbitraria".

"Es una grave preocupación para nosotros como Gobierno, como debería serlo para todos nuestros amigos de la comunidad internacional y aliados, que China ha elegido aplicar arbitrariamente la pena de muerte", declaró Trudeau.

Amnistía Internacional (AI) ha pedido que la sentencia sea revocada. "El sistema de pena de muerte de China está rodeado de secretismo, lo que contribuye a que muchos cuestionen el momento de esta decisión. Ya hemos visto que en casos altamente politizados el juicio es a menudo un mero espectáculo con el resultado ya decidido", ha explicado el investigador de AI para China, William Nee, en un comunicado.

China pide "respeto"

Tras esas declaraciones, el gobierno chino ha exigido "respeto" a su legislación.

El diario estatal chino en inglés Global Times ha negado en un editorial que China esté "politizando" el caso de Shellenberg para presionar a Canadá por la detención de Meng. Por el contrario, el diario acusa a Canadá de "politizar la ley", que castiga duramente el tráfico de drogas.

El juicio a Schellenberg se ha celebrado en un momento en el que las relaciones diplomáticas entre China y Canadá atraviesan un mal momento. Las autoridades canadienses detuvieron el pasado 1 de diciembre a la directora financiera de la empresa tecnológica china Huawei, Meng Wanzhou, a petición de Estados Unidos, que la acusa de saltarse las sanciones a Irán. 

Días después, China arrestó a un exdiplomático y a un empresario canadienses aunque, mientras Meng disfruta ahora de libertad bajo fianza, ambos continúan bajo custodia policial en China.

Noticias

anterior siguiente