Enlaces accesibilidad

Inditex ganó un 6,7% más en 2017 pese a ralentizarse el crecimiento de sus ventas

  • El grupo registró un beneficio neto de 3.368 millones de euros
  • Las ventas totales sumaron 25.336 millones de euros
  • Las ventas online ya suponen el 10% de la facturación total
  • Amancio Ortega cobrará más de 1.380 millones en concepto de dividendo

Por
Escaparate de una tienda de Zara en la capital suiza, Zúrich
El grupo fundado por Amancio Ortega amplió la distancia sobre sus más directos competidores: H&M, Uniqlo y Gap. REUTERS/Arnd Wiegmann

El grupo Inditex, dueño de cadenas como Zara o Massimo Dutti, ganó 3.368 millones de euros en su último ejercicio fiscal (cerrado en enero), un 6,7% más que un año antes, en tanto que sus ventas se situaron en 25.336 millones, con un crecimiento del 8,7%, ha informado este miércoles la firma.

Por primera vez, Inditex ha cuantificado sus ventas a través de internet, que crecieron un 41% respecto al ejercicio anterior y supusieron el 10% de su facturación total, unos 2.530 millones de euros.

En los países en los que opera online (49, al añadirse Australia y Nueva Zelanda esta misma semana), las ventas a través de internet suponen el 12% del total.

Durante el año 2017 e inicio de 2018, la compañía ha consolidado su plataforma de comercio electrónico. Las páginas web del grupo registraron 2.418 millones de visitas en 2017 y se ha llegado a prestar servicio a un máximo de 249.000 pedidos en una hora. Los perfiles en redes sociales de las ocho cadenas del grupo acumulan 121 millones de seguidores.

El crecimiento de las ventas se redujo a la mitad

En términos comparables (tiendas que llevan más de un año abiertas tanto online como físicas) el aumento de las ventas fue del 5%, la mitad que en 2016, cuando subieron el 10%, según la compañía, que ha subrayado que este indicador creció en todos los mercados en los que opera.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) sumó 5.277 millones, un 3,8% más que en 2016 -cuando aumentó el 8%-, según las cuentas presentadas por Inditex.

En el ejercicio de 2017, el  mayor grupo de distribución del mundo destinó 1.545 millones a inversiones ordinarias (8%) y otros 256 millones a las extraordinarias.

Con estas cifras, Inditex amplía la distancia sobre sus máximos competidores en el sector de la moda, como H&M, Uniqlo o Gap.

Baja ligeramente la aportación de España

El grupo fundado por Amancio Ortega ha señalado que España aportó el 16,3% de las ventas del grupo, frente al 16,9% de un año antes. Las ventas de Asia redujeron su peso del 23,9% al 23,2%, mientras que el resto de Europa lo elevó del 43,9% al 44,9%. América pasó del 15,3% al 15,6%.

El margen bruto (lo que gana en bruto por cada prenda vendida) se situó en el 56,3%, frente al 57% de un año antes. A tipos constantes el margen sería del 56,8%, según Inditex.

Por cadenas, Zara facturó 16.620 millones, un 8% más (en 2016, su crecimiento fue del 13%) y siguió liderando el grupo. Bershka registró una facturación de 2.227 millones (un 11% más), Massimo Dutti ingresó 1.765 millones (un 8% más), Pull&Bear alcanzó los 1.747 millones (un 12% más), Stradivarius vendió 1.480 millones (un 10% más), Zara Home 830 (un 7% más), Oysho logró 570 millones (un 12% más), mientras que Uterqüe, con una facturación de 97 millones, siguió a la cola del grupo pese a registrar el mayor aumento de ventas (un 17% más).

El presidente de Inditex, Pablo Isla, ha destacado que estos resultados reflejan de nuevo el "sólido" crecimiento de la compañía y demuestran la "fortaleza" estructural del modelo integrado de las tiendas y online, así como su "notable" potencial de crecimiento.

Isla ha señalado que, tanto las inversiones que viene anticipando en los últimos años la compañía en tecnología y en logística, como la política de optimización del espacio, han preparado al grupo para continuar generando crecimiento en los mercados en los que está presente.

Casi 7.500 tiendas en 58 mercados

A finales de enero, Inditex tenía 7.475 tiendas, tras contabilizar 524 aperturas en 58 mercados, 341 absorciones de tiendas pequeñas por otras más grandes, 144 ampliaciones y 122 reformas. Su plantilla sumaba 171.839 empleados, un 5,7% más.

En 2018, Inditex invertirá unos 1.500 millones y prevé elevar su espacio en ubicaciones clave en un 6% (en 2017, ese aumento fue del 7,4%), con entre 350-400 aperturas brutas y la absorción de alrededor de 200 unidades.

Para los siguientes ejercicios, estima un crecimiento de espacio en ubicaciones clave de entre el 4% y el 6%, "en conjunción con el desarrollo online global", según la dirección del grupo, que ha apuntado que espera un aumento de la inversión ordinaria por debajo del crecimiento del espacio en los próximos años.

Amancio Ortega cobrará más de 1.380 millones por dividendo

Con esas cifras, el consejo de administración de Inditex propondrá a la junta general el pago de un dividendo de 0,75 euros por acción, un 10,3% superior al del año anterior.

Así, el fundador y primer accionista de Inditex, Amancio Ortega, ingresará 1.386 millones de euros en concepto de dividendos de la compañía, frente a los 1.256 millones de euros que percibió por este mismo concepto el año pasado.

Ortega posee el 59,294% de capital del grupo, equivalente a un paquete de 1.848 millones de acciones.

Por su parte, su hija Sandra Ortega, que controla el 5,053% de la firma gallega, cobrará este año más de 118 millones en dividendos de Inditex, frente a los 107 millones de euros que percibió el año anterior.

Por otro lado, el grupo distribuirá más de 562 millones de euros entre todos los trabajadores que integran la compañía, un dinero que se sumará a sus respectivos salarios.

En concreto, 520 millones corresponden a primas y retribución variable, a los que se añadirán en abril otros 42 millones de euros del Plan Extraordinario de Participación Directa de los Empleados en el Crecimiento de los Beneficios. Este plan reparte el 10% del incremento del beneficio neto, por lo que este año la cantidad a distribuir será de 21 millones de euros, que el grupo va a incrementar además en otros 21 millones.

Esta remuneración se va a distribuir entre las 88.000 personas que tengan más de dos años de antigüedad en la empresa el próximo 31 de marzo.

Más de 1.600 millones pagados en impuestos en España

Además, la compañía ha destacado además que mantiene su "importante efecto tractor económico" en España. En 2017, según sus datos, alrededor de 7.500 proveedores del grupo facturaron a Inditex 5.177 millones de euros, 550 millones más que en el ejercicio anterior.

En cuanto al pago de impuestos, Inditex contribuyó fiscalmente en los países donde desarrolla su actividad con 5.959 millones de euros en 2017, un 6% más que el año anterior. De ellos, 2.711 millones fueron impuestos directos, un 7% más que en el ejercicio anterior.

La contribución relativa a los impuestos sobre el beneficio del grupo ascendió a 985 millones de euros, con una tasa efectiva del 22,5% a nivel mundial.

En España, la aportación de Inditex al Estado ha superado los 1.612 millones de euros en este ejercicio, en concepto tanto de impuestos directos (1.010 millones) como de los recaudados por la actividad económica del grupo (602 millones).

El Impuesto de Sociedades supuso 504 millones de euros, lo que supone más del 2% del total recaudado por la Agencia Tributaria en esta materia. De esta forma, la contribución de Inditex a las arcas del Estado en España por este impuesto supera los 2.000 millones de euros en los últimos cinco años.

Noticias

anterior siguiente