Enlaces accesibilidad
Teatro de la Abadía

José Luis Gómez evoca a los fantasmas del 36 en la piel de Unamuno: 'Venceréis pero no convenceréis'

  • La obra rememora el discurso del escritor el 12 de octubre de 1936
  • Es un diálogo sobre la Guerra Civil entre actor y personaje
  • Las funciones estarán hasta el 4 de marzo en el Teatro de la Abadía
  • 'Azaña, una pasión española' y 'Tiempo de silencio' completan la trilogía

Por

 'Unamuno: venceréis pero no convenceréis', en el Teatro de la Abadía
'Unamuno: venceréis pero no convenceréis', en el Teatro de la Abadía Teatro de la Abadía

Dicen que la de la Historia es la ‘ley del péndulo’, que cometemos los mismos errores periódicamente. La Guerra Civil es uno de esos episodios que marcaron la época más oscura de la España reciente, una época de la que se ha escrito mucho y que ha ambientado cientos de películas.

Pero los matices son tantos, que el director y actor José Luis Gómez (La piel que habito, Los abrazos rogos o Los fantasmas de Goya) se ha atrevido a evocar en el madrileño Teatro de la Abadía un fatídico 1936 desde el punto de vista de uno de los mayores referentes de la literatura y cultura española, Miguel de Unamuno. Unamuno: venceréis pero no convenceréis, es un título del drama que recuerda las palabras que pronunció el 12 de octubre de 1936 en el paraninfo de la Universidad de Salamanca, donde todavía era rector, poco después del inicio de la guerra.

José Luis Gómez se mete en la piel del Unamuno más humano, en sus debilidades, sus reflexiones y sus contradicciones. Unamuno, un hombre que pasó del republicanismo a enemistarse con el presidente Manuel Azaña y alabar el levantamiento militar del verano del 36, que consideraba necesario para “salvar la civilización occidental y cristiana”. Los acontecimientos posteriores, el asesinato de José Calvo Sotelo, la violencia, las salvajadas cometidas por ambos bandos, le llevaron a replantearse su postura y a pronunciar unas palabras como rector de la Universidad de Salamanca, “venceréis pero no convenceréis”, que fueron de las últimas memorables antes de que muriera recluido en su casa dos meses más tarde.

La obra representa al Unamuno más contradictorio, el de 1936

La obra representa al Unamuno más contradictorio, el de 1936 noticias

Presente y pasado se miran en el espejo

Bajo esta premisa, el espectador se sumerge en la narrativa gracias a la impactante puesta en escena que dirigen José Luis Gómez y Carl Fillon. El juego de espejos es la clave. Gracias a él, el protagonista encarna a un actor, 'El otro', que se prepara para dar vida a Unamuno y, sin querer, evoca el fantasma del erudito. “¿Cómo un hombre de izquierdas, republicano y durante años socialista pudo apoyar el golpe?”, pregunta 'El Otro' a Unamuno. A partir de ahí, comenzará un diálogo entre ambos. El presente habla con el pasado y viceversa.

Es, en definitiva, el ‘método del actor’. El intérprete pregunta al personaje qué quiere, por qué y en qué circunstancias, y recibe una respuesta por su parte. En escena hay un sólo actor, pero no es un monólogo. Otros personajes se cuelan a través del teléfono, la radio, las cartas y las sombras. La guerra es vista por un niño que, desde su inocencia, se pregunta ‘por qué’, sin recibir una respuesta lógica.

 El espejo, la radio, las cartas... son algunos de los elementos de 'Unamuno: venceréis pero no convenceréis'

El espejo, la radio, las cartas... son algunos de los elementos de 'Unamuno: venceréis pero no convenceréis' noticias

Unamuno no puede, y el actor que lo interpreta tampoco. Pero José Luis Gómez se mete en la piel de ambos de manera magistral, de forma muy diferenciada cuando es uno y cuando es otro, lo que hace que la arriesgada y original apuesta por un único actor sea un éxito.

No es la primera vez que Gómez encarna a Unamuno. Ya lo hizo en 2015 como protagonista de la película La isla del viento, de Manuel Menchón, aunque en ella, el actor recrea el exilio del escritor en Fuerteventura por su oposición a la dictadura de Primo de Rivera.

Ahora, lo hace en una obra valiente y didáctica que se atreve a abordar una guerra ‘incivil’ desde la neutralidad, sin posicionarse entre los ‘hunos’ y los ‘hotros’, pero que aborda la lógica y el sinsentido de ambos. Para este desafío, Gómez ha contado con el consejo de Colette y Jean-Claude Rabaté, eminentes biógrafos de Unamuno, y la colaboración de Pollux Hernúñez, que contribuyó al texto y la dramaturgia del espectáculo.

 'El Otro' y Unamuno

'El Otro' y Unamuno noticias

El patriotismo, un problema vigente

Con toda esta información, el espectador no puede más que reflexionar. Es inevitable que compare la problemática de entonces, el patriotismo, con la situación actual.

“Lo que he intentado con este espectáculo es entrar en esa enorme contradicción que sufren y viven muchísimos intelectuales de la época, desde Marañón a Ortega. Europa vive una guerra contra el liberalismo”, confiesa Gómez.

“Los diputados que tienen que legislar no saben cuál es la voluntad de los que les eligieron

La obra parte de un sistema político en crisis, incluso antes de la Guerra: “Los diputados que tienen que legislar no saben cuál es la voluntad de los que les eligieron”, reza el guión.

El discurso de Unamuno del 12 de octubre de 1936 coincide con el Día de la Raza, que luego pasaría a ser el Día de la Hispanidad o la Fiesta Nacional. “Los nacionales hablaban del Día de la Raza, pero la lengua es imperio, no la raza”. La lengua es identidad, de ahí el debate político actual respecto a la educación en catalán o en castellano.

 Algunos de los elementos de la puesta de escena

Algunos de los elementos de la puesta de escena Teatro de la Abadía

A vascos y catalanes se les ha comparado con cánceres en el cuerpo sano del país. Se les ha llamado la antiespaña

En su discurso en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca, un Unamuno preocupado por la unidad de España proclamaba: “Dejaré de lado la ofensa personal que significa la repentina explosión contra vascos y catalanes. Se les ha comparado con cánceres en el cuerpo sano del país. Se les ha llamado la antiespaña, ¿cómo puede ser eso? Unos y otros somos españoles, y con la misma razón pueden ellos decir otro tanto”.

La obra cuenta cómo antes de la Guerra, la inestabilidad política que atravesaba España llevó a la “locura colectiva, el odio y el rencor” y desencadenó “un mar de dolor y de vergüenza”, que fue la Guerra Civil española.

Unamuno: venceréis pero no convenceréis es la primera obra de una trilogía que reflexiona sobre la Guerra Civil, la posguerra y la Transición, que bajará el telón el 4 de marzo para dar lugar a Azaña, una pasión española (8-25 de marzo) y Tiempo de silencio ( del 26 de mayo al 3 de junio).

Noticias

anterior siguiente
-->