Enlaces accesibilidad

La joven malagueña desaparecida habla con su familia tras ser localizada en Turquía

  • La familia se ha comunicado con María Jimena Rico por teléfono
  • La joven y su pareja huyeron de Dubái tras ser denunciadas por homosexualidad
  • El padre de su novia, tras denunciarlas, les habría roto el pasaporte

Por
Jimena Rico, la malagueña desaparecida en Turquía, se encuentra detenida pero a salvo

La familia de María Jimena Rico, la joven malagueña desaparecida desde el pasado lunes en Turquía, ha desvelado a través de su madre que la joven se encuentra detenida en Turquía junto a su pareja después de que huyeran de Georgia tras romperles el pasaporte el padre de su novia.

María Jimena ha podido hablar con su familia tras ser localizada y ha confirmado que tanto ella como su novia, Shaza Ismail, de nacionalidad egipcia, "están bien" a la espera de que les comuniquen cuándo serán deportadas, aunque los familiares no saben con precisión si serán trasladadas a Londres, donde ambas residen, o a España.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación estaba colaborando con el consulado general en Estambul para trabajar en la búsqueda de la chica de Torrox (Málaga).

La familia de María Jimena se movilizó en las redes sociales para intentar localizarla y ha pedido ayuda a las autoridades españolas. Habían pedido el miércoles ayuda a Exteriores y a las autoridades españolas para localizar a María Jimena, de la que no sabían nada desde el lunes cuando, con su pareja, con la que huyó de Dubái tras ser denunciada por homosexualidad, se dirigía supuestamente a un hotel en Estambul y a la embajada española.

Denunciadas por homosexualidad por el padre de la chica egipcia

María Jimena Rico, de 28 años, nacida en Argentina y de padre español, viajó junto a su novia hasta Dubái para visitar a la madre de esta última, que, al parecer, estaba enferma, pero resultó ser un plan orquestado por su padre para retener a la egipcia en ese país, en el que reside la familia, según indicó su hermana.

Al enterarse las dos jóvenes de que los padres la habían denunciado por homosexualidad -algo que es delito en Dubái-, consiguieron huir en avión hasta Georgia, donde permanecieron tres días en casa de unos amigos, para cruzar la frontera turca en su huida hacia territorio europeo.

Ya en territorio turco, cuando estaban en el aeropuerto para coger un vuelo hasta Londres, ciudad en la que trabaja Rico actualmente, apareció el padre de su novia, que quiso llevarla a la fuerza y rompió su pasaporte, además de amenazarlas de muerte, según la familia de la malagueña.

Por estos hechos fueron detenidos tanto el padre como la pareja y, una vez puestas en libertad, llegaron a la frontera de Turquía, donde después de varios intentos de entrada, lograron coger un autobús hasta la localidad de Samsun. Al llegar allí, fueron detenidas por la policía turca y acusadas de terrorismo, al menos durante doce horas, pero finalmente fueron liberadas y trasladadas a la estación de autobuses, para trasladarse hasta Estambul, donde tenían reservado un hotel al que no llegaron.

La Policía no les daba de comer

Su hermana, María del Valle Rico, afirmó que en esa última comunicación, María Jimena había pedido a la familia que se pusieran en contacto con las autoridades si dejaban de tener noticias de ella, ya que se sentía amenazada y temía por su vida.

"Mi hermana me ha confirmado que no les daban de comer y que entre todos los detenidos se compraba la poca comida a la que podían acceder. Las tuvieron esposadas e incomunicadas y mi hermana sabía que estábamos desesperados al no tener noticias. No podían hablar con la policía porque ni había traductor ni hablaban inglés", ha dicho.

No obstante, no piensa hablar con el padre de Shaza Ismail tras haberse comunicado con él antes de localizar a la pareja, pues, según ha informado la familia a los periodistas, no saben si creer lo que dice: "No sabemos si por miedo o por qué, pero ha dicho que él no sabe nada y que a mi hermana no le ha hecho nada, era lo único que me repetía".

Noticias

anterior siguiente