Enlaces accesibilidad

Asociaciones de jueces denuncian ante la ONU "ataques a la independencia judicial" en España

  • Señalan que la reforma del CGPJ supone una "merma de la independencia judicial"
  • La reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal "afectaría" a causas de corrupción

Por
Imagen de un juicio en la Audiencia Provincial de Lugo
Imagen de un juicio en la Audiencia Provincial de Lugo. EFE Eliseo Trigo

Las asociaciones Jueces para la Democracia y Foro Judicial Independiente y la organización defensora de los derechos y libertades civiles Rights International Spain han denunciado ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) "ataques a la independencia judicial en España" con un escrito presentado ante la relatoría especial sobre la independencia de magistrados y abogados de Naciones Unidas.

El escrito denuncia que "diversas iniciativas del Gobierno (español) están erosionando el principio de separación de poderes", lo que "tiene como consecuencia un debilitamiento tanto del Poder Judicial como del Estado de Derecho".

En concreto hablan de irregularidades en el reciente nombramiento del presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo y en las reformas de las leyes del Poder Judicial y de Enjuiciamiento Criminal.

Nombramiento en la Sala Tercera del Supremo

Las organizaciones judiciales mencionan el "reciente" y "controvertido" nombramiento del nuevo presidente de la Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, ya que, a su juicio, atendiendo a los estándares internacionales en la materia, para salvaguardar la imparcialidad e independencia judicial es necesario que el procedimiento sea "claro, transparente y libre de presiones e influencias".

En ese sentido, las organizaciones denunciantes explican que la no renovación de José Manuel Sieira Míguez "marca un hito, al tratarse de la primera vez en la historia del Alto Tribunal que un presidente de Sala no es renovado para un segundo mandato, y todo ello, pese a llevar 22 años siendo magistrado del Supremo, de los cuales los últimos cinco ejerciendo como presidente de esta sala".

Del mismo modo, entienden que esta decisión, que no ha sido justificada por el CGPJ, se produce en un "contexto de indicios de injerencias del Gobierno", lo que representa, dicen, "una manifestación más de la situación difícil que atraviesa la independencia judicial en España y, en concreto, de la reforma del Consejo General del Poder Judicial, cuya consecuencia está siendo una merma de la independencia judicial".

Denuncian "presiones del poder político"

"Las presiones del poder político para controlar la judicatura han llegado a niveles que no tienen equivalentes en toda la etapa democrática. Los intentos políticos de influenciar los altos tribunales están erosionando gravemente la credibilidad de nuestras instituciones judiciales", aseveró Joaquim Bosch, portavoz de Jueces para la Democracia.

Al mismo tiempo, consideran que la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal "afectaría especialmente a las causas por corrupción política, al impedir a los jueces realizar todas las investigaciones necesarias para la averiguación de los hechos delictivos".

El escrito también pone de manifiesto que la última reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial "tiene un impacto en la seguridad jurídica", sin que se haya producido, además, "una verdadera consulta con las organizaciones de la sociedad civil" ni se hayan tenido en cuenta "las opiniones de los operadores jurídicos".

"La situación en cuanto a la falta de independencia judicial en nuestro país es insostenible porque supone una vulneración flagrante a uno de los elementos más esenciales del Estado de Derecho y porque sin jueces independientes los derechos y libertades de toda la ciudadanía están en peligro", concluyó Lydia Vicente, directora ejecutiva de 'Rights International Spain'.

Noticias

anterior siguiente