Enlaces accesibilidad

Los estudiantes suspenden el diálogo con el Gobierno de Hong Kong tras los enfrentamientos

  • Grupos pro-Pekín se han enfrentado a los manifestantes en varias ciudades
  • Los estudiantes acusan a la policía de permitir que les atacaran

Por
La ruptura del diálogo mantiene la incertidumbre en Hong Kong

Los líderes estudiantiles de las manifestaciones pro democracia en Hong Kong han anunciado este viernes que se retiran de las negociaciones con el Gobierno sobre la reforma electoral ya que la policía había permitido que las grupos pro Pekín atacar a los manifestantes. Los enfrentamientos entre participantes y opositores a la ocupación estudiantil han marcado el sexto día de protestas en Hong Kong.

La Federación de Estudiantes de Hong Kong (HKFS) ha apuntado que no tenía "otra opción que cancelar (su participación) en los diálogos" con la representante del Gobierno para poner fin a casi una semana de ocupación del centro la megaciudad. "El gobierno y la policía han cerrado sus ojos hoy (viernes) cuando las tríadas atacaron violentamente a los manifestantes pacíficos", ha justificado, según AFP.

En las últimas horas, los activistas acampados en los distritos de Central, Admiralty y Mongkok han tenido que afrontar la intensa lluvia, que ha mermado su número, y las críticas de algunos grupos progubernamentales que les increpan por continuar con las sentadas.

Enfrentamientos en Mongkok

Así ha ocurrido en la zona comercial de Mongkok, donde un nutrido grupo de personas ha intentado retirar a la fuerza las tiendas de campaña. El incidente ha degenerado en un enfrentamiento entre miles de personas de un bando y de otro, y la Policía ha establecido un cordón para separar a los dos grupos.

Los manifestantes también han recibido insultos en Causeway Bay, donde suelen acudir los turistas chinos del continente a realizar sus compras en esta época del año.

Según el diario South China Morning Post, que sigue las protestas al minuto, en la sede del gobierno local se han vivido momentos de tensión cuando los funcionarios públicos han forcejeado con los activistas de Occupy Central para poder entrar al trabajo. El Gobierno había declarado que las oficinas permanecerían cerradas este viernes.

Reacciones divididas

Los ciudadanos del centro comercial y financiero empiezan a estar hartos del corte de calles y el cierre de comercios y oficinas. Ajeno a uno y otro bando, un profesor de 42 años, dueño de una academia de lenguas en Mong Kok, Victor Mai, manifestó a Efe su apoyo a las demandas de los estudiantes pero también su malestar por la forma en la que están llevando a cabo las manifestaciones.

"Estoy con ellos (los estudiantes), pero nos están tratando como a secuestrados para presionar al Gobierno de Hong Kong. Tendrían que protestar en un parque, pero no perjudicando a sus propios conciudadanos", ha indicado el profesor, presente en los altercados pero sin estar envuelto en ellos.

Natalie Ting, una administrativa de Hong Kong que acudió a apoyar a los estudiantes cuando vio en las redes sociales las imágenes de lo que estaba sucediendo a metros de su casa, explicó a Efe: "La Policía nos ha dicho que nos quitemos los lazos amarillos -símbolo de la protesta- para evitar enfrentamientos con los ciudadanos, ya que la situación se está volviendo violenta y parecen incapaces de controlarlos".

"Apenas hay suficientes policías para tanta gente descontrolada y no nos están ayudando mientras nos están insultando, acosando, nos han tirado botellas de agua y han tratado de agredirnos", ha asegurado a Efe Lie Hu, de 24 años. Las autoridades locales han advertido por su parte de que el alargamiento de la protesta puede causar daños permanentes a la economía financiera local.

Entrevista a puerta abierta

En este contexto, Gobierno y manifestantes han abierto una vía de negociación. La Federación de Estudiantes, uno de los organizadores de la protesta, ha accedido a reunirse con Carrie Lam Cheng Yuet-ngor, secretaria jefa de la Administración hongkonesa. La condición exigida por la Federación es que el encuentro sea público.

La vía negociadora se ha abierto horas después de que Cy Leung hubiera asegurado que no dimitiría del cargo. Los estudiantes han amenazado con ocupar edificios oficiales si Leung se mantiene en el poder.

El líder de Hong Kong rechaza dimitir pero ofrece diálogo

"Ahora, el centro del debate debe ser la reforma política", subrayan los líderes estudiantiles en el documento dirigido Carrie Lam. Leung, sin embargo, ha asegurado que todo debate debe limitarse a los márgenes de la reforma electoral que pretende Pekín.

Los manifestantes exigen una elección realmente democrática del próximo jefe ejecutivo de la ciudad, en 2017, mientras China insiste en que los candidatos se limiten a tres y tengan que pasar la criba del Comité Electoral.

Noticias

anterior siguiente