Enlaces accesibilidad

Impedimenta, una editorial que apuesta por los libros imprescindibles "que perduran"

  • Recupera clásicos modernos y publica nuevos autores "imprescindibles"
  • También tiene una línea de novela gráfica centrada en biografías
  • Ganó el premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008

Por
Fragmento de la portada de 'La flor azul', editado por Impedimenta
Fragmento de la portada de 'La flor azul', editado por Impedimenta

En una sociedad de consumo rápido, que cada vez apuesta más por los bestsellers de una temporada, que puedan llevarse al cine y olvidarse rápidamente para pasar al siguiente, es de agradecer que una editorial apueste por la literatura y la novela gráfica de calidad. Títulos que no pasan de moda y que siempre nos sorprenden por su calidad y originalidad. Esos libros que recomendamos, atesoramos... y que, pasado un tiempo, volvemos a releer con sumo placer.  Estamos hablando de Impedimenta.

"Impedimenta -nos cuenta su editor, Enrique Redel- es una editorial independiente que nació hace siete años en Madrid. Centrada en la narrativa, en las recuperaciones, en los clásicos modernos pero también en autores y títulos actuales que creemos que merecerían incluirse en esta categoría de libros imprescindibles y que perduren. Huimos del concepto de "literatura de entretenimiento" o de usar y tirar. Creemos que es más interesante y que cuadra mejor con nosotros la idea de la literatura como vínculo con el pasado, con lo que somos".

"Literatura como fondo, casi de armario, de esa especie tan característica que es el lector. La biblioteca de un lector le define más como persona que casi ninguna otra cosa en el mundo: es una radiografía de sus gustos, de sus intereses, diríamos que de su espíritu. De ahí el propio nombre de la editorial, Impedimenta: aspiramos a surtir al lector de aquello que llevará "a la espalda" a lo largo de la vida, que quizás le hará ir más lento, y o que le hará mella, no simplemente que le entretendrá". 

Veinte títulos imprescindibles al año

"Publicamos en torno a veinte títulos al año -asegura Enrique-, en cuatro colecciones, en la que la principal, que no tiene nombre, es diríamos, la "básica" es la más surtida. Aunque recientemente (a finales de 2012) hemos abierto una colección de novela gráfica, El Chico Amarillo (un homenaje al Yellow Kid de Outcault, el precursor del cómic en la prensa diaria: por tanto el pionero de un nuevo lenguaje popular), centrada en biografías de escritores, adaptaciones de novelas al cómic y nuevas obras de tono "literario", que irá creciendo a lo largo de los próximos años. Es ahora nuestra colección de mayor apuesta".

"En cuanto a lo que nos diferencia de otras editoriales, creo que lo primero es la estética: parte de la crítica nos califica como la editorial literaria más exquisita estéticamente del panorama español. Cada una de nuestras portadas es una apuesta gráfica que va depurándose título a título. El mejor momento del proceso de libro es cuando encontramos una portada perfecta. En segundo lugar, el interés por la cultura anglosajona, concretamente por las escritoras anglosajonas: estamos muy felices de haber "lanzado" al mercado a autoras como Stella Gibbons, Penelope Fitzgerald (una autora considerada entre las mejores de los últimos treinta años en el Reino Unido, que había sido mal publicada y maltratada en España, y que nosotros rescatamos para publicar ya cuatro novelas que se han convertido en éxitos) o Joan Lindsay, o de haber ayudado a cimentar la carrera de Muriel Spark, Elizabeth Bowen, Eudora Welty o Edith Wharton. Y por tercer y último lugar, el respeto a todos los oficios del libro: traductores, correctores, impresores, libreros, distribuidores. No concebimos el sector editorial como un campo de batalla, sino como un lugar donde sembrar y probar cosas nuevas".

'Fabricar clásicos modernos'

"Impedimenta tuvo una época, sobre todo al principio de su andadura, en que apostó fuerte por los considerados "clásicos" -asegura el editor-. Libros de más de noventa, cien años, considerados parte de nuestro disco duro como lectores. Concebíamos y seguimos concibiendo la buena literatura como un largo sistema fluvial que nos emparenta con aquellos autores y títulos que nos han conformado como lectores modernos. Cada nuevo título significativo es un nuevo afluente del largo río, o un nuevo eslabón de una larga cadena, una cadena multiversa, llena de nuevas ramificaciones. El resto es ruido, mero ruido. Que no se convertirá en algo valioso hasta que alguien, otro creador, así lo considere, y cimente su obra en el ejemplo, el aroma o la influencia de esta obra, a veces olvidada (justa o injustamente)". 

"Las aguas de las que bebemos en Impedimenta en los últimos años, como quien dice, y abusando de la metáfora, se acercan más a nuestro aquí y ahora: optamos por autores y títulos más cercanos en el tiempo, autores de mediados y finales del siglo XX. Autores y títulos que consideramos clásicos también, o que queremos que lo sean".

"El clásico, creemos, es aquella obra que influye en otras -continúa Enrique-. Por muy importante que haya sido en un determinado momento, si no nos dice nada en tanto lectores o creadores, no sirve, es invisible. A veces es labor del editor llamar la atención a los lectores sobre aquellas obras escondidas que creemos que todavía hoy pueden ser importantes, influyentes. Fabricar clásicos modernos. En este sentido, jamás publicaremos nada por el mero hecho de cubrir una laguna. No somos una editorial académica, nos dirigimos a lectores como nosotros. Los libros nos han de decir algo: nos tienen que dar algo más que la mera constatación de su importancia académica en la historia de la literatura".

Las cinco joyas de la editorial

Pedimos a Enrique que destaque los títulos más improtantes que ha publicado la editorial en estos siete años: "Destacaré cinco (podía ampliar la lista a diez o quince, pero intentaré hacer un ejercicio de contención). Cada uno por una razón propia. Cronológicamente. En primer lugar, Botchan, de Natsume Soseki. Lo publicamos a principios de 2008, y puso sobre el mapa a un autor hasta entonces mal traducido y promocionado que, sin embargo, es el más importante escritor japonés de la era moderna. Este libro ganó el Premi Llibreter al mejor libro del año y supuso reediciones de otras obras de Soseki, nuevas traducciones, y dio pie a que publicáramos algunos de nuestros títulos más reconocibles en Impedimenta (Soy un gato, Sanshiro, Luz y oscuridad). Soseki es uno de nuestros autores centrales, y casi desde 2008 venimos publicando un libro suyo al año. Es un autor fijo en nuestros planes editoriales".

"Segundo: La hija de Robert Poste, de Stella Gibbons. Hasta entonces habíamos publicado algo de literatura anglosajona, pero La hija de Robert Poste supuso un antes y un después. Apareció en marzo de 2010 y se convirtió en un libro recomendado por libreros, por el boca a oreja y del que llevamos veinte ediciones publicadas hasta ahora (y cerca de 50.000 ejemplares vendidos, y sin apenas reseñas de prensa). Fue también uno de los primeros libros en Impedimenta que abordaba el género de humor. Se trataba de uno de los libros más divertidos de la literatura inglesa, y además supuso el descubrimiento de una autora excepcional, Stella Gibbons, que hasta entonces no se había publicado en castellano. El éxito de La hija de Robert Poste en España supuso, además, el "renacimiento" de esta autora en el mercado británico, y en la recuperación de sus obras en una Biblioteca Gibbons en el prestigioso sello Vintage de Random House. En Impedimenta publicamos un título suyo al año, con bastante repercusión, la verdad".

"Tercero: La librería, de Penelope Fitzgerald. Recientemente reivindicada tras una biografía de Hermione Lee y la reedición de toda su obra con prólogos de autores como Julian Barnes o Alan Hollinghurst como una de las mejores autoras inglesas de las últimas décadas, Penelope Fitzgerald es otra de esas escritoras "maltratadas" por las ediciones previas de sus obras. La librería fue lo primero que publicamos de ella, y se convirtió en un éxito instantáneo. Narra la historia de una mujer que, en los años cincuenta, decide abrir una librería en un pequeño pueblo que no tiene apenas nada. Todos los habitantes del pueblo se conjuran para que la librería cierre. Isabel Coixet ha comprado los derechos para la película, que se estrenará en 2015, y el éxito de La librería abrió camino para la publicación de toda la obra de Fitzgerald en Impedimenta. En estos momentos, siguiendo una política de autor, estamos publicando un título suyo al año. El último, La flor azul, la biografía novelada de Novalis que ganó el National Book Critics Circle Award".

"Mi cuarta recomendación -continúa Enrique- sería Nostalgia, de Mircea Cartarescu".

"Cartarescu es el mejor autor rumano de la actualidad (el más reconocido internacionalmente), candidato al Nobel desde hace años, y Nostalgia es la obra que le consagró en los años noventa".

"Cinco relatos "encadenados" que conforman una suerte de novela informal, un descenso a los infiernos de una Bucarest enciclopédica, pesadillesca".

"Creo, sin temor a equivocarme, que se trata de la mejor obra publicada por Impedimenta en estos siete años", sentencia el editor.

"Nuestra quinta y última recomendación sería: Máscara, de Stanislaw Lem".

"Trece cuentos del maestro polaco de la ciencia ficción, autor de Solaris (que también hemos publicado en Impedimenta), que nunca habían sido publicados en castellano, y que suponen un recorrido por su producción, desde los años cincuenta hasta los noventa".

"Lem es otro de los autores "centrales" de nuestro catálogo (tenemos siete títulos suyos publicados) y una figura de talla europea, un genio de la literatura injustamente relegado al gueto de los escritores pulp de literatura fantástica".

Las novedades

Entre los últimos libros publicados por la editorial Enrique destaca: "Trabajos de amor ensangrentados es la obra más "perfecta" técnicamente de la serie que Edmund Crispin dedicó al profesor oxoniense y detective aficionado Gervase Fen. Tras La juguetería errante y El canto del cisne (que publicamos, respectivamente, en 2011 y 2012), Fen abandona Oxford para resolver un misterio con manuscrito shakespeariano perdido de fondo, en una escuela de Warwickshire. En todas las novelas de Fen hay una fuerte carga de comicidad, algo que se pierde en cierto modo en Trabajos de amor ensangrentados, aunque lo compensa la tremenda capacidad de Crispin para hilar un misterio formalmente perfecto en el marco de una historia en la que hay tres asesinatos, un secuestro y muchas persecuciones en bólido por la campiña inglesa. Y un perro sabueso con demencia senil y muy malas pulgas. Una novela muy inglesa, divertida de leer y tremendamente absorvente. Y la portada nos ha quedado preciosa. Por ahora está funcionando muy bien. Confiamos en que aguante bien la primavera".

"Sapphira y la joven esclava es un libro que compré el año pasado en Londres, en la London Book Fair, y que me fascinó. Cather es una de nuestras autoras preferidas, una cronista privilegiada de la vida de los pioneros en las grandes llanuras americanas. Aquí, sin embargo, Cather adopta un registro más amargo, en la que sería su última obra publicada, escrita bajo el influjo de la entrada de Estados Unidos en la segunda guerra mundial, y nos narra una historia del pasado ambientada en su Virginia natal con el tema de la esclavitud de fondo. Un tema que, bajo la óptica de Cather, supone una "pasada de factura" a la historia de su propio país. Es una novela que se lee desde una óptica muy cinematográfica (las escenas "se ven") y que es bastante dramática y adictiva. Supuso un enorme éxito cuando se publicó y nunca antes se había traducido al castellano".

"Querido Diego, te abraza Quiela es obra de Elena Poniatowska es la autora ganadora de la última edición del Premio Cervantes y por eso nos sentimos muy honrados de que nos eligiera para reeditar una de sus mejores obras. Publicada originalmente en 1978, Querido Diego, te abraza Quiela narra los amores desgraciados y los desamores nostálgicos (aunque a aro pasado) de Diego Rivera y su primera mujer, la pintora rusa Angelina Beloff. Una mujer talentosa, siempre a la sombra de su marido, a la que este dejó abandonada en París en 1920 después de que el hijo que tuvieron en común, Dieguito, muriera de neumonía a corta edad. Poniatowska recibió a finales de los setenta el encargo de escribir un prólogo a dos novelas de la mexicana Lupe Marín, considerada por todos la primera esposa de Rivera. Entonces, al documentarse, conoció la figura de esta rusa discreta, que nunca hizo ruido, y que compartió diez años con el muralista, hasta que él volvió a México y dejó de responder a sus cartas. Solo quince años después de separarse, cuando Diego ya se había casado con Frida Kahlo, Angelina logra ir a México, y cuando se cruza con Rivera, este ni la reconoce. Poniatowska se identifica rápidamente con ella y decide escribir su historia. 

"Creo que se trata de uno de los más excelsos cantos de amor y dependencia jamás escritos. Una obrita muy concisa, apenas 100 páginas, con una voz violentamente femenina, que fue, sorprendentemente condenada por las feministas cuando se publicó. No hacemos más que recibir mensajes de lectores que están enamorados de la obra".

"La flor azul es mi obra preferida de Penelope Fitzgerald. La biografía de Novalis, el poeta romántico, y un retrato de sus amores con la joven Sophie, una niña de trece años cuya temprana muerte, a los quince años, de tuberculosis (la misma enfermedad que se le llevaría a él por delante poco tiempo después) motiva los Cantos a la Noche. El libro ganó el prestigioso National Book Critics Circle Award y fue considerado Libro del Año en el Reino Unido cuando se publicó. Se trata de una novela documentadísima, formalmente muy valiente (está plasmada no linealmente, sino mediante capítulos desordenados, conectados de un modo sutil, casi natural) y donde Fitzgerald, que no volvería a publicar más, explota como la gran autora que es. Una novela potentísima, tremendamente seductora".

"El diseño de los libros es fundamental"

"Para nosotros el diseño del libro es fundamental -asegura Enrique-. Yo, como lector, soy incapaz de comprarme un libro feo. Por eso decidimos que los libros tendrían que ser objetos bellos en sí mismos. Cuando un lector se gasta veinte euros en un libro se merece la mejor traducción posible, que el texto esté corregido, que la obra sea atractiva pero que también el libro sea bello. Intentamos darle a cada título su portada perfecta. A veces lo conseguimos, otras veces nos quedamos a medio camino. Pero la intención está ahí". 

"Por otro lado, quizás ese "prurito estético" venga del hecho de que yo, antes de ser editor, antes incluso de ir a la Universidad, iba para dibujante de cómics. El hecho de no poder dibujar, de no ser ilustrador, ha hecho que vuelque ese deseo por lo bello en las portadas".

"El diseño de cada libro se hace dentro de la propia editorial -comenta el editor-. Al principio todas las portadas las hacía yo personalmente, pero soy muy poco hábil con el Photoshop (básicamente soy autodidacta en estos temas, y se nota), así que tuvimos que contar con ayuda. Ahora las portadas las hacemos Cristina Martínez, nuestra diseñadora, y yo. En ocasiones pesa más su inspiración, en otras la mía. Pero no hay ninguna portada que se cierre sin que los dos intervengamos de modo determinante. Es, con diferencia, el mejor momento de la producción del libro".

"Por otro lado, desde el principio tuve claro que prefería invertir algo más de dinero en la producción y diseño del libro si con ello conseguía que se distinguiese del resto de un modo positivo -añade Enrique-. Por ejemplo, descubrí que no era muchísimo más caro incluir una cubierta a cuatro colores y una sobrecubierta en papel verjurado crudo que hacerlo con materiales más "humildes" y consabidos. Pero eso nos daba un aspecto muchísimo más cuidado, y eso el lector lo notaba. Podríamos perfectamente irnos a un tipo de libro más barato, pero eso nos parecería una falta de respeto al lector. Preferimos mantener nuestro estándar de producción y ajustar algo nuestro margen, confiando en vender algo más". 

En 2014 despegará su línea de novelas gráficas

Una de sus líneas más destacadas es la de novela gráfica. "Precisamente 2014 será el año del despegue de nuestra colección de Novela Gráfica El Chico Amarillo (puedo decir que se trata de nuestra colección "estrella" en estos momentos) -asegura Enrique-. En 2013 publicamos tres títulos, centrados en biografías en cómic de autores a los que admirábamos (Virginia Woolf, por Gazier y CiccoliniThoreau, la vida sublime, por Le Roy y A. Dan; y Piscina Molitor, la vida swing de Boris Vian, por Cailleaux y Bourhis). El éxito ha sido grande, incluso nos ha sorprendido. De los tres títulos, dos de ellos se han reeditado y los tres se siguen vendiendo magníficamente bien".

"En pocos días publicamos Vida y opiniones de Tristram Shandy, caballero, de Martin Rowson sobre la novela de Laurence Sterne: un proyecto osado pero brillantísimo, en lo que supone la primera adaptación al cómic de esta antinovela inglesa divertidísima y gamberra. Pocas semanas antes de la Feria del Libro publicaremos la adaptación al cómic de El fantasma de la Ópera, de Gaston Leroux, a cargo del francés Christophe Gaultier. Publicado en dos tomos por Gallimard, nosotros incluiremos la obra entera en un solo volumen. El color de Marie Gallopin es sencillamente soberbio".

"En plena Feria del Libro, a tiempo para que se pueda comprar el último fin de semana, sale Huck Finn, la revisión gráfica de la alemana Olivia Vieweg sobre el clásico de Mark Twain, una de las novelas fundacionales de la literatura americana (este año se cumple el 160 aniversario de su publicación). En este caso la acción se traslada del Mississippi en pleno siglo XIX con la esclavitud de fondo a una ciudad industrial de la Alemania Oriental, Halle, a las orillas del río Salle. Un libro que rezuma verano por los cuatro costados. La obra ha sido publicada por Suhrkamp en Alemania, con gran éxito".

"En septiembre se publica, coincidiendo con el centenario de la Expedición Imperial Transantártica, El viaje de Shackleton, un libro increíblemente bello de William Grill sobre el viaje del Endurance y la epopeya (fallida) de cruzar el continente helado pasando por el polo sur. Una de las mayores gestas de la historia de las exploraciones. Y para cerrar el año, creo que el plato fuerte de la colección, una de las más aclamadas novelas gráficas del año, publicada en Inglaterra por Jonathan Cape, por Suhrkamp en Alemania y por Casterman en Francia, La Enciclopedia de la Tierra Temprana, de la jovencísima comiquera londinense Isabel Greenberg. Una aventura "nórdica" con mitología, salchichas envenenadas, Hombres-Medicina, reyes locos, Dioses malvados y la búsqueda de la propia identidad".

"La idea es incidir en el lado más "literario" del cómic. Más apegado a los gustos de nuestros lectores, y a los nuestros propios".

"En Impedimenta, aunque suene raro, cada nuevo plan editorial es una sorpresa. No queremos quedarnos parados. No queremos hacer lo que ya hemos hecho. Puedo comentarte que nuestro caballo de batalla durante el próximo año será la colección El Chico Amarillo de Novela Gráfica. Nos planteamos publicar entre cinco y siete títulos al año, potenciar la colección de libro ilustrado, apostar por novelas más contemporáneas y por autores más actuales. En cuanto a los títulos de nuestra colección "Impedimenta", en otoño publicaremos la biografía de Sillitoe (Un hombre sin armadura), la novela "en clave" de la mujer de John Mortimer (El comedor de calabazas), la obra maestra inédita de Brian Moore (La solitaria pasión de Judith Hearne) y una sorprendente saga poética de Mircea CartarescuLevante, que recorre la poesía rumana en clave de humor".

Una editorial que nos demuestra que cada libro puede ser un auténtico "Tesoro". Y a la que seguiremos muy de cerca.

Noticias

anterior siguiente