Enlaces accesibilidad

'Silas Corey',una vibrante historia de espías con la I Guerra Mundial como fondo

  • Un cómic del guionista Fabien Nury y el dibujante Pierre Alary
  • Un personaje que bebe de mitos como Arsene Lupin o Sherlock Holmes

Por
Fragmento de una ilustración de 'Silas Corey: la red Aquila'
Fragmento de una ilustración de 'Silas Corey: la red Aquila' Dib>buks

Aprovechando la circunstancia de que en 2014 se cumple el centenario del inicio de la Primera Guerra Mundial, es muy probable que a lo largo del año se publiquen títulos diversos relacionados en mayor o menor medida con dicho conflicto.

Hoy vamos a poner nuestra atención en un volumen que tiene La Gran Guerra como contexto histórico de una interesante historia de espías. Silas Corey: la red Aquila (Dib>buks) reúne en un sólo tomo los dos álbumes del guionista Fabien Nury y el dibujante Pierre Alary, aparecidos en el país vecino a lo largo del pasado año.

El destino de Francia y de sus aliados depende de un misterioso sello que oculta un trascendente secreto,  y que se halla en poder de un astuto periodista con la intención de utilizarlo en provecho propio. Con este incipiente problema, George Clemenceaux, que lidera la oposición contra el gobierno de Joseph Caillaux contacta con Silas Corey, detective, aventurero y vividor para encontrar al periodista y su valiosa mercancía.

También le contratará el servicio de información del ejército francés, conocido como la Oficina Segunda, y la señora Zarkoff, propietaria de las industrias armamentísticas que llevan su nombre, todos ellos interesados en el mencionado sello… Silas se verá envuelto en una compleja red con múltiples facciones en juego, con un temible espía alemán conocido como Aquila, moviendo muchos hilos…

Nada que envidiar a James Bond

El guionista Fabien Nury nos ofrece una vibrante historia de espionaje que nada tiene que envidiar a las tramas de James Bond, con pinceladas de género negro, ambientada en el París de 1917. Una intriga con traiciones, chantajes, secretos y oscuros intereses económicos y políticos, que resultarán determinantes para el devenir del conflicto bélico que sirve como marco histórico.

Silas Corey es un personaje que tiene trazas de otros tan conocidos como Arsene Lupin, o Sherlock Holmes, incluso cuenta con su particular “Doctor Watson”, en este caso es un servicial criado vietnamita llamado Nam, poseedor de múltiples habilidades y recursos.

Por su parte, el dibujante Pierre Alary hace gala de sus años en la animación con un ritmo narrativo heredero del mundo cinematográfico, que se suma a su trazo dinámico y bien definido. Cualquiera que haya leído obras como Simbad o Belladona coincidirá en considerar a Alary como uno de los grandes dibujantes de la actualidad.

Una historia impecable y sorprendente

Y no podemos olvidarnos del espléndido trabajo del colorista Bruno García, que aporta la gama cromática apropiada para cada uno de los escenarios que vemos en la obra. Desde las penumbras de callejones, sótanos y escenas nocturnas parisinas, hasta la cálida luz que baña las Galerías Lafayette, donde tiene lugar uno de los momentos cruciales de la historia.

El libro también incluye un breve apéndice en el que se detallan diversos pormenores de la época en que tiene lugar el relato, así como algunos bocetos del artista.

Un pequeño resumen que nos sirve para hacernos una idea del extenso trabajo de documentación histórica y estética que han tenido que llevar a cabo los autores para la realización de la obra. Es la guinda ideal para una historieta impecable y sorprendente a todos los niveles.

Noticias

anterior siguiente