Enlaces accesibilidad

La Audiencia también investigará a la cúpula de las cajas de Bankia por la deuda subordinada

       
  • Fija el mismo criterio que para las participaciones preferentes

Por

La Audiencia Nacional ha ampliado la investigación a la cúpula de las cajas de ahorros que formaron Bankia por la "ideación" de las participaciones preferentes también a la deuda subordinada, otro producto híbrido que emitieron las entidades.

En un auto hecho público este jueves, la sección tercera de la sala de lo penal mantiene para las obligaciones subordinadas el mismo criterio que ya fijó para las preferentes, el de dejar fuera de la instrucción la comercialización de este producto, para limitarla a la "ideación y planificación llevada a cabo" por los miembros de los órganos directivos que compusieron especialmente Caja Madrid y Bancaja.

En una nueva resolución los magistrados Alfonso Guevara, Guillermo  Ruiz Polanco y Antonio Díaz han extendido la investigación a este  producto híbrido. Los tres jueces apoyan parcialmente la admisión a  trámite de una querella de 32 afectados por la compra de preferentes  y subordinadas en respuesta a un recurso presentado por la Fiscalía  Anticorrupción, Bancaja Eurocapital Finance, Bankia y Banco  Financiero de Ahorros (BFA).

No hay responsabilidad penal

La Audiencia Nacional reitera que la responsabilidad penal de las entidades queda descartada, puesto que esta posibilidad legal para las personas jurídicas entró en vigor el 23 de diciembre de 2010, por lo que no se puede aplicar con carácter retroactivo.

El mismo tribunal también ha admitido parcialmente otras tres querellas, con lo que avaló que el juez Fernando Andreu investigara al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa y otros exconsejeros de la entidad, entre ellos Gerardo Díaz Ferrán, por "planificar" la emisión de preferentes para capitalizarla.

La deuda subordinada, que se colocó tanto con vencimiento como carácter perpetuo, es otro de los productos híbridos en cuya emisión las entidades financieras encontraron una fórmula para captar capital poco antes del estallido de la crisis y ya en sus inicios.

Aunque el foco se ha puesto en las preferentes y quienes las impulsaron porque fueron vendidas a más clientes, en algunos casos se ha reconocido también mala praxis en la comercialización de la deuda subordinada, y algunos de los inversores han podido recuperar su dinero, no solo por la vía judicial sino también con los procedimientos de arbitraje.

Noticias

anterior siguiente