Enlaces accesibilidad

Merkel destaca la consolidación fiscal como uno de los pilares de la coalición con el SPD

       
  • "La gran coalición tiene ante sí grandes tareas", dice la canciller
  •    
  • El refuerzo del bienestar general y la justicia social, otros de los objetivos
  •    
  • Inscribe el salario mínimo en el objetivo de "flexibilidad y seguridad"

Por
Merkel destaca la consolidación fiscal como uno de los pilares de la coalición con el SPD

La consolidación fiscal, el refuerzo del bienestar general y la mejora de la justicia social son los tres pilares del nuevo gobierno de coalición entre conservadores y socialdemócratas, según ha asegurado este miércoles la canciller Angela Merkel.

"La gran coalición tiene ante sí grandes tareas", ha declarado la jefa del Ejecutivo alemán en una multitudinaria rueda de prensa poco después de firmar el acuerdo de gobierno de coalición.

La jefa del Ejecutivo alemán ha asegurado en la presentación pública del acuerdo que el lema de la legislatura es "Asegurar el futuro de Alemania" y ha recalcado la importancia de reducir las deudas, de la creación de empleo, de avanzar en la reforma energética y de aumentar las inversiones en educación, investigación e infraestructuras.

Continuar la política de austeridad en Europa

Al referirse a la consolidación fiscal, Merkel ha indicado que el objetivo de no incurrir en nuevas deudas en un futuro próximo (para Alemania el plazo es 2015) debe extenderse al conjunto de Europa ya que el nuevo Gobierno no desea "una unión de las deudas, sino una unión de la estabilidad".

A su juicio, decir no al endeudamiento es decir "sí al futuro" y "sí a las oportunidades para los jóvenes".

Sobre justicia social, Merkel ha apuntado que el objetivo de la gran coalición es encontrar un "punto medio entre la flexibilidad y la seguridad", un ámbito en el que ha incluido la reivindicación socialdemócrata de introducir un salario mínimo interprofesional.

"Hemos encontrado un compromiso justo", ha recalcado sobre este asunto, uno de los más problemáticos durante las negociaciones.

La jefa del Gobierno alemán ha añadido asimismo en materia laboral que alcanzar el "pleno empleo es un objetivo realista para Alemania".

El refuerzo del bienestar es un amplio apartado, según la canciller, en el que se incluye desde la reivindicación de su partido de no subir los impuestos, a la necesidad de aumentar las inversiones en ámbitos de futuro como la educación, la investigación y las infraestructuras de transportes.

Sobre la reforma energética, el proceso que incluye el "apagón" nuclear y la apuesta por las renovables", Merkelha indicado que los tres ejes que deben guiar la política del nuevo gobierno deben ser "la sostenibilidad", "la seguridad" de suministro y el sostenimiento de unos precios "pagables".

Los acuerdos en este ámbito son, en su opinión, "un paso en la dirección correcta", ya que la reforma energética es "una gran oportunidad", aunque no exenta de riesgos.

Pendientes de los militantes del SPD

Si los militantes del SPD aprueban el pacto, será la segunda vez que Merkel lidere una gran coalición de gobiernol. La canciller ya encabezó un Ejecutivo con esta fórmula en su primera legislatura (2005-2009), lo que supuso para los socialdemócratas una sangría de votos en las  siguientes elecciones generales que se celebraron en el país.

En  la última legislatura Merkel optó por gobernar con los liberales del  FDP, formación que en los comicios del 22 de septiembre quedó fuera del  Bundestag al no superar el 5 por ciento de los votos exigidos para  entrar en la cámara.

Si se formaliza la gran coalición, en la oposición sólo quedarán La Izquierda -partido que aglutina a los postcomunistas y disidentes del SPD-, con 64 escaños; y los Verdes, con 63, con quienes Merkel también barajó gobernar en un inicio.

Noticias

anterior siguiente