Enlaces accesibilidad

Más del 80 por ciento de las embarazadas no acude al ginecólogo para planificar la gestación

       
  • Los médicos advierten de que la consulta previene malformaciones congénitas
  •    
  • Una de cada dos desconoce la importancia de esa visita y no piensa ir
  •    
  • La mitad de los embarazos en España es inesperado por los padres

Por
La mayoría de las mujeres españolas desconoce los alimentos que contienen los nutrientes y las vitaminas recomendadas en el embarazo.
La mayoría de las mujeres españolas desconoce los alimentos que contienen los nutrientes y las vitaminas recomendadas en el embarazo. EFE

El embarazo, al menos un embarazo con menos riesgos, comienza tres meses antes de la concepción. Planificar el embarazo en una consulta en la que se estudie el estado de la mujer, sus hábitos de vida y alimenticios puede ayudar a prevenir importantes malformaciones congénitas.

Sin ir más lejos, gracias al ácido fólico podría evitarse en dos de cada tres casos la espina bífida. Sin embargo, dos de cada tres mujeres (en concreto, el 67,7 por ciento de ellas) no tomó ácido fólico antes de la concepción y más del 80 por ciento, según el "Estudio GestMujer sobre cuidados, hábitos y promoción de la salud en el embarazo de la mujer española", promovido por la Fundación para el Progreso de la Educación y la Salud (FPES) y Adamer Mujer.

De hecho, más del 80 por ciento de las embarazadas reconoce que no acudió a consulta para planificar su  gestación y más de la mitad de las mujeres que piensan tener un hijo en  el futuro tampoco ven necesario hablar antes con su médico.

"Los resultados ponen de manifiesto que existe un importante desconocimiento por parte de las mujeres de la importancia de los cuidados prenatales como estrategia para evitar problemas en un embarazo futuro", señala el jefe de servicio de Ginecología del Hospital Santiago Apóstol de Vitoria, Iñaki Lete.

Uno de los riesgos que se podrían evitar en estas consultas son los defectos del tubo neural (DTN), que provocan la espina bífida y la anencefalia, deformaciones con las que nacen en España entre 230 y 400 niños al año.

El diagnóstico de estas malformaciones casi siempre se suele realizar durante el embarazo, en la ecografía de la semana 20, cuando interrumpirlo "resulta dramático", y sin embargo un suplemento de ácido fólico antes de la concepción podía prevenir dos de cada tres casos de DTN.

"Los defectos del tubo neural se originan por una alteración del proceso embrionario de la neurulación entre los días 18 y 27 de embarazo, cuando en muchas ocasiones la mujer aún no es consciente de que está embarazada", explica el jefe de Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Lozano Blesa de Zaragoza, Ernesto Fabre.

Campañas públicas y sensibilización de las mujeres

Por eso cobra tanta importancia la consulta preconcepcional, en la que el médico recomendará tomar ácido fólico entre dos y tres meses antes de quedar embarazada.

"Es evidente que en España hacen falta más campañas de salud pública para informar y sensibilizar a la población de la importancia de las consultas preconcepcionales. En otros países europeos se hace y funciona", destaca Lete.

Este experto cree, sin embargo, que estos datos se deben a que la mayor parte de las españolas "no hacen una buena planificación de su embarazo", ya que más del 50 por ciento de estos no son intencionados, sino que "sorprenden" a los padres y eso se debe -a juicio de Lete- a que muchos españoles "o no usan métodos anticonceptivos o los usan mal".

Las mujeres encuestadas no conocen dónde están los nutrientes que necesitan en el embarazo

El estudio demuestra también el escaso conocimiento que las mujeres encuestadas tienen sobre los elementos nutricionales o vitamínicos más importantes y cuyos niveles deben estar garantizados en la gestación, como el ácido fólico, yodo, hierro, vitaminas B12 y D y calcio.

Así, el 85 por ciento de las mujeres desconoce en qué alimentos puede encontrar ácido fólico, yodo -el 98 por ciento-, hierro -el 58 por ciento- y calcio -73 por ciento-.

Leyendas urbanas sobre la luna llena y los antojos

La encuesta, realizada a 1.000 mujeres por la Fundación para el Progreso de la Educación y la Salud (FPES) y los laboratorios Adamed, indica también que las mujeres acuden para informarse de los cuidados del embarazo a la matrona -82 %-, el médico general -65 %-, el ginecólogo -65 %- e internet -60 %-.

Analiza también la creencia de ciertos mitos sobre el embarazo como que nacen mas bebés cuando hay luna llena, algo en lo que creen el 20 por ciento de las embarazadas, que los antojos provocan manchas en el bebé, que la acidez de estómago es síntoma de que el niño tendrá mucho pelo -11 %- o que bañarse provoca infecciones, el 5 por ciento.

Noticias

anterior siguiente