Enlaces accesibilidad

'Anselmo', un divertido repaso a los iconos gays de la música de los últimos cuarenta años

  • Es el primer cómic largo de Fernando Fernández Torres (Fefeto)
  • "Los gays estamos saliendo del armario en el mundo del cómic", asegura

Por
Fragmento de la portada de 'Anselmo', de Fefeto
Fragmento de la portada de 'Anselmo', de Fefeto Edicions de Ponent

Anselmo (Edicions de Ponent) es el original y divertido debut en la  novela gráfica de Fernando Fernández Torres ("Fefeto") (Alicante, 1979), un joven artista que ha trabajado como diseñador e ilustrador en diversas publicaciones (Oh my god, Chueca.com, Una Montaña de Cuentos). Y que en 2009 finalizó sus estudios de postgrado con una investigación sobre la representación del colectivo LGTBI (Lesbianas, Gays, Transgénero, Bisexuales e Intersexuales) en los videoclips musicales españoles. Una tesis que le ha servido para crear este cómic.

"Anselmo -asegura Fefeto- es la historia de un joven gay que, desde la infancia, sufre apariciones de las principales divas del pop y del rock, como si fueran la voz de la conciencia del personaje. Nuestro protagonista está destinado a cambiar el mundo con una canción por el simple hecho de nacer con una misteriosa marca con forma de estrella en el culo. A través de los consejos que estos cantantes le susurran al oído, Anselmo irá construyendo su identidad y se encaminará a su destino final el mismo día que los Mayas predijeron el fin de nuestra era".

Un cómic que también es un repaso a la música de los últimos 40 años, como nos confiesa Fefeto: "En efecto, quería que el cómic tuviera una parte didáctica y bien documentada sobre las canciones e iconos musicales que han conectado con el colectivo gay durante las últimas décadas. En mis cursos de doctorado desarrollé un proyecto de tesis que analizase las conexiones entre la música pop y la comunidad LGTBI, lo cual me permitió crear un amplio catálogo de canciones (que yo llamo "gaycionero"), iconografías y referencias que posteriormente seleccioné para mezclarlos con la evolución vital del personaje. El problema es que, cuando empecé a desarrollar el guión, me di cuenta de que muchas de esas referencias eran muy obvias para el público gay, pero ajenas para otros públicos. De ahí surgió la idea de incluir un álbum de cromos con toda esa información, lo cual me ayudó a contextualizar adecuadamente cada fragmento de la historia y me está permitiendo conectar con un público que no es exclusivamente gay".

De David Bowie a Mario vaquerizo

"Nunca me había planteado hacer un cómic de largo formato hasta que la editorial, Edicions de Ponent, me lo propuso -afirma Fefeto-. A partir de ese momento empecé a desarrollar una historia en la que pudiera volcar los resultados de mi investigación sobre música pop y homosexualidad, con un tono irreverente y humorístico, a la vez que didáctico. Durante un año me dediqué a desarrollar el guión y los personajes. Cuando me despidieron de mi anterior trabajo tenía todo listo para empezar a dibujar la historia y durante casi un año me he dedicado por completo a la realización de este cómic. Sin darme cuenta, todo encajó como un puzzle, a pesar de que hubo momentos en los que pensé que el resultado final podría ser tan caótico y esquizofrénico como nuestro protagonista".

"En Anselmo encontramos a un gran número de grupos y cantantes nacionales e internacionales citados a lo largo de la historia. En los 70 encontramos a David Bowie (con su tema "Space Oddity") y las principales figuras de la música Disco, íntimamente relacionados con la revolución sexual de la época. Los 80 suponen una explosión de cantantes que continúan aproximándose al colectivo gay, desde Madonna o Queen hasta los Pet Shop Boys, pasando por Alaska, Tino Casal y Almodóvar & McNamara. En los 90, Anselmo se ve asediado por las apariciones de la omnipresente Madonna, junto a nuevas divas como Kylie Minogue y Mónica Naranjo, entre otras formaciones más "petardas".

"Y por último, el cambio de siglo acoge a un sinfin de cantantes que en un momento u otro se convierten en "abanderados del arcoiris", tales como Lady Gaga, Britney Spears, Falete o Mario Vaquerizo... todos ellos capitaneados, una vez más, por la reina del pop, Madonna. Por otro lado, la historia está salpicada con los estereotipos y con la visión social que en cada momento histórico se ha tenido de la homosexualidad".

Fefeto comenta que: "Me resultó más difícil definir y dibujar a los personajes que rodean a Anselmo que a las divas del pop. Al fin y al cabo, he dibujado a muchas de ellas desde que creé mi blog www.guaposdepapel.blogspot.com. He de decir que disfruté plasmando en papel las reinvenciones de Madonna y, por otro lado, ahora me siento un poco mal por haber sido tan cruel con Britney Spears..."

"Veo divas en todas partes"

Fefeto confiesa que en Anselmo hay bastante de autobiográfico: "La construcción de la identidad sexual del personaje está bastante ligada al modo en el que yo, y muchos otros gays, descubrimos nuestra orientación sexual. También hay muchos puntos en común con la forma en que las estrellas del pop influyeron en mi vida, con las letras de sus canciones o con sus actitudes públicas respecto a la homosexualidad. Estas mismas experiencias me has servido como punto de partida, pero decidí distanciarme del personaje mediante la fantasía y el humor. Podríamos decir que Anselmo es un personaje irreal que vive mi vida y la de muchos otros gays españoles".

Fefeto confiesa que, al igual que Anselmo, En ocasiones ve divas... "Las veo en todas partes.... jajaja (es broma). Las divas del pop han sido mis musas desde bien pequeño. Entre los 10 y los 15 años no paraba de dibujar a carboncillo las fotos de mis artistas favoritos, tanto de la música como del cine. Pero en mi caso, tenía predilección por las estrellas de los 80 y de los 90".

"Me encantaban actrices como Drew Barrymore, por su imagen angelical y a la vez rebelde. Recortaba entrevistas y fotos de Kylie, Courtney Love o Madonna. He escuchado y analizado sus canciones y sus carreras musicales con entusiasmo durante años pero, paradójicamente, tras terminar el cómic apenas he vuelto a escucharlas en mis playlist, y creo que dejaré que pase un tiempo hasta que vuelva a dibujarlas. Es lo que tiene el pop y la cultura mainstream, que al final saturan un poco".

"Los gays estamos saliendo del armario en el cómic"

En los últimos meses se han publicado numerosos cómics realizados por y para gays, como reconoce Fefeto: "No podría afirmar si existe o no una corriente de cómics gays en España, pero sí que me atrevería a decir que los gays estamos saliendo del armario en el mundo del cómic. Obras como Amores Minúsculos (Ediciones de Ponent), Marica tú (EDT), Madonna no existe (Edicions de Ponent) o Gay Tales no sólo están escritos por autores gays sino que además incluyen protagonistas LGTBI en sus historias".

"La sensación que tengo es que durante mucho tiempo ha existido un vacío en este sentido en los cómics españoles, bien por miedo de las editoriales a la respuesta del mercado o porque aún no había fraguado una generación de autores nacionales que tratara el tema de la homosexualidad en sus historias, con naturalidad y sin complejos".

"Afortunadamente -concluye Fefeto-, siempre estuvieron ahí los cómics de Nazario para recordarnos que en España también hay público para este tipo de historias. En cualquier caso, estoy encantado de que la homosexualidad esté presente en los cómics (no sólo en el underground), al igual que sucedió hace unos años en las series de televisión y en el cine".

El cómic incluye la colaboración de Julián Almazán, con una divertida historia sobre Madonna: "Julián es una de las personas que más sabe de la cultura pop contemporánea -asegura Fefeto-. Mientras yo desarrollaba la historia de Anselmo, Julián publicó Madonna no existe y supe que los dos compartíamos una visión irreverente y con mucho sentido del humor acerca del fenómeno de las divas pop. Pensé que tanto su cómic como el mío podrían leerse como dos visiones distintas de un mismo fenómeno y me pareció buena idea que el cómic se cerrara con una colaboración suya. Julián se entusiasmó con la idea y creó un anexo al final del cómic titulado Marta Sánchez tampoco existe, que puede leerse como un "spin off" de su cómic. Para mí, su aportación es la guinda de ese enorme pastel que es mi cómic. Espero que ambos podamos colaborar en algún proyecto futuro".

Sus proyectos

"Mi prioridad en este momento es encontrar cualquier trabajo que suponga una fuente de ingresos para poder involucrarme en otro proyecto -confiesa Fefeto-. Así están las cosas... Hay un par de ideas que me gustaría desarrollar. Una de ellas continuaría tratando el tema del pop, un anecdotario de los momentos más oscuros y decadentes de las estrellas del cine y de la música que se titularía Apagón (Blackout en ingles)".

"Y otra idea aún por definir es la historia de una íntima amiga que perdí por culpa del cáncer, pero con un tratamiento optimista y lleno de fantasía. Y, por supuesto, mientras soluciono el tema de cómo financiar estos proyectos, continuaré dibujando por amor al arte y compartiendo mis ilustraciones en mi blog y en la página de Facebook, Fefeto - Guapos de Papel. Para mí dibujar es terapéutico. Además, le he cogido el gusto y quiero perfeccionarme".

Noticias

anterior siguiente