Enlaces accesibilidad

El Ejército de Egipto hace pública su hoja de ruta y la oposición cierra filas en torno a Al Baradei

       
  • Reuters dice haber tenido acceso a un borrador que puede ser modificado
  •    
  • El Ejército suspendería la Constitución y disolvería el Parlamento
  •    
  • La oposición elige a Mohamed Al Baradei como su representante

Por
CIENTOS DE OPOSITORES DE MURSI SE MANIFIESTAN EN LA PLAZA TAHRIR
Numerosos opositores del presidente egipcio Mohamed Mursi sostienen una pancarta durante una manifestación en la plaza Tahrir, en El Cairo. EFE EFE/Andre Pain

El Ejército de Egipto suspenderá la Constitución y disolverá el Parlamento de mayoría islamista si el presidente Mohamed Morsi y la oposición no son capaces de llegar a un acuerdo y dar una respuesta a las masivas manifestaciones que piden la dimisión del Gobierno. Esta es la hoja de ruta de las Fuerzas Armadas egipcias a la que ha tenido acceso la agencia Reuters.

Este lunes, el Ejército, que dirigió el país entre la caída de Hosni Mubarak y las elecciones que encumbraron a los islamistasdio un ultimátum de 48 horas al Gobierno para buscar una solución antes de ofrecer su alternativas.

Las fuentes a las que ha tenido acceso Reuters señalan que el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (SCAF) está aún discutiendo los detalles del plan que, según dicen, intenta resolver la crisis política que ha devuelto a millones de egipcios a las calles, una protesta masiva que recuerda a la la revuelta que acabó con 30 años de dictadura. Si hay cambios en las últimas horas, esa hoja de ruta podría cambiar.

El presidente rechazó el ultimátum del Ejército y la principal alianza liberal e izquierdista de la oposición se ha negado a dialogar con él, poniéndose al lado de las demandas de los manifestantes que piden su dimisión.

La oposición apoya el plan del Ejército

El Ejército intenta establecer una gobierno interino, compuesto principalmente por representantes civiles de diferentes partidos y expertos tecnócratas para dirigir el país hasta la redacción de una nueva Constitución en pocos meses. Entre los nombres que se barajan para presidir ese consejo interino sobresale la del presidente del Tribunal Constitucional, Adli Mansour.

Después se celebrarían nuevas elecciones presidenciales, y más adelante, elecciones parlamentarias, cuando se dén las circunstancias para que los candidatos concurran en igualdad de condiciones.

Las Fuerzas Armadas planean abrir una ronda de consultas con el opositor Frente de Salvación Sancial y otras organizaciones políticas, religiosas y juveniles una vez expire el ultimátum a Mursi, pero no han detallado cómo cumplirán su hoja de ruta si el presidente rechaza abandonar el poder forma pacífica.  

Los planes del Ejército se asemejan mucho a las propuestas del Frente de Salvación Nacional (FNS), que ha elegido al premio Nobel de la Paz Mohamed el Baradei como representante encargado de preparar una transición política.

Al Baradei une a la oposición

La oposición, que siempre ha estado muy polarizada, ha cerrado filas en torno al llamado a Al Baradei. En un comunicado, el Frente 30 de junio, un movimiento más amplio que aglutina al FNS y a varios grupos opositores egipcios, han señalado que a partir de ahora El  Baradei será el portavoz del frente y tendrá la responsabilidad de  "garantizar las demandas del pueblo egipcio y diseñar un escenario que  conduzca a la completa puesta en marcha de una hoja de ruta para la  transición política".

El recientemente creado Frente del 30 de Junio está agrupado en torno a la campaña "Tamarrud" (Rebelión), que aseguró la semana pasada que había conseguido la firma de 22 millones de egipcios para pedir la marcha del presidente de Egipto, Mohamed Mursi, y la convocatoria de nuevos comicios.

El frente mantuvo este lunes una reunión en la que mostró su confianza en El Baradei, líder del partido opositor Al Dustur (Constitución) e integrante del Frente de Salvación Nacional, la principal alianza no islamista.

Islamistas y opositores miden sus fuerzas

Con esta decisión, los opositores han expresado su interés en la "unidad de la escena política y revolucionaria" frente a cualquier posible división. Asimismo, llamaron a los egipcios a movilizarse hasta que renuncie el presidente, al que acusan de haber monopolizado el poder a favor de los Hermanos Musulmanes y no haber cumplido los objetivos de la revolución que derrocó a Mubarak en febrero de 2011.

Tras la caída del dictador, el Ejército tomó el poder pero tampoco consiguió satisfacer las demandas de los egipcios y fue amplicamente criticado por los sectores liberales y de izquierda por ponerse al lado de los Hermanos Musulmanes. Ahora, dicen, esta "nueva" transición será totalmente diferente.

Miles de personas congregadas en diferentes puntos de El Cairo han comenzado este martes una nueva jornada de manifestaciones masivas en el país, después de que los grupos islamistas hayan llamado a los seguidores del presidente Mohamed Mursi a salir también a la calle. Unos y otros medirán sus fuerzas y capacidad de movilización a escasas horas de que expire el ultimátum del Ejército.

Noticias

anterior siguiente