Enlaces accesibilidad

La troika pide a España que siga vigilando a la banca ante los "elevados riesgos" de la economía

       
  • España ha cumplido prácticamente con las condiciones exigidas por el rescate
  •    
  • BCE y CE piden controlar la ley antidesahucios para que no afecte a la banca
  •    
  • El FMI advierte de "elevados riesgos" y pide al país reforzar la supervisión

Ver también: informe del BCE y la CE en inglés (PDF) | informe del FMI en inglés

Por
El programa para el sector bancario español continúa por el buen camino, asegura la troika

La troika ha asegurado este lunes que España ha cumplido prácticamente todas las condiciones  exigidas a cambio del rescate bancario, pero han pedido al Gobierno que mantenga la "vigilancia" sobre  la calidad de los activos de las entidades teniendo en cuenta la  "adversa situación económica". En su informe, Bruselas reclama a España que controle la aplicación de las  normas antidesahucio para garantizar que no tengan un impacto  negativo sobre la estabilidad financiera. Mientras, el FMI, además de advertir "elevados riesgos", pide al país reforzar la supervisión del sector financiero.

Estas son algunas de las conclusiones preliminares de la tercera misión  de revisión del programa de reestructuración y recapitalización de la  banca española en el que los inspectores de la Comisión Europea (CE), Banco Central Europeo (BCE) y Fondo Monetario Internacional (FMI) constatan que la inmensa mayoría de las medidas especificadas en el Memorando de Entendimiento (MoU) ya se han completado.

"El programa (para el sector bancario español) continua por el  buen  camino", reza el documento de BCE y CE. "El  cumplimiento de las condiciones del memorándum de  entendimiento casi se  ha completado y se han realizado logros a la  hora de reforzar el marco  de gobernanza, regulación y supervisión del  sector bancario", destaca el informe, que tambén señala que la  reestructuración de la banca se está  produciendo de acuerdo con el  calendario pactado.

La CE y el BCE apuntan a la  reforma de la  gobernanza  de las cajas de ahorro, cuyo anteproyecto de ley fue aprobado hace un mes, y al cambio de  procedimientos de  supervisión  del Banco de España como retos que aún hay que superar, las únicas normas pendientes respecto de la segunda "visita" al país, efectuada el pasado mes de febrero.

El paro o la recesión, entre los riesgos

Pese a estos resultados positivos, las instituciones europeas  piden  al Gobierno mantener "un control estrecho sobre el sistema para   preservar la estabilización final de las instituciones de crédito". El  objetivo de este control es "asegurar la estabilización definitiva de  las entidades financieras españolas", según la troika.

El ajuste del mercado inmobiliario sigue afectando al crédito y a la calidad de los activos

Ello es necesario, según CE, BCE y FMI, por "la adversa situación económica, la  continua  necesidad de desapalancamiento del sector no financiero  español y el  ajuste en el mercado inmobiliario, que siguen afectando  severamente a  los volúmenes de crédito y a la calidad de los  activos".

Los inspectores europeos alertan además de que los "riesgos" para la situación económica y presupuestaria proceden del alto paro, la contracción de la actividad, la elevada deuda privada y exterior y el rápido aumento de la deuda pública.  El FMI destaca que el país está inmerso "en un difícil proceso de corrección de los   amplios desequilibrios previos a la crisis".

Por eso, reclaman al Gobierno que cumpla las recomendaciones de  política económica de Bruselas, en particular la consolidación fiscal  "gradual" de acuerdo con el nuevo calendario y el refuerzo de la  administración pública.

Qué hacer para mitigar los riesgos

Para mitigar esos riesgos y acelerar la vuelta al crecimiento  económico, el FMI recomienda más acciones tanto a nivel europeo como  nacional. En el plano europeo, ayudaría a esos objetivos la "aplicación a  tiempo de la unión bancaria" y el "mantenimiento de una posición  monetaria suficientemente acomodaticia" por parte del BCE.

A nivel nacional, las  prioridades deben ser, según la declaración del FMI, "una vigilancia  proactiva continuada de la salud del sector financiero, acompañada de  una supervisión fuerte".

En este sentido, "es bienvenida",  añade la nota, la reciente aclaración por parte del Banco de España de  los criterios para determinar la clasificación de los préstamos  refinanciados y reestructurados.

"Una rigurosa aplicación de esos  criterios ayudaría a garantizar el adecuado aprovisionamiento de las  pérdidas en los préstamos", precisa el Fondo.  Se calcula que las  nuevas exigencias de provisiones para los créditos refinanciados por la  banca española podrían ascender a unos 10.000 millones de euros.

El Fondo puntualiza que  las acciones del supervisor para reforzar la solvencia y reducir los  riesgos "deberían dar prioridad también a las medidas que, al mismo  tiempo que potencian la situación de capital de los bancos, no  contribuyan a exacerbar las ya de por sí estrechas condiciones  crediticias".

El portavoz comunitario de Asuntos Económicos y Monetarios, Simon  O'Connor, ha asegurado a la prensa española que "por ahora no tenemos  ninguna indicación de que la banca española vaya a necesitar más dinero,  pero (...) vamos a seguir vigilando la situación hasta el final del  programa" de asistencia financiera en diciembre.

Ley antidesahucios y mejora de mercados

La Comisión y el BCE también piden al Gobierno español que controlen los efectos de la nueva ley que regula las ejecuciones hipotecarias, de modo que se analice si el resultado "es apropiado o si es necesario adaptarla para garantizar la estabilidad financiera".

Hay que controlar la ley antidesahucios para ver si es apropiada o hay que cambiarla para garantizar la estabilidad financiera

Los inspectores señalan que "la aplicación de la nueva ley sobre esta   cuestión debe vigilarse para evaluar si el equilibrio entre las   preocupaciones justificadas de los deudores hipotecarios y las   preocupaciones imperativas de estabilidad financiera es apropiado o  si  se requieren ajustes para garantizar la estabilidad financiera".

Por otra parte, el informe subraya que la confianza de los mercados ha seguido mejorando  desde la anterior misión, con la prima de riesgo "muy por debajo" de  donde se situaba al inicio del programa.

"El interés de los bonos soberanos y corporativos ha caído con una   menor volatilidad (...) En paralelo, la situación de liquidez del sector   bancario español ha seguido mejorando. Ello ha permitido a los bancos   españoles recuperar más acceso a la financiación de los mercados y   reducido su dependencia de la financiación del Banco Central Europeo", se apunta.

Los retos del banco malo

Además, para la troika, las acciones  llevadas a cabo para recapitalizar parte del sector bancario y la  transferencia de activos al banco malo "han dado un importante impulso a la  liquidez y la solvencia del sistema", de forma que las  ratios de solvencia están por encima de las exigencias regulatorias.

"La Sareb se enfrenta ahora al reto fundamental de gestionar con  éxito y desprenderse de la cartera de activos en el marco de unas  condiciones de mercado todavía muy difíciles para la vivienda en  España", señalan los inspectores.

El análisis llevado a cabo por la Comisión Europea y el BCE, con el respaldo del FMI, contó también con la opinión de expertos de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) y del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE). Se conocerá por completo a finales del mes de junio. La próxima revisión se efectuará en septiembre.

Noticias

anterior siguiente