Enlaces accesibilidad

Sodano hace un llamamiento a la unidad de la Iglesia en la misa previa al cónclave

       
  • La misa da inicio al proceso para elegir al papa
  •    
  • Los cardenales interrumpen la misa con un aplauso para Benedicto XVI
  •    
  • Sodano pide "dignidad" a los miembros de la Iglesia
  •    
  • Centenares de fieles siguen el oficio

Consulta aquí nuestra Guía del cónclave

En vivo: Toda la actualidad de la elección del papa

Por
Comienza el cónclave y habrá primera fumata

El proceso del cónclave que ha de elegir al nuevo papa se ha iniciado en la mañana de este martes con la tradicional misa Pro Eligendo Romano Pontifice,  la ceremonia que se celebra antes de que los cardenales se encierren en la Capilla Sixtina.

Centenares de fieles se han dado cita en la basílica de San Pedro del Vaticano para asistir a la ceremonia, oficiada por el cardenal decano, Angelo Sodano, pero concelebrada por todos los cardenales.

Sodano ha extraido de los textos sagrados del catolicismo algunas de las  recomendaciones para este momento de la Iglesia. Y citando la Carta a los Efesios del apostol Pablo, ha hecho "un fuerte llamamiento a la unidad eclesial". 

"Les exhorto a comportarse de manera digna, con toda humildad, mansedumbre y paciencia, soportándose recíprocamente con amor, tratando de conservar la unidad del espíritu a través del vínculo de la paz", ha declarado.

Sodano ha pedido la colaboración con los pastores, y en especial con el papa, para "conseguir la unidad de la santa Iglesia".

Al comienzo de su homilía, el cardenal ha provocado un aplauso de la audiencia al mostrar su gratitud a Benedicto XVI.

Aplausos para Benedicto XVI en la misa Pro Eligendo Pontifice.

Sodano ha respasado algunas de las características que debe tener el   sumo pontífice:  "misericordia"; "amor a los  hombres"; "caridad"   entendida también como evangelización. "Nos apoya la fe en la palabra de  Cristo sobre el carácter indefectible de su Iglesia", ha dicho el decano.

Esperando al futuro papa

El oficio ha sido seguido, a través de pantallas gigantes, por cientos de personas más en la plaza de San Pedro. "Entre éstos, está el futuro papa", ha declarado un español a la agencia Efe.

Aldo R., diácono de Bari, apostaba por su parte por Sean O'Malley, el cardenal capuchino de Boston, como próximo papa. "Proviene de San Francisco, un santo que era pura simplicidad, y así se uniría al apostolado de Juan Pablo II e iniciará una evangelización como en los orígenes de la Iglesia".

Para el nigeriano padre Clemente Oleko, de 43 años, es mejor un papa de unos 70 años, con experiencia de apostolado y una elevada talla intelectual. "El cardenal Scola (arzobispo de Milán), para mi sería perfecto, claro que ha sido rector de la Lateranense, donde yo he estudiado", ha asegurado. 

Para Oleko, la elección de un papa estadounidense no sería buena opción porque "a nivel político su mensaje no sería bien recibido".

Un corro de italianos comentaban, mirando la chimenea de la capilla Sixtina, la duración del cónclave. "Tiene que durar poco, porque ya han tenido tiempo los cardenales de conocerse en todas estas reuniones de estos días", razonaba una señora. "Además, si esto se alarga va a dar la sensación de que están divididos", decía otro de los asistentes.

Renatta Bagliani, de 63 años, ha explicado a Efe que este cónclave no le parece fácil porque "no veo una cabeza visible como en el anterior en el que sobresalían Ratzinger o el cardenal Martini".

"Hay que llenar las iglesias que al menos, en Roma, han quedado convertidas en meros museos", se lamenta Bagliani.

El cónclave comienza por la tarde. A las 16.15 (15.15 gmt), cuando los cardenales electores se reunirán en la capilla Paulina y desde allí en procesión se dirigirán a la Sixtina, donde entrarán a las 16:30.

En el segundo cónclave del tercer milenio, en el que participan 115 cardenales procedentes de 50 países para elegir al 266 papa de la historia de la Iglesia.

Noticias

anterior siguiente