Enlaces accesibilidad

Disparos de islamistas a drones de EE.UU. provocan el cierre del espacio aéreo de Bengasi

  • Los aviones no tripulado sobrevolaron Bengasi en tarea de reconocimiento
  • Insurgentes islamistas respondieron con fuego anti aéreo
  • El aeropuerto de Bengasi ha sido reabierto después de diez horas

Por

Libia ha cerrado el espacio aéreo de Bengasi por razones de seguridad, después de que insurgentes islamistas hayan disparado fuego anti aéreo contra aviones no tripulados de EE.UU. que han sobrevolado la ciudad libia, dos días después del ataque al consulado estadounidense, en el que murieron cuatro funcionarios estadounidenses, entre ellos el embajador Chris Stevens.

El cierre del aeropuerto ha suscitado rumores de que el despliegue de fuerzas especiales de Estados Unidos se deba a la preparación de un ataque contra las milicias que participaron en el asalto de la legación diplomática norteamericana el pasado miércoles, según informa la agencia Reuters.

Un funcionario libio ha indicado que los aviones espía sobrevolaron el recinto del consulado, tomaron fotos e inspeccionaron la ubicación de los grupos radicales islamistas.

"Dos aviones no tripulados estadounidenses sobrevolaron anoche Bengasi con conocimiento de las autoridades libias", ha afirmado el viceministro del Interior, Wanis al-Sharif. "Ellos eran visibles y fueron atacado por armas antiaéreas utilizadas por las milicias armadas".

"Por esta razón, la seguridad de Bengasi decidió cerrar el espacio aéreo del aeropuerto. Cualquier decisión para permitir una operación de cualquier tipo en territorio libio se hará en coordinación con el congreso y el nuevo gobierno", ha añadido.

Vuelo de drones en los cielos libios

Ali al-Shaikhi, portavoz del jefe del Estado Mayor, ha señalado que aviones de las fuerzas aliadas occidentales, que ayudaron a los rebeldes libios a derrocar a Muamar el Gadafi el año pasado, continuaron sobrevolando el espacio aéreo de Libia para ayudar a mantener sus cielos seguros. Y ha indicado que habían aumentado estos vuelos en los últimos días debido al deterioro de la seguridad en el país.

Según ha confirmado una fuente del aeropuerto internacional de Trípoli, el último avión con destino a Bengasi, la segunda ciudad más grande del país, despegó este jueves de la capital a las 21.00 horas. Diez horas después, el espacio aéreo se volvió a reabrir.

La fuente ha explicado que todos los aviones con destino a Bengasi han sido desviados al aeropuerto de Al Abrag, situado a unos 200 kilómetros al noreste de Bengasi. Además, ha indicado que, hasta el momento, no tiene información de cuándo se restablecerá el tráfico aéreo con esa ciudad oriental.

Las autoridades libias ya han detenido a varios sospechosos del asalto a la misión diplomática, que comenzó la noche del martes al miércoles con una protesta contra una película estadounidense que se burla de Mahoma.

Estados Unidos ha enviado dos buques de guerra y una fuerza de 50 marines para asegurar sus instalaciones diplomáticas

Noticias

anterior siguiente