Enlaces accesibilidad

La Fiscalía lusa asegura que ETA preparaba una base en Portugal desde 2007

       
  • Termina la primera sesión del juicio contra Zengotitabengoa en Portugal
  •    
  • Se le acusa de fabricar explosivos en la base portuguesa de Obidos
  •    
  • El juicio revela detalles sobre la actividad de ETA en el país vecino

Por
Finaliza la primera sesión del juicio por la infraestructura etarra en Portugal

En el informe presentado por la Fiscalía lusa en el juicio iniciado este martes en Portugal contra Andoni Zengotitabengoa se acusa a este de fabricar explosivos para una base logística, que ETA preparaba en suelo luso desde 2007.

El supuesto etarra, que con otro activista vivió en dos casas en Portugal desde 2008, guardaba en la segunda vivienda, en la localidad lusa de Obidos, más de mil kilos de sustancias explosivas e "ingenios artesanales de grandes dimensiones listos para ser utilizados en atentados a gran escala".

La apertura de un juicio en Portugal en el que, por primera vez, se sienta en el banquillo un supuesto etarra por delitos cometidos en este país, ha sacado a la luz los intentos de ETA por actuar desde suelo luso.

La primera sesión del juicio ha concluido este martes con la decisión del tribunal luso de prolongar la vista un día más, el próximo 4 de octubre, para que se pueda oír a la treintena de testigos previstos, ya que en la segunda sesión programada para este miércoles no iba a ser suficiente para recoger todos los testimonios.

Varios de los once testigos que declararon hoy identificaron a Zengotitabengoa y a otro presunto terrorista, Oier Gómez Mielgo, detenido en Francia, como los inquilinos del chalet de la cercana localidad de Obidos en la que, según los fiscales, guardaban más de una tonelada de explosivos para cometer atentados en España.

Los tres magistrados que juzgan a Andoni Zengotitabengoa cuentan con cientos de documentos de las autoridades portuguesas y españolas, relacionados con el terrorismo, que se imputan al acusado.

El juicio que se celebra en Caldas da Rainha saca a la luz pública los detalles, hasta ahora secreto del sumario, sobre la base de operaciones montada por la organización terrorista en Portugal y sus planes para organizar desde allí atentados en España.

Zengotitabengoa, que ha estado año y medio en prisión preventiva en Lisboa, esta acusado de pertenecer a ETA y de preparar uno de sus mayores arsenales.

Obidos, centro de explosivos en Portugal

El depósito con mas de una tonelada de explosivos fue encontrado casi por casualidad en la turística localidad de Obidos, una pintoresca villa que cada año organiza un colorista festival de caballeros y damas medievales, y donde ETA preparaba grandes atentados en suelo español.

El presunto etarra que se sienta en el banquillo habitaba el chalet de las afueras de la ciudad donde fueron encontrados los explosivos junto a Oier Gómez, detenido en Croze (Francia), en abril pasado tras huir de un control policial galo.

Ambos vivían bajo identidades falsas y, según la policía, almacenaban y montaban explosivos para la organización.

Un total de 300 kilos, entre más de una tonelada hallada en Obidos, estaban listos para ser detonados de inmediato y la policía lusa encontró planos de ciudades españolas con indicios de que iban a ser blanco de atentados.

Coches alquilados en Portugal

ETA ha utilizado en los últimos años varios automóviles alquilados en Portugal para sus desplazamientos y atentados en España y las autoridades de ambos países habían detectado también la presencia de sus activistas en suelo luso.

Pero hasta el hallazgo de Obidos, uno de los mayores arsenales capturados a la organización terrorista, no se confirmó la existencia de una base etarra en Portugal que iba a reforzar la estructura de la organización en Francia y España.

En enero del año pasado, un mes antes de que la policía encontrara ese depósito clandestino, una pareja buscada por su pertenencia a la organización terrorista fue detenida cerca de la frontera española.

Garikoitz García Arrieta e Iratxe Yáñez Ortiz de Barrón trasladaban hacia Portugal, supuestamente a Obidos, una furgoneta con materiales para fabricar explosivos, y huyeron al otro lado de la frontera cuando fueron interceptados por un control policial español.

Ambos fueron entregados el año pasado a la Justicia española mientras Zengotitabengoa permanecía en prisión preventiva en una cárcel de alta seguridad de Lisboa, a la espera del juicio abierto este martes.

Noticias

anterior siguiente