Enlaces accesibilidad

Ouattara pide a la UE que levante las sanciones a Costa de Marfil para recuperar la normalidad

  • También ha pedido al Banco Central africano que reabra las sucursales
  • El presidente electo ha ordenado el bloqueo de la residencia de Gbagbo
  • Ha pedido a sus tropas unidad y que sean "ejemplares en su comportamiento"

Por
Ouattara comparece en televisión y dice que tiene a Gbagbo acorralado

El presidente electo de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, ha pedido a la Unión Europea que levante las sanciones contra sobre los principales puertos y empresas del país para pueda volver a la normalidad, según ha comunicado en un discurso televisado por la por la Televisión de estatal del país (TCI).

"He pedido que la Unión Europea que levante las sanciones en los puertos de Abidjan y San Pedro y algunas entidades públicas ", ha dicho el presidente electo, según Reuters.

A comienzos de mes, la Unión Europea impuso nuevas sanciones al Gobierno "ilegítimo" de Laurent Gbagbo que incluyen la prohibición de comprar valores financieros y de suscribir préstamos.

Recuperar la normalidad económica

Ouattará también ha solicitado al Banco Central de los Estados Africanos (BCEAO) que vuelva a abrir sus sucursales en Costa de Marfil, para garantizar la reanudación de las operaciones y permitir el pago de los salarios y los atrasos “en el menor tiempo posible”, informa Reuters.

El presidente electo ha manifestado también que la prioridad de su gobierno es garantizar la seguridad a la población y la recuperación gradual de las actividades económicas, así como un retorno a la normalidad.

Ouattara ha comunicado también que ha pedido a los generales responsables de la seguridad adoptar todas las medidas necesarias para mantener el orden y la seguridad, así como asegurar la entrega de alimentos y medicinas a los mercados y medicinas en los hospitales y centros de salud.

Bloqueo a la residencia de Gbagbo

Mientras el asedio al presidente depuesto, Lurent Gbagbo, continúa. Ouattara ha ordenado el bloqueo de la residencia presidencial, donde permanece atrincherado el presidente depuesto, Laurent Gbagbo, “para garantizar la seguridad de los habitantes del barrio", según informa Efe.

"Los culpables serán castigados", ha dicho, a la vez que ha instando a sus tropas a ser ejemplares en su comportamiento y "abstenerse de cualquier crimen, cualquier tipo de violencia contra las personas o cualquier acto de pillaje", según informa Europa Press.

Tras cuatro meses de inestabilidad, una intermitente presión internacional y la derrota militar en su feudo de Abiyán, Gbagbo se ha visto forzado a negociar su rendició, y pedir la protección de la ONU, aunque sigue resistiéndose a reconocer su derrota. Francia y Naciones Unidas le han exigido que renuncie por escrito a su puesto antes de salir del país.

Noticias

anterior siguiente