Enlaces accesibilidad

Haití celebra las elecciones presidenciales en relativa calma aunque con incidentes aislados

  • Dos hombres han muerto por arma de fuego y tres han resultado heridos
  • Los resultados provisionales no se conocerán hasta finales de marzo

Por
El presidente de una mesa electoral muestra un voto durante el conteo en Puerto Príncipe, Haití. EFE EFE/Orlando Barría

Haití ha celebrado la segunda vuelta de sus elecciones presidenciales en un ambiente de relativa tranquilidad, pese a la muerte de dos personas en incidentes asilados. Los resultados provisionales no se conocerán hasta final de mes.

Aunque el ambiente ha sido tranquilo en el conjunto del país, las votaciones se han visto alteradas por violentos incidentes aislados en lugares como Marchand Dessalines (en el norte) donde un hombre ha muerto por disparos y tres personas resultaron heridas.

También en el noroeste, en Marre Rouge, un joven de entre 25 y 30 años ha sido alcanzado por un disparo en el exterior de un centro de votación y murió. En ootras localidades como en Gonaives (norte), Hinche (este) Ouanaminthe (noreste) y Jeremie (suroeste), se han registrado incidentes, aunque no ha habido heridos, informa Efe.

Sin embargo, "ha sido una jornada en general pacífica y tranquila", ha dicho Sylvie van den Wildenberg, portavoz de la misión de paz de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH).

Martelly lidera las encuestas

Los dos principales candidatos a suceder al presidente, René, Preval son el controvertido artista y cantante Michel Martelly, del partido Respuesta Campesina y la exprimera dama Mirlande Manigat, de Reagrupamiento de los Demócratas Nacionalistas Progresistas (RDNP).

Aunque, según la ley electoral, hasta finales de marzo no se conocerán los resultados provisionales, las últimas encuestas citadas por Reuters muestran una ventaja de Martelly.

Sin embargo, existe el temor de la larga espera pudiera generar protestas y disturbios por la impaciencia y la tensión política, algo que ya sucedió durante la primera vuelta. Sin embargo, ambos candidatos se han comprometido a no hacer manifestaciones hasta que los primeros resultados se den a conocer.

Con esta jornada, el país caribeño finaliza un proceso que ha estadomarcado por  las acusaciones de fraude que siguieron a la primera vuelta del 28 de noviembre, cuando el anuncio de los resultados provisionales generó una oleada de protestas y disturbios, así como una grave crisis de gobernabilidad.

A esa crisis se unió el regreso al país de polémicos expresidentes como Jean Bertrand Aristide o el del exdictador Jean Claude Duvalier, que añadieron más tensión a la escena preelectoral.

A la profunda inestabilidad política del país, que es también uno de los más pobres del mundo, se suman las terribles secuelas sociales que dejó el devastador terremoto de enero de 2010, en el que murieron más de 316.000 personas y que causó 300.000 heridos y 1,5 millones de damnificados.

Noticias

anterior siguiente