Enlaces accesibilidad

Padres y madres con custodia compartida: "Los niños no tienen la culpa, ellos no se separan"

  • La pionera Ley de custodia compartida de Aragón cumple tres meses en vigor
  • rtve.es recoge el testimonio de padres y madres que comparten la custodia
  • Carlos, a los detractores de esta fórmula: "Es peor ser un padre ocio"
  • "¿Por qué tenemos que quedarnos con los niños y la casa?", dice Reyes
  • Los críticos argumentan que perjudica la "estabilidad" del niño

Ver también:  Vuelve a ver el reportaje de Crónicas sobre  Custodia Compartida (29/09/2010)

Por
Carlos tiene la custodia compartida de sus hijos de 7 y 5 años.
Carlos tiene la custodia compartida de sus hijos de 7 y 5 años. A. M. P.

Custodia compartida

España. El Código Civil recoge (art 92.8) que el juez podrá acordar "excepcionalmente" la custodia compartida "con informe favorable del Ministerio Fiscal". El Senado instó al Gobierno a cambiar la ley el pasado 21 de julio. El 15 de septiembre se constituyó un grupo de trabajo sobre el tema.

Aragón. Es la primera comunidad con una ley sobre custodia compartida, que será la opción preferente para los jueces cuando no haya acuerdo. Fue aprobada en mayo y entró en vigor el 8 de septiembre.

Cataluña. A partir del 1 de enero, cuando entra en vigor la Ley del Libro Segundo del Código Civil Catalán, la custodia compartida será el modelo preferente pero condicionada a que los padres se pongan de acuerdo y a que existiera previamente en la práctica antes de la separación. Si no, decide el juez.

Valencia. El Gobierno valenciano aprobó el 15 de octubre el proyecto de ley sobre la custodia compartida, que ahora tiene que tramitar las Cortes Valencianas. La norma otorga prioridad al acuerdo entre progenitores a través de un pacto de convivencia familiar, pero deja la última palabra en manos del juez.

Navarra. El Parlamento tramita una proposición de ley, presentada por IU, por la que la custodia compartida como opción preferente para los jueces en caso de separación.

País Vasco. El 19 de noviembre se ha registrado en la Cámara de Vitoria una proposición no de ley que defiende la custodia compartida como modelo preferente.

Baleares. El tema de la custodia compartida se ha quedado finalmente de la Ley sobre mediación familiar que aprobó el 30 de noviembre el Parlament

Hace tres meses, el 8 de septiembre, entró en vigor la ley aragonesa que establece la custodia compartida de los hijos como opción preferente para los jueces cuando no haya acuerdo en una separación o divorcio.

Aún no ha habido ninguna sentencia basada en la nueva norma, pero en los dos primeros meses se presentaron unas 90 demandas, explica a rtve.es el presidente de la Asociación de Padres Aragoneses en Acción, Miguel Cisneros. "Se pensaba que iba a haber una avalancha, pero no ha sido así", añade.

Aragón abrió la espita, pero cada vez son más las comunidades autónomas que quieren legislar en este sentido, y más las voces que piden un cambio en la legislación estatal, que ahora sólo contempla la custodia compartida de forma "excepcional" y previo informe del fiscal en el Código Civil.

Hay defensores y detractores de esta fórmula en la que padre y madre se ocupan e implican en la misma medida en el cuidado diario de los hijos. Pero, ¿cómo es realmente tener la custodia compartida? ¿Cómo se organizan los progenitores que optan por esta fórmula?

Carlos, que prefiere que no aparezca su verdadero nombre, comparte la custodia de su hija de 7 años y de su hijo de 5 con su ex pareja en un pueblo de Toledo. "Ellos no se separan, no tienen la culpa y deben disfrutar de los dos", explica.

Es la pareja que se separa o divorcia la que tiene que detallar en un convenio cómo va a ser el cuidado de los niños y luego es la Fiscalía de Menores la que da el visto bueno a ese plan. Vivir cerca o que los niños permanezcan siempre en el mismo colegio es clave.

Carlos: Custodia compartida "sin maletas"

En el caso de Carlos, en época escolar los pequeños están lunes y miércoles con uno y martes y jueves con el otro. Los fines de semana son alternos y las vacaciones a la mitad.

"No hay ropa, ni maletas de por medio, tenemos ropa de los niños en cada una de las casas", explica a rtve.es Carlos, que considera "lamentable" que cada vez se le pida más al hombre para que haya igualdad y luego, si hay un divorcio, pierda sus derechos: "ya no eres padre y ya no tienes hijos".

Critica que el antiguo Ministerio de Igualdad haya sido más "un Ministerio de la Mujer" que otra cosa y reivindica el "bienestar" del niño por encima de todo. "¿Dónde está el riesgo de la custodia compartida? Es mucho peor el padre ocio que da todo" lo que piden a los niños porque sólo los ve una vez cada quince días.

Carlos cree que muchas mujeres no quieren la custodia compartida porque supone romper la ecuación legal que existe en España en los casos de divorcio: quien se queda con los hijos se queda con la casa y recibe una pensión del otro ex cónyuge.

Reyes: "¿Por qué tenemos que quedarnos con la casa y los niños?"

Reyes, que tiene la custodia compartida de su hija de 3 años con Eduardo, su ex pareja, también ve mal que se dé esta situación. "¿Por qué tiene que ser la mujer la que se quede con los niños, la casa, el coche y el perro?".

Esta mujer considera "injusto" que se "dé por sistema la custodia a la madre". Asegura a rtve.es que cuando se separó sabía que Eduardo "estaba igual de loco por la niña" que ella y que por eso buscaron qué solución había para que la pequeña estuviera con los dos.

De esta forma dieron con Amnistía Infantil, una asociación que les facilitó cómo hacerlo. Ellos tiene a la niña por semanas y tienen una cuenta común para los gastos de la menor. Pasan muchas tardes los tres juntos e incluso parte de las vacaciones.

Eduardo constata que para él "la niña lo es todo", es su "devoción", y que por lo primero que velaron fue por su bienestar. "No está bien involucrar a los hijos por temas económicos. Los hijos son de los dos", señala a rtve.es.

Una responsabilidad compartida entre dos

Diana Suero, abogada especializada en familia, constata que las mujeres normalmente no quieren la custodia compartida. La principal causa es económica, para quedarse con la vivienda y la pensión de alimentos, en su opinión, aunque también hay algunas que simplemente no se fían de que su ex marido se haga cargo de los hijos si hasta ahora no lo ha hecho.

En el caso de los hombres que quieren la custodia compartida también hay dos clases, apunta: "los que no quieren pagar la pensión y los que realmente están implicados como padres". En estos casos, las mujeres suelen tener muchas veces una carrera profesional mejor que la del hombre.

La causa principal por la que muchas mujeres rechazan compartir la custodia es económica

Diana Suero cree que "si de verdad se mirara el interés de los hijos, salvo excepciones, lo ideal sería la custodia compartida" y critica que haya adultos que utilizan a los menores "como moneda de cambio".

Esta letrada alerta además sobre las denuncias falsas de violencia de género que pueden darse en algún caso para quedarse con todo y máxime ahora, que el Gobierno ha anunciado que se quitará la custodia a los hombres que sean denunciados sin esperar a que haya sentencia firme.

Suero explica a rtve.es que intenta convencer a las madres de las ventajas que tiene la custodia compartida ya que "los progenitores tienen los mismos derechos pero también las mismas obligaciones" en cuando al cuidado de sus hijos, que de esta forma además pueden disfrutar de los dos.

Con esta fórmula, la mujer tiene también tiempo para desarrollarse profesionalmente como el hombre. Si la madre asume en solitario la custodia estará renunciando, según esta abogada, a "liberarse" el 50% de su tiempo para mejorar su formación y tener vida social.

Un argumento "farisaico" para Themis

Para la presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, Ángela Cerrillos Valledor, el argumento del desarrollo profesional de la mujer para apoyar la custodia compartida es "farisaico, no es real" porque si así fuera los hombres deberían pedir, en su opinión, la "custodia preferencial".

Cerrillos cree que por encima de los derechos de los padres está el derecho a la "estabilidad" de los menores y que "después de la separación no deben hacerse experimentos".

Hay que buscar la estabilidad. La custodia compartida es un traje a medida, no de confección

En este sentido, señala que los niños deben permanecer con quien se haya encargado mayoritariamente de su cuidado antes de la ruptura. Si esta persona ha sido el padre, la custodia debería darse al hombre, asegura la presidenta de Themis.

"Hay que buscar la estabilidad. La custodia compartida es un traje a medida, no de confección", dice para criticar la ley aragonesa. Según su criterio, solo debería otorgarse cuando de verdad la implicación de la madre y el padre antes de la separación ha sido homogénea.

Belén: "Tus hijos no son de tu propiedad"

Belén Lagándara niega que los niños se encuentren "desubicados" cuando los padres comparten su custodia. Esta mujer explica a rtve.es que nunca había oído hablar de esta fórmula pero que, cuando empezó los trámites de divorcio en 2007, lo que tenía claro es que "no quería que él dejara de ser el padre de sus hijos", que en aquel momento tenían 5 y 9 años, y que "él quería estar con ellos".

"¿Por qué le voy a privar de estar de sus hijos a diario y a mis hijos de estar con su padre?" Belén tenía asumido que sus hijos no eran de su propiedad, que no son un objeto que te toca en el reparto de bienes tras un divorcio y que no sólo se trata de disfrutar de ellos, sino también de tener obligaciones.

Para Belén la "ley está mal hecha" porque "al padre se le niega todo desde el principio" y considera un "error" que el que se queda con los hijos se quede con todo.

En su caso, acordaron tener a los niños por cursos escolares completos pero con flexibilidad. Este año, por ejemplo, le tocaba a ella pero le han operado recientemente de la espalda y es él el que estará con ellos hasta que se recupere.

Custodia compartida con pensión de alimentos

En este caso sí que hay pensión alimenticia de por medio, pero no es la misma porque la situación económica de cada uno es diferente. Cuando están con él, Belén paga 310 euros al mes. Cuando están con ella, recibe de su ex marido 710 euros.

Ella decidió comprarse una casa más sencilla que pudiera pagar y fue él el que se quedó con la casa familiar porque era "inviable" que ella pagara la mitad.

Hay que mirar adelante porque ellos se merecen estar con los dos

Lo difícil, explica Belén, es llegar a acuerdos cuando están "las espadas en alto" tras una separación, "en un momento en el que hay tanto odio".

Sin embargo, como asegura Carlos "no tiene sentido remover el motivo de la separación, si te pones a mirar atrás... Hay que mirar adelante porque ellos se merecen estar con los dos".

Noticias

anterior siguiente