Enlaces accesibilidad

Wikileaks desvela que EE.UU. cree que Zapatero ganó por la mala gestión del PP en el 11-M

  • Los documentos estadounidenses califican a Zapatero de "cortoplacista"
  • También sacan a la luz presiones en asuntos como la guerra de Irak

Por
Wikileaks: EE.UU. cree que Zapatero es un presidente 'cortoplacista'

De los 250.000 mensajes que este domingo ha filtrado Wikileaks, 3.620 se centran en España y cómo la diplomacia estadounidense ha analizado asuntos como sus vínculos con diversos países de América Latina como Cuba o Venezuela o cómo ha sido su gestión en países como Irak.

Pero los documentos también tienen nombres propios: el del Rey Juan Carlos I, José María Aznar o al que consideran un presidente "a corto plazo", José Luis Rodríguez Zapatero. En definitiva, los textos analizan y recogen la verdadera opinión estadounidense de España.

El gobierno español

Uno de los episodios más negros de la historia española, el 11-M, es una de las cuestiones que Estados Unidos analizó en su momento y más teniendo en cuenta el gran aliado que el gobierno de Aznar era del por aquel presidente estadounidense George Bush. Según los documentos, la victoria de José Luis Rodríguez Zapatero no es sino una consecuencia directa de la mala gestión del anterior Gobierno tras los atentados.

La victoria socialista generó "una ola de telegramas" en la que los diplomáticos de EE.UU. vinculan directamente los atentados con el nuevo gobierno. Además, en ese momento se emiten toda clase de textos en los que se explicaba quién era Zapatero, y cuáles eran sus pretensiones, que consideraban propias de una izquierda "trasnochada y romántica".

Asimismo, se califica al presidente del Gobierno español como un político cortoplacista que supedita los intereses comunes al cálculo electoral y se le considera un problema para algunos de los intereses de la política exterior de EEUU.

Desde entonces, según los documentos, el Gobierno socialista ha sido objeto del estudio los últimos embajadores de EEUU, George L. Argyros, Eduardo Aguirre y Alan D. Solomont.

Con la excepción del rey Juan Carlos, funcionarios de EE.UU. están menos entusiasmados con sus homólogos españoles y algunos se describen en términos poco halagadores. En un cable, se ofrece asesoramiento sobre cómo ganar la admiración del rey.

Las relaciones con EE.UU.

Los documentos también han sacado a la luz presiones y amenazas ejercidas por EEUU sobre personas con poder de decisión en España acerca de temas conflictivos con la diplomacia estadounidense, como la retirada de las tropas de Irak o los vínculos con Cuba y Venezuela.

Estos temas, además de la crisis de Kosovo o las relaciones comerciales con países sospechosos de terrorismo, en los que no hubo acuerdo entre los dos países, fueron tratados, según reflejan los documentos, con llamadas, reuniones, avisos, presiones y amenazas.

Sobre la retirada de las tropas de Irak, los documentos revelan que esta decisión enfrió las relaciones entre ambos países, hasta el punto de que Bush no se puso al teléfono cuando Zapatero le llamó para felicitarle por su segunda victoria electoral.

La recuperación de la confianza ha sido lenta, a pesar del interés de España por recomponer las relaciones, pero sin que Washington olvidara sus objetivos.

Noticias

anterior siguiente