Enlaces accesibilidad

Corea del Norte despliega misiles en respuesta a las maniobras militares de Seúl y EE.UU.

  • Corea del Sur ha comenzado cuatro días de ejercicios militares
  • La isla surcoreana de Yeonpyeong -atacada el martes- ha sido desalojada
  • China pide una reunión urgente a seis bandas que Corea del Sur rechaza

Por
Maniobras militares entre EE.UU. y Corea del Sur

El Gobierno de Corea del Norte ha desplegado misiles tierra-aire SA-2 en su costa oeste, cerca de la frontera con Corea del Sur, en una muestra de poder ante las maniobras militares conjuntas a gran escala de Corea del Sur y EE.UU. en la zona, días después del ataque de Pyongyang contra la isla surcoreana de Yeonpgyeong.

Ante esta situaicón, China ha pedido una reunión urgente a seis bandas para evitar una escalada militar entre las dos Coreas. Los países convocados son las dos Coreas, Estados Unidos, China, Rusia y Japón, aunque Corea del Sur ya ha rechazado esta invitación.

Este despliegue se produce poco después del comienzo de las maniobras militares conjuntas, que han comenzado este domingo y en las que participa el portaaviones nuclear estadounidense USS George Washington, que transporta más de 6.000 soldados y 75 aviones de combate.

Las dos Coreas, al "borde de la guerra"

El Pentágono subrayó este viernes que las maniobras que realiza con un grupo de combate liderado por un portaaeronaves nuclear en el Mar Amarillo están dirigidas a "reforzar" la "disuasión" contra el Gobierno de Pyongyang.

Por su parte, el presidente de Gobierno surcoreano, Lee Myung Bak, había solicitado a sus ministros y ayudantes que estén atentos a "futuras provocaciones" norcoreanas, tras recoger la agencia de noticias norcoreana KCNA que "si Estados Unidos finalmente trae su portaaviones a la costa coreana, nadie puede predecir las consecuencias".

Evacúan la isla de Yeonpyeong

Las autoridades surcoreanas han ordenado evacuar a la población de la isla de Yeonpyeong, objeto del ataque norcoreano del pasado martes, después de escuchar disparos por parte de Pyongyang, en respuesta al inicio de las maniobras militares conjuntas entre su vecino del sur y EE.UU. en aguas del Mar Amarillo.

"La orden de evacuación de emergencia ha sido dada a las 03.18 de la madrugada, hora peninsular española", según han informado fuentes militares surcoreanas citadas por la agencia Yonhap.

Los pocos habitantes que quedaron en la isla tras el ataque norcoreano, ya que la mayoría de los 1.700 fueron evacuados a la península, y los periodistas acreditados, están siendo alojados en búnkeres ante el riesgo de que se produzca un nuevo bombardeo.

"Los militares ya han sido puestos en máxima alerta", ha dicho esta misma fuente.

El Ministerio de Defensa surcoreano ha pedido a todos los periodistas que estaban trabajando en la isla surcoreana que la abandonen ante posibles acciones provocativas de Pyongyang.

"En este punto, es impredecible saber qué clase de acciones provocativas tomará Corea del Norte al usar las maniobras conjuntas de Estados Unidos y Corea del Sur como justificación", ha indicado el ministerio en un comunicado y en un anuncio a la prensa a través de mensajes de móvil.

Seúl pide a China "justicia y responsabilidad"

Mientras, el presidente surcoreano, Lee Myung-bak, ha pedido a China que actúe "con justicia y responsabilidad" por el bien de la paz en la península de Corea, en una reunión con el consejero de Estado chino Dai Bingguo.

Según ha informado un portavoz presidencial citado por la agencia surcoreana Yonhap, en las dos horas de reunión con el enviado chino, que llegó el sábado a Seúl, Lee apuntó "el grave cambio de circunstancias" que supone el ataque norcoreano del martes sobre la isla surcoreana y las revelaciones sobre el enriquecimiento de uranio de Pyongyang.

Por su parte, Dai ha transmitido a Lee las condolencias del presidente chino Hu Jintao por las víctimas del ataque norcoreano.

El enviado chino ha abogado por "trabajar para prevenir el empeoramiento de la situación en la zona" y ha expresado sus esperanzas de más diálogo para devolver la paz a la península.

Por su parte Lee ha pedido a China que "adopte un papel (en la crisis) acorde con su nuevo estatus", según Yonhap.

Noticias

anterior siguiente