Enlaces accesibilidad

Francia se queja al Consejo de Europa por comparar las expulsiones con el nazismo

       
  • Las declaraciones las realizó el comisario de Derechos Humanos
  •    
  • Francia se someterá mañana a la votación del PE sobre su política

Por
El comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Thomas Hammarberg
El comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Thomas Hammarberg REUTERS REUTERS

El Secretario de Estado de Asuntos Europeos, Pierre Lellouche, ha comunicado este miércoles que "formalmente pedirá una explicación" al comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, que comparó "la retórica política contra los gitanos" con la de "nazis".

"He dado instrucciones a nuestro encargado en Estrasburgo para que mañana inicie un proceso formal para buscar una explicación a las declaraciones de Thomas Hammarberg, comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa" ha declarado en Lellouche a la agencia AFP.

"Estoy sorprendido y conmocionado por sus comentarios en Twitter, usando unos términos que me parecen de extrema gravedad", ha continuado Lellouche.

Todo comenzó cuando Hammarberg comentó este miércoles en su perfil de Twitter como la retórica política actual contra los romaníes es similar a los términos utilizados en el pasado por los nazis y los regímenes fascistas.

¿Reprimenda de la UE?

Mientras, el Gobierno francés y su política de repatriación de gitanos rumanos y búlgaros se enfrentan mañana a una posible reprimenda oficial por parte del Parlamento Europeo, PE, que se pronunciará en una votación sobre las polémicas expulsiones.

Los eurodiputados tendrán dos opciones: por un lado, la resolución propuesta por socialistas, liberales, verdes e Izquierda Unitaria y, por el otro, la que defiende el Partido Popular Europeo (PPE) con el apoyo de otros grupos conservadores.

El texto del centroizquierda "expresa su profunda preocupación por las medidas adoptadas por las autoridades francesas y por otros Estados miembros" y pide la suspensión "inmediata" de las expulsiones de gitanos.

La resolución pactada por los cuatro grupos, que acumulan 359 de los 736 escaños del Parlamento, recuerda que las "expulsiones masivas" violan las normas europeas de libre circulación y contra la discriminación y advierte ante "la retórica inflamatoria y abiertamente discriminatoria que ha marcado el discurso político sobre la repatriación de romanís".

Mientras, el PPE no menciona la situación francesa en su texto, centrado en la necesidad de desarrollar una estrategia europea para los gitanos adecuada.

El grupo conservador (familia política del presidente galo, Nicolas Sarkozy) recuerda además que el derecho a la libre circulación dentro de la UE tiene unos límites y que aquellos ciudadanos que quieran permanecer en otro Estado miembro deben trabajar o demostrar que tienen suficientes recursos para no suponer una carga al país y su sistema de seguridad social.

Noticias

anterior siguiente