Enlaces accesibilidad

Konrad Zuse, un pionero de la informática y padre del ¿primer ordenador?

  • Se cumplen 100 años del nacimiento de este ingeniero
  • No es sencillo decir cuál fue el primer ordenador de la historia
  • Existieron ordenadores antes de la invención de la electrónica

Por
WIKIMEDIA COMMONS
Réplica del Zuse Z3 exhibida en el Museo Alemán en Múnich.

En casi todos los aspectos de la vida es posible ser el primero en algo si se matiza lo suficiente, como por ejemplo en el caso de Vulcan Point, una pequeña isla en las Filipinas que sin embargo es la isla en un lago en una isla en un lago en una isla más grande del mundo.

En el campo de los ordenadores responder a la cuestión de cuál fue el primer ordenador del mundo también tiene distintas respuestas, según cómo se haga la pregunta o según lo que se entienda por ordenador.

Una respuesta habitual a esta pregunta es que el primer ordenador del mundo fue el ENIAC, que entró en funcionamiento el 15 de febrero de 1946 en los Estados Unidos, pero lo cierto es que el ENIAC no era un ordenador como los actuales.

El ordenador ENIAC y los cables que se usaban para programarlo

Sin entrar demasiado en detalles técnicos, en la actualidad todos ellos son electrónicos y la inmensa mayoría, por no decir todos, están construidos según la arquitectura Von Neumann, aunque probablemente sería más correcto denominarla arquitectura Eckert-Mauchly, aunque eso es otra historia.

Este tipo de ordenadores utiliza su memoria tanto para almacenar los programas que están ejecutando como los datos con los que trabajan, con lo que en la práctica para cambiar de programa basta con cargar uno nuevo en la memoria.

En cambio, los ordenadores anteriores como el ENIAC y similares se programaban cambiando a mano toda una serie de interruptores y/o conexiones entre sus componentes enchufando y desenchufando cables de un modo muy similar al de las antiguas centralitas telefónicas que manejaba una operadora a mano, lo que los hacía mucho menos flexibles y más rígidos a la hora de cambiar de tarea.

El Reino Unido, potencia informática en los primeros años

El ordenador EDSAC

Teniendo todo esto en cuenta, el puesto de primer ordenador "moderno" de la historia habría que dárselo al EDSAC de la Universidad de Cambridge, que entró en funcionamiento el 9 de mayo de 1949, aunque quizá podría considerarse también para este puesto al SSEM de la Universidad de Manchester, que fue diseñado como un banco de pruebas para algunas de las tecnologías que se incorporarían en el Manchester Mark 1, el ordenador completo que la universidad montó a continuación y que perdió la carrera contra el EDSAC por poco más de un mes.

Pero si abrimos la mano y nos da igual que se trate de un ordenador moderno en concepto tenemos más candidatos, aunque tampoco en ese caso el ENIAC tiene porque ser la respuesta, ya que si bien podría llevarse el título de primer ordenador electrónico digital de propósito general del mundo -y aquí es donde uno empieza a entender la cosa esa de los matices como la isla puesta de ejemplo al principio- los Colossus británicos le ganan, pues entraron en funcionamiento en enero de 1944, aunque eran ordenadores diseñados para una tarea muy específica.

Sin embargo, la sorprendente respuesta acerca de cual fue el primer ordenador del mundo, si prescindimos de pedir que fuera un ordenador electrónico, es que este fue el Z3, una máquina terminada de construir en 1941 en Berlín por Konrad Zuse.

La principal peculiaridad del Z3 es que, igual que sus predecesores el Z1 y el Z2, estaba construido con relés electromecánicos, ni más ni menos que 2.000 en el caso del Z3.

Se le puede considerar sin dudas el primer ordenador programable automático y completamente funcional del mundo.

Además, Zuse también es el creador de Plankalkül, el primer lenguaje de programación de alto nivel de la historia.

El Z3 fue utilizado durante la segunda guerra mundial para llevar a cabo análisis estadísticos del flameo alar hasta que fue destruido durante un bombardeo aliado en diciembre de 1943, junto con el Z1 y el Z2. Zuse y el Z4, aún sin terminar, sobrevivieron al bombardeo y a la guerra, y de hecho sería la empresa fundada por Zuse en 1949, Zuse KG, la que lo terminara para entregarlo a la Escuela Politécnica Federal de Zurich en septiembre de 1950, siendo en aquel momento el único ordenador en funcionamiento en la Europa continental.

Esta empresa siguió fabricando ordenadores hasta llegar al modelo Z43, llegando a entregar un total de 251 ordenadores a clientes de todo el mundo hasta el momento en el que en 1967 Zuse vendió la empresa a Siemens a causa de los problemas financieros que estaba atravesando.

El próximo 22 de junio se cumple el centenario del nacimiento de este prácticamente desconocido genio y pionero en la historia de la informática, motivo por el cual esta tarde se presenta en el Instituto Fraunhofer una réplica del Z3.

Se une a otra réplica fabricada por la propia empresa de Zuse en los 60 que posee el Deutsches Museum de Berlín junto con el Z4 original, y a la exhibición dedicada a Zuse en el Deutsches Technikmuseum, también en Berlín, en la que hay réplicas de 12 de sus creaciones, incluyendo la de un Z1 y algunos de sus cuadros, pues su hobby era la pintura y le dedicó mucho tiempo tras retirarse.

Desde un punto de vista técnico la tecnología usada por Zuse estaba condenada a desaparecer una vez que se inventaron el transistor y más tarde los circuitos integrados, pero no deja de ser increíble lo que pudo hacer con la limitada tecnología de la que disponía a principios de los 40.

Noticias

anterior siguiente
-->