Enlaces accesibilidad

Hitler y Lenin jugaron al ajedrez en casa de un judío...al menos en un cuadro

  • El lienzo data de 1909 y está firmado en el reverso por los dos dictadores
  • Habría sido pintado en Viena por Emma Lowenstramm, profesora de arte de Hitler
  • El vendedor confía en su autenticidad, pero algunos expertos no están convencidos

Por
Un cuadro en el que aparecen Adolf Hitler y Vladimir Lenin jugando al ajedrez ha visto la luz un siglo después de ser pintado, según informa la edición online del diario inglés Telegraph.

El lienzo, pintado en Viena por la profesora de arte de Hitler, Emma Lowenstramm, data de 1909 y está firmado en el reverso por los dos dictadores. Ese año, Hitler trabajaba como artista por encargo en la capital de Austria, y Lenin se encontraba exiliado allí.

La casa en la que aparecen jugando pertenecía a una prominente familia judía que antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial abandonó el país cediendo todas sus posesiones, que pasaron a su ama de llaves.

Ahora, el nieto de esta última subasta la pintura, titulada Un juego de ajedrez: Hitler con Lenin - Viena, 1909, junto al ajedrez. Ambos artículos alcanzan una estimación antes de su venta de unas 40.000 libras.

Algunos expertos creen que es falso

El vendedor, por su parte, confía en la autenticidad de la obra, después de que su padre pasara la mitad de su vida intentando demostrar su autenticidad. Así, cuenta con un documento forense de más de 300 páginas que incluye pruebas sobre el papel o sobre las firmas.

Sin embargo, algunos expertos no están convencidos del todo de que el cuadro sea auténtico y apuntan a que Lenin podría haber sido confundido con uno de sus asociados.

Mientras tanto, la historiadora Helen Rappaport, que acaba de escribir el libro Conspirador: Lenin en el exilio, cree que la obra es falsa y afirma: "En 1909, Lenin estaba en Francia y no hay ninguna evidencia de que estuviera en Viena".

Cuando se pintó el lienzo, Hitler contaba con 20 años y Lenin con 40, y la casa era utilizada por ambos mandatarios para discutir determinados temas. La pintura muestra a Hitler jugando con las piezas blancas, sentado junto a una ventana, y a Lenin enfrente en una zona menos iluminada.

El vendedor defiende que su autencidad

Richard Westwood-Brookes, encargado de vender los artículos, ha declarado: "Esto suena demasiado bien para ser cierto, pero el padre del vendedor, dedicó su vida para demostrarlo", reuniendo "un documento de 300 páginas" y gastanto "una gran cantidad de dinero en la contratación de expertos para examinar el grabado".

Además, ha afirmado que hay un 80% de posibilidades de que las firmas a lápiz del reverso del cuadro sean auténticas y existen pruebas de que Emma Lowenstramm, quien moriría de causas naturales en 1941, existió.

Mientras, el vendedor sostiene que el ajedrez es claramente el original y que, aunque se cree que existen cinco grabados de esta imagen, ésta sería la auténtica debido a las firmas de Hitler y Lenin.

La familia judía propietaria de la casa donde se realizó la pintura se la habría cedido al ama de llaves antes de huir del país a finales de los años 30. De ahí, el cuadro habría pasado a manos de sus descendientes, y ha sido el nieto del ama de llaves el encargado de sacarlo a la luz.

Los artículos serán vendidos en la casa de subastas Mullock, en la localidad británica de Ludlow, Shropshire, el próximo 1 de octubre.

Noticias

anterior siguiente