Enlaces accesibilidad

Dos vigilantes velan por la intimidad del primer trasplantado de cara a la puerta de su habitación

  • El miedo a las filtraciones obliga al Hospital La Fe de Valencia a ponerle seguridad
  • El doctor Cavadas está muy molesto por la publicación de la identidad del donante
  • Afirma que sólo se sabrá la del receptor "por encima de su cadáver"
  • El cirujano asegura que el paciente "ya se ha visto en el espejo y está encantado"
  • Asegura que la familia del donante está estudiando acciones legales
  • Cavadas advierte de que lo que se pone en peligro es el sistema de donaciones

Por
Se ha filtrado la identidad del donante del primer trasplante de cara en España
La familia del posible próximo donante de cara "se lo va a pensar tres veces" si sabe que "a los dos días van a publicar la talla de su zapato y si se tomó o no una cerveza en la mili estando de guardia".

El doctor Pedro Cavadas se ha mostrado muy molesto por la filtración en la prensa de la identidad del donante del primer trasplante de cara realizado en España en el Hospital La Fe de Valencia, el primero en el mundo que incluye lengua y mandíbula, porque se pone en riesgo el sistema de donanción de nuestro país basado en la estricta confidencialidad del donante y el receptor.

El cirujano ha llegado a desvelar, durante la rueda de prensa sobre la intervención adelantada precisamente por la filtración, que dos vigilantes de seguridad custodian la habitación de su paciente. "¿Estamos locos? ¿Qué queremos? ¿Arruinar la vida del paciente o mejorarla?"

El doctor ha asegurado que si alguien desvela la identidad de su paciente, un hombre de 43 años, será "por encima de su cadáver". "Moriré en el intento de preservar su identidad", ha dicho con rotundidad. De momento, ha desvelado que "ya se ha visto en el espejo y está encantado".

Cavadas ha rogado, "porque no puede exigir", a los medios de comunicación que hagan un ejercicio de responsabilidad y respeten el anonimato de estas personas. "No sé a quién hay que reñir pero alguien debería conjugar el verbo de no lo volveré a hacer".

"Si hay algo sagrado" en el proceso del trasplante es "el respeto a la intimidad de la gente que tiene un acto de generosidad inimaginable" al donar los órganos de un ser querido que acaban de perder. Cavadas ha asegurado que dar estos detalles no tiene importancia informativa y que perjudica a la familia.

La familia del donante prepara acciones legales

Cavadas ha afirmado que "decir que la familia del donante está molesta es un eufemismo" y que le consta que están preparando acciones legales.

Por su parte, el conseller de Sanidad de la Comunitat Valenciana, Manuel Cervera, ha insistido también en que es muy importante la discreción con las "personas altruistas" que donan tejidos y órganos porque en ella reside el "éxito" de la Organización Nacional de Trasplantes, que ya se ha pronunciado para decir que está prohibido por ley.

Cervera ha asegurado que tanto su departamento como el Ministerio no dieron ni más ni menos datos de los que se dan en otras ocasiones. "Se facilitó la edad y la causa del fallecimiento como se ha hecho siempre. No se ha hecho nada distinto ni añadido de lo que se hace habitualmente".

Noticias

anterior siguiente