Enlaces accesibilidad

Betancourt vuelve a Francia tras un emocionante reencuentro con sus hijos

  • La ex candidata presidencial vuela a Francia, donde será recibida por Sarkozy
  • El reencuentro se ha producido en el aeropuerto de la capital colombiana
  • La emoción contenida durante seis años ha fundido a la familia en un estrecho abrazo
  • Betancourt ha asegurado que "por ellos siguió con ganas para salir del infierno"
  • Lorenzo y Mélanie han dicho vivir el momento "más bello" de sus vidas
  • La recién liberada ha pedido ayuda a Chávez y Correa para conseguir más liberaciones

Por
Emocionado reencuentro de Ingrid con sus hijos

Ingrid Betancourt vuelve a casa. La ex candidata vuela ya con sus hijos hacia París un día después de ser liberada junto a otros 14 rehenes de las FARC. Allí será recibida por el presidente Galo, Nicolas Sarkozy.

Horas antes, Betancourt había hecho realidad su sueño: reencontrarse con dos sus hijos tras seis años de pesadilla. El momento más esperado de sus vidas se ha producido en Bogotá, donde ha aterrizado el avión procedente de París con la familia de la recién liberada.

Lorenzo y Mélanie Delloye ya expresaron ayer su "inmensa alegría" por poder volver a ver a su madre, después de seis años alejados de ella y pendientes de su liberación. "Es el momento tan esperado. Sólo aguardamos abrazar a mamá (...) Empiezo a vivir el día más bello de mi vida", dijo Mélanie anoche, mientras su hermano menor habló del "mejor momento" de su vida.

Emocionante reencuentro

Desde el primer momento del aterrizaje, los hijos ya saludaban a su madre por las ventanillas del avión. Sin llegar a bajar a la pista, Ingrid ha subido las escaleras y se ha fundido con sus hijos en un estrecho abrazo que ha puesto fin a la etapa más dura de la vida de la familia Betancourt.

La emoción contenida desde hace seis años, la imagen soñada una y otra vez por Ingrid y sus hijos por fin se ha hecho realidad.

Junto a ellos, en la aeronave oficial francesa ha llegado Astrid, la hermana de Betancourt, su ex marido Fabrice Delloye y un equipo de médicos encabezado por el jefe médico del Elíseo para poder examinar a la ex candidata presidencial colombiana y varios diplomáticos.

La imagen más esperada

Después de unos minutos en el interior del avión, la familia, unida de nuevo, ha descendido la escalerilla del avión con una inmensa sonrisa en sus rostros. Junto a ellos, el ministro de Exteriores galo, Bernard Koucher, les ha acompañado en todo momento.

Entre lágrimas, Betancourt  ha expresado su alegría. "El paraiso debe ser algo muy parecido a lo que estoy sintiendo. Le doy gracias a Dios por lo que estoy viviendo. Estoy con mis niñitos, mi luz, mi luna, mis estrellas, por ellos seguí con ganas de salir de ese infierno".

La recién liberada ha expresado su sopresa por lo "crecidos" que están sus hijos y ha expresado su deseo de recuperar el tiempo perdido y cumplir "tantos sueños y tantas cosas que hacer con ellos".

"No existe una palabra para tanta felicidad"

Lorenzo, hijo de Betancourt, ha asegurado que sintió "tanta felicidad que no hay nombre para ese cúmulo de sentimientos" y repitió, igual que ayer, que han "ganado una batalla por la libertad".

Además, ha incidido en que seguirán luchando para conseguir la libertad de los rehenes que aún permanecen secuestrados y se ha manifestado "orgulloso" de tener una madre "tan fuerte".

En este mismo sentido se ha manifestado su hermana Mélanie, que ha asegurado vivir "el momento más bello" de su vida. La hija de Betancourt ha recordado la sensación agridulce que sintió cuando fueron liberados otros rehenes, ya que su madre aún seguía retenida. Por eso, ha dicho, "hay que seguir luchando para liberar a los que siguen allá en la selva".

Mélanie ha añadido que siempre estuvieron en contra de las operaciones militares porque temían que fueran "a sangre y fuego" y su madre y otros rehenes pudieran resultar dañados. Sin embargo, ha alabado lo que ha denominado una "operación de inteligencia que se desarrolló de una manera perfecta".

Betancourt pide unión y ayuda internacional

Acaba de ser liberada pero no ha perdido las ganas de lucha y tampoco ha querido perder más tiempo. Después de la emoción del reencuentro familiar, lo primero que ha hecho Betancourt ha sido un llamamiento a Hugo Chávez y Rafael Correa, presidentes de Venezuela y Ecuador respectivamente, para estrechar los lazos con el presidente de Colombia, Álvaro Uribe.

La que fuera candidata a la presidencia de Colombia ha dicho que un acercamiento entre los países es "esencial para poder lograr más liberaciones unilaterales". "Pedimos que nos ayuden para que los cambios en Colombia sean de forma democrática, que emprendan el camino de la negociación y de la paz".

Además, ha añadido que la ayuda debe ser internacional y ha agradecido a Francia su aportación. "Mucha gente se preguntaba por qué Francia nos ayudaba. Francia nos ha ayudado mucho y tenemos que unirnos para lograr la liberación de todos los secuestrados en el mundo".

La recién liberada también ha anunciado que se organizará una marcha para pedir la libertad de los secuestrados y ha pedido la máxima participación. "Participemos, sintamos que podemos hacer la diferencia para que nuestros hermanos que están en la selva puedan volver".

Para finalizar, Betancourt ha reiterado el éxito de una operación que ha calificado de "milagro" y ha expresado su convicción de que "Colombia va para arriba". Acto seguido, satisfecha y feliz, se ha marchado sin alejarse ni un segundo de su recobrada familia.

Noticias

anterior siguiente