1. TV Clan
  2. Series
  3. Cuatro amigos y medio
  4. Cuatro amigos y medio - El caso de los enanos al acecho
Facebook Twitter
Menú de navegación Desplegable

Bienvenido a Clan.

Elige usuario

  • Aprendemos en Clan
  • #TeVeo
  • Noddy, Toyland detective
  • Noddy, detective en el País de los Juguetes
  • Hey Duggee
  • 10
    Seguir viendo Cuatro amigos y medio
    No te pierdas los nuevos episodios. Lunes a Viernes a las 06:45 horas y siempre en la web y apps del canal en clan
    Hey Duggee
  • Hey Duggee en inglés
  • Let's go Pocoyó
Especialmente recomendado para la infancia
Transcripción completa

(Música cabecera)

Saludos y mucha comida para todos.

Hoy es de esos días en que estoy contento

de haber dejado la calle y de haber adoptado a unos humanos

con los que hago lo que quiero.

-Gracias por ayudarme con la compra.

Por cierto, le quería comentar, además,

que he venido porque le quería ofrecer nuestros servicios.

Tengo tarjetas de visita.

Ahí tiene mi dirección y mi número de teléfono.

Si contesta mi madre, pregunte por el detective Charly.

Venga, Charly, deja en paz a mi madre.

No pasa nada, hijo.

Me gustan vuestros juegos de detectives.

Perdone, no es un juego, somos una empresa muy seria.

La primera consulta es gratis,

a partir de la segunda, ya cobramos honorarios.

(RÍE) Los humanos dicen que son la especie dominante,

se pasan todo el día pensando la manera,

cuanto más complicada mejor,

de acumular una cosa que llaman "dinero".

Luego, van a sitios

donde hay gente que se lo queda a cambio de comida.

(Música)

Nosotros ladramos y nos cae una salchicha.

Venga, ¿quién es el más listo?

-Déjame pasar, pringado.

-¿Qué pasa? ¿Te ocurre algo?

¡Oh!

No, Precioso, tranquilo.

(Música)

Mira qué bien.

-No sabía que este era tu dueño.

¿Qué te pasa, Precioso? ¿No quieres jugar?

Es feo y bastante cortito, como tú. (RÍE)

(Música)

¡Oh!

(Continúa la música)

Oh...

¿Qué?

¿Pero qué hace?

-Madre mía, ¿qué ha pasado?

-Pues que estaba paseando a Hasho

y este perro tan agresivo me ha atacado.

(PREOCUPADA) -Oh... -¿Qué dice que qué?

-Lo siento, es el perro de mi hijo. Precioso no es agresivo.

Por favor, Fred. Tendrá que ir al sastre.

Oh...

Cuánto lo siento, ¿cómo se llama usted?

-Link, Arthur Link.

Esta chaqueta me costó un buen dinero.

Encantado, señor Link. Yo soy Charly, el detective Charly.

Puede llamar a cualquier hora, si contesta mi madre...

Ahora no, Charly.

Le prometo, señor Link, que le pagaré la chaqueta.

-Llámeme Arthur, por favor.

Acabo de llegar, si me llaman señor Link,

aún me siento... un poco más forastero.

-Qué rollo está contando...

-Pues es que...

Arthur, no sé si puedo pagarle toda la chaqueta, pero...

Se la pueden pagar mis padres.

No, no, solo faltaría, ha sido el perro de Fred.

-La verdad, qué mala suerte he tenido.

Estaba buscando una habitación para hospedarme y ahora, pues...

-Pues... Eso tiene solución,

puede estar 15 días en mi casa y eso compensaría lo de la chaqueta.

¡Oh!

Es una idea fantástica.

-Este es un farsante, no le hagáis caso.

En casa no hay habitaciones libres. No, pero puede dormir en la tuya.

-Mira por dónde...

A partir de ahora, nos vamos a ver más.

Mucho más. (RÍE)

-Y eso es lo que pasó.

-Vaya, vaya, ¿has oído, Bongo? -Es escandaloso.

-Qué perro tan retorcido,

¿dónde está el código de honor de los perros?

-No lo sé, ¿lo has perdido tú, Flitz?

-Ojalá pudiera explicarle a Fred lo que ha pasado.

Ese hombre tiene en mente hacer algo, tengo que descubrir qué es.

¡Precioso! Oh...

¡Aquí estabas!

Venga, vamos al solar. Te hemos traído comida.

Hola, chicos, ¿cómo estamos?

Oh... Esto está riquísimo.

Precioso, ya sé que lo que hiciste fue sin querer, pero...

debes tener más cuidado.

Mamá se ha enfadado mucho y ahora, dormiré en el sofá.

Si ha sido culpa de otro perro, Hasho.

Oh... Perdóname, Fred.

Seguro que lo ha entendido. Ya veremos...

(Música)

Muy bien, a ver qué están tramando.

-Hasta luego, señora Campbell.

(Música)

Ah...

(Continúa la música)

Oh...

-Hasho, ¿qué haces? Va, venga, que tenemos prisa.

¡Uf! Por los pelos.

Charly vive aquí.

Lo ha atado, ¿quién es ahora el pringado, eh?

(Música)

Espero que hayamos acertado esta vez, me hace mucha falta el dinero.

Si viene alguien, ladra tres veces.

Así me gusta.

(Música)

Oh...

¡Oye, que esta no es tu casa!

Eh, ¿qué haces? (LADRA)

(GRUÑE)

¿Por qué nos has llamado?

Alguien ha entrado por la fuerza. ¿Qué?

Ayer limpiamos las ventanas y, desde entonces,

nadie de mi familia las ha vuelto a tocar,

es decir, ha entrado alguien de fuera.

Un delincuente, un bandido, un fugitivo, un malhechor, un...

Sí, ya nos ha quedado claro. No hemos encontrado ningún cuerpo

y no se han llevado nada,

¿dónde está el delito?

Este delincuente se cree más listo que yo,

porque ha cometido...

el golpe perfecto.

Habrá empleado técnicas de última gene...

Déjame en paz, ¿no ves que mi discurso es muy importante?

Lo que es importante es que, por esta vez, tiene razón,

es un pedazo de detective, así que hazme caso,

venga, vamos, que te llevaré a quien pertenece esta huella.

Me parece que quiere decirnos algo.

Va, chicos, que es para hoy.

Precioso nos ha traído hasta tu casa.

Este perro no sabe nada de la huella,

lo único que quiere es comer. ¿Eh?

-Oye, Fred,

¿cuántas veces te he dicho que no quiero a este perro en casa?

Lo siento, mamá.

Pronto tendré una sorpresita para ti.

¡Ah!

(SORPRENDIDOS) Oh...

(SORPRENDIDOS) ¡Oh!

-Lo siento, no he llegado a tiempo, ha visto las galletas y ha...

-No sabe estarse quieto. Mamá...

Siempre la misma historia. No...

Yo no he hecho nada, lo prometo.

Oh...

Tranquilo, tu madre te perdonará, como siempre, ya lo verás.

No ha sido culpa mía, Fred, te lo prometo.

No podemos ir por el mundo

con un perro detective que se porta tan mal.

A nuestros clientes les parecería muy poco profesional.

No tenemos ningún cliente. Ya...

No me extraña, con un perro como este.

Lo dirás en broma.

Precioso es el mejor perro detective del mundo.

Eso no es verdad. Te lo digo yo.

Pues yo te demostraré que no es verdad.

¿Ah, sí? ¿Y cómo piensas hacerlo?

La agencia organizará un concurso de perros detective

que supervisará un servidor, Charly, detective jefe de Charly&Company.

¿Cómo has conseguido traer a Hasho?

Link me lo ha prestado por 20 euros.

La primera prueba será seguir un rastro,

el rasgo principal que debe tener un perro detective.

He escondido en el solar unos gayumbos de Rabanito,

tendrán que encontrarlos. ¿Qué? ¿Y de dónde los has sacado?

Los he cogido de tu mochila,

siempre llevas unos de recambio, ¿a que sí?

Muy bien.

Hasho, Precioso, la primera prueba la gana quien primero los encuentre.

Otra pista,

en los calzoncillos, hay dibujos de robots.

(AVERGONZADO) Ay...

(Música)

Esto es absurdo, un poco de dignidad.

Oh, venga, Precioso.

Tengo el sentido del olfato excelente,

por eso, no necesito arrastrar la nariz por el suelo,

los calzoncillos están debajo del cubo.

Por cierto,

el concursante que se niegue a participar en las pruebas,

quedará descalificado del concurso. Charly, no te pases.

Se acabó el concurso, el premio es convertirse

en el perro detective oficial de la agencia Charly&Company.

Tenemos un problema: Hasho no es nuestro.

Pues... que nos ayude mientras sigue en casa de Fred.

Si Precioso lo deja, yo también. Estabas de acuerdo con las reglas.

No es verdad.

Un momento, Hasho podría entrar solo como colaborador.

Me parece buena idea, ¿vosotros estáis de acuerdo?

Yo, sí.

Fred, por favor, da la cara por mí, sabes que esto es injusto.

Muy bien, de colaborador.

Anda ya...

Por aquí no paso,

que lo paséis bien con vuestro nuevo perro.

¡Precioso!

Me encanta que vuelvas a ser de los nuestros.

-A mí también. Por cierto, recuerdos de Spike.

-Sí, no te lo habíamos dicho, ahora se cree que es un gato.

-¿Un gato? -Sí, está zumbado.

-Se pasa el día maullando y comiendo atún.

(RÍE) ¿Quién lo iba a decir?

-Perdonad, pero estoy cansado.

-Hay que celebrar que vuelves a ser un perro callejero.

-Sí.

¡Jolín! Me estoy zampando todo el papeo de la fiesta.

-Es igual, lo que necesito ahora es dormir.

-Claro... Venga, buenas noches.

(ASUSTADO) ¡No! ¡No, fuera! No te hagas daño...

(RISA MALVADA)

-¡Patas arriba! ¡Quieto!

Tranquilo, Precioso, no hay nadie. -He tenido una pesadilla.

Pero sé que debo volver,

debo hacer una cosa antes de abandonar

mi antigua fuente de alimento.

No puedo dejar a Fred y a los demás en manos de Link y Hasho.

Ah... Podéis dormir tranquilos, sé quién me ayudará.

(LADRA)

(Música)

Tú y yo tenemos una misión.

(Música)

Vaya, por aquí hay un montón de enanitos.

(Continúa la música)

Oh... ¿Dónde se ha metido?

¡Ah!

¿Pero qué me está pasando?

¡Oh!

¿Pero qué...?

¿Qué quieres?

Alguien nos está siguiendo,

nos han descubierto, es mejor que abandonemos.

(RÍE)

-Adiós, señora Campbell, muchas gracias por todo.

Hoy he recordado que hace mucho tiempo

que no voy a ver a mi madre.

Oh...

Precioso, estábamos muy preocupados, hoy no estabas en el solar

y no habías probado la comida.

No entiendo nada, creía que ya no os hacía falta.

-Te felicito, el truco del enano era malo, pero te ha funcionado.

Discúlpame por aceptar a Hasho en la agencia,

no necesito más perros detectives.

Ni detectives ni nada.

Que tengas mucha suerte, te echaremos de menos.

Escríbenos una postal.

-No te hagas ilusiones, nos vamos,

pero no significa que no acabemos lo que habíamos iniciado.

-¿Qué quieres decir?

Lo siento, Fred, lo dejamos para más tarde.

¡Oh!

(Música)

Si me da 500 euros más, ya me apaño, me iré a otra ciudad y...

-Supongo que lo dice en broma, ya me debe 1500,

no soy un banco ni tampoco su madre, me prometió alguna pieza de valor.

-Es que no puedo quedarme en este barrio.

-Yo no puedo darle más crédito.

Espero que haya algo interesante, porque sino, puede irse.

Vaya... Esta me interesa.

(RÍE)

-¿Eh?

-Seguro que en otra ciudad encontraré piezas similares,

déjeme intentarlo. -Una pieza como esta

no la encontraría en un lugar cualquiera,

y de sobra saldaría su deuda,

pero sino, prepárese... -Oh...

-¿Queda claro?

-De acuerdo, iré a buscarla mañana a primera hora,

no habrá nadie en casa, estarán trabajando o en clase.

-Siempre es un placer hacer negocios con usted.

-Ahora lo entiendo todo.

(Música)

Está lleno de babas, muy poco profesional.

Seguro que quiere decir algo, ya te he dicho que Precioso

ha subido al taxi para seguir a Link.

Pero esto no se puede leer.

¿Lo intento yo?

A ver...

(Música)

El logo completo debe de ser así.

Y ahora lo buscamos por internet...

Ya sabemos a dónde ha ido Link. ¡Exacto!

Pues ahora, iremos nosotros.

(Llama a la puerta)

Aquí no quiero críos.

Perdone, es que... nos encanta el arte.

Aunque vendieseis vuestros riñones, aquí no podríais encontrar nada.

Idos a incordiar a otro sitio.

Pero es que... venimos del cole, para una cosa del diario.

Tenemos... que escribir una artículo sobre un negocio del barrio

y hemos elegido el suyo, porque... creemos que tiene la tienda

más bonita e interesante de todas las que hay aquí.

¿Podemos hacerle una entrevista, por favor?

De acuerdo, tenéis 10 minutos. Ya lo entrevisto yo,

vosotros, colegas periodistas, id a visitar la galería.

Bien, veo que aquí tiene...

una colección fantástica de peces japoneses.

Aquí estamos perdiendo el tiempo. ¡No! Ya lo verás.

Precioso, ¿a dónde vas?

Eh... Oiga, ¿puede contarme algo

de esta magnífica colección expuesta?

Es japonesa, del siglo XVIII.

Nos señala el libro. Eh, eh...

Oh, fíjate, son... ¿Son de oro? ¡No las toques!

(Música)

Esto está en el comedor de mi casa.

¡Hola, inspector! Eh... ¿Qué...?

Hola, inspector Socket, seguro que se acuerda de mí,

soy Charly, detective jefe de la agencia Charly...

No, por favor, otra vez, no. Es que tenemos sospechas

de que el propietario de una galería de arte

se ha asociado con un ladrón que... ¡Basta!

No volveré a hacer caso de vuestras tonterías.

No le engañamos, es verdad. No nos inventamos nada.

Sí, se lo juro por mis... calzoncillos.

(Música)

¿Se lo juro por mis calzoncillos?

Lo siento, es lo primero que se me ha ocurrido.

¿Y ahora qué hacemos? Decírselo a los padres de Charly.

Ya sabéis qué dirán...

No me creen nunca, dirán que me lo invento.

Pues mañana, al salir de clase, los llevaremos a la galería,

así lo verán ellos mismos.

Buena idea, bien pensado. Pero será demasiado tarde,

Link ha dicho que robaría la escultura por la mañana.

¡Muy bien, Precioso! Lo has hecho muy bien.

Ahora los detendremos. Déjanos a los profesionales.

Aquí el profesional soy yo.

-¿Cabrás tú aquí dentro? -Tengo que meterme.

Vosotros dos, cumplid con vuestra misión, ¿vale?

-Sí, no te preocupes. -Ya lo creo. ¡Sí, ya lo creo!

¿Qué tenemos que hacer? -Nuestra misión.

-Ah, claro...

(Ladridos)

Un poco... a la izquierda.

-¿Voy bien? No veo nada.

-Qué personajillo tan extraño.

¿A dónde vas?

-Continúa caminando, te está siguiendo.

-Tú, ven aquí. -Corre, corre.

-Sí, sí, ¿qué os pensáis? ¿Que es fácil?

-¿Qué es eso?

¡Precioso!

Oh... Oh... Oh...

-Eh, ya están aquí, cuidado. -A la izquierda, deprisa.

-Le estoy cogiendo el tranquillo. -Vete de aquí... ahora mismo.

-No, mis amigos y yo no pensamos movernos de aquí.

-Ya sale, cuidado.

-¿Le ha visto Socket? -Todavía no.

Oh...

-Oh...

No... ¡No, no, no, no, no! Otra vez el enano, no.

Para de seguirme, monstruo, más que monstruo.

Oh, no... Oh...

-Sí, Socket ha detenido a Link y no han robado la escultura.

Vuelvo a vivir como un rey.

-Precioso. -¿Qué quieres ahora?

¿Qué, no has tenido suficiente? -Ahora quiero ser bueno.

No quería hacerlo, pero es que...

Link era el único amigo que tenía, aunque fuera un mal hombre.

Y ahora se ha ido.

-Ah, pues... ¿quieres ser perro callejero una temporada?

Se vive bien si conoces las normas y yo sé quién te las puede enseñar.

-Vamos, venga, que ya lo tienes.

¡Muy bien!

-¿Quieres que intime con estos chuchos?

Perdona, pero yo soy de raza.

-Eh, por mí, ladrará lo que quieras, ¿verdad, Flitz?

-Sí, por mí también, a los perros de raza

no les deben de gustar las salchichas.

-No, perdonadme. Sí, quiero aprender las normas.

(RÍE)

¿Dónde están Rabanito y Estefi?

Hemos quedado que al salir de clase vendrían directos aquí.

Tenemos que llevar a mis padres a la galería.

¡Eh, eh! Tenéis que ver esto. Noticia de última hora.

(LEE) "Han sido detenidos en el barrio dos ladrones

especializados en obras de arte

gracias a la intervención del inspector Socket.

La detención ha contado con la colaboración

de un informador conocido como... 'El enano del jardín'".

¡Lo ha hecho Precioso! Ha sido él. Pero... ¿cómo?

Da igual cómo lo haya hecho,

eres el mejor perro detective del mundo.

Y vosotros, los mejores humanos del mundo.

(RÍE)

Cuando pienso que he estado a punto de abandonaros...

De acuerdo, debo reconocer que, tal y como han ido las cosas,

puede decirse que, sin duda,

Precioso es un perro detective muy competente.

Viniendo de Charly, supongo que eso es un cumplido.

(RÍE)

Cuatro amigos y medio

26 Episodios

  • El caso anterior a todos los otros casos

    El caso anterior a todos los otros casos

    Cuatro amigos y medio24 min, 2 sec

  • El caso de la cápsula

    El caso de la cápsula

    Cuatro amigos y medio24 min, 12 sec

  • El caso del abuelo estafado

    El caso del abuelo estafado

    Cuatro amigos y medio24 min, 11 sec

  • El caso del robo de arte exquisito

    El caso del robo de arte exquisito

    Cuatro amigos y medio24 min, 11 sec

  • El caso del enemigo de la comida rápida

    El caso del enemigo de la comida rápida

    Cuatro amigos y medio23 min, 58 sec

  • El caso del sabotaje en el plató

    El caso del sabotaje en el plató

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del ladrón estúpido

    El caso del ladrón estúpido

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del trofeo en el pajar

    El caso del trofeo en el pajar

    Cuatro amigos y medio24 min, 2 sec

  • El caso de la ropa de marca

    El caso de la ropa de marca

    Cuatro amigos y medio24 min, 7 sec

  • El caso del chantaje en el escenario

    El caso del chantaje en el escenario

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del gimnasio calamitoso

    El caso del gimnasio calamitoso

    Cuatro amigos y medio23 min, 55 sec

  • El caso del escándalo del colegio

    El caso del escándalo del colegio

    Cuatro amigos y medio24 min, 18 sec

  • El caso de la desaparición de la estrella de televisión

    El caso de la desaparición de la estrella de televisión

    Cuatro amigos y medio23 min, 29 sec

  • El caso del gato en línea

    El caso del gato en línea

    Cuatro amigos y medio24 min, 7 sec

  • El extraño caso de Daniel, el conserje

    El extraño caso de Daniel, el conserje

    Cuatro amigos y medio23 min, 45 sec

  • El caso de la desaparición de los pepinos

    El caso de la desaparición de los pepinos

    Cuatro amigos y medio24 min, 28 sec

  • El caso del paraguas de topos

    El caso del paraguas de topos

    Cuatro amigos y medio24 min, 6 sec

  • El caso de los enanos al acecho

    El caso de los enanos al acecho

    Cuatro amigos y medio24 min, 10 sec

  • El caso del canguro superhéroe

    El caso del canguro superhéroe

    Cuatro amigos y medio24 min, 13 sec

  • El caso de las panteras solitarias

    El caso de las panteras solitarias

    Cuatro amigos y medio24 min, 8 sec

  • El caso del grafiti en la fachada del colegio

    El caso del grafiti en la fachada del colegio

    Cuatro amigos y medio24 min, 11 sec

  • El caso del ladrón de coches

    El caso del ladrón de coches

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso del fantasma ambulante

    El caso del fantasma ambulante

    Cuatro amigos y medio24 min, 12 sec

  • El caso del detective contagioso

    El caso del detective contagioso

    Cuatro amigos y medio24 min, 3 sec

  • El caso de la conexión de los pollos

    El caso de la conexión de los pollos

    Cuatro amigos y medio23 min, 38 sec

  • El misterio de la peluca

    El misterio de la peluca

    Cuatro amigos y medio24 min, 8 sec

Cuatro amigos y medio - El caso de los enanos al acecho

Infantil

Edad Recomendada:

Dentro de una misma calificación moral, “Todos los Públicos” por ejemplo, puede haber contenidos diseñados para niños de 4 años y otros para niños de 8. De la misma manera que todos los niños van a un mismo colegio, pero no tienen que entender las mismas asignaturas.

Con esta calificación buscamos agrupar contenidos de audiencias afines.

Según estos criterios, los contenidos de las plataformas digitales del canal Clan se clasifican en:

  • Preescolar: Programas especialmente adecuados para niños de 0 a 3 años
  • Infantil: Programas especialmente adecuados para niños de 4 a 6 años
  • Junior: Programas especialmente adecuados para niños mayores de 7 años
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)

Sobre Cuatro amigos y medio

Cuatro amigos y medio

Cuatro amigos y medio

Las aventuras detectivescas de Charly, Estefi, Rabanito y su particular amigo, un perro pequeño despeluchado y de calle llamado Precioso. A todos les encanta divertirse y estar juntos, pero lo que más les gusta es resolver misterios. Y al mismo tiempo que se suceden la intriga, la acción y el humor, se conocerán un poco más a ellos mismos y a los demás. Partiendo del género tradicional de detectives, 'Cuatro amigos y medio' añade un planteamiento moderno y vertiginoso. Cada episodio está explicado a través de los ojos de uno de los personajes, permitiendo a la audiencia identificarse con su personaje favorito y, así, involucrarse más íntimamente en sus emocionantes y divertidas aventuras.

En Clan TV Lunes a Viernes a las 06:45 horas y siempre en la web y apps del canal.