Enlaces accesibilidad

Kevin Durant sobresale en una temporada NBA dominada por los equipos del Oeste

  • Decepcionan Knicks, Minnesota y Lakers; Indiana y Miami dejan dudas
  • Portland y Atlanta se desinflan, pero cumplen; Brooklyn, de menos a más
  • Chicago se sobrepone a la ausencia de Rose y Phoenix apunta a un gran futuro
  • Spurs, Thunder y Clippers, los mejores del año a un altísimo nivel

Por
Kevin Durant, de Oklahoma City Thunder, realiza un mate en un partido contra Phoenix Suns
Kevin Durant, de Oklahoma City Thunder, realiza un mate en un partido contra Phoenix Suns AFP Christian Petersen/Getty Images/AFP

Si la NBA está considerada la mejor liga del mundo es, entre otros muchos factores, porque prácticamente todas las temporadas hay lugar a sorpresas y decepciones.

Esta temporada no ha sido menos: algunos han cumplido expectativas, otros han llegado más allá de lo esperado y tampoco han faltado los fracasos.

En el apartado individual han destacado de manera espectacular los habituales Kevin Durant, máximo favorito a recibir el premio de MVP tras romper récords de anotación, y LeBron James. Y han sorprendido gratamente Blake Griffin, Joakim Noah, Al Jefferson y Goran Dragic, candidato a jugador más mejorado del año por su liderazgo en Phoenix Suns.

Mucho se esperaba de Paul George después de que despuntase en los Playoffs de 2013, pero el joven alero de Indiana Pacers se ha desinflado en los últimos meses y no ha cumplido con las expectativas. Kevin Love, a pesar de una impresionante estadística individual, no ha conseguido llevar a sus Wolves a la postemporada.

Spurs, Thunder y Clippers marcan el ritmo

No se puede catalogar de sorpresa, porque es habitual verles en lo más alto año tras año, pero no deja de ser llamativo el rendimiento de San Antonio Spurs.

A pesar de la avanzada edad que alcanzan este año sus estrellas (Tim Duncan, 38 años; Tony Parker, 32; Manu Ginobili, 37), el equipo dirigido por el también veterano Gregg Popovich ha logrado el mejor balance victorias-derrotas de la temporada, con 62-20.

Ni siquiera han conseguido alcanzarles los jóvenes y hambrientos Oklahoma City Thunder, con 59 victorias y 23 derrotas, a pesar de la histórica temporada de su estrella Kevin Durant.

Bajo el liderazgo de Chris Paul y con la llegada de Doc Rivers, uno de los mejores entrenadores de la liga, unida a la madurez profesional de jugadores como Blake Griffin y DeAndre Jordan, Los Angeles Clippers han conseguido ser el tercer mejor conjunto de la temporada con un juego divertido y vistoso.

En el otro lado del país, Indiana y Miami han mantenido un pulso de seis meses por hacerse con el liderato de la conferencia Este, que finalmente se han llevado los Pacers.

Sin embargo, ambos conjuntos han decepcionado en las últimas semanas de competición, dejándose llevar y perdiendo contra equipos más débiles. Los Heat, con el claro objetivo de reservar fuerzas y salud para los Playoffs (reservando incluso a Dwayne Wade en gran cantidad de partidos). Los Pacers, entre rumores de mal ambiente en el vestuario, especialmente desde la llegada de Evan Turner y Andrew Bynum en el mes de febrero.

Sorprenden Toronto, Chicago y Phoenix

Si bien Chicago volvía este año a ser candidato a ocupar las posiciones más altas de la tabla en el Este, una nueva y prolongada baja por lesión de Derrick Rose volvía a enfriar los ánimos en una ciudad hambrienta de títulos desde la marcha del mito, Michael Jordan.

Pero el entrenador Tom Thibodeau y el pívot Joakim Noah han hecho de los Bulls un equipo combativo, con carácter y con disciplina. A pesar de las evidentes carencias de una plantilla sin un claro referente, Chicago ha conseguido situarse cuarto, manteniendo factor cancha a favor.

Un puesto por delante se ha situado una de las mayores sorpresas del curso, los canadienses Toronto Raptors, liderados por uno de los jugadores revelación de la temporada, DeMar DeRozan, y Kyle Lowry, y con las aportaciones interiores del aguerrido Amir Johnson y el prometedor Jonas Valanciunas.

Otra de las revelaciones han sido los Suns de Phoenix, que también perdieron temporalmente a su estrella, Eric Bledsoe, pero que se han destapado como un equipo más que interesante para el futuro, con jugadores jóvenes y prometedores como los gemelos Marcus y Markieff Morris, el base Goran Dragic o el explosivo Gerald Green.

Mención aparte merecen Brooklyn Nets, uno de los casos más llamativos de esta temproada. Con "viejos rockeros" como Paul Pierce, Kevin Garnett o Joe Johnson, que llegaron a golpe de talonario, los Nets pasaron de un pésimo balance de 10-20 en la novena semana a un más que meritorio 44-32 final, para entrar como sextos en los Playoffs del Este.

Fracaso de Knicks y Lakers

Un año más, New York Knicks ha vuelto a contar con una de las plantillas más caras de toda la liga, y también un año más sus aspiraciones han quedado en humo. A pesar de contar con jugadores como Carmelo Anthony, Amare Stoudemire o J.R. Smith, el equipo de la Gran Manzana no ha conseguido meterse en Playoffs.

El clavo ardiendo al que se han agarrado los Knicks para la próxima temporada es su nuevo presidente Phil Jackson, ganador de 11 títulos como entrenador. Su experiencia y poder de convicción a la hora de fichar jugadores podría sacar por fin al equipo de un bucle de decepciones que dura desde su última final, en la temporada 99-00.

Otra de las plantillas en las que se ha invertido mayor capacidad salarial ha sido la de Los Angeles Lakers, que han cosechado críticas de propios y ajenos por sus 55 derrotas y, sobre todo, por los rumores de hayan hecho 'tanking' (dejarse ganar para acabar en las últimas posiciones y optar a elecciones altas en el siguiente draft de novatos).

Con jugadores de edad avanzada, falta de compromiso y sueldos desorbitados, la única opción para el futuro del equipo angelino pasa por un nuevo intento de reconstrucción tras la prueba fallida del verano pasado.

Deportes

anterior siguiente