Enlaces accesibilidad

El futuro de Juande, en el filo de la navaja

  • El técnico manchego aseguró que pondría a los Spurs, colistas, entre los cuatro primeros
  • La prensa inglesa se le echa encima y asegura que "la historia no cuenta para nada"
  • El propio entrenador reconoce que su futuro está "en manos de la directiva"

Por
Juande Ramos está en la posición más delicada desde su llegada a Inglaterra.
Juande Ramos está en la posición más delicada desde su llegada a Inglaterra.TVE REUTERS REUTERS
La última derrota liguera sufrida por el Tottenham Hotspur, entrenado por el español Juande Ramos, ante el Portsmouth (2-0) ha puesto en la cuerda floja al ex entrenador sevillista y ha desatado comentarios venenosos hacia la labor del manchego por parte de los medios británicos.

La victoria en la 'Carling Cup' ante el Newcastle dio un pequeño respiro al entrenador, pero el peor inicio del equipo en más de 50 años tras la derrota de este fin de semana complica sus opciones. "Todo el mundo está al tanto de nuestra delicada situación, pero si sigo o no es decisión del presidente y la directiva", indicó.

Parece que el español tendrá un voto de confianza contra el  Wisla de Cracovia en la Copa de la UEFA, donde la eliminación sería  definitiva, aunque viajan a Polonia con ventaja de 2-1. "Los  jugadores saben que tenemos otra competición y tenemos que  recuperarnos rápidamente", confió.

A pocos se les escapa que el Tottenham es un equipo en crisis. El manchego Juande lo sabe y capea el temporal desatado en White Hart Lane como puede.
El comienzo de la temporada poco se parece poco a aquél con el que fantaseó el "míster" español el pasado mes de mayo, cuando aseguró que colocaría a los "Spurs" entre los cuatro grandes de la Premier.

Nada parece más lejos de las posibilidades reales que tiene entre manos este club, al menos por el momento. El Tottenham se sitúa en lo más bajo de la clasificación liguera, donde hasta la fecha sólo ha sumado dos miserables puntos -de cuatro derrotas, dos empates y ni una sola victoria- en seis compromisos disputados.

Tras vender en el mercado estival a sus dos estrellas: el búlgaro Dimitar Berbatov, al Manchester United, y el irlandés Robbie Keane, al Liverpool, la plantilla no atina con las porterías rivales.

La prensa arremete contra el técnico manchego

Y si la situación no fuera ya fea de por sí, los diarios británicos recuerdan sin una pizca de compasión que se trata del peor arranque liguero que protagoniza este club desde 1955.

Así, el sensacionalista 'The Sun' enfatiza a los cuatro vientos que no se había visto "nada peor" por parte de esta formación en 53 temporadas. "Algo apesta en los Spurs y no son los resultados. Se palpa la desesperación entre los jugadores. Se nota la resignación en el entrenador y el fracaso que les abruma en lo más bajo de la Premier", subraya este diario.

El 'Daily Mirror' se muestra particularmente duro con los métodos del técnico manchego al que culpa directamente de la crisis del equipo. "Hay que culparte a ti. Y sus seguidores lo saben".

Incluso los aficionados que habían viajado hasta Fratton Park a apoyar al equipo se mostraron hostiles hacia Ramos y en el estadio se oyó la protesta de las gradas, alta y clara: "No sabes lo que estás haciendo" cuando el español decidió reemplazar a Roman Pavlyuchenko por Darren Bent en lugar de alinear a ambos juntos durante los últimos 17 minutos del partido.

De héroe a villano, "tocando fondo"


"Tocando fondo", señala 'The Independent', que también habla de la "creciente presión" que afecta al técnico y comenta, como el resto de periódicos, la "profunda crisis" que atraviesa esta plantilla. Este rotativo recuerda que en el fútbol, en ocasiones, "la historia no cuenta para nada y aunque Ramos haya ganado la Carling la pasada temporada, los recuerdos se desvanecen pronto".

Ciertamente, las cosas no podrían irle peor al ex del Sevilla, quien se convirtió en "héroe" casi nada más pisar White Hart Lane, y tras una precipitada marcha del club andaluz, cuando dio un valioso balón de oxígeno a esta entidad con la Copa de la Liga a los cuatro meses de recalar en ella.

Ese trofeo se convirtió en la carta de presentación de Juande y puso fin a una larguísima racha de sequía de títulos -nueve años, nada menos- que pesaba como una losa sobre el club.

Lo cierto es que Juande se fijó como objetivo cuando concluía la campaña anterior -y aún tenía a Berbatov y a Keane en el ataque- meter al equipo en el "top four", una meta que parece alejarse un poco más según pasan las jornadas.




Deportes

anterior siguiente